Issuu on Google+

arquidiocesisdetuxtla.org.mx Católico

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, 29 de Diciembre al 04 de Enero de 2014

Edición 2168

Donativo $5.00

La familia: fuente de toda fraternidad y camino primordial para la paz

Mensaje del papa Francisco para la 47ª Jornada Mundial de la Paz Págs. 8 y 9

Año Nuevo de la mano con Jesús

Descanse en paz Pág. 13


Semanario

Editorial

2

EDITORIAL

Diciembre de 2013

Jornada Mundial para la Paz, un bien común para vivir en verdad y libertad

Vivimos tiempos difíciles donde todo parece que no es posible alcanzar la paz. Es causa de desconcierto e indiferencia. Sin embargo, todos queremos un poco de paz. Todos en un momento de la vida esperamos encontrarla. ¿Ya la tienes? Sin embargo, tomemos en cuenta que vivir en paz es una tarea que se realiza día con día, es decir, un camino por el que transitamos a cada momento de la vida. Es pues, necesario, redescubrir la importancia de ser conscientes que la vida no es solo nuestra, sino, unida a la voluntad de Dios, también es compartida en la sociedad, pero de manera particular en cada individuo. El papa Francisco, en su primer mensaje para la Jornada Mundial de la Paz, ha insistido sobre la importancia de la fraternidad humana. Enfatizando que es la familia la primera y principal educadora de este modo de vivir. La familia de Dios. Porque todos fuimos y somos creados por ÉL, somos de la misma naturaleza, y todos tenemos la misma dignidad; porque somos imagen y semejanza de Dios. Desde el punto de vista humano, es un anhelo natural que la persona desea para sí. Pero tener paz, también es una exigencia moral. Por lo que exhorta a vivir respetando la dignidad humana, sobre todo, a no cosificarlo. La paz, no es sólo un concepto, sino una forma de vida. Una vida coherente, justa y responsable llevará a la persona al encuentro de la serenidad y paz en lo más profundo de su interior, teniendo la certeza de que lo que ha hecho está bien. Todos los cristianos anhelamos que haya paz en el mundo. Buscamos dirigidos y acompañados por la Palabra de Dios, y mediante el Espíritu Santo, –que da sabiduría a quienes lo buscan– encarne en todos y cuada uno de las personas el amor al prójimo, el amor a sí mismo, el amor a Dios. Desterremos aquellos males que tanto afectan a la humanidad, y que son lucro de unos cuantos, de tal manera que no haya lugar para pensar en guerras, envidias, odio, etc. Libres, pues, de todo mal, estaremos listos para vivir en la verdad iluminados por la Luz del Espíritu Santo, viviendo en la justicia y libertad. Que nuestra Santa Madre María, Madre de Jesús, nos ayude a vivir cada día la fraternidad que brota del corazón de su Hijo.

Qué la paz sea el mejor regalo de este año 2014. Feliz año nuevo.

DIRECTORIO

Boletín de Prensa

PRESIDENTE Mons. Fabio Martínez Castilla Arzobispo de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas

MENSAJE DE NAVIDAD Y AÑO NUEVO: ESTIMADO PUEBLO DE CHIAPAS FELIZ NAVIDAD Y UN AÑO NUEVO LLENO DE BENDICIONES DE DIOS.

DIRECTOR Pbro. Lic. José Luis Espinoza Hdez. EDICIÓN Lic. Lizbeth Barriga Arévalo REDACCIÓN Sem. Tomás de Jesús ADMINISTRACIÓN Sr. Enrique Aguilar DISEÑO L.D.G. Abril G. Moguel L. DISTRIBUCIÓN Sra. Isabel Salazar Sr. Enrique Aguilar Luis Antonio Espinosa G. COLABORADORES Pbro. Lic. José Luis Aguilera Cruz Lic. Eliceo González Urquín José Lerin Castellanos de Paz Lic. Enrik Santos Díaz Elias Espinosa Isaí Flores López

Magda Nangullasmú CORRESPONSAL Lic. Paty Guillén

Fundado Por Mons. Felipe Aguirre Franco el día 27 de Julio de 1975.1a. Norte Oriente No. 1033-A. Registro deDirección General de Correos (8281176) Franqueo pagado permiso de publicidad Sepomex No. 04-2000-10191346190010 CARACTERISTICAS: 12424210 Certificado de Licitud No. 4121 y de contenido No. 83 19. Reservada el Título en derecho de autor: 523-87 Catedral de San Marcos. Calle Central y 1a. Sur. Correo: semcatolico@hotmail.com. SUSCRIPCIONES:15 Poniente Norte No. 260 Bis. Col. Moctezuma Tel. y Fax: 60 2 57 78 Tuxtla Gtz. Chis. Imprenta: Noticias Voz e Imagen de Chiapas.

Navidad es celebrar el inmenso amor de Dios por la humanidad: tanto amó Dios al mundo que le dio a su hijo único. Jn 3,16. Dios ha puesto su morada en medio de nosotros, él es nuestra vida y nuestra luz. Vino para compartir nuestra vida y ser el compañero del camino, él es el camino para llevarnos al padre. Navidad es presencia del amor de Dios en el corazón del hombre. Jesús nació ya como hombre en nuestra historia hace poco más de 2000 años, pero lo maravilloso de su amor es que hoy sigue naciendo como Dios en el corazón de cada hombre para darnos vida en abundancia.(Jn 10.10) Ante esta presencia amorosa de Dios con nosotros, el papa san León Magno nos decía: No hay razón para estar triste. Nadie está excluido de esta alegría. Y San Agustín nos decía: despierta hombre, por ti, Dios se hizo hombre. Y si Dios se hizo hombre quiere decir que vale la pena ser hombre, vale la pena vivir y dar vida. Por esto, navidad es tiempo de esperanza, de nacer con Jesús a nuevas oportunidades en la vida. Todo puede ser mejor con Jesús y por esto necesitamos aprender de los pastores e ir de prisa al pesebre para aceptar a Jesús como el Señor de nuestras vidas y así darle sentido nuevo a nuestro vivir cotidiano. Que no suceda en nosotros lo que nos dice san Juan: “Vino a los suyos y los suyos no lo recibieron.” No cerremos nuestro corazón al amor de Dios. No le digas no a Dios; si, no le digas nunca no a Dios. No prefieras las tinieblas a la luz. Navidad es aceptar que el verdadero tesoro de nuestra vida es Jesús, es tener el amor de Dios en nosotros, en nuestra familia y en nuestra comunidad. No olvidemos que lo importante y lo que hace que la navidad sea navidad es Jesús. No hay navidad, ni vida nueva sin Jesús. Que esta navidad sea especial: Que nuestro corazón sea un pesebre. Que nuestra familia sea un hogar de Nazareth. Y que nuestra vida sea un testimonio alegre de amor al hermano. Ayudemos a Jesús a nacer en las otras personas, anunciemos a todos la presencia de Dios, seamos presencia de dios con nuestras buenas obras. Feliz navidad, feliz presencia de Dios en sus corazones y en sus familias. Una navidad bien vivida nos prepara a construir un año nuevo en bendiciones de Dios con nosotros. Todo puede ser mejor, si caminamos como hijos de Dios y hermanos que nos necesitamos. Ojalá y cada uno de nosotros sea una bendición para los demás. Estrenemos este año con nuevo impulso y determinación bajo la mirada amorosa del Señor Jesús. Samos felices, regalémonos este año, convirtamos cada día en una bendición. Dios nos quiere felices, ánimo adelante, no miremos hacia atrás; seamos positivos y optimistas. Este año será nuevo, si nosotros somos hombres con un corazón nuevo donde reina el amor de Dios. Hagamos de este año una bendición para nuestra familia y comunidad. Quiero compartir con ustedes la bendición de Dios sobre su pueblo: “El Señor te bendiga y te proteja, haga resplandecer su rostro sobre ti y te conceda su favor. Que el Señor te mire con benevolencia y te conceda la paz.” Seamos hombres y mujeres de paz. Feliz navidad y año nuevo en sus familias y trabajos. Reciban mi abrazo, mi oración y la bendición de Dios. +Fabio Martínez Castilla II Arzobispo de Tuxtla


Semanario

Diciembre de 2013

Comunidad Parroquial

3

Vive la alegría de la Navidad en tu vida Semi. Tomás La parroquia de la Santísima Trinidad, realizó el día domingo 15 de diciembre un encuentro con niños y adolescentes con capacidades diferentes, con la finalidad de fortalecer la esperanza y la alegría en los corazones de estos niños. Esta convivencia fue realizada en el interior de la parroquia, donde con mucho emotividad se invitó a vivir con entusiasmo este tiempo. El Pbro. José Luis Hernández Espinosa, invitó a los presentes a vivir con gozo este tiempo, pero sobre todo, a no perder de vista que la Navidad es un tiempo de preparación y espera de la llegada del Hijo de Dios.

Es importante tomar en cuenta que Navidad no es un tiempo únicamente de compras, de consumo. Sino, como dice Benedicto XVI en su libro “Y Dios se Hizo Hombre”. Navidad es ir al encuentro de Dios que se esconde en el Niño que nace en Belén. Es triste saber que Dios ha querido estar entre nosotros, mientras que en muchas ocasiones somos indiferentes al querer de Dios. Hoy, Belén, no es nada más un lugar, es más que eso. Es tu corazón mismo, es donde Dios ha puesto su mirada para nacer y estar contigo. ¿Te gustaría una cita en esta Navidad con el Hijo de tu Creador? ¡Prepárate y vive con alegría esta Navidad!


4

Semanario

Conociendo a los Grandes

aciprensa.com

Diciembre de 2013

El Concilio de Éfeso

En el año de 431, el hereje Nestorio se atrevió a decir que María no era Madre de Dios, afirmando: “¿Entonces Dios tiene una madre? Pues entonces no condenemos la mitología griega, que les atribuye una madre a los dioses”. Ante ello, se reunieron los 200 obispos del mundo en Éfeso –la ciudad donde la Santísima Virgen pasó sus últimos años– e iluminados por el Espíritu Santo La antigüedad de la celebración mariana se constata en las declararon: “La Virgen María sí es Madre de Dios porque su Hijo, pinturas con el nombre de “María, Madre de Dios” (Theotókos) que Cristo, es Dios”. Y acompañados por todo el gentío de la ciudad han sido encontradas en las Catacumbas o antiquísimos subterráneos que los rodeaba portando antorchas encendidas, hicieron una que están cavados debajo de la ciudad de Roma, donde se reunían gran procesión cantando: “Santa María, Madre de Dios, ruega por los primeros cristianos para celebrar la Misa en tiempos de las nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén”. persecuciones. Madre del Niño Dios Más adelante, el rito romano celebraba el 1º de enero la “He aquí la sierva del Señor, hágase en mí según tu palabra” octava de Navidad, conmemorando la circuncisión del Niño Jesús. Es desde ese fiat, hágase que Santa María respondió firme y Tras desaparecer la antigua fiesta mariana, en 1931, el Papa Pío XI, con ocasión del XV centenario del concilio de Éfeso (431), instituyó amorosamente al Plan de Dios; gracias a su entrega generosa Dios la Fiesta Mariana para el 11 de octubre, en recuerdo de este mismo se pudo encarnar para traernos la Reconciliación, que nos Concilio, en el que se proclamó solemnemente a Santa María como libra de las heridas del pecado. verdadera Madre de Cristo, que es verdadero Hijo de Dios; pero en La doncella de Nazareth, la llena de gracia, al asumir en su la última reforma del calendario –luego del Concilio Vaticano II– se trasladó la fiesta al 1 de enero, con la máxima categoría litúrgica, de vientre al Niño Jesús, la Segunda Persona de la Trinidad, se convierte en la Madre de Dios, dando todo de sí para su Hijo; vemos pues que solemnidad, y con título de Santa María, Madre de Dios. todo en ella apunta a su Hijo Jesús. La Solemnidad de Santa María Madre de Dios es la primer Fiesta Mariana que apareció en la Iglesia Occidental, su celebración se comenzó a dar en Roma hacia el siglo VI, probablemente junto con la dedicación –el 1º de enero– del templo “Santa María Antigua” en el Foro Romano, una de las primeras iglesias marianas de Roma.

Es por ello, que María es modelo para todo cristiano que busca día a día alcanzar su santificación. En nuestra Madre Santa María encontramos la guía segura que nos introduce en la vida del Señor Jesús, ayudándonos a conformarnos con Él y poder decir como el Apóstol “vivo yo más no yo, es Cristo quien vive en mí”. Si nosotros hubiéramos podido formar a nuestra madre, ¿qué cualidades no le habríamos dado? Pues Cristo, que es Dios, sí formó a su propia madre. Y ya podemos imaginar que la dotó de las mejores cualidades que una criatura humana puede tener. Pero, ¿es que Dios ha tenido principio? No. Dios nunca tuvo principio, y la Virgen no formó a Dios. Pero Ella es Madre de uno que es Dios, y por eso es Madre de Dios. Y qué hermoso repetir lo que decía San Estanislao: “La Madre de Dios es también madre mía”. Quien nos dio a su Madre santísima como madre nuestra, en la cruz al decir al discípulo que nos representaba a nosotros: “He ahí a tu madre”, ¿será capaz de negarnos algún favor si se lo pedimos en nombre de la Madre Santísima? Santa María Madre de Dios. Al saber que nuestra Madre Celestial es también Madre de Dios, sentimos brotar en nuestro corazón una gran confianza hacia Ella. El título “Madre de Dios” es el principal y el más importante de la Virgen María, y de él dependen todos los demás títulos y cualidades y privilegios que Ella tiene.


Semanario

Diciembre de 2013

Comunidad Juvenil

Las parroquias caminarán a la luz de cristo…

Isaí Flores López

AEMA concluye agenda 2013 en Revolución Mexicana

Animación y Espiritualidad Misionera Arquidiocesana (AEMA) culminó el pasado 15 de diciembre su agenda de talleres 2013, en la parroquia Santa Cecilia, en Revolución Mexicana, municipio de Villacorzo, al que asistieron misioneros de sus 25 capillas, donde el padre Jorge Luis Sánchez Toalá, promueve intensamente el mandato misionero de Jesucristo.

En la Misión en la vida de la Iglesia, reconocemos que el Señor resucitado encargó a sus discípulos la tarea de ir a todos los pueblos para dar testimonio hasta los confines del mundo. Mientras que: Los retos para la misión hoy, nos presenta algunas urgencias que circundan la realidad de la misión universal, retos y desafíos a los que se han de dar respuestas.

“La Parroquia Caminará a la Luz de Cristo”, fue el lema del taller de animación y formación misionera, en el que se abordaron cuatro temas: La Misión en la vida de la Iglesia, Retos para la misión hoy, Las Obras Misionales Pontificio Episcopales y Animación y cooperación misionera.

En ese sentido, las Obras Misionales Pontificio Episcopales: Propagación de la fe, Infancia y Adolescencia Misionera, Obra de San Pedro Apóstol y Pontificia Unión Misional, así como las auxiliares; Liga Misional Juvenil y Unión de Enfermos Misioneros, son medios de difusión del sentido verdaderamente universal y misionero de la colaboración y cooperación de cada cristiano.

La Dimensión de Misiones es coordinada por los presbíteros Noé Antonio Romero Coreas, de El Salvador y Bento Muhita, de Mozambique, pues el taller tiene como finalidad el reconocer Así, para el cumplimiento de la tarea, se plantean algunas que Cristo llega a todas las naciones a través de la misión de sugerencias sencillas de aplicación pastoral en Animación Dios confiada a cada bautizado “discípulo misionero”. y Cooperación Misionera, ya que sin dicha realización poco importa conocer los fundamentos básicos de la misión, sus La misión la realiza la Iglesia haciendo frente a los retos ámbitos, retos, luces y sombras, si dicha realidad no remueve de todo lugar, de cada tiempo, de toda cultura, pues solo así se por dentro a creyentes y comunidades. convierte en fuente de vida y portadora de esperanza; la misión en la actual sociedad es esperanza no solo para la Iglesia, sino para Con Jesús y María, discípulos misioneros cada día… todo el mundo, es respuesta a la humanidad sin sentido, sin ilusión, conduce a la Buena Noticia: Dios es amor. Tenemos que concientizarnos cada cristiano, sobre todo, los agentes de pastoral, la importancia de la renovación personal, eclesial y pastoral de la misión, la fe sin obras es estéril, no se limita a nivel teórico, sino práctico (St 2, 20) Por lo tanto, la existencia de todos ser humano se planifica cuando cumple la misión, pues la raíz de toda misión se encuentra en el mandato misionero de Cristo: “Id pues, por todas partes y hacer discípulos a todas las gentes” (Mat. 28, 19).

5


6

Nuestra Sociedad

Semanario

Diciembre de 2013

Fundación comprometida a cumplir el sueño de los niños que tienen el deseo de recibir un regalo en esta Navidad Santos Díaz

Ayúdame a Pintar una Sonrisa

El verdadero sentido de la Navidad reside en reconocer que es un momento oportuno para cambiar cosas que veamos que no van, agradecer a Dios todo lo bueno que nos pasó, convertirnos en personas más humanas y sensibles por nuestro entorno y lo que nos rodea. Ante esta situación, “Ayúdame a Pintar una Sonrisa”, es una fundación sin fines de lucro ni tintes políticos, cuyo objetivo principal es cumplir el sueño de los niños de la colonia Alianza Popular que tienen el deseo de recibir un regalo en esta Navidad. Además, realizar la donación de enseres domésticos y ropa en buen estado para las familias de bajos recursos y a personas de la tercera edad.

En la Navidad todos somos hermanos de corazón, y como tal debemos comportarnos, para dar y recibir vida, plenitud y esperanza. Si puedes donar cosas materiales, será bienvenido, pero en el fondo lo único que se te exige en la Navidad es que dones Amor y Esperanza, una sonrisa de alegría y mucho optimismo. Así como, un abrazo caluroso y mucha comprensión.

Al respecto, Daniel Alberto González Santos presidente y fundador, expresó en entrevista para el Semanario Católico que la fundación “ayuda a erradicar la pobreza con rostro infantil, con la misión de sensibilizar a corto plazo a cada una de las familias acerca de la cantidad de niños que existen en los sectores más pobres; quienes muchas veces se quedan sin abrir un regalo en Navidad y anhelan sobretodo un juguete”. De igual forma, comentó que la fundación Ayúdame a Pintar una Sonrisa “trabaja a través del corazón de las familias con los valores de Fraternidad, Compromiso, Responsabilidad, Solidaridad, Respeto, Confianza y Amor; para despertar la bondad y tratar de comprender que la Navidad debe ser también una oportunidad de alegría y felicidad, para los niños de más bajos recursos sobre todo en este tiempo de Amor y Esperanza”. La Fundación, se creó en el año 2010. Nació de una forma espontánea y sin recursos económicos. Sin pensarlo dos veces ni en el que dirán o sentir pena alguna; Daniel Alberto solicitó el apoyo de sus familiares, recaudando la cantidad de cincuenta juguetes y sin pensar si le alcanzaría los juguetes, acudió a la colonia Alianza Popular, lugar donde recorrió por las silenciosas y oscuras calles con su bolsa llena de juguetes, indicó. La Fundación “Ayúdame a Pintar una Sonrisa”, espera la sensibilidad de todos y que colaboren en esta bella actividad… ¡Participa y corre la voz!

CARTA ENCÍCLICA LUMEN

FIDEI DEL SUMO PONTÍFICE

Francisco

a los Obispos, Presbíteros, Diáconos, Personas Consagradas y a todos los Fieles Laicos sobre la Fe.

17. Ahora bien, la muerte de Cristo manifiesta la total fiabilidad del amor de Dios a la luz de la resurrección. En cuanto resucitado, Cristo es testigo fiable, digno de fe (cf. Ap 1,5; Hb 2,17), apoyo sólido para nuestra fe. « Si Cristo no ha resucitado, vuestra fe no tiene sentido », dice san Pablo (1 Co 15,17). Si el amor del Padre no hubiese resucitado a Jesús de entre los muertos, si no hubiese podido devolver la vida a su cuerpo, no sería un amor plenamente fiable, capaz de iluminar también las tinieblas de la muerte. Cuando san Pablo habla de su nueva vida en Cristo, se refiere a la « fe del Hijo de Dios, que me amó y se entregó por mí » (Ga 2,20). Esta « fe del Hijo de Dios » es ciertamente la fe del Apóstol de los gentiles en Jesús, pero supone la fiabilidad de Jesús, que se funda, sí, en su amor hasta la muerte, pero también en ser Hijo de Dios. Precisamente porque Jesús es el Hijo, porque está radicado de modo absoluto en el Padre, ha podido vencer a la muerte y hacer resplandecer plenamente la vida. Nuestra cultura ha perdido la percepción de esta presencia concreta de Dios, de su acción en el mundo. Pensamos que Dios sólo se encuentra más allá, en otro nivel de realidad, separado de nuestras relaciones concretas. Pero si así fuese, si Dios fuese incapaz de intervenir en el mundo, su amor no sería verdaderamente poderoso, verdaderamente real, y no sería entonces ni siquiera verdadero amor, capaz de cumplir esa felicidad que promete. En tal caso, creer o no creer en él sería totalmente indiferente. Los cristianos, en cambio, confiesan el amor concreto y eficaz de Dios, que obra verdaderamente en la historia y determina su destino final, amor que se deja encontrar, que se ha revelado en plenitud en la pasión, muerte y resurrección de Cristo.


Semanario

Diciembre de 2013

Comunidad Familiar

7

29 de diciembre. Dios quiso nacer dentro de una familia y así ha santificado la familia humana.

El Amor lo hace todo; Sagrada Familia de Nazaret cree firmemente en la voluntad y protección de Dios. El vínculo de esta pareja, no es otra cosa más que el amor. El amor que refleja en nosotros la semejanza de Dios, de manera que es Dios mismo quien actúa en la persona de José y María, esperando entre alegría y aflicciones la llegada de su Hijo Jesús, Redentor de la humanidad.

Sem. Tomás de Jesús En la vida, la familia experimenta muchos momentos hermosos: el descanso, la comida juntos, el paseo hasta al parque o por los campos, la visita a los abuelos, o a una persona enferma... Pero, si falta el amor, faltará la alegría, faltará la fiesta. Porque el amor nos lo da siempre Jesús: Él es la fuente inagotable y se da a nosotros en la Eucaristía. Allí en el sacramento, Jesús nos da su Palabra y el Pan de la vida, para que nuestra alegría sea completa. La Sagrada Familia, hoy es un ejemplo de vida para todos. Recordemos un José preocupado por su esposa que va dar a luz. A María, quien por un momento pasó por su cabeza ideas y confusiones, pero una vez puesta su fe en las palabras del Ángel,

El Papa Francisco, afirma que la Iglesia ofrece “una concepción de la familia, que es la del libro del Génesis, de la unidad en la diferencia entre hombre y mujer” y como tal “merece ser sostenida de hecho”. Y las consecuencias de las elecciones culturales y políticas, que están relacionadas con la familia, tocando diversos ámbitos de la vida de un país: desde el problema demográfico a las demás cuestiones relativas al trabajo hasta la misma “visión antropológica que está en la base de la nuestra civilización”. En otro momento escuchamos de Benedicto XVI, quien afirma que “La familia ha de ser redescubierta como patrimonio principal de la humanidad, coeficiente y signo de una verdadera y estable cultura a favor del hombre”. Porque es en la familia donde se experimenta por primera vez que la persona humana no ha sido creada para vivir encerrada en sí misma, sino en relación con los demás; es en la familia donde se comprende que uno no se realiza a sí mismo colocándose en el centro, guiado por el egoísmo, sino dándose. Es en la familia donde comienza a encenderse en el corazón la luz de la paz, para que ilumine nuestro mundo”. En el evangelio de Mateo, hay una palabra de Jesús que nos ayuda: ‘Venid a mí todos los que están cansados y oprimidos, que yo les aliviaré’. Muchas veces la vida es pesada y tantas veces trágica. Pero, aquello que más pesa en la vida, no es esto, lo que más pesa es la falta de amor. Pesa no recibir una sonrisa, no ser acogidos. Pesan ciertos silencios, a veces aún en familia, entre marido y esposa, entre padres e hijos, entre hermanos. Sin amor, el cansancio se hace más pesado. Pienso en los ancianos solos, a las familias en dificultad porque no tienen ayuda para sostener a quienes en casa precisan de especiales atenciones y cuidados. ‘Venid a Mí todos los que están cansados y oprimidos’, dice Jesús. El corazón del mensaje del Papa es destacar que promover la familia es actuar para un desarrollo equilibrado y solidario. La familia es, de hecho, escuela privilegiada de generosidad, de compartir, de responsabilidad, escuela que educa a superar una cierta mentalidad individualista que se ha instalado en la sociedad. Demos gracias a Dios por el regalo hermoso de la familia en la que nos ha permitido nacer, y pidámosle sabiduría y fortaleza para no perder de vista la importancia de vivir como la Familia de Nazaret, que son vías de bendición de Dios para el hombre de hoy.


8

Semanario

Iglesia en Camino

Diciembre de 2013

Mensaje del papa Francisco para la 47ª La fraternidad, fundamento y camino para la paz 1. En este mi primer Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz, quisiera desear a todos, a las personas y a los pueblos, una vida llena de alegría y de esperanza. De hecho, la fraternidad es una dimensión esencial del hombre, que es un ser relacional. La viva conciencia de este carácter relacional nos lleva a ver y a tratar a cada persona como una verdadera hermana y un verdadero hermano; sin ella, es imposible la construcción de una sociedad justa, de una paz estable y duradera. Y es necesario recordar que la fraternidad se empieza a aprender en el seno de la familia, en particular del padre y de la madre. La familia es la fuente de toda fraternidad, y por eso es también el fundamento y el camino primordial para la paz, pues, por vocación, debería contagiar al mundo con su amor. En muchas partes del mundo, continuamente se lesionan gravemente los derechos humanos fundamentales, sobre todo el derecho a la vida y a la libertad religiosa. El trágico fenómeno de la trata de seres humanos, con cuya vida y desesperación especulan personas sin escrúpulos, representa un ejemplo inquietante. La globalización, como ha afirmado Benedicto XVI, nos acerca a los demás, pero no nos hace hermanos [1]. Además, las numerosas situaciones de desigualdad, de pobreza y de injusticia revelan no solo una profunda falta de fraternidad, sino también la ausencia de una cultura de la solidaridad. “¿Dónde está tu hermano?” (Gn4,9) 2. Según el relato de los orígenes, todos los hombres proceden de unos padres comunes, de Adán y Eva, pareja creada por Dios a su imagen y semejanza (cf. Gn 1,26), de los cuales nacen Caín y Abel. Abel es pastor, Caín es labrador. Pero el asesinato de Abel por parte de Caín deja constancia trágicamente del rechazo radical de la vocación a ser hermanos.

considera la paz como opus solidaritatis, no se puede soslayar que la fraternidad es su principal fundamento. La paz –afirma Juan Pablo II– es un bien indivisible. O es de todos o no es de nadie. Es necesario estar dispuestos a “‘perderse’ por el otro en lugar de explotarlo, y a ‘servirlo’ en lugar de oprimirlo para el propio provecho. La fraternidad, premisa para vencer la pobreza 5. En muchas sociedades experimentamos una profunda pobreza relacional. Una pobreza como ésta solo puede ser superada redescubriendo y valorando las relaciones fraternas en el seno de las familias y de las comunidades, compartiendo las alegrías y los sufrimientos, las dificultades y los logros que forman parte de la vida de las personas. También se necesitan políticas dirigidas a atenuar una excesiva desigualdad de la renta. Finalmente, hay una forma más de promover la fraternidad –y así vencer la pobreza– que debe estar en el fondo de todas las demás. Es el desprendimiento de quien elige vivir estilos de vida sobrios y esenciales, de quien, compartiendo las propias riquezas, consigue así experimentar la comunión fraterna con los otros. Esto es fundamental para seguir a Jesucristo y ser auténticamente cristianos.

Hemos de preguntarnos por los motivos profundos que han llevado a Caín a dejar de lado el vínculo de fraternidad. Dios mismo denuncia y recrimina a Caín su connivencia con el mal: “El pecado acecha a la puerta” (Gn 4,7). No obstante, Caín no lucha contra el mal y decide igualmente alzar la mano “contra su hermano Abel” (Gn 4,8), rechazando el proyecto de Dios. El relato de Caín y Abel El redescubrimiento de la fraternidad en la economía nos enseña que la humanidad lleva inscrita en sí una vocación a la 6. Las graves crisis financieras y económicas –que tienen fraternidad, pero también la dramática posibilidad de su traición. su origen en el progresivo alejamiento del hombre de Dios y del prójimo, en la búsqueda insaciable de bienes materiales, por un lado, y en el “Y todos ustedes son hermanos” (Mt 23,8) empobrecimiento de las relaciones interpersonales y comunitarias, 3. Ya que hay un solo Padre, que es Dios, todos ustedes son por otro– han llevado a muchos a buscar el bienestar, la felicidad y la hermanos (cf. Mt 23,8-9). La fraternidad está enraizada en la seguridad en el consumo y la ganancia más allá de la lógica de una paternidad de Dios. No se trata de una paternidad genérica, economía sana. indiferenciada e históricamente ineficaz, sino de un amor personal, puntual y extraordinariamente concreto de Dios por cada ser humano La fraternidad extingue la guerra (cf. Mt 6,25-30). Sobre todo, la fraternidad humana ha sido regenerada 7. Muchos son los conflictos armados que se producen en y por Jesucristo con su muerte y resurrección. La cruz es el “lugar” definitivo donde se funda la fraternidad, que los hombres no son en medio de la indiferencia general. A todos cuantos viven en tierras donde las armas imponen terror y destrucción, les aseguro capaces de generar por sí mismos. mi cercanía personal y la de toda la Iglesia. Por este motivo, deseo dirigir una encarecida exhortación a cuantos siembran La fraternidad, fundamento y camino para la paz violencia y muerte con las armas: redescubran, en quien hoy 4. Teniendo en cuenta todo esto, es fácil comprender que la consideran solo un enemigo al que exterminar, a su hermano y fraternidad es fundamento y camino para la paz. Pablo VI no alcen su mano contra él. Renuncien a la vía de las armas y vayan afirma que no solo entre las personas, sino también entre las al encuentro del otro con el diálogo, el perdón y la reconciliación para naciones, debe reinar un espíritu de fraternidad. Asimismo, si se reconstruir a su alrededor la justicia, la confianza y la esperanza.


Semanario

Diciembre de 2013

Jornada Mundial de la Paz.

Iglesia en Camino

9

1 de enero de 2014

La corrupción y el crimen organizado se oponen a la fraternidad 8. El horizonte de la fraternidad prevé el desarrollo integral de todo hombre y mujer. Las justas ambiciones de una persona, sobre todo si es joven, no se pueden frustrar y ultrajar, no se puede defraudar la esperanza de poder realizarlas. La fraternidad genera paz social, porque crea un equilibrio entre libertad y justicia, entre responsabilidad personal y solidaridad, entre el bien de los individuos y el bien común. Un auténtico espíritu de fraternidad vence el egoísmo individual. Ese egoísmo se desarrolla socialmente tanto en las múltiples formas de corrupción, hoy tan capilarmente difundidas, como en la formación de las organizaciones criminales, desde los grupos pequeños a aquellos que operan a escala global, que, minando profundamente la legalidad y la justicia, hieren el corazón de la dignidad de la persona. Estas organizaciones ofenden gravemente a Dios, perjudican a los hermanos y dañan a la creación, más todavía cuando tienen connotaciones religiosas. Pienso en el drama lacerante de la droga, en la devastación de los recursos naturales y en la contaminación, en la tragedia de la explotación laboral; pienso en el blanqueo ilícito de dinero así como en la especulación financiera, que a menudo asume rasgos perjudiciales y demoledores para enteros sistemas económicos y sociales, exponiendo a la pobreza a millones de hombres y mujeres; pienso en la prostitución que cada día cosecha víctimas inocentes, sobre todo entre los más jóvenes, robándoles el futuro; pienso en la abominable trata de seres humanos, en los delitos y abusos contra los menores, en la esclavitud que todavía difunde su horror en muchas partes del mundo, en la tragedia frecuentemente desatendida de los emigrantes con los que se especula indignamente en la ilegalidad. Juan XXIII escribió al respecto: “Una sociedad que se apoye sólo en la razón de la fuerza ha de calificarse de inhumana. Me gustaría que esto fuese un mensaje de confianza para todos, también para aquellos que han cometido crímenes atroces, porque Dios no quiere la muerte del pecador, sino que se convierta y viva (cf. Ez 18,23). La fraternidad ayuda a proteger y a cultivar la naturaleza 9. La familia humana ha recibido del Creador un don en común: la naturaleza. En definitiva, la naturaleza está a nuestra disposición, y nosotros estamos llamados a administrarla responsablemente. En cambio, a menudo nos dejamos llevar por la codicia, por la soberbia del dominar, del tener, del manipular, del explotar; no custodiamos la naturaleza, no la respetamos, no la consideramos un don gratuito que tenemos que cuidar y poner al servicio de los hermanos, también de las generaciones futuras. Conclusión 10. La fraternidad tiene necesidad de ser descubierta, amada, experimentada, anunciada y testimoniada. Pero sólo el amor dado por Dios nos permite acoger y vivir plenamente la fraternidad. El necesario realismo de la política y de la economía no puede reducirse a un tecnicismo privado de ideales, que ignora la dimensión trascendente del hombre. Los cristianos creemos que en la Iglesia somos miembros los unos de los otros, que todos nos necesitamos unos a otros, porque a cada uno de nosotros se nos ha dado una gracia según la medida del don de Cristo, para la utilidad común (cf. Ef 4,7.25; 1 Co 12,7).

Cristo ha venido al mundo para traernos la gracia divina, es decir, la posibilidad de participar en su vida. Que María, la Madre de Jesús, nos ayude a comprender y a vivir cada día la fraternidad que brota del corazón de su Hijo, para llevar paz a todos los hombres en esta querida tierra nuestra. Vaticano, 8 de diciembre de 2013

Leer texto completo en www.vativcan.va

Bendice Mons. Fabio Martínez Castilla el 15 de diciembre, un nuevo sagrario para la capilla de Santa Cecilia, de la Parroquia de San Roque e instituye a 10 nuevos ministros de la Santa Eucaristía. También hubo Adoración del Santísimo Sacramento.


10

Un Espacio para Ti

para resolver...

Semanario

Diciembre de 2013


Semanario

Diciembre de 2013

Infantil

11

¡Sagrada Familia de Jesús, María y José! La Sagrada Familia nos enseña a ser mejores hijos con nuestros papás el niño Jesús vivió en Nazaret con sus papás. Nos enseñó que los niños debemos ser obedientes. Oración a la Sagrada Familia Sagrada Familia de Nazaret; enséñanos el recogimiento, la interioridad; danos la disposición de escuchar las buenas inspiraciones y las palabras de los verdaderos maestros. Enséñanos la necesidad del trabajo de reparación, del estudio, de la vida interior personal, de la oración, que sólo Dios ve en los secreto; enséñanos lo que es la familia, su comunión de amor, su belleza simple y austera, su carácter sagrado e inviolable. Amén

Compromiso Obedeceré a mis papás, hermanos, maestros y rezare con mi familia para estar en comunión.


12

Ven y Sígueme

Semanario

Diciembre de 2013

La Navidad, el abrazo de Dios que nos vuelve a la vida En esta Navidad, una vez más Dios toca los corazones para iluminar nuestras vidas con el fuego de su amor. Leemos en el capítulo 3 del Evangelio de San Juan en el verso 16, “porque tanto amó Dios al mundo que le dio a su Hijo único para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna”. Quiero mis queridos hermanos, invitarles a unirnos a los pastores y vivamos con ellos la alegría transformadora de la Navidad. Con ellos, escuchemos al Ángel en el capítulo 2 de San Lucas, el Ángel les dijo: no teman. Sí, Navidad es abrirnos a Jesús que nos quiere libre y sin miedos en la vida. Todos necesitamos dejar en el corazón del Niño que nace, nuestros temores, nuestros miedos. El miedo a pedir y a dar perdón, el miedo que tenemos a corregir el camino y cambiar de vida. El temor a escuchar y a dialogar como esposos, como familia; para buscar juntos lo que conviene. El miedo a compartir lo nuestro con el más necesitado. El miedo inclusive a sonreír al hermano que necesita nuestro consuelo y nuestra palabra viva. El temor que tenemos de vencer el mal a fuerza de bien, ese miedo a amar siempre, ese miedo inclusive a decir gracias. El miedo al compromiso a la comunidad; tú y yo. El Señor viene para quitarnos los miedos y vivir en paz. El viene como mensajero de la paz y la alegría. Y por eso el Ángel le dice a los pastores: “les traigo una gran noticia que causará gran alegría todo lo pueblo. Hoy les ha nacido en la ciudad de David su Salvador”. Alegrémonos, es una buena noticia, Jesús ha nacido y nos invita a nacer con él. Todos lo necesitamos seguir naciendo en Jesús el amor, a una vida nueva. Todos necesitamos también ser una buena noticia para los demás, para nuestros seres queridos. Hay que nacer al amor, mejorando nuestras actitudes. Nuestro corazón tiene que renovarse hoy, por el Sol que es Jesús que toca nuestra puerta, y que quiere vivir en nosotros y dar vida a través de nosotros. Como los pastores, vayamos hasta Belén para ver eso que el Ángel nos ha anunciado; contemplemos al Niño con María y José. Abracemos al Niño también nosotros, y en cada Eucaristía aceptemos a Jesús, o mejor dicho, dejémonos abrazar por él en esta Navidad. Aceptémoslo y así tengamos la certeza, de que como los pastores las cosas serán nuevas y diferentes en nuestras vidas. Los pastores, después de ver a Jesús, se volvieron alabando y glorificando a sus campos por todo lo que habían visto y oído. Así también nosotros, abrazados y tocados por Jesús, le daremos sentido nuevo a nuestras vidas y volveremos a nuestras tareas diarias alabando y glorificando a Dios, es decir, haciendo las cosas de manera diferente. ¡Ánimo! Navidad es emprender un nuevo camino con Jesús, y hacer todo, ya no a nuestra manera, sino al estilo de Jesús. Todos necesitamos nacer de nuevo, poniendo más amor en lo que hacemos. Necesitamos mejorar nuestras

relaciones, con actitudes más fraternas, bondadosas y solidarias. La Navidad mis hermanos, es compromiso de amor. Nos lanza al amor concreto al hermano. Jesús quiere nacer en los otros hermanos por medio de nosotros, Navidad es el abrazo de todos nosotros como hermanos. En la Navidad, Dios abrazo a la humanidad, ahora falta que nosotros nos abracemos como hermanos; ayudemos a otras personas a nacer en Jesús. Cada vez que un hombre le da su mano al hermano caído, es Navidad. Donde hay un hombre que comparte su pan con el necesitado es Navidad. Cuando se comparte la enfermedad y la soledad del hermano, es Navidad. Cuando hay vecinos que se ayudan mutuamente, es Navidad. Cuando hay esposos que luchan por superar sus problemas porque se aman, es Navidad. Cuando unimos esfuerzos para buscar el bien común y construir la comunidad, es Navidad. Siempre mis hermanos, que hay un hombre que ama y se esfuerza por ser y hacer mejor las cosas con Jesús, es Navidad. Donde hay una persona que ama, es Navidad. Lo esencial de la Navidad, no lo olvidemos, es la presencia de Jesús y por lo tanto, que Jesús esté vivo en nosotros. Abrámosle el pesebre de nuestro corazón y que él sea el dueño y Señor de nuestras vidas para siempre. Que nuestro corazón sea un pesebre. Nuestra familia un hogar de Nazaret, y que todo hombre sea para nosotros un hermano. Feliz vida nueva de Jesús, en ustedes en sus corazones. Felicidades, feliz nacimiento de Jesús. Un abrazo y que la paz del Señor reine en sus corazones. ¡Feliz Navidad!

+ Mons. Fabio Martínez Castilla Arzobispo de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas


Semanario

Diciembre de 2013

Agentes en Formación

13

Los clásicos propósitos para el año nuevo

Año Nuevo de la mano con Jesús Santos Díaz La Cena-Fiesta para despedir el Año que concluye y recibir el Año que comienza, quienes lo celebramos compartimos muchos rituales de diversas culturas del mundo. Es muy común que al comenzar la cuenta regresiva para recibir el Año Nuevo se consuman 12 uvas, representando 12 deseos; que esparzan lentejas alrededor de la puerta, como símbolo de abundancia; que se barra hacia el exterior de la casa, anhelando que todo lo malo del año anterior salga de ella o que esa noche se usen prenda íntimas de color rojo para atraer el amor, o de color amarillo para atraer el dinero. “Siempre terminamos el año con la ilusión de sacarnos la lotería, bajar de peso, dejar de fumar, hacer ejercicio, cambiar hábitos alimenticios, saldar deudas, ahorrar, viajar o comprar un auto; muchos nos esforzarnos por realmente cumplirlos y vivir según los propósitos trazados. Otros tantos suelen quedarse en el camino o quedarse tan solo en buenas intenciones”. En esta etapa, para algunos es la nostalgia de un año que se va, las personas que no volveremos a ver, el trabajo o el estudio que dejamos atrás, quizá un amor perdido, o tal vez un año más en que no hicimos algo productivo con nuestras vidas. Para otros, puede ser la recapitulación de un año de logros, del nacimiento nuevas amistades y consolidación de otras, de renovación con la familia. Incluso puede ser el año en que encontramos al verdadero amor, superamos crisis económicas, conflictos familiares, problemas emocionales, situaciones de estudio o de trabajo. Pero, ¿qué hay de la parte familiar, espiritual y emocional? ¿Por qué no proponernos cosas tangibles? Como compartir tiempo de calidad con la familia, hacer alguna obra de caridad o tal vez orar juntos. Acercarnos a la Iglesia y conocerla en lugar de criticar a sus sacerdotes ¿Por qué no, en lugar de desear cosas materiales, deseamos cosas espirituales? ¿Por qué no nos proponemos sanar viejas heridas, perdonar a las personas que nos han hecho daño, borrar rencores que solo nos matan por dentro, dejar de ambicionar lo que el otro tiene o dejar de quejarnos de nuestras enfermedades o padecimientos? La Familia de la Comisión Diocesana de la Pastoral de la Comunicación (Codipac) de la Arquidiócesis de Tuxtla Gutiérrez, te invita en este inicio de año hacer un cambio, un verdadero cambio interno e individual. Hagamos juntos un análisis de este año y en base a ello, propongámonos como será el año venidero en compañía de Jesús, pues creemos que solo así lograremos la felicidad que tanto anhelamos. Como dice el dicho: “Año Nuevo-Vida Nueva”, pero solo Jesús ha venido para darnos vida y vida en abundancia. Te deseamos toda la felicidad, alegría y paz para el Año Nuevo. ¡Feliz Año 2014!

AMOR CONFORTABLE José Lerín Castellanos El confort se define como aquello que produce bienestar y comodidades o cualquier sensación agradable, todos buscamos de sobremanera el confort ya que esto nos hace sentir bien, el amor es algo que nos hace sentir muy bien. Ahora bien estamos por terminar un año más y podemos despedir al 2013 con amor y existen muchas maneras de hacerlo la primera seria la reconciliación, porque al reconciliarnos y pedir perdón a todas aquella personas que de una u otra manera ofendimos hace que nuestro amor crezca mucho más pues el amor está directamente ligado al perdón, otra forma de encontrar el confort del amor es aceptar el amor de Dios no rehuir de él como casi siempre lo hacemos porque creemos falsamente que no es para nosotros o que no va con nuestra forma de pensar, eso es lo verdaderamente fascinante el como el amor es capaz de transformar la vida de una persona y adaptarse a toda forma de pensar, vivir y actuar, al adaptarnos al amor podemos sentir comodidad ya que nuestra vida se puede tornar más bella y más linda, además de que no nos pasaríamos reprochándonos por no ser felices, hay que reconocer que la mayoría del tiempo nos ocupamos en buscar el por qué no somos felices en vez de buscar la verdadera felicidad, ¿porque no este año en lugar de hacer propósitos banales que a la larga no cumplimos, hacemos un propósito que puede darnos más satisfacciones?. Me refiero a que porque no hacer el propósito de confiar mas en Dios y en su amor infinito o de acercarnos a la iglesia, para no ser católicos festivos es decir que solo llegan en ocasiones “especiales” sin saber que el verdadero catolicismo se vive todos los días, pero quizá esto se dé por lo que decía anteriormente no dejamos que el amor de Dios llene nuestros corazones, es importante decir también que Dios nos quiere a la fuerza si no que nos da la oportunidad de decidir si queremos su amor aunque ya lo hace desde que nacemos pero nos queremos reconocerlo, así que piénsalo quieres tener una vida confortable y dulce solo tienes que incluir al amor en tu vida, como lo diría una canción muy famosa: todo lo que necesitas es amor.


14

Semanario

La Palabra de Dios

Diciembre de 2013

DOMINGO DE LA SAGRADA FAMILIA SAN MATEO HABLA CON LA VERDAD EL VIAJE A NAZARET Pbro. Lic. José Luis Aguilera Cruz aguileracruzjl@gmail.com

“Así se cumplió lo que dijo el Señor por medio del profeta.”

Este domingo de la sagrada familia, leemos a Mt 2. 13-15. 19-23, pero les invito a que nos fijemos en un detalle del texto en sí, este pasaje tiene dos partes la ida a Egipto y el regreso de Egipto, y tiene palabras que se repiten en las dos partes y en el mismo orden, se habla dos veces de: el ángel que se aparece en sueños a José, lo que dice son las mismas palabras: levántate, toma al niño y a su madre, y José toma al niño y a su madre, y el cumplimiento de la palabra de Dios por medio del profeta. Pero qué significa eso, que san Mateo es judío y usa técnicas judías para escribir, que pone dos testigos, en este caso los testigos son la repetición del mismo esquema y por lo tanto que lo que dice es verdad. EL VIAJE A EGIPTO San Mateo es el más judío de los evangelios, por su forma de escribir, esa técnica que hablamos arriba se llama paralelismo y es propia de los escritores judío, y en medio de todo nos revela cosas importantes, como un Dios que cuida a su hijo como cuidó a su pueblo Israel, que fue voluntad de Dios que tanto Jesús como Israel estuvieran en ese lugar y que también regresaran, todo fue voluntad de Dios, decirle eso a los judíos era muy importante, era conquistarlos para el evangelio, además ayer celebramos a los santos inocentes, en este pasaje está señalado cuando José lleva a la familia a Egipto para librar de la muerte al niño.

Es en san Lucas donde encontramos que la virgen María vivía en Nazaret, san Mateo no dice ese dato, entonces este evangelio quiere dar una explicación de porqué Jesús habiendo nacido en Belén y llevado a Egipto, resultó en Nazaret, y la explicación es que José fue a vivir ahí nuevamente para salvar al niño que era el tesoro más grande que Dios les había dado a esa familia de José y a María, todo porque así lo quería el Señor, el que se le llamara nazareno, en la Biblia de Jerusalén tiene una nota muy interesante, dice que Nazarenos era el nombre judío de los seguidores de Jesús, y cristianos era nombre greco-romano. MENSAJES DEL TEXTO A LAS FAMILIAS En este pasaje encontramos varios mensajes, José el padre de familia, cuida de la familia y la lleva a donde esté a salvo, es lo que hoy debe hacer todo padre de Familia, cuidarla, evitar cualquier cosa que la dañe, por lo tanto el asesinato con premeditación alevosía y ventaja que es el aborto, queda súper-descartado, y para cuidar a los suyos él debe dialogar tanto con la esposa como con los hijos, y siempre en obediencia a Dios, no debe conducir a la familia por los caminos que él se imagina sino por los caminos que Dios le indica, esto pide para todo padre de familia y toda la familia mucho contacto con Dios y su palabra.

VERBUM IN ECCLESIA Segunda Parte

«A cuantos la recibieron, les da poder para ser hijos de Dios» (Jn 1,12) Palabra de Dios y oración mariana

a recitar por la mañana, a mediodía y en el ocaso. En el rezo del Angelus Domini pedimos a Dios que, por intercesión de 88. Al recordar la relación inseparable entre la Palabra de Dios María, nos sea dado también a nosotros el cumplir como Ella y María de Nazaret, junto con los Padres sinodales, invito a la voluntad de Dios y acoger en nosotros su Palabra. Esta promover entre los fieles, sobre todo en la vida familiar, las práctica puede ayudarnos a reforzar un auténtico amor al plegarias marianas, como una ayuda para meditar los santos misterio de la Encarnación. misterios narrados por la Escritura. Un medio de gran utilidad, por ejemplo, es el rezo personal y comunitario del santo Merecen también ser conocidas, estimadas y Rosario, que recorre junto a María los misterios de la vida difundidas algunas antiguas plegarias del oriente cristiano de Cristo, y que el Papa Juan Pablo II ha querido enriquecer que, refiriéndose a la Theotokos, a la Madre de Dios, recorren con los misterios de la luz. Es conveniente que se acompañe toda la historia de la salvación. Nos referimos especialmente el anuncio de cada misterio con breves pasajes de la Biblia al Akathistos y a la Paraklesis. Son himnos de alabanza relacionados con el misterio enunciado, para favorecer así cantados en forma de letanía, impregnados de fe eclesial y la memorización de algunas expresiones significativas de la de referencias bíblicas, que ayudan a los fieles a meditar Escritura relacionadas con los misterios de la vida de Cristo. con María los misterios de Cristo. En particular, el venerable El Sínodo, además, ha recomendado promover entre los fieles himno a la Madre de Dios, llamado Akathistos –es decir, el rezo del Angelus Domini. Es una oración sencilla y profunda cantado permaneciendo en pie–, representa una de las más que nos permite «rememorar cotidianamente el misterio del altas expresiones de piedad mariana de la tradición bizantina. Verbo Encarnado».Es conveniente, además, que el Pueblo de Orar con estas palabras ensancha el alma y la dispone para Dios, las familias y las comunidades de personas consagradas, la paz que viene de lo alto, de Dios, esa paz que es Cristo sean fieles a esta plegaria mariana, que la tradición nos invita mismo, nacido de María para nuestra salvación.


Semanario

Diciembre de 2013

Voz del Pastor

15

La Voz del Pastor S. JOSÉ, FIGURA SILENCIOSA DEL ADVIENTO IV DOMINGO DE ADVIENTO Hoy somos invitados a situarnos muy bien en la fe ante el Misterio de la Encarnación de Jesús, el Hijo de Dios. La liturgia nos ayuda a situarnos a partir de esta verdad central: “Todo en María y en José es obra del Espíritu Santo.” Es a partir de esta verdad que nosotros vamos comprendiendo en la fe el misterio del amor de Dios por la humanidad: “Porque tanto amó Dios al mundo que le dio a su Hijo único…” jn 3,16.

abandonar a María para, podemos decir, aparecer él como el que actuó mal abandonándola; José un hombre con un gran corazón que no sólo no condenó a María sino que buscaba lo que convenía hacer desde la fe. Es en esta búsqueda que el Ángel mete a S. José al proyecto de Dios: No solo María sino también él ha sido elegido para ser parte importante en el misterio de la encarnación. El Ángel le da paz, luz, aleja sus dudas y temores afirmándole que todo en María es obra del Espíritu Santo y que Dios le confía una misión sublime: Ser el padre legal del niño y por eso le pondrá el Jesús hace realidad la promesa anunciada por Isaías nombre. José despierta del sueño y vive con humildad y 7,14: “He aquí que la Virgen concebirá y dará a luz un hijo alegría su si al Señor, un si que cambió la historia. y le pondrán el nombre de Emmanuel, que quiere decir Dios con nosotros. Nosotros, tal vez vivimos momentos difíciles que no entendemos o que ya nos cansan, y por esto la Navidad es la La navidad se vive en la fe y por tanto se celebra gran oportunidad para buscar en la fe como S. José lo que desde dentro del corazón y se goza en la medida que nos Dios quiere de nosotros, y darnos en Jesús la oportunidad abrimos al misterio amoroso de Dios con una actitud de fe de nacer de nuevo dándole nuevo sentido a la misión que viva que envuelve todo lo que somos y hacemos porque Dios nos ha encomendado. aceptamos a Jesús como el Señor de nuestras vidas. El si silencioso de S. José nos mueve a fortalecer nuestro Para fortalecer nuestra vivencia de esta navidad, ante si personal en esta navidad. Urge que todos renovemos el Señor Jesús que toca a nuestra puerta, nos encontramos nuestro si a la vida, a nuestra familia, a la comunidad, a hoy con el SÍ de María y con el SI de José. Un SI que cambió construir una vida feliz y un mundo mejor donde vivamos la historia de la humanidad. Les invito a que nos detengamos como hermanos porque Jesús vive en nuestros corazones. hoy, de manera especial, en el SI de S. José el hombre Urge la renovación de nuestro si a Jesús. silencioso y justo que cumple a perfección su misión como esposo de María y padre legal de Jesús. Mis hermanos todos, como S. José despertemos del sueño a una vida nueva en Jesús y caminemos a celebrar la Metámonos un poco en el corazón de S. José ante el navidad con la alegría de que Dios está con nosotros y nos acontecimiento de que María, su esposa, antes de que vivieran quiere felices amando y haciendo el bien. juntos estaba esperando un hijo. José está intranquilo y con muchas preguntas en su interior; María le había dicho que Digamos: Señor Jesús, gracias por tu amor, esperaba un hijo obra del Espíritu Santo; noticia que le cae ya no busques más, aquí estoy, como un balde de agua fría pero no pierde la cabeza; José entra al pesebre de mi corazón vive momentos difíciles en su corazón, es un momento fuerte y hazme nacer a una vida nueva de crisis para su proyecto de vida, pero siendo un hombre con actitudes y palabras de amor. de fe y de un gran amor a María su esposa va buscando lo que conviene y sobre todo, lo que Dios quiere de él en este Jesús está a la puerta, no lo dejes tocando, ábrele y momento de su vida. En un primer momento piensa irse y todo será diferente y mejor. Mons. Fabio Martínez Castilla. II Arzobispo de Tuxtla Gutiérrez


Semanario

Diciembre de 2013


Edición 2168