Page 322

Epílogo JAX

E se volvió y me miró con esos malditos enormes y hermosos ojos suyos y me tomó de la mano, uniendo sus largos y delgados dedos con los míos. —Tranquila, nena —le dije, pero sus ojos comunicaban todo lo que estaba sintiendo. —Pero Jax, ¿qué pasaría si...? Puse un dedo sobre sus suaves labios color rosa y la hice callar. —No hay un qué pasaría, nena. Ella estaba empezando a entrar en pánico y me dolía el corazón verla así. —E, ellos no estarán aquí hasta dentro de dos horas. Respira, nena. Asintió con la cabeza frenéticamente y la vi tirar de uno de sus deliciosos labios gruesos entre los dientes. Mi polla se movió ante esa vista y no pude apartar los ojos. —Mierda nena —susurré mientras gruñía y mordía ese labio con mis propios dientes y tiraba de él hacia mi boca. Ella gimió débilmente y sus manos se deslizaron por mi cabello mientras agarraba un puñado. Esa simple acción hizo que mi polla presionara contra la cremallera de mis pantalones y le devolví el gruñido con uno de los míos. —Te necesito Jax —susurró contra mi boca, me incliné hacia abajo y la levanté. Ella siguió a besándome de la única forma que podía besar; suave, flexible y tan condenadamente erótica que nunca podría resistirla después de que me dominara con sus labios. Ella sabía a gloria y ángeles, pero con tanto delicioso pecado; la inspiración para la canción escribí para ella. Ella nunca supo que era su beso el que me había inspirado y nunca lo sabría, pero se daba cuenta lo que sus besos me hacían y yo sabía que ella los usaba cuando quería salirse con la suya. Yo no podía decirle que no... nunca. Pero, entonces, nunca quería. La acosté suavemente en la cama y lentamente le quité todas las piezas de ropa, exponiendo su pequeño cuerpo impresionante a mí.

322

Profile for Shusuke Fuji

Shocking heaven room 103  

Shocking heaven room 103  

Advertisement