Issuu on Google+

Servicienta, The true Story. Erase una vez, una niña llamada Servicienta. Había nacido en el seno de una familia muy pobre A los cinco años su madre fallece y ella se queda viviendo con su padre. Con el paso del tiempo, su padre se enamora de una mujer que ya tenía dos hijas de otro matrimonio y forman todos


una familia. Servicienta no se llevaba bien con su nueva familia pero hacia un gran esfuerzo por su padre. Cuando Servicienta cumple 10 años su padre se enferma de forma terminal y muere. La niña queda a cargo de su madrastra, quien la obliga a trabajar en las labores domésticas. El clima en el hogar se torno muy denso y la relación entre ellas casi imposible, a tal punto que Servicienta tuvo que dejar la escuela para poder rendir en el trabajo que le imponía su madrastra. Años más tarde, la malvada madrastra, no conforme con lo acontecido, obliga a Servicienta a trabajar en el taller clandestino de zapatos. La joven pasaba todo el día confeccionando zapatos en un sótano mal iluminado y poco digno. Carecía de horas de almuerzo y no recibía ninguna remuneración ni beneficio por la labor


que efectuaba. Pero nada podía hacer porque era presa de su destino allí dentro. Una noche se organiza una fiesta en el Palacio Real, donde Servicienta no es invitada. Al ver que su Madrastra y Hermanastras se van muy bien arregladas y la dejan sola decide echarse a descansar. De repente, por arte de magia aparece un Hada madrina que le concede el deseo de asistir a la fiesta con la condición de volver antes de medianoche. Además la provee de un hermoso vestido y zapatos de lujo para que esté acorde a la ocasión. Una vez en la fiesta, Servicienta conoce a un apuesto príncipe. Este joven se llamaba Justo y era inspector de la AFIP. Nacido en el seno de una familia adinerada, creció y estudió en los mejores colegios y universidades. Su interés por indagar y por ejercer la


justicia lo llevaron a consolidarse en PRINCINSPECTOR JUSTO. En el pueblo era conocido por su gran reputación, descubrió infinidad de casos clandestinos y promovió la justicia un poco olvidada en su pueblo. Al conocerse con Servicienta, el princinspector quedó totalmente enamorado. Bailaron y conversaron hasta que Servicienta asustada por la hora salió disparada hacia la puerta cuando escuchó sonar las campanadas, para cumplir con lo prometido al Hada. Fue tan apresurada su salida que ni pudo despedirse de Justo, quien se quedó en el salón sin entender lo sucedido. Al mirar hacia el piso, se dio cuenta que Servicienta había olvidado su zapato. El Príncipe decidió emprender la búsqueda de la muchacha por el pueblo, probando a toda joven que encontraba el zapato que Servicienta


había dejado olvidado. Pero Justo se encontró con que cada casa que visitaba era un local clandestino de trabajo en negro, donde había chicas como Servicienta trabajando en muy malas condiciones. Entonces sin poder faltar a su profesión fue clausurando estos locales y salvando chicas y chicos que eran explotados. Finalmente logró encontrar a su prometida, la cual se hallaba trabajando sin parar para su Madrastra y recibiendo el maltrato de sus Hermanastras, quienes fueron arrestadas. Servicienta se quedó con la casa y formó pareja con el príncipe Justo, juntos lucharon para frenar los trabajos clandestinos en el pueblo y brindar capacitación a todos los trabajadores. Servicienta pasó a ser Cenicienta, abandonó los ropajes por vestidos arreglados, pudo volver a estudiar y terminar el colegio y formó una hermosa


familia junto a Justo, quién es el día de hoy que sigue en pos de la lucha contra el trabajo clandestino. Fin..

Servicienta es una remake del cuento clásico llamado Cenicienta. Esta nueva historia tiene un tema de trasfondo que es el trabajo en negro. La historia de una niña que trabaja horas y horas confeccionando zapatos para su madrastra a la espera de la JUSTICIA. Seguinos en Twitter: @servicientasoff


Video Juego Interactivo: Divertite jugando con Princinspector Justo y ayudalo a encontrar a Servicienta!!!!


Cuento