Page 9

8 actualidad

MAR 01 04 14

Cuaresma, oportunidad para el comercio informal en el país La semana previa a la Mayor representa mejores ingresos para este sector J Geldi Muñoz Palala gmunoz@siglo21.com.gt

Comerciantes del sector informal afirman que la Semana Mayor es una época para aprovechar, en la cual el descaso no existe para ellos. Iván Enríquez, vendedor del Mercado Colon, señala que los siete días previos a la Semana Mayor hasta el Jueves Santo es la temporada más fuerte de ventas durante la Cuaresma. “ To d a v í a v e n d e m o s Viernes, Sábado y Domingo de Pascua, pero ya son bajas las ventas”, afirma. Enríquez menciona que para esta temporada comercializa aserrín y moldes para alfombras, y al terminar la Cuaresma cambia estos productos

por paraguas, sombrillas, y así la rutina se repite con otros productos, según la temporada o festividades guatemaltecas. Mientras que Elsa Carlota Morales, propietaria del comedor Rosita, ubicado en el Mercado Central, señala que durante la Semana Santa recibe comensales guatemaltecos, así como centroamericanos y europeos, quienes acuden a los recorridos procesionales y luego van a degustar de platillos típicos. M o r a l e s afirma que para esta época suben un poco los precios de la verdura y pescados, artículos de la época, por lo cual los patillos tienen un incremento de Q5. Cuenta que en el comedor venden hasta el Jueves

especial pulso

verano Buscan opciones Van al mercado

El comedor Rosita, ubicado en el Mercado Central, incrementa y diversifica la nacionalidad de comensales, así como de precios, dice Morales. F. Rafael Rosales.

Santo, luego se trasladan al Parque Central, en donde ofrecen garnachas y dulces típicos.

Enfatiza en que esta es una temporada en la cual como comerciantes aprovechan para vender, y “no

Para compradores como Miriam Rosales de Durán, la adquisición de productos para hacer alfombras de aserrín para las procesiones o las verduras y pescado para la Semana Santa prefiere comprarlas en el mercado, porque considera que obtiene mejores precios y productos más frescos y variados que en otros puestos de ventas. Rosales afirman que aunque los precios de productos como la remolacha, el pescado, la panela suben un poco, en su hogar siempre los consumen ya que es una tradición que se hace cada año.

se descansa”, ya que mientras la gente asiste a procesionales, el consumo de alimentos se incrementa. María Sofía Hernández, vendedora de frutas, ve que en esta época se comercian más frutas, debido a la diversidad de productos que se cosechan y el aumento del calor. Mayor competencia Aunque los guatemaltecos estén dispuestos a gastar más durante esta temporada, la competencia por vender se pone difícil. Así lo indica Zaqueo Chibalan, vendedor ambulante de frutas, quien asevera que se vende más pero no tanto como quisiera, ya que en los últimos años los vendedores se han incrementado. Erick Alexander Álvarez, vendedor de granizadas, afirma que para este año ven difícil las ventas, pues el precio de limón encarece las bebidas a base de este cítrico, una de las variedades más demandas de la temporada de verano. A esto se suma también la competencia de más vendedores.

Pulso010414  

http://www.s21.com.gt/sites/default/files/pulso010414.pdf