Page 173

—Que rica polla, bebé —repliqué al sentir su pene levantar su atención hacia mí. Rió conmigo pero yo me estremecí al sentir sus dedos moverse sobre mi caja torácica, pasando por mi estómago y bajando hasta alcanzar el piercing en mi pelvis. Trazó el borde de este y yo levanté mis caderas, rogándole que llevara sus dedos más abajo. —Te necesito Jax —jadeé y entonces gemí cuando uno de sus dedos comenzó a acariciar hacia abajo y empezó rodear mi pulsante clítoris. —¿Cuánto nena? Gemí de Nuevo e intenté levantar mi trasero para colocarlo a él en la posición donde lo necesitaba. —Dios, demasiado Jax. Su boca encontró mi cuello y comenzó a succionar mi suave carne mientras sus dedos se hundían en mi interior. —Sí, gracias… Aah, eso es tan… Oh, Dios Jax. ¡Aaah! ¿Cómo es que este hombre podía transformarme siempre en un titubeante desastre cada vez que me ponía un dedo encima? Yo jadeaba, gemía y prácticamente le rogaba que me hiciera venir. Estiré mi brazo hacia atrás y tomé su ponderosa erección con mi palma. Gruñó profundamente en mi oído y nos encendimos el uno al otro llevándonos hacia el olvido que ambos habíamos cavado. —Hazme correr Jax, por favor… Necesito… —le rogué mientras mi mano se movía más rápido y duro. Él sabía qué hacer. Sus dedos se curvaron contra la pared de mi vagina acariciando mi punto G, mientras que con su pulgar golpeteaba a ritmo constante mi clítoris. Me deshice en pedazos sobre él. Gruñó, mordió mi cuello y bombeó su propio orgasmo justo en mi espalda. —Cristo… Sí… —se atragantó mientras yo arqueaba mi espalda y levantaba mis caderas del fondo de la bañera para forzar mi clímax. Acosté mi cabeza en su hombro y él besó mi nariz cuando volví mi rostro hacia él. —Te amo Eve Hudson. —Sonreí ampliamente nunca cansándome de oír esas palabras salir de sus labios—. ¿Me oíste nena? Suspiré feliz. —Te oí bebé. Extendí ambas manos hacia atrás y las uní tras su cuello. —Te amo Jax Cooper.

173

Profile for Shusuke Fuji

Shocking heaven room 103  

Shocking heaven room 103  

Advertisement