Page 22

Vicente López Quesada Esta semana, nos entrevistamos con Vicente López Quesada, quien nos cuenta que si bien nació en San Miguel de Salinas, a los pocos meses sus padres se vinieron a vivir a Torrevieja, a una casa en la antigua calle Carreteros, que hoy conocemos como Avda. Diego Ramírez Pastor. Y entre los recuerdos que le vienen a la memoria de su infancia más temprana, está la reconstrucción de la Iglesia y la escuela de Dña. Marina, bajo cuya tutoría cursó sus primeros estudios, para posteriormente asistir a las Graduadas, hasta que a los 13 años, comenzó a trabajar como temporero en las Salinas. Según nos cuenta Vicente, como no cumplía la edad, el primer año, tuvo que trabajar con nombre falso. Su trabajo cargando vagones de sal en verano, lo compaginaba con el de peón de albañil y ayudando en las tareas del campo a su padre, que trabajaba las tierras de Maruja Casciaro. Cuando alcanzó la edad de los 17 años y próximo a cumplir el servicio militar, para que pudiese hacerlo en la Marina, traba-

jó cinco meses como pescador. Hasta la jura de bandera, estuvo en el Cuartel de Instrucción Cartagena y después fue destinado a la Batería Antiaérea de la Ardila en San Fernando. Por aquél entonces, Vicente se enteró de que entre los supervivientes del naufragio del Dragaminas “Guadalete” que un temporal hundió en el estrecho de Gibraltar, se encontraba el torrevejense Justo Montesinos, a quien el siniestro le había dejado profundamente afectado, razón por la que pidió el traslado al dragaminas “Eume” donde terminaron juntos el servicio militar. A su regreso a Torrevieja y durante el periodo de mecanización de las Salinas, Vicente se abrió camino, emigrando a Francia, donde se estableció en Hérault, en la región de “Languedoc-Rosellón” dónde pudo ganarse bien la vida en el sector de la construcción, lo que le permitió casarse con la que hoy es su mujer, Carmen Pérez, con la que tiene dos hijos: Olga, que nació en Francia y el joven músico de proyección internacional Jorge, que nació en Torrevieja, cuando la familia

regresó de Francia. Vicente, tuvo la oportunidad de volver a colocarse en las Salinas, cuando se inició la construcción del saleoducto de Pinoso a Torrevieja, ya que según nos apunta Vicente, era un trabajo que conocía bien porque lo había desempeñado en Francia. Tras la finalización de la obra, se quedó como encargado del mantenimiento y conservación del saleoducto hasta su jubilación. Mientras recorremos el Paseo Juan Aparicio, Vicente me comenta que actualmente ocupa gran parte de su tiempo libre dedicado a la artesanía del esparto, haciendo cestos, salvamanteles, bolsas, alpargatas, sogas etc. para amigos y conocidos, por lo que le sugiero una nueva entrevista, con el fin de que me cuente con más detalle todo el proceso desde la recolección del esparto que suele hacer en verano.

Pescadilla rellena de gambas, setas y ajos tiernos Esta semana, seguimos recopilando recetas apropiadas al tiempo de cuaresma, por lo que nuestra buena amiga Buky Taracido, nos ha facilitado esta sencilla y sabrosa receta de pescadilla rellena de gambas, setas y ajos tiernos, que también se puede hacer con merluza.

Ingredientes para 4 personas: 1 pescadilla

(1.200 gr.) 1 escarola, 200 gr. de setas, 16 gambas, 18 ajos frescos, 150 ml. de leche, 20 gr. de harina, aceite de oliva virgen extra, vinagre, sal, pimienta.

Elaboración: Se retira la cabeza de la pescadilla y se sacan los lomos que cortaremos en 4 trozos cada uno, si no tenemos mucha práctica, podemos pedir en la pescadería que lo hagan. Después de tenerla limpia y cortada, la salpimentamos y reservamos los trozos. A continuación, picamos los ajos frescos en cilindros y los ponemos a rehogar en una cazuela con un chorrito de aceite. Se pican las setas en tiritas y se añaden a los ajos. Dejamos que se pochen y cuando esté bien pochado, sazonamos

22 SEMANARIO VISTA ALEGRE - SÁBADO 29 MARZO 2014

e incorporamos las gambas peladas y las salteamos brevemente. Seguidamente se agrega la harina y se rehoga un poco, antes de comenzar a verter la leche poco a poco sin dejar de remover. Se rectifica de sal y se deja cocinar el relleno durante 3 minutos. Cuando tengamos preparado el relleno, untamos la placa del horno con un poco de aceite y colocamos encima los 4 trozos de pescado dejando la parte de la piel hacia abajo. Los cubrimos con el relleno y los tapamos con los otros 4 trozos de pescado. Pintamos con una gotita de aceite la parte de arriba con la que hemos tapado y horneamos a 200ºC durante 8-10 minutos, que estará listo para servir. Este plato lo podemos acompañar con la ensalada de escarola aliñada con aceite, vinagre y sal. Como consejo, deciros que no hay cosa más desagradable que una ensalada aguada. Por eso una vez limpias y escurridas las hojas (escarola, lechuga, lollo, roble....) es imprescindible secarlas bien, porque realza el sabor.

Vista Alegre 2871  
Vista Alegre 2871  
Advertisement