Page 1

Foto: Javiru

Dios Momo tambiĂŠn pica la naranja


El básquetbol y el carnaval han estado relacionados desde siempre En los meses de febrero y marzo el básquetbol, que vaya casualidad se encuentra disputando instancias decisivas, suele compartir cartel con otro gran fenómeno popular. Estamos hablando del Carnaval Muchos son los puntos de contactos que tienen ambos. A lo largo del tiempo han sabido compartir temáticas, locales e incluso protagonistas... Tu casa es mi casa Seguramente si preguntamos a algún carnavalero que tiene poco contacto con el deporte de la naranja, la primera referencia que sale sola es decir que muchos de los conjuntos suelen ensayar en clubes de básquetbol. Es cierto, años atrás era incluso más común ver como los conjuntos copaban con sus cantos los clubes y era también común ver a los componentes realizar divertidas domas en momentos de esparcimiento. En la actualidad la revista Extasis sale del Olivol Mundial, Momosapiens desde el Club Paysandú, Nazarenos desde el Sayago, A Contramano desde el Capurro, Falta y Resto del Sporting, La Leyenda del Club Guruyú Waston y Momolandia desde el Club Capitol. Otros más memoriosos recordarán como algunos clubes solían ser escenarios carnavaleros. Podemos citar en esta categoría los tablados que antaño existían en el Goes, Tabaré, 25 de Agosto, Miramar, Liverpool o Albatros por ejemplo. Los cerramientos de la cancha fueron algunas de las causas que incidieron para que estos clubes dejaran de recibir en sus gimnasios la fiesta de Momo. Para muchas de estas instituciones el Carnaval fue en su momento una de las principales causas de ingreso (por lo general se "bancaban" a los conjuntos con la puerta y las ventas de alimentos y el tradicional bingo eran la ganancia), y varios clubes se negaban a cerrar la cancha argumentando que ya no podrían realizar este típo de espectáculos. El paso del tiempo, las nuevas normas en cuanto a escenarios de básquetbol y la aparición de un circuito de tablados comerciales de mayor tamaño terminaron casi por extinguir el carnaval en los clubes Sin embargo, instituciones como Malvín y Defensor Sporting, aún hoy continúan ofreciendo noches de carnaval. Pero claro lo hacen desarrollando el espectáculo en sus antiguas canchas abiertas aprovechando las grandes tribunas existentes. Mención especial también merece el actual tablado popular del Molino del Galgo que utiliza las instalaciones del desaparecido Club Unión. El canto de barrio en barrio Hilando un poco más fino no faltarán aquellos que señalen la relación entre los himnos de los equipos y las murgas. Aguada, club que por estos días ha cumplido 90 años, tiene la última versión su himno interpretado por la murga Contrafarsa, que también es responsable por ejemplo del himno del club Sayago. DemiMurga grabó el himno de Unión Atlética y así podríamos continuar con la lista hasta encontrarnos que la mayoría de los clubes de nuestro medio cuentan con una canción murguera que


los representa. Este fenómeno tiene su explicación en que muchas veces los componentes o directores de las murgas están ligados a un determinado club o que incluso murgas barriales deciden realizar tributo a la institución de la zona como por ejemplo sucedió hace más de 20 años con La Montevideana que cantó el himno de Montevideo BBC con la letra del Tano Di Lorenzo, o La Vieja Proa que el año pasado interpretó el himno de Waston. A veces es el propio club el que fomenta la actividad murguera y citamos por ejemplo lo que sucede en el Club Nacional de Football con “Los Del Parque” un grupo encargado de interpretar las canciones albas y que resulta infaltable en las celebraciones del Mayo Tricolor. Y en otras ocasiones sucede que destacadas figuras del Carnaval son convocadas (a veces si son hinchas le surge solo) para grabar canciones que representen a la institución. Aquí nos vemos en la obligación de mencionar el reciente caso de Emiliano Muñoz interpretando el himno de la Institución Atlética Larre Borges surgido de la pluma de nuestro director Fernando Corchs. Que el letrista no se olvide Claro, por lo general, el proceso es inverso y destacados letristas carnavaleros son los que prestan su poesía al básquetbol. Tal es el caso del “Flaco” Raúl Castro. El director de Falta y Resto escribió hace algunos años el himno oficial del Club Tabaré. “Ventana de juventud/ por donde pasa la vida/ tras una globa de basquetbol/ y madrugadas perdidas./ Nidito del Parque Batlle,/ orgullo de este país/ que si la esperanza es verde/ la victoria siempre es gris” dice el estribillo de la canción compuesta por Tinta Brava. Y es que el del “Flaco” es uno de esos casos que bien vale la pena mencionar. Al verlo en el escenario no puede pasar desapercibido su elevada estatura causa por la que se sospecha su pasado basquetbolero. Y en efecto, Raúl jugó en el básquetbol durante varias temporadas defendiendo los colores de Sporting, Auriblanco, Tabaré, Neptuno y Colón. Pero fue con el Indio donde estuvo más identificado, siendo al igual que su hijo Felipe, reconocido hincha del club. El “Flaco” tiene además el honor de haber integrado el plantel que consiguió el ascenso en el año 1983 en compañía de figuras como Milton Larralde, Héctor Da Prá y Yayo González entre otros. Básquetbol, murga y micrófono Curiosamente ese mismo plantel de Tabaré era integrado por Eloy Calvo, hoy destacado periodista de Carnaval y presidente desde hace unos años del Jurado del Carnaval de las Promesas. El caso de Calvo no es el único de periodistas relacionados con el básquetbol y Momo. Basta simplemente citar los casos del relator Álvaro Recoba quién intercala relatos con presentaciones de conjuntos en el Teatro de Verano. También podemos mencionar los emprendimientos de Jorge Baillo en sus programas Cero Hora o Tres


Pasiones en donde tocaba temas de básquetbol, fútbol y carnaval, o sin ir más lejos el caso de los muchachos del programa Último Cuarto dónde varios integrantes (el ex árbitro Gustavo Seijas y Marcelo Fernándes por ejemplo) participan también del programa carnavalero Colados al Camión. El director del conjunto Otro dato caso que no podemos obviar es el de Jorge Natale. Ex director de DAECPU y Director Responsable de Colombina Ché, supo como buen base picar la naranja defendiendo los colores de Neptuno y Las Bóvedas. Además tuvo que alternar noches de fallos y discusiones con jurados, con dirección técnica de equipos capitalinos. El ex DT de Las Bovédas (con el que logró el ascenso a Segunda en el año 2000) es actual director responsable de la murga La Leyenda, una de las 11 clasificadas a la Liguilla del Carnaval 2012. Las llamadas del básquetbol También las comparsas suelen nuclear a figuras del ambiente basquetbolístico. El año pasado por ejemplo pudo verse a Isidore Pop Thorton palpitando (y celebrando luego) la noche de fallos con Tronar de Tambores. También está el caso del mítico Walter Silvera, pivot de dilatada trayectoria en nuestro básquetbol que supo defender a Cordón, Waston, Welcome, Neptuno entre otros y que era habitual participante del desfile de llamadas. Caso similar al de Julio Galli, ex jugador de Unión Atlética, y último DT de Reducto en la DTA, quién cobró también notoriedad como integrante de La Figari, una de las más reconocidas comparsas de Malvín. El último caso conocido Por último vale nombrar también el caso de Marcel Yern. El mayor de los hijos del “Vela” de pasajes por la LUB e integrante de Selecciones Juveniles Uruguayas es el Director Responsable del grupo de parodistas “Los Muchachos”. El ex jugador de Cordón, Malvín y Atenas, que también se sube a las tablas, ha apostado fuerte por el premio esta temporada inorporando al espectáculo una enorme pantalla de Led que respalda las actuaciones de Aldo Martínez y Petru Valneski entre otros. Y podríamos seguir Y la lista podría seguir mencionando los casos de Juan Carlos Muiño, reconocido empresario carnavalero y Presidente del Club Cordón, o de Daniel Sastre, ex periodista de básquebol que trabaja desde hace años con suceso en la categoría parodistas (este año brilla en Momosapiens) o de Juan Carlos Laurenzo (relator de fútbol y básquetbol) quién supo darse el gusto de salir con los míticos parodistas Los Gabys.


Y hasta podríamos hablar de la vieja Tropue Ateniense con el Loro Collazo a la cabeza y su relación con el Club Atenas, o siguiendo en el mismo club, las reiteradas ocasiones que los hermanos Gadea, Alonso, el Carpincho Silva o Juan Delgado desfilaron en las Llamadas en distintas comparsas. Como verá amigo lector, ejemplos sobran, seguramente a Ud se le ocurran más, por lo que a cuenta de una futura nota, en la despedida sólo nos queda la promesa de volver a tocar esta temática … Nota publicada en Zona Naranja febrero del 2012

Profile for Sergio Palay

El Baloncesto uruguayo y el Carnval  

Curiosa relación entre el baloncesto y el carnaval uruguayo

El Baloncesto uruguayo y el Carnval  

Curiosa relación entre el baloncesto y el carnaval uruguayo

Advertisement