Issuu on Google+

Gavin En cien Palabras (microconcurso de microcuentos)


GAVIN EN CIEN PALABRAS Recolección de cuentos breves Co-Producción de Grupo Alcibiades Vicencio del Instituto Nacional e Isidora Cartonera Edición a cargo de Aníbal Labra Figueroa Diseño a cargo de Sergio Bravo Loyola Agradecimientos especiales a Iván Abarca, por la facilitación de impresiones e impresoras. Impreso en Chile Por Isidora Cartonera y G.A.V.I.N.

[2]


Gavin en cien palabras

[3]


[4]


CUENTAS CLARAS CONSERVAN LA AMISTAD Éste libro es un regalo para todo miembro del Grupo. Porque el fin primero de esta actividad, que ya empezó hace tiempo, era poder aportar con un granito de arena a la búsqueda de la identidad nuestra. Por eso, creímos, que con apoyo de las letras y de la creatividad de cada uno, se podía avanzar un poquito más en esta tarea. Agradecemos de todo corazón a cada persona que envió un texto, que se atrevió y que aportó a que este libro saliera a la luz. Este no es el fin de la búsqueda de la identidad de Grupo. Es sólo un comienzo. ¡Adelante, Bienvenidos!

Equipo Editor del “GAVIN en cien palabras”.

[5]


[6]


MICRO CUENTOS CONCURSANTES

[7]


[8]


SIN TÍTULO Camila Araya, Compañía Licalhue.

Alarma a las 7.30, a veces a las 8.30 y sólo para despertar un día sábado. Me levanto, me baño, me visto, me seco el pelo, me lavo de cara de poto y salgo. Una hora de viaje hasta el lugar de encuentro, que la micro no pase, que se suban los fiscalizadores, que bajen a algunas personas, semáforos en rojo y muchas cosas más que arruinan el viaje. Al llegar a mi destino, me encuentro con caras alegres y sonrientes, me encuentro con amigos, alegrías y felicidad, me encuentro con GAVIN.

[9]


CTEPYEL CCS, Tropa Hualle En este mundo hay muchos animales: Venados, pumas, caimanes, huemules, gaviotas y topos, pero nada se compara con un mapache. Su capacidad de compañerismo y su pasión me atrapan cada vez más, es que son irremplazables. Pienso que el destino hizo bien, no sé el porqué, quizás esto ya estaba escrito desde antes de nacer, o tal vez sólo sea un sueño. No estoy muy seguro de eso. Lo único que me deja tranquilo, es que, a pesar de todos los defectos y problemas que yo tenga, siempre habrá ahí algún mapache, siempre listo para ayudarme.

[10]


MI COMPROMISO (MENCIÓN HONROSA) Nicolás Paredes, Tropa Quitracollan

Fue ahí cuando lo descubrí; en una tarde de reflexión, intentando preparar una actividad; tanto tiempo de conformismo, pero me di cuenta, al fin sabía lo que había hecho, lo que en realidad había hecho. No lo hacía por quien estaba delante de mí en ese instante, ni por quienes me rodeaban. Ahora me doy cuenta que lo hacía por mí. Era yo quien se unía a tan valiosa hermandad, era MI HONOR el que se ponía en juego: nada más.

[11]


ESTRÉPITO SOLEMNE (MENCIÓN HONROSA) Matías San Martín, Avanzada Lëkaykutral Cincuenta y dos oídos están atentos y ansiosos a los tres segundos de paz y tranquilidad en el cielo iluminado por las estrellas y la luna que sólo los árboles y el lago conocen. Tranquilidad y paz que luego de esos tres segundos se incinera. La templanza nocturna es violada por el desgarrador rugido que azota las montañas y quiebra los espejos del agua. Aquel rugido calcina veintiséis corazones. Aquel aullido que transforma veintiséis cuerpos en cuatro bestias de sangre color azul rey. Aquel grito, que escupe en la acritud de la naturaleza, se pronuncia PELLEKAN.

[12]


CAMPAMENTO FINALIZADO David Reyes, Tropa Pellekan Caras tristes, caras alegres, caras radiantes, caras ensombrecidas por la tristeza de no haber logrado esa meta tan glorificante, pues ¿quién no sentiría así después de haber luchado con ímpetu por un fin común, en conjunto a un querido grupo de personas? En fin, en el mejor de los casos, en el de haber logrado una meta, inalcanzable a simple vista, pero que sólo requiere esfuerzo, esfuerzo que se consigue de la hermandad que existe entre tu gente, tu patrulla, en ese caso, finalmente, tus hermanos se regocijarán, al sentirse como los mejores scout, como los mejores amigos, como los mejores…

[13]


RECLUTACIÓN CCS, Tropa Hualle X del 2012, entrando al hall del Instituto Nacional… -Oye tú, ¿querí ser scout? -Pucha… no sé -Hay minas y hay varios cabros, te vai a divertir -Dale -Buena, dame tu número -957xx37 -Ok, te estaremos llamando a más tardar el viernes en la noche para decirte a qué hora y en qué lugar nos juntamos -Bueno, nos vemos. -Chao En ese preciso instante, fue donde mi vida comenzó a darun giro, desde ese sábado, en el Diego de Almagro, fui una persona más completa, más segura y más arriesgada. No me arrepiento de ser Scout por nada del mundo. Y si un día vuelvo a nacer, sin duda volvería a ser parte del GAVIN.

[14]


SOL QUE NACE (PRIMER LUGAR) Bárbara Cotapos, Compañía Antumalen Nos preparan para la universidad, sin embargo, nos privan de libertad. Nos quitan vida. Muchos se preguntarán de qué sirve aprender nudos o afirmarán que armar una carpa no es gran ciencia. Pero yo veo, cierro los ojos y siento más que eso. Encuentro amigas, compartimos risas, respondemos eufóricamente al llamado de de tan especial animal y hermandad… Soñamos despiertas, creo yo. Dirán que somos “milicos chicos” portando camisa y pañolín. Se equivocan; en aquellas instituciones se está hasta cierta edad, en cambio… Esto es por siempre. Por toda la vida.

.

[15]


MI CICLO The Doc, Avanzada Lampukona Al momento de despertar, me encontré con muchos cachorros de lobos, quienes eran muy amistosos y amables. No entendía mucho lo que pasaba, así que me limité sólo a jugar con ellos durante horas, al punto de considerarlos mis amigos. Al día siguiente, ya no estaban, ahora había muchachos grandes, quienes me enseñaron del trabajo duro y que ya no era todo diversión. Descubrí en verdad qué era ser y tener un amigo. Mientras pasaban los días veía que iban madurando junto a mí, incluso mucho después me encontré con mujeres, quienes crecieron igual que yo antes de encontrármelas. Pasaron rápido los días, pero los aproveché en demasía. Casi al final, al terminar este ciclo, me di cuenta que empezaba uno nuevo y que era necesario tomar el camino de los que pasaban muchas veces inadvertidos por varios para verme totalmente realizado: los que me habían dirigido.

[16]


NO TENGO Ricardo Arancibia, Avanzada Lëkaykutral No tengo papel sobre el cual escribir, ni lápiz con el cual expresarme. No tengo idea de qué escribir ni de quien soy. No tengo nada que recibir pero mucho que dar, y para escribir solo tengo una razón, expresar todo lo que es mi dios, mi patria y mi hogar para mí, pero eso no se puede escribir, solo se puede vivir día a día dentro del movimiento, de las insignias y las unidades que me formaron, en el movimiento scout.

[17]


ESE LOBO AZABACHE QUE IMPERA EN LAS NOCHES DE MI SUEÑO DE LUNA LLENA Kukari Tres, de mi décimo quinto otoño en el orbe del vendimiario, yo me encontraba esperando como cualquier otro, en una noche de estrellas disipadas. No lo vi venir, sino hasta dos meses después de charlas interminables a lo largo de la penumbra inquebrantable del viejo valle preterido. Sinceramente nunca cavilé en esta situación, estoy perdida, descarrilada de la antediluviana alma que alguna vez pude llegar a ser. Todo se lo llevó ese astro, junto con su segadora luz que penetraba en el abismo más recóndito. Como un conejo, fui raptada por ese lobo azabache que imperó en mis noches de modorra en luna llena, y en todas las que aconteciera, dejando marcas en mi superficie olivácea, vestigios que no se quitan ni se van, estigmas que anhelarías borrar.

[18]


EL ROBO The Doc, Avanzada Lampukona Corría a más no poder, detrás de él le seguían seis chicos más desde diferentes procedencias. Era una carrera a muerte. Afortunadamente iba más adelante, corriendo a toda velocidad, sin más que un instrumento largo en su mano izquierda. Llegado a las faldas de la colina trepó por ésta intentando llegar a la cima donde estaba su base, mientras el resto intentaba agarrarlo para quitarle el artefacto. Yo y otros lo defendimos matando a los que querían quitarnos lo que conseguimos legalmente. Llegando a la cima, sentimos que la victoria era nuestra. Tomó el trofeo, lo clavó en el suelo y nos sentimos los más afortunados del mundo. Traga saliva y grita. -¡Zorros! ¡Au! -¡El báculo! -grito yo- ¡Lo robaron! – En el momento que estaba entregando, antes de terminar la frase, nos robaron no sólo uno, sino tres báculos. Estuvimos tan cerca, pero qué más da, ¡a seguir luchando!

[19]


AJEDREZ (TERCER LUGAR) Javiera Luna, Avanzada Lampukona Desde pequeña escuché que llegaría a ser una dama en el tablero y así seguir con la historia familiar. Que conocería lugares de ensueño, viviría al máximo junto a peones y otras piezas (como compañía en mi larga partida) y aprendería un sinfín de valores para ser mejor, siempre mejor. Lo cierto es que, fuera de esas grandes expectativas, llegué al juego como peón, crecí hasta ser un caballo junto a mis hermanas del sol y hoy, luego de varios años, soy un alfil hasta la muerte.

[20]


NO TIENE TÍTULO Sergio Bravo, Tropa Quitracollan Dedicado a los amigos que me ha dado este camino… Después del último tacle, del pitazo final. El saludo por cortesía. Nada volvió a ser lo mismo. Han pasado ya cinco años desde que empezó esa tremenda amistad.

[21]


BORJEANDO Iván Abarca, Tropa Quitracollan El Borja es como las Vegas para los ludópatas, como Sanhattan para los altos ejecutivos, como la iglesia para algunos, como Marín para otros. El parque es el lugar de la reunión frecuente, de la risa fácil, de la risa motivada, de la caída en la acera, de entrega de etapas, de levantar la carpa, de la famosa cancha que nunca se le han cambiado los arcos. Creo que San Francisco de Borja estaría orgulloso de ver que, como su legado deseó, se siguen educando jóvenes en honor a su nombre.

[22]


DESCAFÉ (MENCIÓN HONROSA) Claudio Angulo, Tropa Quitracollan Un día, mientras me hacía el café que me suelo hacer antes de partir a la reunión, llegué a una conclusión. Estaba siendo engañando. Café descafeinado: ¿Qué es?, según lo que sabía el café se llamaba así por la cafeína que contenía este. ¿Descafeinado? o sea, ¿sin cafeína? Giraba la cuchara una y otra vez, pensando en lo que había tomado a lo largo de mis dieciséis años de vida, bueno, en verdad hace seis. Detuve la cuchara por un par de segundos. Mi conclusión fue una sola: esto es descafé.

[23]


ANTUMALEN María Paz Serrano, Compañía Antumalen Antumalen. Quizás para algunos solo sea una palabra en mapudungún. Quizás para otros será una palabra cualquiera. Cada uno le da un significado; pero no solo es su significado, va más allá. Es más que un nombre, tal vez muchos no lo entiendan ni se lo imaginen. Eso es lo que lo hace especial.

[24]


VIAJE (MENCIÓN HONROSA) Alexandra Navarro, Compañía Antumalen Solía ser una Alondra, de esas alondras libres; pero dentro de esa libertad habían algunas ataduras, sentía que mi cielo era muy pequeño para todo lo que quería volar. Me alejé, no porque yo no quisiera ser un pájaro, al contrario, quería volar más. En medio de este proceso, aparecieron en mi vida unas niñas muy lindas, las llamadas “hijas del Sol”, tenían energía y esa era la ave que yo buscaba. Después de un largo vuelo encontré a unas lindas gaviotitas, con un cielo inmenso. Sé que, juntas, nos queda mucho por volar.

[25]


NUESTRO MUNDIAL Vovide, Tropa Quitracollan Entonces, tras haber anotado el punto del triunfo, se preguntó: ¿Para qué esperamos jugar el mundial cada cuatro años si cada año podemos ser los personajes de la cancha y defender nuestros colores?

[26]


“TODOS CORREN, YO NO ME QUEDO ATRÁS” (SEGUNDO LUGAR) Vanessa Mella y Salvador Iturriaga, Avanzada Lampukona Las ansias me recorren. Siento la adrenalina. Espero la señal. Suenan gritos de aliento. Pienso en lo gratificante de la victoria y el miedo a la derrota. De repente un ruido agudo, cala todo mi ser y la tensión se libera. Corrí con todas mis fuerzas hacia mi objetivo. Está en mis manos. Obstáculos, golpes, caídas intentan quitármelo. Ahora, quien me dijo corre, me dice detente, que debo esperar. La tensión vuelve, tengo que concentrarme en lo que debo hacer y arrebatarle de las manos mi objetivo a quien me hace retroceder. Sin rencor ni pensamientos negativos, sigo adelante. ¡Lo tengo! Corro y lo alejo de mí, roza el cielo y cae…..entra y suena el silbato. Punto, ganamos.

[27]


CONTEMPLAR Aníbal Labra, Tropa Hualle Perdimos una base y ahora toca esperar Todos se sientan en el suelo - No se queden dormidos, cabros – Cabros, no se enfríen. Tranquilo, solo estoy contemplando. El cielo nocturno es impresionante, no como en casa, acá no es raro usar las dos manos para contar estrellas fugaces. Dicen que hay que pedir un deseo pero nunca sé qué desear. Definitivamente no estamos en Santiago. Me agrada pensar en los huemules corriendo en la noche, de luz en luz bajo las estrellas fugaces.

[28]


GAVIN EN CIEN PALABRAS RECOLECCIÓN DE MICRO CUENTOS SE TERMINÓ DE IMPRIMIR EN MARZO DE 2014 EN LOS TALLERES DE ISIDORA CARTONERA Y EN LAS DEPENDENCIAS DE LA FACULTAD DE ECONOMÍA Y NEGOCIOS DE LA UNIVERSIDAD DE CHILE WWW.GAVIN.CL WWW.EDITORIALISI.TK

[29]


[30]


Gavin en cien palabras