Page 25

cerca de la General Paz. Su pareja, la mamá de sus hijos, le sugiere siempre que separe un poco su trabajo del resto de las cosas, pero él explica que no le sale, porque esa es su manera de ser. Hace sus propias cosas, es muy poquito lo que compra. Cuando Amadeo era bebé, más de una vez terminó viajando en el asiento de atrás del auto, atrapado entre unas puertas que su papá había encontrado tiradas y que decidió llevarse para el taller. Es que Maraña Gestual empezó siendo una cocina de muñecos, que arriba de su cosito de madera parecía que estaban a punto de cobrar vida, pero después Mercedes Sosa se fue transformando en una fábrica de muebles artesanales, construidos enteramente con materiales recogidos de la calle.

“Los nenes lo veían y se reían, pero el tema con esa escultura era transmitir tristeza. Me copa esa cosa más sensible: ¿Cómo hacés un cepillo triste?”. Tiene un dedo de madera. El año pasado le pifió con una máquina Facundo Baños y le costó caro. Era casi de noche y estaba cansado, probablemente fastidioso, pero se había empeñado en terminar un laburo que estaba haciendo. La cabeza le jugó una mala pasada, se distrajo y la máquina le agarró la mano. El kiosquero estaba bajando la persiana pero, por suerte, no se había ido todavía. Entre él y una vecina lo trasladaron hasta la clínica más cercana para que le hicieron los primeros auxilios. Dare tenía la mano apretada y envuelta en un trapo, y no supo bien qué había pasado hasta que los médicos abrieron ese paquete. El dedo de al lado, el mayor, lo salvaron de milagro. “Estuve un mes en mi casa, sin hacer nada y sin ahorros. Al día de hoy sigo devolviendo plata que me prestaron. Me miraba la mano y sentía un dolor en el alma”. Rápidamente se preparó el pendorchito que ahora usa como dedo. Se lo pone y se lo saca como si fuera un anillo. Dice que lo distrae, que prefiere usar eso antes que verse “No es que esto de los muebles no sea un trabajo artístico, porque los con el dedo partido por la mitad. miro y veo que hay un diseño, una composición. Pero con las esculturas me pasaba que había algo que salía desde las entrañas. Y no era yo No es músico pero le gusta tocar la guitarra cuando está en su casa. solamente, porque cuando daba el tallercito de marañas veía que al Después del accidente, tuvo que volver a aprender, pero esta vez como resto le pasaban cosas parecidas. Es lindo porque voy viendo todo ese si fuera zurdo. Anda en bicicleta de acá para allá: lleva a sus nenes al proceso de que se meten para adentro, se meten, se meten, y de golpe jardín y después le pega derecho hasta el taller, que queda a media te sacan algo que es muy personal, y eso queda plasmado en una obra”. cuadra de la Estación Florida del Belgrano Norte. Si en el camino se Cada mueble de Dare es una pieza única, y las devoluciones que recibe, cruza con una puerta que dejaron contra un árbol o con un mueble cada vez que cuelga una foto en la fanpage “Maraña abandonado, los acomoda entre los caños y se los Gestual”, suelen ser alentadoras. Pero él anda con lleva puestos. Dice que es maña, porque la fuerza la Bukowski ganas de darle una vueltita más a su búsqueda hace la pobre bici. Antes, cuando dijo que tenía ganas artística y laboral. Quiere empezar a hacer muebles de tirar todo al piso y de ponerse a inventar cosas más enmarañados todavía, que le salgan más de las ahí, como si fuera un nene revolviendo los chiches de tripas, igual que le pasaba con los muñecos. “Todavía una piñata explotada, lo decía literalmente: sabe a la no me atrevo porque sé que esos muebles que hago perfección las medidas de las baldosas de su taller y tienen que tener una armonía, porque son para la las usa como regla para calcular las medidas de todo casa de otra persona. Pero tengo ganas de tirar todo lo demás. Y aparte labura así porque, me imagino, al piso y de inventar cosas nuevas”. echarse al suelo como un nene te pone un poco más Durante las muestras, le pasó más de una vez que cerca de la libertad. alguien se le acercó para contarle que había visto sus Contactos: maranagestual.blogspot.com esculturas y que había tenido esa sensación de que web.facebook.com/marana.gestual tenían vida: “Miro una linterna, o un matafuegos, y me parece que le veo la cara, y siento que me está Facundo Baños mirando”, cuenta que le han dicho, y se acuerda Para Revista Industria Argentina de uno de sus trabajos, que se llamó “Se pilló” y facundo.1810@gmail.com era un niño-cepillo que se había hecho pis encima:

Profile for Sentido Creativo Sentido Creativo

Revista Industria Argentina Ed. 75- FIESTAS Y ENERO 2019  

Saavedra, Urquiza y Núñez tienen su revista única y exclusiva, desde hace 13 años. Disfrutá de una nueva edición! Acordate, elegí siempre pr...

Revista Industria Argentina Ed. 75- FIESTAS Y ENERO 2019  

Saavedra, Urquiza y Núñez tienen su revista única y exclusiva, desde hace 13 años. Disfrutá de una nueva edición! Acordate, elegí siempre pr...

Advertisement