Page 3

EL JUICIO POR DENTRO

El diario de los Juicios en Córdoba| Año VII · Nº 51

3

INICIÓ UNA NUEVA ETAPA DEL JUICIO • EL PRIMER TURNO DE ALEGATOS FUE PARA LOS ABOGADOS QUERELLANTES, LUEGO CONTINUARÁ LA FISCALÍA.

Alegatos de las querellas: comienza a armarse el rompecabezas D   ,        . C      L B M,       L P-L R.

P . El abogado Horacio Viqueira inauguró la etapa de alegatos, junto a su colega Aukha Barbero, en representación de la familia de Enrique Fernández Quintana –abogado, escribano y docente afiliado al radicalismo–, secuestrado y desaparecido a los 66 años de su domicilio en Río Tercero. Viqueira se refirió al contexto nacional del golpe llevado a cabo por las Fuerzas

M. El segundo turno fue para Carlos Vega, querellante en la causa de un grupo empresario especialista en la construcción vial e hidráulica que en 1977 fue devastado por la dictadura: Mackentor. El 25 de abril de ese año, tropas de la Brigada Aerotransportada asaltaron propiedades de la empresa siendo sus accionistas y empleados secuestrados y trasladados a Campo de La Ribera. “Grupos económicos se beneficiaron con la persecución política de Mackentor” señaló, y

Mercedes Ferreyra

Otra vez lleno. El recinto volvió a colmarse con el comienzo de los alegatos.

Mercedes Ferreyra

Armadas. “Fue un régimen de terror. Hubo participación del aparato judicial y sectores de la Iglesia. El plan está perfectamente explicitado”, aseguró. El letrado solicitó la primera condena a perpetua para el ex jefe del Tercer Cuerpo de Ejército Luciano Benjamín Menédez y para el Grupo de Operaciones Especiales (OP3), dirigido por Menéndez e integrado, entre otros, por Eduardo Fierro, Jorge González Navarro, Luis Gustavo Diedrichs, Héctor Pedro Vergez, Ernesto Guillermo Barreiro, Jorge Exequiel Acosta, Carlos Alberto Vega, Luis Alberto Manzanelli, José Hugo Herrera, Emilio Morard, Héctor Romero y Arnoldo José López.

“A lo largo de la historia, las botas se impusieron por la fuerza de las armas contra proyectos que fueron votados por la voluntad popular”, expresó Marité Sánchez.

Mercedes Ferreyra

Luego de que la sala de audiencias del juicio más grande de la provincia de Córdoba haya recibido a 581 testigos, el debate entró en una nueva etapa que también será histórica. A lo largo de las últimas semanas, se desarrollaron ante el tribunal los primeros alegatos de las partes. Comenzaron los abogados querellantes, le seguirán los fiscales representantes del Ministerio Público Fiscal, y más tarde, la defensa de los imputados. A través de relatos pormenorizados, los abogados Horacio Viqueira, Juan Carlos Vega, Marité Sánchez y Adriana Gentile, junto a Patricia Chalup, presentaron ante los jueces la devolución de lo que fueron tres años de audiencias, arrojando piezas de un enorme rompecabezas: el terrorismo de Estado en Córdoba.

B  

Hijo. Enrique Fernández Quintana.

destacó la complicidad de la Justicia: “siempre hubo una decisión política de los jueces revestida de aparente legalidad, despojando de derechos a las víctimas”. Por estos crímenes, solicitó perpetua para Menéndez y penas de 25, 20 y 14 años para los otros imputados. R  . La querellante de Abuelas de Plaza de Mayo que llevó adelante la investigación por el robo del nieto de Sonia Torres, Marité Sánchez, desplegó a

Sonia Torres. La abuela incansable.

lo largo de tres audiencias su extensa explicación sobre cómo el hijo de Silvina Parodi de Orozco y Daniel Francisco Orozco fue víctima del delito de desaparición forzada, al igual que sus padres actualmente desaparecidos. Sánchez reafirmó que el plan sistemático de robo de bebés a nivel nacional fue confirmado por el Poder Judicial, por lo que Córdoba también fue parte de la misma maquinaria. En este sentido la abogada acusó a los imputados por el delito

de sustracción, retención y ocultamiento de un menor de diez años, con las consecuencias del asalto del derecho a la identidad y la destrucción de las familias. Acusó a Menéndez, a quien solicitó condena perpetua, por su total dominio sobre los crímenes sucedidos en Córdoba durante el terrorismo de Estado, todos ellos ocurridos bajo su superioridad y al mando de todos los efectivos policiales, militares y de seguridad. Luego, apuntó al grupo de tareas de La Perla, hacia quienes también requirió la reclusión perpetua por el secuestro y desaparición de Silvina y Daniel, el 26 de marzo de 1970, en un operativo comandado por Héctor Pedro Vergéz. El alegato terminó con una emotiva dedicación que colmó de aplausos el recinto de audiencias, Sánchez dedicó su lectura a “todas las compañeras embarazadas que alumbraron los oscuros días de la dictadura militar y del terrorismo de Estado. Y también, dedicado a sus hijos, para que alumbrados por el conocimiento de la historia puedan encontrar el cordón umbilical que los una a su propia historia”.

TESTIMONIOS · LUEGO DE 255 AUDIENCIAS, EL JUICIO CULMINÓ CON SU ETAPA TESTIMONIAL, QUE CONTÓ CON LA DECLARACIÓN DE 581 PERSONAS

Fotografías: Mercedes Ferreyra

Los últimos testimonios que pasaron por el histórico juicio La Perla S A

E S

O F

R D G

El  de noviembre de  Susana Amman fue secuestrada y trasladada a La Perla, donde permaneció algunos meses. Militaba en el Partido Socialista de los Trabajadores (PST), dentro de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de Córdoba. Pero La Perla no fue el único destino que afrontó la testigo. En medio de aquel atropello, también pasó por La Ribera –donde estuvo entre tres y cuatro meses–, por la UP, y más tarde fue víctima de los siniestros traslados en avión hacia la cárcel de Devoto, en Buenos Aires. La testigo recordó aquel mayo de  cuando fue liberada: “Fuimos con otras compañeras a la Plaza Congreso, nos metimos a la fuente para mojarnos y nos fuimos a tomar una cerveza”. “Al lado de donde veníamos, Devoto era un hotel  estrellas”, reflexionó irónicamente.

Su hermana Perla Elizabeth Schneider de Pessoa es una de las víctimas de la causa. La madrugada del  de diciembre de  fue secuestrada de la pensión donde vivía. Era estudiante de la Universidad Nacional y tenía  años. “Nosotros vivíamos en San Juan. Esa gente (los militares) nos llamó por teléfono y ahí supimos del secuestro”, contó el testigo. Ante la desesperación, la familia viajó a Córdoba, pero no pudo dar con ningún dato. “Meses después, nos llegó una información por medio de un familiar sanjuanino que era gendarmede de que mi hermana estaba secuestrada en un lugar entre Carlos Paz y Córdoba”, expresó. El testigo contó que durante los primeros años de la desaparición de su hermana, la familia presentó hábeas corpus. “Mi hermana militaba en el Partido Comunista y estudiaba Psicología”, relató. Y aclaró que su novio había desaparecido la noche anterior. “La situación familiar fue terrible. Mi padre siempre se sintió culpable, hasta que se suicidó”, dijo.

Francieri declaró a través de videoconferencia desde Paraná, citado por la querella de la abogada Marité Sánchez, en relación a la apropiación del nieto de Sonia Torres, presidenta de Abuelas Córdoba. Con  años, el testigo creyó recordar a una persona de apellido extranjero que le mencionó conocer a Silvina Parodi, la hija desaparecida de Sonia, a quien “tenían bien guardada”. Sánchez buscó entre sus papeles las declaraciones del testigo formuladas en , en las que Francieri mencionó que Silvina Parodi “había estado en La Perla, y que la habían trasladado para dar a luz”. El testigo obtuvo estos datos por medio de un diálogo con un integrante del Ejército, del cual no logró especificar su nombre, pero lo asimilaba a un apellido proveniente de otro país. Antes y durante los años de la dictadura, Francieri se desempeñaba como médico, y consideró que creía haber conocido a Sonia Torres y a su hija antes de su secuestro el  de marzo de .

El testigo relató que cuando tenía catorce años su padre fue secuestrado de su hogar, en donde también vivía el resto de la familia. Aquello ocurrió el  de marzo de , días antes del golpe de Estado. “A mi madre la encerraron en el baño, y al resto de los hermanos nos hicieron poner boca abajo”, explicó. Y continuó: “Alguien entró a mi dormitorio y me puso un fusil en la nuca. Una de mis hermanas alcanzó a ver a uno sin capucha, y a otro vestido de fajina”, recordó. Apenas se fue el auto con Nahuel Gómez, el padre de los niños, salieron corriendo a verlo desde la puerta. Su último recuerdo es de Gómez vendado, haciéndose cada vez más pequeño. “Supimos que estuvo detenido en la ex cárcel de barrio San Martín”, dijo el testigo. Y detalló la búsqueda intensiva que realizó la familia, sin frutos.

Profile for Será Justicia

Será Justicia Nº 51  

Será Justicia es una publicación impulsada por uno de los organismos de Derechos Humanos de Córdoba -Familiares de Desaparecidos y Detenidos...

Será Justicia Nº 51  

Será Justicia es una publicación impulsada por uno de los organismos de Derechos Humanos de Córdoba -Familiares de Desaparecidos y Detenidos...

Advertisement