Page 1


2


UNIDAD EDUCATIVA RIOBAMBA EMBARAZOS EN ADOLECENTES DE LA UNIDAD EDUCATIVA RIOBAMBA MONOgRAfíA pREVIA A LA OBTENCIóN DEL TíTULO DE BAChILLER EN CIENCIAS

AUTORAS SENAIDA ÁLVAREZ KAThERIN SAgUAY DIRECTORA DRA. YOLANDA LIMA

3


Dedicatoria El presente trabajo estรก dedicado a nuestros padres ya que han sabido apoyarnos para culminar con nuestros estudios y hacer de nosotros unas personas de bien.

4


AGRADECIMIENTO A nuestros profesores y autoridades de nuestro plantel ya que han sabido educarnos con cari単o, paciencia y sobre todo por sus ense単anzas que nos han convertido en mejores personas.

5


JUSTIFICACION EL motivo por el que es realizado el trabajo de investigación referente al embarazo en las adolescentes de la unidad educativa Riobamba se debe al riesgo al que está expuesta toda mujer sobre todo en la adolescencia. Donde ellas experimentan la curiosidad del placer sexual. por lo cual es una preocupación para los familiares , profesores y la sociedad. Razón por la cual nos llevó a querer profundizar en los factores de influencia en ellas. Y saber cuál es el motivo de que las adolescentes a su temprana edad son madres de familia. Donde nosotros queremos prevenir dando a conocer el correcto uso de métodos de protección no solo por disminuir los embarazos sino también por las ETS (enfermedades de transmisión sexual.

OBJETIVOS GENERALES 6


Conocer las causas y consecuencias del embarazo en las adolescentes mediante encuestas realizadas a los estudiantes de la unidad educativa Riobamba.

Objetivos específicos

Conversiones un banco de preguntas para las encuestas que nos permite conocer la realidad. •

Socializar los resultados de las encuestas y de la consulta de trabajo para generar cambio de autoestima y superación. •

Promover la reflexión conjunta entre adolescentes y sus padres sobre la salud preventiva y responsable. •

Reflexionar sobre la iniciación sexual, el embarazo en la adolescencia y su problemática.

INTRODUCCIÓN 7


La presente monografía tiene como objetivo principal Conocer y analizar los conocimientos, actitudes y hábitos que tienen las estudiantes de la unidad educativa Riobamba sobre las causas y consecuencias de embarazos en los y las adolescentes. La adolescencia es el tiempo de las contradicciones de lo absoluto, de la intransigencia para la joven; una de las primeras contradicciones es la de mantener mente infantil en cuerpo de mujer. Es una de las etapas más hermosas de la vida en la cual se deja de ser niño

para convertirse en adulto, operándose una serie de cambios anatomofisiológicos y psicosociales. En la adolescencia se producen definiciones de conducta que regirán la vida adulta. La adolescencia es una etapa de cambios que suceden con gran rapidez afectando la esfera social, cultural, psicológica, anatómica y fisiológica. Se trata de un momento en la vida del ser humano en que se pone de manifiesto ,a veces, en forma muy notable, la importancia de los factores sociales y biológicos, aunque quizás exagere aquel autor que plantea la adolescencia como un nuevo nacimiento, no se aleja totalmente de la realidad, ya que es en etapa cuando aparecen intereses sociales y florecen sentimientos nunca antes experimentados, lo que junto a los cambios fisiológicos hacen evidentes una transformación significativa en este sujeto que poco a poco deja de ser un niño. La adolescencia suele ser la edad de las contradicciones e incomprensiones, donde se hace posible el descubrimiento de uno mismo, de los demás y de la ampliación del horizonte individual. El perfeccionamiento y madurez de estas características psicosociales se desplazan, en el adolescente, a edades más avanzadas de la vida, a diferencia de la precoz madurez biológica imperante en esta etapa. Todo esto unido a la desinformación y la falta de educación en el orden sexual, posibilita que las adolescentes se crean aptas para concebir, por lo que se considera este período como importante grupo de riesgo en la salud reproductiva, que pudieran dar lugar a una maternidad y una paternidad precoz.

INDICE Dedicatoria 8


Agradecimiento Introducción Capítulo 1 1.1 ¿Que es el embarazo?……………………………………………………………… 1 1.2 Definición de embarazo en adolescentes …………………………………………. 2 1.3 Tipos de embarazos……………………………………………………………….. 3 1.4Prevención del embarazo en las adolescentes…………………………………….. 5 Capítulo 2 2.1 Causas…………………………………………………………………………….. 10 2.2Cosecuencias…………………………………………………………………………12 2.3 Riesgos………………………………………………………………………………13 2.4 Qué se podría hacer para reducir los riesgos en un embarazo………………………14 2.5 Recién nacido de madre adolescente …………………………………………..........16 2.6 El padre adolescente…………………………………………………………………17 2.7 Consejos para padres de familia…………………………………………………….. 18 Capítulo 3 3.1 Conclusiones 3.2 Recomendaciones 3.3 Anexos 3.4Bibliografía

9


CAPITULO I

1.1

¿Qué es el embarazo? 10


La elaboración del presente trabajo de investigación está motivada por nuestra inquietud debido al incremento de embarazos en adolescentes a temprana edad. La adolescencia es un periodo le transición, una etapa del ciclo de crecimiento que marca el final de la niñez y enuncia la adultez, dicho termino se usa generalmente para referirse a un persona que se encuentra entre los 13 y 19 años de edad. Para muchos jóvenes de adolescencia es un periodo de incertidumbre e inclusive de desesperación; para otros, es una etapa de amistades internas, de aflojamiento de ligaduras con los padres, y de sueños acerca del futuro. En casa de alguno de los padres y con su novia o novio, buena parte de los chicos y chicas se inicia sexualmente cuando está promediando los 15 años. Se denomina embarazo, gestión al periodo que transcurre desde la implantación del ovulo fecundado en el útero hasta el momento del parto. A partir de que el ovulo es fecundado se produce cambios en el cuerpo de la mujer, tanto fisiológicos como metabólicos, destinados a proteger, nutrir y proporcionar todo lo necesario para el desarrollo adecuado del feto.

1.2 DEFINICION DE EMBARAZOS EN ADOLECENTES

11


Embarazo adolescente o embarazo precoz es aquel embarazo que se produce en una mujer adolescente: entre la adolescencia inicial o pubertad –comienzo de la edad fértil– y el final de la adolescencia. La OMS establece la adolescencia entre los 10 y los 19 años.1 2 La mayoría de los embarazos en adolescentes son considerados como embarazos no deseados,3 provocados por la práctica de relaciones sexuales sin métodos anticonceptivos.4 En general el término también se refiere a las mujeres embarazadas que no han alcanzado la mayoría de edad jurídica, variable según los distintos países del mundo, así como a las mujeres adolescentes embarazadas que están en situación de dependencia de la familia de origen.5 La edad media del período de la menarquía (primera menstruación) se sitúa en los 11 años,8 aunque esta cifra varía según el origen étnico9 y el peso. El promedio de edad de la menarquía ha disminuido y continúa haciéndolo.10 El adelanto de la fecundidad permite la aparición de embarazos a edades más tempranas y depende por tanto no solo de factores biológicos sino de factores sociales y personales. Las adolescentes embarazadas además de enfrentarse a la misma situación que cualquier otra mujer embarazada deben enfrentarse, a priori, con una mayor desprotección, con mayores preocupaciones sobre su salud y su situación socioeconómica, de manera especial las menores de 15 años y las adolescentes de países con escasa atención médica y nula protección social de la adolescente embarazada.

1.3

TIPOS DE EMBARAZOS

DE RIESGO MEDIO Constituyen el grupo de embarazos de riesgo medio las gestantes que tienen alguna característica física (anomalías pélvicas, etc.) o hábito (fumadora, etc.), antecedente fisiológico (edad, estatura baja, etc.), o patología, que sin ocasionar de forma segura patología en la gestación actual, sí que la hacen más probable que en la población sin

12


riesgo conocido, y, por tanto, obliga a algún tipo específico de control añadido que, en este grupo, normalmente no requerirá recursos altamente especializados. En cuanto al diagnóstico y seguimiento de los embarazos catalogados de riesgo medio, son suficientes, en general, el personal del equipo de obstetricia y el equipamiento normalmente existente en los centros de atención primaria. Para atender el parto correspondiente a este grupo de riesgo es suficiente, el personal y el material existente en los hospitales de tipo "B".

DE BAJO RIESGO La ausencia total de riesgo no existe, ya que siempre existe la posibilidad de que algún factor imprevisible pueda complicar un embarazo que en principio parecía normal. Alrededor del 25% de las complicaciones aparecen en embarazos en los que no ha sido posible detectar ningún factor de riesgo. Por este motivo no se puede hablar de embarazos sin riesgo, sino de embarazos de riesgo bajo.

DE ALTO RIESGO Las gestantes que presenten alguno de los factores de riesgo para considerarse embarazos de riesgo alto, puede que les aumente la probabilidad de que aparezcan complicaciones durante el periodo de gestación o durante el parto en relación a la morbilidad y la mortalidad perinatal. Estas complicaciones, a veces, necesitan recursos sanitarios que no están normalmente disponibles en el primer nivel asistencial (atención primaria) y por tanto se derivarán más a menudo a un nivel asistencial hospitalario. 13


El diagnóstico y el seguimiento de los embarazos catalogados de riesgo alto "2" se distribuye en los diferentes niveles asistenciales según el tipo de factor de riesgo. El seguimiento de estas gestaciones en algunos casos se realiza en la consulta de atención primaria y en otros al Hospital B, y la atención al parto se realiza o bien a hospital de segundo nivel (comarcal o de zona"B") o a uno de tercer nivel (hospital de alta tecnología "C").

1.4

PREVENCIÓN DEL EMBARAZO EN LAS ADOLESCENTES

El embarazo adolescente se previene, no se cura. A partir desde esa premisa los padres pueden ayudar a sus hijos a transitar por una sexualidad responsable, las conversaciones respecto a la importancia del correcto uso de métodos de protección (no sólo por el embarazo sino también por las ETS) y abrir los espacios para las dudas adolescentes puede hacer la diferencia en la vida de los hijos. Es común escuchar en charlas con adolescentes que ellos sienten “vergüenza” al hablar de sexualidad con sus padres. Esta incomodidad basada en la sensación de que serán reprendidos por su curiosidad sexual los aparta de los consejos paternos, dejándolos a merced de información compartida entre pares y exponiéndolos de forma innecesaria a conductas de riesgo. Existe la creencia de que se deben tener relaciones sexuales tanto para probar la virilidad del hombre, como la fidelidad y lealtad de la mujer al “demostrar amor”, lo que es totalmente erróneo y puede conducir a un embarazo no deseado o al contagio de enfermedades de transmisión sexual. Así que para evitar un embarazo no deseado, precipitado o sorpresivo: - Es necesario abstenerse de tener relaciones sexuales hasta que se tenga la madurez para comprender su significado y responsabilidad. - Utilizar adecuada y oportunamente la información sobre el embarazo, sus riesgos y la forma de prevenirlos. - En caso de tener relaciones, utilizar el condón adecuadamente durante todas las relaciones coitales, sobre todo porque el ciclo menstrual durante la adolescencia suele ser irregular. 14


- Conocer todos los métodos anticonceptivos existentes, sus ventajas y desventajas durante la adolescencia y consultar al médico para que si se desean tener relaciones administre el método anticonceptivo ideal para cada adolescente.

Anillo vaginal anticonceptivo. - Evitar el consumo de alcohol y drogas, para no perder el control cuando se esté con la pareja y puedan tomar decisiones adecuadas y responsables sobre el ejercicio de la sexualidad. Las hormonas y las drogas no son buenos consejeros. - Desarrollar valores personales, como el respeto a nuestro cuerpo, a la vida, a las decisiones de los demás, al ejercicio de la sexualidad. - Anteponer siempre un proyecto de vida profesional a uno emocional, que aún no se sabe cómo se podrá manejar. - Actuar con firmeza ante situaciones de reto, riesgo o amenaza y decir siempre NO cuando exista la presión hacia las relaciones sexuales. Este tipo de presión casi nunca termina en una relación duradera y estable. A grandes rasgos se puede afirmar que, dentro de los factores que influyen en el crecimiento, la herencia determina el potencial del niño, mientras que el entorno influye en el grado de desarrollo que se consiga de este potencial. Estos dos factores están tan íntimamente relacionados entre sí que se podría hablar de ellos como de entidades virtuales imposibles de separar. Sin embargo, a pesar de esa relación, sí que se pueden diferenciar distintas variables dentro de cada grupo, como se expondrá a continuación. Factores que influyen en el crecimiento del nuevo ser A.

Factores endógenos

Entre los factores endógenos que influyen en el crecimiento en la etapa prenatal se encuentran: •

Factores genéticos (herencia y constitución): como su nombre indica, están constituidos por el potencial transmitido por los progenitores al niño. Las 15


circunstancias personales, familiares raciales y sexuales desempeñan, por tanto, un papel importantísimo en ellos. Resulta evidente, además de existir multitud de estudios que así lo demuestran, que la talla que alcanzará un individuo en su etapa adulta está en relación con la talla de la familia; que los varones son en general más altos que las hembras; o que ciertas razas son por lo general más altas que otras. Toda esta información está presente en los genes y determinará en gran medida –aunque no en su totalidad- el futuro crecimiento del niño. Estos factores son genéticos y, por tanto, no modificables artificialmente, y constituyen la base principal sobre la que se desarrollará el crecimiento del nuevo ser humano en esta etapa. •

Circunstancias gestacionales y generacionales: en general, los hijos de madres muy jóvenes o de edad avanzada suelen tener pesos y tallas menores que la media. De igual modo, los primogénitos suelen ser más pequeños que sus hermanos.

B.

Factores exógenos

Entre los factores externos y, por tanto, modificables, que influyen en el crecimiento en la etapa prenatal se encuentran: •

La situación socioeconómica de la familia: posiblemente sean éstos los factores más influyentes, ya que engloban un determinado régimen de vida, alimentación, tratamiento y prevención efectiva de enfermedades, higiene, ejercicio por parte de la madre, etc. Todo esto influye en el crecimiento del feto y se puede evidenciar en países con clara diferencia de clases sociales donde se ve que los ricos, al nacer, son en general más altos que los pobres. A medida que el nivel socioeconómico aumenta se produce un mayor crecimiento, llamado crecimiento secular, que implica que la talla de las sucesivas generaciones va siendo mayor. Sin embargo, se ha demostrado que estas diferencias tienen un límite, lo que indica que la influencia de estos factores es limitada. Dentro de esta situación socioeconómica como factor exógeno importantísimo en el crecimiento en la etapa intrauterina hay que destacar el factor alimentación (de la madre)

(2)

, ya que el feto se alimentará mejor o peor

en función de las posibilidades que la madre le ofrezca. En resumen, se puede decir que, aunque el potencial del ser humano viene marcado por sus genes, la materialización de este potencial, es decir, su expresión en mayor o menor 16


medida, vendrá determinada por una serie de factores entre los cuales los socioeconómicos tendrán gran trascendencia. Sin duda, la familia, la sociedad y la cultura tienen la facultad de promover o inhibir el crecimiento prenatal. •

Factores climatológicos y estacionales: existen mecanismos desconocidos que ejercen influencia sobre el crecimiento prenatal en diferentes períodos estacionales. Así, los fetos concebidos en el hemisferio norte tienen una tasa de crecimiento máxima en los meses de la primavera, mientras que es mínima durante el otoño. En el hemisferio sur ocurre lo contrario. Por otro lado, por encima de 1500 metros de altitud crecen menos que los que lo hacen por debajo de esa altitud.

Factores ambientales-teratogénicos: el medio ambiente –entendido como tal y no como circunstancias socioeconómicas- también influye de una forma clara en el crecimiento intrauterino. Existen factores teratogénicos (agentes externos, como los virus, los fármacos, los productos químicos, contaminantes medioambientales y ciertos tipos de radiación) que se encuentran en mayor medida en ciertos ambientes que pueden perjudicar el desarrollo prenatal y producir anormalidades, discapacidades o incluso la muerte. Todos ellos constituyen factores de riesgo, pero no factores de destrucción ineludible, ya que la posibilidad de que un factor teratógeno concreto dañe a un embrión o a un feto en particular depende de otros muchos factores, como la secuencia y la cantidad. Por ejemplo, si el daño se produce, será de mayores consecuencias si la madre ha estado expuesta al principio del embarazo, ya que el periodo crítico coincide con las primeras ocho semanas del desarrollo, cuando se están formando

los

órganos

y

las

estructuras

corporales

fundamentales

(organogénesis) y es menos probable si la futura madre está sana y bien alimentada, ya que una mujer gestante bien nutrida, independientemente de actuar como una primera línea de defensa contra el bajo peso al nacer, actúa como una pantalla protectora contra diferentes defectos al nacimiento. El índice más alto de complicaciones de nacimiento en madres jóvenes puede ser, principalmente, el resultado directo de dietas inadecuadas y desequilibradas de muchas chicas adolescentes. Por lo cual se vuelve a observar cómo los distintos factores tienen un grado de correlación muy alto y que su interdependencia es clara. Por otro lado, y dentro de este grupo de factores, la influencia del tabaco en el embarazo también es recogida por diversos autores 17


(3)

como perjudicial, causando de media una reducción de 180 gramos en el

peso de feto y un 30% de aumento de mortalidad del mismo. El tabaco posiblemente afecta a la sangre contenida en la placenta y a la nutrición del feto. El alcohol ingerido por la madre, por otra parte, parece afectar reduciendo igualmente el peso y causando un desorden conocido como “síndrome de alcohol fetal”, descrito por el equipo del profesor David Smith en la Universidad de Washington en Seattle (4). •

Factores afectivos: si bien estos factores son aún discutidos, parece ser que un adecuado soporte afectivo facilita el crecimiento, mientras que la falta de estímulos afectivos frena el crecimiento (por ejemplo, en el llamado enanismo afectivo el niño crece en el hospital y no en su casa). Estos factores, sin embargo, afectarían sobre todo al desarrollo psicológico del niño

(5)

. El papel

del padre es importante, ya que su relación con la madre afectará a ésta que, a su vez, transmitirá dicha influencia al gestante. Dentro de estos factores se pueden incluir aquéllos relacionados con los deseos de la madre -consciente o inconsciente- que tendrán su influencia tarde o temprano en el comportamiento del niño. •

Factores psicofísicos: las perturbaciones orgánicas importantes y mantenidas (cardiopatías, nefropatías, etc.) por parte de la madre afectan, sin duda, en sentido negativo al crecimiento del feto. Estos factores no englobarían a los relativos a las circunstancias ambientales, sino a las propias deficiencias orgánicas de la madre por su estado físico. Sin embargo, pueden a su vez verse afectados por otros como el tabaquismo, consumo de alcohol, etc., ya estudiados anteriormente dentro de otro grupo, lo que reincide en la alta correlación de unos con otros, y de la delgada línea de separación entre todos ellos.

18


CAPITULO II

2.1

CAUSAS

La primera y la más importante es la falta de educación sexual. Pienso yo que los padres obvian o evaden esta responsabilidad de alertar a sus hijos de los riesgos que conlleva la sexualidad simple y sencillamente porque repiten la forma con la que ellos fueron educados, y tal vez en aquella época la educación sexual no resultaba ser tan primordial. No asumen pues, que cada generación es capaz de superar a la anterior, aprender de sus errores para así criar mejor y más felices a sus propios hijos. Es por eso que las personas llegamos a la adolescencia con la mínima información y en el peor de los 19


casos sin absolutamente nada de información sobre la sexualidad, la relación entre hombres y mujeres y sobre todo como se hace para prevenir un embarazo. Nuestra cultura no adopta una actitud abierta y comprensiva respecto al sexo, dominándonos los mitos y temores. Aunado a esto, la deficiente educación escolar sobre la sexualidad y los métodos anticonceptivos y muchas veces la información errónea que tenemos de algo. Pero que es lo que pasa en los sectores con fuertes carencias económicas, la gente se ve imposibilitada de comprar cualquier clase de preservativo u otros métodos para evitar el embarazo, y si a esto le sumamos el hecho de que esa gente generalmente no asiste a la escuela, como puede entonces existir un cultura o educación sexual en esas zonas. Entre los padres de familia que están conscientes de esta necesidad de inculcar valores sexuales, existen diferentes criterios de educación, es decir unos les dan prioridad a una cosa y otros le dan prioridad a otra, sin embargo la mayoría, pienso yo, quieren inculcar a sus hijos la abstinencia, procurando demorar el inicio de la actividad sexual, no necesariamente hasta el matrimonio sino hasta que sus hijos son maduros. Pero y los jóvenes que quieran mantener relaciones sexuales a partir de cuándo ellos quieran y no de cuando alguien les diga cuando sea conveniente para ellos, como se podría hacer para que desde antes pudieran contar con la información suficiente y eficaz sobre su cuerpo y el de su pareja, y además de las enfermedades de transmisión sexual. Sus consecuencias a largo plazo así como las secuelas y reincidencias. En este aspecto implica medidas adoptadas para asegurar el futuro del niño y de sus padres y evitar el

advenimiento de nuevos embarazos no deseados. En el nivel de prevención primaria son sumamente importante medidas educativas a nivel sexual, como ya se mencionó, para lo cual es necesario tener en cuenta que los profesionales encargados tienes la obligación de cullplir: •

Un

profesional

bien

informado,

orientador,

que

le

brinde

confianza.

• Un profesional que tenga resueltos y sepa manejar sus propios conflictos sexuales, éticos, religiosos o morales, para que no interfieran en la orientación del adolescente. • Que tenga un enfoque integrativo (cuerpo-espíritu-mente-sociedad) en lo que se refiere a sexualidad. • Que respete los principios de confidencialidad, consentimiento, pudor y dignidad del paciente (con las excepciones indicadas en la Ley de Ejercicio Médico y Código de Ética Médica).

20


• Un profesional que estimule la reflexión y promueva comportamientos más elevados en el orden moral.

2.2

CONSECUENCIAS

Un problema que se presenta en este tipo de embarazos es la falta de atención médica desde el inicio del embarazo, debido a que generalmente las chicas no avisan pronto a sus padres, tardan en decirles de su situación de 4 a 5 meses, los cuales pasan sin revisión alguna. - Las mujeres de 16 años o menos corren el riesgo de pre eclampsia y eclampsia. - El bajo peso al nacer de los lactantes hijos de adolescentes aumenta y probablemente se debe a causas orgánicas tales como anomalías placentarias, nutrición deficiente, tabaquismo y consumo de drogas. - La mortalidad materna en ésta etapa, incluso en numerosas naciones en vías de desarrollo figura dentro de las causas más frecuentes de muerte en las adolescentes, la mayoría se deben a embolia, enfermedad hipertensiva, embarazos ectópicos - Algunas chicas optan por el aborto a veces clandestino que pone su vida en peligro debido a sepsis y hemorragias presentadas durante el proceso.

21


Aspecto psicosocial -Algunas jóvenes madres optan por la adopción que les crea una gran culpa y arrepentimiento, sobre todo en etapas más maduras de su vida. - Hay quienes deciden tener soltera al hijo, enfrentándose a grandes carencias y dificultades. Su proyecto de vida se ve frenado, sufren agresiones por parte de su familia y del entorno y tienen menos oportunidades de conseguir un empleo (cuando lo obtienen es mal remunerado), sin olvidar que deben educar a su hijo en medio de un ambiente desfavorable. - Otras jóvenes madres deciden ( si es que la pareja responde) casarse. Sin embargo existen altas probabilidades de que su matrimonio no resulte porque los chicos se enfrentan a un evento inesperado, sorpresivo; no son capaces en esos momentos de llevar una vida de pareja independiente económicamente, no están lo suficientemente maduros para que su relación perdure, ni están preparados para recibir un hijo y mucho menos cuidarlo.

2.3

RIESGOS

Si ya estás embarazada, no es hora de que te arrepentidas. La nueva vida que se está formando en tu vientre (¡tu bebé!) te necesita más que nunca. Ponle atención a los riesgos y la manera de evitarlos… Descuidos prenatales. Muchas adolescentes embarazadas, especialmente cuando sus familias no las apoyan, no reciben suficientes cuidados prenatales importantes para garantizar un embarazo saludable. En primer lugar, debes ir a las visitas 22


prenatales regulares con un obstetra, para evaluar el desarrollo de tu bebé y prevenir e identificar a tiempo cualquier complicación o malformación congénita de tu bebé. En segundo lugar, debes tomar las vitaminas prenatales que incluyen el ácido fólico, justamente para evitar las malformaciones congénitas. Malos hábitos. No puedes seguir con la misma dieta de tu vida adolescente, necesitas iniciar una dieta saludable para tu embarazo. Recuerda que tu bebé se alimenta de ti y necesita recibir los mejores alimentos para crecer sano. Y debes evitar el cigarrillo, el alcohol y las drogas, pues pueden causarle serios problemas de salud a tu bebé. Enfermedades de Transmisión Sexual-ETS-. Muchas adolescentes continúan teniendo relaciones sexuales sin protección durante el embarazo, corriendo riesgo de adquirir alguna ETS que puede afectar la salud del bebé. O también pueden contagiarse de VIH/SIDA y transmitir el virus al bebé. Complicaciones. Las adolescentes embarazadas tienen mayor riesgo de desarrollar hipertensión secundaria, un problema frecuente durante el embarazo, y preeclampsia, una complicación seria caracterizada por presión arterial alta, exceso de proteína en la orina, inflamación (hinchazón) de las manos y la cara, y que hasta puede dañar a algunos órganos. Estas dos complicaciones ponen en riesgo tu salud y la de tu bebé, y te pueden provocar un parto prematuro (antes de cumplir 37 semanas de embarazo). Entre más temprano sea el parto, mayores son las posibilidades de que los órganos de tu bebé no se hayan desarrollado completamente y que pueda sufrir problemas de visión, audición, respiratorios o digestivos. Bajo peso al nacer. Las adolescentes tienen más riesgos de tener bebés con bajo peso al nacer, especialmente cuando son prematuros pues no alcanzan a crecer lo suficiente. El peso normal de un bebé recién nacido debe ser entre 6 y 9 libras (entre 2,721 y 4,082 gramos), pero hay algunos que nacen pesando menos y necesitan pasar un tiempo en la incubadora o recibir cuidados especiales. Cuídate y cuida a tu bebé. Y si no recibes apoyo de tu familia, busca ayuda en algún centro de asistencia para adolescentes. Un embarazo saludable es la clave para que tu hijo nazca sano y es la mejor manera de empezar tu nueva vida como madre.

2.4 QUÉ SE PODRÍA HACER PARA REDUCIR LOS RIESGOS EN UN EMBARAZO Aparte de seguir las recomendaciones de tu médico, existen muchas cosas que dependen de ti para que tu embarazo sea saludable, como alimentarte de forma sana, descansar, hacer ejercicio físico moderado y evitar sustancias peligrosas, como el tabaco, el alcohol, las drogas y las medicinas que no hayan sido recetadas por tu comadrona o

doctor.

23


Tu alimentación es muy importante y si por lo pronto no es balanceada, podría mejorar muchísimo con algunos cambios en tu dieta, como comer más frutas y vegetales y menos comida chatarra. Además, "las necesidades nutricionales de las adolescentes son muy

diferentes de las de las mujeres adultas", explica Márcele Pick, una enfermera de obstetricia certificada por la ciudad de Yarmouth, Maine, y autora de un libro sobre nutrición. "Lo que comen puede tener un gran impacto sobre su embarazo", agrega. Asimismo, si fumas o consumes alcohol o drogas, cualquier esfuerzo que hagas por reducir el uso de estas sustancias es beneficioso para la salud de tu bebé. Si hablas abiertamente con tu médico o comadrona, te ayudarán a buscar la ayuda necesaria. Sobre las medicinas, lo principal es no usar absolutamente nada sin el consentimiento de tu médico, ya que muchos medicamentos podrían ser peligrosos para el bebé. El doctor Marengo recalca que los latinos debemos tener especial cuidado con los medicamentos que se pueden comprar sin receta en otros países, y nunca usar medicinas recetadas a un familiar o amigo. Las hierbas y medicinas naturales también deben recibir el

visto

bueno

de

tu

médico.

Otra cosa importante para la salud de tu embarazo es que sigas estudiando, sin contar que también es indispensable para tu futuro. Como explica la educadora Jeanne Lindsay, "muchos de nuestros programas escolares demuestran que si la mamá participa en un grupo para embarazadas en la escuela, su probabilidad de tener un bebé de bajo peso o un parto antes de tiempo se reduce. No creo que la importancia de permanecer en la escuela sea algo malo para su salud".

2.5

RECIEN NACIDO DE MADRE ADOLESCENTE

24


A. PESO • No existen diferencias significativas con relación a las mujeres adultas, aunque parece existir entre las menores de 15 años, debiendo diferenciarse claramente los nacimientos pre término de los retardos del crecimiento fetal, con definidas repercusiones sobre la morbimortalidad perinatal. Entre la menores de 17 años hay mayor frecuencia de bajos pesos, con una prevalencia cercana al 14% de RN con menos de 2500 g. • B. INTERNACION EN NEONATOLOGIA • Los hijos de adolescentes registran una mayor frecuencia de ingresos a Neonatología sin diferencias entre las edad de las adolescentes. • C. MALFORMACIONES • Se informa mayor incidencia entre hijos de adolescentes menores de 15 años (20%) respecto de las de mayor edad (4%), siendo los defectos de cierre del tubo neural las malformaciones más frecuentes, y con un número importante de retrasos mentales de por vida. • D. MORTALIDAD PERINATAL • Su índice es elevado entre las adolescentes, disminuyendo con la edad (39,4% hasta los 16 años y 30,7% entre las mayores de 19 años). 2.6 EL PADRE ADOLESCENTE Si la adolescente no está preparada para ser madre, menos lo estará el varón para ser padre especialmente porque, en la cultura en que se da la maternidad adolescente, es muy común que el varón se desligue de su papel y las descendencias pasan a ser criadas y orientadas por mujeres. Esta exclusión del varón provoca en él sentimiento de aislamiento, agravados por juicios desvalorizado res por parte de su familia o amistades ("con qué lo vas a mantener", "seguro que no es tuyo", etc.) que precipitarán su aislamiento si es que habían dudas. Al recibir la noticia de su paternidad, el varón se enfrenta a todos sus mandatos personales, sociales y a sus carencias, exacerbándose todo ello por altruismo, lealtad, etc. como también por su dependencia económica y afectiva. Por ello, busca trabajo para mantener su familia, y abandona sus estudios, postergando sus proyectos a largo plazo y confunde los de mediano con los de corto plazo, comenzando a vivir las urgencias. A todo esto se agrega el hecho de que la adolescente embarazada le requiere y demanda su atención, cuando él se encuentra urgido por la necesidad de procuración. 25


En la necesidad de plantearse una independencia frente a su pareja y la familia de ésta, siente que se desdibuja su rol, responsabilizándolo de la situación, objetando su capacidad de "ser padre". Se enfrenta a carencias por su baja capacitación a esa edad y escolaridad muchas veces insuficiente para acceder a trabajos de buena calidad y bien remunerados. Ello lo obliga a ser "adoptado" como un miembro más (hijo) de su familia política, o ser reubicado en su propia familia como hijo? padre. Esta situación de indefensión hace confusa la relación con su pareja, por su propia confusión, lo que le genera angustia. Por ello es que el equipo de salud deberá trabajar con el padre adolescente, estimulando su compromiso con la situación, o bien posibilitando una separación que no parezca "huida".

2.7 CONSEJOS PARA PADRES DE FAMILIA La Compañía Nacional para Prevenir el embarazo en adolescentes hizo la siguiente pregunta a los jóvenes de todo el país. Si tú pudieras darles a tus padres y otros adultos, consejos sobre cómo ayudarte a ti y a tus amistades a evitar el embarazo, ¿Qué harías?

Los 10 consejos siguientes representan las tendencias principales que mencionaron los jóvenes: 1. Demuéstrenos por qué el embarazo adolescente es tan malo. que los padres y las madres adolescentes nos digan ellos mismos lo difícil que ha sido para ellos. 2. Háblenos con sinceridad sobre el amor, la sexualidad y las relaciones. Ser joven no significa que no podamos enamorarnos o sentir un interés muy intenso por la sexualidad. Ayúdenos a manejar estos sentimientos de una manera responsable, sin que nos hagamos daño a nosotros ni a otros. 3. No basta con que nos digan que NO debemos tener relaciones sexuales. Expliquen por qué opinan eso y pregunten lo que opinamos nosotros. Díganos cómo se sentían ustedes a esta edad, escúchenos y tomen en serio nuestras opiniones y por favor, no nos sermoneen. 4. Aunque no estemos en una relación sexual, tenemos que estar preparados. Tenemos que saber cómo evitar el embarazo y las enfermedades que se transmiten a través de las relaciones sexuales. 5. Si les preguntamos sobre la sexualidad o el control de la natalidad, no den por sentado que ya hemos tenido relaciones sexuales. Tal vez sea simple 26


6.

7.

8.

9.

10.

curiosidad, o quizás queramos hablar con alguien de confianza. Y no crean que al darnos información sobre la sexualidad y el control de la natalidad van a empujarnos hacia las relaciones sexuales. Pónganos atención antes de que tengamos problemas. Los programas para las madres y los padres adolescentes son magníficos, pero todos necesitamos ánimo, atención y apoyo. Prémienos cuando hacemos lo correcto, aunque no parezca gran cosa. No se limiten a inundarnos de atención solamente cuando hay un nene de por medio. A veces, lo único que se necesita para abstenerse, es que no se presente la ocasión. Si ustedes no pueden estar en casa con nosotros después de las horas escolares, vean que tengamos algo para hacer que realmente nos guste, allí donde haya más jóvenes y algunos adultos que se sientan a gusto con los jóvenes de nuestra edad. Muchas veces llegamos a las relaciones sexuales porque no hay nada más que hacer. No nos dejen tanto tiempo solo. De veras nos importa lo que ustedes piensen, aunque no siempre lo demos a entender. Cuando terminamos por no hacer exactamente lo que nos han dicho, no crean que fracasaron en su comunicación con nosotros. Demuéstrenos cómo son las relaciones buenas y responsables. A nosotros nos influye tanto lo que ustedes hacen como lo que dicen. Si demuestran generosidad, comunicación y responsabilidad en sus propias relaciones, es más probable que nosotros sigamos su ejemplo. Nosotros odiamos la consabida "plática" tanto como la odian ustedes. En vez de una lección, hablen con nosotros desde la niñez sobre la sexualidad y el sentido de responsabilidad. Y no dejen de hablarnos a medida que crecemos.

CAPITULO III 27


CONCLUSIONES Los resultados obtenidos arrojan las siguientes conclusiones:  Existe un alto nivel de desconocimiento del embarazo en la adolescencia.

 Una mala comunicación en temas de sexualidad con los adolescentes.

 No se tiene una verdadera conciencia en lo que a embarazo precoz se refiere.

RECOMENDACIONES •

Continuar desarrollando esta investigación en futuros trabajos..

Extender la realización de esta investigación.

Que se realicen acciones preventivas y de tratamiento efectivo a esta problemática.

Realizar charlas educativas periódicas sobre el tema tratado.

28


ANEXOS

29


Centro de salud la PanaderĂ­a Control de parto adolescente

Madre de 17 aĂąos con su hijo en brazos

30


Foto tomada de la web

Foto tomada de la web

31


BIBLIOGRAFIA http://es.wikipedia.org/wiki/Embarazo_adolescente http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001516.htm trabajos32/embarazo-adolescente/embarazo-adolescente.shtml#concl trabajos58/embarazo-adolescencia/embarazo-adolescencia2.shtml#xconcl

GLOSARIO Embarazo: Per铆odo de tiempo comprendido que va, desde la fecundaci贸n del 贸vulo por el espermatozoide, hasta el momento del parto. Proceso de crecimiento y desarrollo de un nuevo individuo en el seno materno.

32


Embarazos en Adolescentes: Ocurre durante la adolescencia de la madre, en el lapso de vida trascurrido entre los 10 y 19 años de edad.

Embarazos involuntarios: Es el que ocurre inoportunamente, o cuando no se desea. Se producen por la falta del uso de anticonceptivos.

Embarazo Precoz: Se presenta antes de que la madre haya alcanzado la suficiente madurez emocional para asumir la compleja tarea de la maternidad.

Embarazo no planificado: Se da por el mal uso de los métodos anticonceptivos o porque se han mantenido relaciones sexuales sin protección.

Embarazo no deseado: Es un embarazo que se presenta sin buscarlo y por lo tanto, no esta dentro de los planes de vida de la mujer y su pareja.

Parto Normal: Comienzo espontaneo, bajo riesgo al comienzo del parto manteniéndose como tal hasta el alumbramiento. El parto se puede producir en cualquier momento desde la semana 37 pero antes de la semana 42 de gestación.

Parto Prematuro o Pretermito: Parto que se produce antes de las 37 semanas de gestación, el recién nacido prematuro puede presentar problemas respiratorios y otros tantos debido a la inmadurez orgánica.

33

Trabajo de informatica  

Conocer las causas y consecuencias del embarazo en las adolescentes mediante encuestas realizadas a los estudiantes de la unidad educativa R...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you