Page 215

—Cada vez que el látigo ponía a fluir mi sangre, esto liberaba toda la acumulación de presión y dolor. Cada gota de sangre que caía libraba un pequeño fragmento de tortura y cada vez que el látigo cortaba a través de mi espalda, esto me hacía sentir que me arrepentía por alguna culpa que llevaba en mi interior. Enfrenté a Boss para mis siguientes palabras. —Hace bastante tiempo, caí en un lugar muy malo y si no fuera por mi amigo aquí, no habría sobrevivido al episodio al que me sometí. Boss acarició mi barbilla con su pulgar y sonrió tiernamente y lo apreté. —Cada autolesionador necesita un amigo. Todos y cada uno de nosotros. Cerré mis ojos y aspiré con mis labios antes de continuar porque sabía que mis siguientes palabras harían daño a algunas personas en este mismo lugar. —Hace dos años, caí realmente con fuerza después de un período muy angustioso, y el daño que me hice fue tan malo, que este fue un punto decisivo en mi vida. Estaba pasando por algunos problemas personales realmente terribles. Además de perder a mi madre por cáncer de estómago, descubrí algunos secretos escalofriantes que se habían mantenido ocultos por muchos años. Secretos que cambiaron mi perspectiva sobre mi niñez y en ese mismo momento, perdí… algunas personas muy cercanas… en mi vida. Apreté la mano de Boss porque sabía que iba a estar torturándose sobre esto y él devolvió el apretón. —En este punto el dolor era demasiado inestable, demasiado intenso y se sentía como si todo mi cuerpo explotaría si no encontraba la liberación e hice algo estúpido… le dije a la persona que me azotaba que no se detuviera. Ellos eran lo suficientemente estúpidos para escucharme y casi sangré hasta la muerte —terminé sin rodeos. Boss me miraba fijamente, sus ojos bordeados con lágrimas pero sacudí mi cabeza hacia él antes de que volver al frente. Había muchas personas llorando ahora y cuando eché un vistazo alrededor del lugar, mi corazón tartamudeó violentamente y mi estómago cayó, cuando vi la espalda de Jax en retirada a través de una puerta en la parte trasera del lugar. Habían pasado dos largos años desde que lo había visto de nuevo, pero lo reconocería en cualquier parte y todos los viejos sentimientos me abrumaron mientras mis piernas se tambalearon. Boss captó mi reacción por Jax y pasó su brazo alrededor de mi cintura para apoyarme. —Gracias —susurré. Sacudió su cabeza y comprendí que no podía hablar porque estaba sumamente emocionado por mis palabras. Envolví su rostro con mis manos. —Oye. Estoy bien. Estoy aquí y estoy mejor.

215

Profile for Shusuke Fuji

Shocking heaven room 103  

Shocking heaven room 103  

Advertisement