Page 1

La Seu

PARROQUIA DE SANTA MARÍA • XÀTIVA Hoja Parroquial - Nº 329 Domingo 19 de octubre de 2008 XXIX del Tiempo Ordinario

Como Pablo, misionero por vocación

Frases del Evangelio E VANGELIO SEGÚN SAN M ATEO 22,15-21 Unos partidarios de Herodes le dijeron a Jesús: Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas el camino de Dios conforme a la verdad. Dinos, pues, qué opinas: ¿es lícito pagar impuesto al César o no? Les dijo Jesús: ¡Hipócritas!, ¿por qué me tentáis? Enseñadme la moneda del impuesto. Le presentaron un denario. Él les preguntó: ¿De quién es esta cara y esta inscripción? Le respondieron: Del César. Entonces les replicó: Pues pagadle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.


El Abad Hoy, penúntimo domingo de octubre, se celebra la Jornada Mundial de las Misiones, lo que siempre hemos llamado el DOMUND. Este año con un lema peculiar aprovechando el Año de san Pablo: Como Pablo, misionero por vocación. No hay duda de que san Pablo fue el más grande de los misioneros de la Iglesia. Anteriormente había sido perseguidor fanático del Cristianismo, iba a Damasco para encerrar a todos los que invocaban el nombre del Señor Jesús. Y, precisamente, por ese camino fue alcanzado por la gracia del Señor resucitado. La conversión de san Pablo fue radical, cayó del caballo y se quedó ciego a consecuencia del gran resplandor de Cristo. Aquel encuentro con Jesús, a quien Pablo perseguía, le cambió el corazón. De perseguidor se comvirtió en evangelizador. ¡Cuánto debemos a san Pablo! A partir de ese momento comienza la aventura del Evangelio. Pablo empieza a trabajar para Cristo, para su Iglesia. El Domund es una Jornada para crear conciencia de que todos debemos ser misioneros por vocación, al igual que el Apóstol. Ya no se reservó nada para él: Vivo yo, pero no soy yo, sino que es Cristo quien vive en mí. Ésa fue la consecuencia del encuentro de Pablo con el Señor. El misionero de allá muy lejos y el misionero de aquí muy cerca, debe llegar a esa convicción: vivo yo, pero ya no soy yo, es Cristo quien vive en mí. De esa manera propagará el Evangelio, anunciará la Buena Noticia de Cristo resucitado, hará presente a la Iglesia y lo hará de manera eficaz y coherente. El Domund también nos pide ayuda económica para los misioneros, para aquellos que arriesgan la vida y sus trabajos en favor del Evangelio, por eso ofrecemos la colecta de este domingo, en la que debemos ser muy generosos. ORACIÓN DE LA MISA DEL DOMINGO Dios todopoderoso y eterno, te pedimos entregarnos a ti con fidelidad y servirte con sincero corazón.

Canteu al Senyor un càntic nou, canteu al Senyor per tota la terra, canteu al Senyor, beneïu el seu nom, anuncieu de dia en dia que ens ha salvat. Conteu a les nacions la seua glòria, conteu a tots els pobles els seus prodigis. Salm 95


Para saborear durante la semana ¡Cuán dichosos son los criados a quienes el Señor, al llegar, los encuentra en vela! Feliz aquella vigilancia en la cual se espera al mismo Dios y Creador del universo, que todo lo llena y todo lo supera. ¡Ojalá se dignara el Señor despertarme del sueño, de mi desidia, a mí que, aun siendo vil, soy su siervo! Ojalá me inflamara en el deseo de su amor inconmensurable y me encendiera con el fuego de su divina caridad! SAN COLUMBANO, ABAD Sólo quien tiene una fe viva, animada por la caridad, es superior a todas las miserias, a la mezquindad, a la malicia del mundo. Quien, por el contrario, se deja llevar del espíritu del lucro ilícito, de la prepotencia, del odio, de la impureza, está condenado a sufrir, primero aquí abajo, porque jamás puede estar satisfecho, y luego en el otro mundo. BEATO JUAN XXIII, PAPA Hoy todo el mundo da la impresión de andar acelerado. Nadie parece tener tiempo para los demás: los hijos para sus padres, los padres para sus hijos, los esposos el uno para el otro. La paz mundial empieza a quebrantarse en el interior de los propios hogares. BEATA MADRE TERESA

Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica ¿QUÉ ES EL VIÁTICO? Pregunta 320. Pág. 116. El Viático es la Eucaristía recibida por quienes están por dejar esta vida terrena y se preparan para el paso a la vida eterna, recibida en el momento del tránsito de este mundo al Padre, la Comunión del Cuerpo y de la Sangre de Cristo muerto y resucitado, es semilla de vida eterna y poder de resurrección.


Un matrimonio ejemplar (27) Siervos de Dios Manuel Casesnoves y Adela Soldevila ARTURO CLIMENT BONAFÉ, ABAD DE XÀTIVA Ya he comentado muchas veces la caridad que practicaba este matrimonio y siempre me quedo corto pues son muchísimas las personas que están agradecidas al Siervo de Dios. Y una cosa muy hermosa: cuando don Manuel ayudaba a las diversas instituciones de caridad, ninguna se iba vacía; cuando acudían a él, decía, con cierto humor, que recibía más de lo que daba, refiriéndose a que la Divina Providencia le correspondía con creces. Era tanta la fe queprofesaba en el Dios bueno y misericordioso que siempre salía ganando: Dios le pagaba y le correspondía muchísimo más. Me impresiona esta actitud tan cristiana y tan preciosa. Para él todas las personas eran hijos de Dios y como a tales les trataba; su categoria humana y su calidad cristiana eran extraordinarias y fuera de lo común. Los dos, Manuel y Adela, cada cual según su estilo, tenían la caridad como norma de vida y esa forma de vivir les hacía muy felices. La Sierva de Dios se volcaba en ayudar a todos y no digamos cuando quedó viuda, en silencio y a la chita callando, iba haciendo el bien a todos los que podía. El ejemplo de este matrimonio perdura en Xàtiva, su memoria está muy fresca y muy brillante. ¡Demos gracias a Dios!. ESCRITOS DE ADELA Si el contacto con Dios no te hizo más humano no era Dios a quien tocaste.

Llenarme de Dios en la oración me obliga a evangelizar.

La Colegiata de Xàtiva ha sido designada Templo Jubilar en este Año de san Pablo. Cada tercer domingo de mes, hoy mismo, a las 7’30 de la tarde, se celebrará Misa Jubilar en la que se podrán lucrar las Indulgencias concedidas por ese motivo.


La Palabra del Papa Miércoles 24 de septiembre de 2008 San Pablo y los Apóstoles

Queridos hermanos y hermanas: Hoy quiero hablar sobre la relación entre san Pablo y los Apóstoles que lo habían precedido en el seguimiento de Jesús. Estas relaciones estuvieron siempre marcadas por un profundo respeto y por la franqueza que en san Pablo derivaba de la defensa de la verdad del Evangelio. Aunque era prácticamente contemporáneo de Jesús de Nazaret, nunca tuvo la oportunidad de encontrarse con él durante su vida pública. Por eso, tras quedar deslumbrado en el camino de Damasco, sintió la necesidad de consultar a los primeros discípulos del Maestro, que él había elegido para que llevaran su Evangelio hasta los confines del mundo. En la carta a los Gálatas san Pablo elabora un importante informe sobre los contactos mantenidos con algunos de los Doce: ante todo con Pedro, que había sido elegido como Kephas, palabra aramea que significa roca, sobre la que se


La Palabra del Papa

estaba edificando la Iglesia (cf. Ga 1, 18); con Santiago, “el hermano del Señor” (cf. Ga 1, 19); y con Juan (cf. Ga 2, 9): san Pablo no duda en reconocerlos como “las columnas” de la Iglesia. Particularmente significativo es el encuentro con Cefas (Pedro), que tuvo lugar en Jerusalén: san Pablo se quedó con él 15 días para “consultarlo” (cf. Ga 1, 19), es decir, para informarse sobre la vida terrena del Resucitado, que lo había “atrapado” en el camino de Damasco y le estaba cambiando la vida de modo radical: de perseguidor de la Iglesia de Dios se había transformado en evangelizador de la fe en el Mesías crucificado e Hijo de Dios que en el pasado había intentado destruir (cf. Ga 1, 23). ¿Qué tipo de información sobre Jesucristo obtuvo san Pablo en los tres años sucesivos al encuentro de Damasco? En la primera carta a los Corintios podemos encontrar dos pasajes que san Pablo había conocido en Jerusalén y que ya habían sido formulados como elementos centrales de la tradición cristiana, una tradición constitutiva. Él los transmite verbalmente tal como los había recibido, con una fórmula muy solemne: “Os transmito lo que a mi vez recibí”. Insiste, por tanto, en la fidelidad a cuanto él mismo había recibido y que transmite fielmente a los nuevos cristianos. Son elementos constitutivos y conciernen a la Eucaristía y a la Resurrección; se trata de textos ya formulados en los años treinta. Así llegamos a la muerte, sepultura en el seno de la tierra y a la resurrección de Jesús (cf. 1 Co 15, 3-4). Tomemos ambos textos: las palabras de Jesús en la última Cena (cf. 1 Co 11, 23-25) son realmente para san Pablo centro de la vida de la Iglesia: la Iglesia se edifica a partir de este centro, llegando a ser así ella misma. Además de este centro eucarístico, del que vuelve a nacer siempre la Iglesia —también para toda la teología de san Pablo, para todo su pensamiento—, estas palabras tuvieron un notable impacto sobre la relación personal de san Pablo con Jesús. Por una parte, atestiguan que la Eucaristía ilumina la maldición de la cruz, convirtiéndola en bendición (cf. Ga 3, 13-14); y por otra, explican el alcance de la misma muerte y resurrección de Jesús. En sus cartas el “por vosotros” de la institución se convierte en “por mí” (Ga 2, 20) —personalizando, sabiendo que en ese “vosotros” él mismo era conocido y amado por Jesús— y, por otra parte, en “por todos” (2 Co 5, 14); este “por vosotros” se convierte en “por mí” y “por la Iglesia” (Ef 5, 25), es decir, también “por todos” del sacrificio expiatorio de la cruz (cf. Rm 3, 25). Por la Eucaristía y en la Eucaristía la Iglesia se edifica y se reconoce como “Cuerpo de Cristo” (1 Co 12, 27), alimentado cada día por la fuerza del Espíritu del Resucitado. El otro texto, sobre la Resurrección, nos transmite de nuevo la misma fórmula de fidelidad. San Pablo escribe: “Os transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce” (1 Co 15, 3-5). También en esta tradición transmitida a san Pablo vuelve a aparecer la expresión “por nuestros pecados”, que subraya la entrega


La Palabra del Papa

de Jesús al Padre para liberarnos del pecado y de la muerte. De esta entrega san Pablo saca las expresiones más conmovedoras y fascinantes de nuestra relación con Cristo: “A quien no conoció pecado, Dios lo hizo pecado por nosotros, para que viniésemos a ser justicia de Dios en él” (2 Co 5, 21); “Conocéis la generosidad de nuestro Señor Jesucristo, el cual, siendo rico, por vosotros se hizo pobre, a fin de que os enriquecierais con su pobreza” (2 Co 8, 9). Vale la pena recordar el comentario con el que Martín Lutero, entonces monje agustino, acompañaba estas expresiones paradójicas de san Pablo: “Este es el grandioso misterio de la gracia divina hacia los pecadores: por un admirable intercambio, nuestros pecados ya no son nuestros, sino de Cristo; y la justicia de Cristo ya no es de Cristo, sino nuestra” (Comentario a los Salmos, de 1513-1515). Y así somos salvados. En el kerygma (anuncio) original, transmitido de boca a boca, merece señalarse el uso del verbo “ha resucitado”, en lugar de “fue resucitado”, que habría sido más lógico utilizar, en continuidad con el “murió” y “fue sepultado”. La forma verbal “ha resucitado” se eligió para subrayar que la resurrección de Cristo influye hasta el presente de la existencia de los creyentes: podemos traducirlo por “ha resucitado y sigue vivo” en la Eucaristía y en la Iglesia. Así todas las Escrituras dan testimonio de la muerte y la resurrección de Cristo, porque —como escribió Hugo de San Víctor— “toda la divina Escritura constituye un único libro, y este único libro es Cristo, porque toda la Escritura habla de Cristo y tiene en Cristo su cumplimiento” (De arca Noe, 2, 8). Si san Ambrosio de Milán pudo decir que “en la Escritura leemos a Cristo”, es porque la Iglesia de los orígenes leyó todas las Escrituras de Israel partiendo de Cristo y volviendo a él. La enumeración de las apariciones del Resucitado a Cefas, a los Doce, a más de quinientos hermanos, y a Santiago se cierra con la referencia a la aparición personal que recibió san Pablo en el camino de Damasco: “Y en último término se me apareció también a mí, como a un abortivo” (1 Co 15, 8). Dado que él había perseguido a la Iglesia de Dios, en esta confesión expresa su indignidad de ser considerado apóstol al mismo nivel que los que le han precedido: pero la gracia de Dios no fue estéril en él (cf. 1 Co 15, 10). Por tanto, la actuación prepotente de la gracia divina une a san Pablo con los primeros testigos de la resurrección de Cristo: “Tanto ellos como yo esto es lo que predicamos; esto es lo que habéis creído” (1 Co 15, 11). Es importante la identidad y la unicidad del anuncio del Evangelio: tanto ellos como yo predicamos la misma fe, el mismo Evangelio de Jesucristo muerto y resucitado, que se entrega en la santísima Eucaristía. La importancia que san Pablo confiere a la Tradición viva de la Iglesia, que transmite a sus comunidades, demuestra cuán equivocada es la idea de quienes afirman que fue san Pablo quien inventó el cristianismo: antes de proclamar el evangelio de Jesucristo, su Señor, se encontró con él en el camino de Damasco y lo frecuentó en la Iglesia, observando su vida en los Doce y en aquellos que lo habían seguido por los caminos de Galilea. En las próximas catequesis tendremos la oportunidad de profundizar en las contribuciones que san Pablo dio a la Iglesia


La Palabra del Papa

de los orígenes; pero la misión que recibió del Resucitado en orden a la evangelización de los gentiles necesita ser confirmada y garantizada por aquellos que le dieron a él y a Bernabé la mano derecha como señal de aprobación de su apostolado y de su evangelización, así como de acogida en la única comunión de la Iglesia de Cristo (cf. Ga 2, 9). Se comprende entonces que la expresión: “Si conocimos a Cristo según la carne” (2 Co 5, 16) no significa que su existencia terrena tenga poca importancia para nuestra maduración en la fe, sino que desde el momento de la Resurrección cambia nuestra forma de relacionarnos con él. Él es, al mismo tiempo, el Hijo de Dios, “nacido del linaje de David según la carne, constituido Hijo de Dios con poder, según el espíritu de santidad, por su resurrección de entre los muertos”, como recuerda san Pablo al principio de la carta a los Romanos (Rm 1, 3-4). Cuanto más tratamos de seguir las huellas de Jesús de Nazaret por los caminos de Galilea, tanto más podemos comprender que él asumió nuestra humanidad, compartiéndola en todo, excepto en el pecado. Nuestra fe no nace de un mito ni de una idea, sino del encuentro con el Resucitado, en la vida de la Iglesia.


Homenaje de cariño y gratitud Se cumplen 30 años de la muerte de dos Papas: Pablo VI y Juan Pablo I. Y en octubre, 50 de la muerte de Pío XII. Queremos tributarles un cariñoso homenaje en la Hoja Parroquial. PÍO XII (1) Nació en el seno de una familia aristocrática con una historia familiar que los unía al papado. Su nombre de nacimiento era Eugenio Maria Giuseppe Giovanni Pacelli Graziosi. Era el tercero de los cuatro hijos de Filippo Pacelli, príncipe de Acquapendente y de Sant’Angelo in Vado, y de su esposa la nobildonna Virginia Graziosi. A la edad de doce años anunció sus intenciones de ingresar en un seminario en lugar de ser abogado. La mayoría de la información biográfica que existe sobre la infancia de Pacelli proviene de la obra de la hermana Margherita Marchione. Hizo sus primeros estudios en una escuela católica privada. Luego de terminar sus estudios primarios, Pacelli emprendió sus estudios secundarios clásicos en el liceo «Ennio Quirino Visconti» de dicha ciudad, una escuela con tendencias anticlericales y anticatólicas. En 1894, a la edad de dieciocho años, ingresó en el seminario de Capranica, para lograr su ordenación sacerdotal. Sin embargo, no soportó el internado, por lo que en el verano de 1895 abandonó el Capranica y se matriculó para el siguiente año en el Instituto Apollinare. Fue ordenado sacerdote en el año 1899 y se matriculó en la Pontificia Universidad Gregoriana y en el Instituto Apollinare de la Pontificia Universidad Lateranense. Desde 1895 hasta 1896, estudió filosofía en la Universidad de La Sapienza, en Roma. En 1899, se doctoró en teología y in utroque iure (en derecho civil y canónico).5 En el seminario había recibido una dispensa especial para vivir en su casa, debido a problemas de salud. SACERDOTE Y MONSEÑOR Fue ordenado sacerdote el domingo 2 de abril de 1899 (Domingo de Resurrección) por el Obispo

Francesco Paolo Cassetta y recibió su primera asignación como encargado en Chiesa Nuova, donde había servido como acólito. En 1901, ingresó en la Congregación de Asuntos Eclesiásticos Extraordinarios, una sub-oficina de la Secretaria de Estado Vaticano, en donde se convirtió en un minutante. En 1904, Pacelli fue nombrado chambelán y en 1905 prelado doméstico de Su Santidad. Desde 1904 hasta 1916, el padre Pacelli asistió al cardenal Gasparri en su codificación del derecho canónico en el Departamento de Asuntos Eclesiásticos Extraordinarios. Fue también elegido por el Papa León XIII para entregar las condolencias en nombre del Vaticano a Eduardo VII de Inglaterra, luego de la muerte de la reina Victoria. En 1908, sirvió como representante del Vaticano en el Congreso Internacional Eucarístico en Londres donde conoció a Winston Churchill. En 1911 representó a la Santa Sede en la coronación del rey Jorge V de Inglaterra.


PAPAS DE LA IGLESIA

SANTORAL DE LA SEMANA

SAN PÍO X (3) En su primera encíclica Pío X anunciaba que su meta primordial era la de “renovarlo todo en Cristo” y, sin duda que con ese propósito en mente, redactó y aprobó sus decretos sobre el sacramento de la Eucaristía. Por ellos, recomendaba y encomiaba la comunión diaria, si fuese posible; que los niños se acercaran a recibirla al llegar a la edad de la razón, y que se facilitara el suministro de la comunión a los enfermos. También el Papa se preocupó por la Palabra, puesto que instaba a la diaria lectura de la Biblia, aunque en este caso las recomendaciones del Papa no fueron tan ampliamente aceptadas. Desde 1903, y con el objeto de aumentar el fervor en el culto divino, emitió motu proprio una serie de instrucciones sobre la música sacra, destinadas a terminar con los abusos al respecto y a restablecer el uso del canto llano en la Iglesia. También estableció Pío X una comisión correctora y revisora del texto Vulgata de la Biblia (este trabajo les fue encomendado a los monjes benedictinos) y, en 1909, fundó el Instituto Bíblico para el estudio de las Escrituras y lo dejó a cargo de la Compañía de Jesús.

Día 20 .- San Cornelio, centurión de Cesarea la Marítima. Siglo I. Día 21.- Santa Úrsula, virgen con sus once compañeras mártires. Siglo IV. San Antonio Mª Gianelli. Obispo y Fundador. Año 1846. Día 22.- San Marcos Obispo de Jerusalén. Siglo I. Santas Nunilo y Elodía, vírgenes y mártires. Año 826. Día 23.- San Juan de Capistrano, sacerdote franciscano. Año 1456. Santos Servando y Germán, mártires. Patronos de Cádiz. Siglo IV. Día 24.- San Antonio Mª Claret. Obispo y Fundador. Año 1870. Día 25.- San Frutos, eremita, Patrono de Segovia. Siglo VII. Beatas Mª Teresa Ferragut, madre de familia, viuda y mártir y sus hijas María Jesús, María Verónica, María Felicidad, Josefa de la Purificación, Masiá Ferragut. Todas mártires el mismo día y delante de su madre, en Algemesí, año 1936. Día 26.- domingo. Día del Señor. Santos Luciano y Marciano, mártires. Siglo III.

ORACIÓN Oh Dios, que concediste a tu obispo san Antonio Mª Claret una caridad y un valor admirable para anunciar el Evangelio a los pueblos, concédenos, por su intercesión, que, buscando siempre tu voluntad en todas las cosas, trabajemos generosamente por ganar nuevos hermanos para Cristo.

San Antonio Mª Claret


Vida parroquial Ayuda a la Colegiata Si no está colaborando todavía en la campaña de autofinanciación de la Iglesia colegial, piénselo. Ya son bastantes las familias que lo están haciendo. A través de banco aportan una couta, la que deciden en conciencia, y la ingresan. También lo pueden hacer echando el donativo al buzón. Este proyecto ha sido aprobado por el Cabildo colegial y por el Consejo Pastoral y el Consejo de Economía. ÉSTE ES EL NÚMERO DE CUENTA BBVA. 0182 – 0563 – 40 – 0201531361

Nuevo Curso 2008-2009 Calendario Mes de Octubre

DÍA 20. 6 t. Confirmación, en Centro sant Francesc. 8 t. Instituto de Ciencias Religiosas, en el Palau. DÍA 21 7’30 t. Ensayo de Coro, en la Seu. DÍA 23. 6 t. Catequesis de Infancia, en la Casona parroquial. 8 t. Nueva Evangelización: Año Paulino, en el Palau. DÍA 24. 8 t. En el Palau, Presentación del libro sobre el Cardenal Cebrián de don Ramón Aznar. DÍA 25. Juniors. DÍA 27. 8 t. Confirmación, en el Centro sant Francesc. 8 t. I. C. Religiosas, en el Palau. DÍA 28. 7’30 t. Ensayo de Coro, en la Seu. DÍA 30. 6 t. Catequesis de Infancia, en la Casona Parroquial. 7’30 t. En el Palau, reunión padres y padrinos.

Una nueva imagen de la “Milagrosa” para la iglesia de sant Francesc

Son muchas las personas que piden tener en sant Francesc una imagen de la Virgen Milagrosa. Si Dios quiere la tendremos para su fiesta el 27 de noviembre. Donativos: 20+100 euros. Tenemos ya: 860 euros.

Campaña Navidad

Ante la campaña laicista, también de cara a la Navidad, nosotros proponemos adornar los balcones y las ventanas con la imagen del Niño Jesús. Porque en Navidad celebramos el nacimiento del Niño Jesús y no otra cosa. Pueden pasar a recogerlos por la Seu o por sant Francesc. Ya se han vendido cien tapices.


Es cosa de tots

INFORME ECONÓMICO DEL MES DE SEPTIEMBRE INGRESOS Colecta domingo 7 .............................501 Semana................................................212 Lampadarios .......................................503 Colecta domingo 14 – Cáritas ...........653 Semana................................................208 Lampadarios .......................................403 Donativo .............................................300 Colecta domingo 20 ...........................542 Semana................................................225 Lampadarios .......................................401 Colecta domingo 28 ...........................539 Semana................................................223 Lampadarios .......................................354 Donativos............................................450 Fiesta Ardiaca Baixa .............................. 60 Museo .................................................560 Estipendios........................................1645 Cuotas de los fieles ............................1120

GASTOS Iberdrola..............................................704 Flores ..................................................... 75 Iberdrola facturas atrasadas no leídas ...........................................1.791 Personal .............................................2000 Devolución préstamo CajaSur .........1760 Fondo común diocesano ....................150 Archivo histórico.................................150 Facturas atrasadas a cuenta ...............1000 Formas monjas carmelitas de Serra ....180 Déficit mes anterior ..........................1299

Total ingresos .....................8.899 euros Total gastos.........................9.109 euros

DÉFICIT ............................ 210 € Muchas gracias a cuantos colaboran

Sale a la luz un nuevo libro A la sombra de tu manto. Autor el Sr. Abad Se reeditan dos libros: Homenaje al Papa Alejandro VI. 2ª Edición Epistolario de san Jacinto Castañeda. 2ª Edición

hp 329  

Como Pablo, misionero por vocación Hoja Parroquial - Nº 329 Domingo 19 de octubre de 2008 XXIX del Tiempo Ordinario P ARROQUIA DE S ANTA M A...