Page 1

POMPEYA Ponpeya, el último día relata las últimas 24 horas en la vida de Plinio el mayor, Stephanus, Julio Polibius, Fortunata, Celadus y Plinio el jóven. En esta pelicula se llega a conocer las últimas horas de vida de todos los ciudadanos de Pompeya por medio de los personajes surgidos en la historia que narra Plinio el jóven, que es uno de los supervivientes de esta tragedia. Todo empezó el 24 de agosto cuando la paz de las ciudades que rodeaban el Vesubio fue perturbada por violentos y continuos temblores que causaron alarma, de repente, un sonido horroroso, como un trueno multiplicado miles de veces, se dejó oír desde lo más alto del Vesubio, que había estado inactivo por más de 1000 años. Se elevaron columnas de fuego, y una lluvia de ceniza volcánica y piedras de todos los tamaños comenzó a caer sobre los habitantes. El cielo se oscureció por la nube de cenizas y polvo, y entre las personas cundía el pánico. Cuando los alrededores comenzaron a inundarse de torrentes de agua hirviente, los ciudadanos de Pompeya comenzaron a correr a sus casas, para intentar huir con sus pertenencias más valiosas. En Pompeya las personas perdieron tiempo tratando de salvar sus posesiones, e incluso había personas que tenían la esperanza que la catástrofe no destruyera la ciudad. Así, miles de personas quedaron atrapadas en sus casas, y murieron asfixiadas, o simplemente enterradas vivas. Los esclavos huyen, se hace noche cerrada y cada vez la lluvia de rocas se intensifica, a las 4 horas ya han caído más de cien millones de toneladas de rocas sobre la ciudad, en breve las calles quedan anegadas y los techo ante el peso comienzan a crujir. A la vez, el aire se va secando porque la piedra pómez es muy absorbente. Mientras Plinio el Viejo, comandante de la armada y naturista, se encamina ante el mensaje de auxilio de un amigo en una de las numerosas villas cerca de Pompeya. Reúne cuantos barcos consigue y se dirige a Pompeya, pasa frente a Herculano, cuya población se dirige a la playa, y ante la obscuridad y las cenizas recala en Stabiae alojándose en casa de un amigo. Por ahora lo peor se concentra en Pompeya, pero ya durante la noche, se produce una nube piroplástica que recorre Herculano a más de 300º centígrados, vaporizando todo lo que encuentra a su paso. La población muere al instante por choque térmico. A Pompeya se dirige otra pero se para en la entrada, dejando una nube de gas carbónico que no afecta mucho. Mucha gente ha logrado salir de la ciudad pero no les asegura plenamente la seguridad, mientras muchísima gente se ha quedado atrapada en sus casas pues ya las puertas no se pueden abrir al exterior. Por los vaciados en yeso se advierte que muchos sabían que iban a morir, el aire se densifica, optando algunos a la luz de las lámparas de aceite a suicidarse (no estaba mal visto si era en caso de situación extrema). De madrugada, se repite una nube que barre la ciudad, repariendo gases como el carbónico y el clorídrico que en tres respiraciones encharca los pulmones y mata de asfixia. Poco después, la montaña sufre un colapso, desprendiéndose en una terrible explosión una cuarta parte; esta vez la nube piroplástica se extiende atravesando la bahía hasta Cumae en la que estaba Plinio el Joven, quien relatará para la posteridad lo ocurrido. Su tío, se expone a los gases y muere en la playa de Stabiae ante conocidos que si sobreviven.

Pompeya  

Redacción Pompeya

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you