Page 150

—La cosa con Jax es… él creció sin ninguna atención o algo así. Sin nada de ningún padre y la única interacción que tuvo fue con Mary Ann —empezó a explicar. Asentí, pero mi corazón estaba roto por el enorme hombre valiente que quería protegerme antes que a él, siempre antes que a él. —Sus emociones, su estado mental y sus habilidades sociales siempre han estado… atrofiadas por eso. Infiernos, incluso sus habilidades de conversación nunca se revelaron hasta pasada la infancia porque él nunca tuvo a un niño con el cual comunicarse. Boss trazó el borde de su taza con su dedo, mientras me revelaba información privada sobre su amigo; lo extraño de ello era que lo hacía sentir culpable debido a mí, ahora su amiga, justo como Jax. —Él nunca fue enviado a la escuela, sabes. —Negó con la cabeza tristemente—. Eso es el por qué empezó a cantar. Era realmente la única cosa que le podían enseñar. Eso y la guitarra. Tomé un enorme trago de mi café, sólo para forzar a que bajara el bulto que se estaba formando. —Su mamá se fue, luego su papá y Mary Ann… Bueno, fue como si él se forzara a educarse a sí mismo. Pienso que él pensaba que necesitaba probarse algo a sí mismo. Que no era un vago como su papá solía llamarlo. Ésta fue su manera de enfocar el dolor, supongo. Asentí nuevamente en silencio, mis dientes frenéticamente mordían mi labio inferior para hacer que las lágrimas se quedaran en sus conductos. —Porque, Mary Ann era su vida. Se odiaba a sí mismo cada vez que la hería porque era a la única que tenía. Ella se encerraba en su cuarto y se negaba a hablar con él… y eso lo mataba. Ellos nunca hablaron las cosas, ella sólo salía, lo abrazaba y eso sería todo. Él no sabe cómo lidiar con las emociones, sentimientos, y como que lo vuelve loco cuando tiene esos sentimientos con los cuales no sabe cómo tratar. Las lágrimas ya habían salido hace un rato, y pasé mis manos por mi rostro. Mi fuerte Dios del Rock; tan duro y confiado por fuera y tan destruido y perdido por dentro. Tan sólo emocionalmente y abandonado que no se daba cuenta cuán inteligente y compasivo era realmente y que la gente lo amaba por quién era, por exactamente cómo era. Boss agarró mi mano fuertemente. —Sé paciente con él, E. Todos lo dejan. Para él, incluso la hermana que amó desmesuradamente desapareció. Sé que ella no lo hizo intencionalmente, pero en su cabeza, ella lo dejó justo como sus padres lo hicieron. Boss frunció el ceño con sus propias palabras.

150

Profile for Shusuke Fuji

Shocking heaven room 103  

Shocking heaven room 103  

Advertisement