Page 70

Inclinando su boca profundizó el beso, pero cuando lamió mi labio inferior con la lengua se retiró. —Lo siento —susurró—. No me pude resistir. —Está bien —me encogí de hombros mientras sus manos se ponían alrededor de mi cintura y me levantaba, plantándome en posición vertical sobre el suelo. —Llave Inglesa. —Romeo me recibió con una enorme sonrisa en su rostro. —Romeo, Oh Romeo. —Me balanceé borracha antes de pegar un salto y lanzar los brazos y las piernas alrededor de él—. ¡Llévame a la cocina joven esclavo! —exigí. Sonrió alegremente y se dirigió hacia la habitación. —Podrías querer cerrar los ojos durante este parte Llave inglesa — advirtió con una pequeña sonrisa, pero fruncí el ceño y estúpidamente le ignoré. Abrió la puerta del salón y entró. Me hubiera gustado haberle hecho caso a su consejo. Mis ojos se centraron en el culo desnudo de Jax que bombeaba furiosamente a Fran, quien gemía debajo de él en el sofá. Mi corazón se encogió, mi garganta se cerró y mi labio se partió bajo la picadura de los dientes mientras una burbuja de presión se construía en mi sangre. ¡Mierda no! Romeo no sintió mi malestar mientras continuaba llevándome a la cocina, colocándome en la mesa en el medio de un juego de cartas que los otros miembros de la banda estaban jugando. Boss frunció el ceño y miró hacia la puerta por la que acabábamos de aparecer delante de él. Entrecerró los ojos hacia Romeo. —¿Mierda hombre! ¿Le has traído a través del salón? Desvié mi mirada mientras seguía mordiendo rápidamente mi labio inferior. Un cosquilleo en mi lengua me hizo expulsar el aliento. Romeo le dio una mirada confusa y Boss maldijo en voz baja antes de agarrarme la mano, sus ojos preocupados fijos en mí. —¿Estás bien muñeca caliente? Un estremecimiento atormentó mi cuerpo y luché contra ello. Enyesé una sonrisa falsa en mi cara y asentí con la cabeza antes de saltar fuera de la mesa y dirigirme a la nevera, sacar una cerveza y hacer estallar la tapa en el borde de la encimera. Me tragué la descarga eléctrica que sacudió mi cerebro. Boss estaba mirando a Romeo, Bulk lanzaba una desconcertada mirada entre los tres y decidí salir, necesitaba aire fresco que mordiese la urgencia familiar que se estaba empezando a construir. ¡Cristo E, ahora no!

70

Profile for Shusuke Fuji

Shocking heaven room 103  

Shocking heaven room 103  

Advertisement