Issuu on Google+

Miércoles 15 de 2011

LA GUECIL

1’50 €

Periódico patrocinado por Sharon y Jennifer

La Guerra Civil Española fue un conflicto social,  político y militar (que más tarde repercutirá también  en un conflicto económico) que se desencadenó  en España tras fracasar el golpe de estado del 17 y  18 de julio de 1936 llevado a cabo por una parte del  ejército contra el gobierno de la Segunda República  Española, y que se daría por terminada el 1 de  abril de 1939 con el último parte de guerra firmado  por Francisco Franco, declarando su victoria y  estableciéndose una dictadura que duraría  hasta 1975.A las partes del conflicto se las  suele denominar bando republicano y bando  sublevado, también conocido como bando nacional por los vencedores.El bando republicano estuvo constituido en torno al  gobierno legítimo de España, el del Frente  Popular, coalición de partidos marxistas,  republicanos y nacionalistas, apoyado por el  movimiento obrero, los sindicatos y los demócratas  constitucionales. El bando sublevado estuvo organizado en torno a  gran parte del alto mando militar, institucionalizado  en la Junta de Defensa Nacional y se apoyó en el  partido fascista Falange Española, la Iglesia  Católica y la derecha  conservadora (monárquicos, cedistas y carlistas).  Socialmente fue apoyado, principalmente, por  aquellas clases más o menos privilegiadas hasta  entonces, que tras la victoria en las urnas del Frente  Popular veían peligrar su posición social o estaban  temerosas del anticlericalismo.

y de un posible estallido de violencia del  proletariado. Numerosas  voces  del  ámbito  jurídico  como Baltasar Garzón (magistrado español de la  Audiencia  Nacional), Carlos  Jiménez  Villarejo (fundador  de  la  asociación  Justicia  Democrática),Raúl  Zaffaroni (penalista  y  magistrado de la Corte Suprema de  Argentina),así  como  diversas  asociaciones  de  víctimas  del franquismo y  otros,  sostienen  que  el bando sublevado cometió  actos de  genocidio  y crímenes  contra  la  humanidad,  ya  que  en  la  documentación  ahora  disponible,  como  los  archivos  militares  de  la  época, se demostraría que sus planes incluyeron  el  exterminio  y  persecución  sistemática  de  la  oposición política, la violación de las mujeres de  los  ciudadanos  republicanos,  la  imposición  de  test físicos y psicológicos a presos para vincular  su  ideología  con  enfermedades  mentales  o  el  robo sistemático de niños a padres republicanos  a  los  que  todavía  se  oculta  su  verdadera  identidad.Por  ello,  consideran  que  dichos  actos  no  pueden  prescribir  ni  ser  absueltos  y  que  deben ser investigados. .


Biografías

Franco

Fracasado el golpe de Estado, se abrió una guerra civil que duraría tres años y que llevaría a Franco al poder. Tras pasar el estrecho de Gibraltar al frente Francisco Franco Bahamonde) Jefe del Estado español del ejército de África, Franco avanzó durante la dictadura de 1939-75 (El Ferrol, 1892 - Madrid, por la Península hacia el norte. El 1 de 1975). Nacido en una familia de clase media de tradición octubre de 1936, sus compañeros de marinera, Francisco Franco eligió la carrera militar, armas, reunidos en una Junta de terminando en 1910 sus estudios en la Academia de Defensa Nacional en Burgos, le Infantería de Toledo. eligieron jefe político y militar del Ascendió rápidamente por méritos de guerra, aprovechando bando sublevado. la situación bélica de Marruecos, en donde permaneció Franco dirigió la guerra con criterios destinado entre 1912 y 1926, con breves interrupciones: en conservadores, muy alejados de la 1923 era ya jefe de la Legión, y en 1926 se convirtió en el guerra rápida que propugnaban las general más joven de Europa. doctrinas estratégicas modernas. La unidad impuesta en su bando De ideas conservadoras, Franco valoraba sobre todo contrastaba con los enfrentamientos el orden y la autoridad. Desconfiaba del régimen que desangraban al bando leal a la parlamentario, del liberalismo y de la democracia, a República; la disciplina y la los que creía causantes de la «decadencia» de profesionalidad de sus fuerzas, con la España en el siglo xx; su postura era representativa politización y el voluntarismo de sus enemigos; si a esto se une la ayuda del grupo de militares «africanistas» que veían en el militar que le prestaron la Alemania ejército la quintaesencia del patriotismo y la garantía nazi y la Italia fascista, puede de la unidad nacional. explicarse la victoria que Franco enalineado 1939 (1 de Terminada la guerra civil, Franco impuso en toda España un régimen de nuevo cuño, consiguió inicialmente conabril). los fascismos de Hitler y Mussolini, que eran sus aliados e inspiradores. A pesar de ello, no comprometió del todo a España en la Segunda Guerra Mundial (1939-45), pues, dada la debilidad en que se encontraba el país, no consiguió de Hitler las desmesuradas compensaciones que pretendía por su apoyo (entrevista de Hendaya); tan sólo envió tropas voluntarias a combatir junto a los alemanes contra la Unión Soviética (la División Azul). Terminada la guerra con la derrota de las fuerzas del Eje, aliadas de Franco, su régimen sufrió un cierto aislamiento diplomático, pero consiguió mantenerse, rentabilizando su anticomunismo radical en el contexto de la «guerra fría».


Manuel Azaña

Manuel Azaña nació en una familia de sólida posición económica y con presencia en la política local y la vida intelectual de Alcalá. Su padre era Esteban Azaña, propietario, y su madre Josefina DíazGallo, ama de casa. El padre, de familia de notarios y secretarios de ayuntamiento, se dedicaba también a la política y llegó a ser alcalde del pueblo; escribió y publicó en 1882 y 1883 una Historia de Alcalá de Henares en dos volúmenes. En cuanto a la familia de su madre, se dedicaba al comercio; procedía del pueblo de Escalada (Burgos) En octubre de 1898 se trasladó a Madrid para preparar el curso de doctorado en la Universidad Central. Al tiempo, y gracias a las gestiones de su tío, entró a trabajar como pasante en el bufete del abogado Luis Díaz Cobreña donde coincidió con Niceto Alcalá Zamora. En febrero de 1900 solicitó su admisión en los ejercicios de grado y presentó su tesis, titulada La responsabilidad de las multitudes, el l3 de abril, obteniendo el título de Doctor en Derecho con la calificación de sobresaliente.

Políticamente, el manifiesto suponía un apoyo explícito al Partido Reformista presidido por Melquiades Álvarez, al que muchos de ellos, entre ellos Azaña, se afiliaron inmediatamente. En su primer discurso como afiliado, en diciembre de 1913, Azaña reivindicó, una vez más, la democracia parlamentaria, la necesidad de un Estado laico y soberano, atento a la justicia social y a la cultura, y la imperiosa necesidad de acabar con el caciquismo; por lo demás, rechazó la posibilidad de que su partido pudiese acometer tal empresa con la ayuda de socialistas, republicanos o liberales. A pesar de sus deseos de presentarse como candidato por el distrito de Alcalá en las elecciones del 8 de marzo de 1914, finalmente no lo hizo, pues estimó que podría provocar problemas en su pueblo por la división política existente.

Desde octubre de 1899 formaba parte como socio de la Academia de Jurisprudencia, donde participaba activamente en diversos debates. En enero de 1902 leyó su memoria sobre La libertad de asociación, en la que abordaba la necesidad de que las órdenes y congregaciones religiosas se regulasen por el Estado, y apelaba al respeto a la libertad de enseñanza para las asociaciones de católicos formadas para ese fin. En otras intervenciones, a propósito de memorias expuestas por distintos socios, Azaña expresó ideas como que lo decisivo para elegir un sistema de gobierno era el grado de aceptación de este, fuese monarquía o república, y la existencia de principios como el respeto a la igualdad entre los ciudadanos, el sufragio universal, la soberanía nacional y las instituciones representativas. En otro caso, apeló a la necesidad de que la ley estableciese una reforma que introdujese una verdadera libertad de mercado, con el reconocimiento de la libertad de asociación del proletariado. Hacia finales de 1900, Azaña ingresó también en el Ateneo de Madrid, donde expresó frecuentemente su actitud crítica tanto hacia la generación del 98 como hacia el regeneracionismo. Por otro lado, desde febrero de 1901empezó a colaborar, con textos literarios y de crítica teatral, en la revista Gente Vieja, firmando con el seudónimo de Salvador Rodrigo, que


Primo de Rivera Hijo de Miguel Primo de Rivera y Sobremonte y de Inés Orbaneja y Pérez de Grandallana, Miguel Primo de Rivera pertenecía a una familia jerezana de gran tradición militar. En ella había destacado su tío Fernando Primo de Rivera y Sobremonte, primer marqués de Estella (1831–1921), distinguido durante la Tercera Guerra Carlista, gobernador de Filipinas y varias veces ministro de la Guerra. Su abuelo, José Primo de Rivera y Ortiz, participó en la Guerra de la Independencia y luego en la de la Emancipación Americana, y siguió posteriormente una larga trayectoria marítima militar hasta llegar a presidente de la Junta del Almirantazgo en 1837, senador por Cádiz y, en 1839, en el gobierno que casi al fin de la regencia de María Cristina de Borbón formó Evaristo Pérez de Castro, se le confió el Ministerio de Marina e interinamente el de Hacienda.

A la edad de catorce años ingresó en la Academia Militar tras completar la instrucción, fue destinado a Melilla, destino en el que logró una serie de rápidos ascensos que le llevaron al grado de capitán, obteniendo incluso la Cruz Laureada de San Fernando. Desarrolló la mayor parte de su carrera militar en destinos coloniales, como Marruecos, Cuba (1895–1897) y Filipinas (a donde acompañó a su tío,Fernando Primo de Rivera). Debido a su trayectoria militar, estaba vinculado al grupo de militares africanistas. Sin embargo, se pronunció a favor del abandono del protectorado norteafricano.

Durante la primera fase de la dictadura (el Directorio Militar, entre 1923 y 1925), persiguió a los anarquistas (cuyo sindicato CNT fue declarado ilegal) y a los comunistas (que se habían escindido del PSOE y adherido a la III Internacional), suprimió la Mancomunidad de Cataluña (primer órgano administrativo que abarcó a toda Cataluña desde el siglo XVIII), eliminó los partidos políticos, creó un partido único, la Unión Patriótica (1924), reforzó el proteccionismo estatal en favor de la industria nacional, fomentó la construcción de grandes obras públicas y prohibió el uso de las lenguas regionales en los actos públicos. Tras su acceso al poder, abandonó sus anteriores posiciones abandonistas y de modo contrario, consolidó la presencia española en Marruecos mediante una victoria militar (el desembarco de Alhucemas) que puso fin a años de permanentes guerras y dificultades, como el «Desastre de Anual» de 1921, por el que se habían querido pedir responsabilidades a los militares y al propio rey, y que fue lo que, a la postre, provocó el golpe de Estado de 1923.


Asesinatos :

José del Castillo Sáez de Tejada

Así las cosas, el 12 de julio, tras asistir a los toros, es advertido por una militante socialista que corren rumores de que esa noche se va a atentar contra su vida, pero Castillo, tras un paseo con su esposa, con la que se había casado el 20 de mayo, decide incorporarse a su puesto como cada día. No obstante, a las diez de la noche, cuando dobla la esquina de la calle Augusto Figueroa con Fuencarral, para encaminarse al cuartel, cuatro pistoleros de extrema derecha (carlistas pertenecientes al Tercio de requetés de Madrid, según el historiador Ian Gibson, o falangistas según otros autores como Paul Preston) le disparan sin darle tiempo a sacar su arma reglamentaria. Auxiliado por el periodista Juan de Dios Fernández Cruz, que casualmente pasaba por el lugar, es trasladado a una casa de socorro cercana donde ingresa cadáver


Calvo Sotelo El 12 de julio de 1936, José Castillo, teniente de la Guardia de  Asalto, fue asesinado a tiros en la puerta de su casa.  Las tesis apuntan a falangistas según los  historiadores Paul Preston y Gabriel Jackson    aunque otros autores como Ian Gibson apuntan  a carlistas pertenecientes al Tercio de requetés de  Madrid. En respuesta a este asesinato, los  compañeros de Castillo asesinaron a José Calvo  Sotelo. Años después, el régimen franquista llevaría  a cabo la Causa General (CG), dirigida por el  dictador Francisco Franco, que sería utilizada como  instrumento para la represión y que tenía fines  propagandísticos como la legitimización de la  sublevación en contra del Gobierno de la República  y en la que trató de demostrar que el asesinato de  Calvo Sotelo había sido planificado con anterioridad  por el gobierno de la II República. Según la declaración de Lorenzo Aguirre Sánchez de 11 de  marzo de 1941 para la Causa General, el 29 de junio de 1936,  el Director general de Seguridad, José Alonso Mallol, le llamó  para pedirle que se cambiase la escolta de Calvo Sotelo, ya que  los anteriores serían "demasiado afectos" a éste, sustituyéndola  por dos agentes que lo vigilasen. 

Según  dichas  declaraciones,  Aguirre  habría  encomendado  la  tarea  al  agente  José  Garriga  Pato,  masón  y  partidario  del  Frente  Popular,  y  éste tendría libertad para elegir a su compañero,  que  optaría  por  el  policía,  también  masón,  Rodolfo  Serrano  de  la  Parte,  hecho  del  que  no  tendría  constancia  la  brigada  de  vigilancias  políticas. Según  la  declaración  de  Serrano  ante  los  tribunales franquistas de la Causa General, el 2  de febrero de 1942, Aguirre habría transmitido a  los  nuevos  escoltas,  en  nombre  de Alonso  Mallol,  que  en  caso  de  atentado  contra  Calvo  Sotelo, no debían protegerle, solo simular que lo  hacían  en  caso  de  ser  en  un  sitio  céntrico,  o  rematarle  en  caso  de  ser  en  un  descampado  y  la  agresión  fracasara.  Según  la  declaración  de Joaquín  Bau  Nolla para  la  Causa  General,  las  nuevas  instrucciones  habrían  escandalizado  a  Serrano  de  la  Parte,  quien  el 7  de  julio se  entrevistaría con  él  ya que era  íntimo  amigo de  Calvo Sotelo.


SIMBOLOS Guernica El Alcázar de Toledo

El impresionante Alcázar de Toledo es una fortificación construída sobre rocas, ubicada en la parte más alta de la ciudad de Toledo, que domina toda la ciudad.


Represión Paracuellos José Antonio Primo de Rivera El fundador de Falange, José Antonio Primo de Rivera, también fue víctima directa de la represión, en este caso en la retaguardia republicana. Falange, organización política de inspiración fascista fundada en 1933, había adquirido una presencia social –que no electoral- relevante entre los grupos derechistas en los meses previos al inicio de la Guerra Civil. Muchos falangistas participaron activamente desde un primer momento en la organización y el desarrollo del golpe de estado de julio de 1936. Cuando se produjo, estaba detenido en la cárcel de Alicante, pues estaba recluido por su presunta participación en el atentado contra el catedrático Jiménez de Asúa. El 17 de noviembre de ese mismo año es juzgado por rebelión militar y condenado a muerte. Redacta en la propia cárcel su testamento político y el día 20 es ejecutado.

Las llamadas matanzas de Paracuellos fueron una serie de episodios de asesinatos masivos organizados durante la Batalla de Madrid, en el transcurso de la Guerra Civil Española, y que llevaron a la muerte de varios miles de prisioneros considerados opuestos al bando republicano. Los hechos se desarrollaron en los parajes del arroyo de San José, en Paracuellos de Jarama, y en el soto de Aldovea, en el término municipal de Torrejón de Ardoz, ambos lugares cercanos a la ciudad de Madrid. Las matanzas se realizaron aprovechando los traslados de presos de diversas cárceles madrileñas, conocidos popularmente como sacas, llevados a cabo entre el 7 de noviembre y el 4 de diciembre de 1936, mientras se enfrentaban las tropas gubernamentales y franquistas por el control de la ciudad. Del total de 33 sacas de presos que tuvieron lugar en las fechas citadas, 23 de ellas terminaron en asesinatos: las de los días 7, 8, 9, 18, 24, 25, 26, 27, 28, 29 y 30 de noviembre y las del 1 y el 3 de diciembre. Entre el 10 y el 17 de noviembre no hubo extracción alguna, y desde el 4 de diciembre cesaron. Los convoyes mencionados fueron desviados hacia los lugares del arroyo San José, en la vega del río Jarama, y a un caz o canal de irrigación fuera de uso, en la vega del río del Henares donde miles de prisioneros fueron asesinados. Entre ellos se encontraban militares que habían participado en la sublevación o que no se habían incorporado a la defensa de la República, falangistas, religiosos, militantes de la derecha, burgueses y otras personas que en su inmensa mayoría habían sido detenidas por ser consideradas como partidarias de la sublevación, y custodiadas sin amparo legal ni acusación formal.


Mapa de la Espa単a sublevada y Republicana

Zona nacional inicial

Zona nacionalista

Zona republicana


Batallas Batalla del Ebro La batalla del Ebro fue la mayor de cuantas se libraron en la Guerra Civil Española, pero también la más sangrienta y larga de toda la guerra. Tuvo lugar en el cauce bajo del valle del Ebro, entre la zona occidental de la provincia de Tarragona (Terra Alta) y en la zona oriental de la provincia de Zaragoza (Mequinenza) y se desarrolló durante los meses de julio a noviembre de1938. Constituyó el enfrentamiento decisivo de la guerra ya que en ella se decidió el derrotero de la Guerra Civil Española, en un contexto europeo inmerso en la Crisis de los Sudetes que parecía a punto de estallar la guerra en la que quedaría unida la guerra de España. Aunque ejércitos republicanos lograron obtener una importante victoria inicial, tras la sangría en hombres y material del Ejército Popular de la República fue imposible evitar la derrota final del Bando republicano y después de 4 meses de lucha las tropas republicanas volvieron a cruzar el río Ebro. Después de esta importante derrota, quedó marcado el destino de la II República Española.

Batalla de Madrid La Batalla de Madrid (denominada también la defensa de Madrid) es el conjunto de episodios bélicos sucedidos en la zona de Madrid durante el transcurso de la Guerra Civil Española. Tras el pronunciamiento del 17 y 18 de julio de 1936 la sublevación militar diseñada por el General Mola tiene lugar con éxito en el protectorado español de Marruecos y parte del norte de España. Tras el fracaso de la rebelión en Madrid, en los días posteriores al pronunciamiento con la caída del Cuartel de la Montaña y el de Campamento, la ciudad queda bajo el dominio gubernamental de la Segunda República Española. Desde este instante, la toma de la ciudad de Madrid era un objetivo militar para las tropas sublevadas. Desde el norte las tropas del general Mola y posteriormente desde el Sur-Este por las tropas de General Varela y Yagüe. El intervalo que va desde el pronunciamiento hasta los primeros combates en diciembre ambos bandos van reforzando sus efectivos, y se van preparando para la confrontación, los militares sublevados reciben material militar y soldados de Alemania, Estados Unidos e Italia, así como el bando republicano de Francia, México y la Unión Soviética. Durante este intervalo ambos bandos se reorganizan políticamente y se renuevan sus estructuras de mando. El combate se realizó en un relieve de la Meseta Central, donde los obstáculos geográficos no son de relevancia para las operaciones militares y es relativamente fácil la maniobra de las fuerzas militares en ambos bandos. Con la excepción de las montañas septentrionales del Sistema Central. El iniciador del plan fue el General Mola que analizando la situación diseñó un plan de avance centrípeto debido al poco apoyo previsto inicialmente por la Primera División Orgánica. La posesión de la capital era decisiva para el desenlace del conflicto, pues decidiría qué contendiente se haría con el control, ya que Madrid era un importante centro político, militar, estratégico y económico de primer orden además de la capital política y sede del gobierno de la República.


La ayuda internacional Legión Cóndor La participación alemana en la Guerra Civil ha dado pie a uno de los tantos mitos que rodean la contienda. «Mito» en cuanto a su integración en el conjunto del Ejército a las órdenes del general Franco. A pesar de ser una unidad pequeña, dado su número de efectivos, pero altamente especializada, su intervención no ha dejado de levantar polémica por la relevancia de su papel militar en nuestro país. "La Legión Cóndor en la Guerra Civil" aborda con objetividad su historia, desde su creación, en octubre de 1936, con voluntarios de la Luftwaffe más un reducido número de hombres del Ejército de tierra (Heer) y de la Marina (Kriegsmarine), hasta su implicación en las principales acciones bélicas: las batallas de Brunete, Teruel, Alfambra y Ebro; el avance hacia el Mediterráneo o la campaña de Cataluña. Entre todas ellas destaca el bombardeo de Guernica, un dramático hecho que alcanzó repercusión mundial y que aún hoy pone en entredicho la actuación de la Legión Cóndor y, por ende, de todo el Ejército nacional. Un libro vibrante y profusamente documentado, con más de 120 fotografías inéditas provenientes de distintos archivos privados, que demuestra cómo los integrantes de la Legión Cóndor eran, en definitiva, profesionales de la milicia. Y como tales favorecieron, sin lugar a dudas, la victoria del bando nacional en la Guerra de España.

Brigadas Internacionales Las Brigadas Internacionales fueron unidades militares compuestas por voluntarios extranjeros de 54 países que participaron en la Guerra Civil Española junto al ejército democrático de la II República, enfrentándose a los sublevados dirigidos por Francisco Franco, que recibió ayuda de la Alemania nazi y de la Italia Fascista. Según los datos manejados por los estudios realizados en Estados Unidos por la Brigada Lincoln y por el historiador Andreu Castells, llegaron a participar en total 59.380 brigadistas extranjeros, de los cuales murieron más de 15.000; al mismo tiempo los internacionales no sobrepasaron más el número de 20.000 hombres presentes en los frentes en cada periodo de la guerra. La nacionalidad más numerosa fue siempre la francesa, con una cifra cercana a los 10.000 hombres, buena parte de ellos de la zona de París. La mayoría no eran soldados, sino trabajadores reclutados voluntariamente por los partidos comunistas (Comintern) o veteranos de la Primera Guerra Mundial. Su base se encontraba en el aeródromo de Los Llanos, en Albacete. Las Brigadas participaron en la defensa de Madrid en 1936, las batallas del Jarama, Guadalajara, Brunete, Belchite, Teruel, Aragón y el Ebro, siendo retiradas a partir del 23 de septiembre de 1938, a fin de modificar la posición ante la intervención extranjera del Comité de No intervención.


CANCIONES DE LA GUERRA CIVIL DURANTE EN ANARQUISMO… CANCIONES ANARQUISTAS A LAS BARRICADAS

EN LA PLAZA DE MI PUEBLO

Negras tormentas agitan los aires nubes oscuras nos impiden ver, aunque nos espere el dolor y la muerte, contra el enemigo nos llama el deber. El bien más preciado es la libertad hay que defenderla con fe y valor, alza la bandera revolucionaria que llevará al pueblo a la emancipación alza la bandera revolucionaria que llevará al pueblo a la emancipación. En pie pueblo obrero, a la batalla hay que derrocar a la reacción. ¡A las barricadas, a las barricadas, por el triunfo de la Confederación! ¡A las barricadas, a las barricadas, por el triunfo de la Confederación!

En la plaza de mi pueblo dijo el jornalero al amo "Nuestros hijos nacerán con el puño levantado". Esta tierra que no es mía esta tierra que es del amo la riego con mi sudor la trabajo con mis manos. Pero dime, compañero, si estas tierras son del amo ¿por qué nunca lo hemos visto trabajando en el arado? Con mi arado abro los surcos con mi arado escribo yo páginas sobre la tierra de miseria y de sudor.


EN LA REPUBLICA CANCIONES REPUBLICANAS AY CARMELA

LOS CAMPESINOS

El Ejército del Ebro, rumba la rumba la rumba la. El Ejército del Ebro, rumba la rumba la rumba la una noche el río pasó, ¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela! una noche el río pasó, ¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela! Y a las tropas invasoras, rumba la rumba la rumba la. Y a las tropas invasoras, rumba la rumba la rumba la buena paliza les dio, ¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela! buena paliza les dio, ¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela! El furor de los traidores, rumba la rumba la rumba la. El furor de los traidores, rumba la rumba la rumba la lo descarga su aviación, ¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela! lo descarga su aviación, ¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela! ……

Los campos heridos de tanta metralla, los pueblos sangrantes de tanto dolor, y los campesinos sobre la batalla, para destrozar al fascismo traidor. Dejando el arado tirado en la tierra, tomando el fusil para pelear, marchamos alegres hacia las trincheras, para que en España haya libertad. Somos los campesinos, hoy somos los soldados. ¡Adelante! Gritan nuestros fusiles, gritan nuestros arados. ¡Adelante! ¡Adelante! ¡Adelante! La sangre que corre valiente a diario ha de ahogar un día en su tempestad a los enemigos del proletariado, y a los enemigos de nuestra unidad. Ya llegará el día de nuestra victoria; la Paz por el mundo se paseará, talleres y campos cantando la gloria de los que cayeron por la libertad. Somos los campesinos, hoy somos los soldados. ¡Adelante! Gritan nuestros fusiles, gritan nuestros arados.


EN EL SOCIALISMO Y COMUNISMO… CANCIONES SOCIALISTAS Y COMUNISTAS COMPAÑÍAS DE ACERO

LA INTERNACIONAL

Las compañías de acero cantando a la lucha van su ser se escucha y van a la lucha por la libertad Las compañías de acero cantando a la lucha van Las compañías de acero forjadas de acero están y ¡Triunfarán! Los milicianos de acero salvarán al mundo entero usando el plomo certero gritan al mundo, si muero: ¡Mis hijos se salvarán! ¡Mis hijos se salvarán! Las compañías de acero cantando a la lucha van su temple seguro y valiente el ademán Las compañías de acero cantando a la lucha van Las compañías de acero forjadas de acero están y ¡Triunfarán!

Arriba, parias de la Tierra. En pie, famélica legión. Atruena la razón en marcha, es el fin de la opresión. Del pasado hay que hacer añicos, legión esclava en pie a vencer, el mundo va a cambiar de base, los nada de hoy todo han de ser. Agrupémonos todos, en la lucha final. El género humano es la internacional. Ni en dioses, reyes ni tribunos, está el supremo salvador. Nosotros mismos realicemos el esfuerzo redentor. Para hacer que el tirano caiga y el mundo siervo liberar, soplemos la potente fragua que el hombre libre ha de forjar. Agrupémonos todos, en la lucha final. El género humano es la internacional. La ley nos burla y el Estado oprime y sangra al productor. Nos da derechos irrisorios, no hay deberes del señor. Basta ya de tutela odiosa, que la igualdad ley ha de ser, no más deberes sin derechos, ningún derecho sin deber. ….

Aquí se encuentran todas las canciones de la guerra civil y desde los diferentes puntos de vista... http://www.guerracivil1936.galeon.com/canciones2.htm


Carteles de la guerra civil. Hombres

Mujeres


Nueva g.c.