Issuu on Google+

La Seu

PARROQUIA DE SANTA MARÍA • XÀTIVA Hoja Parroquial • N.º 177 Domingo 30 de octubre de 2005 XXXI del Tiempo Ordinario

El que se humilla será enaltecido

Frases del Evangelio EVANGELIO DE SAN MATEO 23, 1-12

En aquel tiempo, Jesús habló a la gente y a sus discípulos diciendo: En la cátedra de Moisés se han sentado los letrados y los fariseos: haced y cumplid lo que os digan; pero no hagáis lo que ellos hacen, porque ellos no hacen lo que dicen. Ellos lían fardos pesados e insoportables y se los cargan a la gente en los hombros; pero no están dispuestos a mover un dedo para empujar. Todo lo que hacen es para que os vea la gente: alargan las filacterias y ensanchan las franjas del manto; les gustan los primeros puestos en los banquetes y los asientos de honor en las sinagogas; que les hagan reverencias por la calle y que la gente los llame “maestros”. Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar maestro, porque uno solo es vuestro maestro y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra, porque uno solo es vuestro padre, el del cielo. No os dejéis llamar jefes, porque uno solo es vuestro Señor, Cristo. El primero entre vosotros será vuestro servidor. El que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.


El Abad Ante el panorama que ofrecemos en nuestras comunidades cristianas, pienso que debemos plantearnos en serio la Iniciación Cristiana en todos los campos pastorales y en todas las edades. Es verdad que el Instituto de Ciencias Religiosas está haciendo un bien inmenso en nuestra Comunidad Parroquial; pero son muchos los que no asisten a las clases de Teología. La Iniciación Cristiana podría ser un camino catequético para muchos años. La Iniciación Cristiana es el proceso mediante el cual un cristiano llega a conocer, aceptar y vivir las características de la vida cristiana, expresadas eficazmente en el bautismo, infundidas por la gracia de Dios y el don del Espíritu Santo, vividas en la Iglesia de Jesucristo. En este proceso, el hombre, auxiliado por la gracia divina, responde libre y generosamente al don de Dios, recorriendo un camino de liberación del pecado y del crecimiento en la fe, hasta sentarse en la mesa de la Eucaristía. (CEE documento La iniciación cristiana. Nº 14). En este proceso se parte de la situación en la que cada uno se encuentra. Con sinceridad cada cual hace su radiografía personal y desde ese punto comienza a trabajar. Los elementos más importantes son: - Anuncio de la Palabra de Dios. - Adhesión a Jesucristo. - Liberación del pecado. - Profesión de fe.

- Renovación del Bautismo y la Confirmación. - Participación plena y consciente en la Eucaristía.

Nosotros ya estamos bautizados y confirmados, pero nos hace falta este proceso catecumenal de instrucción y de conversión para formar parte de la Iglesia y ser verdaderamente cristianos. En estos momentos también se debería pedir a los jóvenes que piden casarse por la Iglesia. Todos deberían recorrer este proceso de iniciación cristiana, sin prisas, con un par de años de trabajo pastoral. Hoy en día los cristianos, si quieren serlo de verdad, tienen que vivir en muchas cosas a la contra de lo normal que presenta nuestra sociedad y no siempre coincide con el Evangelio. Continuaremos la próxima semana.

Senyor, el meu cor no és ambició ni són altius els meus ulls; Visc sense pretencions de grandeses o de coses massa altes per a mi. Salm 130


Para saborear durante la semana Despertémonos, por fin, hermanos; resucitemos con Cristo, busquemos los bienes de arriba, pongamos nuestro corazón en los bienes del cielo. Deseemos a los que nos desean, apresurémonos hacia los que nos esperan, entremos a su presencia con el deseo de nuestra alma. Hemos de desear no sólo la compañía, sino también la felicidad de que gozan los santos, ambicionando ansiosamente la gloria que poseen aquellos cuya presencia deseamos. Y esta ambición no es mala, ni incluye peligro alguno el anhelo de compartir su gloria. SAN BERNARDO, ABAD San Martín de Porres, obedeciendo el mandato del divino Maestro, se ejercitaba intensamente en la caridad para con sus hermanos, caridad que era fruto de su fe íntegra y de su humildad. Amaba a sus prójimos, porque los consideraba verdaderos hijos de Dios y hermanos suyos; y los amaba aún más que a sí mismos, ya que, por su humildad, los tenía a todos por más justos y perfectos que él. BEATO JUAN XXIII ¡Qué grandes y maravillosos son, amados hermanos, los dones de Dios! La vida en la inmortalidad, el esplendor en la justicia, la verdad en la libertad, la fe en la confianza, la templanza en la santidad; y todos estos dones son los que están, ya desde ahora, al alcance de nuestro conocimiento. ¿Y cuáles serán, pues, los bienes que están preparados para los que lo aman? Solamente los conoce el Artífice supremo, el Padre de los siglos; sólo él sabe su número y belleza. SAN CLEMENTE PRIMERO, PAPA

Pregunta y respuesta del catecismo MÁS SOBRE EL CUARTO MANDAMIENTO La familia cristiana es una comunión de personas, reflejo e imagen de la comunión del Padre y del Hijo en el Espíritu Santo. Su actividad procreadora y educativa es reflejo de la obra creadora de Dios. Es llamada a participar en la oración y el sacrificio de Cristo. La oración cotidiana y la lectura de la Palabra de Dios fortalecen en ella la caridad. La familia cristiana es evangelizadora y misionera.


Año de la Eucaristía Carta Apostólica sobre el Domingo, día del Señor (34) (Nota: el Año de la Eucaristía concluye en octubre. Nosotros continuaremos ofreciendo esta carta Apostólica hasta terminarla) 70. De hecho, desde los tiempos apostólicos, la reunión dominical fue para los cristianos un momento para compartir fraternalmente con los más pobres. «Cada primer día de la semana, cada uno de vosotros reserve en su casa lo que haya podido ahorrar» (1 Co 16,2). Aquí se trata de la colecta organizada por Pablo en favor de las Iglesias pobres de Judea. En la Eucaristía dominical el corazón creyente se abre a toda la Iglesia. Pero es preciso entender en profundidad la invitación del Apóstol, que lejos de promover una mentalidad reductiva sobre el «óbolo», hace más bien una llamada a una exigente cultura del compartir, llevada a cabo tanto entre los miembros mismos de la comunidad como en toda la sociedad. (114) Es más que nunca importante escuchar las severas exhortaciones a la comunidad de Corinto, culpable de haber humillado a los pobres en el ágape fraterno que acompañaba a la «cena del Señor»: «Cuando os reunís, pues, en común, eso ya no es comer la cena del Señor; porque cada uno come primero su propia cena, y mientras uno pasa hambre, otro se embriaga. ¿No tenéis casas para comer y beber? ¿O es que despreciáis a la Iglesia de Dios y avergonzáis a los que no tienen?» (1 Co 11,20-22). Valientes son asimismo las palabras de Santiago: «Supongamos que entra en vuestra asamblea un hombre con un anillo de oro y un

vestido espléndido; y entra también un pobre con un vestido sucio; y que dirigís vuestra mirada al que lleva el vestido espléndido y le decís: “Tú, siéntate aquí, en un buen lugar”; y en cambio al pobre le decís: “Tú, quédate ahí de pie”, o “Siéntate a mis pies”. ¿No sería esto hacer distinciones entre vosotros y ser jueces con criterios malos?» (2,2-4). 71. Las enseñanzas de los Apóstoles encontraron rápidamente eco desde los primeros siglos y suscitaron vigorosos comentarios en la predicación de los Padres de la Iglesia. Palabras ardorosas dirigía san Ambrosio a los ricos que presumían de cumplir sus obligaciones religiosas frecuentando la iglesia sin compartir sus bienes con los pobres y quizás oprimiéndolos: «¿Escuchas, rico, qué dice el Señor? Y tú vienes a la iglesia no para dar algo a quien es pobre sino para quitarle». (115) No menos exigente es san Juan Crisóstomo: « ¿Deseas honrar el cuerpo de Cristo? No lo desprecies, pues, cuando lo encuentres desnudo en los pobres, ni lo honres aquí, en el templo, con lienzos de seda, si al salir lo abandonas en su frío y desnudez. Porque el mismo que dijo: Esto es mi cuerpo, y con su palabra llevó a realidad lo que decía, afirmo también: Tuve hambre y no me dísteis de comer, y más adelante: Siempre que dejásteis de hacerlo a uno de estos pequeñuelos, a mí en persona lo dejásteis de hacer [...] ¿De qué serviría adornar la mesa de Cristo con vasos de oro, si el mismo Cristo muere de hambre? Da primero de comer al hambriento, y luego, con lo que te sobre, adornarás la mesa de Cristo». (116)

VOCABULARIO EUCARÍSTICO - GESTOS Y POSTURAS CORPORALES DURANTE LA MISA (5)

GENUFLEXIONES La genuflexión, que se hace doblando la rodilla derecha hasta el suelo, es un signo de adoración; por eso, se

reserva al Santísimo Sacramento, y a la santa Cruz, desde la adoración solemne del Viernes santo hasta la Vigilia Pascual.


Pan partido para el mundo ARTURO CLIMENT BONAFÉ ABAD DE XÀTIVA (Este artículo se publicó en el periódico Levante El Mercantil Valenciano el sábado 22 de octubre en la sección Costera. Por su interés y por la demanda de varias personas, lo reproducimos en la Hoja Parroquial)

Pan partido para el mundo. Ese es el lema del Domund 2005. ¡Precioso! Pero preciosa la realidad que expresa. Lo pienso muchas veces. El sacerdote, que ha de ser misionero, allá muy lejos y aquí muy cerca, es siempre pan partido para los hombres. Toda su vida es entrega ilusionada, trabajo continuo, preocupación diaria por unos y por otros. ¡Cuántas visitas a enfermos!, ¡Cuántas palabras y ¡hechos! de ánimo, de esperanza, de cariño! Nos critican de manera agresiva, hostil y grosera. Sin embargo nunca he visto a esos periodistas amargados visitando enfermos de manera desinteresada; nunca les he visto entregando parte de su sueldo a los más necesitados y pobres; nunca les he visto entrando en la cárcel a visitar presos o en las enfermerías ayudando a jóvenes con sida; nunca les he visto limpiando el cuarto de unos ancianos que viven solos. Nunca les he visto haciendo obras de caridad sin cobrar y sin recibir beneficio. Nunca te he visto en esos menesteres. Y sin embargo sí que he visto a obispos entrando en la cárcel visitando presos; he visto sacerdotes visitando ancianos y enfermos, en los hospitales y en sus domicilios; he visto a monjas limpiando llagas de lepra; he visto a monjas cuidando niños abandonados en contenedores y en las cunetas de la carretera de Belén a Hebrón; he visto a curas desviviéndose por jóvenes desquiciados, drogadictos, enfermos mentales, delincuentes; he visto a curas en la cabecera del enfermo ayudando a bien


morir; he visto a cristianos arriesgando su pellejo por el prójimo, a quien no conocen pero que necesita ayuda y cariño. Sí, amigo periodista, lo veo cada día. Y por lo visto tú no lo ves. ¿Cómo lo vas a ver? Estás metido en teorías anticlericales, trasnochadas, pasadas de fecha. ¿Qué te impide ver la realidad de la Iglesia de hoy? ¡Cuánto odio tienes dentro de ti! Te fijas en los anillos de los obispos y no ves la labor que ese obispo está realizando por los más necesitados y a lo mejor hasta por ti. ¿Has estudiado en colegio de monjas? Puede ser que sí. ¿Ninguna cosa buena has recibido de la Iglesia, ni de ese colegio, ni de ningún sacerdote? Te leí el otro día. ¡Cuánta crueldad contra un arzobispo! Leyéndote yo pensaba, éste “tipo” –así llamas tú al arzobispo– no conoce a la Iglesia, ni a sus obispos, ni a sus sacerdotes. Está anclado en realidades trasnochadas, de lo contrario no diría tantas sandeces. ¡Tirabas veneno por la boca! ¿Cómo es posible tanto odio contra nosotros? ¿Qué te hemos hecho, amigo periodista? Pan partido para el mundo. Puede ser que a veces no lo hagamos lo bien que deberíamos hacerlo, pero aquí estamos: somos pan partido para todos. El Domund de mañana nos lo recuerda a todos. Mañana seremos generosos en la oración y en la colecta que ayudará a muchos. También tú, amigo periodista, si tienes la suerte de leerme, a la hora de escribir o de hablar, no manifiestes tanto odio hacia la Iglesia Católica. Algo bueno hacemos todavía en la sociedad actual.


20

Papeles de historia

Desde la Colegiata de santa María de Xàtiva Aproximación a una historia

ARTURO CLIMENT BONAFÉ ABAD DE XÀTIVA

20. RETABLO DE LOS MARTÍ

Pasamos a contemplar este hermoso retablo colocado en la capilla primera entrando a la derecha, junto al baptisterio. En el guardapolvo de este retablo del siglo XV figura un escudo que corresponde a la familia de los Martí Crespí. Es, según Mariano González, una obra poco conocida, a la que Tormo no prestó atención y que sin embargo sirvió para definir e identificar la personalidad artística del Maestro de Xàtiva. En el retablo de los Martí hallamos los característicos rostros ovales femeninos enmarcados por largas cabelleras rizadas y esa extrema delicadeza que son propios del Mestre de Xàtiva.

Nos colocamos frente al retablo y nos dejamos invadir por su arte, su dulzura y encanto, también por su mensaje religioso, que es grande y hermoso. Cinco tablas componen la parte más importante del retablo: desde bajo por la izquierda, el abrazo entre san Joaquín y santa Ana, Anunciación, Calvario, Nacimiento y Visitación. Ana.

El abrazo de san Joaquín y santa

Nada dice la sagrada escritura acerca de este abrazo. Hay que recurrir a los evangelios apócrifos. Allí se nos dice que un ángel anunció a la vez a san Joaquín, sacerdote del Templo, la concepción


de su esposa y a su esposa, Ana también. Los dos salen gozosos y se encuentran ante la puerta dorada de las Murallas de Jerusalén y se dan un abrazo. En la tabla vemos cómo el mismo ángel les acompaña y les une. La Anunciación. San Lucas, en su Evangelio, nos cuenta este pasaje precioso lleno de luz y de candor. El ángel Gabriel anuncia a la Virgen María que Dios la ha elegido para ser la madre del verbo encarnado. El Mestre de Xàtiva sabe plasmar el misterio en esta tabla llena de luz y de encanto. La Virgen acepta: Aquí está la esclava del Señor, hágase en mi según tu palabra. Por bajo a la derecha contemplamos la Visitación. Dos mujeres se abrazan, conectan, se piropean. Bendita tú entre todas las mujeres, bendito es el fruto de tu vientre. Dichosa tú que has creído. Y María canta el Magníficat dando gloria a Dios por las maravillas que hace a favor del hombre. Fijémonos en la elegancia de las dos mujeres, con qué sensibilidad se entrecruzan los brazos; los mantos dorados y brillantes de ambas dan solemnidad al acto. El pequeño Juan da un salto en las entrañas de Isabel. Le sigue la tabla del Nacimiento de Jesús en Belén. El gran misterio de Dios revelado en el Niño Jesús de Belén.

San José y la Virgen son sus primeros adoradores. Ante el misterio no caben indagaciones. María contempla con dulzura al Niño, san José con asombro, cruza sus manos sobre el pecho e inclina la cabeza. Al Mestre de Xàtiva no le falta detalle, la mula y el buey, la ciudad a lo lejos y el Niño resplandeciente. El retablo culmina con la tabla grande del Calvario. Son muchísimos los retablos que son coronados por el Calvario. Cristo clavado en la cruz; la Virgen Dolorosa y el Apóstol Juan. El misterio de la Redención del género humano. La Dolorosa llora al pie de la Cruz, ella sabe


Papeles de historia 20 lo que significa el dolor y el sufrimiento y lo acepta con todas sus consecuencias: la espada invisible profetizada por Simeón. Juan, el Apóstol más joven de los Doce, no se apartó de Cristo en los momentos difíciles: está donde debe estar. Falta la pieza del centro. Se dice que hubo una tabla con la figura del Ecce Homo, de ahí que el retablo se llamara del Ecce Homo; pero como no era del retablo, se quitó hace muchos años. El hueco era anterior. ¿Habría alguna imagen? Podría ser, pues serraron parte del retablo haciendo más grande el hueco. Lo cierto es que después de la restauración, se ha creído conveniente dejar tal y como lo vemos ahora. Sigamos ahora por la polseda. Comenzando por la izquierda. Santa María Magdalena. Ella está muy unida al misterio de Cristo; mujer llena del amor de Dios, estuvo al pie de la Cruz; lleva en sus manos la corona de espinas. A ella se le apareció Jesús recién salido del sepulcro el día de Pascua. Sigue un santo obispo. Se le dan varios nombres: San Amado, también podría ser san Alberto Magno. San Onofre, el anacoreta. San Juan Bautista, el hombre más grande nacido de mujer, precursor del salvador. El padre Eterno y el Espíritu Santo están colocados en el centro de la polseda como una corona que bordea el retablo. Su semblante es dulce y rezuma bondad, lleno de colorido, en actitud de bendecir. Es el Padre providente que rige la Humanidad, la bendice, la cuida y la ama. El arcángel san Miguel, ¡Quién como Dios!, el ángel que nos defiende del demonio, guardián de la puerta del cielo. San Antonio Abad, el Grande. Fundador

del monacato, vencedor del demonio, lleno de Cristo y de su amor, nos dejó un poso de santidad y de ánimo para seguir a Jesús en la soledad y en la oración. San Gil, otro abad cisterciense del siglo XII. Y finalmente santa Úrsula, virgen y mártir de Colonia con otras once vírgenes en el siglo IV. Estos santos deberían ser protectores de la familia Sanz o reflejaban las grandes devociones de la ciudad en el siglo XV.


Papeles de historia 20 Nos queda la predela que de izquierda a derecha sigue así. Juan es Patricio de Roma, y sueña como la Virgen María se le aparece y pide una basílica en el lugar donde el día 5 de agosto amanecerá con nieve en Roma. Al mismo tiempo el Papa Liberio tendrá el mismo sueño. La tabla siguiente presenta la resurrección del Señor. La muerte no es el final de Cristo: ¡Ha resucitado, Aleluya! Y se aparece a sus Apóstoles, a la Virgen, su madre y a María magdalena, entre otros muchos. La siguiente nos muestra a la Virgen Santísima entre los Apóstoles. San Lucas nos dice que éstos se reunían en el cenáculo con maría la Madre de Jesús. Ella es el vivo retrato de Cristo y los Apóstoles perseveraban unidos en oración junto con la Virgen María, Reina de los Apóstoles. La tabla que sigue representa el gran acontecimiento de Pentecostés. De manera prodigiosa, el Espíritu Santo desciende del cielo sobre los Apóstoles: son confirmados en la fe e inflamados por el Espíritu de Dios saldrán a predicar el Evangelio, ya nada les podrá detener. La Dormición de María representa la tabla que sigue. María, terminado el

curso de su vida mortal, fue asunta al cielo en cuerpo y alma. Ese es el misterio y el milagro. María no conoció la corrupción del sepulcro. Según los evangelios apócrifos, los Apóstoles acuden a Jerusalén para ser testigos de tal acontecimiento. Pero preside, los demás le acompañan. Y la última tabla hace referencia a la primera. El Papa Liberio bajo palio y el tribuno Juan han encontrado nieve en pleno agosto en el monte Esquilino de Roma y allí levantarán la mayor basílica dedicada a la Virgen Madre de Dios. El origen de la Virgen de las Nieves está en ese hecho milagroso. Sobre ese monte se encuentra hoy la basílica de santa María la Mayor. Este retablo se restauró hace unos pocos años y hemos querido colocarlo en este lugar para que pueda ser venerado y contemplado por todos.


La asignatura de Religi贸n en Espa帽a, a la cola de Europa


(2)

Un periodista en tiempos de Jesús

• María canta un himno profético en Ain Karen

Isabel ha tenido un niño Proclama mi alma la grandeza del Señor. Se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho abras grandes por mí: su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. Él hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia –como lo había prometido a nuestros padres– a favor de Abrahán y su descendencia por siempre. María se quedó con Isabel unos tres meses hasta que nació el hijo. ¡Fue niño, como lo anunció el ángel a Zacarías! Toda la familia acudió a felicitar a los padres. Todos se alegraron,

pues sabían que era un gran favor concedido por Dios. A los ocho días fueron a circuncidar al niño y le ponían por nombre Zacarías, como a su padre. Intervino la madre y dijo: ¡Juan es su

El encuentro de estas dos grandes mujeres ha conmovido al cielo. Dos almas limpias y transparentes han conectado al verse. ¡Dichosa tú que has creído porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá! Así aclama Isabel a María. Y ésta abre su corazón y canta a Dios un himno de alabanza.

nombre! Y el padre, que había quedado mudo en el Templo al dudar de la concepción de Isabel, comenzó a hablar. Tiemblo al contaros todo esto. Yo nunca había presenciado cosa igual. Y sin embargo es verdad, lo estoy viendo. Y tal como lo veo os lo transmito como noticia de primera página para el mundo entero. Dios ha visitado a su pueblo.


Ricardo Plá Espí, sacerdote mártir 1936 Arturo Climent Bonafé

UNA VIDA EJEMPLAR (21) La actividad pastoral de Ricardo era tal, que apenas tenia tiempo para sí mismo. Atendía con esmero las peticiones que le hacían, por ejemplo, a la Parroquia de San Justo iba muchísimas veces y ayudaba al Párroco. Una de ellas es para inaugurar el curso catequético 1933-34, tiene delante a las catequistas y quiere aprovechar la ocasión para ensalzar su misión apostólica y hablarles de su papel dentro de la Iglesia, “a vosotras se os dice que sois los apóstoles de hoy, seglares que participáis de la misión confiada a la Iglesia… Tenéis una misión, digamos divina en su origen, pues hoy se os han dicho a vosotras, señoritas catequistas y almas consagradas a la labor de formación de la niñez en su aspecto religioso y cristiano. El Señor hoy os dice ‘Yo os he elegido para que vayáis a la viña de la formación religiosa y moral de la niñez, de la que por las circunstancias especiales por que atraviesa nuestra patria ya no cuidan, ni despierta interés alguno los maestros… ni lo que es más, los padres, que se muestran indiferentes, cuando no reacios y enemigos declarados de

la formación cristiana de sus hijos. Vosotras ya sabéis como están las cosas. Es una misión ardua y difícil la vuestra en estos tiempos. Pero yo os digo: mirad a estos doscientos niños que tenemos como algo vuestro, como madres y entonces se os hará llevadera toda carga y suave y delicioso todo sacrificio. Pensad que podéis llamaros verdaderamente madres espirituales de aquellos a quienes educáis cristianamente y decir aquello del Apóstol ‘por el Evangelio, yo os engendré’ (I Corintios 4,15). El año 1933, Año Santo de la Redención, salió don Ricardo para Roma, y en Niza, las Religiosas Carmelitas, le pidieron que se quedase allí como Capellán y no volviera a España, pues las circunstancias eran ya muy duras y peligrosas para la Iglesia. En Roma, en el Colegio Español, el señor Rector, que era condiscípulo suyo y el Mayordomo, don Carmelo Blay, le rogaron y suplicaron que se quedase con ellos, en el Colegio nada le faltaría. En España las cosas estaban muy mal y no debería volver. Don Ricardo contestó con estas palabras: “Vosotros ya sabéis que mi sueño dorado ha sido siempre Roma y mi querido Colegio, pero en estas circunstancias, mi deber es España y Toledo, pues, ¿si nosotros desertamos, los demás qué van a hacer? Hay que predicar y sobre todo dar el ejemplo”. Y sin más comentarios le respondieron: “Dios te bendiga, Ricardo, y se cumpla en ti su santa voluntad”. Recién nombrado primado de España y arzobispo de Toledo, don Isidro Gomá Tomás, publica un enérgico documento pastoral, titulado Horas graves, fechado el 12 de junio de 1933. Don Ricardo estudió minuciosamente esta Carta Pastoral del Cardenal Gomá, subrayó infinidad de líneas y párrafos que dan a entender la verdad de lo que ya estaba ocurriendo en España y que desembocaría en la cruenta persecución religiosa.


El Patrimonio en restauración

• LA IGLESIA DE SAN FRANCISCO (FACHADA) Corre a cargo de la Conselleria de Obras Públicas.

• CREU DE SANT JOSEP Pedimos al Exmo. Sr. Presidente de la Diputación ayuda y nos concedió 12. 000 euros. Y lo hemos ajustado al presupuesto de la restauración. Empresa: E.M.R. S.L. Supervisa: D. Joaquín Espí - Conselleria de Cultura,


• CAMPANA “SAN JOSÉ” DE LA SEU El presupuesto es de 10.800 euros. Consellería de Cultura nos ayuda con 2.500 euros. El resto debe salir de la Colegiata. Empresa: 2001 Técnica y Artesanía, S.L. Supervisa: D. Francisco Llop Conselleria de Cultura

• DEPENDENCIAS DE LA ERMITA DE SANT JOSEP La subvención que tenemos este año es de 30.000 euros. Las obras salen a 35.612 euros. La Colegiata debe añadir lo que falta. Con ello se continuará la restauración de la Casa de Retiro. Empresa: Servicasa. Supervisa: Arquitecto D. Vicente Tudela.

Para ejecutar estas obras se han solicitado los permisos correspondientes


PAPAS DE LA IGLESIA

SANTORAL DE LA SEMANA

Este Papa nació en Roma y fue elegido el 11 de mayo del año 824. Se le atribuye la institución de los Seminarios. También instituye una super-comisión para la actuación de los cánones y de las leyes; de estos censores tiene origen la actual Curia Romana. Promulgó 38 cánones relativos a la disciplina del Clero. Ordenó la construcción de claustros en las iglesias y catedrales, para la vida común de los canónigos, para que estuviesen preparados para los oficios divinos y el canto de las Horas canónicas. Se preocupó de la evangelización de Escandinavia, mandando allí a san Óscar en el año 826. Su pontificado duró unos 3 años.

Día 31.- San Jerónimo Hermosilla, obispo y mártir dominico en Tonquín (Vietnam). Año 1861. San Alonso Rodríguez. Religioso jesuita. Año 1617. Día 1 de noviembre. Solemnidad de todos los Santos Día 2.- Conmemoración de los Fieles Difuntos. Día 3.- San Martín de Porres. Religioso dominico. Año 1639. San Pedro Almató. Sacerdote, mártir dominico en Vietnam. Año 1861. Día 4.- San Carlos Borromeo, obispo de Milán y cardenal. Año 1584. San Félix de Valois. Día 5.- Santos Zacarías e Isabel, padres de san Juan Bautista. Santa Ángela de la Cruz. Año 1932. Día 6.- Domingo. Día del Señor. Beata Josefa Naval. Virgen seglar de Algemesí. Año 1893. Fiesta externa de san Jacinto Castañeda.

Este Papa también nació en Roma y fue elegido el 1 de octubre del año 827. Querido por el pueblo, la Nobleza y el Clero, por su pureza y trabajo. El inicio de su breve pontificado fue saludado con grandes manifestaciones de júbilo. Hizo acuñar monedas y una se conserva todavía en la colección vaticana. Su pontificado duró tan sólo 40 días.

Aviso importante • 1 de noviembre. Solemnidad de Todos los Santos Horario de Misas igual al domingo más a las 4.30 tarde en el Cementerio. • 2 de noviembre. Conmemoración de Todos los Fieles Difuntos Horario de Misas: 10 y 11.30 mañana y 7.30 tarde. A las 7 se rezará el Santo Rosario. • La Parroquia somos todos: colabora en sus necesidades. Arrastramos un déficit de 2.524 euros de la economía ordinaria de la Seu. Tota pedra fa paret!


hp 177