Page 1

La Seu

PARROQUIA DE SANTA MARÍA • XÀTIVA Hoja Parroquial - Nº 355 Domingo 3 de mayo de 2009 IV de Pascua

Yo soy el Buen Pastor

Frases del Evangelio EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN 10, 11-18 Dijo Jesús. Yo soy el buen Pastor. El buen pastor da la vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo hace estragos y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas. Yo soy el buen Pastor, que conozco a las mías y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas. 1


El Abad Hoy, cuarto domingo de Pascua, se celebra en todo el mundo la jornada por las vocaciones; es el domingo llamado del Buen Pastor. Es una buena ocasión para hablar sobre este tema. Muchas veces he dicho que ser cura no está de moda. Cada día salen más abogados, maestros, ingenieros, arquitectos y, sin embargo, salen menos curas del seminario. Sí, no está de moda ser sacerdote. Pero a pesar de todo habría que decir que ser cura vale la pena. Ser sacerdote llena toda una vida. Yo personalmente me siento feliz siendo sacerdote y conozco a muchos que también lo son viviendo su sacerdocio a pleno pulmón. El sacerdote es el hombre sacado del pueblo que voluntariamente se consagra a Dios en cuerpo y alma. Es el hombre de Dios. Y como los profetas y los Apóstoles es pastor de la Iglesia, ministro de la palabra y de los sacramentos. Es muy importante que en nuestro tiempo el sacerdote hable de Dios; un mundo tan repleto de palabras, alguien debe hablar de lo esencial, de Dios, de realidades espirituales, de aquello que no se cotiza pero que llena el corazón, reanima la esperanza y ensancha el alma. Y eso lo necesita el niño, el joven, el enfermo, el desanimado, el afligido, el adulto y el anciano. ¡Cuánto bien hace la palabra del sacerdote en momentos difíciles de la vida! ¡Cuánto se agradece la mano amiga, la mirada bondadosa, la sonrisa limpia! El sacerdote debe ser signo de Cristo en medio de la sociedad. La coherencia de su vida ha de ser reclamo para muchos; su trabajo desinteresado, su dedicación a las cosas de Dios, su amor hacia las personas, es el mejor testimonio, la mejor forma de mostrar a Jesús de Nazaret, su Evangelio, su vida. Ser cura no está de moda, pero es necesaria la presencia del sacerdote; muchos pasan de él y de su ministerio, le ridiculizan, le critican; no importa, eso, como tantas veces digo, entra en la paga del mes; pero el sacerdote está ahí, en su sitio, donde debe estar siempre: Es presencia, es palabra, es gracia, es vida. Con su palabra, su vida, su testimonio colabora para que este mundo sea un poco mejor. Yo diría hoy a los jóvenes que lean estas letras: en un mundo necesitado de algo diferente a lo que se vende en el mercado; en un mundo donde es tan urgente la esperanza, la ilusión, la paz, el ánimo, la fe, la mano amiga, la palabra que abraza y arropa; un mundo tan necesitado de Dios…, sacerdote de Jesucristo ¿por qué no? Pensadlo. ORACIÓN DE LA MISA DEL DOMINGO Dios todopoderoso y eterno, que has dado a tu Iglesia el gozo inmenso de la resurrección de Jesucristo; concédenos también la alegría eterna del reino de tus elegidos, para que así el débil rebaño de tu Hijo tenga parte en la admirable victoria de su Pastor. 2


Para saborear durante la semana Isidoro, hermano y sucesor de Leandro en la sede hispalense, fue el egregio varón, refugio del saber de las generaciones antiguas y pedagogo de las nuevas. El número y profundidad de sus escritos dan fe del caudal de sus conocimientos, que edifican a toda la Iglesia. No parece sino que Dios lo suscitó en estos calamitosos tiempos nuestros como canal de la antigua sabiduría para que España no se hundiera en la barbarie. Exactamente definen su obra los divulgadores elogios. SAN BRAULIO DE ZARAGOZA La actual sociedad atraviesa una crisis religiosa y moral que no tuvo semejante en los siglos anteriores, no hay nadie con sana razón que lo ponga en tela de juicio, ni discuta en lo más mínimo. Bien es cierto que no vivimos los horrores del cisma, ni los sobresaltos de la herejía frente a frente. La unidad de la Iglesia resplandece en admirable concordia y cesaron los tiempos agitados de las discusiones teológicas. Mas no es menos cierto que hoy día la incredulidad y el ateísmo, más que despojar alguna que otra rama del árbol frondoso de la fe y de la cristiana piedad, amenaza con arrancar las mismas raíces, fija su intento en desterrar por completo a Dios de la humanidad y relegar al capítulo de viejas utopías la idea de lo sobrenatural. Ése es su fin codiciado y para llegar al mismo usa toda clase de armas y pone en juego toda suerte de medios: la palabra, prensa, tribuna, cátedra, taller, teatro, cine, modas, publicaciones y todos y cuantos progresos de la ciencia y de las artes, no pocas veces inofensivas alguna de ellas, al parecer tal como vienen a ser admitidas sin escrúpulos por almas que se tienen por recatadas y de sanas costumbres. BEATO RICARDO PLÁ, MÁRTIR

Enaltiu el Senyor: com és de bo! Perdura eternament el seu amor. Beneit el qui ve en nom del Senyor. Vos beneim des de la casa del Senyor. Salm 117

Adquiera la santa Biblia en letra grande para poder leerla con tranquilidad y meditar la Palabra de Dios. (PVP 30 €) 3


Año Jubilar de san Pablo

Frescos de la Basílica de san Pablo en Roma VISIÓN DE PABLO EN TRÓADE Atravesaron Misia, Pablo y Bernabé y bajaron a Tróade. Durante la noche Pablo tuvo una visión en la que un hombre de Macedonia, puesto en pie, le rogaba: ¡Pasa a Macedonia y ayúdame!”. Después de que Pablo tuvo la visión, en seguida nos preparamos para partir hacia Macedonia, convencidos de que Dios nos había llamado a anunciar el Evangelio a los macedonios. (Hechos de los Apóstoles 16, 8-10).

Ayudemos a la Iglesia desde nuestra Declaración de Hacienda. No olvidemos poner la cruz; no nos va a costar nada. 4


La Palabra del Papa AUDIENCIA GENERAL Miércoles, 11 de marzo de 2009

San Bonifacio

Queridos hermanos y hermanas: Hoy vamos a reflexionar sobre un gran misionero del siglo VIII, que difundió el cristianismo en Europa central, precisamente también en mi patria: san Bonifacio, que ha pasado a la historia como “el apóstol de los germanos”. Poseemos muchas noticias sobre su vida gracias a la diligencia de sus biógrafos: nació en una familia anglosajona en Wessex alrededor del año 675 y fue bautizado con el nombre de Winfrido. Entró muy joven en un monasterio, atraído por el ideal monástico. Poseyendo notables capacidades intelectuales, parecía encaminado a una tranquila y brillante carrera de estudioso: fue profesor de gramática latina, escribió algunos tratados y compuso también varias poesías en latín. Ordenado sacerdote cuando tenía cerca de treinta años, se sintió llamado al apostolado entre los paganos del continente. Gran Bretaña, su tierra, evangelizada apenas cien años antes por los benedictinos encabezados por san Agustín, mostraba una fe tan sólida y una caridad tan ardiente que enviaba misioneros a Europa central para anunciar allí el Evangelio. En el año 716, Winfrido, con algunos compañeros, se dirigió a Frisia (la actual Holanda), pero se encontró con la oposición del jefe local y el intento de evangelización fracasó. Volvió a su patria, pero no se desalentó: dos años después vino a Roma para hablar con el Papa Gregorio II y recibir directrices. El Papa, según el relato de un biógrafo, lo acogió “con el rostro sonriente y con la mirada llena de dulzura”, y en los días siguientes mantuvo con él “coloquios importantes” (Willibaldo, Vita S. Bonifatii, ed. Levison, pp. 13-14) y, al final, tras haberle impuesto el nuevo nombre de 5


La Palabra del Papa

Bonifacio, con cartas oficiales le encomendó la misión de predicar el Evangelio entre los pueblos de Alemania. Confortado y sostenido por el apoyo del Papa, san Bonifacio se dedicó a la predicación del Evangelio en aquellas regiones, luchando contra los cultos paganos y reforzando las bases de la moralidad humana y cristiana. Con gran sentido del deber escribió en una de sus cartas: “Estamos firmes en la lucha en el día del Señor, porque han llegado días de aflicción y miseria... No somos perros mudos, ni observadores taciturnos, ni mercenarios que huyen ante los lobos. En cambio, somos pastores diligentes que velan por el rebaño de Cristo, que anuncian a las personas importantes y a las comunes, a los ricos y a los pobres, la voluntad de Dios... a tiempo y a destiempo” (Epistulae, 3, 352. 354: mgh). Con su actividad incansable, con sus dotes organizadoras y con su carácter dúctil y amable, a pesar de su firmeza, san Bonifacio obtuvo grandes resultados. El Papa entonces “declaró que quería imponerle la dignidad episcopal, para que así pudiera corregir con mayor determinación y devolver al camino de la verdad a los equivocados, se sintiera apoyado por la mayor autoridad de la dignidad apostólica y fuera tanto más aceptado por todos en el oficio de la predicación cuanto más parecía que por este motivo había sido ordenado por el prelado apostólico” (Otloho, Vita S. Bonifatii, ed. Levison, lib. I, p. 127). Fue el mismo Sumo Pontífice quien consagró “obispo regional” —es decir, para toda Alemania— a san Bonifacio, el cual retomó sus fatigas apostólicas en los territorios que se le confiaron y extendió su acción también a la Iglesia de la Galia: con gran prudencia restauró la disciplina eclesiástica, convocó varios sínodos para garantizar la autoridad de los sagrados cánones y reforzó la necesaria comunión con el Romano Pontífice: esta era una de sus principales preocupaciones. También los sucesores del Papa Gregorio II lo tuvieron en gran aprecio: Gregorio III lo nombró arzobispo de todas las tribus germánicas, le envió el palio y le dio facultad para organizar la jerarquía eclesiástica en aquellas regiones (cf. Epist. 28: S. Bonifatii Epistulae, ed. Tangl, Berolini 1916); el Papa Zacarías lo confirmó en su cargo y alabó su labor (cf. Epist. 51, 57, 58, 60, 68, 77, 80, 86, 87, 89: op. cit.); el Papa Esteban III, recién elegido, recibió de él una carta en la que le expresaba su adhesión filial (cf. Epist.108: op. cit.). El gran obispo, además de esta labor de evangelización y organización de la Iglesia mediante la fundación de diócesis y la celebración de sínodos, favoreció la fundación de varios monasterios, masculinos y femeninos, a fin de que fueran un faro para irradiar la fe y la cultura humana y cristiana en el territorio. De los cenobios benedictinos de su patria había llamado a monjes y monjas, que le prestaron una ayuda eficacísima y valiosa en la tarea de anunciar el Evangelio y de difundir las ciencias humanas y las artes entre las poblaciones. En efecto, con razón consideraba que el trabajo por el Evangelio debía ser también trabajo en favor de una verdadera cultura humana. Sobre todo el monasterio de Fulda —fundado hacia el año 743— fue el corazón y el centro 6


Éstos marcaron la Historia

12

ARTURO CLIMENT BONAFÉ, ABAD DE XÀTIVA

Elías, el tesbita El primer Libro de los Reyes continua contándonos la historia de uno de los grandes profetas de Dios y sus hazañas: Elías, el tesbita. Elías nació en Galaad, región de la Transjordania, en Tisbé, al norte del río Yaboc, afluente del Jordán. Elías es interesante pues setrata de un profeta valiente que se enfrenta a reyes y pueblo cuando ve que se han apartado de la Ley de Dios y han profanado su santo Nombre; no tiene miedo, pues, sabe que Dios le asiste, le protege y le acompaña en todas sus decisiones y obras. Tiene plena confianza en el Señor. Se dirige a Ajab, rey de Israel, que ha ofendido a Dios con su conducta y el Profeta se lo echa en cara y le anuncia dos años de sequía: no habrá ni lluvia ni rocio. Después de este anuncio el Señor Dios pide a Elías que se vaya a esconderse al torrente Querit y allí Dios se encargará de que no le falte nada. La sequía se produjo y, naturalmente, repercutió en las personas y en los campos, apareció la miseria y el hambre. Desde esta situación se manifestará la gloria de Dios que actuará por medio del Profeta. Dios le dije a Elías que emprenda camino hacia Sarepta para que socorra a una viuda. Aquí Dios va a manifestar su poder y su ternura entrañable. En Sarepta se encontró con la viuda que iba a por un poco de agua y leña; Elías le pide también un poco de pan; ella no tiene y la harina que posee es para amasar una hogaza para su hijo y para ella y luego morir. Elías insiste en que haga lo que le dice: hazme a mí primero ese pan y luego lo harás para ti y para tu hijo. La viuda 7


Éstos marcaron la Historia hizo lo mandado por el Profeta y Dios premió la generosidad de la mujer: no se le terminó ni la harina, ni el aceite ni el agua. Después de esto el hijo de la viuda enfermó y murió. Ella corrió a decirselo a Elías y a echarle en cara la ruína que ha traido a su casa y lo expresa con estas duras palabras: ¿Qué tienes contra mi, hombre de Dios? ¿Has venido a mi casa para renovar la memoria de mis pecados y dar muerte ami hijo? Dame a tu hijo, respondió el Profeta. Ante el muchacho Elías rezó a Dios Nuestro Señor: Señor Dios mío, ¿también vas a efligir a esta viuda que me ha hospedado, dejando morir a su hijo? Elías se tendió tres veces sobre el niño y volvió a clamar al Señor: Señor, devulve la vida a este niño. El Señor Dios escuchó a Elías y el muchacho revivió. El Profeta lo entregó a su madre. Ésta agradecida se mostró gozosa y abriendo su corazón dijo a Elías estas palabras: Ahora conozco que eres un hombre de Dios y que la palabra del Señor que tú pronuncias se cumple. (I Re 17). Unos años después el Señor volvió a llamar a Elías y le envió a presentarse ante Ajab para anunciarle que muy pronto iba a llover; la sequía había destrozado los campos y los ganados habían muerto, el hambre acampaba por toda la región de Samaria. Ajab en cuanto vió al Profete le dijo:¿Eres tú el azote de Israel? Yo no soy el azote de Israel, sino tú y tu familia que habéis despreciado los mandatos del Señor y habéis dado culto a los ídolos. El profeta Elías manda reunir a los cuatrocientos cincuenta profetas de Baal y a los cuatrocientos profetas de Asera que comen en la mesa de Jezabel. En el monte Carmelo Elías realizará una de las más importantes hazañas de su vida; confía en Dios, pues sin Él, hubiera sido imposible que se realizara; es el Señor quien actuará por medio de su Profeta y en el Carmelo se manifestará la gloria y el poder del verdadero Dios de Israel. El autor sagrado narra estas cosas largamente, habría que leer todo el texto (I Re 18,20-45). La idea central es que Elías quiere mostrar quien es el Dios verdadero y para ello reta a todos estos profetas y de esa manera lo expresa el Libro santo: Y acercándose Elías á todo el pueblo, dijo: ¿Hasta cuándo claudicaréis vosotros entre dos pensamientos? Si el Señor es Dios, seguidle; y si Baal, id en pos de él. Y el pueblo no respondió palabra. Y Elías volvió á decir al pueblo: Sólo 8


yo he quedado profeta del Señor; mas de los profetas de Baal hay cuatrocientos cincuenta hombres. Dadnos dos bueyes, y escójanse ellos uno, y córtenlo en pedazos, y pónganlo sobre leña, mas no pongan fuego debajo; y yo prepararé el otro buey, y lo pondré sobre leña, y ningún fuego pondré debajo. Invocad luego vosotros el nombre de vuestros dioses, y yo invocaré el nombre de Dios: y el Dios que respondiere por fuego, ése sea Dios. Y todo el pueblo respondió, diciendo: Bien dicho. Entonces Elías dijo á los profetas de Baal: Escogeos un buey, y haced primero, pues que vosotros sois más: é invocad en el nombre de vuestros dioses, mas no pongáis fuego debajo. Y ellos tomaron el buey que les fué dado, y aprestáronlo, é invocaron en el nombre de Baal desde la mañana hasta el medio día, diciendo: ¡Baal, respóndenos! Mas no había voz, ni quien respondiese; entre tanto, ellos andaban saltando cerca del altar que habían hecho. Y aconteció al medio día, que Elías se burlaba de ellos, diciendo: Gritad en alta voz, Baal es dios: quizá está conversando, o tiene algún empeño, o va de camino; acaso duerme, y despertará. Y ellos clamaban a grandes voces, y con cuchillos se hacían cortes y con lancetas conforme á su costumbre, hasta chorrear la sangre sobre ellos. Y como pasó el medio día, y ellos profetizaran hasta el tiempo del sacrificio del presente, y no había voz, ni quien respondiese ni escuchase; Elías dijo entonces á todo el pueblo: Acercaos á mí. Y todo el pueblo se llegó á él: y él reparó el altar del Señor que estaba arruinado. Y tomando Elías doce piedras, conforme al número de las tribus de los hijos de Jacob, al cual había sido palabra de Dios, diciendo: Israel será tu nombre; Edificó con las piedras un altar en el nombre de Dios: después hizo una zanja alrededor del altar, cuanto cupieran dos sacos de simiente. Compuso luego la leña, y cortó el buey en pedazos, y lo puso sobre la leña. Y dijo: Llenad cuatro cántaros de agua, y derramadla sobre el holocausto y sobre la leña. Y dijo: Hacedlo otra vez; y otra vez lo hicieron. Dijo aún: Hacedlo la tercera vez; e hiciéronlo la tercera vez. De manera que las aguas corrían alrededor del altar; y había también llenado de agua la zanja. Y como llegó la hora de ofrecerse el holocausto, llegóse el profeta Elías, y dijo: Señor Dios de Abraham, de Isaac, y de Israel, sea hoy manifiesto que tú eres Dios en Israel, y que yo soy tu siervo, y que por mandato tuyo he hecho todas estas cosas. Respóndeme, Señor, respóndeme; para que conozca este pueblo que tú, oh Señor, eres el Dios, y que tú volviste atrás el corazón de ellos. Entonces cayó fuego de Dios, el cual consumió el holocausto, y la leña, y las piedras, y el polvo, y aun secó las aguas que estaban en la zanja. Y lo viéndo todo el pueblo, cayeron sobre sus rostros, y dijeron: ¡El Señor es Dios! ¡El Señor es Dios! Y díjoles Elías: Agarrad a los profetas de Baal, que no escape ninguno. Y ellos los prendieron; y Elías mandó que los bajaran al torrente Quisón, y allí los hizo degollar. Después de todo lo sucedido Elías se postró rostro en tierra y rezó al Señor Dios que ese día había manifestado su poder ante todo el pueblo y había condenado a los profetas de los falsos dioses. Entonces apareció una nuvecilla por el Carmelo y comenzó a llover. 9


Éstos marcaron la Historia Se enteró Jazabel de lo que había hecho Elías y le amenazó de muerte de tal manera que el Profeta huyó camino de Berseba. Cansado y agotado exclamó a Dios: ¡Basta, Señor, ¡ Quítame la vida. Elías se tumbó y se quedó dormido, pero un ángel lo tocó y le dijo: Levántate y corre. Elías vió una hogaza cocida y un baso de agua. Comió bebió y se volvió adormir. El ángel volvió a despertarle y con la fuerza de aquel alimento de Dios anduvo cuarenta días y cuarenta noches hasta llegar al monte de Dios, el Horeb. La estancia del Profeta en Horeb fue un regalo del cielo para Elías; en un momento en el que seencontraba en una gruta el Señor le llama porque va a pasar por delante de él. Pasó primero un viento fuerte e impetuoso pero el Señor no estava en ese viento; luego vino un terremoto siguió el fuego pero el Señor tampoco estaba allí. Siguió después un susurro ligero y suave, Elías se cubrió el rostro: el Señor estaba allí. Siempre pienso que Dios se manifiesta en esa paz que produce el susurro, el candor, la brisa y no en los vientos huracanados; Dios quiere la bondad, la tranquilidad, la paz. Elías también entiende esta teofanía del Horeb. Entonces el Señor Dios manda a Elías que busque a Eliseo, hijo Safat para ungirlo como profeta sucesor suyo. Cuando el Profeta encontró a Eliseo que estaba arando le echó encima su manto. Eliseo dejó la yunta y corrió detrás de Elías y se consagró a su servicio. Siguieron las luchas contra Ajab y Jezabel. El Señor entregaba la victoria a su pueblo y castigaba a los que profanaban su nombre adorando a ídolos falsos. El Profeta recordaba siempre el poder de Dios y su voluntad, pero no era escuchado. Elías al fin anuncia el castigo de Ajab y Jezabel. Y cuando el Señor se disponía a arrebatar a Elías en un torbellino al cielo, Elías y Eliseo se marcharon de Guilgal. Fueron a Betel y el grupo de profetas salió a recibirles y dijeron a Eliseo:¿Sabes que el Señor hoy se va a llevar a tu maestro? Claro que lo sé;¡callad!. Desde Betel Elías quiere bajar a Jericó y Eliseo desea acompañarlo. Ya en Jericó Elías se acercó al Jordán y junto al río Elías se quitó el manto y, plegándolo, golpeó con él las aguas; éstas se dividieron, y los dos pasaron a pie enjuto. Y cuando pasaron a la otra orilla, Elías dijo a Eliseo: Pídeme lo que quieras antes de que sea arrebatado de tu presencia. Eliseo le dijo: Dame como herencia dos tercios de tu espíritu. Elías contestó:¡Mucho pides! Si me ves cuando sea arrebatado, te será concedido. Mientras iba caminando y hablando, un carro de fuego con caballos de fuego se interpuso entre los dos, y Elías fue arrebatado en un torbellino hacia el cielo. Eliseo le seguía con la vista y gritaba:¡Padre mío, padre mío, carro y auriga de Israel! Cuando dejó de verlo, se quitó sus vestidos y los partió en dos. Recogió el manto de Elías, que se le había desprendido, y se volvió a la orilla del Jordán. Tomó el manto de Elías golpeó con él las aguas, al tiempo que decía:¿Dónde está el Señor, Dios de Elías, donde está? Las aguas se abrieron, Eliseo pasó a Jericó y los profetas que vieron este portento decían con inmensa alegría: ¡El espíritu de Elías se ha posado sobre Eliseo! 10


La Palabra del Papa

de irradiación de la espiritualidad y de la cultura religiosa: allí los monjes, en la oración, en el trabajo y en la penitencia, se esforzaban por tender a la santidad, se formaban en el estudio de las disciplinas sagradas y profanas, y se preparaban para el anuncio del Evangelio, para ser misioneros. Así pues, por mérito de san Bonifacio, de sus monjes y de sus monjas —también las mujeres desempeñaron un papel muy importante en esta obra de evangelización— floreció asimismo la cultura humana que es inseparable de la fe y que revela su belleza. San Bonifacio mismo nos ha dejado obras intelectuales significativas. Ante todo, su abundante epistolario, donde las cartas pastorales se alternan con las cartas oficiales y las de carácter privado, que revelan hechos sociales y sobre todo su rico temperamento humano y su profunda fe. También compuso un tratado de Ars grammatica, en el que explicaba las declinaciones, los verbos y la sintaxis del latín, pero que para él era también un instrumento para difundir la fe y la cultura. Además, le atribuyen una Ars metrica, es decir, una introducción a cómo hacer poesía, varias composiciones poéticas y, por último, una colección de 15 sermones. Aunque ya era de edad avanzada —tenía alrededor de 80 años— se preparó para una nueva misión evangelizadora: con cerca de cincuenta monjes volvió a Frisia, donde había comenzado su obra. Casi como presagio de su muerte inminente, aludiendo al viaje de la vida, escribió al obispo Lullo, su discípulo y sucesor en la sede de Maguncia: “Deseo llevar a término el propósito de este viaje; de ningún modo puedo renunciar al deseo de partir. Está cerca el día de mi fin y se aproxima el tiempo de mi muerte; abandonando los despojos mortales, subiré al premio eterno. Pero tú, hijo queridísimo, exhorta sin cesar al pueblo a salir del laberinto del error, lleva a término la edificación de la basílica de Fulda, ya comenzada, y en ella sepulta mi cuerpo envejecido por largos años de vida” (Willibaldo, Vita S. Bonifatii, ed. cit., p. 46). El 5 de junio del año 754, al comenzar la celebración de la misa en Dokkum (actualmente, en el norte de Holanda), fue asaltado por una banda de paganos. Avanzando con frente serena, «prohibió a los suyos que combatieran diciendo: “Cesad, hijos, de combatir, abandonad la guerra, porque el testimonio de la Escritura nos advierte que no devolvamos mal por mal, sino bien por mal. Este es el día deseado hace tiempo; ha llegado el tiempo de nuestro fin. ¡Ánimo en el Señor!”» (ib., pp. 49-50). Fueron sus últimas palabras antes de caer bajo los golpes de sus agresores. Los restos mortales del obispo mártir fueron llevados al monasterio de Fulda, donde recibieron digna sepultura. Ya uno de sus primeros biógrafos dio este juicio sobre él: “El santo obispo Bonifacio puede llamarse padre de todos los habitantes de Alemania, porque fue el primero en engendrarlos para Cristo con la palabra de su santa predicación, los confirmó con el ejemplo y, por último, dio la vida por ellos, y no puede haber caridad mayor que esta” (Otloho, Vita S. Bonifatii, ed. cit., lib. I, p. 158). A distancia de siglos, ¿qué mensaje podemos recoger de la enseñanza y de la prodigiosa actividad de este gran misionero y mártir? Una primera evidencia 11


La Palabra del Papa

se impone a quien se acerca a san Bonifacio: la centralidad de la Palabra de Dios, vivida e interpretada en la fe de la Iglesia, Palabra que él vivió, predicó, testimonió hasta el don supremo de sí mismo en el martirio. Era tan ardiente su celo por la Palabra de Dios que sentía la urgencia y el deber de llevarla a los demás, incluso con riesgo personal suyo. En ella apoyaba la fe a cuya difusión se había comprometido solemnemente en el momento de su consagración episcopal: “Profeso íntegramente la pureza de la santa fe católica y con la ayuda de Dios quiero permanecer en la unidad de esta fe, en la que sin duda alguna está toda la salvación de los cristianos” (Epist. 12, en S. Bonifatii Epistolae, ed. cit., p. 29). La segunda evidencia, muy importante, que emerge de la vida de san Bonifacio es su fiel comunión con la Sede apostólica, que era un punto firme y central de su trabajo misionero; siempre conservó esta comunión como norma de su misión y la dejó casi como su testamento. En una carta al Papa Zacarías afirma: “Yo no dejo nunca de invitar y de someter a la obediencia de la Sede apostólica a aquellos que quieren permanecer en la fe católica y en la unidad de la Iglesia romana, y a todos aquellos que en esta misión Dios me da como oyentes y discípulos” (Epist. 50: en ib. p. 81). Fruto de este empeño fue el firme espíritu de cohesión en torno al Sucesor de Pedro que san Bonifacio transmitió a las Iglesias en su territorio de misión, uniendo a Inglaterra, Alemania y Francia con Roma, y contribuyendo así de modo decisivo a poner las raíces cristianas de Europa que habrían de producir frutos fecundos en los siglos sucesivos. San Bonifacio merece nuestra atención también por una tercera característica: promovió el encuentro entre la cultura romano-cristiana y la cultura germánica. En efecto, sabía que humanizar y evangelizar la cultura era parte integrante de su misión de obispo. Transmitiendo el antiguo patrimonio de valores cristianos, implantó en las poblaciones germánicas un nuevo estilo de vida más humano, gracias al cual se respetaban mejor los derechos inalienables de la persona. Como auténtico hijo de san Benito, supo unir oración y trabajo (manual e intelectual), pluma y arado. El valiente testimonio de san Bonifacio es una invitación para todos a acoger en nuestra vida la Palabra de Dios como punto de referencia esencial, a amar apasionadamente a la Iglesia, a sentirnos corresponsables de su futuro, a buscar la unidad en torno al Sucesor de Pedro. Al mismo tiempo, nos recuerda que el cristianismo, favoreciendo la difusión de la cultura, promueve el progreso del hombre. A nosotros nos corresponde ahora estar a la altura de un patrimonio tan prestigioso y hacerlo fructificar para bien de las futuras generaciones. Me impresiona siempre su celo ardiente por el Evangelio: a los cuarenta años abandonó una vida monástica tranquila y fructífera, una vida de monje y profesor, para anunciar el Evangelio a los sencillos, a los bárbaros; a los ochenta años, una vez más, fue a una zona donde preveía su martirio. Comparando su fe ardiente, su celo por el Evangelio, con nuestra fe a menudo tan tibia y burocrática, vemos qué debemos hacer y cómo renovar nuestra fe, para dar como don a nuestro tiempo la perla preciosa del Evangelio. 12


Mes de Mayo: Mes de María El mes de mayo, desde siempre, se le ha dedicado a la Virgen María. Un mes para honrarla de manera especial con nuestra oración, cariño y admiración. Ella es la Madre de Dios y nuestra madre. Jesús nos la entregó desde la Cruz en el Calvario. Ella intercede por todos nosotros en cada momento de nuestra vida.

ORACIÓN ¡Oh Señora mía, oh Madre mía! Yo me ofrezco enteramente a ti y en prueba de mi filial afecto, te consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua y mi corazón; en una palabra, todo mi ser; ya que soy todo tuyo, guárdame y defiéndeme como cosa y posesión tuya. Amén.

Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica ¿POR QUÉ LA FAMILIA CRISTIANA ES LLAMADA IGLESIA DOMÉSTICA? Preg. 350. Pág. 123. La familia cristiana es llamada Iglesia doméstica, porque manifiesta y realiza la naturaleza comunitaria y familiar de la Iglesia en cuanto familia de Dios. Cada miembro, según su propio papel, ejerce el sacerdocio bautismal, contribuyendo a hacer de la familia una comunidad de gracia y de oración, escuela de virtudes humanas y cristianas y lugar del primer anuncio de la fe a los hijos. 13


PAPAS DE LA IGLESIA BEATO JUAN XXIII (3) Angelo Giuseppe Roncalli fue ordenado sacerdote el 10 de agosto de 1904 en Roma. Al día siguiente celebró su Primera Misa en San Pedro, cerca de la tumba del Apóstol, y por la tarde fue recibido por el Papa Pío X. Recuerda este hecho en el “Diario del Alma”: “Cuando el Papa vino hacia mí y el vicerector me presentó, él sonrió y se inclinó para escucharme. Yo le hablaba arrodillado: le decía que estaba contento de arrodillarme a sus pies y manifestar los sentimientos que había tenido por la mañana durante la Primera Misa, sobre la tumba de San Pedro. Se lo exponía brevemente así como podía. Entonces el Papa, permaneciendo siempre inclinado y poniéndome la mano sobre la cabeza, casi hablándome al oído, me dijo: -Bien, bien, hijo... Esto me complace: yo rezaré al Señor para que bendiga de manera especial sus buenos propósitos y que sea un buen sacerdote. Bendigo también a todas la personas que en este día se han alegrado por usted. Me bendijo y me mostró la mano para que se la besara. ORACIÓN Oh Dios, fuente de todo bien, que en santo Domingo Savio ofreces a los adolescentes un ejemplo admirable de caridad y de pureza: concédenos también a nosotros crecer como hijos en la alegría y en el amor hasta la plena estatura de Cristo.

SANTORAL DE LA SEMANA Día 4.- Santa Antonina Mártir. Siglo IV. Beato Ceferino Jiménez “El Pelé” Primer gitano Mártir de la Iglesia. Año 1936. Día 5.- San Máximo Obispo de Jerusalén. San Ángel de Sicilia, sacerdote y Mártir carmelita. Siglo XIII. Día 6.- Santo Domingo Savio, joven seglar. Año 1857. Día 7.- Santa Flavia Domitila, Mártir. Siglo II. Día 8.- San Víctor Mártir. Año 304. Nuestra Señora de Luján, Patrona de Argentina. Día 9.- San Pacomio, Abad. Año 346. Día 10.- Domingo V de Pascua. Día del Señor. Fiesta externa de Nuestra Señora de los Desamparados. San Juan de Ávila, Patrono del Clero Secular Español. Año 1569.

Santo Domingo Savio

El Papa peregrina a Tierra Santa del 8 al 15 de mayo. 14


Vida parroquial Agenda del mes de mayo 1. Fiesta de san José Obrero. 3. Domingo. 12 h. Celebración Bautismal. 4. Lunes. 8 t. Instituto de Ciencias Religiosas. 5. Martes. 7 t. Adoración Nocturna. 7. Jueves. 8 t. Nueva Evangelización. 8. Viernes. 8 t. Reunión padres de niños de Primera Comunión. 11. Lunes. 8 t. Instituto Ciencias Religiosas. 14. Jueves. 8 t. Nueva Evangelización. 17. Jornada del Enfermo. 18. Lunes. 8 t. Instituto Ciencias Religiosas. 21. Jueves. 8 t. Nueva Evangelización. 23. Sábado. 6 t. Primeras Comuniones. 24. Domingo. Solemnidad de la Ascensión. del Señor. 12 h. Primeras Comuniones. 26. Lunes. 8 t. Instituto Ciencias Religiosas. 28. Jueves. 6 t. Final de curso catequesis: celebración mariana en sant Francesc. 8 t. Fin de curso Nueva Evangelización. 30. Sábado. Vigilia de Pentecostés. 6 t. Confirmaciones en sant Francesc. 31. Solemnidad de Pentecostés. 12 h. Primeras Comuniones.

Palio para el Santísimo Sacramento Donativos: 20+20+30+100+200+10= 360 euros. Tenemos ya: 2.040 euros. Como saben el palio nos cuesta 5.274 euros. La forma de pago será la siguiente: a finales de abril entregamos 1000 euros; cada mes, desde mayo hasta diciembre, 500 euros y en enero, 274 euros. Tota pedra fa paret.

Capillas de la iglesia de sant Francesc

Vamos decorando las capillas de la iglesia de sant Francesc con distintas cortinas. Capilla del Santísimo Cristo de la vida: pagada por cinco personas. Capilla de la Virgen de Fátima: pagada por una persona. Capilla de la Milagrosa: pagada por las Catequistas. Capilla del Sagrado Corazón de Jesús. Con los donativos: 50+10+15 euros. Tenemos ya: 510 euros. Capilla de santa Rita: una persona devota nos la regala. Iniciamos ahora la Capilla de santa Gema. Donativos: 10 euros . Y también la Capilla de la Beata Madre Teresa y de san Pío. 15


Museo de la Colegiata y subida al campanario Como ya presentamos en su momento y nos manipularon la noticia, la Seu pone al alcance de todos la visita a su rico e interesante museo que se extiende a la girola de la Basílica y a la vez la subida al campanario. En el interior de la Colegiata podrán conocer el modo de visita que les interese.

Segundo tomo de sermones del Beato Ricardo Plá A punto de publicarse está el tomo de Sermones del Beato Ricardo Plá dedicado a la Virgen María: Toda hermosa eres, María. Su lectura nos ayudará a celebrar el Mes de María con seriedad y fomentará nuestra formación permanente.

16

NUEVA PUBLICACIÓN: ARTE Y DOCUMENTOS El Aula de Cultura “Beato Gonzalo Viñes”, que alberga el Archivo Histórico, la rica y extensa Biblioteca y el Centro de Estudios Borgiano, que la Iglesia Colegial rige y fomenta, ofrece una nueva publicación cultural: “Arte y Documentos”. Queremos mostrar y poner al alcance de todos la riqueza cultural que contiene nuestro Archivo y Biblioteca Colegial por una parte y por otra publicar aquello que consideremos formativo en el campo de la cultura cristiana y que esté dentro de nuestras posibilidades: Evangelizar por medio de la cultura. Les invito a acoger con gusto y con interés esta nueva colección de cultura cristiana que la Seu de Xàtiva pone en sus manos. Ya pueden adquirir el nº 1 que lleva por título: Arquitectura y trascendencia, de don José Ángel Hidalgo, del CEU san Pablo.


hp 356  

Yo soy el Buen Pastor Hoja Parroquial - Nº 355 Domingo 3 de mayo de 2009 IV de Pascua P ARROQUIA DE S ANTA M ARÍA • X ÀTIVA 1 ORACIÓN DE LA...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you