Issuu on Google+

LLUEVE Miguel Escobar Plaza Ilustraciones: Alumnos y alumnas de 1ยบESO Institut Josep Serrat i Bonastre. 2014


Il pleut dans mon coeur come il pleut sur la Ville Paul Verlaine

LLUEVE Las hojas de los árboles, las flores, se han vestido de campo contagiando de un color olvidado al ladrillo, que sube tono y medio en la gama de arcillas, y al semáforo, que pasa, del amarillo hepático, al mandarina ácida.

Barcelona gana un asfalto vivo, y las ruedas brillantes de los autos parecen levitar para no estropearlo. … Ha comenzado lloviznando. El espeso elixir de este verano ha vencido a las hojas de los plátanos, que caían a plomo, desprovistas del baile mortecino del otoño. Pero al fin ha llovido y la calle mayor podría haber menguado.

Del lloro al llanto, el agua ha desgarrado el tejido andrajoso que el estío le había regalado.


Desnuda Barcelona muestra su piel labrada; exóticas especies, supervivientes puros a tantísima partícula volátil. … Hay un perro con el pelo empapado en la Paça del Diamant junto a una estatua herida de grafittis, hay un niño chorreando que rezuma alegría por los charcos, hay un acordeón con sus tangos ahogados o ¿tal vez pasodobles? corriendo entre fantasmas por el metro. El agua es una gran culebra que sortean los pasos imprecisos temerosos de despertar la fiera del diluvio.

El agua oblicua, ¡lluevo hacia allí!, me dice y ahora gira sobre sí misma en Lesseps, se arremolina, como un perro que se muerde la cola perdiéndose en un extraño vals en medio de la nada. Llueve todo su gris. … © Miguel Escobar Plaza 25 Octubre 2012


LLUEVE Las hojas de los รกrboles, las flores, se han vestido de campo


contagiando de un color olvidado al ladrillo, que sube tono y medio en la gama de arcillas,


y al semรกforo, que pasa, del amarillo hepรกtico, al mandarina รกcida.


Barcelona gana un asfalto vivo, y las ruedas brillantes de los autos parecen levitar para no estropearlo. ‌


Ha comenzado lloviznando. El espeso elixir de este verano ha vencido a las hojas de los plĂĄtanos, que caĂ­an a plomo, desprovistas del baile mortecino del otoĂąo.


Pero al fin ha llovido y la calle mayor podrĂ­a haber menguado.


Del lloro al llanto, el agua ha desgarrado el tejido andrajoso que el estĂ­o le habĂ­a regalado.


Desnuda Barcelona muestra su piel labrada; exóticas especies, supervivientes puros a tantísima partícula volátil. …


Hay un perro con el pelo empapado en la Paรงa del Diamant


junto a una estatua herida de grafittis,


hay un niĂąo chorreando que rezuma alegrĂ­a por los charcos,


hay un acorde贸n con sus tangos ahogados o 驴tal vez pasodobles?

corriendo entre fantasmas por el metro.


El agua es una gran culebra que sortean los pasos imprecisos temerosos de despertar la fiera del diluvio.


El agua oblicua, ¡lluevo hacia allí!, me dice


y ahora gira sobre sĂ­ misma en Lesseps, se arremolina,


como un perro que se muerde la cola perdiĂŠndose en un extraĂąo vals en medio de la nada.


Llueve todo su gris. … © Miguel Escobar Plaza


Alexandra Aguinaga, Raquel Alemany, Camilo Cerda, Miquel Escobar, Luis Fernando Choque, Sergio Fernández, Soraya Garduño, Paula González, Adrià López, Marquesz Moosz, Jaume Martínez, Marvin Orellana, Fabiola Ortega, Alicia Oto, Rachel Reyes, Anual Sarghini, Ferran Soler, Eva Sorochinskaya Ilustraciones: Alumnos y alumnas de 1ºESO Profesora: Alícia Palau

Institut Josep Serrat i Bonastre. Barcelona, 2014


Presentación2llueve