Page 313

Negué con la cabeza. —No puedo por el hecho de que haya pasado más de una semana en mi casa, que haya compartido mi cama y mi cuerpo, y aun así no me lo haya dicho. Se volvió para mirar por la ventana a Bruce cavando en mis gladiolas, yo gruñí, pero lo dejé hacerlo. Ese chico podría tener un plato dorado de galletas para todo lo que importaba... estaba vivo y en casa y eso era todo lo que interesaba. —Simplemente no quiero verte sufrir como la última vez E. —Tragó como si tuviera dolor y le estrechó la mano. —Tengo que seguir adelante con esto Aaron. Como dice mi tatuaje “Si estás pasando por un infierno, sigue avanzando" y tengo la intención de jodidamente correr para atravesarlo. Aaron me miró con escepticismo. —Pero cuanto más rápido corras más duro te caerás E. En lunes por la mañana vino y se fue y lo llené de tantas las cosas que me distrajeran como pude. Bañé Bruce, que siempre era muy divertido, limpié mi armario y el armario debajo de las escaleras, que no era divertido. Entonces me preparé unas magdalenas, para disgusto de Bruce cuando traté de hacer que comiera uno; y en poco rato, el tiempo pasó y su avión había despegado. Entonces me senté y lloré, odiándome por perder la oportunidad de decir adiós de una vez por todas. El lunes por la tarde me vi en el estudio entrevistando a nuevos bateristas y la mayoría eran impresionantes, pero ninguno era Boss. Al final elegimos un tipo llamado Kirk, a quien apodé como Blade porque tenía una cosa por los cuchillos. ¡No pregunten! El lunes por la noche me encontré llorando sobre mi almohada con un preocupado Bruce gimiendo a mi lado mientras yo lloraba hasta enfermarme. Cedí y me puse la vieja camiseta de GN´R de Jax. Nunca me la había quitado y se había negado a dejar mi espalda durante unas tres semanas, la última vez que se fue. Él continuó telefoneando y texteando por el resto de la semana, pero nunca respondí, ni leí ninguno y después de un par de semanas estaba flaqueando. La preocupación de los muchachos creció por mi aspecto demacrado y mis cambios de humor y el siguiente lunes llamaron a una reunión. Todos me miraban con preocupación y enojo cuando entré en la habitación y me desplomé cansadamente en una silla. —Tenemos que resolver esto ahora E. —Hunter habló primero y los otros se me quedaron mirando. —Estoy bien —espeté y Angel se burló en voz alta. —¿Has visto el estado en el que estás E? Estas malditamente cayéndote mientras te pones de pie y nos está rompiendo contigo.

31 3

Profile for Shusuke Fuji

Shocking heaven room 103  

Shocking heaven room 103  

Advertisement