Page 1


E

X

P

E

R

I

E

N

C

I

A

S

D

E

PA R T I C I PA N D O E N E L M E R C A D O D E S E R V I C I O S TÉCNICOS RURALES EN LA REGIÓN SUR DEL PERÚ


© Proyecto de Desarrollo Sierra Sur II, 2015 Título:Sistematización de experiencias de jóvenes talentos participando en el mercado de servicios técnicos rurales en la Región Sur del Perú REPÚBLICA DEL PERÚ Ollanta Moisés Humala Tasso Presidente Constitucional del Perú Juan Manuel Benites Ramos Ministro de Agricultura y Riego José Luis Montenegro Chavesta Viceministro de Desarrollo e Infraestructura Agraria y Riego Marco Antonio Vinelli Ruiz Director Ejecutivo de AGRO RURAL Cyd Leny Delgado Mamani Directora Ejecutiva Proyecto de Desarrollo Sierra Sur II

Fotografía ©Michell León/PDSS II Edición General Fiorella Puga Izquierdo

Diseño, diagramación e impresión GMC DIGITAL S.A.C. Arequipa - Perú


II. OBJETIVOS DEL ESTUDIO 2.1. OBJETIVO GENERAL 2.2. OBJETIVOS ESPECÍFICOS

III. METODOLOGÍA DEL ESTUDIO

IV. EL MERCADO DE ASISTENCIA TÉCNICA EN SIERRA SUR II 4.1. EL PLAN DE INVERSIÓN TERRITORIAL – PIT COMO MOTOR DE DEMANDA DE ASISTENCIA TECNICA 4.2. EL PGRN COMO DEMANDANTE DE ASISTENCIA TÉCNICA CORTA 4.3.EL PDN COMO DEMANDANTE DE ASISTENCIA TÉCNICA LARGA 4.4. LOS PROCESOS Y MODALIDADES DE INTERCAMBIO DE CONOCIMIENTOS

V. LOS JÓVENES EN EL MERCADO DE ASISTENCIA TECNICA 5.1. EL PROCESO DE INCLUSIÓN DE JÓVENES OFERENTES 5.2. PARTICIPACIÓN DE JÓVENES EN EL MERCADO DE ASISTENCIA TÉCNICA 5.3. OFERENTES JÓVENES POR RANGOS DE EDAD 5.4. MUJERES JÓVENES EN EL MERCADO DE ASISTENCIA TECNICA 5.5. LOS JÓVENES OFERENTES Y SU NIVEL DE FORMACIÓN

6 7 8 9

VI. SOBRE EXPERIENCIAS RELEVANTES DE JÓVENES TALENTOS EXITOSOS

VII. REFLEXIONES SOBRE LAS EXPERIENCIAS DE JÓVENES OFERENTES 7.1. SOBRE SU TRAYECTORIA EN LOS MERCADOS DE ASISTENCIA TÉCNICA RURAL 7.2. ACERCA DE LOS FACTORES CLAVES DE ÉXITO 7.3. LAS BUENAS PRÁCTICAS APLICADAS

VIII. DESAFÍOS HACIA NUEVAS EXPERIENCIAS

5.6. INICIATIVAS CAMPESINAS ATENDIDAS POR OFERENTES JÓVENES 5.7. COBERTURA DE LA ASISTENCIA TÉCNICA DE LOS JÓVENES OFERENTES 5.8. PROCEDENCIA DE LOS OFERENTES JÓVENES 5.9. ESPECIALIDAD DE LOS OFERENTES JÓVENES

IX. LECCIONES APRENDIDAS APÉNDICE 1: Caracterización de los servicios de asistencia técnica en el Proyecto Sierra Sur II APÉNDICE 2: Aspectos metodológicos de la construcción de Historias de Vida de jóvenes talentos locales

CONTENIDO

1 2 3 4 5

I. CONTEXTO DEL ESTUDIO 1.1. EL PROGRAMA REGIONAL JUVENTUD RURAL EMPRENDEDORA DE PROCASUR 1.2. EL PROYECTO SIERRA SUR II COMO ESCENARIO DEL ESTUDIO 1.3. LOS TALENTOS JÓVENES RURALES COMO GRUPO OBJETIVO 1.4. LOS SERVICIOS TÉCNICOS RURALES DEL PROYECTO SIERRA SUR II


SIGLAS Y ABREVIATURAS

4

CIF

CONCURSOS INTERFAMILIARES

CLAR

COMITÉ LOCAL DE ASIGNACIÓN DE RECURSOS

FIDA

FONDO INTERNACIONAL DE DESARROLLO AGRÍCOLA

MINAGRI

MINISTERIO DE AGRICULTURA Y RIEGO

PDN

PLANES DE NEGOCIO

PGRN

PLANES DE GESTIÓN DE RECURSOS NATURALES

PIT

PLAN DE INVERSIÓN TERRITORIAL

PROCASUR

CORPORACIÓN REGIONAL DE CAPACITACIÓN EN DESARROLLO RURAL


1 CONTEXTO DEL ESTUDIO


1.1 EL PROGRAMA REGIONAL JUVENTUD RURAL EMPRENDEDORA DE PROCASUR El programa regional Juventud Rural Emprendedora de PROCASUR, se encuentra dirigido principalmente a jóvenes que participan en la ejecución de proyectos en curso financiados por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola - FIDA, específicamente en las zonas rurales pobres de Colombia, Guatemala, Perú, República Dominicana y Brasil. Este tiene como objetivo “contribuir a la reducción de la pobreza entre los y las jóvenes del medio rural, mediante la mejora de la capacidad de las operaciones financiadas por el FIDA, para aumentar el acceso de la juventud rural a las iniciativas de desarrollo rural que son relevantes para sus estrategias de vida”.

El Programa se fundamenta en considerar a la juventud rural como representante del futuro de la sociedad, pero sobre todo, como su presente. En los territorios rurales de América Latina, la juventud enfrenta condiciones – en muchos casos alarmantes - de exclusión y pobreza, pero es la juventud quien tiene las aptitudes y capacidades que la posiciona como sujeto potencialmente privilegiado en las estrategias de desarrollo. Desde el año 2008, la Corporación Regional PROCASUR, con el apoyo del FIDA, comenzó a trabajar con jóvenes rurales en América Latina, buscando identificar, conocer, difundir y potenciar las experiencias exitosas de organizaciones de jóvenes rurales de la región. A partir de las lecciones aprendidas, y confirmando la relevancia estratégica del tema para la sociedad rural, PROCASUR implementa el Programa, orientado a mejorar el conocimiento de la situación de las poblaciones rurales jóvenes, sus procesos y estrategias de vida, promoviendo el desarrollo de innovaciones funcionales a este significativo segmento de la población rural pobre.

6


EL PROGRAMA OPERA EN BASE A TRES COMPONENTES: i. Gestión del Conocimiento, cuyo objetivo es mejorar los activos de conocimiento existentes en los territorios donde opera el Programa al identificar, registrar, capturar y difundir las mejores prácticas y soluciones que sean pertinentes y funcionales para la subsistencia de los hombres y mujeres jóvenes en las zonas rurales, contribuyendo así al aprendizaje, la extracción de lecciones y recomendaciones útiles para ser reproducidas y ampliadas por las operaciones financiadas por el FIDA y otros organismos de desarrollo.

ii. Promoción y diálogo sobre políticas de inclusión para la juventud rural: Construyendo voluntades, mediante el cual se busca contribuir a eliminar las barreras que impiden la inclusión de la juventud rural en las iniciativas de políticas para los pobres rurales, proporcionando espacios de reflexión y diálogo que permitan relacionar las demandas y aspiraciones de la juventud rural, con los instrumentos regulares de política pública y con las partes interesadas, como las autoridades nacionales, los responsables políticos y los donantes.

iii. Aprendiza je y ampliación de las innovaciones: Fondo de Aprendizaje, cuyo objetivo es generar una oportunidad concreta de acceso a recursos financieros, reembolsables en condiciones flexibles, para emprendimientos de jóvenes rurales que sean relevantes para sus estrategias de vida. Busca beneficiar directamente a las y los jóvenes emprendedores, para que éstos se conviertan en protagonistas de su propio desarrollo, reduciendo en lo posible otras instancias e instituciones intermediarias.

7


1.2 EL PROYECTO SIERRA SUR II COMO ESCENARIO DEL ESTUDIO El Proyecto Sierra Sur II opera en la sierra sur del Perú, con apoyo financiero del FIDA. Su ámbito abarca 119 distritos rurales pobres, dispersos, comprendidos en 33 provincias de las regiones Apurímac, Arequipa, Cusco, Moquegua, Puno y Tacna. El objetivo del Proyecto es “lograr que los campesinos y campesinas y microempresarios en la Sierra Sur aumenten sus ingresos, activos tangibles y valoricen sus conocimientos, organización social y autoestima”.

El Proyecto actúa como facilitador de procesos a familias campesinas organizadas para: i.

El incremento de sus activos físicos productivos a través de Planes de Gestión de Recursos Naturales

ii. El incremento de ingresos y patrimonio familiar mediante Planes de Negocio iii. La inclusión al sistema formal de servicios financieros a través de Cuentas de Ahorro de Mujeres Rurales iv. La dinamización de economías locales, mediante pequeñas inversiones de uso comunitario denominadas Inversiones de Desarrollo Local, incluidas las TIC v. El acceso a mercados y contactos comerciales mediante Eventos de Promoción Comercial vi. El aprendizaje horizontal y entre pares, mediante Servicios de Asistencia Técnica, Visitas Guiadas y Pasantías vii. La protección de riesgos y descapitalización patrimonial mediante un Seguro de Vida Campesino viii. Valorización y divulgación de los saberes y patrimonios locales mediante la Puesta en Valor de Conocimientos Locales y Activos Culturales.

8


9


El Proyecto Sierra Sur II, transfiere recursos públicos a las organizaciones rurales para que ellas mismas los administren y ejecuten. El mecanismo de asignación de recursos es mediante concursos públicos, favoreciendo la inclusión ciudadana y el control social. La evaluación es realizada por un jurado externo al proyecto, denominado CLAR – Comité Local de Asignación de Recursos1. Cada concurso se realiza en la plaza pública del distrito que lo promueve. Las Municipalidades son aliados estratégicos en la ejecución del Proyecto.

1 Instancia externa no estructurada que se instala en cada Oficina Local del Proyecto. Estos Comités actúan en la selección y calificación de las iniciativas presentadas por las familias organizadas que deciden acceder a los servicios del Proyecto. Está conformado básicamente por: el Director Ejecutivo del Proyecto, quien lo preside, o a quien delegue su representación; un alcalde representante de los Gobiernos Locales, un representante del Gobierno Regional; un representante de las comunidades campesinas; una representante de organizaciones de mujeres; un representante de las micro y pequeñas empresas; un representante de las asociaciones de productores; un representante de MINAGRI-AGRORURAL en la zona de la Oficina Local

10


1.3 LOS TALENTOS JÓVENES RURALES COMO GRUPO OBJETIVO Dentro del marco del Programa Juventud Rural Emprendedora, Procasur y Sierra Sur II establecieron un acuerdo para sistematizar experiencias de jóvenes oferentes de servicios técnicos rurales, a fin de identificar, de forma participativa con los jóvenes rurales, los obstáculos, claves de éxito y nudos críticos asociados a la puesta en práctica de estrategias y metodologías de trabajo basadas en la oferta se servicios técnicos rurales en favor de iniciativas de desarrollo rural; esto es, PDN y PGRN. Este grupo, conformado por jóvenes de 18 a 29 años de edad, actúa en un mercado más amplio de servicios de asistencia técnica rural y otros servicios conexos, dado que este mercado es abierto a jóvenes y adultos, donde la competencia es el elemento característico para abrirse espacios a su reconocimiento y sus perspectivas de superación. Específicamente, las experiencias a sistematizar tienen como eje de análisis la valoración del conocimiento de jóvenes especialistas o talentos locales2 que han participado o participan como proveedores de servicios técnicos en favor de las familias campesinas de los territorios rurales de la sierra sur del Perú, quienes han hecho del conocimiento un factor de éxito en el desarrollo de iniciativas productivas, contribuyendo significativamente en la acumulación de activos y en el mejoramiento de las condiciones de vida en segmentos de familias rurales vulnerables. 2 Se definen “Talentos” a hombres y mujeres, dotados de capacidades o habilidades destacadas en sus contextos, que lideran acciones, nuevas ideas e innovaciones y que poseen en base a esta experiencia conocimientos relevantes respecto a procesos productivos y/o sociales, que son activos fundamentales para los procesos de desarrollo e innovación en el medio rural. Estas personas se han enfrentado a través de su vida con desafíos complejos en sus respectivos contextos y los han resuelto con inteligencia y acción, lo que les ha valido mejorar su producción, activos e ingresos, impactando en la calidad de vida de sus familias y comunidades

11


1.4 LOS SERVICIOS TÉCNICOS RURALES DEL PROYECTO SIERRA SUR II Sierra Sur transfiere fondos a organizaciones campesinas formales para la contratación de servicios técnicos rurales. Estos servicios son suministrados por oferentes técnicos contratados directamente por las organizaciones campesinas. El principal servicio que se intermedia es la asistencia técnica para favorecer la solución de problemas técnicos o “cuellos de botella” que restringen el desarrollo de los negocios rurales y también los procesos de formación y manejo de activos físicos productivos. A tal efecto, se han establecido dos tipos de iniciativas campesinas relevantes: Planes de Negocio (PDN) y Planes de Gestión de Recursos Naturales (PGRN). Si bien la asistencia técnica es el principal servicio que facilita el Proyecto, la ejecución y desarrollo de PDN y PGRN se complementa con otros servicios conexos, no menos valiosos al propósito de aprendizaje de las familias rurales. La visita guiada es un complemento clave de la asistencia técnica, resultando una poderosa herramienta de aprendizaje horizontal, mediante la cual las familias rurales tienen oportunidad de conocer experiencias exitosas desarrolladas en otros ámbitos y con actores similares; además, la visita guiada tiene la virtud de generar actitud motivadora, así como clarificar objetivos y asumir retos por parte de las familias que acceden a esta modalidad de aprendizaje. En este escenario se genera un mercado del conocimiento, cuyo proceso de intercambio se orienta a lograr mejoras efectivas en los ingresos y en el patrimonio físico de las familias rurales en el periodo de ejecución de su respectivo PDN o PGRN; el primero en un horizonte de 10 meses en promedio y el segundo en 18 meses.

12


2 OBJETIVOS DEL ESTUDIO


2.1 OBJETIVO GENERAL Documentar y analizar las experiencias de inclusión y participación de los y las jóvenes rurales como oferentes de servicios técnicos en el territorio de operación de Sierra Sur II, incluyendo la caracterización de su oferta de servicios, los circuitos de integración de esta oferta en el mercado de asistencia técnica rural, los factores facilitadores y limitantes para la participación de jóvenes como oferentes de servicios en el mercado local de conocimiento y las lecciones aprendidas y buenas prácticas.

14


2.2 OBJETIVOS ESPECÍFICOS a. Analizar la información disponible en las bases de datos del Proyecto Sierra Sur II sobre la inclusión de jóvenes como asistentes técnicos rurales, identificando el grado de participación de los talentos jóvenes en el universo (jóvenes de 18 a 29 años de edad), generando un perfil de esa participación e identificación del grupo a ser incluido en la sistematización.

b. Identificar experiencias de jóvenes talentos, hombres y mujeres, que han logrado participar exitosamente en el mercado de los servicios técnicos del sur del Perú como oferentes de servicios de asistencia técnica, y caracterizar a los talentos considerando las siguientes variables: rubro y especialidad, nivel de educación y estudios, años de experiencia como oferente de servicios técnicos, tendencias de contratación, logros personales y para la comunidad, activos de conocimiento, transmisión remunerada y no remunerada de activos.

15


c. Propiciar una reflexión crítica sobre las experiencias de los/as jóvenes talentos y sus trayectorias de integración en los mercados de asistencia técnica rural, identificando los factores claves, buenas prácticas, desafíos y lecciones aprendidas por los proyectos de desarrollo rural para mejorar sus capacidades.

16


3 METODOLOGÍA DEL ESTUDIO


3.1 METODOLOGÍA DEL ESTUDIO a. Trabajo de gabinete en la revisión de información secundaria disponible y la preparación de insumos para el conjunto del proceso de sistematización

b. Análisis de los datos disponibles en el proyecto PDSS II para caracterizar el grado de participación de jóvenes, hombres y mujeres, como asistentes técnicos en los rubros principales, tendencias de contratación, soy afines; sobre el universo general de asistentes técnicos del proyecto

c. Organización, ejecución y dirección de dos focus group: uno con al menos 10 talentos rurales jóvenes, hombres y mujeres, para analizar factores que facilitan u obstaculizan la integración y desempeño de los/as jóvenes como AT rurales; y otro con representantes de organizaciones contratantes de los jóvenes, a fin de convalidar los elementos de análisis

d. Aplicación de Entrevistas en profundidad a 7 talentos jóvenes rurales destacados para construir la historias de los talentos identificando hitos de la trayectoria, desafíos, lecciones y logros

e. Trabajo de gabinete final para elaboración de informe final de resultados

18


19


20


4 EL MERCADO DE ASISTENCIA TÉCNICA EN SIERRA SUR II


4.1 EL PLAN DE INVERSIÓN TERRITORIAL - PIT COMO MOTOR DE DEMANDA DE ASISTENCIA TÉCNICA Sierra Sur II es la entidad que promueve la demanda de servicios técnicos rurales que da lugar al presente estudio. Como tal, opera bajo un enfoque de desarrollo territorial, siendo el Plan de Inversión Territorial - PIT el principal instrumento establecido como medio de acceso de las familias campesinas para favorecer la focalización de inversiones en un determinado territorio. El PIT está compuesto por una combinación de iniciativas de PGRN y PDN en una Unidad Territorial – UT, según las potencialidades y vocaciones de los territorios. El PIT es propuesto por la organización representativa de la UT. Una UT se asimila a una organización de tipo comunidad campesina, comisión de regantes, cooperativa, asociación de productores u otra organización campesina similar que esté conformada por familias que tienen intereses en común. Cada PGRN y/o PDN que conforman el PIT es propuesto por una organización menor establecida en el ámbito de influencia de la UT. Las familias pueden elegir libremente ser integrantes de un PGRN, un PDN o de ambos. El PIT de cada organización se acompaña con su respectivo Mapa Cultural, el cual es un instrumento de construcción colectiva, en el seno de la organización, que facilita la presentación de propuestas del PIT; siendo de libre elección la forma de presentación por parte de la organización, ya sea en maqueta, aplicaciones en superficies planas (cuero, tejido, etc.), dibujos en papel, u otras formas de elaboración. Los PIT, conformado por PGRN y PDN, dan lugar a la demanda de servicios técnicos rurales, en especial de asistencia técnica; dado que la implementación de estas iniciativas campesinas requiere la contratación de oferentes técnicos en las líneas de actividad que tipifican a cada iniciativa a emprender. A Diciembre 2013, Sierra Sur II logró implementar 229 PIT que, en esencia, son agentes demandantes de servicios técnicos rurales, en especial de asistencia técnica, a través de las iniciativas y familias que se muestran en el siguiente cuadro:

22


Cuadro N° 1 INICIATIVAS CAMPESINAS Y FAMILIAS DEMANDANTES DE SERVICIOS TÉCNICOS RURALES (OCT. 2011 – DIC. 2013) Tipo de iniciativa PGRN PDN Total

N° de iniciativas 145 682 827

N° de familias

Promedio de fam./iniciativa

10,092 11,348 21,440

70 17 -

El concepto de un PIT: Una organización campesina como Unidad Territorial, donde se focalizan varias iniciativas de inversión. El enfoque de desarrollo territorial de Sierra Sur II graficado en la comunidad campesina de Ispacas (Arequipa), donde se implementó un PIT para unas 600 familias, conformado por 3 PGRN, 2 PDN, 1 grupo de ahorros y 1 IDL; esta última cofinanciada con la Municipalidad Distrital de Yanaquihua Localización Región: Arequipa Provincia: Condeuyca Distrito: Yanaquihua Altitud: 3000 msnm Comunidad Campesina de Ispacas (Plan de Inversión Territorial – PIT) • Planes de Gestión de Recursos Naturales (PGRN) • Asociación Comisión de Regantes de la CC. Ispacas • Asociación Comisión de Regantes Pampa la Barrera de Yanaquihua • Comunidad Campesina de Ispaca • Planes de Negocio (PDN) • Asociación Mujeres Artesanas de Ispacas Corazón • Asociación Comisión de Regantes Pampa la Barrera de Yanaquihua • Construcción de Reservorio de Acoypampa – IDL • Grupo de Ahorros y Seguros Campesinos Ispacas Corazón

23


4.2 EL PGRN COMO DEMANDANTE DE ASISTENCIA TÉCNICA CORTA Cada PGRN basa su ejecución en la realización de Concursos Inter Familiares – CIF sobre prácticas de manejo de recursos naturales. Los CIF son establecidos por las propias organizaciones, las cuales definen la actividad a concursar (gestión del agua, medio ambiente, mejoramiento de suelos, entre otros), acuerdan la fecha en que se realizará el concurso (generalmente 2 meses después de tomado el acuerdo), designan jurados, contratan técnicos y deciden cómo distribuir los premios del fondo de incentivos que Sierra Sur II les transfiere. El fondo concursable equivale a USD 65 multiplicado por el número de familias participantes; se realizan 3 concursos en un plazo de 15 meses que dura la ejecución del PGRN. En el proceso de concurso, los técnicos que son contratados asesoran a las familias participantes en las técnicas que hacen a las buenas prácticas de manejo de recursos naturales, en la actividad que la familia decidió concursar; el plazo de contratación de cada técnico es de 1 mes aproximadamente. El tipo de asistencia técnica a contratar se asocia a las actividades que determinan el quehacer principal de las familias, según el tipo de organización a la que pertenecen. En el Cuadro N° 2 se muestra la tipología de estas organizaciones y su actividad principal que, en general, determina el tipo de asistencia técnica requerida. El número promedio de familias que conforman una organización que demanda los servicios de asistencia técnica es de 70, el cual varía según el tipo de organización, principalmente.

24


Cuadro N° 2 TIPOLOGÍA DE ORGANIZACIONES QUE EJECUTAN PGRN

%

N° Fam.

%

Fam. Promedio por PGRN

52

36%

3,286

33%

63

86

59%

6,206

61%

72

7

5%

600

6%

86

145

100%

10,092

100%

70

Tipo de N° Organización PGRN Comunidad Campesina Asociación de Productores Comisión de Regantes TOTAL

Actividad principal Agricultura y ganadería Agricultura o ganadería Gestion del agua de riego

25


4.3 EL PDN COMO DEMANDANTE DE ASISTENCIA TÉCNICA LARGA Por su parte, cada PDN demanda un tipo de asistencia técnica más sostenida, según la línea de negocio que determina la iniciativa. En general un PDN dura entre 8 a 10 meses, plazo en el cual la organización que lo ejecuta contrata los técnicos que ayuden a las familias de la organización a mejorar las actividades inherentes al negocio, en un tiempo determinado (por ejemplo, un PDN de engorde de ganado contrata un técnico para técnicas de engorde por 8 meses, y otro para manejo de pastos por 6 meses). A Diciembre del 2013, de los 682 PDN aprobados, las demandas se han concentrado en 6 principales líneas de negocio que albergan al 69% del total de PDN y también al 80% de las familias participantes. Es decir, las preferencias van en armonía con las potencialidades y la vocación productivo-comercial del área del Proyecto (Cuadro N° 3 y Gráfico 1). Los negocios de cuyes, engorde de vacunos y artesanías son las líneas que más prevalecen entre todas las demás, sea porque tienen características de rápida maduración con inversiones más accesibles a las familias campesinas y también por las condiciones favorables de mercado para su rápida comercialización. Se tienen evidencias empíricas (Sierra Sur I) que en estas tres líneas el efecto de la asistencia técnica favorece el desarrollo inmediato de los negocios familiares y colectivos; esto último en el caso de artesanías. Por lo tanto, la concentración de la demanda en determinadas líneas de negocio determina también la reacción de la oferta de servicios técnicos rurales.

26


Cuadro N° 3 PRINCIPALES LÍNEAS DE NEGOCIO DE LOS PDN N° de % PDN familias

% Fam.

Fam. Promedio por Línea

Línea de Negocio

N° de PDN

CUYES

142

21%

3,601

32%

25

ENGORDE DE VACUNOS

85

12%

1,160

10%

14

ARTESANIA TEXTIL

79

12%

2,864

25%

36

LACTEOS

76

11%

413

4%

5

GRANOS ANDINOS

61

9%

801

7%

13

FRUTAS

26

4%

195

2%

8

Subtotal 6 Líneas Más Frecuentes

469

69%

9,034

80%

19

Otras Líneas (27) *

213

31%

2,315

20%

11

TOTAL

682

100%

11,349

100%

17

(*) Pastos y Forrajes, ovejas, turismo, truchas, tubérculos andinos, porcinos, panadería, aves de corral, cerámica, confecciones, orégano, etc.

Gráfico 1 Gráfico 1 Líneas de negocio más demandadas en Sierra Sur II (Cifras porcentuales)

F

Frutas

G

Granos Andinos

L

Lacteos

A

Artesania Textil

E

Engorde de Vacunos

C

Cuyes

2%

4% 7% 9% 4% 11% 25% 12% 10% 12% 32% 21% 0%

% Fam.

5%

10%

15%

20%

25%

30%

35%

% PDN

27


4.4 MUJER Y JUVENTUD EN LAS FAMILIAS ATENDIDAS Se destaca que un 44% de las familias incorporadas corresponden a hogares conducidos por mujeres y un 28% son conducidos por jóvenes menores de 29 años (Cuadro N° 4). De este modo, se viene generando un entorno favorable para el desarrollo y sostenibilidad de las iniciativas campesinas, en la medida que las evidencias empíricas otorgan mayor probabilidad de éxito a los emprendimientos conducidos por estos segmentos poblacionales.

Cuadro N° 4 PARTICIPACIÓN DE MUJERES Y JÓVENES EN INICIATIVAS APROBADAS Indicador Familias incorporadas Hogares conducidas por mujeres Hogares conducidas por jóvenes (menores de 29 años)

28

N° de familias 16,022 7,050 4,166

% logrado 70% 44% 26%


4.5 LOS PROCESOS Y MODALIDADES DE INTERCAMBIO DE CONOCIMIENTOS Es una práctica usual que las organizaciones seleccionen al/los proveedores de servicios rurales mediante concurso. Esto ocurre para emprendimientos de duración relativamente larga como son los PGRN y PDN, pues las organizaciones campesinas tratan de minimizar riesgos de los servicios que contratan. Los servicios para eventos cortos generalmente se contratan de manera directa, a fin de acelerar los procesos que demandan tales eventos como: capacitación en temáticas específicas, principalmente la capacitación por la modalidad de visitas guiadas; también los servicios para participación en eventos comerciales, entre otros. Los avisos de convocatoria para la contratación de servicios de asistencia técnica se publican generalmente en emisoras locales o en las municipalidades de su distrito. La selección corre a cargo de los directivos de la organización, siendo el principal criterio de evaluación la propuesta del postulante respecto a cómo hará para ayudar a los miembros del grupo a resolver problemas o “cuellos de botella” que hacen a su emprendimiento. En muchas organizaciones cuyos miembros usan el quechua o aymara como idioma frecuente de comunicación, el manejo del respectivo idioma nativo es clave en las decisiones de selección. El plazo de contrato varía entre 6 a 8 meses para PDN, dependiendo de la línea de negocio de la organización. En PGRN los plazos son más cortos (1 mes en promedio), pues se relaciona con la actividad de concurso en manejo de recursos naturales que acordó realizar la organización. La frecuencia de prestación del servicio es acordado entre las partes, según las holguras que dispongan los miembros de la organización y, en ciertos casos, de los tiempos disponibles del propio técnico. Por lo general se acuerda emprender los procesos de enseñanzaaprendizaje 3 veces por semana, en jornadas diarias, con visitas directas a los productores y acordando reuniones periódicas en grupo. El precio por los servicios contratados queda establecida en la propuesta sustentada ante el CLAR y sobre esa base se establece el contrato de prestación de servicios. El promedio pagado es del orden de USD 30 por día; lo que le permite al técnico obtener ingresos del orden de USD 600 por mes (por 20 días al mes). Es usual que un técnico brinde servicios a más de una organización; por tanto, cuando esto ocurre, sus ingresos mensuales son del orden de USD 1,000 en promedio. Los progresos en el proceso de circulación del conocimiento y aprendizajes se reportan mediante informes mensuales; siendo éstos condición para el pago respectivo. Los resultados finales son presentados en un Informe Final de servicios de asistencia técnica.

29


Al parecer, la presentación de informes mensuales resulta, muchas veces, discutible en cuanto a su valor de uso. Por un lado, los miembros de la organización no lo socializan plenamente y los directivos lo requieren como instrumento de pago; mientras que los proveedores de servicios tienen limitaciones en cuanto establecer formas sencillas de estructura y contenidos, como para reflejar efectivamente los progresos y logros en la transmisión de sus conocimientos y de los aprendizajes de sus clientes. No obstante, son destacables las buenas prácticas de registro de información a nivel de familia individual, especialmente de los procesos técnicos y de los datos que se generan en torno a la actividad de negocio (capital e índices ganaderos, existencias y especificaciones productos artesanales, etc.). Esta es una práctica que se ha venido construyendo en la medida de las lecciones aprendidas sobre el trabajo con familias campesinas, resultando de alto valor para la gestión de los negocios rurales de pequeña escala.

30


5 LOS JÓVENES EN EL MERCADO DE ASISTENCIA TECNICA


5.1 EL PROCESO DE INCLUSIÓN DE JÓVENES OFERENTES Sierra Sur II opera en un segmento del mercado de asistencia técnica rural en su ámbito de acción, inducido hacia la demanda de las organizaciones campesinas, en la medida que tales organizaciones reciben fondos que les son transferidos precisamente para la contratación de este tipo de servicios. Esta particularidad le confiere una forma distinta de inclusión de los oferentes técnicos, en tanto éstos son contratados directamente por las organizaciones campesinas en función a sus intereses legítimos. Otras instituciones que brindan algún tipo de asistencia técnica rural lo hacen bajo una modalidad de oferta, pues son los técnicos que laboran para tales instituciones los que la ofrecen, pero no responden de sus resultados directamente a las organizaciones o familias campesinas sino a las instituciones que los contratan. Por consiguiente, los mecanismos de inclusión se dan en un mercado de competencia, dado que los oferentes técnicos postulan a los requerimientos del correspondiente PDN o PGRN que las organizaciones campesinas han decidido ejecutar. Bajo esta modalidad, la inclusión de jóvenes está influenciada por determinados factores que imperan en el mercado, como son: i.

Su propio nivel de competencias (formación, especialización, destrezas, habilidades, etc.)

ii. Factores físicos que condicionan su movilización, según las particularidades del territorio (distancias, clima, etc. ) iii. Su situación personal (estado civil, lugar de residencia, estudios en curso, etc.) iv. Las preferencias reveladas por las organizaciones y familias campesinas pobres (jóvenes dinámicos, adultos con experiencia, varones, mujeres, etc.) v. Factores socioculturales (dominio de idioma nativo, adaptación al medio sociocultural del grupo, etc.) Conocer a fondo estos factores demanda un análisis más allá de los alcances de este estudio; sin embargo, una caracterización del mercado de asistencia técnica brinda herramientas útiles, a modo exploratorio, para formarse percepciones respecto a los procesos de inclusión de los jóvenes oferentes de asistencia técnica, en el contexto del universo de la demanda y oferta de estos servicios.

32


33


5.2 PARTICIPACIÓN DE JÓVENES EN EL MERCADO DE ASISTENCIA TÉCNICA Los jóvenes constituyen un segmento en el universo del mercado de servicios de asistencia técnica; es decir, participan conjuntamente con los adultos. Por lo tanto, su participación en el mercado se enmarca dentro de las características generales que corresponden a estos servicios. En el Apéndice 1 se presenta una Caracterización General del Mercado de Asistencia Técnica, abordando el universo de oferentes, tanto jóvenes como adultos, a efectos de relacionar la participación de jóvenes en este mercado. En el ámbito de Sierra Sur II, 1 de cada 3 oferentes técnicos son jóvenes entre 18 a 29 años. En efecto, de un total de 626 oferentes técnicos registrados en la base de datos del Proyecto Sierra Sur, el 33% (204) son técnicos jóvenes en el indicado rango de edad Gráfico N° 2. Gráfico 2 Oferentes jóvenes y Adultos (Cifras porcentuales)

T Total

100% 67%

A

Total

Adultos (Mayores de 30 años)

Adultos

33% J Jóvenes

(18 a 29 años)

0%

Jóvenes 20%

40%

60%

80%

100%

Este nivel de participación de los jóvenes en el mercado de servicios de asistencia técnica revela que las preferencias de las organizaciones campesinas demandantes se inclinan por oferentes adultos, con alta probabilidad de que estas decisiones estén basadas en la valoración de experiencias acumuladas que, a la vez de guardar relación directa con mayores conocimientos adquiridos, tienden a facilitar la resolución de los asuntos técnicos que significan restricciones en el desarrollo de las iniciativas rurales.

34


No obstante, esta distinción es relativa en la medida que los jóvenes que pasan al rango inmediato de adultos (de 30 a 34 años de edad), constituyen el segmento más significativo de oferentes, pues representan un 22% del total de los oferentes el mercado de Sierra Sur II, conforme a lo que se muestra en el Gráfico N° 3. Por lo tanto, resulta importante destacar que los jóvenes que se encuentran en la última fase de su posición de jóvenes (26 a 29) y los adultos que están en su primera fase de su posición de adultos (30 a 34) constituyen el segmente más significativo de la oferta efectiva de oferentes que brindan servicios a organizaciones campesinas, quienes conforman, en conjunto, el 43% del total de oferentes.

Gráfico 3 Oferentes técnicos por grupos de edad en Sierra Sur II (Cifras porcentuales)

F

25%

G

20%

22% 21%

16%

15% 10%

10%

10%

9%

5% 0%

10%

1%

18 a 21

22 a 25

26 a 29

30 a 34

35 a 39

40 a 44

45 a 49

50 a más

Dada esta comprobación, es igualmente importante destacar dos situaciones relevantes de los oferentes jóvenes, dentro del mercado de servicios de asistencia técnica en Sierra Sur II: De un lado, los jóvenes que se encuentran en el último tramo o rango de edad (de 26 a 29 años) del segmento de jóvenes, representan el 66% del total de jóvenes que brindan servicios de asistencia técnica; es decir, 2 de cada 3 jóvenes se encuentran en este rango de edad Los “jóvenes que dejaron de ser jóvenes” y pasaron al segmento de adultos (de 30 a 34 años), representan el 33% del total de oferentes adultos; es decir, 1 de cada 3 adultos se encuentran en este rango de edad.

35


36


37


5.3 OFERENTES JÓVENES POR RANGOS DE EDAD Se destaca que los jóvenes que recién van ingresando al mercado laboral (jóvenes en el rango de 18 a 21 años), aún enfrentan la limitación propia de su escasa experiencia, pues sólo 3 de cada 100 jóvenes oferentes fueron contratados por las organizaciones campesinas para brindar sus servicios (Gráfico 4), prevaleciendo –como ya se indicó- los jóvenes que se encuentran en el rango de 26 a 29 años.

Gráfico 4 Edad de los jóvenes que participan en el mercado de asistencia técnica (Cifras porcentuales) 80%

66%

60%

40%

31%

20%

3%

0%

18 a 21

Rango de edad 18 a 21 22 a 25 26 a 29 Total

38

Total 7 63 134 204

22 a 25

26 a 29

% 3% 31% 66% 100%


5.4 MUJERES JÓVENES EN EL MERCADO DE ASISTENCIA TÉCNICA Entre los oferentes jóvenes, las mujeres que participan en el mercado de asistencia técnica ocupan un importante espacio dentro de la oferta activa de servicios de asistencia técnica, destacándose los siguientes aspectos relevantes: •

1 de cada 3 oferentes jóvenes (35%) corresponde a mujeres, siendo esta posición de las jóvenes mayor que para el caso de las oferentes adultas, las cuales tienen una participación de sólo 25% en el total de oferentes adultos (Cuadro N° 5).

Cuadro N° 5 MUJERES JÓVENESEN EL MERCADO DE ASISTENCIA TECNICA GRUPO ETARIO JÓVENES (18 a 29 años) ADULTOS (30 a más años) Total •

TOTAL

MUJERES

VARONES

% MUJERES

204

71

133

35%

422

104

318

25%

626

175

451

28%

En el estrato de menor edad (18 a 21 años), aún cuando son pocos en el conjunto de

Gráfico 5 Rangos de edad de mujeres jovenes oferentes de AT (Cifras porcentuales)

18 a 21 años

71% 46%

22 a 25 años

28% 26 a 29 años

0%

20%

40%

60%

80%

39


jóvenes que fueron contratados para brindar asistencia técnica, hay preferencia por oferentes técnicos mujeres, dado que en este rango de edad el 71% de oferentes jóvenes contratados fueron mujeres (Gráfico 5).

40

En el rango de 22 a 25 años la participación de mujeres es casi en la misma proporción que los varones. En efecto, casi la mitad de oferentes mujeres jóvenes que brindan servicios de asistencia técnica (46%) se ubican en este rango de edad.

La menor participación de mujeres se ubica en el estrato de 26 a 29 años, en el cual se registra el 28% de oferentes mujeres.

Esta posición de las mujeres jóvenes en el mercado de servicios de asistencia técnica rural evidencia que, a medida que van avanzando en edad, las mujeres van disminuyendo su presencia en el mercado. Esta característica se asocia, principalmente, al cambio en su estado civil y tenencia de hijos/as; pues, son las mujeres solteras quienes pueden movilizarse con mayor facilidad en comparación a quienes ya asumieron compromiso familiar y/o la responsabilidad para con su nuevo hogar les restringe su participación en los servicios técnicos rurales.


Desde una óptica de género este hecho da cuenta que aún persisten en las generaciones jóvenes los esquemas de división sexual del trabajo al interior de las familias rurales, donde las mujeres en edad reproductiva se hacen cargo principalmente de las labores domésticas y de cuidado de los hijos, dejando a un lado sus perspectivas de desarrollo personal y laboral, no así los varones.

41


5.5 LOS JÓVENES OFERENTES Y SU NIVEL DE FORMACIÓN Notoriamente prevalece la contratación de jóvenes oferentes cuyo nivel de formación es de tipo “profesional técnico”. Corresponde a esta tipología el 64% del total de jóvenes oferentes. (Gráfico 6). Esto significa que 2 de cada 3 técnicos contratados son especialistas formados en institutos superiores que, por la naturaleza de los servicios que prestan, egresan de institutos que forman especialistas en la rama agropecuaria. Por su parte, los oferentes de tipo “profesional universitario” y “especialista campesino” representan sólo algo más de la tercera parte de jóvenes oferentes, quienes participan con 32% y 4%, respectivamente.

42


La baja proporción los oferentes de tipo “especialista campesino” en el conjunto de los oferentes técnicos jóvenes (sólo 4%) se explica y es reflejo de la poca experiencia acumulada de estos jóvenes como para ayudar a sus pares campesinos en la resolución de problemas técnicos de sus iniciativas de PGRN o PDN. Aquellos jóvenes que lograron acumular experiencia y conocimientos, son contratados para determinadas actividades que se asocian a su posibilidad real en la que pueden destacar. En efecto, son las actividades como la construcción, la artesanía, la ganadería, entre otras, en las cuales han tenido oportunidad de desarrollarse, dado que desde temprana edad participaron en estas actividades, usualmente junto a sus padres.

La apreciación anterior se observa en el Cuadro N° 6, reflejando que, aun cuando es poca la cantidad oferentes jóvenes contratados, son las citadas líneas de actividad en las que estos jóvenes desarrollaron su talento, confiriéndoles atributos propios para participar en el mercado de servicios rurales de asistencia técnica.

Las mujeres jóvenes, oferentes de asistencia técnica, no muestran mayores diferencias en las proporciones que hacen a su tipo de formación (Gráfico 7). Sí se nota una tanto más su participación a las mujeres tipificadas como “especialista campesina”, pues participan en un 38% en este grupo, mientras que aquellas que ostentan formación universitaria lo hacen con 32%.

Cuadro N° 6 JÓVENES “ESPECIALISTAS CAMPESINOS/AS“ COMO OFERENTES TÉCNICOS: SU ESPECIALIDAD Y LÍNEA DE ACTIVIDAD Especialidad

Cantidad

Linea de actividad

Experto Constructor Experta/o Artesana/o Maestro Constructor Experto Agricultor Gestión Administrativa

2 3 1 1 1

PGRN PDN Artesania Textil PDN Cuyes PDN Granos Andinos PDN Panaderia

43


44


Gráfico 6 Nivel de formación de los jóvenes oferentes técnicos (Cifras porcentuales)

70%

64%

60% 50% 40%

32%

30% 20%

4%

10% 0%

18 a 21

22 a 25

26 a 29

Gráfico 7 Jóvenes oferentes mujeres, según su formación (Cifras porcentuales)

38% 38%

36%

36% 34%

32% 32% 30% 28%

Profesional Universitario

Profesional Tècnico

Especialista Campesino

45


5.6 INICIATIVAS CAMPESINAS ATENDIDAS POR OFERENTES JÓVENES Al igual de lo que ocurre en el universo de oferentes, los jóvenes tienen notoria mayor participación en iniciativas de PDN (83%) respecto a PGRN (17%), según se muestra en el Cuadro N° 7. Como ya se indicó en el Numeral IV, esta proporcionalidad guarda relacion con la cantidad de iniciativas campesinas que conforman el mercado de contratacion de asistencia tecnica (145 PGRN vs. 682 PDN); más especificamente en el punto 4.4, donde se hizo referencia a los “procesos y modalidades de intercambio de conocimientos”. Más allá de la cantidad de iniciativas que hacen a esta proporcionalidad, se destaca que la participación de mujeres jóvenes es muy similar para ambos tipos de iniciativas, pues, en ambos casos (PGRN y PDN), 1 de cada 3 jóvenes oferentes es mujer, con una leve mayoría en el mercado de PDN (36%) que en PGRN (31%). Se infiere, por tanto, que las mujeres jóvenes están en capacidad de desenvolverse de manera similar en actividades que sustentan tanto a la formacion y manejo de activos físicos productivos (PGRN) como aquellas actividades asociadas al incremento de ingresos vía el desarrollo de negocios locales (PDN)

Cuadro N° 7 INICIATIVAS CAMPESINAS ATENDIDAS POR JÓVENES OFERENTES TÉCNICOS INICIATIVA

TOTAL

%

Mujeres

Varones

% mujeres

PGRN PDN TOTAL

35 169 204

17% 83% 100%

11 60 71

24 109 133

31% 36% 35%

5.7 COBERTURA DE LA ASISTENCIA TÉCNICA DE LOS JÓVENES OFERENTES De manera similar a lo oservado en universo del mercado de servicios de asistencia técnica, cada joven oferente atendió en promedio a 23 participantes de iniciativas rurales, teniendo en cuenta la cantidad de socios que conforma una organización campesina y que a su vez reflejan una magnitud de demanda que –como ya se indicó- es mayor en PGRN que en PDN. En PGRN esta cobertura fue de 50 participantes capacitados (dos más que en universo en general), mientras que en PDN el promedio fue el mismo que el universo de oferentes; esto es, de 18 participantes capacitados por cada joven oferente (Cuadro N° 8).

46


Se observa también que las mujeres capacitadas por oferentes jóvenes participaron en una proporcion ligeramente mayor que los varones, tanto en PGRN (53%) como en PDN (51%). En el caso de PGRN el interés de las mujeres por recibir la asistencia técnica se encuentra altamente motivada por los Concursos Inter Familiares - CIF, dado que son éllas quienes más participan activamente en dichos consursos, con notoria participacion y dedicacion activa en aquellas actividades que se vinculan al mejormamiento de las condiciones de habitabilidad y alimentacion (viviendas mejoradas, construccion de huertos, manejo de residuos sólidos, etc.).

Cuadro N° 8 COBERTURA DE ATENCIÓN DE LA ASISTENCIA TECNICA DE OFERENTES JÓVENES INICIATIVA

Total Capacitados

MRN PDN TOTAL

1,737 2,996 4,733

N° Oferentes

Capacitados por oferente

MUJERES CAPACITADAS

VARONES CAPACITADOS

% Mujeres capacitadas

35 169 204

50 18 23

924 1,545 2,469

813 1,451 2,264

53% 51% 52%

Con relación a la carga de asistencia técnica para jóvenes oferentes mujeres, ésta no es significativamente diferente a la de varones, pues en ambos casos atendieron a una cantidad similar según el tipo de iniciativas campesinas (Gráfico 8). En PDN el número de participantes es muy similar (alrededor de 18), mientras que en PGRN se nota una ligera mayor cobertura por parte de los oferentes varones en comparación de las mujeres (52 vs 45). En consecuencia, el tamaño del grupo u organización campesina determina la cobertura de familias que un oferente técnico debe atender, a requerimiento de cada organización; sin que el tamaño del grupo condicione alguna preferencia por oferentes mujeres o varones.

Gráfico 8 Promedio de participantes capacitados por jóvenes oferentes de AT (Cifras porcentuales)

18% 17%

PDN

58%

PGRN

45%

0%

20%

Oferente Varon

40%

60%

Oferente Mujer

47


5.8PROCEDENCIA DE LOS OFERENTES JÓVENES Un 69% de los oferentes jóvenes son de procedencia urbana, según su lugar de residencia (Cuadro N° 9). En mujeres esta tasa en notoriamente mayor pues el 78% proceden de lugares urbanos.

48


Cuadro N° 9 PROCEDENCIA DE LOS JÓVENES OFERENTES DE ASISTENCIA TECNICA PROCEDENCIA

Total

% Procedencia

Mujeres

Varones

RURAL URBANO TOTAL

61 135 196

31% 69% 100%

15 52 67

46 83 129

% mujeres 22% 78% 100%

No obstante, existen evidencias de que muchos jóvenes que brindan servicios técnicos rurales y que residen en áreas urbanas, tienen procedencia rural. Esta situación se explica por los fenómenos migratorios de jóvenes rurales, principalmente por necesidades de estudio. En efecto, los jóvenes que migraraon a la ciudad permanecen ahí en busca de oportunidades de trabajo y por las condiciones que tienen de seguir en su formación o sencillamente porque la ciudad les brinda facilidades de servicios que no los cuentan en su lugar de origen. Esta comprobación se nota claramente en los casos de oferentes que fueron seleccionados para testimoniar su historia de vida3; todos ellos residen en alguna ciudad, pero, a su vez, todos tienen origen en zonas rurales del ámbito de la sierra sur.

3 En el apartado VI de este informe se hace referencia a las Historias de Vida levantadas a siete jóvenes talentos que testimoniaron su experiencia exitosa en servicios de asistencia técnica.

49


5.9ESPECIALIDAD DE LOS OFERENTES JÓVENES Conforme se observa en el Cuadro N° 10, cinco líneas de especialidad concentran el 75% del contingente de jóvenes oferentes de asistencia técnica en Sierra Sur II. El 25% restante está contenido en diversas líneas que, en mayor o menor medida, se relacionan con el tipo de iniciativas que apoya el Proyecto.4

Cuadro N° 10 ESPECIALIDAD DE LOS JÓVENES OFERENTES DE ASISTENCIA TECNICA ESPECIALIDAD

TOTAL

% Especialidad

Mujeres

Varones

% Mujeres

TÉCNICO AGROPECUARIO AGROINDUSTRIAS VETERINARIA CONTABILIDAD ZOOTECNIA Subtotal DIVERSOS TOTAL

99 20 14 11 10 154 50 204

49% 10% 7% 5% 5% 75% 25% 100%

31 9 3 4 3 50 21 71

68 11 11 7 7 104 29 133

31% 45% 21% 36% 30% 32% 42% 35%

De estas cinco líneas principales es notoria la prevalencia del oferente especializado como “técnico agropecuario”, cuya proporcionalidad es casi el 50% del total de los técnicos jóvenes (Ver Gráfico 9). Esta distinción guarda correspondencia con las líneas de actividad que caracterizan a las diversas iniciativas campesinas, dado que la gran mayoría de éstas tienen precisamente base agropecuaria La segunda especialidad en importancia es la “agroindustria”, aunque su importancia relativa es significativamente menor a la de “técnico agropecuario”. La contratacion de mujeres jóvenes, como oferentes técnicos, atendiendo a su especialidad de formación como, muestra una importante participación de mujeres especializadas en en rubro de “agroindustrias”, siendo en proporción similar a la de varones, pues un 45% de mujeres fueron contratadas para emprendimientos que tienes esta especialidad. En otras especialidades prevalece notoriamente la contratacion y participación de varones (Gráfico 10). Aunque no hay evidencias claras de cuáles son las actividades más frecuentes en las que las mujeres jóvenes participan como oferentes en la rama agroindustrial, se percibe que son los negocios de lácteos (queso, yogurt, manjar) y los de transformación de frutas (néctares, mermeladas), los que abren espacios a los servicios de mujeres jóvenes oferentes. De manera específica para mujeres oferentes, se destaca que el 69% de ellas pertenece a 4 especialidades que registran mayor frecuencia en el escenario de mercado (Cuadro N° 11). 4 En estas líneas diversas, la base de datos de Sierra Sur II registra especialidades tales como: gastronomía, panificación, artesanía textil, corte y confección, agroforestería, turismo rural, construcción, entre otras.

50


Cuadro N° 11 MUJERES OFERENTES TÉCNICOS POR ESPECIALIDAD ESPECIALIDAD RURAL URBANO TÉCNICO AGROPECUARIO 9 22 AGROINDUSTRIAS 1 8 TURISMO Y HOSTELERÍA 1 3 CONTABILIDAD 1 3 SUBTOTAL 12 36 OTROS (Agronomía, Adm. Empresas, 5 18 Veterinaria, Zootecnia, etc.) TOTAL 17 54

TOTAL 31 9 4 4 48 23

% 44% 13% 6% 6% 69% 31%

71

100%

Las evidencias empíricas demuestran que las líneas de especialidad antes referidas son usuales de ser elegidas por el sector de mujeres para su formacion5; no obstante, es destacable que la especialidad de “técnico agropecuario” y “agroindustrias” sean dos especialidades en las cuales las mujeres han incursionado con notoriedad, denotando un interés por el campo vinculado al desarrollo rural; entre ambas especialidades suman el 57% del total de mujeres jóvenes oferentes (44% y 13%, respectivamente). En la especialidad de “técnico agropecuario”, son tres los rubros en los que más participan las mujeres jóvene oferentes: cultivos orgánicos, cuyes y manejo de suelos y pasturas. En efecto, el 46% de mujeres jóvenes brindó asistencia técnica en estos tres rubros de servicios rurales demandados por PDN y/o PGRN: el restante 54% lo hizo en otros diversos rubros de menor significacion (Gráfico 11). Por su parte, las mujeres jóvenes que se especializaron en “agroindustrias” prestó servicios con notoria presencia en la línea de lácteos (44%), en comparación con el resto (56%) que lo hizo en otras líneas de menor significación (Gráfico 12).

Gráfico 9 Especialidad de los jóvenes oferentes de AT (Cifras porcentuales) 60% 50%

49%

40% 30% 20%

10%

10%

7%

5%

5%

0% Técnico agropecuario

Agroindustrias

Veterinaria

Contabilidad

Zootecnia

5 Por ejemplo, de los egresados del Instituto José Antonio Encinas de Puno el año 2011, la proporción de mujeres que egresaron de las carreras en mención fueron: 40% en Agropecuaria; 50% en Turismo y 47% en Contabilidad (Este Instituto no tiene la especialidad de Agroindustrias) - Fuente: Trabajo de Investigación Análisis del mercado laboral de los egresados del Instituto Superior de Educación Público “José Antonio Encinas de Puno”; Arroyo, M. Ana María; Puno, 2012.

51


Gráfico 10 Jóvenes varones y mujeres AT según especialidades principales (Cifras porcentuales)

70%

Z

Zootecnia

C

Contabilidad

V

Veterinaria

A

Agroindustrias

T

Técnico Agropecuario

30% 64% 36% 79% 21% 55% 45% 69% 31% 0%

20%

% Varones

40%

60%

80%

% Mujeres

Gráfico 11 Mujeres jóvenes oferentes TÉCNICO AGROPECUARIO (Cifras porcentuales) 60%

54% 46%

40%

20%

18% 14%

14%

0% Cultivos orgánicos (1)

Cuyes (2)

Manejo de suelos

Sub total (1+2+3)

Otros (15)

Gráfico 12 Jóvenes oferentes mujeres, según su formación (Cifras porcentuales) 60%

56% 44%

40%

20%

0%

Lácteos y derivados

52

Otros(5)


6

SOBRE EXPERIENCIAS RELEVANTES DE JÓVENES TALENTOS EXITOSOS


Se seleccionaron 7 casos de jóvenes con experiencias y conocimientos relevantes respecto a procesos productivos y/o sociales implementados como oferentes técnicos en orgnizaciones rurales de Sierra Sur II. Las historias de vida de estos jóvenes constituyen referentes valiosos como contribución a los procesos de desarrollo e innovación en el medio rural. La construcción de cada historia de vida se hizo siguiendo las pautas establecidas por Procasur, aplicando una guía de entrevista (Ver Anexo 2). La lista de los jóvenes talentos seleccionados se muestra en el Cuadro N° 12.

Cuadro N° 12 JÓVENES TALENTOS OFERENTES DE ASISTENCIA TECNICA RURAL DEL PROYECTO SIERRA SUR II, SELECCIONADOS PARA TESTIMONIAR SU HISTORIA DE VIDA Nombre y apellidos

Mérida Villafuerte Palomimo Elmer Zamata Huayta Guido Laura Canaza Julio C. Cari Calcina Rolando Mamani Huaraya Guillermo Ttito Quispe Katy Chacalla Carahua

Lugar de procedencia

Formación/ especialidad

F

Abancay, Apurímac

Técnico agropecuario

27

M

Ayaviri, Puno

29

M

27

M

24

M

Azángaro, Puno Azángaro, Puno Paucartambo, Cusco

Técnico agropecuario Experto local

29

M

22

F

Edad

Sexo

24

Paucartambo, Cusco Condesuyos, Arequipa

Técnico agropecuario Técnico agropecuario Técnico agropecuario Técnico agropecuario

Línea de actividad exitosa

Apicultura y floricultura Lácteos y derivados Artesanía textil Engorde de vacunos Crianza de cuyes Agricultura ecológica Manejo de recursos naturales

Cada historia de vida se presenta en este informe por separado, facilitando su uso de manera integrada o en forma individual. La metodología aplicada en la selección de candidatos y en la construccion de las historias de vida se describe en el Apéndice 2. A título referencial, cada talento tiene una rótulo de distinción en la línea de actividad que destaca y así aparece la intitulacion en cada historia de vida:

54

Mérida Villafuerte: Técnica talentosa y mujer emprendedora

Elmer Zamata: Técnico quesero por tradición

Guido Laura: Maestro artesano por tradición

Julio César Pari: De la extracción de sal al engorde de ganado vacuno: éxito de cambio


Rolando Mamani: Joven talento que cambia vidas

Guillermo Ttito: Conocimiento que revalora productos nativos

Katy Chaccalla: Enseñando, practicando y aprendiendo…Las buenas prácticas del manejo ambiental

Una característica común a todos los jóvenes talentos entrevistados es que su trayectoria en el conocimiento de la actividad en la que destacan exitosamente se inicia desde muy niños, siendo la vivencia familiar el primer escalón en el que tuvieron sus aprendizajes y, a partir de ahí, se extiende la acumulación de conocimientos y acumulación de experiencias para ser divulgadas, con mayor efectividad, en la oportunidad que tuvieron de participar como oferentes de servicios técnicos en proyectos FIDA. También se destaca que todos ellos son de extracción rural, lo que los acredita como conocedores del medio y de los actores con los que interactúan; por lo tanto, este atributo pareciera ser uno de los elementos clave en el éxito de los talentos rurales, tal como es narrado en cada historia de vida.

55


56


7 REFLEXIONES SOBRE LAS EXPERIENCIAS DE JÓVENES OFERENTES


58


7.1 SOBRE SU TRAYECTORIA EN LOS MERCADOS DE ASISTENCIA TÉCNICA RURAL Una característica común de los jóvenes oferentes que narraron sus historias de vida y que, probablemente, sea extensiva a un vasto segmento de jóvenes que se movilizan en el mercado de servicios de asistencia técnica rural, es que su trayectoria está marcada por aprendizajes que nacen desde el seno familiar; sea porque la actividad en la cual lograron ser exitosos la vivieron en su niñez con sus padres o porque a temprana edad tuvieron que enfrentar duros retos que les obligaron a una rápida “fase de maduración”. Así, Elmer capitalizó las enseñanzas de su madre para llegar a la adolescencia como experto quesero; Mérida compartió desde niña con su padre los aprendizajes sobre plantas medicinales y se abrió espacios para incursionar también en la floricultura y apicultura; Guido logró destacar en la artesanía aprendiendo y acompañando a su madre, quien era maestra artesana; Julio César ya en su niñez compartía su tiempo de estudios primarios con la crianza de animales y ahora es exitoso en la línea de ganadería; Rolando en su adolescencia migró a la ciudad y estudió instalaciones eléctricas, pero luego retornó a su lugar para estudiar y trabajar en lo que hacía en sus raíces de niño (producción agropecuaria); Guillermo, desde niño se desenvolvió en actividades agropecuarias y su madurez prematura lo guió para formarse y competir con éxito en la rama agropecuaria; y, finalmente, Katy no es la excepción, porque siendo la última de 12 hermanos también su niñez transcurrió entre la chacra y el ganado y ahora, aun muy joven, transmite exitosamente sus conocimientos en agricultura ecológica y manejo de recursos naturales. Estos aprendizajes tempranos de los jóvenes en cuestión tienen dos efectos: i) Por un lado, generar incidencia para, cuando adolecentes, los ahora jóvenes decidan formarse en una rama que les era conocida (agropecuaria), combinando experiencia adquirida con nuevos conocimientos; es decir, decidieron su proyecto de vida ligado a lo rural, pero con un salto cualitativo respecto a sus padres ii) El origen rural de los jóvenes talentos , asociado a los aprendizajes tempranos y la formación académica, generaron entornos favorables para ingresar en los mercados de asistencia técnica rural. Lo primero les confiere una facilidad para desenvolverse en la rama agropecuaria, y lo segundo les permite relacionarse con relativa facilidad con clientes que no les resultan extraños. De ahí que su desenvolvimiento en el mercado tiene una alta dosis de enseñanza-aprendizaje horizontal por el conocimiento del ambiente socioeconómico y productivo, idioma, cultura y otros Estas cualidades que se generan de fortalezas familiares y de oportunidades de formación profesional, asociadas a las habilidades para adoptar estrategias de trabajo y de adaptación a los escenarios de demanda, hacen que el verdadero talento sea un actor con conocimiento y vivencia de la realidad propias del mundo rural, complementado con conocimiento técnico especializado, logrando cosechar éxitos en los tiempos que comparten con sus pares campesinos.

59


60


61


7.2 ACERCA DE LOS FACTORES CLAVES DE ÉXITO En correspondencia con lo anotado en el punto anterior y agregando los elementos relevantes de las historias de vida de los 7 jóvenes que testimoniaron sus experiencias, los factores que incidieron en que estos jóvenes sean exitosos en los servicios de asistencia técnica se asocian a una dimensión interna o personal y otra externa o del entorno.

• • • •

62

Factores del Interno (oferta)

Formación en la rama agropecuaria y afines Capacidad para relacionarse con sus pares campesinos Dominio del idioma nativo Vocación de servicio, más allá de la sola retribución económica • Dedicación a algún negocio relacionado a su tema central de servicio • Experiencia acumulada en distintos lugares en que brindaron servicios, más allá de la experiencia vivida en Sierra Sur • Alta disposición para movilizarse hacia donde sus servicios son requeridos

Factores del Entorno (demanda)

• Su extracción rural, dado por el entorno familiar • Aprendizajes tempranos basados en la tradición productiva familiar y de su espacio de influencia inmediata • Proyectos o entidades que generaron oportunidades para ser valorados (Sierra Sur, Corredor, otros) • Organizaciones y/o familias campesinas que valoraron sus conocimientos y cualidades


63


7.3 LAS BUENAS PRÁCTICAS APLICADAS a. Generación de escenarios de confianza Esta es una práctica que, en todos los casos de historias de vida, ha sido testimoniada como una suerte de reto inicial para facilitar la transmisión de conocimientos. La generación de confianza es una cualidad que se asocia al respeto por la cultura, compartir tradiciones y adaptación al medio socioeconómico en el que el oferente técnico ha sido contratado para prestar sus servicios. Las historias de vida dan cuenta de hechos que ayudaron al joven oferente técnico a ser considerado como un miembro más de la organización campesina y, por lo tanto, el relacionamiento interpersonal con los directivos y las familias les permitió una rápida aceptación de sus metodologías de trabajo. Así, participar en alguna celebración al cual fue invitado, compartir alimentos, conversar en el idioma nativo, entre otros, fueron elementos clave para lograr resultados exitosos en su labor de oferente técnico. Si bien esta práctica puede ser generalizada para el conjunto de oferentes técnicos exitosos, tanto jóvenes como adultos, la particularidad de los jóvenes, conforme dan cuenta las historias de vida, es su rápida capacidad de reacción para adaptarse a las circunstancias de su entorno, dado que su juventud les permite mostrarse como respetuosos de los adultos directivos y socios de la organización o entidad que los contrata y, a la vez, tienen la

64


facilidad de interactuar como pares con los jóvenes de la organización. Esta cualidad se percibe nítidamente, por ejemplo, en la historia narrada por Julio César cuando señala que tuvo que “hacer esfuerzos por demostrar, con la práctica, sus conocimientos para ser aceptado en la organización, pues la gente mayor de la organización tenía enraizado su estilo ancestral de engordar ganado”; a su vez, testimonia que “fue fácil entenderse con los jóvenes de grupo” a quienes forma y les trasfiere sus conocimientos porque “como jóvenes son los llamados a contribuir en el desarrollo ganadero”. Tal como él, similares testimonios se tienen de Guillermo, Rolando y Katy, como los que más destacan estas cualidades en su narración.

b. Adaptación a los tiempos disponibles Es usual que, en las organizaciones campesinas del medio, las labores agrícolas y ganaderas exigen horarios de trabajo a las familias campesinas que salen de los esquemas convencionales que normalmente rigen en el mundo laboral. Acordar las horas en las cuales la asistencia técnica sea practicada, facilita su aplicación, incluso compartiendo las tareas en el lugar mismo donde la familia se moviliza para atender sus actividades cotidianas. Los jóvenes oferentes tienen la ventaja de potenciar esta práctica en beneficio propio, en la medida que sus condiciones físicas les permite desplazarse a distancias razonablemente largas, aun a pie, cuando los fundos de las familias se encuentran en lugares alejados y de difícil acceso. En el caso de las experiencias relatadas, casi todos tienen una motocicleta en la que se desplazan, hecho que pareciera una “aspiración de compra” como uno de los primeros activos patrimoniales de los jóvenes oferentes para desempeñarse con éxito en sus servicios. Por ello, pueden responder satisfactoriamente a los horarios muy tempranos de inicio o tardes de salida en la jornada establecida de los servicios que prestan.

65


c. Registros de progreso Llevar registros de los avances en el proceso de la asistencia técnica va generando una suerte de cultura de manejo de información; por lo tanto, es una manera de hacer visibles los logros parciales que cada familia va observando por efectos de la asistencia técnica. Estos registros son de suma importancia en la línea ganadera, artesanal, procesamiento de leche, entre otros; los cuales se practican con medios y materiales accesibles a las familias (papelotes pegados en pared, cuadernos de registro, etc.). Aun cuando este factor de éxito puede considerarse como un atributo que alcanza a jóvenes y adultos, la ventaja de los jóvenes es que su formación académica incluye el manejo de computación y herramientas conexas, lo que les facilita generar elementos de ayuda para facilitar el registro de información relevante en el progreso de la actividad que deciden mejorar las familias rurales.

d. Uso de materiales y medios accesibles La aplicación de saberes que el oferente debe transmitir a las familias campesinas, requiere ser de efecto visible y convincente. No vale teorizar si no se acompaña con el ejercicio de la práctica. Es común, por lo tanto, la aplicación del principio del “saber-haciendo”, con el uso de materiales y medios que los campesinos desconocen. El ejercicio práctico de la inseminación artificial, dosificaciones del ganado, balance de materiales en elaboración de quesos, selección de ganado (mayor y menor), cantidad de insumo para determinada prenda artesanal, entre otros, son ejemplos de cómo se facilitan los aprendizajes de las familias campesinas. No obstante, la sola práctica es insuficiente, si acaso las propias familias no disponen los instrumentos que hacen posible estas aplicaciones. Por ello, los oferentes que logran ser eficientes usan sus propios instrumentos para luego asesorar y dar información precisa a las familias para su oportuna adquisición; incluso, los propios oferentes son quienes adquieren y venden instrumentos e insumos en el tiempo que dura sus servicios, dando información de los proveedores y características técnicas para que más adelante el ejercicio de compra sea de cuenta propia de las familias. En esta práctica es evidente que los jóvenes asumen riesgos con mayor intensidad que los adultos, por lo mismo que están en proceso de promocionare y proyectarse en el mercado de laboral. Específicamente, en el mercado de asistencia técnica rural los jóvenes oferentes producen material de capacitación que circulan y tienen valor de uso entre sus usuarios, aun cuando este material no tenga el rigor para ser divulgado públicamente. También los jóvenes oferentes, con o sin negocio propio, proveen insumos a crédito a sus ocasionales clientes, sea porque son conocedores de sus limitaciones económicas o porque simplemente se generan expectativas de cobranza futura sabiendo que están engrosando su cartera de clientes. Esta práctica es narrada en las historia de vida de los jóvenes talentos; casi todos emprendieron esta práctica (Elmer, Mérida, Rolando, Julio César, Guido) y, en algunos casos, la asimilaron como estrategia de venta para sus negocios propios.

e. Acompañamiento en actividades de compra – venta directa Esta es una práctica que ayuda a las familias campesinas a romper ciertas barreras que se derivan de la intermediación en la compra de insumos y en la venta de sus productos. Los técnicos que logran ser eficientes en sus resultados, practican el acompañamiento en las

66


compras de materias primas e insumos y también en la venta de sus productos. Lo primero es usual mediante visitas y contactos directos con los proveedores y, lo segundo, es común de observar en los eventos feriales en las cuales las familias participan como sus “primeros pasos” de incursión en los mercados, principalmente aquellas familias pobres que tienen pocas oportunidades de participar en tales eventos por una exclusión natural que, poco a poco, se va transformando en un proceso de inclusión a mercados cada vez más exigentes. La particularidad de los jóvenes oferentes rurales en la aplicación de esta práctica es que, más allá de su entusiasmo y compartir experiencias con sus clientes, es que ellos mismos son también parte de los aprendizajes y los capitalizan en su propio beneficio o para extenderlo hacia nuevas experiencias. Esta práctica es usual en la compra-venta de ganado para engorde, en artesanía textil, lácteos y derivados, entre otros, tal como se testimonia en las historias de vida; cada uno de ellos, en su línea de especialización, desarrolló esta práctica en acompañamiento de las familias rurales. Las experiencias de vida dan cuenta que este acompañamiento de los jóvenes logró ser efectiva en la transmisión de conocimientos para que las familias campesinas continúen en el ejercicio de esta práctica en la gestión de sus negocios, sembrado en ellos capital relacional que les abre espacios comerciales para la sostenibilidad de sus negocios a futuro.

67


68


8 DESAFÍOS HACIA NUEVAS EXPERIENCIAS


Sobre la base de las experiencias analizadas se percibe la necesidad de capitalizar y profundizar los aprendizajes que dejan el desarrollo de tales experiencias, a manera de desafíos, imprimiendo ciertos atributos a estos aprendizajes, tendientes a lograr efectos concretos y visibles en el desarrollo del mercado del conocimiento de los jóvenes oferentes de servicios técnicos rurales, favoreciendo -a la vez- la identificación de quienes destacan como talentos locales.

a. MAPEO DE JÓVENES OFERENTES DE SERVICIOS TÉCNICOS RURALES Proceso periódico, en momentos clave del desarrollo del proyecto, a efecto de mantener actualizado una especie de directorio de oferentes de servicios técnicos rurales, con clara diferenciación del segmento de jóvenes (varones y mujeres) y servir de plataforma para la identificación de los talentos locales y ponerlos en valor en el mercado del conocimiento. Un registro del oferente técnico que ayude a la identificación de talentos debería considerar aspectos clave, verificables, de su historia de vida, como: Tres logros que, a juicio del oferente, son los más notables o que le han significado mayor satisfacción en su trayectoria como oferente técnico. Al menos una experiencia de trabajo con organizaciones rurales, con indicación de su tiempo de servicio y el rubro en que apoyó. La mejor experiencia práctica que desarrolló, sea en fu formación académica o en su desempeño como oferente técnico. Materiales de enseñanza producidos o en producción (folletos, cartillas, etc.) que aplica en el proceso de transmisión de conocimientos. Deseable, con manejo exitoso de algún negocio propio. La aplicación de instrumentos (formatos) de fácil acceso a los jóvenes y de ágil entrega a las instancias llamadas a promover sus servicios es condición necesaria para motivar el interés de los jóvenes. La plataforma virtual de talentos de Procasur, desarrollada con Sierra Sur II, es un buen ejemplo en esta línea y ponerla a punto para su valor de uso masivo sería parte de este desafío.

b. ENCUENTROS TEMATICOS Y TRANSVERSALES Propiciar escenarios de discusión y propuesta es un mecanismo que alienta la motivación y los vínculos personales de quienes participan en los denominado “encuentros de intercambio de experiencias”. El desafío está en cómo agregar valor a estos encuentros. La experiencias demuestran que la agregación de valor a estos eventos demanda dos niveles de aplicación: uno en el ámbito local (léase ámbito del proyecto) y otro en escenarios más avanzados, premiando a los que más destacan a nivel local para facilitar su participación en encuentros a nivel extra-local, incluido eventos de nivel internacional. Poco se ha trabajado en intercambios de este tipo en experiencias de proyectos FIDA, por lo menos en lo corresponde a iniciativas propias de los mismos proyectos. El mapa de actores sería un insumo valioso para facilitar estos encuentros, capitalizando las experiencias de Procasur

70


que ha instituido estas modalidades de aprendizaje y propuesta movilizando el accionar de los proyectos FIDA. Dos tipos de agenda se consideran de interés a estos encuentros: una referida a temas específicos entre oferentes jóvenes que tienen una determinada especialización, en los cuales se analicen, discutan y propongan asuntos técnicos del área temática; y otro nivel de tipo encuentros de tipo transversal, en los cuales se socialice sobre asuntos de interés común, en especial del ejercicio de las buenas prácticas que contribuyan al buen desempeño de los jóvenes en el mercado de los servicios técnicos rurales.

c. LA HISTORIA DE VIDA COMO CARTA DE PRESENTACION El mecanismo practicado con éxito por los proyectos FIDA es el concurso. Hacer concursos de historias de vida generaría una riqueza en el acervo documentado de experiencias y gestión del conocimiento de jóvenes oferentes rurales. Sistematizar las mejores experiencias, previa confirmación de su veracidad, permitiría usar este instrumento como “Carta de Presentación” de quienes destacan como talentos locales. La experiencia desarrollada y descrita en el numeral VI es un buen referente para incursionar en este desafío. El concurso permite masificar y aplicar el enfoque de demanda que caracteriza a los proyectos FIDA; de ese modo se legitima la participación de quienes realmente se interesan por divulgar sus conocimientos, evitando los mecanismos de selección por oferta que tienden a restringir las oportunidades de acceso al mercado del conocimiento. Los encuentros serían eventos propicios para difundir y promover concursos; ahí se anuncia un concurso y se entregan Bases, previa socialización de las mismas. La neutralidad y transparencia de garantiza con jurados “ad hoc” (jóvenes talentos rurales ya conocidos, especialistas en la temática de historias de vida, operadores de proyecto, líderes campesinos, entre otros). Establecer canales apropiados de difusión de las historias de vida es parte de este desafío para divulgar experiencias de jóvenes oferentes que han contribuido al desarrollo de iniciativas rurales y que, a la vez, signifiquen una fuente de motivación para quienes pueden también hacer lo propio en el mercado del conocimiento. Sistematizar y resumir sus historias de vida con fines de divulgación es parte de este desafío. A nivel local las municipalidades son instancias claves de soporte a la difusión, con orientación a sectores campesinos demandantes de asistencia técnica y servicios conexos. La web es otra opción para usuarios que tienen acceso regular a este medio.

d. DESCUBRIR Y DIFUNDIR INNOVACIONES Y BUENAS PRACTICAS En el mercado de los servicios de asistencia técnica son muchos los casos en los cuales los oferentes han generad innovaciones o buenas prácticas adaptadas a las necesidades de los campesinos. El uso de insumos locales en el engorde vacunos, la adaptación de especies ganaderas a determinadas condiciones de clima, el uso de tintes naturales en lana y fibra a base de plantas nativas, entre otro son ejemplos en esta línea. De nuevo, el mecanismo de concurso genera opciones de descubrir conocimientos locales “escondidos” y ponerlos en valor, sistematizándolos y difundiéndolos con participación directa de los autores.

71


e. LA CUOTA DE GÉNERO No existen experiencias comprobadas de las razones por las que la participación de jóvenes oferentes mujeres es considerablemente menor a la de varones. Es probable que los menores tiempos que dispone la mujer debido a sus labores de hogar, aun siendo solteras, restrinjan esta participación. Encuentros específicos entre mujeres jóvenes oferentes permitiría conocer de cerca esta situación y generar propuestas viables para implementar mecanismos que alienten su mayor participación.

72


73


74


9

LECCIONES APRENDIDAS

75


Los jóvenes oferentes de servicios de asistencia técnica rural que destacan como talentos locales forjan su trayectoria exitosa sobre la base del conocimiento empírico acumulado desde su niñez cuando participan en las actividades familiares. A la vez, estas experiencias tempranas parecieran ser motivadoras para elegir una formación académica en alguna carrera profesional relacionada a actividad agropecuaria, lo que les permite adquirir conocimiento estructurado que complementa su experiencia práctica. Las historias de vida de siete jóvenes exitosos levantadas como parte de este estudio, todas sin excepción, así lo demuestran. Por lo tanto, la acreditación por parte de las instituciones educativas es condición necesaria para el buen desempeño de los jóvenes oferentes, pero por sí sola no es suficiente para el posicionamiento exitoso de los jóvenes en el mercado de servicios de asistencia técnica. Las buenas prácticas en el ejercicio de la función de asistente técnico en familias rurales, tanto en jóvenes oferentes y extensivo al universo de quienes ejercen esta función, no solo descansa en la aplicación de conocimientos técnicos de base productiva, sino también en valores relacionados con el respeto a los usos y costumbres de las poblaciones campesinas. Existen evidencias comprobadas, mediante las HV de los jóvenes oferentes, que sus raíces rurales en su trayectoria de vida favorecen su relacionamiento con las familias campesinas que demandan sus servicios.

76


Las mujeres jóvenes oferentes de servicios técnicos rurales van disminuyendo gradualmente su participación en el mercado a medida que avanzan en su edad. En efecto, son mujeres de 18 a 21 años quienes tienen una alta participación relativa en comparación al resto de mujeres jóvenes oferentes (de 22 a 29 años). Es evidente que la condición de soltera, sin hijos, les otorga mujeres oferentes cierto grado de libertad para su incursión en este mercado, en comparación a quienes asumen compromisos y responsabilidades del hogar.

77


APÉNDICE 1 CARACTERIZACIÓN DE LOS SERVICIOS DE ASISTENCIA TÉCNICA EN EL PROYECTO SIERRA SUR II

1. OFERENTES POR INICIATIVAS CAMPESINAS El aprovisionamiento de servicios de asistencia técnica guarda relación con el tipo de iniciativa que ejecutan las familias campesinas; es decir, sean PGRN o PDN. Conforme a los registros de información de Sierra Sur II, a Dic. 2013, los 145 PGRN, que fueron asumidos también por igual número de organizaciones, demandaron la participación de 107 oferentes de servicios de asistencia; esto es, una relación Iniciativa/Oferente de 1.4, es decir, cada 10 técnicos fueron contratados y prestaron servicios a 14 PGRN (Ver Cuadro A1 - 1). En PDN, las 682 iniciativas fueron atendidas por 519 técnicos, representando una relación Iniciativa/Oferente de 1.3; es decir, cada 10 técnicos fueron contratados y prestaron servicios a 13 PDN. La relación iniciativa/oferente, sin embargo, no es lineal. Cada técnico puede ser contratado para una o más actividad que comprende el PDN o PGRN, estando a que cada actividad en la que participa amerita un contrato especifico. Esto depende del relacionamiento entre demandante-oferente, especialmente de la efectividad con que el oferente técnico brinda sus servicios en una actividad que se asocia a un contrato específico.

Cuadro A1 - 1 OFERENTES TÉCNICOS SEGÚN INICIATIVAS CAMPESINAS Tipo de iniciativa

N° iniciativas

PGRN PDN TOTAL

145 682 827

N° de % N° de oferentes iniciativa oferentes 107 519 626

17% 83% 100%

107 519 626

Relación Iniciativa / Oferente 1.4 1.3 1.3

2. MUJERES OFERENTES Las mujeres como oferentes técnicos en el ámbito de Sierra Sur II ocupan un 28% respecto al total de oferentes (Cuadro A1 - 2); es decir, 1 de cada 3 técnicos contratados es mujer, siendo más notoria su participación en PDN (30%) que en PGRN (19%). Estos indicadores dan cuenta que la inclusión de mujeres como proveedores de servicios técnicos tiene relevancia en los emprendimientos campesinos, probablemente influenciada por la importante demanda de servicios para negocios en cuyes y artesanías en los cuales participan una notoria participación de mujeres.

78


Cuadro A1 - 2 PARTICIPACION DE MUJERES COMO OFERENTES DE SERVICIOS TÉCNICOS RURALES INICIATIVA

Total

% iniciativa

Mujeres

Varones

PGRN PDN Total

107 519 626

17% 83% 100%

20 155 175

87 364 451

% mujeres 19% 30% 28%

3. OFERENTES POR TIPO DE FORMACIÓN Predominan los oferentes de tipo “profesional técnico” que son formados en institutos superiores que ofrecen carreras denominadas de “mando medio” y otras con rango universitario (Cuadro A1 - 3). Este tipo de oferentes representan el 59% del total y su mayor requerimiento como oferente se explica por su mayor presencia en lugares netamente rurales, dado que los centros de formación se ubican tanto en grandes ciudades y también en ciudades intermedias, en estas últimas con mayor predominancia de carreras relacionadas a actividades del agro que son las que se vinculan mayoritariamente con las iniciativas campesinas. Los oferentes de tipo “profesional universitario” representan un 32%; esto es, una tercera parte del total. Usualmente son requeridos para actividades que demanda cierto nivel de conocimiento especializado, lo que principalmente ocurre en PDN. Los oferentes de tipo “especialista campesino” son los denominados talentos locales que basan su conocimiento en la experiencia adquirida por varios años y que los acredita como oferentes en ciertas actividades específicas. Representan sólo un 9% y se estima que son mayormente para actividades relacionadas a PGRN.

Cuadro A1 - 3 OFERENTES POR TIPO DE FORMACIÓN TIPO DE OFERENTE

ESPECIALISTA CAMPESINO PROFESIONAL TÉCNICO PROFESIONAL UNIVERSITARIO Total

Total

% especialista

Mujeres

Varones

% mujeres oferentes

58

9%

17

41

29%

370

59%

105

265

28%

198

32%

53

145

27%

626

100%

175

451

28%

79


4. COBERTURA DE LOS SERVICIOS SUMINISTRADOS Cada oferente técnico atendió en promedio a 23 participantes de iniciativas rurales. En PGRN esta cobertura fue de 48 participantes capacitados, por lo mismo que las organizaciones que ejecutan este tipo de iniciativas son más numerosas en los socios que los conforman, en comparación a las que ejecutan PDN en cuyo caso esta cobertura fue de 18 participantes capacitados por oferente técnico (Cuadro A1 - 4). Se destaca que las mujeres que recibieron servicios de asistencia técnica fueron en similar proporción que los varones (51%), evidenciando que la mujer rural revela interés por mejorar sus capacidades cognoscitivas en las actividades que hacen a su iniciativa en desarrollo, sean en PGRN o en PDN.

Cuadro A1 - 4 COBERTURA DE LOS SERVICIOS DE ASISTENCIA TECNICA A FAMILIAS PARTICIPANTES DE INICITIVAS RURALES

INICIATIVA

N° Oferentes

TOTAL CAPACITADOS

MRN PDN TOTAL

107 519 626

5,148 9,497 14,645

Por oferente

VARONES CAPACITADOS

MUJERES CAPACITADAS

% Mujeres capacitadas

48 18 23

2,678 4,537 7,215

2,470 4,960 7,430

48% 52% 51%

5. PROCEDENCIA DE LOS OFERENTES TÉCNICOS Un 35% de los oferentes técnicos registrados son de procedencia rural; esto es, de comunidades campesinas o distritos catalogados como área rural. De cada 4 oferentes rurales 1 es mujer, mientras que en el caso de oferentes urbanos 1 de cada 3 es mujer.

Cuadro A1 - 5 OFERENTES DE ASISTENCIA TECNICA SEGÚN SU PROCEDENCIA

80

PROCEDENCIA

Total

RURAL URBANO Subtotal No precisa TOTAL

217 376 593 33 626

% Procedencia 35% 60% 95% 5% 100%

Mujeres Varones 51 117 168 7 175

166 259 425 26 451

% Mujeres oferentes 24% 31% 28% 21% 28%


APÉNDICE 2 ASPECTOS METODOLÓGICOS DE LA CONSTRUCCIÓN DE HISTORIAS DE VIDA DE JÓVENES TALENTOS LOCALES

1. FASE DE IDENTIFICACIÓN En esta fase se procedió a cruzar información secundaria basada en la data del proyecto Sierra Sur II a fin de disponer una lista de candidatos potenciales para sistematizar experiencias exitosas de seis casos relevantes, basados en sus “historias de vida” (HV). No obstante, la data carecía de elementos de juicio suficientes para determinar con razonable grado de aproximación un grupo de potenciales candidatos. Dada esta situación, se procedió a realizar consultas directas a los Jefes de Oficinas Locales con el objeto de que sean quienes propongan hasta tres candidatos por cada Oficina Local. Como resultado se tuvo una lista de 14 candidatos, según se muestra en Anexo A2 - 1, a quienes se les invitó a un taller de consulta para conocer de manera directa sus cualidades como talentos exitosos.

2. FASE DE SELECCIÓN Se procedió a un evento de tipo grupo focal, en el cual participaron 11 de los 14 candidatos. En Anexo A2 -2 se describe los pormenores de este evento, el cual permitió seleccionar 7 candidatos con atributos favorables para sistematizar sus HV. Se seleccionaron, con este propósito, 2 mujeres y 5 varones. Así mismo, con el propósito de fortalecer la información de referencia sobre los talentos seleccionados, se realizó un grupo focal con representantes de organizaciones campesinas que contrataron los servicios de estos talentos. En Anexo A2 - 3 se presenta, a manera de informe, el desarrollo y resultados de este grupo focal.

3. FASE DE ENTREVISTA Previo cronograma establecido con cada talento seleccionado se procedió al levantamiento de información de su respectiva HV. La entrevista se realizó siguiendo las pautas establecidas por Procasur, según formato adjunto en Anexo A2-4 Para ahondar en riqueza de la información a levantar la entrevista se hizo en el lugar de residencia de cada joven talento seleccionado; cada entrevista tuvo una duración de 2 días en promedio.

4. FASE DE SISTEMATIZACIÓN Con la información levantada en la entrevista se procedió a sistematizar cada HV, aplicando un proceso iterativo a efecto de que cada HV reúna contenidos necesarios y suficientes para caracterizar a cada talento, considerando variables relevantes como: rubro y especialidad, nivel de educación y estudios, años de experiencia como oferente de servicios técnicos, tendencias de contratación, logros personales y para la comunidad, activos de conocimiento, transmisión remunerada y no remunerada de activos, entre otros. Cada HV se presenta en este informe por separado, facilitando su uso de manera integrada o en forma individual. Una característica común a todos los jóvenes talentos entrevistados es que su trayectoria en el conocimiento de la actividad en las que destacan exitosamente se inicia desde muy niños, siendo la actividad familiar el primer escalón en el que tuvieron sus aprendizajes y,

81


partir de ahí, se extiende la acumulación de conocimientos y acumulación de experiencias para ser divulgadas, con mayor efectividad, en la oportunidad que tuvieron de participar como oferentes de servicios técnicos en proyectos FIDA.

82


Profile for AGRORURAL

Jóvenes Talentos  

Experiencias de Jóvenes Talentos participando en el mercado de servicios técnicos rurales en la Región Sur del Perú PROYECTO SIERRA SUR II 2...

Jóvenes Talentos  

Experiencias de Jóvenes Talentos participando en el mercado de servicios técnicos rurales en la Región Sur del Perú PROYECTO SIERRA SUR II 2...

Profile for serviagro
Advertisement