Page 1

aniversario 600 años La Seu 1413

parroQuia De SanTa maría • XÀTiVa

2013

Hoja Parroquial - Nº 420 Domingo 9 de enero de 2011 Bautismo del Señor

Este es mi Hijo amado

Frases del Evangelio

evangeLio de san mateo 3, 13-17 En aquel tiempo, fue Jesús de Galilea al Jordán y se presentó a Juan para que lo bautizara. Pero Juan intentaba disuadirlo, diciéndole: «Soy yo el que necesito que tú me bautices, ¿y tú acudes a mí?». Jesús le contestó: «Déjalo ahora. Está bien que cumplamos así todo lo que Dios quiere». Entonces Juan se lo permitió. Apenas se bautizó Jesús, salió del agua; se abrió el cielo y vio que el Espíritu de Dios bajaba como una paloma y se posaba sobre él. Y vino una voz del cielo que decía: «Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto.» 1


El Abad sOMOs católicOs Celebramos la fiesta del Bautismo del Señor. Es el colofón de las fiestas de Navidad. Ahora comienza el tiempo ordinario hasta el Miércoles de Ceniza. Esta fiesta de hoy me hace reflexionar sobre nuestra condición de cristianos, de católicos en medio del mundo. En el catecismo apren- ¿Podrá averiguar en qué parte de la Colegiata se encuentra este detalle? demos la definición del sacramento del Bautismo que dice: Es el sacramento por el cual nos hacemos hijos de Dios y miembros de la Iglesia. El Concilio Vaticano II afirma que el Bautismo es la puerta que nos introduce a la Iglesia y nos capacita para recibir los demás sacramentos. Somos bautizados y eso me hace gritar de nuevo: ¡Qué suerte tengo de ser cristiano! ¡Qué suerte tengo de ser católico! ¡Qué feliz me siento como miembro de la Iglesia Católica! Y lo somos en medio de una sociedad hostil al Cristianismo. ¿Cómo se ha podido crear un ambiente contrario a la fe cristiana en España? Porque la realidad es clara: aquí no se trata de un ambiente neutro o indiferente, sino contrario. Asistimos al espectáculo en donde todo lo católico molesta y gustaría que desapareciera. ¿Cómo es posible? Si en España más del noventa por ciento se confiesa católico, si la inmensa mayoría de los niños son bautizados, si más del ochenta por ciento de los padres piden en los colegios la enseñanza de la Religión Católica para sus hijos…; entonces, ¿quién crea ese ambiente contrario? Todos nosotros sabemos dónde está la raíz de este mal. Pero no todo parte de ese foco que domina la inmensa mayoría de los medios de comunicación, sino también en nosotros. Y me explico. 2


A los católicos nos falta coraje y valentía. El católico de hoy necesita, en primer lugar, una formación profunda, no se puede vivir de renta. Es imprescindible la formación permanente, la catequesis de adultos hoy más que nunca es necesaria. Al tener un entramado doctrinal bien definido podemos dar razón de nuestra fe a los demás, que sería el segundo paso. Debemos dar razón de nuestra fe con la palabra, hay que “saber la fe” y mostrarla con las palabras. ¡Y con la vida! El testimonio es urgente en la sociedad actual. Acabamos de vivir las celebraciones litúrgicas de la Navidad. A cada una de las celebraciones ha asistido un número elevadísimo de fieles. La misa de la vigilia de Navidad, Noche Buena, día de Navidad, domingo de la Sagrada Familia, 1 de enero, domingo siguiente, fiesta de la Epifanía: Muchísima gente en todas las misas celebradas estos días. Eso es bueno, hermoso, es ejemplar. Eso vivido y celebrado, hay que propagarlo, hay que decirlo a los demás, y puede que lo hayan hecho: De ahí parte el apostolado. Mostrar a los que no vienen la felicidad que se vive en las celebraciones de la Iglesia, en sus fiestas. La alegría que se siente en el corazón después de una Misa vivida a pleno pulmón hay que contarlo y contagiarlo: eso es transmitir la vivencia de fe, eso es apostolado. Y eso hace falta hoy más que nunca: ¡Ven y verás! También en estos días hermanos nuestros en la fe han sido asesinados mientras celebraban las fiestas navideñas en sus propias iglesias. El fundamentalismo musulmán ha hecho estragos. El Papa lo ha denunciado y nosotros también. La libertad religiosa es un derecho del ser humano. ¿Por qué en los países donde los musulmanes son mayoría no consienten a la minoría cristiana vivir su fe? ¿Es que no ven que en países de mayoría cristiana los musulmanes hacen lo que quieren y además apoyados por los gobiernos que predican el laicismo y les dan a ellos toda clase de facilidades? Lo mismo deberían hacer ellos en sus países con los cristianos y no perseguirlos y asesinarlos, con la intención de hacer desaparecer la fe cristiana. Esto clama al cielo y debemos tomar nota. Yo espero que la propuesta que el partido Popular de España va a presentar en el Congreso para defender a los cristianos perseguidos, tenga acogida por el resto de partidos y salga una condena seria de estos atentados y ayuda real y eficaz a la Iglesia perseguida en Iraq, Nigeria, Pakistán, China, Filipinas, Egipto. Fomentemos entre todos la libertad religiosa como camino para la paz. Esta libertad religiosa no va contra nadie, no es una amenaza a la pluralidad religiosa o política. La libertad religiosa va a favor de todos. El mensaje del Papa para el 1 de enero es la reflexión más completa, más hermosa y más interpeladora que se ha escrito sobre este tema, muy bien podría ser una obligada hoja de ruta para todo el mundo. 3


Para saborear durante la semana Gracias, Señor, por todo cuanto me diste en el año 2010 que ha terminado. Gracias por los días de sol y los nublados tristes por las tardes tranquilas y las noches oscuras. Gracias por la salud y por la enfermedad, por las penas y las alegrías. Gracias por todo lo que me prestaste y luego me pediste. Gracias, Señor, por la sonrisa amable y por la mano amiga, por el amor y por todo lo hermoso y por todo lo dulce, por las flores y las estrellas, por la existencia de los niños y de las almas buenas. Gracias por la soledad, por el trabajo, por las inquietudes, por las dificultades y las lágrimas. Por todo lo que me acercó a Ti. Gracias por haberme conservado la vida, y por haberme dado techo, abrigo y sustento ¿Qué me traerá 2011?

4


Lo que Tú quieras, Señor, pero te pido fe para mirarte en todo, esperanza para no desfallecer, caridad para amarte cada día más, y para hacerte amar entre los que me rodean. Dame paciencia y humildad, desprendimiento y generosidad. Dame, Señor, lo que tú sabes que me conviene y yo no sé pedir. Que tenga el corazón alerta, el oído atento, las manos y la mente activas, y que me halle siempre dispuesto a hacer tu Santa Voluntad. Derrama Señor, tus gracias sobre todos los que amo y concede tu paz al mundo entero. Amén.

Oración de la Misa del Domingo Dios todopoderoso y eterno, que en el bautismo de Cristo en el Jordán, quisiste revelar solemnemente que él era tu Hijo amado enviándole tu Espíritu Santo; concede a tus hijos de adopción, renacidos del agua y del Espíritu Santo, la perseverancia continua en el cumplimiento de tu voluntad.

Doneu al Senyor, fills de Déu, doneu al Senyor glòria i honor; doneu al Senyor la glòria del seu nom. Adoreu el Senyor, s’apareix la seua santedat. Salm 28 5


Página bíblica (14) Cada semana aparecerá una página dedicada a comprender la sagrada Biblia. De esa manera, sin apenas esfuerzo, podrán conocer mejor la Sagrada Escritura.

Lección cuarta

Después de lo dicho vamos ahora a echar un vistazo a los distintos libros de la Biblia para luego detenernos en cada uno de ellos.

¿Cuántos libros contiene la Sagrada Escritura?

Contiene 73 libros, realizados por diferentes escritores y en distinto tiempo, aunque todos inspirados por Dios a través del Espíritu Santo. De estos 73 libros, 46 son del Antiguo Testamento y 27 del Nuevo Testamento.

¿Qué temas tratan los libros del A.T.? • •

• • • • • 6

Génesis: creación del mundo y del hombre. La respuesta del hombre: el pecado y las consecuencias del pecado. La reacción de Dios: patriarcas. Éxodo: narra la esclavitud de los israelitas en Egipto, como consecuencia del pecado; Dios manda a Moisés para liberar a su pueblo a fin de que sea libre y lo adore en el monte santo. Dios demuestra su poder ante el faraón, modelo y paradigma de la soberbia. Dios hace un pacto con el hombre y le da sus mandamientos como único camino de la verdadera libertad y felicidad. Levítico, Número y Deuteronomio: leyes que Dios dio a los israelitas. Despedida y muerte de Moisés. Josué: historia de cómo los israelitas, con la ayuda especialísima de Dios, se apoderaron de la Tierra Prometida. Jueces: narración de los hechos famosos de los primeros jefes que tuvieron los israelitas, durante 300 años. Ruth: bella historia de los antepasados de David. Samuel: historia de Samuel, y de los primeros reyes, Saúl y David.


• • • • • • • • •

• •

reyes: Salomón y demás reyes. crónicas o Paralipómenos: otra historia de los reyes de Israel. esdras y nehemías: narración de los hechos que sucedieron cuando Israel volvió del destierro. tobías, ester y Judit: bellísimas historias de estos personajes, que son ejemplo para nosotros. Macabeos: sucesos heroicos que por intervención especial de Dios lograron los cinco hermanos Macabeos para libertar a Israel. Job: historia del hombre más atormentado y más paciente de la antigüedad. salmos: 150 himnos en forma de oración, para todas las ocasiones y circunstancias de nuestra vida. Proverbios: más de tres mil refranes de profunda sabiduría, compuestos por Salomón y otros sabios. eclesiastés o qohélet, cantar de los cantares, sabiduría: tres libros que los antiguos atribuyeron a Salomón. En ellos se esconden las grandes verdades eternas. eclesiástico o sirácida: más de mil consejos prácticos para tener éxito en la vida. los Profetas: escritos que anuncian los premios que Dios dará a los buenos y los castigos que se autoinfligen quienes desobedezcan a Dios.

el gobierno propone una muerte digna. La iglesia propone una vida digna. ¡Ésa es la diferencia!

Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica ¿Por Qué Pedimos “hágase tu voLuntad en La tierra como en eL cieLo”? Preg. 591. Pág. 206. La voluntad del Padre es que todos los hombres se salven. Para esto ha venido Jesús: para cumplir perfectamente la Voluntad salvífica del Padre. Nosotros pedimos a Dios Padre que una nuestra voluntad a la de su Hijo, a ejemplo de María Santísima y de los santos. Le pedimos que su benevolente designio se realice plenamente sobre la tierra, como se ha realizado en el cielo. Por la oración, podemos distinguir cuál es la voluntad de Dios y obtener constancia para cumplirla. 7


La Palabra del Papa

MISA DE NOCHEBUENA Basílica Vaticana 24 de diciembre de 2010

Queridos hermanos y hermanas «Tú eres mi hijo, yo te he engendrado hoy». La Iglesia comienza la liturgia de la Noche Santa con estas palabras del Salmo segundo. Ella sabe que estas palabras pertenecían originariamente al rito de la coronación de los reyes de Israel. El rey, que de por sí es un ser humano como los demás hombres, se convierte en «hijo de Dios» mediante la llamada y la toma de posesión de su cargo: es una especie de adopción por parte de Dios, un acto de decisión, por el que confiere a ese hombre una nueva existencia, lo atrae en su propio ser. La lectura tomada del profeta Isaías, que acabamos de escuchar, presenta de manera todavía más clara el mismo proceso en una situación de turbación y amenaza para Israel: «Un hijo se nos ha dado: lleva sobre sus hombros el principado» (9,5). La toma de posesión de la función de rey es como un nuevo nacimiento. Precisamente como recién nacido por decisión personal de Dios, como niño procedente de Dios, el rey constituye una esperanza. El futuro recae sobre sus hombros. Él es el portador de la promesa de paz. En la noche de 8


Belén, esta palabra profética se ha hecho realidad de un modo que habría sido todavía inimaginable en tiempos de Isaías. Sí, ahora es realmente un niño el que lleva sobre sus hombros el poder. En Él aparece la nueva realeza que Dios establece en el mundo. Este niño ha nacido realmente de Dios. Es la Palabra eterna de Dios, que une la humanidad y la divinidad. Para este niño valen los títulos de dignidad que el cántico de coronación de Isaías le atribuye: Consejero admirable, Dios poderoso, Padre por siempre, Príncipe de la paz (9,5). Sí, este rey no necesita consejeros provenientes de los sabios del mundo. Él lleva en sí mismo la sabiduría y el consejo de Dios. Precisamente en la debilidad como niño Él es el Dios fuerte, y nos muestra así, frente a los poderes presuntuosos del mundo, la fortaleza propia de Dios. A decir verdad, las palabras del rito de coronación en Israel eran siempre sólo ritos de esperanza, que preveían a lo lejos un futuro que sería otorgado por Dios. Ninguno de los reyes saludados de este modo se correspondía con lo sublime de dichas palabras. En ellos, todas las palabras sobre la filiación de Dios, sobre su designación como heredero de las naciones, sobre el dominio de las tierras lejanas (Sal 2,8), quedaron sólo como referencia a un futuro; casi como carteles que señalan la esperanza, indicaciones que guían hacia un futuro, que en aquel entonces era todavía inconcebible. Por eso, el cumplimiento de la palabra que da comienzo en la noche de Belén es a la vez inmensamente más grande y —desde el punto de vista del mundo— más humilde que lo que la palabra profética permitía intuir. Es más grande, porque este niño es realmente Hijo de Dios, verdaderamente «Dios de Dios, Luz de Luz, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre». Ha quedado superada la distancia infinita entre Dios y el hombre. Dios no solamente se ha inclinado hacia abajo, como dicen los Salmos; Él ha «descendido» realmente, ha entrado en el mundo, haciéndose uno de nosotros para atraernos a todos a sí. Este niño es verdaderamente el Emmanuel, el Dios-con-nosotros. Su reino se extiende realmente hasta los confines de la tierra. En la magnitud universal de la santa Eucaristía, Él ha hecho surgir realmente islas de paz. En cualquier lugar que se celebra hay una isla de paz, de esa paz que es propia de Dios. Este niño ha encendido en los hombres la luz de la bondad y les ha dado la fuerza de resistir a la tiranía del poder. Él construye su reino desde dentro, partiendo del corazón, en cada generación. Pero también es cierto que no se ha roto la «vara del opresor». También hoy siguen marchando con estruendo las botas de los soldados y todavía hoy, una y otra vez, queda la «túnica empapada de sangre» (Is 9,3s). Así, forma parte de esta noche la alegría por la cercanía de Dios. Damos gracias porque el Dios niño se pone en nuestras manos, mendiga, por decirlo así, nuestro amor, infunde su paz en nuestro corazón. Esta alegría, sin embargo, es también una oración: Señor, cumple por entero tu promesa. Quiebra las varas de los opresores. Quema las botas resonantes. Haz que termine el tiempo de las túnicas ensangrentadas. Cumple la promesa: «La paz no tendrá fin» (Is 9,6). Te damos gracias por tu bondad, pero también te pedimos: Muestra tu poder. Erige en el mundo el dominio de tu verdad, de tu amor; el «reino de justicia, de amor y de paz». 9


La Palabra del Papa

«María dio a la luz a su hijo primogénito» (Lc 2,7). San Lucas describe con esta frase, sin énfasis alguno, el gran acontecimiento que habían vislumbrado con antelación las palabras proféticas en la historia de Israel. Designa al niño como «primogénito». En el lenguaje que se había ido formando en la Sagrada Escritura de la Antigua Alianza, «primogénito» no significa el primero de otros hijos. «Primogénito» es un título de honor, independientemente de que después sigan o no otros hermanos y hermanas. Así, en el Libro del Éxodo (Ex 4,22), Dios llama a Israel «mi hijo primogénito», expresando de este modo su elección, su dignidad única, el amor particular de Dios Padre. La Iglesia naciente sabía que esta palabra había recibido una nueva profundidad en Jesús; que en Él se resumen las promesas hechas a Israel. Así, la Carta a los Hebreos llama a Jesús simplemente «el primogénito», para identificarlo como el Hijo que Dios envía al mundo después de los preparativos en el Antiguo Testamento (cf. Hb 1,5-7). El primogénito pertenece de modo particular a Dios, y por eso —como en muchas religiones— debía ser entregado de manera especial a Dios y ser rescatado mediante un sacrificio sustitutivo, como relata san Lucas en el episodio de la presentación de Jesús en templo. El primogénito pertenece a Dios de modo particular; está destinado al sacrificio, por decirlo así. El destino del primogénito se cumple de modo único en el sacrificio de Jesús en la cruz. Él ofrece en sí mismo la humanidad a Dios, y une al hombre y a Dios de tal modo que Dios sea todo en todos. San Pablo ha ampliado y profundizado la idea de Jesús como primogénito en las Cartas a los Colosenses y a los Efesios: Jesús, nos dicen estas Cartas, es el Primogénito de la creación: el verdadero arquetipo del hombre, según el cual Dios ha formado la criatura hombre. El hombre puede ser imagen de Dios, porque Jesús es Dios y Hombre, la verdadera imagen de Dios y el Hombre. Él es el primogénito de los muertos, nos dicen además estas Cartas. En la Resurrección, Él ha desfondado el muro de la muerte para todos nosotros. Ha abierto al hombre la dimensión de la vida eterna en la comunión con Dios. Finalmente, se nos dice: Él es el primogénito de muchos hermanos. Sí, con todo, Él es ahora el primero de más hermanos, es decir, el primero que inaugura para nosotros el estar en comunión con Dios. Crea la verdadera hermandad: no la hermandad deteriorada por el pecado, la de Caín y Abel, de Rómulo y Remo, sino la hermandad nueva en la que somos de la misma familia de Dios. Esta nueva familia de Dios comienza en el momento en el que María envuelve en pañales al «primogénito» y lo acuesta en el pesebre. Pidámosle: Señor Jesús, tú que has querido nacer como el primero de muchos hermanos, danos la verdadera hermandad. Ayúdanos para que nos parezcamos a ti. Ayúdanos a reconocer tu rostro en el otro que me necesita, en los que sufren o están desamparados, en todos los hombres, y a vivir junto a ti como hermanos y hermanas, para convertirnos en una familia, tu familia. El Evangelio de Navidad nos relata al final que una multitud de ángeles del ejército celestial alababa a Dios diciendo: «Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que Dios ama» (Lc 2,14). La Iglesia ha amplificado en el Gloria esta alabanza, que los ángeles entonaron ante el acontecimiento de la Noche Santa, 10


haciéndola un himno de alegría sobre la gloria de Dios. «Por tu gloria inmensa, te damos gracias». Te damos gracias por la belleza, por la grandeza, por tu bondad, que en esta noche se nos manifiestan. La aparición de la belleza, de lo hermoso, nos hace alegres sin tener que preguntarnos por su utilidad. La gloria de Dios, de la que proviene toda belleza, hace saltar en nosotros el asombro y la alegría. Quien vislumbra a Dios siente alegría, y en esta noche vemos algo de su luz. Pero el mensaje de los ángeles en la Noche Santa habla también de los hombres: «Paz a los hombres que Dios ama». La traducción latina de estas palabras, que usamos en la liturgia y que se remonta a Jerónimo, suena de otra manera: «Paz a los hombres de buena voluntad». La expresión «hombres de buena voluntad» ha entrado en el vocabulario de la Iglesia de un modo particular precisamente en los últimos decenios. Pero, ¿cuál es la traducción correcta? Debemos leer ambos textos juntos; sólo así entenderemos la palabra de los ángeles del modo justo. Sería equivocada una interpretación que reconociera solamente el obrar exclusivo de Dios, como si Él no hubiera llamado al hombre a una libre respuesta de amor. Pero sería también errónea una interpretación moralizadora, según la cual, por decirlo así, el hombre podría con su buena voluntad redimirse a sí mismo. Ambas cosas van juntas: gracia y libertad; el amor de Dios, que nos precede, y sin el cual no podríamos amarlo, y nuestra respuesta, que Él espera y que incluso nos ruega en el nacimiento de su Hijo. El entramado de gracia y libertad, de llamada y respuesta, no lo podemos dividir en partes separadas una de otra. Las dos están indisolublemente entretejidas entre sí. Así, esta palabra es promesa y llamada a la vez. Dios nos ha precedido con el don de su Hijo. Una y otra vez, nos precede de manera inesperada. No deja de buscarnos, de levantarnos cada vez que lo necesitamos. No abandona a la oveja extraviada en el desierto en que se ha perdido. Dios no se deja confundir por nuestro pecado. Él siempre vuelve a comenzar con nosotros. No obstante, espera que amemos con Él. Él nos ama para que nosotros podamos convertirnos en personas que aman junto con Él y así haya paz en la tierra. Lucas no dice que los ángeles cantaran. Él escribe muy sobriamente: el ejército celestial alababa a Dios diciendo: «Gloria a Dios en el cielo... » (Lc 2,13s). Pero los hombres siempre han sabido que el hablar de los ángeles es diferente al de los hombres; que precisamente esta noche del mensaje gozoso ha sido un canto en el que ha brillado la gloria sublime de Dios. Por eso, este canto de los ángeles ha sido percibido desde el principio como música que viene de Dios, más aún, como invitación a unirse al canto, a la alegría del corazón por ser amados por Dios. Cantare amantis est, dice san Agustín: cantar es propio de quien ama. Así, a lo largo de los siglos, el canto de los ángeles se ha convertido siempre en un nuevo canto de amor y alegría, un canto de los que aman. En esta hora, nosotros nos asociamos llenos de gratitud a este cantar de todos los siglos, que une cielo y tierra, ángeles y hombres. Sí, te damos gracias por tu gloria inmensa. Te damos gracias por tu amor. Haz que seamos cada vez más personas que aman contigo y, por tanto, personas de paz. Amén. 11


Beata Madre Teresa: cien años. Pequeña gran mujer (12) Desde la Hoja parroquial queremos introducir una página semanal dedicada a la Madre Teresa dando a conocer sus pensamientos y sus obras. El pasado 21 de septiembre la Madre Teresa cumplió cien años. Abre nuestros ojos, Señor, para que podamos verte a Ti en nuestros hermanos y hermanas. Abre nuestros oídos, Señor, para que podamos oír las invocaciones de quien tiene hambre, frío, miedo, y de quien se siente oprimido. Abre nuestros corazones, Señor, para que nos volvamos un solo corazón y una sola alma en tu nombre. Amén.

Un testimonio muy interesante El Semanario Alba, en su contraportada, publica un estupendo testimonio del doctor Bernard Nathanson, médico. “He sido un asesino en serie”. Se le ha considerado el rey del aborto y hoy es un icono de provida. ¿Qué ha ocurrido en su vida? “Tras cada aborto, incluido el de mi hijo, sentía la satisfacción del trabajo bien hecho”. Hasta que descubrió el crimen del aborto, aquello era asesinar a un niño y Dios se puso por medio. Y una noche de Navidad recibió el Bautismo. Hoy es un católico ferviente defensor de la vida. 12


Los Bienaventurados Mártires valencianos (14) Beata Florencia Caerols Martínez Soltera. Obrera textil. 46 años Esta Mártir beatificada nació en Caudete (Albacete) el 20 de febrero de 1890 y fue bautizada el mismo día en la parroquia de santa Catalina. Pero fue en Alcoi donde Florencia alcanzó su plenitud humana y cristiana y también caminó hacia el martirio como veremos. Su posición modesta le obligó a trabajar en la industria textil, donde era muy querida y apreciada. La fábrica fue su extenso campo de apostolado. Toda su vida fue vida de obrera ejemplar por sus profundas convicciones cristianas, por su luminosidad en su conducta y por la entrega de su corazón a los demás. Alma fuerte, siempre dispuesta a ofrecer su apoyo al débil; siempre dispuesta a luchar por Cristo y por la Iglesia en el mundo del trabajo y en el apostolado. Su piedad intensa le llevaba todos los días a la santa Misa, y su amor a la Eucaristía, a la comunión y Visita al Santísimo, diarias también. Fue presidenta del Sindicato Católico Femenino desde 1927 hasta 1936, época sobre todo la última, que exigía gran temple y virtud acrisolada. Trabajó con verdadero celo cerca de sus compañeras de trabajo, logrando bautizar a algunas que no lo estaban y consiguiendo que otras contrajeran matrimonio religioso. Como catequista de san Mauro de Alcoi fue ejemplar. Apostolado de la Oración, Sagrado Corazón de Jesús, Congregación de Hijas de María, Asociación de Señoras para la Vela al Santísimo, Pía Unión de las Marías de los Sagrarios, son entre otros, campos de su actividad cristiana. Se dio en cuerpo y alma al servicio de la Iglesia. Nunca tuvo partido político ni se metió en política, trabajó para Cristo y por Cristo. Muy pronto fueron a por ella en 1936. Una mujer de esta calaña molestaba a los enemigos de la Iglesia. La encarcelaron en el convento de las Esclavas del 23 al 28 de septiembre. En Rotglá y Corbera fue martirizada, sin juicio alguno como acostumbraban a hacer siempre. La mataron por ser católica, por su compromiso apostólico, por ir a misa. Muchos habitantes de Rotglá oyeron cómo se encomendaba al Sagrado Corazón de Jesús y pedía perdón para sus verdugos. Muy pronto fue venerada como mártir en Alcoi. Beatificada el 11 de marzo de 2001, sus restos se veneran en la parroquia de san Mauro y san Francisco de Alcoi. 13


Publicados: 1.- Beato Arturo Ros, de Vinalesa. 2.- Beata Amalia Abad, de Alcoi. 3.- Beata María Teresa Ferragut, de Algemesí. 4.- Beato José Perpiñá, de Sueca. 5.- Carlos Díaz Gandía, de Ontinyent. 6.- Beata María Luisa Montesinos, de Valencia. 7.- Beato Ismael Escrihuela, de Tavernes, de Valldigna. 8.- Beata Encarnación Gil, de Ontinyent. 9.- Beata Ana María Aranda Riera, de Denia. 10.- Beato Carlos López Vidal, de Gandía. 11. Beato José Medes Ferrís de Algemesí. 12.- Beata Herminia Martínez Amigó, de Puçol. 13.- Beato Manuel Torró García, de Ontinyent.

Santo Súbito El Venerable Juan Pablo II, el Grande A Juan Pablo II, el Grande, le gustaba repetir que su primer seminario había sido su casa, cuando aún vivía con su padre. Después fue el sastre Jan Tyranowski quien lo iluminó sobre el profundo significado de la oración e hizo que aumentase en él la devoción por lo divino. Además el sastre era animador del grupo del “Rosario viviente”, que estaba integrado por quince jóvenes, cada uno de los cuales debía recitar a diario un misterio. Karol entró a formar parte del grupo y en esa escuela de espiritualidad tuvo la oportunidad de conocer el Tratado de la auténtica devoción a María y las obras de san Juan de la Cruz. A los 22 años acabó de convencerse de que su camino pasaba por el auténtico seminario. 14


pliego nº 5 Triduo de años: la Colegiata cumple 600 años (8)

La Colegiata cumplirá 600 años en el 2013. Es un feliz aniversario que nos lleva a profundizar durante este Triduo de Años en la fe y los compromisos cristianos. Cada jueves nos reunimos en formación permanente. Debe ser un compromiso de toda la Comunidad parroquial. Hoy no vale sólo la buena voluntad, es preciso saber la fe y para ello, la formación se hace imprescindible. La Colegiata acerca ese regalo a todos. En los pliegos siguientes publicaremos las catequesis que el Sr. Abad va dictando en la Nueva Evangelización de adultos de cada jueves. El primer lote ha versado sobre el sacramento del Bautismo: las raíces cristianas de Xàtiva.

Segunda catequesis: el Bautismo Efectos del bautismo

Como acto de Cristo, el Bautismo aplica al que lo recibe la obra redentora, le hace participar en el misterio mismo de la salvación. El Bautismo es un encuentro personal con Jesucristo, que introduce al mismo tiempo en la vida de la Trinidad. Filiación divina e incorporación a la Iglesia son simétricas y complementarias; la gracia es dada con vistas a la edificación del Cuerpo de Cristo. Ya se ha explicado, al hablar del carácter y de la gracia, lo que el Bautismo realiza en el alma del bautizado. Resumiendo esos dos efectos principales, podemos decir que por el carácter bautismal se incorpora el cristiano a la Iglesia y, hecho miembro del Cuerpo Místico de Cristo, pasa a formar parte del Pueblo de Dios, con una misión concreta que debe realizar a lo largo de su vida: «los fieles, incorporados a la Iglesia por el Bautismo, quedan destinados por el carácter al culto de la religión cristiana; y, regenerados como hijos de Dios, están obligados a confesar delante de los hombres la fe que recibieron de Dios mediante la Iglesia» (Vaticano II, const. Lumen gentium, 11). Por la gracia recibida, en cambio, el cristiano se configura con Jesucristo, su modelo; de modo especial, con su muerte y su resurrección. Esta doble incorporación, a Cristo, y por Él a la Trinidad, y a la Iglesia es el hecho fundamental sucedido en el Bautismo, que transforma radicalmente y para siempre la vida humana. De aquí se deducen de modo inmediato los tradicionales efectos del Bautismo que estudia la teología moral: 15


pliego nº 5 El mismo rito del Bautismo indica ya que la configuración con Cristo obrada en este sacramento es a modo de regeneración espiritual, como decía Jesús a Nicodemo: «quien no renaciere del agua y del Espíritu Santo, no puede entrar en el Reino de Dios» (Jn 3, 5). Este nuevo nacimiento en el Espíritu es el fundamento de la filiación divina alcanzada en el Bautismo. «Y así, por el Bautismo, los hombres son injertados en el misterio pascual de Jesucristo: mueren con Él, son sepultados con Él y resucitan con Él; reciben el espíritu de adopción de hijos, por el que clamamos: ‘¡Abba! ¡Padre!’ (Rom 8, 15), y se convierten así en los verdaderos adoradores que busca el Padre» (Vaticano II, const. Sacrosanctum Concilium, 6). Esta adopción lleva consigo la aniquilación de todo lo que era pecado en el alma del hombre, y la infusión de la gracia. En efecto, «al ser incorporados a la pasión y muerte de Cristo por el Bautismo, según la expresión de S. Pablo: si hemos muerto con Él, también viviremos con Él’ (Rom 6, 8), es evidente que a todo bautizado se le aplican los méritos redentores de la pasión de Cristo como si Él mismo hubiese padecido y muerto» (S. Tomás, Sum. Th. 3 q69 a2). Y como la muerte de Cristo tiene un efecto universal, que alcanza a todo pecado y a toda pena, en el Bautismo se perdonan el pecado original y todos los pecados personales, así como todo reato de pena eterna y temporal debida por los pecados. Simultáneamente, la configuración con Cristo Resucitado, simbolizada por la emersión del agua bautismal, indica que la gracia divina, las virtudes infusas y los dones del Espíritu Santo se han asentado en el alma del bautizado, la cual se ha hecho morada de la Santísima Trinidad. El último efecto, por fin, es la apertura del cielo, cerrado antes al alma por causa del pecado; por eso, «si los bautizados mueren antes de cometer culpa 16


alguna, llegan inmediatamente al reino de los cielos y a la visión de Dios» (conc. Florentino) Todo pecado y toda pena son destruidos, por tanto, en el Bautismo. El hombre bautizado sigue sujeto al error, a la concupiscencia y a la muerte. Pero aun así, el Bautismo ha sembrado en el cuerpo humano la semilla de una renovación gloriosa, que incluso puede llegar a superar aquella perfecta libertad de que gozaba por los dones preternaturales perdidos con el pecado original; al final de los tiempos, cuando el Señor venga gloriosamente para juzgar a vivos y a muertos se completarán los efectos del Bautismo con la redención y resurrección para la gloria también del cuerpo ( Rom 8, 23): «porque es necesario que este cuerpo corruptible sea revestido de incorruptibilidad, y que este cuerpo mortal sea revestido de inmortalidad. Mas cuando este cuerpo mortal haya sido revestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra escrita: la muerte ha sido absorbida por una victoria» (1 Cor 15). Sin embargo, la perseverancia final es un don que no se recibe con la gracia bautismal; se requiere el ulterior auxilio de Dios, que se ha de pedir humilde y confiadamente, y la cooperación humana mediante la práctica de las buenas obras, la obediencia a las leyes divinas y eclesiásticas, etc.

Ministro

En el Bautismo solemne, es decir, en el rito bautismal completo, con todas las ceremonias establecidas por la Iglesia, el ministro ordinario es el obispo o el presbítero que goce de la debida jurisdicción (párroco u otro sacerdote delegado por 17


pliego nº 5 él), ministro extraordinario es el diácono. Sin embargo, aunque fuese administrado por personas distintas a las indicadas, el Bautismo sería válido, aunque fuera de caso de necesidad ilícito. En caso de necesidad (cuando hay peligro de muerte o no es posible la asistencia de un sacerdote), cualquier persona puede administrarlo, con tal de que observe lo esencial del signo sacramental y tenga intención de hacer lo que hace la Iglesia. Si varias personas están presentes, se prefiere que bautice un católico antes que un acatólico o un infiel; antes un presbítero que un diácono; antes un clérigo que un laico; como entre el ministro y el bautizado se establece una relación espiritual análoga a la que media entre padre e hijo, los padres del neófito deben abstenerse de bautizar personalmente a sus hijos, a no ser que no hubiera otra persona en condiciones de administrar el sacramento. Como los sacramentos son principalmente acciones del mismo Cristo, que infunde su gracia por medio de instrumentos humanos, y teniendo en cuenta, por otra parte, la necesidad de este sacramento para la salvación mayor que la de ningún otro, absolutamente considerado, es perfectamente válido el Bautismo administrado por cualquier persona, incluso un infiel, hereje o persona en pecado mortal actual: «todos los que reciben el Bautismo de manos de un borracho, de un homicida, de un adúltero afirma S. Agustín, si el Bautismo es de Cristo, por Cristo son bautizados». Es decir, la eficacia del Bautismo y de todos los sacramentos no depende de la fe ni de la santidad del ministro, aunque sean vivamente recomendables, porque los sacramentos producen su efecto «ex opere operato», esto es, por su propia virtud. De ahí que la Iglesia no rebautice nunca a los que han recibido el Bautismo de manos de un ministro indigno, si se ha guardado lo esencial. Lo único absolutamente necesario en el ministro para la validez de este sacramento es la intención de hacer lo que hace la Iglesia, aunque ni siquiera crea en la eficacia del rito. Si no hubiera certeza moral de la recta intención del ministro, como está en juego la validez misma del sacramento, la Iglesia recomienda administrar de nuevo el B., sub conditione (bajo condición).

5. Sujeto del Bautismo (Intención, fe, contrición) (adultos y niños).

Todo hombre vivo que no haya sido bautizado válidamente, tanto adulto como niño, puede recibir el Bautismo. Los adultos deben tener intención de recibirlo; de lo contrario, no habría Bautismo Por eso, nadie que se acercara a la fuente bautismal violentamente coaccionado contra su propia voluntad, recibiría verdaderamente el Bautismo; por la misma razón, el Bautismo administrado durante el sueño, sin el consentimiento del sujeto, sería inválido; y lo mismo si se bautizara a un demente que, antes de perder el uso de razón, se hubiera opuesto a recibir el sacramento. Sin embargo, el que aceptara ser bautizado por miedo, recibiría válidamente el sacramento, puesto que no le faltaría la intención de recibirlo, aunque, mientras no tuviera la fe y la penitencia debidas, sería infructuoso para él. 18


Otras dos condiciones deben reunir los adultos para recibir el Bautismo lícitamente y con fruto. En primer lugar, que conozcan la fe cristiana y la profesen. El Bautismo, como todo sacramento, es un signo que sólo habla a la fe; lo que él significa sólo puede ser percibido por la fe, en la fe, en proporción de la fe que se une al objeto del sacramento como acto de Cristo. Sin la fe, el sacramento se desvirtúa en magia. La fe forma parte de su esencia, no en cuanto que ella cause la eficacia del Bautismo sino para percibir la gracia del mismo y aceptarla. La acción de la fe, en el Bautismo, debe respetar la absoluta y libre soberanía de Dios, que actúa, justifica y provoca el libre compromiso de la fe en el bautizado, desde su conversión hasta la perfección cristiana. El opus operatum del Bautismo, lejos de oponerse a la acción del sujeto, opus operantis, la provoca y la solicita. La cuestión de la fe permite percibir el aspecto eclesial del Bautismo. Lo que se requiere ante todo es que la comunidad cristiana reconozca el valor del signo y confiese el misterio significado. Este mínimo siempre es necesario, y él legitima el Bautismo de los niños. Lo cual da también una dimensión eclesial a la confesión de fe del bautizando, quien pública y cultualmente expresa consentimiento a Dios, en comunión con toda la familia de Dios, con la Iglesia. Cuando el diácono Felipe evangelizó al ministro de la reina Candaces, le exigió un acto de fe antes de administrarle el Bautismo: «aquí hay agua; ¿qué impedimento hay para que yo sea bautizado? Ninguno, respondió Felipe, si crees de todo corazón. A lo que dijo el eunuco: yo creo que Jesucristo es el Hijo de Dios» (Act 8, 3637). Se requiere, al menos, la fe explícita en la existencia de un solo Dios, en los misterios de la Santísima Trinidad y de la Encarnación. Creer estas verdades es necesario para la salvación; por eso, incluso en peligro de muerte, no debe omitirse nunca el interrogar a los adultos sobre ellas, y explicárselas brevemente si es necesario, antes de administrarles el Bautismo. La segunda condición para que un adulto reciba con fruto este sacramento es que su voluntad rechace expresamente toda afección al pecado, con propósito de no volverlo a cometer. Es lo que S. Pedro exigía a los primeros cristianos convertidos del judaísmo: «haced penitencia y sea bautizado cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo» (Act 2, 38). Si un adulto recibe el Bautismo sin tener la fe suficiente o sin que su voluntad se aparte del pecado, entonces el sacramento, válidamente recibido, queda muerto: se imprime el carácter, pero no se produce su último efecto, la gracia, y no desaparecen, por tanto, los pecados. Para que reviva, se ha de quitar el obstáculo que impide la acción de la gracia: la afección al pecado o la falta de fe; entonces quedarían perdonados el pecado original y todos los pecados personales cometidos antes de la recepción del Bautismo; pero aquellos pecados cometidos mientras el sacramento estaba muerto, deben ser confesados en el sacramento de la Penitencia. La necesidad del Bautismo para la salvación dio lugar a la práctica del Bautismo de los niños, ya insinuada en el N. T. (Act 16, 15.33; 1 Cor 1, 16; B. de familias enteras). 19


pliego nº 5 En el Bautismo de los niños, la fe necesaria se dice que «la presta la Iglesia». Este es el sentido de la institución de los padrinos que prestan el consentimiento y profesan la fe en nombre del infante, y han de velar que sea educado en la fe católica. La costumbre de bautizar a los niños es muy antigua en la Iglesia, que enseña la conveniencia de administrarles el sacramento cuanto antes; ya el conc. XVI de Cartago declaró contra los pelagianos, que la negaban, «que los niños recién nacidos del seno materno han de ser bautizados» (can. 2; Denz.Sch. 223). La misma doctrina sostuvieron los conc. de Éfeso (a. 431), II de Letrán (1135), IV de Letrán (1215), Vienense (1311) y Trento (sess. VII, a. 1547). El concilio Florentino, recogiendo la tradición multisecular de la Iglesia, explicaba así este modo de proceder: «en cuanto a los niños, la Iglesia Romana advierte que, por razón del peligro de muerte que con frecuencia suele acontecerles, no ha de diferirse el sagrado Bautismo..., sino que ha de conferírseles tan pronto como pueda hacerse cómodamente; ya que no se les puede socorrer con otro remedio que con el B., por el que son librados del dominio del diablo y adoptados por hijos de Dios» (bula Cantate Domino, 4 feb. 1442: Denz.Sch. 1349). La Iglesia, aunque desea ardientemente la salvación de todos, prohibe que los hijos de los acatólicos sean bautizados contra la voluntad de sus padres, porque se violaría un principio de derecho natural y, además, al no proveerse a la educación cristiana de esos niños, se expondría el Bautismo a ser profanado. Sin embargo, si un cristiano se encontrara con uno de estos niños en peligro próximo de muerte, como ocurre frecuentemente en maternidades, clínicas para prematuros, etc., «hará una cosa laudable y grata a Dios quien por medio del agua purificadora le dé al niño la vida inmortal» (Benedicto XIV, Carta Postremo mense, 28 feb. 1747: Denz.Sch. 2555). 20


San Juan de Ribera – 400 años de su muerte (1) Este nuevo año se cumplen 400 de la muerte de san Juan de Ribera. La Generalitad valenciana declara el 2011 “Año de san Juan de Ribera”. El arzobispo manifestó siempre un cariño especial a la Colegiata de santa María de Xàtiva. Recordemos que vino a poner la Primera Piedra, pero antes ya visitó al Cabildo en la Colegiata “vieja” como consta en nuestro Archivo. Aquí guardamos documentos muy interesantes. El santo arzobispo de Valencia, Juan de Ribera, se dedicó intensamente, durante sus muchos años de pontificado, al ministerio de la predicación. Predicó en Concilios provinciales y diocesanos, predicó al sacerdotes y religiosos, y predicó, sobre todo, al pueblo fiel. A Xàtiva vino muchas veces y se conservan sus sermones. Durante este año especial por medio de la Hoja Parroquial iremos publicando los sermones que san Juan de Ribera predicó en la Colegiata.

Sermón en el Domingo III después de Epifanía 25 de enero de 1579 Este sermón no lo prediqué porque estuve mal dispuesto. Pero lo tenía escrito. Cuando hubo subido a la barca, le siguieron sus discípulos. Se produjo en el mar una agitación grande, tal que las olas cubrían la barca; pero El entretanto dormía (Mt 8, 23-24).

¿Cómo los dejáis ahora? Estaba el Señor dormido

Deja el Redentor las compañas porque había ya sanado sus enfermos y quiere entender en el provecho de sus discípulos, que habían de ser maestros de otros y tenían necesidad de aprender para enseñar. Y lo primero que hace es mostrarles que no se han de ensoberbecer por verse más llegados a Dios, habiendo el Señor dejado las compañas y 21


apartándose con solos los discípulos. Parece que de este favor pudieran quedar engreídos, y así quiere luego mostrarles que allí también debe haber temor, porque ninguna privanza basta para que no hayáis menester a Dios: “Yo dije en mi fortuna: no seré jamás conmovido. Pues, tú, Señor, por tu benevolencia me asegurabas honor y poderío. Apenas escondiste tu rostro, fui conturbado” (Salm 29, 7-8). Y quiere ejercitarlos en una de las cosas más necesarias de todas. Quiere dormir el Señor y permitir que aquella santísima Humanidad descansase, para que vean cuánto mal es que ellos duerman: “Mis guardianes son ciegos todos, no entienden nada. Todos son perros mudos que no pueden ladrar; soñolientos, se acuestan, son amigos de dormir” (Is 56, 10). Dice, pues, que estaba el Redentor durmiendo y que se levantaba grande tempestad en las aguas, que entraban las olas por la nave: “huía de mis ojos el sueño” (Gn 31, 40). Parece cosa maravillosa que el Redentor se dejase dormir en medio de este trabajo, el que en la vieja Ley dice: “No consentiré que resbale tu pie, tu guardián no duerme, no duerme ni reposa 22


el guardián de Israel. El Señor es tu custodio, está a tu derecha” (Salm 120, 3-5). Pues ¿cómo los dejáis ahora? Para que sepan tener lástima de los afligidos: “Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de las misericordias y Dios de todo consuelo, que nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos consolar nosotros a todos los atribulados con el consuelo con que nosotros somos consolados por Dios” (2 Cor 1, 3-4).

Gratitud a los sacerdotes empecemos por dar las gracias a los sacerdotes:

invocar a dios en La tribuLación

Y lo que ellos hacen es buen consejo, acuden al Redentor. De esa manera van seguros. ¡Cuidados de los que en la tribulación no se socorren de Dios!: “En la angustia clamé al Señor, y El me respondió” (Salm 119, 1). “No confiéis en los príncipes, seres de polvo que no pueden salvar. Bienaventurado aquel cuyo auxilio es el Dios de Jacob, cuta esperanza es el Señor, su Dios, que hizo el cielo y la tierra” (Salm 145, 3-5). Para que siempre acudáis a Dios. Hay algunos que con los trabajos acuden al mundo y a los ídolos: “Quedan confundidos todos los que adoran sus simulacros” (Salm 96, 7). “Porque tú no te deleitas en nuestra perdición; puesto que después de la tempestad das bonanza, y tras de las lágrimas y suspiros infundes el júbilo. ¡Oh Dios de Israel, bendito sea eternamente tu nombre!. Amén” ( Tob 3, 22-23).

Gracias. Muchas gracias. Gracias a todos vosotros. Gracias por vuestro trabajo pastoral, por ofrecernos la gracia de Cristo; por darnos el Evangelio; por abrirnos las puertas del cielo. Gracias por rezar por nosotros. Ellos siempre están a nuestro lado. Nosotros sabemos que no estamos solos. Ahora ellos deben saber que no están solos.

23


La vida que cuenta el pueblo (46) Siervos de Dios Manuel Casesnoves y Adela Soldevila Arturo Climent Bonafé, Abad de Xàtiva y vicepostulador de la causa de canonización Poesías de la Sierva de Dios Adela Soldevila

9. Soy Templo del espíritu Santo Ven Espíritu Santo arranca de mi corazón todo obstáculo, que me impida tu acción, perseverando en constante inmolación. Atenta a tu llamada en actitud de espera nada turbe mi paz es todo una quimera que pronto pasará, tan sólo el amor perdurará. Para Ti, sólo mi amor de tal manera que nada me cautiva ya en la tierra. Que no se quede en frase, mi esperanza házmela sentir en gran pujanza. La Sierva de Dios Adela conoce los obstáculos que hay en su corazón y que pueden impedir que la gracia del Señor lo inunde por eso con fervor acude al Espíritu Santo para que le ayude, le fortalezca y le anime. Ella sabe que por el Bautismo es templo del Espíritu Santo y siente su presencia, sus Dones, su brisa, por eso busca en él todo lo que necesita para encender el amor que busca para su vida cristiana. La oración de Adela Soldevila siempre fue escuchada con agrado por parte de Jesucristo, lo demuestra la trayectoria de su vida y de su apostolado: Dios estaba con ella siempre. 24


Con cuanta fuerza exclama: “Para Ti sólo mi amor”. Es propio de un alma santa y llena de Cristo. Me recuerda a las mil frases de santa Teresa de Jesús, santa Catalina de Siena, Madre Teresa o santa Faustina. Todas estas santas estaban empapadas de la gracia y del favor de Dios: ¡Tocaban a Dios! La Sierva de Dios Adela muestra en sus poesías una deliciosa intimidad con Jesucristo que le llevaba a vivir para él y por él: “Para Ti sólo mi amor”. Ahí lo expresa con toda claridad: Adela es de Dios. Cuando en algún momento duro de su vida se siente algo fría le pide al Señor: “Hazme sentir la esperanza”. Con esa confianza, con esa certeza, con esa seguridad acude a Dios. Y vuelve a su corazón lo que busca y ansía: el amor para Cristo. Yo les invito a leer y saborear estas poesías con espíritu religioso y a llevarlas a la oración. No tengan duda de que les harán un gran bien y les acercarán a Dios. Adela rezuma la gracia de Dios.

Yo no quitaré la Cruz de ningún lugar público Pongamos un Crucifijo en nuestros lugares públicos, tiendas, despachos, fábricas, bares, peluquerías. ¡No tengamos miedo a nada ni a nadie! ¡Sólo Cristo!

25


Asuntos Parroquiales Historia Sagrada: el libro que hacía falta Tengo una enorme preocupación que cada día me hace sufrir más: el desconocimiento de nuestros niños y jóvenes de la Historia Sagrada. Con lo bien que la conocíamos nosotros a su edad. Hoy no se enseña, dicen algunos, y en cierto modo es verdad. Pero tampoco se preocupan de recurrir a otros medios para aprenderla. Considero muy necesario en la formación cristiana el conocimiento de la Historia Sagrada. Es la Historia de la Salvación realizada por Dios en medio del mundo. Es la Historia del Pueblo de Dios, de nuestros antepasados en la fe. Es la Historia que da sentido a la historia actual. Por eso considero imprescindible conocerla. Y me he puesto a escribir la Historia Sagrada. Me ha salido un libro de más de 300 páginas. He procurado recorrer la Historia Sagrada a través de sus protagonistas. Ellos nos llevan de la mano y nos la hacen vivir, nos la describen, nos cuentan lo que les ha ocurrido. Ellos nos lo cuentan. Mi intención al escribir este libro es que su contenido llegue a las nuevas generaciones. No sé cómo hay que hacerlo. Hoy resulta un poco difícil que nos lean. Pero hay que intentarlo. Por mi parte ya lo he hecho escribiendo pensando en ellos y por otra parte debemos hacer lo posible para que caiga en sus manos. Ya verá cada cual la forma. Y luego también para que los mayores lean esta Historia Sagrada a los más jóvenes, a los más pequeños, como hacían con nosotros, ¿recuerdan? ¡Cuánto nos gustaba! ¡Ánimo, espero que disfruten! Bienvenidos a la Historia Sagrada. Nuestra Historia. 26


Fiestas Parroquiales Mártires de la Seu: El Abad Beato Francisco de Paula y Beato Gonzalo Viñes Día de la Parroquia Aniversario de la Dedicación de la Basílica Enero

27.- Jueves, 6 t. Catequesis de infancia: visita a los sepulcros de los Mártires y oración. 8 t. Nueva Evangelización: proyección del documental “La Cruz y la gloria” sobre los Mártires. 28.- Viernes, 15º Aniversario de la Bendición Abacial. Catequesis de 2º de Confirmación: Visita a los sepulcros de los Mártires y oración. 30.- Domingo, fiesta a los Mártires de la Seu: Beato Francisco de Paula y Gonzalo Viñes. Visita a sus sepulcros, oración y veneración de sus sagradas reliquias. 7:30 t. Misa solemne 31.- Lunes, fiesta de san Juan Bosco, padre y maestro de la juventud.

Febrero 1.- 2 .- 2.-

Martes, Adoración Nocturna. Miércoles, fiesta de la Presentación del Señor. Jueves, Fiesta de la Luz con los niños de la Catequesis, en sant Francesc. A las 8 t. estreno del documental: “Las raíces cristianas de Xàtiva”. Primer Año del Triduo: la Colegiata cumple 600 años. 6.- Día de la Parroquia: aniversario de la Dedicación de la Basílica. 10.- Jueves. 7:30 t., en Sant Francesc, conferencia del M.I. Sr. D. Vicente Pons, sobre el tema: La primera Iglesia en Xàtiva.

27


Asuntos Parroquiales 2011: Proclamación de las fiestas movibles Miércoles de Ceniza 9 de marzo • Pascua de Resurrección 24 de abril • La Ascensión del Señor 5 de junio • Domingo de Pentecostés 12 de junio • Solemnidad del Corpus Christi 26 de junio • Sagrado Corazón de Jesús 1 de julio • Primer domingo de Adviento 27 de noviembre • Fiesta de la Sagrada Familia viernes 30 de diciembre

Capilla del Inmaculado Corazón de María Como son varios los fieles que nos piden restaurar la capilla del Inmaculado Corazón de María, hemos comenzado la campaña de recogida de donativos. Tenemos ya 1.905 euros. Un arquitecto está plasmando nuestras ideas en un proyecto que será presentado a Patrimonio y si nos lo acepta, una vez tengamos dinero suficiente, comenzaremos la restauración. Donativos: 50+25+10+5+ 20+15+10+10 +10 = 155 euros. Lampadario: 126 euros. Tenemos ahora: 2.531 euros. 28


Agenda de enero 1.- Solemnidad de santa María Madre de Dios. Fiesta de precepto. 5.- Miércoles, víspera de los Reyes. Visita de los Magos a Cáritas y reparto de juguetes a los niños que han escrito su carta. 6.- Jueves, solemnidad de la Epifanía del Señor. Fiesta de precepto. Después de la Misa vespertina, en la Colegiata, reparto de premios al concurso de dibujo navideño organizado por Cáritas con los niños de la Parroquia. 7.- Viernes, se reanuda la catequesis de Confirmación para 2º curso. 8.- Sábado, Juniors y con Misa a las 6 tarde 9.- Domingo, Fiesta del Bautismo del Señor. 10.- Lunes, catequesis de Confirmación, curso 1º. Ensayo Coro parroquial. 11.- Martes, Vigilia de Adoración Nocturna. 13.- Jueves, 6 t. en sant Francesc: Fiesta del Niño Jesús con los niños de la catequesis. 14.- Viernes, catequesis de 2º de Confirmación. 15.- Sábado, Juniors con Misa a las 6 t. 17.- Lunes, fiesta de san Antonio Abad. Catequesis de 1º de Confirmación. Ensayo Coro parroquial. 20.- Jueves, 6 t. Catequesis de infancia. 8 t. Nueva Evangelización. Catequesis de adultos. 21.- Viernes, catequesis de 2º de Confirmación. 22.- Sábado, fiesta de san Vicente Mártir, Patrono de la Diócesis de Valencia. Aniversario de la colocación de la Primera Piedra de la Iglesia Colegial por san Juan de Ribera, arzobispo de Valencia. 24.- Lunes, catequesis de 1º de Confirmación. Ensayo del Coro parroquial. 25.- Martes, fiesta de la Conversión de san Pablo.

Ayudar a los cristianos de Belén Como saben desde la Seu ayudamos a muchas familias de Belén al comprar artículos religiosos fabricados por ellas. El Patriarca de Jerusalén nos invita, de nuevo, a adquirirlos de cara a Navidad y ayudemos a tantos cristianos de Belén. Felicitemos con esos belenes y detalles de madera o madre perla. Este año hemos enviado a Belén: 8.500 euros. Y al Orfanato, 2.500 euros. 29


Asuntos Parroquiales Pongamos en marcha el reloj y el carillón del campanario El interés por poner en marcha el reloj y el carillón se manifiesta con la colaboración económica. La maquinaria ya se encuentra en el taller. Campaña abierta Donativos durante .esta semana: 100+50+50 +10+10+20+50 = 290 euros. Junta de Camareras de la Mare de Déu de la Seu: 350 euros. Total donativos: 640 euros. Tenemos: 4.903’80 euros.

Otros puntos a tener en cuenta

Fiesta del Niño Jesús Jueves, 13 de enero, 6 t. en sant Francesc, celebraremos la fiesta del Niño Jesús con los niños de la catequesis. Fue el año pasado la primera vez que colocamos este acto para los niños, continuamos también este año. Es importante que los niños tengan como punto de referencia al Niño Jesús, le recen, le quieran, le visiten. Ésa es la finalidad de esta fiesta. Después de la celebración religiosa ofreceremos a los niños una “Chocolatá”. • También nos gustaría tener alguna voz masculina en el Coro. A ver si se anima algún hombre a cantar. Los lunes a las 7:30 t. tenemos los ensayos en sant Francesc.

Así también hacemos Iglesia y somos Iglesia. 30


Casa Natalicia de san Jacinto Castañeda.

Restauración

Terminada la planta baja e inaugurada, estamos poco a poco terminando de pagar todo el presupuesto de las obras. Donativos: 10+10+50+25+15 +100= 210 euros. Faltan a pagar: 7.230 euros. Tota pedra fa paret!

Es cosa de tots

Informe económico del mes de diciembre Ingresos Colecta domingo 5..............................502 Semana.................................................200 Lampadarios........................................241 Colecta fiesta de la Purísima................410 Colecta Caritas domingo 12...............801 Semana.................................................135 Lampadarios........................................251 Donativo................................................ 50 Colecta domingo 19............................501 Semana.................................................208 Lampadarios........................................231 Colecta Navidad...............................1.663 Colecta domingo 26............................758 Semana.................................................174 Lampadarios........................................301 Donativo................................................ 50 Donativo..............................................300 Estipendios...........................................412 Cuotas de los fieles...............................825

Gastos Personal.............................................1.000 Iberdrola...............................................940 Fondo común diocesano.....................150 Aula Cultura Bto. Gonzalo Viñes.......150 Hoja parroquial....................................300 Préstamo Banco Popular......................600 Gestoría.................................................. 94 Alarmas................................................120 Casona parroquial................................240 Impuestos municipales........................320 Préstamo CajaSur.............................1.600 Entrega colecta Cáritas........................801 Déficit meses anteriores....................2.204

Total ingresos....................... 8.013 euros

Total gastos.......................... 8.519 euros

DéficIT............................. 506 € 31


Asuntos Parroquiales Gastos extraordinarios Ermita de sant Josep......................................................................... 2.400 € Iglesia de sant Francesc: canelones y techo........................................ 2.327 € Casona parroquial: parte del techo y paredes.................................... 2.347 € Total gastos..................................................................................... 7. 074 € Donativos:........................................................................................... 150 € Lotería.............................................................................................. 3.000 € Donativo............................................................................................. 500 € Donativo............................................................................................. 100 € Donativo............................................................................................... 50 € Total ingresos................................................................................... 3.800 € Debemos......................................................................................... 3. 274 € La Colegiata tiene gastos de catedral e ingresos de Parroquia media. ¡Colaboremos, somos Parroquia!

Después de las fiestas de Navidad: Gratitud • • • • • • 32

En primer lugar, al Cabildo de la Colegiata, que dedica tanto tiempo, trabajo, ilusión en el ministerio sirviendo al culto divino, al confesonario, a la atención a los fieles. Al Coro parroquial, que nos ayuda a rezar mejor y a participar en los actos litúrgicos y de manera especial a sus dos directores: doña Adela Casesnoves y don Vicente Blesa. A Rubens Decoració, por su trabajo en los Belenes y en la decoración navideña de los dos templos abiertos al culto. A todos los voluntarios que desde el grupo de Liturgia, Acólitos, Lectores, Cáritas, Internet, han aportado su entrega en estos días entrañables de Navidad y nos han ayudado a vivirlos con intensidad. A las señoras que todos los meses acuden a la Colegiata a limpiar el templo, dedican tiempo, esfuerzo y medios para que nuestra Colegiata esté siempre limpia. A todos muchas gracias.

hp 420  

Frases del Evangelio Este es mi Hijo amado Hoja Parroquial - Nº 420 Domingo 9 de enero de 2011 Bautismo del Señor p arroQuia De S anTa m arí...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you