Issuu on Google+

I Seminario ATLÁNTICO de PENSAMIENTO

7

PRÓLOGO

La sociedad ha cambiado en los últimos veinte años a una velocidad que no tiene parangón en muchos siglos de historia. Sin duda es el desarrollo tecnológico, especialmente en el campo de la comunicación, el que ha originado una revolución en todos los aspectos de la vida. Se compara este cambio al que se experimentó con la invención de la imprenta en el siglo XV, que hizo que la visión del mundo fuese otra, asunto al que se unió la constatación de que la Tierra no es plana y que gira alrededor del Sol. Algo así está sucediendo con los cambios tecnológicos, y si comparamos el mundo actual con el de hace tan sólo unas décadas vemos el profundo cambio que ha tenido lugar. Estos cambios afectan a la vida en todos los órdenes, desde los espacios más íntimos y personales hasta los territorios colectivos que determinan el presente y, a través de este, el futuro. Hoy más que nunca hay que hacer proyecciones en el tiempo, porque lo que hagamos ahora tendrá consecuencias a medio plazo, ya que hoy los efectos son muy rápidos en el estadio de velocidad social en que nos movemos. De hecho ya vemos efectos que son presente, que se confunden con ese futuro que hay que mirar a no demasiada distancia, porque llegará enseguida. Canarias también se ve afectada por esta velocidad y los cambios ya están ahí. Las nuevas centralidades han dispersado los centros tradicionales y, aunque a veces sigue pareciendo que son Nueva York, Bruselas o Madrid los centros escalonados que nos afectan, cada vez es más confuso el límite. Cabe preguntarse si hoy Canarias es centro o periferia, lo mismo que sucede en otras áreas del mundo que tradicionalmente han sido el eje del planeta, y otras que nunca estuvieron en el mapa y hoy tienen un papel protagonista. Esto, que se ve a gran escala, también sucede en lo cercano, porque ya las ciudades no son lo que eran, sus modos de funcionamiento son otros, menos concéntricos y más dispersos, aunque centrados por redes que desplazan los anteriores conceptos respecto al espacio físico. Canarias no es una excepción, y por ello tenemos que estar atentos al fenómeno y trabajar a favor de que esos cambios supongan elementos para el desarrollo de nuestra sociedad. Somos frontera en todos los órdenes, una condición que ha durado medio milenio, pero que ahora funciona de otra manera. Con motivo de las celebraciones del Día de Canarias 2005, desde la Vicepresidencia del Gobierno dimos espacio a la palabra, a los debates que nos permiten profundizar en estos temas, y fruto de ello fue el I Seminario Atlántico de Pensamiento. La propuesta de este seminario está avalada por figuras de primer orden en distintos campos, y sus reflexiones nos van a servir como elementos a tener en cuenta para el futuro de Canarias desde diversas perspectivas. Un


8

I Seminario ATLÁNTICO de PENSAMIENTO

conjunto multidisciplinar de profesionales reflexiona sobre cómo nos afectan estos tiempos de aceleración desde la perspectiva de sus distintas disciplinas. Es necesario hacerlo porque Canarias ocupa un lugar en el mapa que puede tener un protagonismo decisivo en esta zona del mundo en los próximos años. Hemos de ser conscientes de ello para no perder la oportunidad que la Historia nos brinda. Simón Marchán, Iñaki Ábalos, Ignacio Ramonet, María Luisa González, Sergio Larriera, Flora Pescador, Sonia Mauricio, Martín Sampedro e Ignacio Castro nos han aportado sus reflexiones, que nacen de un trabajo dilatado y profundo en sus campos de pensamiento. El factor común de todas las intervenciones fue la constatación de que existe una dispersión de los límites en las premisas tradicionalmente aceptadas, y que en este momento es cuando se están haciendo realidad los planteamientos discursivos de figuras que durante la segunda mitad del siglo XX fueron incluso tachadas de visionarias. Sus argumentos y los de otros autores más lejanos en el tiempo empiezan a concretarse en la realidad. A menudo las ponencias sugieren preguntas en lugar de respuestas, y esa preguntas nos hacen avanzar, porque vamos con tanta prisa que a veces no es que no nos paremos a pensar, es que ni siquiera nos detenemos para preguntarnos sobre lo que nos rodea, nos envuelve y nos arrastra. Creemos importante publicar las propuestas para extender el debate en el espacio y en el tiempo. Y en este punto es necesario agradecer las aportaciones de los participantes, haciendo una mención especial al también ponente y director del Seminario, Antonio G. González, que ha sido el motor de este encuentro.

MARÍA DE MAR JULIOS REYES

Vicepresidenta del Gobierno de Canarias


I Seminario Atlántico de Pensamiento - Prólogo