Page 6

VISIONES 5

MAR 01 04 14 ESPECIAL PULSO

VERANO

Perspectiva

Dinamismo

Semana Santa eleva la actividad económica

Turismo comunitario y del paisaje, una visión al interior del país

Durante esta época de vacaciones, el país llegaría a recibir aproximadamente 210 mil visitantes y generaría ingresos por $115 millones

Enmanuel Bol Kloth INSTITUTO TECNOLÓGICO MAYA DE ESTUDIOS SUPERIORES

Erasmo Velásquez DIRECTOR DE LA ESCUELA DE ECONOMÍA DE LA USAC

Alejandro Azurdia

E

l turismo es uno de los sectores económicos más importantes y dinámicos de la economía mundial tanto por su nivel de inversión, generación de empleo, de divisas, como por la contribución al desarrollo económico de los países. Aporta alrededor del 11% de la producción mundial y genera uno de cada 11 empleos. El apoyo de este sector al crecimiento económico del país en los últimos años ha sido significativo como fuente generadora de empleo, de divisas y de estímulo a la inversión. Las temporadas altas se generan en orden de importancia en agosto, diciembre, enero, noviembre y marzo-abril. Durante las vacaciones de Semana Santa se incrementa el turismo hacia el interior del país, tanto de connacionales como de extranjeros. Según datos del Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat), en marzo de 2013, el flujo de turistas al país creció en 15% con relación al mismo mes del año anterior, y el de excursionistas se incrementó en 32% durante el mismo periodo; en total, el turismo receptor aumentó 20.3%. De mantenerse el crecimiento observado en el primer trimestre de este año, se esperaría para abril la visita de 210 mil turistas extranjeros que dejarían ingresos alrededor de $115 millones, equivalentes a unos Q900 millones, cantidad que inyectará el Banco Central a la economía para atender la demanda de efectivo por parte de los visitantes. Se espera que

“Se espera que el 80% de los visitantes provenga de los principales mercados emisores de turistas internacionales: El Salvador, Estados Unidos, Honduras, México, Canadá, Nicaragua y Costa Rica”. el 80% de los veraneantes provenga de los principales mercados emisores de turistas internacionales: El Salvador, Estados Unidos, Honduras, México, Canadá, Nicaragua y Costa Rica. Los lugares de destino cuyas economías se verán

beneficiadas con la afluencia de turistas nacionales y extranjeros en estas vacaciones serán, entre otros, Antigua Guatemala, Panajachel, Río Dulce, Quetzaltenango, Tikal, las playas del Pacífico y del Atlántico. Los centros recreativos de Xocomil y Xetulul, en Retalhuleu, Agua Caliente, Los Esclavos, Las Cañas, la laguna de Ayarza, Semuc Champey, en Alta Verapaz, Aguas Termales, así como la laguna del Pino. Las principales actividades económicas demandadas por los turistas en estos lugares serán los servicios de transporte, alojamiento, alimentación y la compra de artesanías propias de esos centros turísticos.

En esta época de verano que coincide con indicios de alguna desaceleración en unos sectores de la economía guatemalteca, con las crisis del cardamomo y del café que son los principales cultivos que están en manos de pequeños productores a nivel nacional, es la oportunidad para aprovechar las vacaciones de verano solo que no con una visión al interior del país, pensar en el turismo comunitario y del paisaje, especialmente lo que tiene y muestran las verapaces. Es retomar una forma de activación de la economía local y del aprovechamiento de los recursos comunitarios y la revalorización del paisaje y de las fuentes hídricas, muy abundantes en la región y de los bosques característicos de los climas fríos, templados y tropicales de Guatemala. Sin ser de menor importancia, también está la riqueza culinaria Q´eqchi´, Poqomchi´ y achi, que con los recursos locales ofrecen muchas alternativas únicas en Guatemala. El turismo interno no solo es beneficioso para las economías locales, sino que permite a los guatemaltecos conocer y experimentar otro tipo de emociones, además de no ser muy costoso, no requiere de sofisticación, se pueden visitar varios sitios en un día, y lo más interesante, es dejar por un lado la gran ciudad y volver a la naturaleza como un vínculo existencial del ser humano. No son formas atrasadas y poco emotivas de hacer turismo, sino alternativas que valoran los recursos locales y el trabajo organizativo de los distintos grupos comunitarios que en su esfuerzo de conservación de la naturaleza le ofrecen al turista lo mejor de sus posibilidades. Permite generar un sentimiento de identidad y de respeto a los bienes naturales de la nación, que son únicos y que muchos de ellos se consideran patrimonio de la humanidad. Son varios los sitios de aventura, de ecoturismo, de turismo comunitario o como se les quiera llamar, que son atractivos y accesibles a los visitantes nacionales, como: Semuc Champey, en Lanquín, Alta Verapaz; el sitio de Cancúen, al norte de Chisec, que es un modelo de ciudad comercial de la Cultura Maya, la laguna Lachúa, al norte de Cobán, que reúne todas las características de un área ecológica que permite un tipo de turismo de bajo impacto y además es un sitio Ramsar; los rápidos del Río Cahabón, que permiten el canotaje y otros tipos de aventuras extremas; el salto de Chilasco, en Baja Verapaz, que es una de las caídas de agua más altas de Guatemala, y otros lugares de importancia inmersos en la majestuosidad del bosque, los ríos y las lagunas. Se pueden combinar con la identificación y colecta de orquídeas, con la observación de pájaros y otros tipos de fauna presentes en los sitios. Aprovechando la estancia en Alta Verapaz, se puede hacer el tour del café o del té que son propuestas de las Cooperativas Chicoj y de Chirrepec, respectivamente, muy cercanas al centro de Cobán y de paso adquirir productos locales únicos y que exclusivamente se encuentran en la región. Si el interés es por algo más cultural, no se debe dejar de visitar el Calvario de Cobán, como un símbolo del sincretismo religioso entre la religión católica y la espiritualidad Maya Q´eqchi; también está la Iglesia de Chi´ixim, en Tactic, Alta Verapaz, para el pueblo Poqomchi. Hay asimismo disponibilidad de otro tipo de atractivos como las Cuevas de Lanquín, las de Candelaria o las del Rey Marcos, que son los caminos de Xibalbá o del inframundo desde la cosmovisión maya y del Pueblo Q´eqchi´. En fin, muchas opciones en el norte de Guatemala para la revalorización de nuestra cultura y de nuestros bienes naturales.

ESTOS ARTÍCULOS SON RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES. SU PUBLICACIÓN ES UNA CONTRIBUCIÓN DE SIGLO.21 AL FORO DE DISCUSIÓN ECONÓMICA. ESTE DIARIO NO NECESARIAMENTE LOS AVALA.

Pulso010414  
Pulso010414  

http://www.s21.com.gt/sites/default/files/pulso010414.pdf

Advertisement