Page 1

Consumo

Consumo de drogas en las Américas:

Estado actual y desafíos

Francisco Cumsille chile

Graciela Ahumada argentina

Marya Hynes

estados unidos

Miembros del Observatorio Interamericano sobre Drogas de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de las Drogas. Organización de los Estados Americanos (OEA).

8

El consumo y la producción de drogas son cuestiones que afectan solo a algunos países? Hasta hace muy pocos años era frecuente clasificar a los países en productores, de tránsito y consumidores. Si bien estas dimensiones del problema se manifiestan con diferentes grados de importancia, hoy es difícil asumir que un país se pueda reconocer exclusivamente por una sola; más bien, la realidad indica que estaría afectado de una u otra forma por todas ellas. Es difícil entender que un país con alto nivel de consumo de drogas esté exento de actividades de microtráfico, o que en un país clasificado como productor no haya consumo. No cabe duda que con diferentes grados de relevancia, todas esas actividades se pueden encontrar en la mayoría de nuestros países. La falta de estudios sobre consumo de drogas fue quizás el principal elemento que sustentó la idea de que en algunos países éste era nulo o marginal. Recién se empezó a reconocer la presencia del consumo cuando en la década de los 90 se implementaron los primeros estudios sobre uso de drogas en la mayoría de los países, por lo que es muy relevante diferenciar entre el desconocimiento de un problema y la inexistencia del mismo. Vale aclarar que cuando hablamos de drogas, no solo hablamos de cocaína (clorhidrato, crack o pasta base) o de heroína, sino también de alcohol, tabaco y psicofármacos, marihuana, y sustancias sintéticas. Este artículo aborda el consumo de drogas -principalmente ilícitas- en las Américas. Lo primero a destacar es que la gran mayoría de las personas en el mundo no consumen drogas ilícitas (a diferencia del alcohol), y que entre quienes las usan, no todas tienen un uso problemático o adictivo, y tampoco conforman un grupo social homogéneo: hay consumidores experimentales, ocasionales, frecuentes, EDICION 4 / 2014


y aquellos que involucran más de una sustancia en su patrón de consumo (lo cual genera un problema adicional y diferente). Cada uno de estos subgrupos tiene sus particularidades y debe ser atendido en relación a las mismas. Todos conforman “el problema” de las drogas y por ello deben ser comprendidos y atendidos de forma específica1. El consumo de drogas es un fenómeno social y cultural, con imbricaciones económicas y políticas, por lo que asume diferentes modalidades -en cuanto a consumo e impactos-, según las condiciones estructurales y de desarrollo que los países presentan. En este sentido, hay que destacar la gran heterogeneidad existente entre los países que componen la región y la variabilidad interna en cada uno de ellos, por lo que es difícil sostener que existe “un único” problema. En el hemisferio, hay países con poblaciones inferiores a los 100 mil habitantes y otros con más de 100 millones; Índices de Desarrollo Humano comprendidos entre el 0.4 al 0.9; composiciones demográficas diferenciadas en el peso de población rural e indígena; diversas estructuras económico-productivas, y grupos y trayectorias sociales con improntas singulares. En relación con el problema de las drogas, en la región conviven países con los mayores niveles de producción de hoja de coca, y países con los más altos índices de consumo de sus EDICION 4 / 2014

derivados. Esa situación ha generado una constante tensión en el debate sobre las responsabilidades de la oferta y la demanda que ha decantado en la necesidad de abordar el problema desde una concepción multilateral de responsabilidad compartida. La variabilidad del fenómeno entre e intra países interpela la lectura unidimensional del mismo, así como también su abordaje. En este marco, cada vez se impone con mayor urgencia el conocimiento integral de esta problemática, a la luz de su crecimiento y complejidad. Desde la perspectiva de la epidemiología del uso de drogas, como ya se ha adelantado, existen diferencias entre los países en función de las sustancias y la magnitud e intensidad del consumo, lo que también es observado al interior de ellos. Según el informe de Naciones Unidas2, para el año 2011 se estimaba que entre 167 y 315 millones de personas en el mundo declararon haber consumido alguna droga ilícita durante el último año, lo que representa un 5.2% (entre un 3.6% y un 6.9%) de la población mundial de 15 a 64 años de edad, mientras que el uso problemático de drogas alcanzaba el 0.3%. El Cannabis continúa siendo la droga ilícita de mayor consumo en todo el mundo con una estimación de aproximadamente 180 millones de personas, lo que equivale a una prevalencia anual

9


Consumo

del 3.9% de la población entre 15 a 64 años de edad. Esto quiere decir que los usuarios de marihuana pueden llegar a representar alrededor del 75% de los consumidores de drogas ilícitas a nivel mundial. El segundo grupo de sustancias de mayor consumo son los estimulantes tipo anfetaminas y opioides, con prevalencias anuales del 0.7%, seguidos por opiáceos (heroína y opio), éxtasis y cocaína con tasas del 0.4%. En los cuadros siguientes se muestra la variabilidad del problema tomando como indicador la prevalencia anual de marihuana y cocaína. Cuadro 1: Prevalencia anual de marihuana. Población de 15 a 64 años 2 y 3.

Mundo

2.8%-5.0%

Rango países

Europa (central, oeste)

7.6%

1.1%-14.6%

Américas

7.9%

0.3%-12.7%

Cuadro 2: Prevalencia anual de cocaína. Población de 15 a 64 años 2 y 3.

Mundo

0.3%-0.5%

Rango países

Europa (central, oeste)

1.2%

0.1%-2.7%

Américas

1.3%

0.2%-2.2%

El cuadro siguiente muestra la variabilidad del consumo al interior de cuatro países seleccionados para estas dos sustancias. En relación al indicador de cocaína, notamos que hay ciertas regiones de Colombia, Argentina y Chile por ejemplo, que superan al promedio nacional de Estados Unidos, como también ciertas regiones de los tres países suramericanos que superan a otras regiones del país del norte. Para el indicador de marihuana, esta situación es diferente ya que se observa un mayor distanciamiento entre las áreas geográficas de los países considerados. Situaciones como la descrita anteriormente también ocurren respecto de otras aristas del problema de las drogas, lo cual sugiere poner mucha atención a la diversidad al interior de los

Los usuarios de marihuana pueden llegar a representar alrededor del 75% de los consumidores de drogas ilícitas a nivel mundial. países para definir políticas e intervenciones a nivel local-regional. Seguramente, el éxito de las políticas nacionales esté vinculado a una apropiada lectura –investigación y diagnóstico- de los problemas locales. Otras cuestiones que hacen al problema y que son una gran preocupación desde el punto de vista del consumo, tienen que ver con el alto y sostenido consumo de alcohol, sobre todo en adolescentes y jóvenes (con un insuficiente control sobre la venta a menores en muchos casos), con episodios crecientes de intoxicaciones y en combinación con otras sustancias5. Un problema en ciernes en las Américas tiene que ver con los Estimulantes Tipo Anfetamínicos6, las drogas sintéticas, y las nuevas sustancias psicoactivas cuya población usuaria está concentrada en jóvenes urbanizados lo cual determina que sea un fenómeno de interés para la región7. Si bien el uso de cocaínas fumables (pasta base, basuco, crack) es menor que el de marihuana y cocaína, el impacto biopsicosocial en sus consumidores requiere una mayor atención y un abordaje especifico e integral, ya que usualmente involucran a poblaciones con mayores vulnerabilidades sociales y de difícil acceso a los servicios sanitarios. Por último, no es menor el problema del rol de los adulterantes en las sustancias consumidas, no solo por el impacto que ellos tienen, sino por el efecto sinérgico con la droga, área que requiere una mayor inversión en investigación y desarrollo8.

Cuadro 3: Prevalencia anual de marihuana y cocaína por países, y variabilidad regional o estadual. Población general 4.

Países

Marihuana

Cocaína

10

Prevalencia nacional

Variabilidad interna

Estados Unidos (2012, 12 años y más)

11.8%

7.7% - 19.8%

Colombia (2008, 12 a 64 años)

2.3%

0.1% - 5.3%

Chile (2012, 12 a 64 años)

7.1%

2.7% - 8.3%

Argentina (2010, 12 a 65 años)

3.2%

0.6% - 4.9%

Estados Unidos (2012, 12 años y más)

1.6%

1.2% - 3.0%

Colombia (2008, 12 a 64 años)

0.7%

0.1% - 2.1%

Chile (2012, 12 a 64 años)

0.9%

0.1% - 1.8%

Argentina (2010, 12 a 65 años)

0.8%

0.2% - 1.5%

REFERENCIAS

1. El problema de las drogas en las Américas. Organización de los Estados Americanos. Disponible en: http:// www.oas.org/documents/spa/press/ Introduccion_e_Informe_Analitico.pdf 2. Oficina de Naciones Unidas Contra las Drogas y el Delito: Informe anual 2013. 3. Oficina de Naciones Unidas Contra las Drogas y el Delito: Informe anual 2012. 4. Estudio de sustancias psicoactivas en escolares. Colombia, 2011. Observatorio Colombiano de Drogas. Disponible en: http://www.odc.gov.co/docs/ publicaciones_nacionales/Estudio%20 Sustancias%20Psicoactivas%20en%20 Escolares%202011.pdf Estudio Nacional de drogas en población general de Chile, 2010. Observatorio Chileno de Drogas. SENDA. Disponible en: http://www.senda.gob.cl/wp-content/ uploads/2012/02/2010_noveno_estudio_nacional.pdf Estudio nacional en población de 12 a 65 años, sobre consumo de sustancias psicoactivas. Argentina, 2010. Observatorio Argentino de Drogas. Disponible en: http://www.observatorio.gov.ar/ investigaciones/Estudio_Nacional_sobre_consumo_en_poblacion_generalArgentina2010.pdf NSDUH Series H-43, HHS Publication No. (SMA) 12-4703. Rockville, MD: Substance Abuse and Mental Health Services Administration, 2012. Disponible en: http://www.samhsa.gov/data/ NSDUH/2k10State/NSDUHsae2010/ NSDUHsaeAppB2010.htm 5. Organización de los Estados Americanos: Informe del uso de Drogas en las Américas, 2011. 6. Estimulantes de tipo anfetamínico en América Latina, 2014. UNODC/Organización de los Estados Americanos. Disponible en: http://www.cicad.oas.org/ oid/smart/pdf/lac_report_03_spa.pdf 7. La ONUDD y la CICAD se unen para enfrentar el problema de las drogas sintéticas en la región. OEA. http://www. cicad.oas.org/Main/Template.asp?File=/ oid/smart/default_spa.asp 8. El problema de drogas en las Américas. Capítulo 2: drogas u salud pública. OEA. Disponible en: http://www.cicad.oas.org/ drogas/elinforme/informeDrogas2013/ drugsPublicHealth_ESP.pdf

EDICION 4 / 2014

Francisco Cumsille  

Dossier No. 4 Consumo de drogas en las Américas: Estado actual y desafíos