Page 41

UNA NOVELA QUE NO VOY A ESCRIBIR

up&down

>

PLUMA INVITADA

SAM SMITH >

POR EDUARDO MENDICUTTI

L

a jueza dijo que pasara yo a declarar como testigo, y entonces me acordé de lo que él me dijo mientras le pedía que no se casara con otro, que querría tener otra vida para vivirla conmigo, eso me dijo, pero se casó, así que nos lo montamos como pudimos, con muchas dificultades y mucho amor y muchas risas y mucho bolero, y algún que otro rap, porque al niño le gusta Nach el rapero y a mí me gusta Tamara la buena cantando boleros, que en eso se nota un poco la diferencia de edad, y luego pasó lo que pasó, que yo lo conté todo en una novela –todo inventado, que conste– y a él le echaron de mala manera del colegio de monjas barbudas en el que daba clases. Lo echaron, sí, bien claro lo dijo el fiscal. Discriminación por orientación sexual, despido nulo, readmisión, y pago de los salarios no percibidos: esa fue la conclusión del fiscal.

< LA TOÑI

su pareja cada dos por tres –eso es una mariconada, la verdad–, y porque alguna vez lo vieron en la playa besándose con algún novio, lo echaron por ser un gay que tiene lo que hay que tener: conciencia, coraje, orgullo y ganas de pelear para que ningún gay tenga que sufrir por serlo. Por eso lo echaron, aunque la jueza haya dicho que no. Yo, nada más entrar en la sala y echarle un vistazo a su señoría, me lo vi venir, menuda pinta de numeraria o similar, me dije, y después su señoría derrochó amabilidad y consideración con los testigos propuestos por el colegio, sobre todo con el cura que se amparó en el secreto de confesión para negarse a reconocer lo que le había dicho al niño y grabado está, que lo echaban por ser gay, un gay que es gay con la toda la naturalidad y toda la franqueza con las que los heterosexuales son heterosexuales, solo que a eso cuando lo hace un gay lo llaman ostentación, y grabadas están las amenazas de la monja directora; en cambio, con los testigos del niño la jueza fue muy desabrida, casi hostil, menos conmigo, las cosas como son, en realidad a mí la señora jueza me ninguneó, ahora que lo pienso, así que todo el tiempo estuve temiéndome lo peor, hasta que habló el fiscal. Pero de nada ha servido lo que dijo el fiscal. Por ahora. Porque el niño va a recurrir. Una marica mala de mi pueblo ha escrito en un chat: “Ea, pues ya tiene materia Mendicutti para escribirle otra novela al niño”. No habrá otra novela, pero que conste que ese muchacho tiene todas las novelas que están por escribir. EDUARDO MENDICUTTI ES ESCRITOR. SU ÚLTIMA OBRA PUBLICADA ES LA NOVELA OTRA VIDA PARA VIVIRLA CONTIGO (TUSQUETS).

Es una travesti adorable, nacida en la función Elepé de Carlos Be y que protagoniza su propio spinoff musical, La Toñi Unplugged, en Madrid. ¡No te la pierdas!

JAIME OLÍAS > Alfonso Albacete cuenta con actores muy atractivos en Solo química, película que está rodando ahora. Sabemos que Olías interpreta un personaje gay. ¿Cómo será?

< PAUL PARKER El legendario cantante de HiNRG, sex symbol gay en los 80, colabora en el tema The Heat Is On con la disco queen italiana Hard Ton. ¡Lo queremos para el Orgullo!

RIHANNA > Resulta ideal lo cómoda que está con su cuerpo, pero agota que nos enseñe cada milímetro de su anatomía en cuanto tiene ocasión. Chica, tápate un poco para variar.

< CRISTIANO RONALDO Otro que, como Rihanna, a las primeras de cambio se despelota –dentro de un límite–, aunque con escaso sentido del morbo y nula clase. Que le dé clases un stripper...

EMMA GARCÍA > Si no tienes bastante con soportarla en Mujeres y Hombres y Viceversa, ahora presentará Ex, ¿qué harías por tus hijos? ¿Por qué Mediaset apuesta tanto por ella?

< CASPER SMART ¿Por qué se habla más del toy boy de Jennifer Lopez por su supuesta homosexualidad que por sus dotes artísticas? ¿Y por qué calla Casper? ¿El que calla otorga?

>

Lo echaron no por la novela –bueno, un poco sí–, lo echaron por maricón, bien alto lo declaró uno de los testigos, padre de dos alumnas, aunque maricones los hay a puñados en los colegios de monjas barbudas y de frailes pantojas y no los echan de ninguna parte, al niño lo echaron por gay, que no es lo mismo, lo echaron por ser gay y no ser discreto sino combativo, y por vivir su vida y sus amores igual que los viven los que no son gays, y por ser concejal socialista de Igualdad y celebrar el Orgullo en su pueblo, que es el mío, y por montar en carnavales carrozas llenas de banderas gays y de piratas que se besaban entre ellos, y por hacer declaraciones en la tele celebrando que el Constitucional mandase a hacer gárgaras el recurso del PP contra el matrimonio igualitario, y por casarse con un hombre, y por recibir en el colegio flores que le mandaba

No por previsible resulta menos impactante su salida del armario justo al publicar su esperadísimo debut. Él, orgulloso de ser gay; nosotros, de que por fin lo diga.

Shangay 458  

La empresa líder en noticias, entrevistas, agenda e información de música, artes, ocio y entretenimiento para el colectivo gay y lésbico