Page 1

La Seu

PARROQUIA DE SANTA MARÍA • XÀTIVA Hoja Parroquial • N.º 129 Domingo 28 de noviembre de 2004 I de Adviento

Estad preparados

Frases del Evangelio

EVANGELIO DE SAN MATEO 24, 37-44 En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: Cuando venga el Hijo del Hombre pasará como en tiempo de Noé. Antes del diluvio la gente comía y bebía y se casaba, hasta el día en que Noé entró en el arca; y cuando menos lo esperaban llegó el diluvio y se los llevó a todos; lo mismo sucederá cuando venga el Hijo del Hombre. Por tanto estad en vela, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor. Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora de la noche viene el ladrón, estaría en vela y no dejaría abrir un boquete en su casa. Por eso estad también vosotros preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del Hombre.


El Abad Iniciamos hoy el Adviento. Tiempo litúrgico que nos preparará a las fiestas de la navidad. Son cuatro semanas intensas para la vida cristiana. La palabra Adviento, “venida” nos habla de un principio, la llegada en carne de Nuestro Señor Jesús en Belén y de un final, la segunda venida del Señor para concluir la Historia de la Salvación y comenzar de esa manera la época definitiva, más allá de nuestra medida del tiempo y de la historia, donde Dios será todo en todos. Entre una venida y otra se desarrolla el tiempo de la Iglesia, también la vida particular de cada uno de nosotros. Toda nuestra vida es un constante Adviento, esperamos al Señor, sabemos que vendrá, le esperamos. Sin embargo el Adviento venida de Jesús lo podemos vivir cada momento. El Señor viene mediante su Palabra; cuando leemos y proclamamos su Palabra él se hace presente. Cuando nos reunimos para la celebración de la Eucaristía, él está presente, viene a nuestro corazón. Cuando rezamos, oramos, él se hace presente también. El Adviento envuelve toda nuestra vida espiritual, nuestra vivencia cristiana. Y también viene en cada obra buena que realizamos, en cada acto de caridad, de humanidad, en cada gesto, en cada palabra: Jesús está ahí. Donde hay caridad y amor, Dios está ahí. Comencemos con ilusión este nuevo tiempo litúrgico. El Adviento siempre resulta agradable, sabemos que Navidad le sigue y ello nos alegra y llena nuestro corazón de esperanza. Cada día del Adviento la Palabra de Dios nos orientará en el itinerario cristiano por eso es tan importante que sigamos la liturgia, es una estupenda preparación a las fiestas que se nos avecinan, y ojalá podamos salir al encuentro del Señor acompañados por la buenas obras.

Per amor dels meus germans i dels meus amics, Deixeu-me dir: Que hi haja pau dins de tu! Per la casa del Senyor, el nostre Déu Et desitge el benestar.

Salm 121


Para saborear durante la semana ¡Ay del alma privada del cultivo diligente de Cristo, que es quien le hace producir los buenos frutos del espíritu!, porque, hallándose abandonada, llena de espinos y de abrojos, en vez de producir fruto, acaba en la hoguera. ¡Ay del alma en la que no habita Cristo, su Señor!, porque, al hallarse abandonada y llena de la fetidez de sus pasiones, se convierte en hospedaje de todos los vicios. SAN MACARIO, OBISPO Nunca debemos olvidar que nosotros no hemos de cumplir nuestra propia voluntad, sino la de Dios, tal y como el Señor nos mandó pedir en nuestra oración cotidiana. ¡Qué contrasentido y qué desviación es no someterse inmediatamente al imperio de la voluntad del Señor, cuando él nos llama para salir de este mundo. ¿Para qué rogamos y pedimos que venga el reino de los cielos, si tanto nos deleita la cautividad terrena? SAN CIPRIANO, OBISPO Y MÁRTIR No es posible, pues, la santidad en el hombre, Señor, si retiras el apoyo de tu mano. No aprovecha sabiduría alguna, si tú dejas de gobernarlo. No hay fortaleza inquebrantable, capaz de sostenernos, si tu cesas de conservarla. Porque, abandonados a nuestras propias fuerzas, nos hundimos y perecemos; mas, visitados por ti, salimos a flote y vivimos. KEMPIS – IMITACIÓN DE CRISTO

Pregunta y respuesta del catecismo ¿CÓMO DEBE REALIZARSE EL RITO DEL AGUA EN EL BAUTISMO? El Bautismo es realizado de la manera más significativa mediante la triple inmersión en el agua bautismal. Pero desde la antigüedad puede ser también conferido derramando tres veces agua sobre la cabeza del candidato, diciendo a la vez: Yo te bautizo en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.


Año de la Eucaristía Seguimos con la publicación de la Carta Apostólica sobre el Domingo, día del Señor.

3.

Su importancia fundamental, reconocida siempre en los dos mil años de historia, ha sido reafirmada por el Concilio Vaticano II: «La Iglesia, desde la tradición apostólica que tiene su origen en el mismo día de la resurrección de Cristo, celebra el misterio pascual cada ocho días, en el día que se llama con razón “día del Señor” o domingo».(5) Pablo VI subrayó de nuevo esta importancia al aprobar el nuevo Calendario romano general y las Normas universales que regulan el ordenamiento del Año litúrgico.(6) Tengo en cuenta las múltiples intervenciones del magisterio e iniciativas pastorales que, en estos años posteriores al Concilio, vosotros, queridos Hermanos en el episcopado, tanto individual como conjuntamente –ayudados por vuestro clero– habéis emprendido sobre este importante tema. Deseo también dirigirme a todos vosotros, queridos fieles, como haciéndome presente en cada comunidad donde todos los domingos os reunís con vuestros Pastores para celebrar la Eucaristía y el «día del Señor». Muchas de las reflexiones y

sentimientos que inspiran esta Carta apostólica han madurado durante mi servicio episcopal en Cracovia y luego, después de asumir el ministerio de Obispo de Roma y Sucesor de Pedro, en las visitas a las parroquias romanas, efectuadas precisamente de manera regular en los domingos de los diversos períodos del año litúrgico. En esta Carta me parece como si continuara el diálogo vivo que me gusta tener con los fieles, reflexionando con vosotros sobre el sentido del domingo y subrayando las razones para vivirlo como verdadero «día del Señor», incluso en las nuevas circunstancias de nuestro tiempo. 4. Nadie olvida en efecto que, hasta un pasado relativamente reciente, la «santificación» del domingo estaba favorecida, en los países de tradición cristiana, por una amplia participación popular y casi por la organización misma de la sociedad civil, que preveía el descanso dominical como punto fijo en las normas sobre las diversas actividades laborales. Pero hoy, en los mismos países en los que las leyes establecen el carácter festivo de este día, la evolución de las condiciones socioeconómicas

Colabora con tu ofrenda en el mantenimiento de la Parroquia


a menudo ha terminado por modificar profundamente los comportamientos colectivos y por consiguiente la fisonomía del domingo. Se ha consolidado ampliamente la práctica del «fin de semana», entendido como tiempo semanal de reposo, vivido a veces lejos de la vivienda habitual, y caracterizado a menudo por la participación en actividades culturales, políticas y deportivas, cuyo desarrollo coincide en general precisamente con los días festivos. Se trata de un fenómeno social y cultural que tiene ciertamente elementos positivos en la medida en que puede contribuir al respeto de valores auténticos, al desarrollo humano y al progreso de la vida social en su conjunto. Responde no sólo a la necesidad de descanso, sino también a la exigencia de «hacer fiesta», propia del ser humano. Por desgracia, cuando el domingo pierde el significado originario y se reduce a un puro «fin de semana», puede suceder que el hombre quede encerrado en un horizonte tan restringido que no le permite ya ver el «cielo». Entonces, aunque vestido de fiesta, interiormente es incapaz de «hacer fiesta».(7) A los discípulos de Cristo se pide de todos modos que no confundan la celebración del domingo, que debe ser una verdadera santificación del día del Señor, con el «fin de semana», entendido fundamentalmente como tiempo de mero descanso o diversión. A este respecto, urge una auténtica madurez espiritual que ayude a los cristianos a «ser ellos mismos», en plena coherencia con el don de la fe, dispuestos siempre a dar razón de la esperanza que hay en ellos (cf. 1 P 3,15). Esto ha de significar también una comprensión más profunda del domingo, para vivirlo, incluso en situaciones difíciles, con plena docilidad al Espíritu Santo.

Reflexiones de algunos fieles sobre la Misa de los domingos

H

ay veces que, cuando voy a misa, no le encuentro el sentido; pienso que estoy allí por obligación. Pero, últimamente, estoy intentando buscar un porqué, buscar a Dios para poder hablar con Él y escucharlo. No siempre lo consigo. Cuando me pasa esto me siento mal porque pienso que fallo en algo, que no estoy preparado. Me gustaría saber por qué me pasa y cómo lo podría solucionar. Sé que debería empezar por ir más a misa, pero cuando pienso en ello me persiguen las dudas y se me quitan las ganas de ir. También hay veces en las que ni siquiera se me pasa por la cabeza asistir. Como cristiano, debería sentir la necesidad puesto que, desde pequeño, he estado relacionado con la parroquia, pero no es así. ¿Por qué me sucede esto? Un adolescente

L

a Misa para mí es lo más grande que me ocurre en la vida. Voy muy a gusto. Rezo, canto, hablo con Jesucristo. Comulgo y salgo nuevo, muy feliz. La misa de los domingos me da cuerda para toda la semana. Pienso mucho en las lecturas y en la homilía. Un padre de familia

Ya en Adviento: pensemos en montar un Belén en casa donde la familia se reúne a dar gracias a Dios en estos días entrañables.


Congreso de Apostolado Seglar en Madrid RETRATO DEL LAICO CRISTIANO

D

ebemos reapropiarnos el significado de nuestra identidad y estar orgullosos de ella! Hace falta, por tanto, remontar hasta el bautismo y al cometido que este sacramento tiene en la vida del cristiano. Como Juan pablo II explica: “No es exagerado decir que toda la existencia del fiel laico tiene como objetivo el llevarlo a conocer la radical novedad cristiana que deriva del bautismo, sacramento de la fe, con el fin de que pueda vivir sus compromisos bautismales según la vocación que he recibido de Dios”. He aquí el punto del que siempre hay que partir: el Bautismo y una verdadera y adecuada iniciación cristiana de los bautizados. La segunda peculiaridad es la audacia de una presencia visible e incisiva en la sociedad. Un conformismo seductor nos ha domesticado y nos hemos vuelto sosos, invisibles. En este inicio de milenio, los cristianos debemos contemplar el coraje de los confesores de la fe, la certeza de la fe en Jesucristo. Un coraje y una certeza basados en la promesa del Señor: “Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo” La tercera y última peculiaridad del retrato del cristiano laico es el sentido de la pertenencia eclesial. Dice el Catecismo de la Iglesia Católica: “Creer es un acto eclesial. La fe de la Iglesia precede, engen-

dra, conduce y alimenta nuestra fe”. En este contexto, ¿cómo no hacer referencia a la nueva época asociativa de los fieles laicos, verdadero don del Espíritu Santo a la Iglesia de hoy? Las asociaciones laicales, los movimientos eclesiales y las nuevas comunidades son de importancia vital para la Iglesia en los albores del nuevo milenio, pues suscitan en muchos laicos un fuerte sentido de pertenencia eclesial. Esta nueva época asociativa no hay que verla, por tanto, como un problema, sino como un don. Asociaciones, movimientos y nuevas comunidades son verdaderos laboratorios de la fe, escuelas de santidad y de comunión, escuelas de fuerte pertenencia eclesial, es decir de una pertenencia que marca la vida. El retrato del laico cristiano europeo que hemos intentado trazar no es una utopía. En nuestra vieja Europa, hay muchos cristianos que han propuesto como programa de sus vidas estas prerrogativas, y son por ello felices. Cuando se habla de confesores de la fe, el pensamiento vuela espontáneamente a tantos mártires que con sus sangre han dado particular fecundidad espiritual al anuncio cristiano. Los mártires de ayer interpelan nuestro modo de ser cristianos hoy. Monseñor Rylko, Presidente del Pontificio Consejo para los Laicos

Los mártires de ayer interpelan nuestro modo de ser cristianos hoy. Recuperar el coraje de la fe.


PAPAS DE LA IGLESIA

SANTORAL DE LA SEMANA

Nació en Roma y fue elegido Papa en el 222. Fue ferviente evangelizador y a él debemos la conversión de santa Cecilia. Se dice que el día de sus nupcias con Valeriano, “mientras sonaba la música, Cecilia, dentro de su corazón, cantaba su oración”; eso dio origen a la tradición de considerarla Patrona de los Músicos. Este Papa consintió la adquisición de los bienes para la Iglesia. Fue decapitado en el año 230, al cabo de 8 años de pontificado. Su cuerpo está sepultado en la iglesia romana de santa Práxedes.

Día 29.- San Saturnino, obispo y mártir. Toulouse, año 257. Santa Iluminada. Día 30.- San Andrés Apóstol. Día 1 de diciembre.- San Nahún, profeta. San Edmundo Campion y compañeros mártires. Londres, 1581. San Eloy. Día 2.- San Roberto de Matallana, abad cisterciense. 19 de abril de1185. San Evasio. Día 3.- San Francisco Javier, patrono de las misiones. Isla de Sancián, 3 de diciembre de 1552. Día 4.- San Juan Damasceno. Santa Bárbara, virgen y mártir. Siglo III-IV. Día 5.- Domingo. Día del Señor. San Sabas, abad. Jerusalén, 5 de diciembre del 532.

Nació en Roma. Fue elegido el 21 de agosto de 230. Ordenó el canto de los salmos y la recitación del “Confitero eo”, Yo confieso antes de la muerte y el uso del saludo “Dominus vobiscum”. Fue deportado y condenado a las minas de Cerdeña y por tanto, es el primer Papa que renuncia al pontificado. Durante su cautividad la dignidad pontificia fue asumida por Antero. Murió de sufrimiento en la pequeña isla de Tavolara y está sepultado en la iglesia de santa Práxedes. Murió el 28 de septiembre del año 235. Su fiesta es el 13 de agosto junto a la de san Hipólito.

San Andrés Apóstol

¡Ven, Señor, no tardes! ¡Ven que te esperamos: Ven, Señor Jesús!


Es cosa de tots

IMAGEN DE SANT JOSEP Donativos: 19-10-20-25-10-5-12 euros. Tenemos ya: 5.762 euros. BELÉN: ANUNCIACIÓN A LOS PASTORES Donativos:10-5-20-15 euros. Tenemos: 1.115 euros. RETABLO SANTAS BASILISA Y ANASTASIA Donativos: 20-10-12-5-25 euros. Tenemos ahora: 352 euros. Gracias a cuantos colaboran en el patrimonio de la Colegiata. No olviden: Tota pedra fa paret! Los donativos pueden entregarlos en mano o echarlos al “Buzón donativos” colocado en el crucero de la Basílica a la entrada de la sacristía. AVISOS • Lunes 8 t., Ensayo Coro. • Martes 8 t., Catequesis de Adultos. • Miércoles 8 t., Consejo de Pastoral.

• Jueves 7 t., Escuela de catequistas. • Sábado 7 t., Adoración Nocturna.

NOTICIAS • Con motivo del Año de la Eucaristía todos los niños de la catequesis pasan por la capilla a rezar ante el Santísimo Sacramento. Todos los jueves por cursos acuden en el horario de la catequesis. La oración está dirigida pero también los niños de manera espontánea manifiestan su plegaria. También lo hacen los jóvenes de Confirmación los martes por la tarde antes de comenzar la sesión. Pensamos que es una buena ocasión

para iniciarles en la oración ante el Sagrario aprovechando este Año de la Eucaristía. • Adquieran artículos religiosos de Tierra santa. Al comprarlos ayudan a las familias de Belén. Tenemos Belenes de madera de olivo, cruces de nácar y rosarios de madre perla. Todo fabricado en Belén. • La librería ofrece toda clase de libros religiosos y de valores para la formación cristiana.

hp 129  

Estad preparados Hoja Parroquial • N.º 129 Domingo 28 de noviembre de 2004 I de Adviento P ARROQUIA DE S ANTA M ARÍA • X ÀTIVA Per amor dels...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you