Issuu on Google+

S em an ario de la Arquidió ce s is de Puebla

Edición ESPECIAL Año II / N° 95 / Donativo $6.00

Domingo 1 de abril de 2012 Domingo de Ramos

www.arquidiocesisdepuebla.mx

VIERNES 23

México vibra con la llegada del Papa

Frases del discurso del Papa en el aeropuerto de Guanajuato Págs. 03 y 04

SÁBADO 24

En los callejones de Guanajuato el Papa experimentó el amor de los mexicanos

"He hecho muchos viajes, pero en ninguna parte he sido recibido con tanto entusiasmo"

Frases del saludo del Papa a los niños en la Plaza de la Paz Págs. 05 y 06

¡AHORA ME SIENTO UN PAPA MEXICANO! Frases de la homilía del Papa en el rezo de Vísperas con los Obispos

Frases de la meditación del Papa en Frases del saludo de bienvenida del el Angelus Pág. 09 Arzobispo de León al Papa Pág. 09 Búscame cada domingo en tu parroquia, templo o puesto de periódico

El encuentro del Papa con miles de mexicanos Frases de la homilía del Papa en la Misa en el Parque del Bicentenario Págs. 07, 08, 09

Pág. 10

VISITA DE S.S. BENEDICTO XVI A MÉXICO DOMINGO 25

DOMINGO 25

Pág. 10

Frases del Papa en el discurso de despedida en el aeropuerto de Guanajuato

Correo electrónico: semanarioangelus@gmail.com

Pág. 11

arzobispadopuebla@prodigy.net.mx

PUEBLA UNIDA AL PAPA

Pág. 12


2 www.arquidiocesisdepuebla.mx

Benedicto XVI

E

DIRECTORIO · Mons. Víctor Sánchez Espinosa Arzobispo de Puebla

· Mons. Eugenio Lira Rugarcía Obispo Auxiliar y Vicario General Presidente de la Comisión Diocesana de Comunicación Social

Domingo 1 de abril de 2012 • ANGELUS

EL PAPA QUE VINO A TRAERNOS A DIOS, EN QUIEN LA VIDA ES POSIBLE Por S.E. Mons. Eugenio Lira Rugarcía

Escríbenos: semanarioangelus@gmail.com

Especial Visita Apostólica

l mes de marzo de 2012 quedará gratamente guardado en la memoria y en el corazón de los mexicanos y de muchos habitantes de América Latina y el Caribe, así como de los migrantes que viven en los Estados Unidos de Norteamérica, ya que el Papa Benedicto XVI llegó a nuestra patria, “para proclamar la Palabra de Cristo y se afiance la convicción de que éste es un tiempo precioso para evangelizar”1. Lo que experimentamos durante esos días los obispos, los presbíteros, los diáconos, las personas consagradas, los seminaristas y los laicos, así como los hombres y mujeres de buena voluntad, parecía un sueño hecho realidad; nuevamente se tejió una historia de amor y de fidelidad entre el Vicario de Cristo y el pueblo mexicano, superando las expectativas de algunos analistas. Esto se debe a que, independientemente de la persona, los católicos sabemos reconocer en el Sucesor de san Pedro a quien, por voluntad de Cristo (cfr. Mt 16, 18), es principio y fundamento perpetuo y visible de unidad, tanto de los obispos como de la muchedumbre de los fieles2, teniendo presente aquello que, basándose en el Evangelio, explicaba san Agustín: “la Iglesia está edificada sobre aquel a quien confesó Pedro diciendo: "Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo"... la piedra (es) Cristo (1Co 10,4), a quien confesó Simón”3. Por eso, Benedicto XVI vino a México a una sola cosa: a traernos a Jesús, que nos conduce a Dios, a quien encontramos en su Iglesia a través de su Palabra –contenida en la Biblia y en la Tradición–, · Pbro. Sergio Valdivia Bermúdez Director del Semanario Angelus · L.C.C. Alba Juárez Amador · L.C.C. Jorge Cabrera Hernández · L.C.C. Miriam Cervantes Xochihua

Información · Lic. Fil. Graciela Palma Salas

cv207@hotmail.com

No bastarán las estrategias humanas para salvarnos –afirmó el Papa–. Se ha de recurrir también al único que puede dar vida en plenitud, porque él mismo es la esencia de la vida y su autor, y nos ha hecho partícipes de ella por su Hijo Jesucristo

de los sacramentos y de la oración. Y como fruto de este encuentro surgirá el respeto, la caridad, el amor y la solidaridad entre todos, única forma de superar cualquier forma de injusticia, corrupción, violencia e indiferencia, y de construir un país en paz, en el que todos podamos alcanzar un desarrollo integral, para luego gozar de la dicha sin fin en el cielo. “No bastarán las estrategias humanas para salvarnos –afirmó el Papa–. Se ha de recurrir también al único que puede dar vida en plenitud, porque Él mismo es la esencia de la vida y su autor, y nos ha hecho

partícipes de ella por su Hijo Jesucristo”4. Durante su estancia en nuestra patria, Benedicto XVI hizo vibrar nuestros corazones con su testimonio de fe y amor a Dios, y su ejemplo de caridad, bondad, paciencia, cercanía, humildad y amabilidad para con todos los habitantes de esta gran nación, quienes correspondimos diciéndole: “México, bendito, con el Papa Benedicto”; “Benedicto, hermano, ya eres mexicano”. Fue realmente admirable la entrega de un Papa que está por cumplir 85 años de edad, quien venciendo la fatiga natural de los años, lo largo de un viaje intercontinen-

Revisión de contenido COMISIÓN DIOCESANA DE COMUNICACIÓN SOCIAL · L.C.C. Georgina Cid Díaz

Página de internet CENTRO DE PUBLICACIONES CODICOS · Pbro. Jesús Rodríguez Calva

Directora de Prensa · Virginia Pérez Ramos Secretaria · Ing. Sinaí Rubí Joven · Guadalupe Benítez Galván

Director · L.D.G. Ana María Munguía Torres Diseño · L.D.G. Juan Carlos Pérez Toriz Diseño

tal, el cambio de horario y las intensas actividades programadas, supo dar lo mejor de sí, presidiendo la Santa Misa y el rezo de las Vísperas; dirigiendo profundos discursos y mensajes; orando por todos nosotros; y saludando a los miles de fieles que formaban largas y gruesas filas para verlo pasar y que lo aclamaban con júbilo. El Santo Padre dedicaba a todos una mirada y una sonrisa que nos hizo sentir “tocados por Dios”. Ahora nos corresponde aprovechar la gracia que el Señor nos concedió a través de esta Visita Pastoral, profundizando y haciendo vida las enseñanzas que por medio de su Vicario nos ha dejado, procurando encontrarnos con Dios, a quien el Papa vino a conducirnos; ese Dios que permanece cada día con nosotros según la promesa de Jesús (cfr. Mt 28,20). Con la ayuda del Señor y la intercesión de Santa María de Guadalupe podremos vivir de verdad, construir un México mejor y alcanzar la eternidad dichosa para la cual Dios nos ha creado y nos ha redimido. FUENTES 1 Homilía en la Solemnidad de Santa María de Guadalupe, 12 de diciembre 2011. 2 Cfr. CONCILIO VATICANO II, Const. “Lumen gentium”, n. 23; Código de Derecho Canónico, c. 3 "Retractationes", 1,2. 4 Homilía en la Misa en el Parque del Bicentenario, 25 de marzo 2012.

Los artículos publicados son responsabilidad de su autor. Angelus no se hacen responsable de los servicios ofrecidos por los anunciantes.

Semanario Angelus Nombre: registro en trámite / Número de Certificado de Licitud del contenido: en trámite / 16 de Septiembre 901, Centro Puebla, Pue. CP. 72000 Tel.: 01 (222) 264 3000 / Impreso: Litografía Magno Graf, S.A. de C.V. Tiraje: 9 mil ejemplares

ARZOBISPADO DE PUEBLA 16 de Septiembre, esquina con 9 Pte. No. 901, Col. Centro. Tels.: (222) 232-45-91 / 232-18-87 / 246-28-72 /246-40-05

arzobispadopuebla@prodigy.net.mx


3

ANGELUS • Domingo 1 de abril de 2012

VIERNES 23

Treinta y dos kilómetros de valla humana reciben al Vicario de Cristo

FOTOGRÁFIAS: Jorge Cabrera Juan C. Pérez Toriz Ana Munguía Enviados Luis Gaspar González Llanes

Por L.C.C. Jorge Cabrera Hernández, enviado

L

www.arquidiocesisdepuebla.mx

México vibra con la llegada del Papa

a tarde del viernes 23 de marzo, previo a la llegada del Santo Padre, en las calles de León, Guanajuato y, especialmente en el boulevard López Mateos, se vivía un ambiente festivo: lonas, espectaculares, adornos en las casas y muchos negocios, eran parte del recibimiento de los mexicanos al Papa Benedicto XVI. “México bendito con el Papa Benedicto”; “Se ve, se siente, Benedicto está presente”; “Benedicto amigo, México está contigo”; eran las porras que coreaban los fieles –especialmente los jóvenes– que a gritos se idenhacían llamar “la juventud del Papa”. Con globos, banderines, paliacates y pancartas los fieles se sumaban con entusiasmo a la gran valla humana organizada por 120 mil jóvenes voluntarios de diversos estados de la República, quienes se apostaron desde muy temprana hora a lo largo de los 34 kilómetros que recorrería Su Santidad desde Aeropuerto Internacional de Guanajuato (AIG) al Colegio Miraflores. De los mil 700 periodistas nacionales e internacionales, 300 fuimos elegidos para estar en el AIG, entre ellos, los reporteros del Semanario Angelus. A las dos de la tarde abordamos los autobuses que nos

semanarioangelus.reporteros@gmail.com

trasladaron al aeropuerto. Elementos del Estado Mayor Presidencial y del Ejército Mexicano resguardaban la zona, que ya estaba abarrotada de fieles. Los Obispos de México y de los episcopados de América Latina y del Caribe fueron llegando; entre ellos, el Arzobispo de Puebla, Mons. Víctor Sánchez Espinosa, y sus Obispos auxiliares, Mons. Dagoberto Sosa Arriaga y Mons. Eugenio Lira Rugarcía, así como el Obispo emérito de Colima, Mons. Gilberto Valbuena Sánchez. Cabe mencionar que, entre los gobernadores de los estados que asistieron estuvo el de Puebla, Dr. Rafael Moreno Valle Rosas y su esposa, la Mtra. Marta Erika Alonso. Finalmente, a las 4:05 de la tarde pudo vislumbrarse en el cielo el avión papal, ante lo que las tres mil personas presentes estallaron en gritos de júbilo. A las 4:12 el Boeing 777 de Alitalia tocó tierra mexicana. El Nuncio Apostólico, Mons. Christophe Pierre subió a la aeronave a recibir al Vicario de Cristo. Y luego, el Santo Padre apareció saludando a todo México. El Presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, acompañado de su esposa, Margarita Zavala dio la , se acercó a la escalinata para dar la bienvenida al Sumo Pontífice en su calidad de Jefe de Estado.

Frases del discurso del Presidente de la República - Bienvenido a México, Su Santidad Benedicto XVI. - Lo recibe, Su Santidad, un pueblo que ha sufrido mucho por diversas razones. - El crimen organizado infringe sufrimiento a nuestro pueblo y muestra, hoy, un siniestro rostro de maldad como nunca antes.

- También hemos sufrido sequías e inundaciones sin precedentes (…) epidemias y terremotos (…) pero a pesar de todo, México está de pie (…)porque los mexicanos somos un pueblo fuerte (...) que tiene valores y principios, que cree en la familia, en la libertad, en la justicia, en la democracia y en el amor a los demás. - Yo sé que su visita, Su Santidad, alentará el esfuerzo de los mexicanos y reconfortará su alma. - Su visita, particularmente en estas circunstancias, es un gesto de solidaridad y de fraternidad.


4 www.arquidiocesisdepuebla.mx

Benedicto XVI

Especial Visita Apostólica

Domingo 1 de abril de 2012 • ANGELUS

VIERNES 23

Frases del discurso del Papa en el aeropuerto de Guanajuato

Unos niños de Metlatónoc Guerrero, vestidos con el traje típico mixteco, la región más pobre de México, le llevaron un cofre de Olinalá, Guerrero, con tierra, misma que bendijo. Caminaron por la alfombra roja, en donde se encontraba una formación mixta de 3 fuerzas armadas: el Heroico Colegio Militar, la Heroica Escuela Naval y el cuerpo de Guardias Presidenciales. A la ceremonia acuieron los presidentes de la cámara de senadores y diputados, un representante de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el Gobernador de Guanajuato y los gobernadores de otras entidades federativas. Ya en el estrado se escucharon los himnos de México y del Vaticano. El Presidente dio la bienvenida al Papa, quien por su parte dirigió su primer mensaje en tierra Azteca. En su discurso agradeció a las autoridades su presencia y saludó a todos

los mexicanos y mexicanas. Más adelante, como Jefes de Estado, ambos presentaron a sus comitivas. Luego se ofreció al Papa una coreografía del ballet folklórico de Guanajuato y a las 5:10 terminó la ceremonia. Antes de iniciar su recorrido en Papamóvil, Benedicto XVI se acercó a los niños discapacitados, a quienes saludó con admirable ternura. Más de 20 minutos estuvo besando, abrazando, saludando y bendiciendo a los niños, entre ellos, una niña invidente a la que el Papa estrechó en sus brazos. Finalmente, alrededor de las 6 de la tarde, acompañado por los Obispos de México y de América latina, hizo su recorrido hacia el Colegio Miraflores en medio de una vaya humana formada por más de 700 mil personas que lo aclamaron con fe y emoción. Así el Papa pudo sentir el cariño peculiar del pueblo mexicano.

• Me siento muy feliz de estar aquí. • Doy gracias a Dios de poder confirmar en la fe al Pueblo de Dios de esta gran nación. • Es proverbial el fervor del pueblo mexicano con el Sucesor de Pedro. • Con esta breve visita, deseo estrechar las manos de todos los mexicanos y abarcar a las naciones y pueblos latinoamericanos. • El majestuoso monumento a Cristo Rey, en el cerro del Cubilete, da muestra de la raigambre de la fe católica entre los mexicanos. • México, y la mayoría de los pueblos latinoamericanos, han conmemorado el bicentenario de su independencia (…) Muchas han sido las celebraciones religiosas para dar gracias a Dios por este momento tan importante (…) en ellas, como se hizo en la Santa Misa en la Basílica de San Pedro, en Roma, en la solemnidad de Nuestra Señora de Guadalupe, se invocó con fervor a María Santísima, que hizo ver con dulzura cómo el Señor ama a todos y se entregó por ellos. • Vengo como peregrino de la fe, de la esperanza y de la caridad. Deseo confirmar en la fe a los creyentes en Cristo, afianzarlos en ella y animarlos a revitalizarla con la escucha de la Palabra de Dios, los sacramentos y la coherencia de vida. Así podrán compartirla con los demás, como misioneros entre sus hermanos, y ser fermento en la sociedad, contribuyendo a una convivencia respetuosa y pacífica, basada en la inigualable dignidad de toda persona humana (...) Esta dignidad se expresa de manera eminente en el derecho fundamental a la libertad religiosa. • La confianza en Dios ofrece la certeza de encontrarlo, de recibir su gracia, y en ello se basa la esperanza de quien cree. Y, sabiendo esto, se esfuerza en transformar también las estructuras y acontecimientos presentes poco gratos, que parecen inconmovibles e insuperables, ayudando a quien no encuentra en la vida sentido ni porvenir. • Este país, este Continente, está llamado a vivir la esperanza en Dios como una convicción profunda, convirtiéndola en una actitud del corazón y en un compromiso concreto de caminar juntos hacia un mundo mejor. • En estos días pediré encarecidamente al Señor y a la Virgen de Guadalupe por este pueblo (…) y rezaré especialmente (…) particularmente por los que sufren a causa de antiguas y nuevas rivalidades, resentimientos y formas de violencia. • Estoy en un país orgulloso de su hospitalidad (…) Espero con toda mi alma que lo sientan también tantos mexicanos que viven fuera de su patria natal, pero que nunca la olvidan y desean verla crecer en la concordia y en un auténtico desarrollo integral.


5

ANGELUS • Domingo 1 de abril de 2012

SÁBADO 24

www.arquidiocesisdepuebla.mx

“Ustedes son un regalo de Dios para México y para el mundo”, dijo el Santo Padre a los niños

En los callejones de Guanajuato el Papa experimentó el amor de los mexicanos

E

l segundo día de estancia del Papa Benedicto XVI en suelo mexicano fue el sábado 24 de marzo. Sus actividades comenzaron a las 8 de la mañana con una Eucaristía que celebró con las religiosas Esclavas de la Santísima Eucaristía y de la Madre de Dios del Colegio Miraflores.

Por L.C.C. Miriam Cervantes Xochihua

semanarioangelus.reporteros@gmail.com

Durante toda la jornada se pudo apreciar a miles de personas que, sin importar el intenso calor, esperaron afuera del colegio y en las banquetas de las calles para ver pasar, aunque fuera por unos segundos, al mensajero de Cristo. Verdaderamente México se volcó hacia el Sucesor de San Pedro con diversas muestras de cariño, entre ellas, las variadas porras que se escuchaban: “Se siente bonito, ya viene Benedicto”; “México, bendito, con el Papa Benedicto”;“Benedicto, amigo, León está contigo”; “Benedicto XVI, ya eres un leonés”; “Tacón, suela, zapato, tacón, suela, zapato, Benedicto, ya eres de Guanajuato”; y, por supuesto: “Benedicto, hermano, ya eres mexicano”. Las actividades oficiales y públicas comenzaron a partir de las 5:00 de la tarde cuando Su Santidad salió de su residencia en un vehículo cerrado, Mercedes Benz negro, para trasladarse a la Plaza Santa Fe donde se realizaría una breve ceremonia en la que el Presidente Municipal de Guanajuato, Edgar Castro, le entregaría las llaves de la ciudad; sin embargo, al salir el Vicario de Cristo –a las 5:10 de la tarde– y ver a la multitud que lo esperaba, se puso a saludar, a bendecir y a procurar un trato cercano a la gente. El Papa llegó a las 6:00 de la tarde a la Plaza Santa Fe; recibió la llave de la ciudad, confeccionada por el artesano Jesús Hernández y abordó el Papamóvil que lo trasladó por los callejones de Guanajuato. Fuera de la Catedral, dedicada a Nuestra Señora de la Luz, hizo una parada para bendecir una rosa de oro y a la Virgen de Guanajuato, considerada la imagen más antigua de América Latina. La emoción invadió al Papa cuando un elemento del Estado Mayor Presidencial le acercó a un bebé por la ventana del Papamóvil para que lo besara.

Ya en la Casa del Conde Rul, sostuvo un encuentro con el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Lic. Felipe Calderón Hinojosa en la Sala Valenciana. Luego se reunió con víctimas de la violencia del crimen organizado, a quienes escuchó y reconfortó. A las 7:35 de la noche salió por el balcón de la sala principal de la casona para dirigirse a las miles de personas que se encontraban en la Plaza de la Paz, principalmente a los niños, a quienes recalcó que son un regalo de Dios para México y para el mundo, por lo que exhortó a los mexicanos a protegerlos y cuidarlos para que nunca se apague su sonrisa, puedan vivir en paz y mirar al futuro con confianza. Al concluir su mensaje, los hijos de los Secretarios de Gobernación, Juan Camilo Mouriño y Francisco Blake Mora, que fallecieron en accidentes aéreos, lanzaron unas palomas blancas desde el balcón. Posteriormente, el Vicario de Cristo fue trasladado en su Papamóvil a la Puerta del Milenio donde recibió las llaves de León, de manos del presidente municipal Ricardo Sheffield, y finalmente regresó a la Residencia Miraflores. Para el Papa fue un día cargado de emociones intensas en los callejones de Guanajuato en los que experimentó el amor del los mexicanos.


6 www.arquidiocesisdepuebla.mx

Benedicto XVI

Especial Visita Apostólica

SÁBADO 24

ENCUENTRO CON LOS NIÑOS SALUDO DEL SANTO

PADRE BENEDICTO XV Plaza de la Paz, Guanajuato

Frases del saludo de Mons. Carlos Aguiar Retes Presidente de la CEM y del CELAM al Papa • Los Obispos de México, los Obispos Latinoamericanos y los de América del Norte, representados por los Presidentes de las Conferencias Episcopales o por su delegado, le damos la más cordial bienvenida, agradeciendo la gracia que nos concede de este significativo encuentro en esta Catedral de León. • Hoy, podemos decirle, que el fruto de Aparecida se experimenta en la Iglesia que peregrina en este Continente. La Nueva Evangelización está en marcha. • Nos llena de esperanza constatar que dicho dinamismo espiritual y pastoral va despertando la conciencia de los fieles laicos para participar activamente en los distintos ámbitos. • Le expresamos ahora, que nuestro programa de gobierno pastoral es sumarnos filialmente a Su Persona y Ministerio para ponernos junto con toda la Iglesia, a la escucha de la palabra y de la voluntad del Señor y dejarnos conducir por Él, de tal modo que sea él mismo, quien conduzca a la Iglesia en esta hora de nuestra historia.

Domingo 1 de abril de 2012 • ANGELUS

Las grandes frases del saludo del Papa a los niños en la Plaza de la Paz • Queridos niños: ustedes ocupan un lugar muy importante en el corazón del Papa (…) quisiera que esto lo supieran todos los niños de México, particularmente los que soportan el peso del sufrimiento, el abandono, la violencia o el hambre. • Dios quiere que seamos siempre felices. Él nos conoce y nos ama. Si dejamos que el amor de Cristo cambie nuestro corazón, entonces nosotros podremos cambiar el mundo. Ese es el secreto de la auténtica felicidad. • «La paz esté con ustedes» (Jn 20,21). Son las palabras del Señor resucitado… hoy resuenan de nuevo aquí, con la esperanza de que cada uno se transforme en sembrador y mensajero de esa paz por la que Cristo entregó su vida. • El discípulo de Jesús no responde al mal con el mal, sino que es siempre instrumento del bien (...) Él quiere escribir en cada una de sus vidas una historia de amistad. Ténganlo, pues, como el mejor de sus amigos. Él no se cansará de decirles que amen siempre a todos y hagan el bien. • Cada uno de ustedes es un regalo de Dios para México y para el mundo (...) Por ello, deseo elevar mi voz invitando a todos a proteger y cuidar a los niños, para que nunca se apague su sonrisa, puedan vivir en paz y mirar al futuro con confianza. • Ustedes, mis pequeños amigos, no están solos. Cuentan con la ayuda de Cristo y de su Iglesia (...) Participen en la Misa del domingo, en la catequesis, en algún grupo de apostolado, buscando lugares de oración, fraternidad y caridad. • Los invito a rezar continuamente, también en casa; así experimentarán la alegría de hablar con Dios en familia. Recen por todos, también por mí. hoYo rezaré por ustedes, para que México sea un ho gar en el que todos sus hijos vivan con serenidad y armonía.


7

ANGELUS • Domingo 1 de abril de 2012

DOMINGO 25

www.arquidiocesisdepuebla.mx

Su Santidad pide el amparo de Santa María de Guadalupe para América Latina y El Caribe

El encuentro del Papa con miles de mexicanos Por L.C.C. Alba Juárez Amador

E

l penúltimo día de estancia del Papa Benedicto XVI es considerado el momento crucial de su Viaje Apostólico a México, ya que, además de congregar alrededor de 640 mil personas, tuvo como objetivo agradecer a Dios el bicentenario del nacimiento de la Nación Mexicana. Su Santidad inició la mañana del 25 de marzo con un traslado en helicóptero del Colegio Miraflores al Parque Bicentenario. Su recorrido fue de unos 20 kilómetros; sobrevoló el Cerro del Cubilete y bendijo desde el cielo el Santuario de Cristo Rey ubicado en la cima de dicha colina. A su arribo al Parque Bicentenario de Silao fue recibido por el alcalde Juan Roberto Tovar, quien entregó a Su Santidad las llaves de la ciudad como huésped distinguido; enseguida, abordó el Papamóvil y realizó un recorrido de unos 30 minutos dentro del Parque para saludar a los miles de fieles que fueron a su encuentro. Con una alegría que se reflejaba en su rostro, el

semanarioangelus.reporteros@gmail.com

Papa recibió un sombrero de charro que no se quitó hasta su arribo al altar. Entonces dio inicio la Celebración Eucarística que congregó a 250 cardenales y obispos, 22 presidentes de Conferencias Episcopales de América Latina y del Caribe y unos tres mil sacerdotes. El Arzobispo de León, Mons. José Guadalupe Martín Rábago dirigió un mensaje de bienvenida a Su Santidad. “Lo recibimos con respeto, veneración y afecto filial, necesitamos una espiritualidad que nos comprometa en proceso de cambio ¡Bienvenido Santo Padre!”. En la ceremonia hubo una orquesta de 60 músicos y un coro compuesto por 200 personas, así como 60 pantallas gigantes que permitieron a los fieles participar de mejor manera. Es digno de destacarse la dignidad de la celebración, y cómo los fieles guardaron un impresionante momento de silencio contemplativo cuando se les invitó a hacerlo. Luego de la bendición y, como es


8 www.arquidiocesisdepuebla.mx Esta revista y directorio es la definición misma de nuestra estrategia pastoral: ¡Hacer que Cristo sea conocido, celebrado, servido, acompañado y comunicado! (Mons. Víctor Sánchez Espinosa. Arzobispo de Puebla).

¡Adquiere tu revista! COMISIONES DIOCESANAS PARA LA PASTORAL Y SUS DIMENSIONES Redes al servicio de la Arquidiócesis de Puebla

Benedicto XVI

Especial Visita Apostólica

Domingo 1 de abril de 2012 • ANGELUS

DOMINGO 25

El Papa realizó un recorrido de unos 30 minutos en el Papamóvil dentro del Parque como tratando de ver y saludar a cada uno de los miles de fieles que fueron a su encuentro.

costumbre, cerca del mediodía, el Romano Pontífice dirigió la oración mariana del Angelus y un mensaje. Al finalizar bendijo 91 reproducciones de la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe para todas las Arquidiócesis, Diócesis y Prelaturas de México, asimismo, obsequió un mosaico que será colocado en el interior del Santuario de Cristo Rey, en el Cerro del Cubilete. Por la tarde, en la Catedral de León, se reunió con los Obispos de México, América Latina y el Caribe con quienes rezó las Vísperas. En la homilía, tras manifestar su alegría por este encuentro con los pastores , los exhortó a proseguir la Misión Continental promovida en Aparecida, cuidando la formación de los seminaristas, la cercanía con los sacerdotes y las personas consagradas, y motivando la participación de los laicos. Al finalizar, a través de un control remoto, encendió la nueva iluminación que a partir de ese día alumbra el Cristo del Cubilete y recibió el saludo de algunos Obispos.

Encontrarás: Los servicios que cada una de las Pastorales ofrece como apoyo. • La nueva misión de conjunto y de estructuración • Apoyo en el acompañamiento, formación y la nueva estructuración de la Arquidiócesis. Cómprala en: La Curia Arzobispal (16 de Sep. #901. Centro) Oficina de la Vicaría de Pastoral Lunes a viernes de 9:30 am a 1:00 pm Tel.: 232 45 91 Ext. 127. E-mail: vicariadepastoralpue@gmail.com

El Parque Bicentenario albergó a 640 mil personas divididas en cinco secciones: 14 mil lugares para invitados especiales, 11 mil para discapacitados y el resto para los feligreses en general. Además, frente al parque otras 300 mil personas acamparon y

pudieron ver a S.S. Benedicto XVI. En su ingreso al Bicentenario, previo a la Misa, el Papa recorrió en Papamóvil algunos pasillos de la parte trasera para que los miles de fieles congregados pudieran saludarlo.


9

ANGELUS • Domingo 1 de abril de 2012

DOMINGO 25

www.arquidiocesisdepuebla.mx

Frases de la meditación del Papa en el Angelus

Frases de la homilía del Papa en la Misa en el Parque del Bicentenario

• En el Evangelio (…) Jesús habla del

• «Crea en mí, Señor, un corazón puro»

(Sal 50,12).

• El anhelo de un corazón puro, sincero,

humilde, aceptable a Dios, era muy sentido ya por Israel, a medida que tomaba conciencia de la persistencia del mal y del pecado en su seno, como un poder prácticamente implacable e imposible de superar. Quedaba sólo confiar en la misericordia de Dios omnipotente y la esperanza de que él cambiara desde dentro, desde el corazón, una situación insoportable, oscura y sin futuro. Cuando se trata de la vida personal y comunitaria, en su dimensión más profunda, no bastarán las estrategias humanas para salvarnos. Se ha de recurrir también al único que puede dar vida en plenitud, porque él mismo es la esencia de la vida y su autor, y nos ha hecho partícipes de ella por su Hijo Jesucristo. Al (Jesús) que los griegos quieren ver en realidad, lo verán levantado en la cruz, desde la cual atraerá a todos hacia sí (cf. Jn 12,32). Allí comenzará su «gloria», a causa de su sacrificio de expiación por todos. Este es también el modo en que Nuestra Señora de Guadalupe mostró su divino Hijo a san Juan Diego. No como a un héroe portentoso de leyenda, sino como al verdaderísimo Dios, por quien se vive. Al venir aquí he podido acercarme al monumento a Cristo Rey (…) Mi venerado predecesor, el beato Papa Juan Pablo II, aunque lo deseó ardientemente, no pudo visitar este lugar (…) Segura-

Frases del saludo de bienvenida de Mons. José Guadalupe Martín Rábago, Arzobispo de León al Papa

mente se alegrará hoy desde el cielo de que el Señor me haya concedido la gracia de poder estar ahora con ustedes. En este monumento se representa a Cristo Rey (…) Su reinado (…) Se funda en un poder más grande que gana los corazones: el amor de Dios que él ha traído al mundo. Para que Dios habite en nosotros, hay que escucharlo, hay que dejarse interpelar por su Palabra cada día, meditándola en el propio corazón, a ejemplo de María (cf. Lc 2,51). En Aparecida, los Obispos de Latinoamérica y el Caribe han sentido con clarividencia la necesidad de confirmar, renovar y revitalizar la novedad del Evangelio arraigada en la historia de estas tierras. La Misión Continental, que ahora se está llevando a cabo diócesis por diócesis en este Continente, tiene precisamente el cometido de hacer llegar esta convicción a todos los cristianos y comunidades eclesiales, para que resistan a la tentación de una fe superficial y rutinaria, a veces fragmentaria e incoherente. El Año de la fe, al que he convocado a toda la Iglesia, «es una invitación a una auténtica y renovada conversión al Señor, único Salvador del mundo (...) La fe, en efecto, crece cuando se vive como experiencia de un amor que se recibe y se comunica. Pidamos a la Virgen María que nos ayude a purificar nuestro corazón (…) para que lleguemos a participar mejor en el misterio salvador de su Hijo (…) para que Cristo reine en sus vidas y les ayude a promover audazmente la paz, la concordia, la justicia y la solidaridad.

- Su visita es un acontecimiento de gracia: viene como mensajero de buenas nuevas, a reanimarnos, a invitarnos a conseguir metas superiores de vida cristiana, viene a alentar los trabajos de la Misión Continental, asumida por nuestros obispos en Aparecida - Llega usted a nuestra patria mexicana en momentos en que oramos con el salmista: “Oh Dios, escucha mi plegaria… pues veo en la ciudad violencia y discordia…en su recinto, crimen e injusticia, dentro de ella calamidades” (cfr. Sal 55,10-12) Hemos vivido en estos últimos años acontecimientos de violencia y muerte que han generado una penosa sensación de temor, impotencia y duelo. Sabemos que está dramática realidad tiene raíces perversas que la alimenta.

grano de trigo que cae en tierra, muere y se multiplica, respondiendo a algunos griegos que se acercan al apóstol Felipe para pedirle: «Quisiéramos ver a Jesús» (Jn 12,21). Nosotros hoy invocamos a María Santísima y le suplicamos: «Muéstranos a Jesús». La verdadera devoción a la Virgen María nos acerca siempre a Jesús (…) Amarla es comprometerse a escuchar a su Hijo, venerar a la Guadalupana es vivir según las palabras del fruto bendito de su vientre. En estos momentos en que tantas familias se encuentran divididas o forzadas a la migración, cuando muchas padecen a causa de la pobreza, la corrupción, la violencia doméstica, el narcotráfico, la crisis de valores o la criminalidad, acudimos a María en busca de consuelo, fortaleza y esperanza. Es la Madre del verdadero Dios, que invita a estar con la fe y la caridad bajo su sombra, para superar así todo mal e instaurar una sociedad más justa y solidaria. Confío a cada uno de sus hijos a la Estrella de la primera y de la nueva evangelización, que ha animado con su amor materno su historia cristiana, dando expresión propia a sus gestas patrias, a sus iniciativas comunitarias y sociales, a la vida familiar, a la devoción personal y a la Misión continental que ahora se está desarrollando en estas nobles tierras. En tiempos de prueba y dolor, ella ha sido invocada por tantos mártires que, a la voz de «viva Cristo Rey y María de Guadalupe», han dado testimonio inquebrantable de fidelidad al Evangelio y entrega a la Iglesia. Le suplico ahora que su presencia en esta querida Nación continúe llamando al respeto, defensa y promoción de la vida humana y al fomento de la fraternidad, evitando la inútil venganza y desterrando el odio que divide.

- Sin embargo, la inmensa mayoría de nuestra gente (…) anhela más bien vivir en paz y gozar de la felicidad en Cristo. Para alcanzar tan legítimos deseos necesitamos predicar el evangelio de la conversión que nos lleve a realizar gestos concretos de reconciliación, justicia y paz. - Santo padre, le pedimos nos aliente para ser constructores de una sociedad con rostro humano y solidario.


10 www.arquidiocesisdepuebla.mx

Benedicto XVI

Especial Visita Apostólica

DOMINGO 25

“¡AHORA ME SIENTO UN PAPA MEXICANO!”

Frases de la homilía del Papa en el rezo de Vísperas con los Obispos

Por L.C.C. Alba Juárez Amador

• La maldad y la ignorancia de los hom-

bres no es capaz de frenar el plan divino de salvación, la redención. El mal no puede tanto. • Esperaba con gran ilusión este encuentro con ustedes, Pastores de la Iglesia de Cristo que peregrina en México y en los diversos países de este gran Continente, como una ocasión para mirar juntos a Cristo que les ha encomendado la hermosa tarea de anunciar el evangelio en estos pueblos de recia raigambre católica. • La situación actual de sus diócesis plantea ciertamente retos y dificultades de muy diversa índole. Pero, sabiendo que el Señor ha resucitado, podemos proseguir confiados, con la convicción de que el mal no tiene la última palabra de la historia, y que Dios es capaz de abrir nuevos espacios a una esperanza que no defrauda (cf. Rm 5,5).

• Ustedes no están solos (…) Todos es-

tamos unidos en los padecimientos y en la consolación (cf. 2 Co 1,5). Sepan que cuentan con un lugar destacado en la plegaria de quien recibió de Cristo el encargo de confirmar en la fe a sus hermanos (cf. Lc 22,31) • La fe católica ha marcado significativamente la vida, costumbres e historia de este Continente, en el que muchas de sus naciones están conmemorando el bicentenario de su independencia. Es un momento histórico en el que siguió brillando el nombre de Cristo, llegado aquí por obra de insignes y abnegados misioneros, que lo proclamaron con audacia y sabiduría. Ellos lo dieron todo por Cristo, mostrando que el hombre encuentra en él su consistencia y la fuerza necesaria para vivir en plenitud y edificar una sociedad digna del ser humano (...) Aquel ideal de no anteponer

Domingo 1 de abril de 2012 • ANGELUS

nada al Señor, y de hacer penetrante la Palabra de Dios en todos, sirviéndose de los propios signos y mejores tradiciones, sigue siendo una valiosa orientación para los Pastores de hoy. Las iniciativas que se realicen con motivo del Año de la fe deben estar encaminadas a conducir a los hombres hacia Cristo, cuya gracia les permitirá dejar las cadenas del pecado que los esclaviza y avanzar hacia la libertad auténtica y responsable. A esto está ayudando también la Misión continental promovida en Aparecida, que tantos frutos de renovación eclesial está ya cosechando en las Iglesias particulares de América Latina y el Caribe. Es de capital relevancia cuidar con gran esmero de los seminaristas, animándolos a que no se precien «de saber cosa alguna, sino a Jesucristo, y éste crucificado» (1 Co 2,2). No menos fundamental es la cercanía a los presbíteros, a los que nunca debe faltar la comprensión y el aliento de su Obispo y, si fuera necesario, también su paterna admonición (…) Igualmente cabe decir de las diversas formas de vida consagrada (…) Y una atención cada vez más especial se debe a los laicos más comprometidos. Les invito a ser vigías que proclamen día y noche la gloria de Dios, que es la vida del hombre. Estén del lado de quienes son marginados (…) La Iglesia no puede separar la alabanza de Dios del servicio a los hombres.

S

abiendo que la última noche del Papa Benedicto XVI en México sería la del domingo 25 de marzo, cientos de personas se dieron cita, desde la madrugada, a las afueras del Colegio Miraflores donde pasaron todo el día esperando el regreso de Su Santidad luego de su intensa jornada pastoral. Al llegar, saludó cariñosa y sonrientemente a los niños, jóvenes, adultos y ancianos que lo aguardaron. Luego ingresó al recinto, pareciendo que esta fuera la despedida, para disponerse a descansar… Pero los fieles, con más intensidad, imploraban su bendición. Comenzaron a entonar canciones mexicanas. Llegó entonces el mariachi leonés “Águilas de México” que quiso desde fuera amenizar la cena del Sumo Pontífice y deleitar la noche de los fieles que habían pasado ahí tantas horas; interpretó “El son de la negra”, “Corridos de Guanajuato”, “El Jarabe tapatío”, “El rey”, “México Lindo” y “El mariachi Loco”. Cuando los asistentes entonaban “Cielito Lindo”, el Romano Pontífice apareció. ¡La sorpresa fue para todos! Haciendo a un lado el protocolo, el Santo Padre presenciaba y escuchaba el canto del pueblo mexicano. Una niña, que forma parte del marichi, entregó un sombrero al Papa, quien enseguida pidió que se lo pusieran. La gente, emocionada, le expresaba que lo ama. Cada uno de los 17 músicos pasó a presentarle su respeto y cariño. Ocurrió entonces que –como nunca había sucedido durante sus viajes apos-

semanarioangelus.reporteros@gmail.com

tólicos– en un acto totalmente fuera del programa, el Papa dirigió unas palabras a los mexicanos: “Muchísimas gracias”, dijo en español y prosiguió en lengua italiana, con la traducción del Nuncio Apostólico en México, Mons. Christophe Pierre. "He hecho muchos viajes, pero en ninguna parte he sido recibido con tanto entusiasmo. Me llevo en el corazón el recuerdo de este viaje. México permanecerá siempre en mi corazón. Debo decir que ya desde hace años rezo cada día por México, pero a partir de ahora voy a orar mucho más. Ahora puedo entender por qué el Papa Juan Pablo II decía «ahora me siento un Papa mexicano»”. El júbilo desbordante de la multitud era palpable. Las frases del Papa eran interrumpidas con vítores, porras y gritos. Pero cuando la gente le escuchó decir: “Ahora me siento un Papa mexicano”, la emoción estalló en una sola voz que coreaba: “Benedicto, hermano, ya eres mexicano”. “Queridos amigos, aunque estoy muy feliz de este encuentro, les ruego que me perdonen si me retiro, porque mañana será un día exigente. Concluyo esta jornada con mi bendición”, dijo el Obispo de Roma, e impartió la bendición en latín a la multitud. Todos querían recibir esa gracia. Para eso habían formado durante horas vallas o se habían encaramado a las tarimas, a las bancas, incluso a las ramas de los árboles, buscando mirar al Vicario de Cristo por última vez. En medio de una cálida ovación el Papa exclamó: “¡Buenas noches!”.


11

ANGELUS • Domingo 1 de abril de 2012

Queridos amigos mexicanos, les digo ¡adiós!

C

erca de las 9 de la mañana, Su Santidad salió del Colegio Miraflores para dirigirse al Aeropuerto Internacional de Guanajuato donde fue recibido por el Presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, y su esposa Margarita Zavala. En una emotiva ceremonia de despedida, el Presidente agradeció su visita. Por su parte, el Santo

Padre pronunció su mensaje en el que afirmó : "Me voy colmado de experiencias inolvidables". Nos invitó a un esfuerzo solidario para construir una sociedad justa para todos. Luego, mientras el mariachi interpretaba "Las golondrinas", en punto de las 10 de la mañana Benedicto XVI abordó el avión que lo llevaría a Santiago de Cuba.

www.arquidiocesisdepuebla.mx

Frases del Papa en el discurso de despedida en el aeropuerto de Guanajuato • Mi breve pero intensa visita a México llega ahora a su fin. Pero no es el fin de mi afecto y cercanía a un país que llevo muy dentro de mí. • Me voy colmado de experiencias inolvidables, como inolvidables son tantas atenciones y muestras de afecto recibidas. • Ante la fe en Jesucristo que he sentido vibrar en los corazones, y la devoción entrañable a su Madre (…) deseo reiterar con energía y claridad un llamado al pueblo mexicano a ser fiel a sí mismo y a no dejarse amedrentar por las fuerzas del mal, a ser valiente y trabajar para que la savia de sus propias raíces cristianas haga florecer su presente y su futuro. • Aliento ardientemente a los católicos mexicanos, y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, a no ceder a la mentalidad utilitarista, que termina siempre sacrificando a los más débiles e indefensos. • Los invito a un esfuerzo solidario, que permita a la sociedad renovarse desde sus fundamentos para alcanzar una vida digna, justa y en paz para todos. • Queridos amigos mexicanos, les digo ¡adiós!, en el sentido de la bella expresión tradicional hispánica: ¡Queden con Dios! Sí, adiós; hasta siempre en el amor de Cristo, en el que todos nos encontramos y nos encontraremos.

Frases del discurso de despedida al Papa del Presidente de la República • En nombre del pueblo y del Gobierno de México, agradezco enormemente a Su Santidad Benedicto XVI la visita que ha llevado a cabo en nuestro país. • Estoy seguro que su visita hará que el alma de muchos compatriotas pueda superar, como usted lo ha buscado, el cansancio, recuperar la alegría y la felicidad interior. • Su Santidad nos ha recordado que el objetivo de nuestro esfuerzo debe ser la edificación de una sociedad más justa, en la que cada mexicana y cada mexicano disfrute de todos lo derechos que corresponden a la eminente dignidad de la persona. • Gracias por fortalecer la concordia y el amor entre nosotros. • Gracias por dejarnos el espíritu lleno de esperanza y el ánimo fortalecido para seguir luchando por un México justo, seguro y próspero al que aspiramos. • México lo llevará siempre en su recuerdo. Y también, estoy seguro, se lleva usted el corazón de muchos mexicanos. • Deseamos muy pronto poder volver a contar con su presencia en nuestro país. • México es, y será siempre, su casa.


12 www.arquidiocesisdepuebla.mx

Benedicto XVI

Especial Visita Apostólica

Puebla unida a la visita del

Papa Por L.C.C. Alba Juárez Amador semanarioangelus.reporteros@gmail.com

Domingo 1 de abril de 2012 • ANGELUS

C

on gran entusiasmo, el Movimiento Testimonio y Esperanza y otros grupos de laicos se unieron para preparar a los poblanos a la visita del Papa. Se distribuyeron 500 mil decenarios y guías para rezar el Santo Rosario por el Vicario de Cristo; se colocaron cientos de lonas, posters, espectaculares, pendones y adhesivos en autobuses; se repartieron más de 20 mil volantes, 5 mil oraciones y 75 mil etiquetas adheribles; se pintaron cerca de 400 bardas; se promovieron campañas de oración y conferencias; se organizaron ruedas de prensa, se emitieron boletines de prensa y se visitó a varios medios de comunicación, en los que se dió a conocer la vida y obra de S.S. Benedicto XVI. Las pláticas Cuaresmales impartidas a la Vida Consagrada en Catedral, así como las que se dirigieron en diversas parroquias de la Arquidiócesis abordaron también este tema. . El sábado 17 de marzo se llevó a cabo una concentración masiva en el Atrio de la Catedral, donde más de 1,200 personas, entre sacerdotes, religiosas, seminaristas y laicos, participaron en la Misa por el Papa y el envío de misioneros laicos; en la proyección de la película "La aventura de la verdad", sobre la vida del Santo Padre; y adoraron en silencio al Santísimo Sacramento, rogando por el éxito de la Visita Papal. En la homilía, Mons. Eugenio Lira Rugarcía, Obispo Auxiliar de Puebla, comentó: “Benedicto XVI viene a testimoniar quién es Cristo... viene a invitarnos a la amistad con Jesús.... Ojalá vivamos intensamente esta Visita Pas-

toral para que el Señor pueda confirmarnos en la fe, alentarnos en la esperanza y fortalecernos en el amor”.

Un lazo entre Puebla y Benedicto XVI El domingo 25 de marzo, más de 8 mil poblanos participaron en la Misa que el Papa presidió en el Parque del Bicentenario. El Sr. Arzobispo, sus Obispos axiliares y el Obispo emérito de Colima, así como 40 sacerdotes del clero de la Angelópolis pudieron concelebrar con el Santo Padre. Mientras, en el Atrio de la Catedral de Puebla, más de 3 mil fieles se reuniron para participar en la transmisión de la Santa Misa que presidió su Santidad Benedicto XVI en Silao, misma que fue proyectada en vivo en una pantalla gigante. Niños, jóvenes, adultos, ancianos, sacerdotes y religiosas llegaron en procesión desde las parroquias de San José y del Santo Ángel Custodio, así como del Templo de Nuestra Señora del Carmen y del Santuario de la Virgen de Guadalupe. Las banderas amarillas y blancas ondeaban, los aplausos, las porras y vítores no cesaban. La Sagrada Eucaristía fue repartida a los asistentes en el mismo momento en que se hacía en el Parque Bicentenario. Cabe destacar que estas actividades fueron realizadas gracias al apoyo de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), el Centro de Estudios Guadalupanos, el movimiento juvenil “Testimonio y Esperanza” y la Renovación Católica en el Espíritu Santo, entre otros.


Angelus No. 95