Issuu on Google+

La Seu

PARROQUIA DE SANTA MARÍA • XÀTIVA Hoja Parroquial - Nº 355 Domingo 26 de abril de 2009 III de Pascua

Bienvenido a Valencia

Frases del Evangelio EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 24, 35-48 Contaban los discípulos lo que les había pasado por el camino y cómo reconocieron a Jesús en el partir el pan. Mientras hablaban, se presentó Jesús en medio de sus discípulos y les dijo: Paz a vosotros. Llenos de miedo por la sorpresa, creían ver un fantasma. Él les dijo: ¿Por qué os alarmáis?, ¿por qué surgen dudas en vuestro interior? Mirad mis manos y mis pies: soy yo en persona. Palpadme y daos vuenta de que un fantasma no tiene carne y huesos, como véis que yo tengo. Dicho esto, les mostró las manos y los pies. 1


El Abad La semana pasada la Iglesia de Valencia vivió una jornada importante en su historia, despedía al que fue su Arzobispo durante dieciseis años y daba la bienvenida a su nuevo Pastor. Desde nuestra Hoja parroquial queremos agradecer a don Agustín su trabajo pastoral entre nosotros; han sido muchos años de actividad pastoral que, sin duda alguna, han enriquecido la vida espiritual, parroquial y diocesana de Valencia. Se han hecho balances de la gestión del Sr. Cardenal durante estos 16 años, nadie puede dudar de que don Agustín se ha dedicado a hacer el bien y a pastorear el pueblo que la Iglesia le confió en el momento en el que fue nombrado Arzobispo de Valencia. Ha cumplido bien su misión, por eso, gracias Sr. Arzobispo, y que Dios le bendiga. A la vez, el sábado 18, vino el nuevo Arzobispo don Carlos Osoro, desde Asturias a Valencia: bienvenido sea. El Sr. Arzobispo va a encontrar una Iglesia valenciana viva, un clero sano y trabajador, inventivo e ilusionante, entregado y enamorado de Jesucristo. El Sr. Arzobispo va a encontrar Parroquias alegres, comprometidas, bien formadas, con equipos de seglares con ganas de Dios, abiertos a la gracia y deseosos de crecer por dentro. El Sr. Arzobispo va a encontrar también católicos desanimados, sin ganas de comprometerse, cómodos, de misa dominical y nada más. El Sr. Arzobispo va a encontrar una juventud que, en general, pasa de la Iglesia, de la vida cristiana y de todo lo que huela a Religión. Pero también el Sr. Arzobispo va a encontrar en Valencia a muchos católicos, jóvenes y adultos, con esperanza, con ilusión, con fuerza, con ganas de trabajar por Cristo, de hacer una Iglesia donde todos estén agusto, acogedora, entregada a los necesitados, a la causa del bien. El Sr. Arzobispo se va a encontrar con esta Iglesia valenciana que quiere un Obispo cercano, sencillo, abierto, de fácil acceso, dialogante; en definitiva, todos esperamos un Obispo buen Pastor y santo. Don Agustín: hasta siempre y muchas gracias. Don Carlos: bienvenido y mucho ánimo. ORACIÓN DE LA MISA DEL DOMINGO Que tu pueblo, Señor, exulte siempre al verse renovado y rejuvenecido en el espíritu; y que la alegría de haber recobrado la adopción filial afiance su esperanza de resucitar goriosamente. 2


Para saborear durante la semana La Pascua del Señor se celebra legítimamente con ázimo de sinceridad y de verdad si, desechado el fermento de la antigua malicia, la nueva criatura se embriaga y nutre del mismo Señor. Porque la participación del cuerpo y de la sangre de Cristo no hace otra cosa sino convertirnos en lo que recibimos: y seamos portadores, en nuestro espíritu y en nuestra carne, de aquel en quien y con quien hemos sido muertos, sepultados y resucitados. SAN LEÓN MAGNO, PAPA ¡Oh don preciosísimo de la Cruz! ¡Qué aspecto tiene más esplendoroso! No contiene, como el árbol del paraíso, el bien y el mal entremezclados, sino que en él todo es hermoso y atractivo, tanto para la vista como para el paladar. Es un árbol que engendra la vida, sin ocasionar la muerte; que ilumina sin producir sombras; que introduce en el paraíso, sin expulsar a nadie de él; es el madero al que Cristo subió, como rey que monta en su cuadriga, para derrotar al diablo que atentaba al poder de la muerte, y librar al género humano de la esclavitud a que la tenía sometido el diablo. SAN TEODORO ESTUDITA A nadie es lícito participar de la eucaristía si no cree que son verdad las cosas que enseñamos y no se ha purificado en aquel baño que da la remisión de los pecados y la regeneración, y no vive como Cristo nos enseñó. Porque no tomamos estos alimentos como si fueran un pan común o una bebida ordinaria, sino que, así como Cristo, nuestro Salvador, se hizo carne por la Palabra de Dios y tuvo carne y sangre a causa de nuestra salvación, de la misma manera hemos aprendido que el alimento sobre el que fue recitada la acción de gracias que contiene las palabras de Jesús, y con que se alimenta y transforma nuestra sangre y nuestra carne, es precisamente la carne y la sangre de aquel mismo Jesús que se encarnó. SAN JUSTINO, MÁRTIR

Ara que t’invoque, respon-me, oh Déu que em fas justícia. Eixampla’m el cor en el perill, compadeix-te de mi i escolta el meu prec. Salm 4

Adquiera la santa Biblia en letra grande para poder leerla con tranquilidad y meditar la Papabra de Dios. (PVP 30 €) 3


Año Jubilar de san Pablo

Frescos de la Basílica de san Pablo en Roma

CONSAGRACIÓN DE PABLO Y BERNABÉ

En la Iglesia de Antioquía eran profetas y maestros Bernabé; Simón, apodado el Negro; Lucio de Cirene; Manaén, que se había criado con Herodes el tretarca; y Saulo. Mientras ayunaban y participaban en el culto al Señor, el Espíritu santo dijo: Apártenme ahora a Bernabé y a Saulo para la misión a la que los he llamado. Así después de ayunar, orar e imponerles las manos, los despidieron. (Hechos de los Apóstoles 13, 1-3)

Ayudemos a la Iglesia desde nuestra Declaración de Hacienda. No olvidemos poner la cruz; no nos va a costar nada. 4


La Palabra del Papa MENSAJE URBI ET ORBI DE SU SANTIDAD BENEDICTO XVI Pascua 2009

Queridos hermanos y hermanas de Roma y del mundo entero: A todos vosotros dirijo de corazón la felicitación pascual con las palabras de san Agustín: «Resurrectio Domini, spes nostra», «la resurrección del Señor es nuestra esperanza» (Sermón 261,1). Con esta afirmación, el gran Obispo explicaba a sus fieles que Jesús resucitó para que nosotros, aunque destinados a la muerte, no desesperáramos, pensando que con la muerte se acaba totalmente la vida; Cristo ha resucitado para darnos la esperanza (cf. ibíd.). En efecto, una de las preguntas que más angustian la existencia del hombre es precisamente ésta: ¿qué hay después de la muerte? Esta solemnidad nos permite responder a este enigma afirmando que la muerte no tiene la última palabra, porque al final es la Vida la que triunfa. Nuestra certeza no se basa en simples razonamientos humanos, sino en un dato histórico de fe: Jesucristo, crucificado y sepultado, ha resucitado con su cuerpo glorioso. Jesús ha resucitado para que también nosotros, creyendo en Él, podamos tener la vida eterna. Este anuncio está en el corazón del mensaje evangélico. San Pablo lo afirma con fuerza: «Si Cristo no ha resucitado, nuestra predicación carece de sentido y vuestra fe lo mismo». Y añade: «Si nuestra esperanza en Cristo acaba con esta vida, somos los hombres más desgraciados» (1 Co 15,14.19). Desde la aurora de Pascua una nueva primavera de esperanza llena el mundo; desde aquel día nuestra resurrección ya ha comenzado, porque la Pascua no marca simplemente un momento de la historia, 5


La Palabra del Papa

sino el inicio de una condición nueva: Jesús ha resucitado no porque su recuerdo permanezca vivo en el corazón de sus discípulos, sino porque Él mismo vive en nosotros y en Él ya podemos gustar la alegría de la vida eterna. Por tanto, la resurrección no es una teoría, sino una realidad histórica revelada por el Hombre Jesucristo mediante su «pascua», su «paso», que ha abierto una «nueva vía» entre la tierra y el Cielo (cf. Hb 10,20). No es un mito ni un sueño, no es una visión ni una utopía, no es una fábula, sino un acontecimiento único e irrepetible: Jesús de Nazaret, hijo de María, que en el crepúsculo del Viernes fue bajado de la cruz y sepultado, ha salido vencedor de la tumba. En efecto, al amanecer del primer día después del sábado, Pedro y Juan hallaron la tumba vacía. Magdalena y las otras mujeres encontraron a Jesús resucitado; lo reconocieron también los dos discípulos de Emaús en la fracción del pan; el Resucitado se apareció a los Apóstoles aquella tarde en el Cenáculo y luego a otros muchos discípulos en Galilea. El anuncio de la resurrección del Señor ilumina las zonas oscuras del mundo en que vivimos. Me refiero particularmente al materialismo y al nihilismo, a esa visión del mundo que no logra transcender lo que es constatable experimentalmente, y se abate desconsolada en un sentimiento de la nada, que sería la meta definitiva de la existencia humana. En efecto, si Cristo no hubiera resucitado, el «vacío» acabaría ganando. Si quitamos a Cristo y su resurrección, no hay salida para el hombre, y toda su esperanza sería ilusoria. Pero, precisamente hoy, irrumpe con fuerza el anuncio de la resurrección del Señor, que responde a la pregunta recurrente de los escépticos, referida también por el libro del Eclesiastés: «¿Acaso hay algo de lo que se pueda decir: “Mira, esto es nuevo?”» (Qo 1,10). Sí, contestamos: todo se ha renovado en la mañana de Pascua. “Lucharon vida y muerte en singular batalla y, muerto el que es Vida, triunfante se levanta” (Secuencia Pascual). Ésta es la novedad. Una novedad que cambia la existencia de quien la acoge, como sucedió a lo santos. Así, por ejemplo, le ocurrió a san Pablo. En el contexto del Año Paulino, hemos tenido ocasión muchas veces de meditar sobre la experiencia del gran Apóstol. Saulo de Tarso, el perseguidor encarnizado de los cristianos, encontró a Cristo resucitado en el camino de Damasco y fue «conquistado» por Él. El resto lo sabemos. A Pablo le sucedió lo que más tarde él escribirá a los cristianos de Corinto: «El que vive con Cristo, es una criatura nueva; lo viejo ha pasado, ha llegado lo nuevo» (2 Co 5,17). Fijémonos en este gran evangelizador, que con el entusiasmo audaz de su acción apostólica, llevó el Evangelio a muchos pueblos del mundo de entonces. Su enseñanza y su ejemplo nos impulsan a buscar al Señor Jesús. Nos animan a confiar en Él, porque ahora el sentido de la nada, que tiende a intoxicar la humanidad, ha sido vencido por la luz y la esperanza que surgen de la resurrección. Ahora son verdaderas y reales las palabras del Salmo: «Ni la tiniebla es oscura para ti / la noche es clara como el día» (139[138],12). Ya no es la nada la que envuelve todo, sino la presencia amorosa de Dios. Más aún, hasta el reino mismo de la muerte ha sido liberado, 6


Éstos marcaron la Historia

11

ARTURO CLIMENT BONAFÉ, ABAD DE XÀTIVA

Salomón, tercer rey de Israel David antes de morir proclama rey de Israel a su hijo Salomón, hijo de Betsabé, descarta a todos los demás hijos. Quiere que sea ungido y se lo encarga al sacerdote Sadoc y al profeta Natán. Montan a Salomón sobre un burrico y lo llevan a Guilón. Allí es ungido con toda solemnidad y el pueblo le reconoce y aclama como el rey: ¡Viva el rey Salomón! Todavía hoy resulta emocionante recordar este episodio en el torrente del Guijón, en el mismo lugar junto a las murallas actuales de Jerusalen. Tras la muerte del rey David es enterrado en la Ciudad de David para ser honrado por todos los siglos. Ahora Salomón es el tercer rey de Israel. Sabe que si cumple los mandatos del Señor, éste le protegerá pero si los rechaza y adora a otros dioses la ira del Dios de Abrahán, Isaac, Jacob y David caerá sobre él y le llevará a la ruina total. Salomón eso lo sabe y no debe olvidarlo jamás. El rey Salomón emparentó con el Faraón, rey de Egipto, casándose con una de sus hijas; de esa manera estaba en paz con sus vecinos. Llevó a su esposa a la ciudad de David, mientras construía su palacio, el templo del Señor y las murallas de Jerusalén. Recordemos que David quiso construir un gran templo para Dios, su Señor y colocar allí, en sitio destacado, el Arca de la Alianza; pero el Señor le dijo por medio de Natán que no sería él quien construyera ese templo sino un hijo suyo. Es pues, Salomón, quien recogiendo la voluntad de su padre y la del mismo Dios, quien se propone levantar el mayor templo dedicado al Dios de Israel. Existe un episodio en la vida del rey que debemos tener presente ya que 7


Éstos marcaron la Historia

cambió mucho su vida y la forma de vivirla al igual que la manera de ejercer la justicia real a favor del pueblo. El Señor se le aparece y le dice: “Pídeme lo que quieras, que yo te lo daré”. (1Re 3): “Salomón amaba al Señor y caminaba según las prescripciones de su padre David. Sin embargo, ofrecía sacrificios y quemaba incienso en los lugares altos. El rey fue a Gabaón para ofrecer sacrificios allí, porque ese era el principal lugar alto. Sobre ese altar, Salomón ofreció mil holocaustos. En Gabaón, el Señor se apareció a Salomón en un sueño, durante la noche. Dios le dijo: “Pídeme lo que quieras”. Salomón respondió: “Tú has tratado a tu servidor David, mi padre, con gran fidelidad, porque él caminó en tu presencia con lealtad, con justicia y rectitud de corazón; tú le has atestiguado esta gran fidelidad, dándole un hijo que hoy está sentado en su trono. Y ahora, Señor, Dios mío, has hecho reinar a tu servidor en lugar de mi padre David, a mí, que soy apenas un muchacho y no sé valerme por mí mismo. Tu servidor está en medio de tu pueblo, el que tú has elegido, un pueblo tan numeroso que no se puede contar ni calcular. Concede entonces a tu servidor un corazón comprensivo, para juzgar a tu pueblo, para discernir entre el bien y el mal. De lo contrario, ¿quién sería capaz de juzgar a un pueblo tan grande como el tuyo?” Al Señor le agradó que Salomón le hiciera esta petición, y Dios le dijo: “Porque tú has pedido esto, y no has pedido para ti una larga vida, ni riqueza, ni la vida de tus enemigos, sino que has pedido el discernimiento necesario para juzgar con rectitud, yo voy a obrar 8


conforme a lo que dices: Te doy un corazón sabio y prudente, de manera que no ha habido nadie como tú antes de ti, ni habrá nadie como tú después de ti. Y también te doy aquello que no has pedido: tanta riqueza y gloria que no habrá nadie como tú entre los reyes, durante toda tu vida. Y si vas por mis caminos, observando mis preceptos y mis mandamientos, como lo hizo tu padre David, también te daré larga vida”. Salomón se despertó, y comprendió que había tenido un sueño. Luego regresó a Jerusalén y se presentó ante el Arca de la Alianza del Señor; ofreció holocaustos y sacrificios de comunión, e hizo un banquete para todos sus servidores”. Con esa sabiduría el rey Salomón adminstró rectamente la justicia. Son famosos sus juicios como nos cuenta el Primer Libro de los Reyes. Se casó con una mujer egipcia por razón de Estado; dominaba todo Israel y todos los reinos desde el río Eufrates hasta el país de los filisteos y hasta el término de Egipto; todos estos pueblos le pagaban tributos y estaban sometidos a su poder. Su poder y su sabiduria se extendió por todo el mundo; su sabiduría superó a todos los hombres de la tierra al igual que su prudencia y sensatez. Ahora el rey debía plantearse cumplir el encargo de su padre David: la construcción del Templo. Dios quería un Templo para habitar en él y el Arca requería ya un lugar sagrado para ser venerada. Así las cosas en el año cuatrocientos ochenta de la salida de Israel de Egipto, cuarto del reinado de Salomón sobre Israel, en el mes de Ziv, comenzó Salomón el Templo del Señor. Esta obra de Salomón fue el orgullo de Israel, la gran satisfacción del rey, el agrado de Dios, por eso le dijo el Señor:” Por haber edificado este Templo te prometo que, si caminas según mis leyes, pones en práctica mis mandamientos y guardas todos mis preceptos, cumpliré contigo la promesa que hice a tu padre David”. (1 Re 6, 12). En el Templo es colocada el Arca de la Alianza que fue trasladada desde la Ciudad de David hasta el Santo de los Santos, o sea, a lo más santo del Templo lo que siempre se ha llamado Sancta Sanctorum. Allí permaneció hasta que fue totalmente destruida por Nabucodonosor, rey de Babilonia, en el año 587 a. C. En el Templo se suponía el trono del Señor, cuya presencia venía simbolozada por el Arca. Ante el Arca de la Alianza ardía permanetemente una lámpara, símbolo de la presencia de Dios, pues Dios se apareció dentro de una Zarza ardiendo. A esta lámpara se le llamaba Mer- Tamid. El Templo de Jerusalén fue durante mil años, el más importante centro religioso del culto a Yavé y lugar de peregrinación para todo judío piadoso hasta el momento de su destrucción; esto fue anunciado ya por el profeta Jeremías 9


Éstos marcaron la Historia cuando la religión se había convertido en puro formalismo y no entraba en el corazón( Jr 7,1-28). La oración que Salomón eleva al Señor el día de la consagradión del Templo es una preciosidad, habría que leerla toda entera a pesar de su extensión; se encuentra en 1Re 8,22-53. El rey se arrodilla y con los brazos abiertos hacia el cielo comienza a rezar. La fama de Salomón llegó a la reina de Sabá y ésta quiso conocer en persona al Rey de Israel y allí se presenta. A todas las preguntas de la reina de Sabá, Salomón respondió con prontitud y acierto montrando su sabiduría que causó gran admiración en la reina quien dijo a Salomón: “Era verdad lo que yo había oído en mi país acerca de ti y de tu sabiduría. Yo no quería creerlo, hasta que he venido y lo he visto con mis propios ojos; pero veo que no me habían dicho ni la mitad. Tu sabiduría y tus riquezas superan la fama que había llegado a mis oídos”. El rey Salomón se enamoró de muchas mujeres extranjeras, además de la hija del Faraón. El Señor había prohibido unirse a esas mujeres, sin emabrgo Salomón se enamoró locamente de ellas. Estas mujeres pervirtieron el corazón del Rey, que, con su conducta, ofendió a Dios; no fue tan fiel al Señor como su padre David. El Señor Dios se irritó contra Salomón y le habló muy duramente: “Porque has obrado así y no has observado mi alianza ni los preceptos que yo te prescribí, voy a arrancarte el reino y se lo daré a uno de tus servidores. Sin embargo, no lo haré mientras tú vivas, por consideración a tu padre David: se lo arrancaré de las manos a tu hijo. Pero no le arrancaré todo el reino, sino que le daré a tu hijo una tribu, por consideración a mi servidor David y a Jerusalén, la que yo elegí”. El final de Salomón fue desastroso, ya no tenía el apoyo de Dios y sus enemigos le vencían. Reinó cuarenta años en Jerusalén sobre todo Israel. Murió y fue sepultado en la ciudad de su padre David en el año 931 a. C. Le sucedió su hijo Roboán. A la muerte del rey los reinos de Israel se dividieron en dos: Judá e Israel; el Templo se quedó en poder de Judá, que lo convirtió en foco de sus vivencias, hasta ser destruido, como ya he dicho, por los ejercitos de Babilonia en el año 587 a. C. Roboán murió y fue sepultado también en la ciudad de David, su abuelo, le sucedió su hijo Abías. Éste reinó muy pocos años; le sucedió su hijo Asá, a éste le sucedió su hijo Josafat La historia ha considerado a Salomón como el tipo del rey perfecto: sabio, rico y poderoso. La construcción del Templo hace que se le haya tenido como un rey amigo de Dios. La forma de gobernar, alabado en muchos aspectos, y las imprudencias de su hijo Roboán junto con el enfado de Dios por sus desvíos, causaron la división del reino. Pero sin lugara a dudas, la sabiduría de Salomón sirve para poner de relieve la persona de Cristo que aparece casi mil años después, mucho mayor que Salomón (Mt 12,42; Lc 11, 31). 10


La Palabra del Papa

porque también al «abismo» ha llegado el Verbo de la vida, aventado por el soplo del Espíritu (v. 8). Si es verdad que la muerte ya no tiene poder sobre el hombre y el mundo, sin embargo quedan todavía muchos, demasiados signos de su antiguo dominio. Si, por la Pascua, Cristo ha extirpado la raíz del mal, necesita sin embargo hombres y mujeres que lo ayuden siempre y en todo lugar a afianzar su victoria con sus mismas armas: las armas de la justicia y de la verdad, de la misericordia, del perdón y del amor. Éste es el mensaje que, con ocasión del reciente viaje apostólico a Camerún y Angola, he querido llevar a todo el Continente africano, que me ha recibido con gran entusiasmo y dispuesto a escuchar. En efecto, África sufre enormemente por conflictos crueles e interminables, a menudo olvidados, que laceran y ensangrientan varias de sus Naciones, y por el número cada vez mayor de sus hijos e hijas que acaban siendo víctimas del hambre, la pobreza y la enfermedad. El mismo mensaje repetiré con fuerza en Tierra Santa, donde tendré la alegría de ir dentro de algunas semanas. La difícil, pero indispensable reconciliación, que es premisa para un futuro de seguridad común y de pacífica convivencia, no se hará realidad sino por los esfuerzos renovados, perseverantes y sinceros para la solución del conflicto israelí-palestino. Luego, desde Tierra Santa, la mirada se ampliará a los países limítrofes, al Medio Oriente, al mundo entero. En un tiempo de carestía global de alimentos, de desbarajuste financiero, de pobrezas antiguas y nuevas, de cambios climáticos preocupantes, de violencias y miserias que obligan a muchos a abandonar su tierra buscando una supervivencia menos incierta, de terrorismo siempre amenazante, de miedos crecientes ante un porvenir problemático, es urgente descubrir nuevamente perspectivas capaces de devolver la esperanza. Que nadie se arredre en esta batalla pacífica comenzada con la Pascua de Cristo, el cual, lo repito, busca hombres y mujeres que lo ayuden a afianzar su victoria con sus mismas armas, las de la justicia y la verdad, la misericordia, el perdón y el amor. «Resurrectio Domini, spes nostra». La resurrección de Cristo es nuestra esperanza. La Iglesia proclama hoy esto con alegría: anuncia la esperanza, que Dios ha hecho firme e invencible resucitando a Jesucristo de entre los muertos; comunica la esperanza, que lleva en el corazón y quiere compartir con todos, en cualquier lugar, especialmente allí donde los cristianos sufren persecución a causa de su fe y su compromiso por la justicia y la paz; invoca la esperanza capaz de avivar el deseo del bien, también y sobre todo cuando cuesta. Hoy la Iglesia canta «el día en que actuó el Señor» e invita al gozo. Hoy la Iglesia ora, invoca a María, Estrella de la Esperanza, para que conduzca a la humanidad hacia el puerto seguro de la salvación, que es el corazón de Cristo, la Víctima pascual, el Cordero que «ha redimido al mundo», el Inocente que nos «ha reconciliado a nosotros, pecadores, con el Padre». A Él, Rey victorioso, a Él, crucificado y resucitado, gritamos con alegría nuestro Alleluia.

11


Cuarto Aniversario de su elección ¡Felicidades por su 82 cumpleaños!

12


Un matrimonio ejemplar (38) Proceso de canonización de los Siervos de Dios Manuel Casesnoves y Adela Soldevila ARTURO CLIMENT BONAFÉ, ABAD DE XÀTIVA Y VICEPOSTULADOR Nos ha llegado una hermosa página publicada en 1958 en una revista, parece ser, de la Acción Católica que intentaré verificar, que no tiene desperdicio y quiero compartir con todos los lectores. Dice así: “¡Manolo Casesnoves! ¡Hermano, amigo! La noticia de tu muerte nos llegó inesperada y dura. Pero pronto el Señor nos envió el consuelo de tu lección. Quisimos saber de ti en seguida, y una voz –voz amiga de tantas veces medianera entre tú y yo–, a un tiempo trasluciendo el dolor y el gozo, nos dijo: Está en el cielo. Acababa poco antes de hacer su visita al Señor, como cada día. Ha muerto sin dolor, se nos fue en un instante. ¡Se nos fue ...! Se lo ha llevado el Señor. Combatió con valor, guardó la fe, no tuvo consejo con los impíos, ha concluido la carrera, y el Señor te habrá recibido y dispondrá tu corona de gloria. Tu corona como esposo ejemplar, como padre cristiano, admirable, con tu corona también de nueve hijos. Tu corona de apóstol sencillo, cordial, lleno de caridad; sabiendo cuánto más vale dar y darse que recibir; de todos amado. “No tenía enemigos” oíamos decir al paso del imponente acompañamiento de tu entierro. Tu corona de hombre de acción; de Propagandista de la A.C-N. de P., saciado en Pablo; de Hombre de Acción Católica, desde la fundación de la Obra en Játiva, allá por 1940; con tu entrega constante, generosa, eficaz, ejemplar siempre, a tu Centro, a las Obras parroquiales e Interparroquiales, al Consejo Diocesano, a la Adoración Nocturna, a las Obras de caridad. El Señor quiso llevarte al instante de la Vigilia de Pentecostés, cuando preparabas el Día de la Acción Católica en tu ciudad, en tu Colegiata. Nos parece sentir el consuelo, muy vivo, de la esperanza, que el Espíritu Santo nos da. ¡Sábado de María Auxiliadora, Vigilia de Pentecostés… cómo no tener ese consuelo! Por eso, al dar a tu cuerpo el último adiós, entre los tuyos, junto a tantos amigos, si humanamente nos sentimos invadir por el dolor, elevando el espíritu, recordándote vivo, admirable, nos llenaba el consuelo del Señor que ha de haberte recibido para siempre con Él, coronándote con tu merecida corona de gloria”. 13


PAPAS DE LA IGLESIA BEATO JUAN XXIII (2) En 1892, cuando Angelo tenía 11años, entró en el Seminario de Bérgamo para cursar los estudios superiores, gracias a la ayuda económica del párroco Rebuzzini y de Giovanni Morlani, propietario de las tierras que cultivaban los Roncalli. En el Seminario determinó hacer todo lo posible para conseguir la santificación, tal como se puede leer en su “Diario del Alma”, que empezó a escribir en 1895. A causa de su capacidad intelectual y moral, en 1901 fue enviado a Roma para seguir sus estudios como alumno del Seminario Romano dell’Apollinare. En un clima de apertura e innovación cultural, dice de la formación intelectual impartida por el Seminario Romano: “daba discretas alas a nuestra juventud y coraje para alcanzar grandes horizontes”. En 1901-1902 pidió el servicio militar anticipado, sacrificándose en el lugar de su hermano Zaverio, el cual era indispensable en casa y para trabajar en el campo. Fue un gran purgatorio. “Aún así –escribía– siento que el Señor, con su Providencia, se encuentra a mi lado”. En 1904 obtuvo el título de Sagrada Teología. ORACIÓN Señor Dios, que hiciste a santa Catalina de Siena arder de amor divino en la contemplación de la pasión de tu Hijo y en su entrega al servicio de la Iglesia; concédenos, por su intercesión, vivir asociados al misterio de Cristo para que podamos llenarnos de alegría con la manifestación de su gloria. 14

SANTORAL DE LA SEMANA Día 27.- Nuestra Señora de Monserrat, Patrona de Cataluña. San Pedro Canisio, sacerdote jesuíta y doctor de la Iglesia. Año 1597. Día 28.- San Pedro Chanel, sacerdote y protomártir de Oceanía. Año 1841. Día 29.- Santa Catalina de Siena, virgen dominica, doctora de la Iglesia, patrona de Italia y copatrona de Europa. Año 1380. Día 30.- San Pío V, Papa dominico. Año 1572. San José Benito Cottolengo, fundador de la Pequeña Casa de la Divina Providencia o Cottolengo. Año 1842. Día 1 de mayo. Comienza el mes dedicado a María Santísima. San José Obrero. Día 2.- San Atanasio de Alejandría. Obispo y doctor de la Iglesia. Año 373. Día 3.- Domingo IV Pascua: fiesta del Buen Pastor. Día del Señor. Santos Apóstoles Felipe y Santiago el Menor.

Santa Catalina de Siena


Vida parroquial Agenda del mes de mayo 1. Fiesta de san José Obrero 3. Domingo 12 h. Celebración Bautismal. 4. Lunes 8 t. Instituto de Ciencias Religiosas. 5. Martes 7 t. Adoración Nocturna. 7. Jueves 8 t. Nueva Evangelización. 8. Viernes 8 t. Reunión padres de niños de Primera Comunión. 11. Lunes 8 t. Instituto Ciencias Religiosas. 14. Jueves 8 t. Nueva Evangelización. 17. Jornada del Enfermo 18. Lunes

8 t. Instituto Ciencias Religiosas. 21. Jueves 8 t. Nueva Evangelización. 23. Sábado 6 t. Primeras Comuniones. 24. Domingo. Solemnidad de la Ascensión del Señor. 12 h. Primeras Comuniones. 26. Lunes 8 t. Instituto Ciencias Religiosas. 28. Jueves 6 t. Final de curso catequesis: celebración mariana en sant Francesc. 8 t. Fin de curso Nueva Evangelización. 30. Sábado. Vigilia de Pentecostés, 6 t. Confirmaciones en sant Francesc. 31. Solemnidad de Pentecostés. 12 h. Primeras Comuniones.

< Peregrinos de la Seu de Xàtiva ante el sepulcro de Calixto III en Roma. Pascua de 2009

Capillas de la iglesia de sant Francesc

Palio para el Santísimo Sacramento

Donativos:500+10+10+50+15= 585 euros Tenemos ya: 1.680 euros. Como saben el palio nos cuesta 5.274 euros. La forma de pago será la siguiente: a finales de abril entregamos 1.000 euros; cada mes, desde mayo hasta diciembre, 500 euros y en enero, 274 euros. Tota pedra fa paret.

Capilla del Santísimo Cristo de la vida: pagada por cinco personas. Capilla de la Virgen de Fátima: pagada por una persona. Capilla de la Milagrosa: pagada por las Catequistas. Capilla del Sagrado Corazón de Jesús. Donativos:10+50+5+20 euros. Tenemos ya: 435 euros. Capilla de santa Gema está para iniciar al igual que la de santa Rita. 15


Hoy celebramos a las santas Basilisa y Anastasia

Según la tradición hijas de la antigua Saetabis, les llegó el eco de la predicación de san Pablo, se bautizaron y marcharon a Roma. Ellas formaron parte de la Comunidad paulina. Estuvieron presentes en el martirio del Apóstol y luego ellas mismas sufrieron el martirio mandado por el emperador Nerón. Este año Paulino la fiesta alcanza un significado especial.

Museo de la Colegiata y subida al campanario Como ya presentamos en su momento, y nos manipularon la noticia, la Seu pone al alcance de todos la visita a su rico e interesante museo que se extiende a la girola de la Basílica y a la vez la subida al campanario. En el interior de la Colegiata podrán conocer el modo de visita que les interese.

Aula de Cultura Beato Gonzalo Viñes NUEVA PUBLICACIÓN: ARTE Y DOCUMENTOS

Segundo tomo de sermones del Beato Ricardo Plá

En los primeros días de mayo se pondrá a la venta el tomo de Sermones del Beato Ricardo Plá dedicado a la Virgen María: “Toda hermosa eres, María”. Su lectura nos ayudará a celebrar el Mes de María con seriedad y fomentará nuestra formación permanente.

El Aula de Cultura “Beato Gonzalo Viñes”, que alberga el Archivo Histórico, la rica y extensa Biblioteca y el Centro de Estudios Borgiano, que la Iglesia Colegial rige y fomenta, ofrece una nueva publicación cultural. El título que hemos dado a esta colección expresa el contenido de los números que irán saliendo a la luz: “Arte y Documentos”. Queremos mostrar y poner al alcance de todos la riqueza cultural que contiene nuestro Archivo y Biblioteca Colegial por una parte y por otra publicar aquello que consideremos formativo en el campo de la cultura cristiana y que esté dentro de nuestras posibilidades. Les invito a acoger con gusto y con interés esta nueva colección de cultura cristiana que la Seu de Xàtiva pone en sus manos. Números que aparecerán: 1. Arquitectura y trascendencia 2. Documentación de Calixto III en el Archivo Colegial 3. Pinturas murales en la antigua catedral de sant Feliu

Este domingo pueden adquirir ya el número 1 de Arte y Documentos: “Arquitectura y transcendencia”. Precio: 5 euros. 16


hp 355