Page 1

ESCUELA DE EDUCACIÒN

Licenciatura en Organización y Gestión Educativa

Materia: Introducción a la Investigación Educativa Documento de cátedra I Profesores: Lic. Carlos Alberto Díaz, Lic. Mara Villanueva, Mag. Florencia Teresita Daura


En el presente documento se detallan los temas centrales que se trabajarán durante las dos primeras clases de la materia. Objetivos de la I y II sesión de clase: Que los cursantes sean capaces de: - Comprender el objeto central de la Investigación educativa, distinguir sus características y finalidades. - Diferenciar el campo propio de la investigación y del método científico. - Elaborar una pregunta inicial de investigación. ¿Qué es investigar? El término investigar deriva de la raíz latina vestigium que significa “ir en pos de la huella o en busca de”. Básicamente puede decirse que es buscar, indagar, ir detrás de la huella para encontrar la verdad sobre un aspecto de la realidad o para responder un interrogante. Es una actividad que nace de la necesidad que tiene el hombre por encontrar y comprender la causa de los hechos, el porqué que los origina. Para que sea efectiva y permita obtener algún tipo de resultados -ya sean buenos o malos- requiere de un camino a seguir, de un método que indique los pasos, mecanismos y hasta herramientas que pueden utilizarse. De allí que es necesario hablar del método científico y entender cómo se vincula con la tarea de la investigación.

Investigación, método y conocimiento científico En el mundo académico, estas expresiones son utilizadas como sinónimos, no obstante, tienen diferencias a las que hay que tener en cuenta para no confundirlas y utilizarlas con propiedad (Best, 1983) La investigación es el proceso formal, intensivo y sistemático que se dirige a descubrir un cuerpo de conocimientos organizado. “Se basa en el análisis crítico de proposiciones hipotéticas para establecer relaciones de tipo causa-efecto que deben probarse frente a la realidad objetiva (Best, 1983: 26). La actividad investigativa se dirige a responder problemas científicos a través de procedimientos o mecanismos sistemáticos, que permiten producir información válida, objetiva y confiable. Aquí podemos mencionar algunas de las características propias de la investigación: - Supone la recolección de datos o la utilización de información que ya se posee. - Se dirige a la solución de un problema. - Aunque a veces puede ser asistemática, se caracteriza por desenvolver una serie de procedimientos diseñados con detalle y que se analizan con una lógica rigurosa. - Se basa en estudios previos y en un marco teórico sólido. Todas estas cualidades responden a dos principales y más generales: la sistematicidad y la objetividad. No hay dudas de que el desarrollo de esta actividad requiere de tiempo, esfuerzo, dedicación, fuerza de voluntad, empeno… pero también de entusiasmo, creatividad, ilusión por dilucidar la verdad o acercarse más a ella. Best (1983) señala que es interesante cómo, la mayoría de las personas tienen una visión negativa y peyorativa de quienes se dedican a la investigación; así suelen imaginarse sujetos introvertidos, que trabajan encerrados en laboratorios o en oficinas, sin interactuar con otros colegas o sin pedir ayuda; los ven como figuras soberbias, engreídas y lejanas… No obstante, esto no es así, ya que, por lo general, para investigar se necesita recurrir a otros más expertos que compartan su saber, que orienten el camino


o bien de otros con quienes se efectúe un verdadero trabajo en equipo, de hecho, la mayoría de las investigaciones así lo requieren. También es interesante tener en cuenta que, la mayoría de las potencias mundiales, en su proyecto de nación tienen grandes objetivos que hacen referencia al área de la investigación. Asimismo, “la clave del desarrollo del mundo occidental ha sido la investigación” (Best, 1983) cuyos resultados se han manifestado en el campo de la salud, la tecnología y la educación… Sí, la educación. Aunque parezca abstracto y a veces hasta irrealizable. De allí que se pueda plantear el interrogante ¿Cómo puede hablarse de investigación en el área educativa? En este campo, la investigación se “identifica como una mejor comprensión del individuo y de los procesos de enseñanza-aprendizaje y de las condiciones bajo las cuales éstos se llevan a cabo con mayor eficacia (Best, 1983:28) Antes de continuar avanzando sobre ello, se hará referencia a algunas notas particulares del conocimiento científico, que brota o es una consecuencia de la investigación. Para ello, se toma como referencia a Vitale (s.f.) autores como Bayes (1974), Amau (1978) y Kerlinger (1985) han estudiado en extensamente las características del conocimiento científico, especificándolo como: - Fáctico: porque toma a la experiencia como fuente de información y de respuesta a los problemas que se plantea. - Contrastable: “porque el conocimiento se pone a prueba” (Vitale, s.f.:1) - Racional, al usar la razón como camino para llegar al conocimiento - Metódico, porque para adquirirse deben emplearse procedimientos, estrategias, planes construidos cuidadosamente para dar respuesta a los problemas planteados (Vitale, s.f.:1), - Sistemático: al ser lógico, coherente y ordenado. - Analítico: al seleccionarse algunas variables del fenómeno para poder estudiarlo con mayor detenimiento. - Comunicable: al expresase por medio de un lenguaje claro, preciso y aceptado por la comunidad científica. - Objetivo: se corresponde con la realidad, independientemente de las preferencias y opiniones individuales del investigador. Esta “última característica es discutida por muchos autores y científicos, fundamentalmente en lo concerniente a la objetividad en las ciencias sociales” (Vitale, s.f.:1). Hay que tener en cuenta que toda investigación científica o no, siempre se inicia a través del planteo de un interrogante, de un problema a resolver. No obstante, no todo problema es un problema científico, que es el que propiamente le interesa a la investigación, cuestión que lleva a abordar las particularidades de los problemas propios de la ciencia

El problema. Punto inicial de la investigación El primer paso para iniciar una investigación es plantearse un problema a resolver. Su mismo planteo puede originar incertidumbre y un cierto apabullamiento; asimismo, su elección debe ser adecuada, no muy ambiciosa, ni amplia. Para ello, pueden plantearse algunas cuestiones antes de decidir el problema que se abordará a través de la investigación (Best, 1983): - ¿Este tipo de problema puede resolverse en forma eficaz mediante el proceso de investigación? - ¿Permitirá recoger datos significativos para probar la teoría o encontrar una respuesta al problema planteado? - ¿Es un problema significativo? - ¿Se hallan implicado en él un principio o concepto importante?


-

-

¿Su solución produciría algún aporte en el campo de la teoría o de la práctica educativa? ¿Es nuevo el problema? ¿Existen estudios o un marco teórico que le sirva de sustento y que estén vinculados a él? El hecho de que haya sido estudiado, no implica que no merezca un nuevo tratamiento, sino que podrá tatarselo con un nuevo enfoque. ¿Es factible su investigación? ¿Se adapta a la realidad laboral, familiar y social del investigador?

En el caso de que no se encuentre una respuesta a estos interrogantes, lo más probable es que existen problemas mucho más importantes a ser considerados. Preguntas de investigación A continuación se presentan algunas preguntas de investigación que fueron redactadas en forma correcta e incorrecta por antiguos alumnos de la LOGE. Su lectura servirá de modelo y guía para redactar el interrogante con el que se iniciará la propia investigación. Autor Dimier de Vicente, Dolores

Sebastiao Victorino, Lidia

Tesis En busca de la alianza educativa: escuela – familia. Efectos de la intervención de orientadores familiares en una institución educativa (2010) Familia, centro educativo y docentes, trabajando juntos por una educación personalizada. Bases, fundamentos y estrategias (2011).

Incorrectas ¿Cómo fortalecer la relación escuela-familia con la ayuda de la Orientación Familiar en un Centro Educativo?

¿Qué estrategias (o acciones) podrían brindarse desde un centro educativo para orientar a los padres en la educación de los hijos en las virtudes humanas?

Invitto, Gabriela

Convivencia escolar. Prevención de la violencia desde el nivel inicial (En producción)

¿Cuáles son los aspectos pedagógicos y sociales a trabajar con padres y docentes en la prevención de la violencia en los niños del Nivel Inicial?

Martínez, Graciela

Recrear la vocación docente, tarea y desafío. La gestión educativa y la promoción del desarrollo profesional a través de la capacitación (En producción)

¿Qué estrategias de gestión implementan los directivos de centros educativos para motivar a que los coordinadores de áreas se capaciten en forma continua?

Thijssen, Marina

Omitimos el título ya que la autora cambió la temática central de su investigación.

¿Qué competencias pedagógicas debería reunir el coordinador del Departamento de Inglés?

Correctas ¿Cómo fortalecer la relación escuelafamilia con la ayuda de la Orientación Familiar en un Centro Educativo? ¿Cuáles son las temáticas educativas en las que habría que orientar a los padres de las alumnas del primer año del nivel secundario de un C.F.R.? ¿Qué estrategias pedagógicas didácticas podrían utilizarse para capacitar a los docentes del nivel inicial en la prevención de situaciones de violencia manifestadas por los alumnos? ¿Qué estrategias de capacitación docente son utilizadas en un centro educativo de nivel primario y nivel medio de la ciudad de Buenos Aires para motivar la formación continua en el equipo de profesores? Algunas opciones correctas podrían ser: ¿Qué competencias pedagógicas… el coordinador del Departamento de Ingles de x Nivel de un centro educativo de gestión privada?” ¿Que competencias…el coordinador… de un centro educativo de gestión


privada?


En el presente documento de cátedra adjuntamos el documento de cátedra “Escribiendo filosofía” del Curso de doctorado en Metodología Filosfófica a cargo del Prof. Jaime Nubiola, catedrático de la Universidad de Navarra. Recomendamos que su lectura se complemente con la de la conferencia dictada por el mismo autor y que se titula “La vida intelectual: pensar, leer, escribir”.

Curso doctorado Metodología Filosófica Prof. Jaime Nubiola Universidad de Navarra Escribiendo filosofía Richard Watson Southern Illinois University Press, Carbondale, 1992, pp. 19-22 Traducción castellana de Martha Rivera Sánchez Empiece a escribir su tesis tan pronto como se decida por un tema. Muchos estudiantes cometen el error de tratar de leer toda la literatura pertinente antes de comenzar a escribir. Usted ya sabe algo acerca del tema o no lo habría elegido, por lo tanto, empiece su introducción sobre la base de lo que sabe. Por supuesto que tendrá que leer la literatura previa y estudiar algunos textos muy cuidadosamente para escribir la tesis, pero escriba mientras lo hace. Escriba párrafos y resúmenes de la literatura antecedente para usar en la introducción, desarrolle argumentos y escriba análisis críticos acerca de los textos principales en los que está trabajando mientras los lee. Clasifique este material bajo los encabezamientos de los capítulos y organice lo que tenga bajo cada encabezamiento en argumentos. De nuevo, si no está muy seguro de cómo las cosas se van a desarrollar, puede sacar ideas y desarrollar planes para los capítulos mientras acumula, organiza y completa el enunciado de cada capítulo. El objeto de escribir sobre la marcha es obtener resultados justo desde el principio. La tesis crecerá mientras usted trabaja en el material, y cuando termine toda su lectura y estudio tendrá una estructura considerable, ya parcialmente completa. Si se organiza excepcionalmente bien, puede tener una tesis casi completamente acabada en el momento en que termine su investigación sobre la tesis. Algunas personas leen todo el material primero sin escribir una palabra; y luego, con todo en la mente, se sientan a escribir. Si esto le parece a usted posible, entonces adelante con ello. Pero, escribiendo mientras estudia aumenta su reflexión y su aprendizaje sobre el material. Si está pensando acerca de qué decir sobre algo mientras lo está leyendo, entonces se compromete en el proceso del análisis crítico que es el alma del argumento filosófico. Edmund Husserl escribía cuatro horas cada día. Usted no es Edmund Husserl, y es muy difícil mantener una rutina de escritura cada día. No obstante, llega un punto en que todo lo que realmente queda es ensamblar el borrador final de su tesis. Usted tiene su tesis básica en la mente, y ha leído todo lo que es necesario (es importante saber cuándo parar, y si no lo sabe, pregunte a su director de tesis). Por lo tanto, siéntese y escríbala. Si se pone a sí mismo un programa de escribir (o ensamblar el material previo) diez páginas seguidas por día, puede no terminar diez un día, pero en un mes debería tener su primer borrador prácticamente completo. Eso es bastante rápido. Una rutina más común es organizarse para tener 10 ó 20 páginas escritas cada semana para discutirlas con el director de tesis. Cualquiera que sea el sistema que usted use, debería procurar terminar un primer borrador completo tan pronto como sea posible. Reescribir es maravillosamente satisfactorio cuando sabes que tienes un borrador completo terminado. Sobre todo, evite la trampa de reescribir mientras esté avanzando. Es desmoralizador y poco realista intentar revisar cada página, o argumento, o capítulo, de forma casi perfecta antes de continuar con el siguiente. Algunos estudiantes emplean años en sus primeros capítulos (y raramente terminan una tesis) porque piensan que cada parte debe estar perfecta antes de continuar con la siguiente. Nada es perfecto. Así como cada capítulo no necesita estar perfecto antes de continuar con el siguiente, la tesis misma no necesita ser la última palabra acerca de la cuestión entre manos; sólo


necesita ser satisfactoria. Con frecuencia, parece que los profesores son tan exigentes y tan eruditos que los estudiantes a veces temen mostrarles cualquier trabajo. Si usted empieza a preocuparse excesivamente (hasta el punto de que no pueda escribir o no quiera mostrar a su profesor su trabajo cuando lo haya completado por temor de que no sea suficientemente bueno) puede recobrar su sentido de la proporción leyendo algunas otras tesis; en particular, si usted está intimidado por el director de su tesis, consiga la tesis de él o de ella en préstamo interbibliotecario o encargue una copia de los microfilms de la universidad y léala. Por supuesto que algunas tesis son muy buenas, pero pocas de ellas son tan fabulosas como el modelo mítico que algunos estudiantes paralizados tienen en mente. Entregue un borrador completo de su tesis a su director tan pronto como pueda. Después de que él o ella lo haya revisado con usted, procure corregirlo de acuerdo con sus instrucciones lo mejor que pueda. No tiene que hacer todo lo recomendado, pero deberá tener buenas razones si rechaza alguna de las principales sugerencias del director. Trace una línea entre dos extremos. Realmente, usted podrá saber tanto o más que su director de tesis sobre el tema en el que está trabajando, pero no hay razón para que rechace todas las sugerencias; así como no hay razón para que acepte todas las sugerencias, incluso aunque piense que su director es mucho mejor juez de su trabajo que usted mismo. Conserve en la mente que es su tesis. Es más importante incluso conservar su propia opinión de lo que su tesis pretende para mostrarlo después de que el director la haya aceptado y de que haya circulado un borrador por el jurado. Puede estar casi seguro de encontrarse con que uno de los miembros de su jurado tenía la impresión de que usted estaba intentando escribir una tesis diferente de la que ha presentado, y puede ser inundado de consejos acerca de cómo transformar su tesis en algo que no es. Si su director de tesis está satisfecho con su borrador original, entonces usted puede mostrarse seguro, en su cortés presentación, de las razones por las que no quiere cambiar la organización de secciones enteras; o añadir nuevas secciones; o incluso usar el mismo material para escribir una tesis diferente. Conviene hacer algunas de las modificaciones sugeridas por cada miembro del jurado, pero debe reconocer que es muy probable que no pueda hacer todos los cambios sugeridos por todos los miembros del jurado sin resultados contradictorios. Tiene que calcular lo lejos que puede ir con cada uno. El hecho es que algunos profesores que hacen sugerencias incluso para cambios extremos apenas echarán un vistazo a su revisión. Si usted se siente en la obligación de decirles lo que ha corregido sobre la base de sus comentarios, esto generalmente es suficiente. Entiéndase que estoy asumiendo que ninguno de ellos ha encontrado una contradicción básica o ha proporcionado una demostración de que su conclusión no se sigue o no se sostiene. Una vez que todos los miembros del jurado hayan leído su borrador y hayan hecho sugerencias, trabaje noche y día para corregir la tesis y ponerla en las manos de su director tan pronto como sea posible. Trate de tener el borrador final listo en un mes. Mientras más tiempo la deje descansar, el problema de revisarla cobrará más importancia. Todo el mundo quiere acabar una vez que el director ha aprobado el borrador, entonces hágalo. Diseño de Última actualización: 20 julio 2006

la

página:

Izaskun

Martínez


Referencias bibliográficas: Best, J. (1983) Cómo investigar en educación. Ed. Morata. Eco, U. (2006) Cómo se hace una tesis. Técnicas y procedimientos de estudio. Ed. Gedisa. Hernández Sampieri, R. (2006). Metodología de la investigación. McGraw Hill Nubiola, J. (s.f.). Escribiendo filosofía. Documento de cátedra, Curso de Doctorado en Metodología Filosófica, Universidad de Navarra. Nubiola, J. (27 de enero 2010) La vida intelectual: pensar, leer, escribir. Conferencia presentada en la Facultad de Derecho, Universidad Autónoma de Chihuahua Vitale, Ma. C. (s.f.) La investigación educativa. Documento de cátedra, Universidad Nacional de Rosario. Consultado el 01/04/2012 en: http://www.fhumyar.unr.edu.ar/escuelas/3/materiales%20de%20catedras/trabajo%20de%20campo/ads cripcion.htm Quivy, R y Campenhoudt, L.B (2005) Manual de investigación en Ciencias Sociales. México: Ed. Limusa. Web-blografía http://www.youtube.com/watch?v=I5AvZrj_0vE&feature=related

Documento de cátedra I  

Documento de cátedra I

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you