Issuu on Google+

La Seu

PARROQUIA DE SANTA MARÍA • XÀTIVA Hoja Parroquial - Nº 285 Domingo 16 de diciembre de 2007 Tercero de Adviento

El más grande nacido de mujer

Frases del Evangelio EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO 11, 2-11 Jesús se puso a hablar a la gente de Juan: ¿Qué salísteis a contemplar en el desierto, una caña sacudida por el viento? ¿O qué fuísteis a ver, un hombre vestido con lujo? Los que visten con lujo habitan en los palacios. Entonces, ¿a qué salísteis, a ver a un profeta? Sí, os digo, y más que profeta: él es de quien está escrito: Yo envío mi mensajero delante de ti para que prepare el camino ante ti. Os aseguro que no ha nacido de mujer uno más grande que Juan el Bautista.


El Abad Cuando contemplamos a san Juan Bautista predicando la conversión en el desierto de Judea, nos alegra ver la fuerza que pone en sus palabras, en su mensaje. El Bautista anuncia al Mesías que aparecerá de un momento a otro; él es el Precursor, no es la luz sino quien da testimonio de la luz. Hoy, ¿a quién hay que anunciar el Evangelio? Jesús dice a los Apóstoles y a la Iglesia: Id por todo el mundo y predicad el Evangelio. Clarísimamente lo dice Cristo: hay que anunicar el Evangelio a todos los hombres, la misión es universal. El mandato de Jesús es muy claro: predicar a los de lejos y a los de cerca. A los de lejos. La Iglesia es misionera desde siempre. No podemos descuidar ese campo tan necesitado. En la evangelización no existen fronteras ni límites: el Evangelio es para todos. Debemos ofrecer el Evangelio de mil formas para que llegue a cuantos más mejor; por medio de la Hoja parroquial, llevar esta Buena noticia a quienes no vienen a la iglesia, a las celebraciones; hacer llegar la nueva encíclica del Papa sobre la esperanza que salva, ofrecer libros, revistas con sabor cristiano: todo es poco para propagar el anuncio de Cristo. ¡Que llegue a todos! Es ése el ideal. Pero seamos realistas, existe una corriente muy fuerte que propaga todo lo contrario y que lleva a la desconfianza, al descrédito y finalmente a la increencia. El ambiente de hoy no es neutro sino contrario. ¿Y qué pasa en muchos católicos? Poco a poco se abandona la misa dominical, la confesión, la oración y eso lleva a decir: No tengo ganas de nada de eso. ¡La fe exige practicarla! A los de cerca. Es mucho más difícil este tipo de evangelización. Exige humildad y reconocer que necesitamos que se nos evangelice. Asistir a las distintas reuniones de formación que desde la Parroquia se organizan en bien de todos. Apoyar estas iniciativas con la asistencia, por lo menos. Dejarse trabajar, dejarse llenar, dejarse invadir por la gracia.

ORACIÓN DE LA MISA DEL DOMINGO Estás viendo, Señor, cómo tu pueblo espera con fe la fiesta del nacimieto de tu Hijo; concédenos llegar a la Navidad –fiesta de gozo y salvación– y poder celebrarla con alegría desbordante.

Lloa el Senyor, ànima meua. Lloaré el Senyor tota la vida Cantaré al meu Déu mentre siga al món.

Salm 145


Para saborear durante la semana “Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar, te enseña a que hagas cuanto puedes, y a que pidas lo que no puedes”. “No entones las alabanzas divinas sólo con la voz, acompaña también la voz con las obras. Si cantas sólo con la voz, por fuerza tendrás al fin que callar; canta con la vida para no callar jamás.” “Abraza al Dios Amor y abraza al Dios del amor.” “Cuando se ama no se sufre y si se sufre hasta se ama el mismo sufrimiento”. “Soy el alimento de los fuertes alimentaos de Mi; no seré yo quien me cambie en ti, sino tú quien se cambiará en Mí.” “No morirá de mala muerte el que oye devotamente y con perseverancia la Santa Misa”. “Señor, tú alegras mi mente de alegría espiritual. Cómo es glorioso tu cáliz que supera todos los placeres probados anteriormente.” “Tú que eres fervoroso en el espíritu, estás inflamado por el fuego del amor. Haz que tu vida se queme en la oración a Dios. Una persona está caliente, la otra está fría. Haz que la caliente dé calor a la fría.” “Hermanos y hermanas, tened firmemente fe en lo que creéis: que Cristo volverá. ¿Qué importa cuándo? Preparaos para su venida. Vivid como si viniera hoy y no tendréis miedo de su venida”. “Nos has creado para Ti, y nuestro corazón no descansará hasta que descanse en Ti”. “Todo está contenido en estas palabras, “Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas: y ama a tu prójimo como a ti mismo”. “Yo no viviré un instante en cual no viva en el amor”. SAN AGUSTÍN, OBISPO

Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica ¿QUIÉN PUEDE RECIBIR LA CONFIRMACIÓN? Pregunta 269. Pag. 105. El sacramento de la Confirmación puede y debe recibirlo, una sola vez, aquel que ya ha sido bautizado. Para recibirlo con fruto hay que estar en gracia de Dios.


La Gran Beatificación en Roma. 28 de octubre de 2007

Beato Ricardo Plá, Mártir de Cristo ¡Ruega por nosotros! Porque decidme, mis amados hermanos en el Señor, ¿qué pensamientos no será capaz de suscitar, ni sentimientos producir en el alma la dignación excelsa del Hijo de Dios de tomar carne mortal en las entrañas purísimas de una Virgen para así operar sobreabundantemente la Redención del humano linaje, librándole de la esclavitud y poder del demonio y haciéndole acreedor a la gloria del cielo cuyas puertas se le habían cerrado con la primera culpa? Y si tanto pudiéramos discurrir sobre la permanencia corporal de Jesús en el mundo, sus ventajas y fines altísimos,

¿qué no se nos ocurrirá al pretender anegarnos en las inmensidades de su amor, que logró añadir a las ya otorgadas espléndidas y sublimes una prueba extrema de su caridad inagotable, instituyendo para confortamiento y regalo a los hombres el Augusto Sacramento del Altar, donde mora eucarísticamente en calidad de víctima sempiterna para con su Eterno Padre, y en la de Pastor, Amigo, Maestro y Esposo fidelísimo para con las almas santas y devotas. Del sermón: Quédate junto a nosotros. Año 1928.

¿Tiene ya la biografía del Beato Ricardo Plá? De la tercera edición quedan muy pocos. Conozca la vida y el testimonio de este joven sacerdote, trabajador del Evangelio y Mártir de Cristo en 1936. No le dejará impasible. También es interesante conocer algunos de sus sermones. Se ha editado el primer tomo, éste dedicado a Jesucristo, lleva por título: “Los ojos en Cristo”. No deje de adquirir estos dos libros tan interesantes. Le ayudarán en la vida cristiana.

23


La Palabra del Papa AUDIENCIA GENERAL SALA PABLO VI Miércoles 17 de octubre de 2007

San Eusebio de Vercelli Queridos hermanos y hermanas: Esta mañana os invito a reflexionar sobre san Eusebio de Vercelli, el primer obispo del norte de Italia del que tenemos noticias seguras. Nació en Cerdeña, a principios del siglo IV. Siendo muy niño aún, se trasladó a Roma con su familia. Más tarde fue instituido lector: así entró a formar parte del clero de la Urbe, en un tiempo en que la Iglesia se encontraba gravemente probada por la herejía arriana. La gran estima que se tenía de san Eusebio explica su elección, en el año 345, a la cátedra episcopal de Vercelli. El nuevo obispo emprendió, inmediatamente, una intensa labor de evangelización en un territorio aún en gran parte pagano, especialmente en las zonas rurales. Inspirándose en san Atanasio, que había escrito la Vida de san Antonio, iniciador del monacato en Oriente, fundó en Vercelli una comunidad sacerdotal, semejante a una comunidad monástica. Este cenobio dio al clero del norte de Italia un sello significativo de santidad apostólica, y suscitó figuras de obispos importantes como Limenio y Honorato, sucesores de Eusebio en Vercelli, Gaudencio en Novara, Exuperancio en Tortona, Eustasio en Aosta, Eulogio en Ivrea, Máximo en Turín, todos venerados por la Iglesia como santos. Sólidamente formado en la fe nicena, san Eusebio defendió con todas sus fuerzas la plena divinidad de Jesucristo, definido por el Credo de Nicea “de la misma naturaleza del Padre”. Con este fin se alió con los grandes Padres del siglo IV —sobre todo con san Atanasio, el baluarte de la ortodoxia nicena— contra la política filoarriana del emperador. Al emperador la fe arriana, por ser más sencilla, le parecía políticamente más útil como ideología del imperio. Para él no contaba la verdad, sino la conveniencia política: quería utilizar la religión como vínculo de unidad del imperio. Pero estos grandes Padres se opusieron, defendiendo la verdad contra la dominación de la política. No existe ninguna entidad pública en el mundo que haga tanto bien a favor del hombre necesitado que la Iglesia Católica. Sus Parroquias son hogares abiertos al hombre de todas las edades y se hace presente en cualquier necesidad moral y física.


Por este motivo, san Eusebio fue condenado al destierro, como tantos otros obispos de Oriente y de Occidente: como el mismo san Atanasio, como san Hilario de Poitiers —del que hablamos en la última catequesis—, y como Osio de Córdoba. En Escitópolis, Palestina, a donde fue confinado entre los años 355 y 360, san Eusebio escribió una página estupenda de su vida. También allí fundó un cenobio con un pequeño grupo de discípulos, y desde allí mantuvo correspondencia con sus fieles de Piamonte, como lo demuestra sobre todo la segunda de sus tres Cartas, cuya autenticidad se reconoce. Sucesivamente, después del año 360, fue desterrado a Capadocia y a la Tebaida, donde sufrió malos tratos. En el año 361, muerto Constancio II, le sucedió el emperador Juliano, llamado el apóstata, al que no le interesaba el cristianismo como religión del imperio, sino que quería restaurar el paganismo. Puso fin al destierro de estos obispos y así también san Eusebio pudo volver a tomar posesión de su sede. En el año 362 san Atanasio lo envió a participar en el concilio de Alejandría, que decidió perdonar a los obispos arrianos con tal de que volvieran al estado laical. San Eusebio pudo ejercer aún durante cerca de diez años, hasta su muerte, el ministerio episcopal, manteniendo con su ciudad una relación ejemplar, que inspiró el servicio pastoral de otros obispos del norte de Italia, de los que hablaremos en las próximas catequesis, como san Ambrosio de Milán y san Máximo de Turín. La relación entre el Obispo de Vercelli y su ciudad se atestigua sobre todo en dos testimonios epistolares. El primero se encuentra en la Carta ya citada, que san Eusebio escribió desde el destierro de Escitópolis “a los amadísimos hermanos y a los presbíteros tan añorados, así como a los santos pueblos de Vercelli, Novara, Ivrea y Tortona, firmes en la fe” (Ep. secunda, CCL 9, p. 104). Estas palabras iniciales, que indican los sentimientos del buen pastor con respecto a su grey, encuentran amplia confirmación, al final de la Carta, en los saludos afectuosísimos del padre a todos y cada uno de sus hijos de Vercelli, con frases llenas de cariño y amor. Conviene notar, ante todo, la relación explícita que une al Obispo con las sanctae plebes no sólo de Vercelli (Vercellae) —la primera y, durante algunos años aún, la única diócesis de Piamonte—, sino también de Novara (Novaria), Ivrea (Eporedia) y Tortona (Dertona), es decir, de las comunidades cristianas que, dentro de su misma diócesis, habían alcanzado cierta consistencia y autonomía. Otro elemento interesante nos lo ofrece la despedida con que se concluye la Carta: san Eusebio pide a sus hijos e hijas que saluden “también a quienes están fuera de la Iglesia y se dignan albergar hacia nosotros sentimientos de amor (etiam hos qui Cada día la Iglesia recibe más ataques por gente que quisiera que su palabra y sus acciones se redujeran al mínimo o se suprimiera; sin embargo la Iglesia Católica en España y en el mundo entero, a través de sus sacerdotes, fieles e instituciones asistenciales, caritativas, humanitarias, docentes y evangelizadoras, hace presente el Evangelio de Jesucristo y ayuda a la promoción humana y favorece la dignidad de todos los hombres.


foris sunt et nos dignantur diligere). Se trata de un signo evidente de que la relación del Obispo con su ciudad no se limitaba a la población cristiana, sino que se extendía también a quienes, fuera de la Iglesia, reconocían de algún modo su autoridad espiritual y amaban a este hombre ejemplar. El segundo testimonio de la relación singular del Obispo con su ciudad proviene de la Carta que san Ambrosio de Milán escribió a los vercelenses hacia el año 394, más de veinte años después de la muerte de san Eusebio (Ep. Extra collectionem 14: Maur. 63). La Iglesia de Vercelli atravesaba un momento difícil: estaba dividida y sin pastor. Con franqueza, san Ambrosio afirma que le cuesta reconocer en los vercelenses “la descendencia de los santos padres, que aprobaron a Eusebio en cuanto lo vieron, sin haberlo conocido antes, olvidando incluso a sus propios conciudadanos”. En la misma Carta, el Obispo de Milán atestigua con gran claridad su estima con respecto a san Eusebio: “Un hombre tan grande —escribe de modo perentorio— mereció realmente ser elegido por toda la Iglesia”. La admiración de san Ambrosio por san Eusebio se basaba sobre todo en el hecho de que el Obispo de Vercelli gobernaba la diócesis con el testimonio de su vida: “Con la austeridad del ayuno gobernaba su Iglesia”. De hecho, también san Ambrosio, como él mismo declara, se sentía fascinado por el ideal monástico de la contemplación de Dios, que san Eusebio había perseguido tras las huellas del profeta Elías. El Obispo de Vercelli —anota san Ambrosio— fue el primero en hacer que su clero llevara vida común y lo educó en la “observancia de las reglas monásticas, aun viviendo en medio de la ciudad”. El Obispo y su clero debían compartir los problemas de los ciudadanos, y lo hacían de un modo creíble precisamente cultivando al mismo tiempo una ciudadanía diversa, la del cielo (cf. Hb 13, 14). Así construyeron realmente una verdadera ciudadanía, una verdadera solidaridad común entre todos los ciudadanos de Vercelli. De este modo, san Eusebio, mientras hacía suya la causa de la sancta plebs de Vercelli, vivía en medio de la ciudad como un monje, abriendo la ciudad a Dios. Pero ese rasgo no obstaculizaba para nada su ejemplar dinamismo pastoral. Por lo demás, parece que instituyó en Vercelli las parroquias para un servicio eclesial ordenado y estable, y promovió los santuarios marianos para la conversión de las poblaciones rurales paganas. Ese “rasgo” monástico, más bien, confería una dimensión peculiar a la relación del Obispo con su ciudad. Como los Apóstoles, por los que Jesús oró en su última Cena, los pastores y los fieles de la Iglesia “están en el mundo” (Jn 17, 11), pero no son “del mundo”. Por eso, como recordaba san Eusebio, los pastores deben exhortar a los fieles a no considerar las ciudades del mundo como su morada estable, sino a buscar la Ciudad futura, la definitiva Jerusalén celestial. Esta “reserva escatológica” permite a los pastores y a los fieles respetar la esCada católico debe colaborar en la financiación de la Iglesia, no sólo por medio de la declaración tributaria colocando la crucecita en la declaración de Hacienda, sino por medio de sus donativos y aportaciones. La Iglesia la debemos mantener entre todos.


cala correcta de valores, sin doblegarse jamás a las modas del momento y a las pretensiones injustas del poder político que gobierna. La auténtica escala de valores —parece decir la vida entera de san Eusebio— no viene de los emperadores de ayer y de hoy, sino de Jesucristo, el Hombre perfecto, igual al Padre en la divinidad, pero hombre como nosotros. Refiriéndose a esta escala de valores, san Eusebio no se cansa de “recomendar encarecidamente” a sus fieles que “conserven con gran esmero la fe, mantengan la concordia y sean asiduos en la oración” (Ep. Secunda, cit.). Queridos amigos, también yo os recomiendo de todo corazón estos valores perennes, a la vez que os saludo y os bendigo con las mismas palabras con que el santo obispo Eusebio concluía su segunda Carta: “Me dirijo a todos vosotros, queridos hermanos y hermanas, hijos e hijas, fieles de uno y otro sexo y de todas las edades, para que (...) transmitáis nuestro saludo también a quienes están fuera de la Iglesia y se dignan albergar hacia nosotros sentimientos de amor” (ib.).


Un matrimonio ejemplar (16) Manuel Casesnoves (1904-1958) y Adela Soldevila (1906-1988) ARTURO CLIMENT BONAFÉ, ABAD DE XÀTIVA Don Manuel se encargó con mucha precaución de que durante la Persecución Religiosa de 1936 a 1939 en su casa se celebrara Misa todos los domingos y así lo arregló. La familia era muy numerosa y a pesar de todo lo que estaba ocurriendo, Dios vivía en aquel hogar. Manuel y Adela querían que Jesucristo estuviera muy presente entre ellos en momentos tan difíciles y arriesgados para los católicos españoles, también en Xàtiva. Pero la calidad espiritual de este matrimonio estaba por encima de todas las penalidades. Allí se rezaba a Dios, se le invocaba y se contaba con él. Dentro de este plan de vida cristiana cada domingo por la noche aparecía un señor en casa que fue presentado a los niños como un “amigo del papá”; traía golosinas para todos los pequeños y se iba a un cuarto con el matrimonio y unos cuantos de la familia. Cuando concluyó la Guerra Civil, Manuel y Adela dijeron a los niños que ese señor era un sacerdote que celebraba en casa la santa Misa cada domingo. Todavía se guarda una cajita que se utilizaba para las sagradas Formas consagradas y una copa de cristal que se utilizaba como cáliz. Hubo un registro en casa y milagrosamente no vieron estos objetos “sagrados”. ESCRITOS DE ADELA Poesía dedicada a su hija Carmen, religiosa salesiana si falté por negligencia abierto mi corazón, A tu llamada, Señor, Tú me sabrás perdonar. sin tener qué reservarme ¿cómo he correspondido? Enséñame a superar pues Tú me lo diste todo pues quince años ahora lo que no he de compren- y nada puedo negarte. que comencé tu camino. der Tu esclava soy oh mi Dios, Como esposa engalanada y sea tu voluntad y mi querer, siempre amarte de tus joyas me cubriste obediencia, humildad, mi constante amanecer; (28-XII-1967)

Adquiera la nueva encíclica del Papa Benedicto sobre la Esperanza cristiana. pídala en la Parroquia.


PAPAS DE LA IGLESIA

SANTORAL DE LA SEMANA

Alejandro Ludovisi nació en Bolonia en el año 1554 y estudió en el Colegio romano de los jesuítas; fue doctor en derecho por Bolonia. Participó en importantes misiones diplomáticas y recibió el cardenalato en el 1621. Fue el primer Papa educado por los jesuítas. Elegido Papa el 14 de febrero de 1621. Se ocupó de las Misiones, para las cuales instituyó la Congregación de “Propaganda Fide”. Maximiliano de Baviera le donó la Biblioteca de Heidelberg, que ahora se llama Palatina. A Gregorio XV se le debe la legislación definitiva del cónclave, en vigor hasta la elección de Juan Pablo I, en 1978. El 16 de marzo de 1622 el Papa canonizó solemnemente a santa Teresa de Jesús, san Ignacio de Loyola, san Felipe Neri y al gran misionero san Francisco Javier, beatificados por su predecesor Pablo V. Está enterrado en la iglesia romana de san Ignacio. Fue Papa tan sólo 2 años y 5 meses.

Día 17.- San Juan de Mata, fundador de la Orden de la santísima Trinidad. Roma, año 1213. Día 18.- Nuestra Señora de la Esperanza. Día 19.- Santa Susana, A.T. Heroína israelita. Beato Urbano V. Aviñón, año 1370. Día 20.- Santo Domingo de Silos, Abad. Silos, año 1073. Día 21.- San Pedro Canisio, jesuíta y doctor de la Iglesia. Friburgo, año 1597. Día 22.- Santa Francisca Javier Cabrini, virgen y fundadora de las Misioneras del Sagrado Corazón, Patrona de los emigrantes. Chicago, año 1917. Día 23.- Domingo cuarto de Adviento. Día del Señor. San Juan de Kety, sacerdote. Cracovia, año 1473.

ORACIÓN

Dios todopoderoso, que, según lo anunciaste por el ángel, has querido que tu Hijo se encarnara en el seno de María, la Virgen, escucha nuestras súplicas y haz que sintamos la protección de María los que la proclamamos verdadera Madre de Dios.

Nuestra Señora de la Esperanza

Colabora con la Iglesia: participa en sus actividades pastorales; aporta tu ofrenda económica; propaga la Hoja Parroquial. ¡Evangeliza!


Panorama parroquial Fechas a tener en cuenta: • 20: reanudamos “Evangelización” iremos a Tierra Santa y a Jordania. con un tema apasionante: “Jesús de También se ha abierto ya la lista. Nazaret”, siguiendo el libro del Papa Benedicto, por el Rvdo. D. Pablo • Todos los martes a las 12’30 h. el Sr Abad interviene en la emisora Ortega. PUNTO RADIO XATIVA que • 25: La Natividad del Señor. puede sintonizarse en 100.9 FM. El • 30: Fiesta de la Sagrada Familia. programa se titula PUNTO DE FE. • En la semana de Pascua peregrinaYa se han emitido dos programas. remos a Lourdes en el Año Jubilar. ¡No deje de sintonizar esta emisoPueden ya apuntarse al viaje. ra! • También del 19 al 29 de agosto

Año Jubilar Lourdes 8/XII/2007 – 8/XII/2008 150 aniversario de las Apariciones de la Virgen (1) El día de la Inmaculada se inauguró el Año Santo Jubilar de Lourdes para conmemorar el 150 aniversario de las Apariciones de la Santísima Virgen María en la Gruta.

¿QUÉ OCURRIÓ EN LOURDES? JUEVES 11 DE FEBRERO: EL ENCUENTRO

Acompañada de su hermana y de una amiga, Bernardita se dirige a la Gruta de Massabielle, al borde del Gave, para recoger leña, ramas secas y pequeños troncos. Mientras se está descalzando para cruzar el arroyo, oye un ruido como de una ráfaga de viento, levanta la cabeza hacia la Gruta: “Ví a una señora vestida de blanco: llevaba un vestido blanco, un velo también

de color blanco, un cinturón azul y una rosa amarilla en cada pie.” Hace la señal de la cruz y reza el rosario con la Señora. Terminada la oración, la Señora desaparece de repente.

DOMINGO 14 DE FEBRERO: EL AGUA BENDITA

Bernardita siente una fuerza interior que la empuja a volver a la Gruta a pesar de la prohibición de sus padres. Debido a su insistencia, su madre le da permiso para volver. Después de la primera decena del rosario, Bernardita ve aparecer a la misma Señora. Le echa agua bendita. La Señora sonríe e inclina la cabeza. Terminado el rosario, la Señora desaparece.

JUEVES 18 DE FEBRERO: LA SEÑORA HABLA

Por primera vez, la Señora habla. Bernardita le ofrece papel y una pluma y le pide que escriba su nombre. La Señora le dice: “No es necesario” y añade: “No te prometo hacerte feliz en este mundo, sino en el otro. ¿Quieres hacerme el favor de venir aquí durante quince días?”.


Es cosa de tots

INFORME ECONÓMICO DEL MES DE NOVIEMBRE INGRESOS Colecta Todos los Santos ................................476 € Colecta domingo 4 .........................................635 € Semana............................................................307 € Lampadarios ...................................................350 € Colecta domingo 11 Cáritas ..........................827 € Semana............................................................376 € Lampadarios ...................................................385 € Colecta Día de la Iglesia Diocesana..............1120 € Semana............................................................240 € Lampadarios ...................................................330 € Donativo Cofradía san Jacinto Castañeda .....500 € Donativo Cofradía Smo. Cristo del Carmen .100 € Donativo Antiguas Alumnas Dominicas .......150 € Colecta domingo 25 .......................................629 € Semana............................................................220 € Lampadarios ...................................................278 € Estipendios......................................................560 € Donativo .........................................................300 € Donativo ...........................................................50 € Donativo .........................................................450 €

GASTOS Cera líquida ....................................................102 € Formas Carmelitas de Serra ............................180 € Entregada colecta Iglesia Diocesana .............1120 € Entrega colecta Cáritas ...................................827 € Iberdrola..........................................................640 € Cabildo .........................................................1115 € Seglares ............................................................350 € Archivo histórico.............................................150 € Fondo Común Diocesano..............................150 € Gestoría ...........................................................139 € Devolución préstamo CajaSur .....................1700 € IBI Urbana – Patrimonio ............................2 081 € Casona parroquial mantenimiento ................220 € Déficit mes anterior ........................................568 €

Total ingresos ..........................................8.283 €

Total gastos.............................................9. 342 €

DÉFICIT .........................1.059 €

Copón de plata para sant Francesc Con motivo de la fiesta de san Jacinto Castañeda, el Sr. Abad bendijo el nuevo Copón de plata, realizado por Orfebres Piró de Valencia. Donativos: 300+50 euros. Tenemos ahora: 4.545 euros.

Imagen de la Inmaculada Donativos: 200+200+5 euros. Nos faltan: 825 euros para pagar la restauración.

Corona Inmaculada

(han empezado a venir donativos) Donativos: 50+20+5+10+20+200 euros. Tenemos: 305 euros.

Restauración Ermita de sant Josep Donativos: 40+12+3+50+5 euros. Colecta del primer domingo de diciembre: 1.186 euros. Tenemos ahora: 1.528 euros.

Ya está en la Librería el nuevo libro del Sr. Abad: “Eres Reina, Madre y Amparo”. Su precio es de 10 euros.


hp 286