Page 1

ciudadanos contra la corrupción

Cambiando

el paradigma de la política india n los últimos tres años, la India ha sido testigo de una revolución electoral dramática, que ha visto la sustitución de un Gobierno dirigido por un partido de 128 años de edad (el Congreso), por uno dirigido por un partido de 11 meses de edad (el Partido Aam Aadmi). Toda la travesía de nuestro partido político en ciernes ha sido bastante sorprendente, comenzando con una protesta por la promulgación de una legislación contra la corrupción, en abril de 2011, a (casi) ganar una elección estatal en diciembre de 2013. Sin embargo, el contexto histórico que precedió a las protestas en abril de 2011, es muy importante, ya que explica cómo sucedió este milagro, y lo que tiene este movimiento guardado para el futuro del país. Si bien la corrupción ha prevalecido en la India durante mucho tiempo, las cantidades de dinero involucradas han aumentado exponencialmente, desde que se instauró la nueva política económica en 1991. Las razones de esto son múltiples, pero una de las causas más importantes fue el incremento en la demanda por la corrupción, debido a la privatización a gran escala de los recursos naturales y los activos en el país. La corrupción era abundante, incluso en la época de la licencia del Raj durante los años 70 y 80, y ha prevalecido en acuerdos de compra de defensa durante casi toda la historia de la India independiente. Pero la era post 91 se asemeja al botín en la Rusia postsoviética, y al surgimiento de una mafia todopoderosa, descrita por Joseph Stiglitz en su libro La globalización y sus descontentos. Los últimos 4 - 5 años han sido testigos de este tipo de estafas de enormes proporciones, como el fraude del espectro 2G, o el desfalco conocido a propósito de los juegos de la Comonwealth, y ejecutado de una manera tan descarada, que han generado un EDICION 3 / 2014

19


ciudadanos contra la corrupción

sentimiento de ira y frustración sin precendentes. Este descontento se ha magnificado a través de nuestros medios impresos y medios de comunicación electrónicos, así como de un par de instituciones en funcionamiento, como la Contraloría y Auditoría General (CAG por su sigla en inglés) y la Corte Suprema de la India. Motivada por un informe de la CAG, la Corte Suprema tomó una acción rápida y decisiva a raíz de nuestra petición en el caso de la estafa de 2G.

Prashant Bhushan

India

Abogado de la Suprema Corte de India y miembro de la Campaña nacional en pro del derecho del pueblo a la información, y el movimiento India Againts Corruption.

20

in embargo, incluso en ese caso, a pesar de la estrecha vigilancia de la Corte Suprema, el eterno problema de la maquinaria de investigación de corrupción de la India fue una vez más evidente. Con todos los organismos de investigación de la policía y estando la Oficina Central de Investigaciones bajo el control del Estado, fue casi imposible reunir pruebas decisivas en contra de los funcionarios corruptos del Gobierno. Esto fue lo que nos llevó a la protesta para la constitución de un defensor del pueblo independiente contra la corrupción, y para organizar la abrumadora respuesta a la misma. Por supuesto, esta ira se había estado cocinando durante mucho tiempo. Lo que había faltado era una plataforma adecuada para ventilarla, y una organización que pudiera canalizar esta energía de una manera productiva. Esto se ha articulado a través del movimiento “India Contra la Corrupción”, dirigido por Arvind Kejriwal y Anna Hazare, cuya motivación inicial era pedir un defensor del pueblo contra la corrupción que pudiera investigar y enjuiciar a los funcionarios corruptos sin interferencia del Gobierno en el poder. Sin embargo, después de varios meses de espera y varias promesas incumplidas, estaba claro que la “ruta de la protesta” había llegado a un callejón sin salida. Se nos dijo que vivíamos en una democracia representativa y por lo tanto, no teníamos derecho a controvertir con los líderes del país elegidos por el pueblo, aunque fueran corruptos, o tuvieran intenciones de mala fe. Las constantes burlas finalmente nos obligaron a anunciar la formación de un partido político en diciembre de 2012, y nuestra primera prueba iba a ser la elección del estado de Delhi en diciembre de 2013. En las elecciones generales de 2009, alrededor de 462 partidos políticos presentaron candidatos a las elecciones, y 42 de ellos consiguieron introducir por lo menos un miembro en el Parlamento. Casi todos recorrieron caminos largos y arduos, hasta que finalmente probaron el éxito electoral, mientras que un número abrumador han desaparecido sin dejar rastro. Todos ellos son testimonio de los enormes desafíos que enfrenta un nuevo competidor en el pantano de la política india, donde las elecciones se ganan basadas en el dinero y el muscle power1. Sin embargo, debido a la bendición de un enorme apoyo popular, conseguimos ganar 28 de los 70 escaños en la legislatura del estado de Delhi en diciembre de 2013. Todas y cada una de las rupias que recibimos en donaciones fueron plenamente justificadas en nuestro sitio web público, y no fue avalado ningún candidato con antecedentes penales. El resultado fue realmente un reflejo del poder del pueblo, algo de lo que oímos hablar con tanta frecuencia, pero que rara vez vemos.

Habiendo dicho esto, soy plenamente consciente de que los desafíos están lejos de terminar. Estamos en el comienzo de un largo y arduo camino, pero estamos preparados para hacer frente a todos los retos por venir. Me doy cuenta de que la solución a la corrupción endémica no puede ser una mera sustitución de las personas en el poder. Las personas de nuestro grupo están comprometidas y son bien intencionadas, pero son humanas. Si se permite que el sistema siga siendo el mismo, entonces es solo cuestión de tiempo antes de que logre romper su determinación y corromperlas. Tenemos que disolver los enormes poderes que han surgido y se han conservado, como resultado de esta forma de democracia representativa que se ha seguido en la India. EDICION 3 / 2014


El sistema de gobierno en este país tiene que ser mucho más inclusivo, y este cambio de paradigma tiene que venir antes de que nuestras instituciones colapsen bajo el peso de la corrupción ley de este tipo en la India. Después de todo, no debe ser el deber de los ciudadanos el tener que pedir información. Debe ser el deber del Gobierno facilitarla. La mayoría de las regiones democráticas -sobre todo Suiza, y el estado de California- también han establecido algún tipo de iniciativas y referendos que facultan a los ciudadanos a convertirse en parte esencial del proceso de toma de decisiones. Varias ciudades y estados de Brasil, como Porto Alegre, han instituido una forma de presupuestación participativa, que permite a los ciudadanos pedir inversiones en infraestructuras específicas en función de sus necesidades y prioridades. El ejemplo de Porto Alegre es especialmente ilustrativo ya que es un área urbana con unas condiciones socio-económicas muy similares a Delhi, y debido a que el proceso de presupuesto participativo ha mejorado notablemente todos los indicadores de desarrollo humano de la región.

Notas

1. La expresión muscle power (poder muscular) se refiere al uso de la violencia física como estrategia electoral.

EDICION 3 / 2014

Los derechos de los ciudadanos en una democracia no pueden reducirse a votar una vez cada 5 años, y luego a sufrir en silencio, mientras las leyes y políticas antitéticas a los intereses de las personas son impuestas por un Gobierno insensible. La transparencia y la opinión del público en la toma de decisiones son absolutamente esenciales para una democracia funcional. La Ley del Derecho a la Información en la India fue un pequeño paso en la dirección correcta, pero este esfuerzo ha sido diluido progresivamente por el Gobierno del Partido del Congreso para evitar preguntas incómodas. Eslovaquia tiene una ley que obliga a publicar en un sitio web público todas las decisiones de políticas, incluidos los contratos y las leyes antes de que puedan hacerse cumplir. No hay ninguna razón por la que no podamos tener una

uestro objetivo final es reducir la cantidad de poder que se ha concentrado hoy en manos de la policía militar y los ejes de acción de este país, y entregárselo directamente a la gente. Este cambio fundamental en el sistema político se va a tropezar con una serie de dificultades. Cualquier sistema participativo requiere que las personas sean conscientes, que estén comprometidas e interesadas en ​​ tomar las riendas de sus propios destinos. Y como muchos críticos han argumentado, se necesitará tiempo para que los ciudadanos comiencen a ejercer sus derechos y deberes de una manera responsable. Pero por lo pronto, no hay duda de que debe impedirse que el sistema actual, donde un puñado de personas, desde sus cómodos despachos a puerta cerrada, continúen decidiendo los asuntos que afectan a millones de vidas sobre la base de todo tipo de consideraciones externas. El sistema de gobierno en este país tiene que ser mucho más inclusivo, y este cambio de paradigma tiene que venir antes de que nuestras instituciones colapsen bajo el peso de la corrupción y el comunalismo que se ha desatado por la presión de ganar las elecciones en esta forma puramente representativa de la democracia.

21


Prashant Bushan  

Dosssier 3

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you