Issuu on Google+

La Seu

Parroquia de Santa María • Xàt iva Hoja Parroquial - Nº 195 Domingo 5 de marzo de 2006 Primero de Cuaresma

Se quedó en el desierto cuarenta días

Frases del Evangelio

EVANGELIO DE SAN MARCOS 1,12-15 En aquel tiempo el Espíritu empujó a Jesús al desierto. Se quedó en el desierto cuarenta días, dejándose tentar por Satanás; vivía entre alimañas, y los ángeles le servían. Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios. Decía: Se ha cumplido el plazo, está cerca el reino de Dios: convertíos y creed en el Evangelio.


El Abad

La Cuaresma que iniciábamos el pasado miércoles con la Imposición de la Ceniza es un tiempo de gracia. Y eso es lo primero que todos debemos tener en cuenta. Tiempo de misericordia, de perdón. Y a mí personalmente me gusta llamar a la Cuaresma, tiempo de reconstrucción espiritual. ¿Por qué? Es un tiempo apropiado para revisar nuestra vida. Ver lo que somos, lo que hacemos, cómo somos y actuamos, de qué manera empleamos los dones que Dios nos ha dado, cómo tratamos a los demás. Y eso requiere cierta valentía para realizar ese viaje alucinante por nuestro interior y con sinceridad, honradez y coraje, examinar nuestros vicios, enfrentarnos con nuestra miseria, nuestros pecados y buscar la solución: arrepentimiento y confesión, la gracia de Cristo. Ése es el mejor camino. Por eso me gusta llamar a la Cuaresma tiempo de reconstrucción espiritual. Es que, de verdad, si actuamos de esa manera, reconstruiremos nuestra vida espiritual. Reforzaremos nuestra fe, la revitalizaremos y crecerá nuestro amor a Jesucristo, nuestro afán por ser mejores cristianos; crecerá nuestro compromiso social; en definitiva: seremos más cristianos, mejores cristianos.

La Cuaresma es un tiempo de gracia. Jesucristo se vuelca hacia nosotros, su amor es un derroche. Lo vemos en nuestra propia vida. No nos trata como merecen nuestros pecados, ni nos trata según nuestras culpas. Nos inunda con su amor. Ése es el regalo de Cuaresma. Yo les pediría a todos que, ya desde el primer día, vivamos con seriedad este tiempo cuaresmal. Y para ello les propongo alguna acción que nos ayudará a todos: Hacer lo posible para participar todos los días en la Eucaristía. Dedicar un buen rato a la oración, personal o comunitaria. Leer y meditar la Palabra de Dios. Tienen el libro Evangelio 2006 o en la iglesia, en el rincón de la Palabra. Intensificar los actos de piedad, sobre todo rezando el Vía Crucis, por lo menos, los viernes. Preparar y hacer una buena y profunda confesión. Esforzarse por ser coherentes y dar testimonio de la fe. Practicar las Obras de Misericordia. Hacer obras de caridad y ayudar a la Parroquia en sus necesidades. Que el Señor les bendiga en esta nueva Cuaresma de 2006.

El Senyor, bondadós i recte, ensenya el bon camí als pecadors. Encamina els humils amb la seua justícia, els ensenya el seu camí. L’obrar del Senyor és tot ell amor fidel per als qui guarden la seua aliança. Senyor, per amor del teu nom, perdona la meua culpa, que és molt gran. Salm 24


Para saborear durante la semana Fijemos con atención nuestra mirada en la sangre de Cristo, y reconozcamos cuál preciosa ha sido a los ojos de Dios, su Padre, pues, derramada por nuestra salvación, alcanzó la gracia de la penitencia para todo el mundo. Recorramos todos los tiempos, y aprenderemos cómo el Señor, de generación en generación, concedió un tiempo de penitencia a los que deseaban convertirse a él. Noé predicó la penitencia, y los que lo escucharon se salvaron. Jonás anunció a los ninivitas la destrucción de su ciudad, y ellos, arrepentidos de sus pecados, pidieron perdón a Dios y, a fuerza de súplicas, alcanzaron la indulgencia, a pesar de no ser del pueblo elegido. SAN CLEMENTE PRIMERO, PAPA Por ello, en estos días, hay que poner especial solicitud y devoción en cumplir aquellas cosas que los cristianos deben realizar en todo tiempo; así viviremos, en santos ayunos, esta Cuaresma de institución apostólica, y precisamente no sólo por el uso menguado de los alimentos, sino sobre todo ayunando de nuestros vicios. SAN LEÓN MAGNO, PAPA La oración es luz del alma. La oración se presenta ante Dios como venerable intermediaria, alegra nuestro espíritu y tranquiliza sus efectos. Me estoy refiriendo a la oración de verdad, no a las simples palabras: la oración que es un deseo de Dios, una inefable piedad, no otorgada por los hombres, sino concedida por la gracia divina. SAN JUAN CRISÓSTOMO, OBISPO

Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica PREGUNTA 20 DEL COMPENDIO (PÁG. 28) ¿QUÉ ES EL CÁNON DE LAS ESCRITURAS? El cánon de las Escrituras es el elenco completo de todos los escritos que la Tradición Apostólica ha hecho discernir a la Iglesia como sagrados. Tal cánon comprende cuarenta y seis escritos del Antiguo Testamento y veintisiete del Nuevo.


V Encuentro Mundial

de la Familia •Valencia 2006• Exhortación Apostólica sobre la Familia de Juan Pablo II, el Grande (7) UNIDAD INDIVISIBLE DE LA COMUNIÓN CONYUGAL 19. La comunión primera es la que se instaura y se desarrolla entre los cónyuges; en virtud del pacto de amor conyugal, el hombre y la mujer «no son ya dos, sino una sola carne» (46) y están llamados a crecer continuamente en su comunión a través de la fidelidad cotidana a la promesa matrimonial de la recíproca donación total. Esta comunión conyugal hunde sus raíces en el complemento natural que existe entre el hombre y la mujer y se alimenta mediante la voluntad personal de los esposos de compartir todo su proyecto de vida, lo que tienen y lo que son; por esto tal comunión es el fruto y el signo de una exigencia profundamente humana. Pero, en Cristo Señor, Dios asume esta exigencia humana, la confirma, la purifica y la eleva conduciéndola a perfección con el sacramento del matrimonio: el Espíritu Santo infundido en la celebración sacramental ofrece a los esposos cristianos el don de una comunión nueva de amor, que es imagen viva y real de la singularísima unidad que hace de la

Iglesia el indivisible Cuerpo místico del Señor Jesús. El don del Espíritu Santo es mandamiento de vida para los esposos cristianos y al mismo tiempo impulso estimulante, a fin de que cada día progresen hacia una unión cada vez más rica entre ellos, a todos los niveles –del cuerpo, del carácter, del corazón, de la inteligencia y voluntad, del alma (47)–, revelando así a la Iglesia y al mundo la nueva comunión de amor, donada por la gracia de Cristo. Semejante comunión queda radicalmente contradicha por la poligamia; ésta, en efecto, niega directamente el designio de Dios tal como es revelado desde los orígenes, porque es contraria a la igual dignidad personal del hombre y de la mujer, que en el matrimonio se dan con un amor total y por lo mismo único y exclusivo. Así lo dice el Concilio Vaticano II: «La unidad matrimonial confirmada por el Señor aparece de modo claro incluso por la igual dignidad personal del hombre y de la mujer, que debe ser reconocida en el mutuo y pleno amor».(48)

Los matrimonios que celebren este año sus Bodas de Plata y de Oro, pueden inscribirse en las oficinas de Valencia como tales y podrán tener un sitio especial en la celebración de la Eucaristía del Papa.

Secretaría General: Calle Amadeo de Saboya, 4 - Tel. 96 315 45 96


Papeles de historia

Desde la Colegiata de santa María de Xàtiva Aproximación a una historia

34

ARTURO CLIMENT BONAFÉ ABAD DE XÀTIVA

P ROCL AMACIÓN REPÚBLICA (A)

DE L A

S EGUNDA

Es preciso detenernos y analizar el fenómeno que supuso la proclamación de la Segunda República en España y las consecuencias que trajo a la Iglesia Española. También a la Iglesia de Xàtiva, donde hubo auténticos martirios de personas reconocidos por la Iglesia y martirio de arte. La verdad está ahí y nadie la puede ignorar, la verdad está por encima de ideologías y de formas de pensar. Durante la segunda República fue creciendo un odio atroz hacia la Iglesia y todo lo católico, que culminó con la criminal

matanza de sacerdotes, religiosos y religiosas más los seglares católicos, por el mero hecho de serlo. ¿Cómo pudo darse en España, como hecho social, el odio contra la Iglesia? ¿A qué secreta furia obedecían los asesinatos sistemáticos de sacerdotes, la refinada técnica de las torturas, los tribunales populares, las checas? Son preguntas que se hace don Antonio Montero, arzobispo emérito de Badajoz, que nos ofreció un impresionante trabajo sobre la Persecución Religiosa en España, y que él trata de contestar minuciosamente en su libro; de él beberé a la hora de relatar los hechos; también otro sacerdote, valenciano,


experto en estos temas, don Vicente Carcel Ortí tiene una obra “ La Persecución Religiosa en España durante la Segunda Repúblic”, a la que recurriré en mi exposición. Durante la Dictadura del general Primo de Rivera (13 de septiembre 1923-28 enero 1930) la Monarquía de Alfonso XIII se desautorizó por completo. El monarca fue responsable, por su actuación personal, del descrédito de la institución, ya que al colaborar con el dictador violó la Constitución de 1876, que había jurado cumplir. Por ello, tras la caída del dictador, la situación política era muy compleja, y el rey, ante la imposibilidad de seguir gobernando, no tenía más solución que dimitir. ¿Cómo podía retirarse Alfonso XIII en tales circunstancias? Vista en datos sintéticos y sin más explicaciones, afirma monseñor Montero, la historia de la Segunda República Española es sencillamente desconcertante. Adviene un nuevo régimen de resultas de unas elecciones municipales en las que la Monarquía obtiene un número de concejales cuatro veces mayor que el de los republicanos, elecciones celebradas el 12 de abril de 1931. Esto no obstante, el rey se ve obligado a marchar. Bien es verdad que ni los mismos prohombres republicanos habían sospechado tan radicales consecuencias. Para Largo Caballero

Quema de iglesias en Valencia en mayo de 1931

las elecciones sólo iban a ser ‘un juego inútil y sin importancia, que únicamente serviría para fortalecer el trono’. ‘Es ingenuo esperar algo de las elecciones’, había declarado Azaña a un redactor de La Tierra. Pasa un mes y el nuevo escrutinio en las urnas lleva a los escaños de las Cortes Constituyentes a una gran mayoría izquierdista, que fabrica una Constitución de signo abiertamente laico. Laico en el lenguaje español de la época, pierde su significado de indiferencia para equivaler a sectarismo anticatólico. Sigue un bienio socialista y anticlerical. Considerada en sus aspectos religiosos, la República aparece como un anticipo, bastante logrado por cierto, de lo que sería después la zona roja durante la guerra civil. El sistema instaurado en la primavera de 1931 nada temía, en principio, en cuanto a su estructura política como forma de gobierno, que contradijese a la doctrina de la Iglesia.


Papeles de historia 34 Monarquía y República son regímenes que caben, con plenitud de derechos ambas, dentro de la concepción católica del Estado. La Iglesia adoptó desde el primer momento de la proclamación de la República no sólo una actitud de acatamiento sincero, sino incluso de abierta colaboración en defensa de los intereses superiores de la nación. En un editorial publicado el 15 de abril en el diario católico El Debate se afirmaba: “La República es la forma de gobierno establecida en España; en consecuencia, nuestro deber es acatarla”. El obispo de Barcelona, Manuel Irurita, en una circular publicada el 16 de abril, ordenaba a los sacerdotes que no se mezclaran en contiendas políticas y que guardasen “con las autoridades seculares todos los respetos debidos” y colaborasen con ellas; pidió además oraciones públicas para que el Señor “derrame sobre la Patria y sus gobernantes las gracias tan necesarias en los actuales momentos”, así lo afirma Vicente Carcel en la obra ya citada. Durante la campaña electoral para las municipales de 1931 el episcopado en general mostró moderación. Al conocerse los resultados electorales, tanto los obispos como la gran mayoría de los católicos practicantes no ocultaron su preocupación por el cambio de régimen. “Hemos entrado ya en el vértice de la tormenta –escribía Gomá a Vidal– … Soy absolutamente pesimista”. Y el cardenal Segura comentaba: “Indudablemente que nuestra Patria ha sufrido un rudo golpe con los sucesos de estos días”. Los miembros del Gobierno provisional de la República procedían unos del campo republicano histórico, capitaneado por

Lerroux, y otros del socialista, dirigido por Prieto. Sabido es que ambos grupos políticos eran notoriamente hostiles a la religión y los católicos veían en ellos a los enemigos naturales de la fe católica y de la monarquía. Con todo, el sector republicano era generalmente más conservador y respetuoso con la Iglesia, no por convicción sino por cálculo político y, por ello, deseaba evitar a todo trance los errores del pasado y, en concreto, los que habían provocado el fracaso de la primera efímera República en 1873, y querían consolidar la segunda atrayendo a los enemigos de la misma, sin exceptuar a la Iglesia. Apenas nacida la nueva etapa se sintieron en su propia casa demagogos extremistas y ateos rabiosos. Basta con ojear la prensa de entonces y nos damos cuenta que va germinando un ataque repleto de odio hacia la Iglesia y sus ministros, hacia todo lo que huela a Iglesia e incienso, como decían. No era un ambiente neutro y respetuoso, no, era un ambiente contrario. La primera gran quema de conventos acaece antes de un mes de promulgada la República, exactamente el 11 de mayo de 1931. Casi un centenar, entre templos y casas religiosas, fueron pasto de las llamas en tres días de barbarie popular. No le quedan al historiador actas judiciales de un proceso que no llegó a iniciarse contra los autores de tales desmanes. El gobierno rehuía al asunto. La polémica sobre las responsabilidades del Gobierno por estos hechos sigue abierta. Las relaciones entre la República y la Iglesia quedaron enturbiadas desde ese momento, como reconocieron los más cualificados exponentes políticos del momento.


Papeles de historia 34 El presidente del con todas sus ineviGobierno provitables y rigurosas sional declaró que consecuencias. La las consecuencias premisa de este prode los incendios de blema la formuló de iglesias y conventos: esta manera: “Espa“para la República ña ha dejado de ser fueron desastrosas: católica”. le crearon enemiQuienes viviegos que no tenía; ron las primeras mancharon un créjornadas republicadito hasta entonces nas recuerdan que diáfano e ilimitado; con la propaganda quebrantaron la sodel nuevo régimen lidez compacta de se mezclaban en el su asiento; motivaargot vulgar de los ron reclamaciones mítines de suburD. Prudencio Melo, Arzobispo de Valencia desde 1923 a 1944 de países tan laicos bios y aldea los más como Francia o violentas censuras de los que groseros ataques contra la religión. como Holanda, tras haber execrado nuestra La prensa roja, como puede verse hoy intolerancia antiprotestante, se escandaliza- en las hemerotecas de España, se despachó ban de la anticatólica”. con incansable violencia contra la Iglesia Algo que debemos tener muy en cuenta y sus ministros y contra la religión como en esta época que contribuyó en cantidad tal. La Traca de Valencia en su número a agriar los ánimos y enfrentar implacable- de 17 de julio de 1936 da las respuestas mente a media España contra la otra media, a una encuesta planteada a sus lectores no menos que los incendios y la legislación por la redacción del periódico: “¿Qué apasionada, fueron la propaganda del laicis- haría usted con la gente de sotana? Y allí mo, la pornografía y la irreligión, que cayeron aparecen respuestas como estas: “Ahorcar como enjambre oscuro sobre la masa inculta, a los frailes con las tripas de los cura”. Esto incapaz de resistirla. nos da a entender la situación en la que Empezó la etapa republicana partiendo, se encontraba ya España. ¿Qué hubieran como de un dato global e incontrovertible, hecho si entonces hubieran manejado la de que España ya no era católica. Manuel televisión, y otros medios de comunicación, Azaña, ministro de la Guerra, expresaba en entre otras cosas? Queda en el aire para el el Congreso, el 13 de octubre de 1931 que buen entender del lector. El veneno iba “lo que se llama problema religioso es en cundiendo no sólo por las calles sino, y rigor la implantación del laicismo del Estado sobre todo, en las conciencias.


El Vía Crucis HISTORIA Via Crucis” en latín o “Camino de la Cruz” . También se le llama Estaciones de la Cruz y Vía Dolorosa. Se trata de un camino de oración que busca adentrarnos en la meditación de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo en su camino al Calvario. El camino se representa con una serie de imágenes de la Pasión o “Estaciones” correspondientes a incidentes particulares que Jesús sufrió por nuestra salvación. Las imágenes pueden ser pinturas o esculturas. Algunas representaciones son grandes obras de arte inspiradas por Dios para suscitar mayor comprensión del amor de Jesucristo y movernos a la conversión. Las estaciones generalmente se colocan en intervalos en las paredes de la iglesia o en lugares reservados para la oración. Los santuarios, casas de retiros y otros lugares de oración suelen tener estaciones de la cruz en un terreno cercano. En los monasterios generalmente se encuentran en el claustro. La finalidad de las Estaciones es ayudarnos a unirnos a Nuestro Señor haciendo una peregrinación espiritual a la Tierra Santa, a los momentos mas señalados de su Pasión y Muerte redentora. Pasamos de Estación en Estación meditando ciertas oraciones. Varios santos, entre ellos San Alfonso Ligorio, Doctor de la Iglesia, han escrito meditaciones para cada estación. También podemos añadir las nuestras. Es tradición,

cuando las Estaciones se hacen en público, cantar una estrofa del “Stabat Mater” mientras se pasa de una estación a la otra. La costumbre de rezar las Estaciones de la Cruz posiblemente comenzó en Jerusalén. Ciertos lugares de La Vía Dolorosa fueron reverentemente marcados desde los primeros siglos. Hacer allí las Estaciones de la Cruz se convirtió en la meta de muchos peregrinos desde la época del emperador Constantino (siglo IV). Según la tradición, la Santísima Virgen visitaba diariamente las Estaciones originales y el Padre de la Iglesia, San Jerónimo, nos habla ya de multitud de peregrinos de todos los países que visitaban los lugares santos en su tiempo. Sin embargo, no existe prueba de una forma fija para esta devoción en los primeros siglos. Desde el siglo doce los peregrinos escriben sobre la “Vía Sacra”, como una ruta por la que pasaban recordando la Pasión. No sabemos cuándo surgieron las Estaciones según las conocemos hoy, ni cuándo se les comenzó a conceder indulgencias pero probablemente fueron los Franciscanos los primeros en establecer el Via Crucis ya que a ellos se les concedió en 1342 la custodia de los lugares más preciados de Tierra Santa. Tampoco está claro en que dirección se recorrían ya que, según parece, hasta el siglo XV muchos lo hacían comenzando en el Monte Calvario y retrocediendo hasta la casa de Pilato.

Un buen libro para la Cuaresma: La Confesión, ¡Un gran regalo! De A. Climent. Ed. Edicep.


PAPAS DE LA IGLESIA

SANTORAL DE LA SEMANA

Este Papa fue reconocido como legítimo después de la revisión pontifical (1947). Nació en Roma. Elegido el 6 de diciembre del año 963. Murió el 1 de marzo del 965. Elegido como antipapa por Otón I, después de alternas vicisitudes con su antecesor y con su sucesor, Benedicto V. La deposición de Juan ha sido reconocida válida, por lo tanto León VIII es legítimo.

Día 6.- San Olegario, obispo. Año 1136. Día 7.- Santas Perpetua y Felicidad, mártires. Año 203. Día 8.- San Juan de Dios, religioso fundador de la Orden Hospitalaria Día 9.- Santa Francisca Romana, viuda. Año 1440. Día 10.- Viernes. Día de Abstinencia. San Macario, obispo de Jerusalén. Año 325. Día 11.- San Esteban de Obacina, Abad. Año 1159. San Sofronio de Jerusalén. Año 638. San Ramiro. Día 12.- Domingo. Día del Señor. Beato Luis Orione, sacerdote, fundador de la Pequeña Obra de la Divina Providencia. Año 1940.

Nació también en Roma y fue elegido Papa el 22 de mayo del 964 y murió el 4 de julio del 966. Fue exiliado de Hamburgo por Otón I, hasta la muerte de León VIII. Muerto el antipapa, Otón I, por presiones de los Francos, Germanos y Romanos, reconoce su investidura. Murió en Hamburgo en olor de santidad. Otón I trasladó a Roma sus restos en el 988 ORACIÓN Señor, tú que infundiste en san Juan de Dios espíritu de misericordia, haz que nosotros, practicando las obras de caridad, merezcamos encontrarnos un día entre los elegidos de tu reino.

San Juan de Dios

Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti


Centro de Estudios Borgianos Este Centro, aparte de proporcionar bibliografía sobre el linaje Borja, dentro del Archivo Colegial, hasta que el Palau del Ardiaca esté totalmente restaurado, tiene la intención de editar libros relacionados al tema. El número uno de esta serie de publicaciones fue “Homenaje al Papa Alejandro VI” del Abad D. Arturo Climent; actualmente se ha terminado la primera edición. Se anunció que el número dos estaría dedicado a los Cardenales de Xàtiva y sería escrito por D. Vicente Pons. Pues bien, acaba de salir a la venta esta publicación que lleva por título: “Cardenales y prelados de Xàtiva en la época de los Borja”. Es una obra muy bien hecha, como todo lo que escribe D. Vicente, muy do-

cumentada, de fácil lectura e interesante contenido. El libro ya lo pueden adquirir en la Librería de la Seu al precio de 10 euros.

La encíclica del Papa “Dios es Amor”. Esta encíclica del Papa Benedicto es una joya que merece nuestra lectura sosegada y tranquila. Nosotros no podemos contentarnos de oídas, hay que beber en la fuente. Su lectura no es complicada. Quizás un poco la primera parte, pero luego es una auténtica delicia. Si todavía no la tienen pueden adquirirla en la Librería en formato de librito al precio de 3 euros.

Adquieran el libro: SALIÓ UN SEMBRADOR A SEMBRAR, 10 AÑOS DE ABAD. Recopilación y selección de conferencias, homilías y artículos periodísticos de diversos temas con más de 300 fotografías que reflejan los actos más importantes de estos 10 años y el patrimonio restaurado. Su precio es de 20 euros.


Estamos en Cuaresma UN POCO DE TIEMPO PARA DIOS • Todos los Viernes son día de Abstinencia. • Todos los viernes a las 7 t., Rezo del Via Crucis por el interior de la Basílica. • En la Misa vespertina de cada domingo de Cuaresma haremos mención a las imágenes de Semana Santa con sede en la Colegiata y ofreceremos la Misa por los difuntos de esa Cofradía. Este sería el orden: DOMINGO 5 DE MARZO, HOY: Cristo de la Expiración o “Cachorro”. DOMINGO 12: Cristo de la Palma DOMINGO 26: Nuestro Padre Jesús Nazareno DOMINGO 2 DE ABRIL: Jesús atado a la Columna. (Flagelación) VIERNES 7: Soledad de la Virgen María SÁBADO 8: Festa de la vespra, Entrada de Jesús en Jerusalén. DÍAS 20, 21 Y 22: EJERCICIOS ESPIRITUALES.

Otros asuntos CAMPANA “SAN JOSÉ” • Necesitamos ayuda para terminar de pagar su restauración. Nos faltan 3.314 euros. Pueden entregar sus donativos en la sacristía o echarlos al buzón “Donativos”. Debemos pagarlo todo antes de Pascua. VANDALISMO: LA MALA EDUCACIÓN • Ya se nos ha entregado el presupuesto de la restauración de las imágenes de piedra de sant Josep y santa Bárbara: 7.000 euros. Ésa es la factura que pagamos de la mala educación de ciertos gamberros que se entretienen y disfrutan haciendo mal.


hp 195