Page 1

.com.mx 9 de Mayo de 2010

Año XIII / N° 632

Órgano de información y formación católica

Arquidiócesis de Puebla

$6.00

La maternidad:

Un don Feliz día de las madres| 8

Encuentro de fe

Siguen en Misión permanente

1600 personas participaron en el V Encuentro Nacional de Ministerios de Música, organizado por la Renovación Católica Carismática en el Espíritu Santo, en Puebla.

En la parroquia de Madre Admirable, y con la presencia de todos los grupos de apostolado, inició la Misión Continental en donde se entronizó el tríptico del envío.

Noticias Diocesanas w 3

6

La alegría de ser padres Mov Familar Cristiano

Divino Niño en tí confío Las comunidades de Tecamachalco, Tepeaca y Huehuetlán el Grande celebraron al Divino Niño Jesús. Noticias Diocesanas w 2

Noticias Diocesanas w 3

12

Epístola de los files a sus sacerdotes Luz Esperanza Navarrete

11

Mexicanidades Padre Nacho


2

Notas Diocesanas

n Tecamachalco, Tepeaca y Huehuetlán el Grande celebraron al Niño Jesús

Festejos al Niño Jesús

>Jorge Cabrera Hernández<

El Sr. Arzobispo de Puebla, Mons. Víctor Sánchez Espinosa, el pasado 30 de abril celebró la fiesta del Niño Jesús en tres puntos de la Arquidiócesis. El primero fue en Tecamachalco, donde presidió una celebración Eucarística acompañado del párroco Andrés Cabrera Tlamaxcotl en honor al Divino Niño, una devoción a Jesús en su infancia que inició en 1907 en Bogotá, Colombia. Ante unas dos mil personas, particularmente niños, Monseñor resaltó que el Divino Niño es muy venerado en su santuario de Colombia. Esta devoción se ha extendido a Latinoamérica, y se consolidó en 1915, cuando se reconoce el milagro que obtuvo una señorita de 18 años que padecía terribles dolores de reumatismo, y fue curada, de sus brazos y pies, justo al implorarle al Niño su alivio. A medio día, el pastor de los poblanos visitó al Niño Doctor de Tepeaca, donde presidió una Eucaristía acompañado por 10 sacerdotes y el párroco de Tepeaca, Salomón Mora González. Participaron en ella unos 8 mil peregrinos provenientes de la región y de toda la república quienes acuden con fe para implorar al Niño Doctor principalmente salud. Las fiestas a esta bendita imagen concluyeron el lunes 3 de mayo con una magna procesión con el Niño Doctor por las principales calles de Tepeaca, y se calcula que los 15 días que dura el festejo unos 50 mil peregrinos visitan al Niño. Ya por la tarde, en un tercer punto, se traslado a la Sierra Mixteca para visitar al Divino Niño de la Candelaria, en Huehuetlán “el Grande”, donde lo recibieron más de dos mil feligreses, junto con su párroco, el padre Antonio Blanco Becerra. Monseñor Víctor arribó al pueblo montado a caballo hasta el Santuario donde se venera a la bendita imagen, la cual es muy solicitada por sus innumerables milagros. Especialmente por el que hizo en el año de 1853, cuando se desplomó la bóveda de un templo sobre nueve trabajadores y quedaron sepultados; pidieron su auxilio al santo Niño, y los libró de la muerte. Actualmente el Niño de la Candelaria es visitado por miles de fieles de Puebla, México, Veracruz y Morelos. Al dejarle juguetes, globos y regalos, sus devotos reciben innumerables favores espirituales y materiales.

• Koinonía •

Domingo 9 de Mayo de 2010


Notas Diocesanas

• Koinonía •

Domingo 9 de Mayo de 2010

3

n Puebla sede del V Encuentro Nacional de Ministerios de canto y música de la Renovación

Alabando al Señor a través de la música y el canto >Alba Juárez Amador<

El equipo diocesano del Movimiento de la Renovación Católica Carismática en el Espíritu Santo recibió, en los campos del Seminario Palafoxiano Angelopolitano, a mil 600 asistentes que participaron durante tres días en el V Encuentro Nacional de Ministerios de canto y música. “Los Ministerios de canto y música son equipos o coros como se les conoce comúnmente, que prestan un servicio dentro del movimiento de la Renovación, animando las asambleas de oración, participando en celebraciones Eucarísticas y eventos de cada Diócesis. Son los encargados de que a través del canto y de la música lleven a toda la asamblea a participar de la oración y comunicación con el Señor”, señaló el Coordinador Diocesano de la Renovación Católica Carismática en el Espíritu Santo, Juan Carlos Méndez. Agregó que el objetivo de este Encuentro es que los grupos se unifiquen, “estos ministerios son muy importantes para el Movimiento, ya que en la Renovación hay mucha oración y alabanzas cantadas, por lo que deben prepararse arduamente para este apostolado, pero quienes prestan servicio en esta área tienen claro que actualmente hay diversas versiones de un mismo canto, o se cambian las letras, o los tonos, y lo que se pretende es definir el objetivo de este Ministerio, su participación y que los equipos creen letras y música. Cuando surge la renova-

ción no se contaban con cantos compuestos por compositores católicos mexicanos, por lo que se tomaban melodías o letras

que aunque son bonitas son de hermanos separados o extranjeros, por lo que ahora se busca producir nuestra propia música

a través de estos Encuentros en los que hay asambleas, exposición de temas como: “Una gran alabanza, una profunda

n 700 misioneros trabajan en Madre Admirable

adoración”, “Fidelidad de Dios, fidelidad del músico de Dios”, “Amor a Jesús Eucaristía” y “Músicos profetas”, Hora Santa, oración, Misa y sobre todo talleres a los cuales se inscriben, para recibir orientaciones de cantantes y compositores experimentados”. Así, los participantes de toda la República Mexicana también pudieron disfrutar del canto de hermanos colombianos, de República Dominicana y Guatemala, como: Miguel Horacio y Silvia Mertins, quienes han dado al Movimiento muchos de sus cantos y ahora enseñan a los jóvenes a componer. El encargado de los jóvenes y ministerios de canto y música a nivel nacional, León Reyes, quien radica en Puebla, exhortó a los jóvenes a seguir adelante para que con todos sus dones contagien a otros a que se acerquen y conozcan al Señor. Cabe señalar que éste es el primer Encuentro Nacional de Ministerios de canto y música que se hace en Puebla, pero al percatarse de la organización de los últimos Encuentros Nacionales que se han llevado a cabo en esta Arquidiócesis, el Equipo Nacional de la Renovación ha solicitado a Puebla ser sede para el año 2010 del Encuentro Nacional de jóvenes, donde se reúnen más de 25 mil asistentes y es el evento más grande del Movimiento, a lo que todos los miembros de la Renovación poblana se sintieron agradecidos por la consideración y están por aceptar la invitación.

La fe cuando no se alimenta se debilita >Miriam Cervantes Xochihua<

En la parroquia de Madre Admirable, que dirige el padre Dimas Arizmendi Botello, se entronizó el “Tríptico del envío”, retablo que el Santo Padre regaló a los pueblos de América Latina y el Caribe, como el signo de la misión continental, para que vayan al encuentro de las personas, de las familias, de los alejados y llegue además de las parroquias, a los hogares. Más de 700 misioneros de 19 grupos de apostolado de la parroquia, fueron enviados mediante una celebración Eucarística, a visitar casa por casa para llevar la Buena Nueva a todas las familias de la colonia Prados Agua Azul y sus alrededores. La Eucaristía estuvo presidida por el Arzobispo de Puebla, Monseñor Víctor Sánchez Espinosa y fue concelebrada por el Arzobispo colombiano, Octavio Ruiz.

Por su parte, el padre Dimas enfatizó que la parroquia se ha preparado para ponerse en estado de misión, al hacer conciencia de que la Iglesia es misionera, porque su origen está en la misión de Cristo y Él es el Buen Pastor que viene a comunicarnos su vida a través de su palabra y de todos sus sacramentos, especialmente de la Eucaristía, “la parroquia quiere trabajar, revitalizar su modo de ser católico y sus opciones personales por el Señor, porque la fe cuando no se alimenta se debilita”. Finalmente, comentó que ya se construyeron otros dos salones para la evangelización y que los fieles están listos para iniciar el compromiso de una gran misión que les exigirá profundizar y enriquecer todas las motivaciones que les permitan convertir a cada miembro de su grupo y de su comunidad en discípulo de Cristo.


Notas Diocesanas

4

• Koinonía •

Domingo 9 de Mayo de 2010

Jornada de Oración por la Paz >Colaboración<

La Comisión Diocesana de Familia, jóvenes, laicos, vocaciones y varios grupos de apostolado y movimientos de la Arquidiócesis de Puebla, como la Pastoral Universitaria, Testimonio y Esperanza, Legión de María, y de otras diócesis como Misión por el amor de Dios en todo el mundo, Armada blanca, Familia Fuerza del Futuro, Radio María -estaciones de Guadalajara y Mérida- y el grupo laical de Tehuacán

en sintonía con la Gran Misión Continental convocada por los obispos en Aparecida Brasil, se han unido para organizar en el mes de mayo las Jornadas “Con Jesús y María por la paz. El objetivo es pedir a Dios el don de la paz, por intercesión de María Santísima, por lo que se invita a todos los católicos para que su oración diaria durante el mes de mayo tenga esa intención. “Unámonos todos para orar por la paz, y para eso presentamos cuatro eventos: una Hora Santa, el Magno Rosario,

una Vigilia de Adoración y una misa de consagración. Dice una frase que ‘para que el mal exista, sólo se necesita que los hombres de Dios no hagan nada’, así es que comencemos haciendo algo uniéndonos en oración”, así lo comentó el padre Miguel Arcángel de Simone Maimone, asesor diocesano de Pastoral Universitaria.

El Rosario, valioso instrumento de oración

Orar con el rosario significa sumirse en la contemplación del misterio de Aquél que es nuestra paz (Juan Pablo II. ROSARIUM. 2002), para dar a la existencia un valioso contenido de vida donde cabe la compasión para las injurias y la misericordia para la ingratitud y las injusticias. Las naciones claman por la paz del mundo. Han sido muchos los llamados a detener la ola de violencia, las guerras injustas, los atentados terroristas. México mismo está sufriendo un doloroso proceso de violencia ejercido contra la vida humana, contra la familia, contra el natural sentido religioso del hombre moderno, contra la salud del género humano. Con todo, no

hemos hecho caso y no solo vivimos en el conflicto sino que lo alimentamos. Ha llegado esto a tales niveles que nuestra Madre, la Santísima Virgen María, en diversos países, ha solicitado humildad al hombre para reencontrarse con el corazón de la paz, para que desde ahí, nuestros pueblos se conviertan y en Dios, tengan Vida; el mejor recurso para conseguirlo es la oración, a tiempo y a destiempo, en la intimidad de una habitación y en comunidad. Para ello, el Rosario es un instru-

mento muy valioso. Únete con toda la Iglesia durante mayo, el mes de María, para que contemplemos el rostro de Jesús en compañía y a ejemplo de su Santísima Madre, rogando por la paz en nuestra Ciudad, en México y en el mundo entero. En particular, te esperamos el próximo sábado 15 de mayo del año en curso, de 6:15 de la tarde a 8:30 de la noche, en el atrio de la majestuosa Catedral de Puebla para que recemos juntos el Santo.

n Trabajadores de la construcción celebran el día de la Cruz

Retomando el sentido cristiano >Alba Juárez Amador<

Con motivo del Día de la Santa Cruz, los maestros de la construcción y profesionistas relacionados a este campo se reunieron para participar en la santa Misa que presidió el Sr. Arzobispo de Puebla, Mons. Víctor Sánchez Espinosa en la Basílica Catedral. Posteriormente, cerca de 80 cruces fueron inscritas al XVII Concurso que, año con año, se lleva a cabo en el atrio de dicho recinto. En entrevista con Miguel López Zepeda, Presidente de los Constructores Guadalupanos, manifestó que el origen de esta celebración poblana se remonta al año de 1988, cuando debido a un milagro personal recibido prometió, en lo que fuera posible, colaborar con su Iglesia católica. “Conociendo y dedicándome a este oficio, me percaté que en las construcciones sólo colocaban las cruces cada tres

de Mayo, pero ya casi no había rezos y mucho menos Misas, se había perdido el sentido espiritual y cristiano hacia este signo tan importante y me propuse conocer para poder compartir con mis hermanos el sentido de esta devoción. Así surgió la idea de mandar a hacer una Misa de acción de gracias para congregar a varios compañeros e invitarlos a llevar sus cruces para que se les bendijeran. Al paso de los años y gracias a Dios fue llegando a más personas, hasta que cada vez llevaban creaciones de cruces más elaboradas y hermosas, así surgió la idea de un concurso, buscamos ayuda de patrocinadores y hoy son cientos de trabajadores de la construcción que se acercan a Jesús para ofrecer su trabajo y pedir seguridad en su labor”. En esta ocasión, se premió a los 10 mejores diseños y a todos los participantes se les dieron premios de participación con apoyo de la empresa Apasco.


El Poder de la Palabra

• Koinonía •

Domingo 9 de Mayo de 2010

¿

Qué alcance se debe dar a las palabras de Jesús cuando exhorta a “cumplir sus palabras”? El evangelista Juan se complace en la idea y exige que se cumplan los mandamientos de Dios y la palabra de Jesús. Por una parte Jesús insiste que “quien cumple sus palabras no verá la muerte” (Jn. 8,51.52), pues “sus palabras son espíritu y vida” (Jn. 6,63). En consecuencia quien las guarda no verá la muerte. Jesús sentencia contra los que se resisten a la fe: “El que es de Dios escucha la palabra de Dios; vosotros no la escucháis, porque no sois de Dios”. La desgracia está cuando no escuchamos o nos hacemos sordos a la voz de Dios; cuando no queremos entender… Pero si escuchamos y hacemos según las distintas exigencias del amor a Dios y a los hermanos, cumplimos con la palabra de Jesús que es “hacer la voluntad de Dios”.

La morada de Dios en nosotros

Inmediatamente, y unido al tema de escuchar y de cumplir la palabra de Dios, Jesús añade: “El que me ama cumplirá mi palabra y mi Padre le amará, y vendremos a él y haremos en él nuestra morada”. Estas palabras son punto de partida para meditar el misterio de la “inhabitación” de Dios en cada uno de nosotros. El punto de llegada son las palabras de que “somos templos de Dios” (2Cor 6, 23), porque Dios mora en su templo, que somos cada uno. Esta idea de que somos templos de Dios, y que Dios mora en nosotros, es insistente en San Pablo. El tema de la “morada” o “inhabitación” de Dios en nosotros venía siendo de gran peso en la mística cristiana. Y su estudio era con ahínco. Pero por el camino del siglo XX, y lo que llevamos del XXI, el fenómeno místico de la “inhabitación” lo hemos ido deshojado y esparciendo en el caminar… Ahora son otros temas los impulsados por la Iglesia para ver las cosas desde una mirada más humanista. Por otro lado el mundo paganizado en que vivimos ha hecho que la acción del Espíritu Santo no sea mayormente considerada en el fenómeno místico de la “morada de Dios en nosotros”. Por otra parte hoy estamos más atentos a la promoción de los movimientos carismáticos y ecuménicos. Pero debemos decir que la “inhabitación trinitaria” sigue siendo la manifestación de la pre-

Homilias

5

La morada de Dios en nosotros >Fray Antonino Peinador Primo O.P.<

sencia amorosa de Dios. Sobre todo debemos entender que esta “inhabitación” se hace por la gracia santificante, que es participación de la naturaleza divina: Dios viene a nosotros; y así nos hacemos templos de la Trinidad. El fundamento de esta presencia o inhabitación de Dios en nosotros es el amor: “Al que me ama será amado de mi Padre y vendremos a él”. Como experiencia mística no se percibe con los sentidos, como nos gustaría que fuera. El fenómeno místico siempre rompe con lo sensible, sucede en “éxtasis de la razón”; es decir, un salir de sí para quedar invadido por la realidad de la divinidad.

La presencia de Dios efecto de la inhabitación

Primero debemos detenernos en referirnos a lo que nos enseña el “Catecismo de la Iglesia...”: “Cristo está presente entre nosotros de múltiples maneras: En su palabra, en la oración de su Iglesia, allí donde hay dos o tres reunidos en su nombre; en los pobres, enfermos, presos, en los sacramentos de la Iglesia..., en el sacrificio de la misa y en la persona del ministro. Pero sobre todo (está presente) bajo las especies eucarísticas”. (No. 1373). Son distintas formas de hacerse presente Dios. También se hace presente por la “inhabitación”. ¿Qué diferencia hay en esta nueva presencia de Dios? Esta presencia presupone todas las demás formas de presencia. Por la inhabitación Dios está en nosotros por su paternidad, que supone la gracia, y por amistad, que supone la caridad. La presencia de Dios como padre y amigo es el misterio más consolador; y es lo que constituye la esencia misma de la inhabitación de la Santa Trinidad en el alma justificada por la gracia y la caridad...

La paz

Otro tema que nos sale al paso es la meditación sobre la paz. Nos urge tenerla en las armas y las almas. Bien es verdad que en el evangelio del segundo domingo de Pascua, Jesús nos desea la paz insistentemente. Aunque allí nos hayamos detenido, hoy la expresión de

para los que no van a misa

Ciclo C VI DOMINGO DE PASUA Hch. 15,1-2.22-29/Apoc. 21,10-14.22-23/Jn. 14,23-29.

La promesa del Espíritu Santo es el cimiento de la obra de Cristo.

El mundo en el que hoy vivimos difícilmente se acuerda de lo que habló el Señor y así construye siempre sus empresas; Difícilmente hace su vida teniendo en cuenta la dimensión espiritual de la existencia y así emprende todos sus proyectos; Difícilmente cultiva la paz en su corazón y así pretende cosechar en medio de sus conflictos. El Señor vio la necesidad del Espíritu para salvar al hombre de sí mismo, de sus creaciones y de sus proyectos; Y sobre todo para construir la paz que es la tranquilidad en el orden. El hombre es un huérfano de la existencia porque ha perdido de vista al Espíritu; y sólo el Espíritu lo devolverá a la casa de su Padre; aquella de la que un día salió. “Si me amaran, se alegrarían de que me vaya al Padre”.

la paz adquiere otra dimensión. No sólo es el saludo y el deseo de que nos mantengamos en paz. Hoy, cuando se despide para ser glorificado, nos “deja y nos da su paz”; Jesús crea la paz para nosotros… y añade: “No como la da el mundo”. ¿A que se refiere Jesús con esta locución? La paz es herencia religiosa de los judíos, que la entendían como promesa mesiánica; la Iglesia ha mantenido el deseo de la paz a través de la liturgia, como en el rito de darnos la paz… Si para Jesús tiene sentido escatológico, es decir, que refiere a la paz que se disfruta en la vida eterna, también nos la desea mientras vivimos peregrinos en la tierra. Todo consiste en alcanzar el significado de que “la vida eterna es el conocimiento de Dios” (Jn. 17, 3). Cuanto más conozcamos a Dios desde ahora por la fe y el amor, de más paz gozaremos… La paz que Jesús da es estable y duradera, y desde esta vida salta hasta la eterna. El mundo considerado como enemigo de la vida de gracia, impele a la fatuidad, vanidad y soberbia, egoísmo… La paz que el mundo puede dar es un débil armisticio, casi siempre es una guerra fría en el descuido o indiferencia para con los demás y también para con Dios. La paz del mundo es inestable, insegura, siempre en peligro que se nos esfume. La paz de Jesús es para siempre, segura, de gozo en el espíritu...

Aplicación a la vida

• Cada punto meditado nos debe llevar a un provecho en la vida cristiana. No es de los menos exigentes escuchar la palabra y ponerla en práctica. En ello está la felicidad, según la sentencia de Cristo: “Los verdaderamente dichosos son los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen” (Lc. 11,50). • Si la inhabitación se da en los que viven la vida de gracia, debemos reconocer que, como el mundo está bastante paganizado, la gracia no es tan frecuente. Suena feo, pero a la vez que permitimos y decimos que SI a tantas desviaciones del sentido racional y moral, sacamos a Dios de nosotros, lo arrinconamos, si no es que le echamos al bote de la basura… y nos vemos privados de sus bendiciones y gracias... Casi ni nos queda ser “la imagen y semejanza a Dios”, en que fuimos creados. Hemos dicho que sí al aborto, a la separación de los padres de familia, las constantes infidelidades, las uniones de homosexuales, y tantas y tantas situaciones irregulares, que se oponen a la presencia de Dios entre nosotros, y en consecuencia a su gracia. Cristianos hay que viven la gracia de Dios en abundancia, y que Dios los invade. Y a través de ellos, muchos podemos gozar la cercanía de Dios: Desde ellos Dios llega al mundo entero.W


Pastoral Familiar

6

• Koinonía •

Domingo 9 de Mayo de 2010

n Un recién nacido es un milagro de amor y de vida. ¡Enhorabuena por tan feliz acontecimiento!

La alegría de

ser Padres >Por Movimiento Familiar Cristiano<

E

sta sencilla dinámica es para motivar a los papás que acaban de recibir la bendición de Dios con un hijo(a) y decirles: ¡Enhorabuena por ese pequeño conjunto de bendiciones! Nadie podría haberlos preparado para la maravilla y el gozo que deben sentir ante este milagro de vida y amor; ni tampoco podría prepararlos por tanta fatiga, desorganización y preocupación. Como muchos otros padres, estarán de acuerdo en que éste es a la vez “el mejor y el peor tiempo”. El cambio es la norma diaria y no simplemente el cambio de pañales sino de tenor de vida. Nuestros roles, responsabilidades y prioridades -como son los horarios y las relaciones entre ustedes- están cambiando. También el bebé cambia, crece y se desarrolla ante nosotros. La alegría de ser padres les ayudará a disfrutar de este tiempo especial y a salir adelante en las dificultades. Ojalá que este artículo les ayude a encontrar la paciencia para soportar y la paz para gozar de este pequeño que no será tal por mucho tiempo.

Objetivo de la dinámica

Que los papás se den cuenta que la vida es un don, y por eso debemos llevarla responsablemente. Dios les ha dado un hijo(a) para colaborar con Él, por eso la existencia de su hijo ha de tener una cualidad que ustedes lo ayudarán a realizarse y a ser útil cuando sea grande. Materiales: Hojas de reflexión, sillas y algún regalito para el bebé recién nacido. Duración de la dinámica: 2 horas máximo. Indicaciones generales: deberán invitar a matrimonios amigos de los papás que acaban de recibir a su bebé para reflexionar la palabra de Dios sobre el don de la vida. Se vivirán momentos de espiritualidad, por lo tanto debe darse el debido respeto a la lectura de la palabra de Dios. Todos deben participar en la reflexión para que sea mayor el enriquecimiento de los matrimonios. Se nombrará un matrimonio para que coordine la dinámica, y las preguntas.

1. Desarrollo

Canto inicial: Entre tus manos está mi vida Señor. Oración del Padre Nuestro Lectura bíblica: “Tú has creado mis entrañas, me has tejido en el seno materno. Te doy gracias, porque me has formado portentosamente, porque son admirables tus obras: conocías hasta el fondo de mi alma, no desconocías mis huesos. Cuando, en lo oculto me ibas

formando y entretejiendo en lo profundo de la tierra, tus ojos veían mis acciones, se inscribían todas en tu libro, calculados estaban mis días antes que llegase el primero” (Sal. 138,13-15).

2. Reflexión participativa

Preguntas: ¿Es verdad que el nuevo ser humano (el bebé que acaba de nacer) es un don para los padres? ¿Por qué? ¿Un don para la sociedad? ¿Por qué? Aparentemente, nada parece indicarlo. El nacimiento de un ser humano parece a veces un simple dato estadístico. Ciertamente, el nacimiento de un hijo significa para los padres ulteriores esfuerzos, nuevas cargas económicas, otros condicionamientos prácticos. Estos motivos pueden llevarlos a la tentación de no desear otro hijo. En algunos ambientes sociales y culturales la tentación resulta más fuerte. El hijo, ¿no es, pues, un don? ¿viene sólo para recibir y no para dar? He aquí algunas cuestiones inquietantes, de las que el hombre actual no se libra fácilmente. El

hijo viene a ocupar un espacio, mientras parece que en el mundo cada vez haya menos. Pero, ¿es realmente verdad que el hijo no aporta nada a la familia y a la sociedad? ¿No es quizás una partícula de aquel bien común sin el cual las comunidades humanas se disgregan y corren el riesgo de desaparecer? El niño hace de sí mismo un don a los hermanos, hermanas, padres, a toda la familia. Su vida se convierte en don para los mismos donantes de la vida. Los cuales no dejarán de sentir la presencia del hijo, su participación en la vida de ellos, su aportación a su bien común y al de la comunidad familiar.

3. Reflexión del matrimonio animador

¿Cada hijo es para nosotros un don? ¿Nos dejamos influir por la mentalidad común que lo rechaza, especialmente si ha sido concebido en un acto de violencia, o si nacerá minusválido? ¿Cuál es nuestra actitud con los padres que tienen dificultades para acoger el don de los hijos? ¿Estamos dispuestos a ayudarlos?


7

• Koinonía •

Domingo 9 de Mayo de 2010

4. Reflexiones para leerlas y entregarlas a los nuevos papás

Un recién nacido es un milagro de amor y de vida. ¡Enhorabuena por tan feliz acontecimiento! Fueron destinados a ser padres precisamente de este niño(a) porque ninguna otra pareja podía hacerlo mejor. Tengan confianza en ustedes mismos. Desde el momento en que abrazas por primera vez a tu hijo(a) recién nacido(a), comprendes que todo el dolor y la ansiedad precedentes valieron la pena. Goza el olor, los sonidos y el tacto de tu bebé: el perfume, los balbuceos, los arrullos, la suavidad aterciopelada de su piel. Tómate un tiempo para estar con él, abrazarle, amarle. Canta a tu niño(a), acúnalo, baila con él, háblale, responde a sus balbuceos. Vibrará su cuerpo, su mente y su espíritu; se sentirá, desde los primeros días, tiernamente amado y cuidado. El recién nacido depende absolutamente de nosotros para su nutrición, cuidado y afecto. Te sorprenderás al comprobar el gran sentimiento de protección y profunda ternura de la que son capaces. Procura que esos instintos naturales te ayuden a criar amorosamente a tu hijo (a).

Cuidados del recién nacido

La llegada de su hijo(a) ha estado precedida por meses de preparación y anticipación. Puedes sentirte rebosante de gozo o abrumado, tranquilo o exhausto. Todos estos sentimientos son naturales. Aunque hayas llevado en tu vientre durante nueve meses a ese niño(a), no por eso deja de ser un recién llegado a la familia, un extraño al que tienes que acostumbrarte. Con el tiempo irás conociendo su temperamento, su horario y sus gustos. El pequeño(a) tendrá desde el principio su propia personalidad, diferente de la de cualquier otro. Trátalo como el que es, dándole el cuidado y el amor especial que requiere. Goza de su individualidad. Permite que los platos se amontonen, deja que el polvo se acumule, no te preocupes por las labores domésticas. Rompe un poco tu norma cotidiana, así tendrás tiempo para disfrutar teniendo en brazos a tu bebé. Cuidar a esa diminuta personita puede ser agotador. Tal vez no te hayas recuperado todavía completamente del parto, o te sientas cansada por dormir poco, o agotada por tantas emociones. Duerme mientras duerme tu pequeño(a). Toma un sueñito cada vez que puedas. La mejor manera de garantizar felicidad a tu bebé es procurar vivir como padres felices y sanos. Procuren cada día el necesario alimento, sueño (lo más posible), ejercicio, oración, abrazos, relax y diversión.

Cambios en el entorno familiar

Nuestra familia está cambiando rápidamente en este tiempo, de un día para otro, los cambios en el niño son espectaculares. También nosotros estamos cambiando y creciendo en nuestra nueva identidad de padres de ese bebé, los cambios pueden ser agotadores. Sean pacientes y tolerantes en el proceso de adaptación. Atender al bebé puede ser una ocupación de tiempo completo para mamá y papá. Tómense todos los días libres que su trabajo les permita, para compartir las dichas y las cargas de este tiempo. Sean

solidarios las veinticuatro horas del día y no olviden las palabras más cariñosas que pueden decirse en medio de la noche: “Me levanto yo”. Si tienen otro hijo(a), dedíquenle cada día su tiempo también a él (ella), que se de cuenta lo mucho que significa y significará siempre para ustedes, y que nadie puede ocupar su lugar. Déjenlo(a) que los ayude en el cuidado del bebé y alaben sus esfuerzos. Si parientes y amigos quieren visitar al recién nacido, infórmenles sobre el tiempo más oportuno. No se preocupen por ordenar la casa, ni por cómo vestirse o agasajar a las visitas. El bebé es lo primero. Agradece la ayuda de los que se ofrecen a traer la comida hecha o se prestan a cuidar al bebé mientras te bañas, duermes un poco o aseas la casa. Todos se alegran por tu dicha y quieren ayudarte a vivirla.

Gozo y angustia por el cuidado del hijo

Encontrarás fastidioso descubrir el tiempo que se precisa para prepararse para salir, la cantidad de cosas que hay que llevar y lo difícil que resulta seguir el horario del bebé. Planifiquen con tiempo, cuenten con los retrasos y procuren adaptarse. Los bebés son capaces de cambiar los mejores planes. Los niños despiertan la ternura de todo el mundo. Gocen las atenciones de sus parientes y amigos, las sonrisas y comentarios de la gente. ¡Paseen el amor por todas partes! Puede que alguien te ofrezca consejos, sin que los pidas, sobre cómo cuidar al bebé. Piensa que esos consejos son dados con la mejor intención, pero resérvate el derecho a hacer lo que creas conveniente en relación al niño(a) y a ti mismo. Los bebés se desarrollan a una velocidad vertiginosa. Si tu bebé es irritable, padece cólicos, tiene molestias de dentición o se despierta varias veces por la noche, recuerda que todo eso pasará. En caso de que los problemas persistan consulta al pediatra. Puesto que los derechos de los padres requieren gran dedicación y tiempo, es fácil que lleguen a descuidar su relación como pareja. Tómense tiempo para los dos. Programen un día para ustedes solos. Parientes y amigos suelen prestarse con agrado para cuidar ocasionalmente a los niños. Tengan confianza y salgan. Cuando vuelvas al trabajo después del tiempo dedicado a la maternidad o paternidad, probablemente sientas que nadie puede cuidar a tu bebé tan bien como tú y que dejas atrás parte de ti cuando sales de casa. No podrás evitar esta desagradable sensación durante algún tiempo, pero confía en que luego la situación mejorará Su hijo conseguirá “por primera vez” muchas cosas en los próximos meses: la primera sonrisa, el primer diente, comenzar a gatear, ponerse en pie, dar los primeros pasos. Disfruten de estos sucesos, y procuren que su pequeño(a) sepa lo orgullosos que están de él (ella). Los padres educan a los hijos, pero también los hijos educan a sus padres. El bebé te enseñará la profundidad de la ternura, paciencia y generosidad hasta límites insospechados. Aprende y crece. Solo podrás constatar tu gran capacidad de amar cuando tengas un hijo. Ese niño agarrará tu dedo y tu corazón con una fuerza increíble, y tu vida nunca volverá a ser como antes. Da gracias todos los días por tu hijo. ¡Dios los bendiga a ustedes y a su pequeño!W


8

Tema de la Semana

• Koinonía •

Domingo 9 de Mayo de 2010

La Maternidad: Por desgracia, los festejos son cada vez más comerciales, pero la Iglesia nos enseña que en éste y cualquier celebración, lo mejor que podemos ofrecerles son nuestras oraciones, una Misa con la intención particular de pedir por ellas y desde luego, la Eucaristía. >Por Alba Juárez Amador<

un don

Historia de la celebración

Desde hace siglos, en la sociedad se ha dedicado un día concreto al año para reconocerlas, el historiador Luis Manuel Guerra narra que los egipcios celebraban a Isis como su madre que se autofecundó reuniendo las partes desmembradas de su hermano-marido Osiris, quien fuera descuartizado por su celoso hermano Seth. Isis da a luz a Horus, primer faraón del Egipto unido, quien instaura la celebración en ciclos anuales del “Día de la Madre” en honor a su madre Isis, origen de la vida. Siglos después, entre los griegos, Gaia, la madre tierra, compartía con Rhea, la madre de los dioses incluyendo a Zeus, las festividades del “Día de la Madre”. Otros que celebraban dicho día eran los romanos, quienes tenían a la diosa frigia Cibeles o Magna Mater, como la Gran Madre y a quien honraban en fechas semejantes. En el catolicismo, la misma fecha se difundió por toda Europa, en donde se festejaba antes de Pentecostés a “la Madre Iglesia”, con la costumbre de acudir al templo donde uno fue bautizado, llevando flores y adornos como regalo. Para el año 1600, un decreto clerical en Inglaterra estableció por primera vez un “Día de las Madres” para permitir a los hijos que trabajaban en diferentes regiones, reunirse con sus madres un domingo antes de Pentecostés. El “Día de las Madres” como lo conocemos hoy se instauró en los Estados Unidos en el año 1870 por Julia Ward Howe. Ella, doce años antes había escrito el himno de batalla de la república, y estaba tan consternada con la “carnicería” que significaba la Guerra Civil, en donde hijos de unas madres mataban a hijos de otras madres despiadadamente. Hizo un llamado para crear el día internacional de las Madres para celebrar la paz y la maternidad. Julia financió durante años la celebración en muchos Estados de la unión americana. Varios años después, Anna Reeves, una mujer emprendedora del estado de Virginia retomó el esfuerzo de Julia, luchando por la reunificación de familias y vecinos separados por la Guerra Civil. A su muerte, su hija Anna Jarvis, consiguió en 1908 que en memoria de su madre, la iglesia metodista de San Andrés en el pueblito de Grafton, Virginia, se celebrara el 10 de mayo como el primer “Día de las Madres por la Paz”. Un tanto influenciados por este hecho, el 13 de abril de 1922 el periodista Rafael Alducin, director del periódico Excelsior lanzó una convocatoria con el propósito de institucionalizar el día de la madre, lo que se logró para el 10 de mayo del mismo año.

María, la Madre por excelencia

La Virgen María es la Madre de todos los hombres y especialmente de los miembros del cuerpo místico de Cristo, desde que es Madre de Jesús por la Encarnación. Jesús mismo lo confirmó desde la Cruz antes de morir, dándonos a su Madre por madre nuestra en la persona de Juan, y el discípulo la acogió como Madre; nosotros hemos de tener la misma actitud que el discípulo amado. El Catecismo de la Iglesia Católica explica que María es Madre de la Iglesia porque, al ser Madre de Cristo, es también madre de los fieles y de los pastores que forman con Cristo un solo cuerpo místico. Fue en el año de 1931, cuando el Papa Pío XI, con ocasión del XV centenario del Concilio de Éfeso, instituyó la fiesta mariana el 11 de octubre, en recuerdo de ese Concilio, en el que se proclamó a Santa María como verdadera Madre de Cristo, que es verdadero Hijo de Dios; pero en la última reforma del calendario -luego del Concilio Vaticano II- se trasladó la fiesta al 1 de enero, con la máxima categoría litúrgica, de solemnidad y con título de Santa María, Madre de Dios. La doncella de Nazareth, la llena de gracia, al asumir en su vientre al Niño Jesús, la Segunda Persona de la Trinidad, se convierte en la Madre de Dios, dando todo de sí para su Hijo; vemos pues que todo en ella apunta a su Hijo Jesús. Es por ello, que María es modelo para todo cristiano que busca día a día alcanzar su santificación. En nuestra Madre, Santa María, encontramos la guía segura que nos introduce en la vida del Señor Jesús, ayudándonos a conformarnos con Él y poder decir como el apóstol “vivo yo más no yo, es Cristo quien vive en mí”.

La Eucaristía y la oración: El mejor regalo

Sin duda las mamás son ejemplo de cuánto y cómo se preocupan por sus hijos; sus fatigas y angustias, sus quehaceres, empeños y oraciones son sólo algunos aspectos que las madres ofrecen por sus hijos. El amor de la madre es sublime. Por desgracia, los festejos son cada vez más comerciales, pero la Iglesia nos enseña que en éste y cualquier celebración, lo mejor que podemos ofrecerles son nuestras oraciones, con la intención particular de pedir por ellas, y desde luego la Eucaristía; la ventaja de estos regalos es que se pueden ofrecer no sólo por las Madres vivas, sino también por las difuntas, de modo que las plegarias llegan al Cielo donde son escuchadas por nuestro Señor.W


9

• Koinonía •

Domingo 9 de Mayo de 2010

El mejor regalo, la oración t El Padre Nacho González Molina con su mamá en Gettysburg, Penssylvania.

“Es un don maravilloso, aunque también una responsabilidad, pedir por él y por todos los sacerdotes, para que perseveren y sean santos como los necesita su Iglesia.”

Gloria Velasco López, mamá del Padre Ángel Sánchez Velasco, Secretario Particular del Arzobispo

t Padre Severino Flores Verduzco con su mamá y su papá.

“Ser la madre de un sacerdote es lo más hermoso y sublime que Dios me ha dado y ver que es una gracia inmerecida, pero Dios se fijó en mí para ser la madre de mi hijo sacerdote.” Sara Sánchez Zavaleta, mamá del Padre Marco Antonio Sánchez, Vicario de San Francisco de Asís, Cuetzalan

t Los señores Curas Ricardo y Gustavo Rodríguez con su progenitora.

“Yo no creía que mi hijo llegara a entregarse al sacerdocio. Hoy es una gran dicha y oro para que muchas madres confíen y permitan que sus hijos encuentren la felicidad que es lo que más deseamos para ellos.” Sra. Mantilla de Alarcón, mamá del Padre José Miguel Alarcón Mantilla

t Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla, con su mamá.


10

Perfiles de Nuestra Fe

• Koinonía •

Domingo 9 de Mayo de 2010

Epístola de los fieles a sus sacerdotes

...yo Señor, quiero agradecer y felicitar a todos sus ministros por la dedicación y entrega que tienen, ya que no es un trabajo fácil pastorear a tu rebaño, algunos somos difíciles, otros no queremos cumplir con tus mandatos y otros en verdad tienen tantas necesidades que no hay un corazón que no sufra con y por ellos... w Dignificando los Altares Luz Esperanza Navarrete liturgica_pue@hotail.com

C

orrían los primeros años del siglo veintiuno cuando Jesús llamó a sus apóstoles, que para ese tiempo se contaban por millones y estaban dispersos por todo el mundo. La evangelización permitió que más de mil cien millones de personas en el mundo conocieran y vivieran la Palabra de Dios, es decir profesaran la religión católica, apostólica y romana. Dos mil diez años desde que Jesús nació, y en verdad que a través de su iglesia, su amor y su gracia había sido y estaba siendo transmitida. El vehículo, sus sacerdotes, esa figura que inició con la familia de Aarón quien recibió desde los tiempos de Moisés la encomienda del sacerdocio y que Jesús encomendara a Pedro y que hoy Benedicto XVI encarna y Monseñor Víctor lo realiza en la Arquidiócesis de Puebla de los Ángeles. Y como fue la costumbre de Jesús, reunió a sus fieles, porque algo tenía que comunicarles, tenía una Palabra Viva que transmitir y el tema en esa ocasión era el llamado “Año Sacerdotal”; año de jubileo para celebrar la gran donación, la entrega y santidad de MUCHOS de sus fieles apóstoles y pedir porque nos siga bendiciendo nuestro Padre Dios con las muy necesarias vocaciones que no llegaban en el número necesario. Pero también estaban presentes los dolorosos momentos que sacudían a esa su amada Iglesia, con motivo de los “escándalos” por la falla de algunos de

esos ministros, si bien no pocos, tampoco eran tantos, pero los perseguidores de la Iglesia encontraron un motivo para señalar y acusar; y esa falta, junto con la sorpresa y lamentable lenta capacidad de respuesta, para abordar un conflicto sumamente doloroso; pero sin duda también humano, manchaban aparentemente ese jubileo. Y fue entonces que Jesús preguntó a algunos de los fieles que acompañaban a sus sacerdotes, los cuales siempre ha favorecido para acompañarles y asistirles en las tareas encomendadas de evangelización, de auxilio en la liturgia y por supuesto en las labores de pastoral social. Hermanos laicos, a ustedes les pregunto, cual es su opinión sobre mis amados pastores, ¿quién de ustedes tiene algo que decir sobre ellos? Les pido la objetividad fraterna que está dispuesta a compartir su amor hacia sus ministros. Uno de ellos, de los más conocedores del servicio laical expresó: “Yo Señor quiero agradecer y felicitar a todos sus ministros por la dedicación y entrega que tienen, ya que no es un trabajo fácil pastorear a tu rebaño, algunos somos difíciles, otros no queremos cumplir con tus mandatos y otros en verdad tienen tantas necesidades que no hay un corazón que no sufra con y por ellos; he visto a muchos sacerdotes dar su vida al servicio y es impresionante la donación de ellos; incluso he visto a muchos enfermar por tanta penuria, pero tu gracia para con ellos les permite alcanzar en mayor o

menor medida, un grado de santidad. Felicito su donación y entrega.” Jesús complacido dijo: “Agradezco tus sinceras palabras que dan testimonio de esos apóstoles míos y que sigan siendo muchos los que así entregan su vida.” Otra fiel pidió a Jesús la palabra y expresó: “Señor Jesús, yo quiero exaltar ese cariño de tus ministros para con los niños, cuánto gozan de tener cerca a su pastor y poder convivir con él, conocerlo e interactuar con ellos para darse cuenta que además de celebrar en misa o en los sacramentos, son personas con sentido del humor, que les tienen verdadero cariño y piensan en ellos como pequeños individuos; agradezco que no los regañen sino que los corrijan. “Agradezco que les dispongan de los medios para que su catequesis se realice en salones y con materiales actualizados y adecuados, me da un gran gozo cuando pueden acudir con nosotras las catequistas y nos asisten o nos corrigen, pero se preocupan y ocupan por ver que estamos realmente haciendo lo correcto al tener la primer formación en la fe y no los estamos echando a perder; Señor esa es una importante responsabilidad que compartimos con tus sacerdotes, ayúdanos y ayúdales a cumplir tu mandato de ‘dejar que los niños se acerquen a mí’”(Mc 10,14). Jesús con una sonrisa asintió y agradeció esa labor de iniciación en la fe y puntualizo: “Hermanos míos, los he enviado a todos a ser misioneros y en us-

tedes ha recaído esa labor por los siglos, en verdad les digo que los he instruido a una Nueva Evangelización y les pido que la hagan vida; una evangelización Nueva en su ardor, nueva en sus métodos y nueva en su expresión.” Por ahí desde atrás, algún hombre adulto joven, al sentir la mirada de Jesucristo se atrevió a hablar. “Señor, con respeto quiero decirte que te busco y trato de seguir mi religión, pero siendo un pecador, limitado por mis rutinas de la vida, cuando acudo a la parroquia muchas veces me siento frustrado, entiendo que en México existe más o menos un sacerdote por cada 10 mil personas (mientras que hay un doctor por cada mil) y eso representa mucho trabajo para los sacerdotes y las personas que los apoyan en las oficinas, como sacristanes o en otras labores, pero qué difícil me resulta hacer un trámite para cualquier sacramento, muchas veces me siento peor que en una oficina de esas que dicen ‘burocráticas’, con mal trato, con métodos en ocasiones anticuados y lamentablemente con dificultad para acercarme a los ministros, aunque claro, hay honrosas excepciones. “Sé que están ocupados y que los fieles solemos ser abusivos, pero Maestro tú nos enseñaste que se puede tener un trato basado en el AMOR y que como comunidad debemos amarnos y compartir el caminar en tu iglesia como verdadera comunidad de amor.” Jesús con autoridad y aceptación agradeció sus palabras al adulto y expresó: “Hermanos míos, las palabras de este hombre son verdad, algunos fieles demandan mucho de nosotros, y en ocasiones son impertinentes o prepotentes, pero nuestro ministerio es amor; y amor les pido que les den cuando los traten y que ese amor se dé lo mismo en disponer de un baño en la iglesia para los fieles, que en un trato en la oficina digno y cálido o en un saludo fraterno para cada uno, y con amor enseñen a sus ovejas, que con orden, es como Dios administra su gracia; ya que Dios no puede hacerse presente en el desorden, y nada mal les caería renovar sus estructuras, modernicemos nuestra administración, computadoras, proyectores de esos que llaman cañones, videos, y demás; pídanme los medios que yo se los daré; ya que mi iglesia como mi palabra es vigente y transformadora. Continuará...


Punto de Vista

• Koinonía •

Domingo 9 de Mayo de 2010

Orgullosos de ser mediocres

El opuesto al mediocre no es el líder, sino aquel que no deja sus responsabilidades, sus proyectos y su vida, a medias. w Interpersonal Pbro. Alejandro Cortés González-Báez alejandrocortesgb@gmail.com

A

lguna vez pensé que sería buen negocio fabricar camisetas con la leyenda “Soy mediocre”. Pero supongo que sólo se venderían para hacer bromas de mal gusto. No puedo pensar en que alguien las comprara para su uso personal. Aunque también podría darse el caso de algún joven rebelde que quisiera hacerles pasar un mal rato a sus papás. La mayoría de las personas piensan que como no son malas, necesariamente son buenas. Grave error, pues al igual que entre el agua fría y el agua caliente está el agua tibia; entre la virtud y el vicio, está la mediocridad. Esta repugnante forma

de vivir, tiene relación estrecha con nuestras omisiones, es decir, con todo aquello que estamos obligados a hacer pero no hacemos. Ver muchas horas de televisión al día, por poner un ejemplo concreto, deja una profunda huella de inactividad en los televidentes, y eso, suponiendo que todos los programas fueran moral y psicológicamente buenos. Este tema ha sido estudiado con seriedad por diversos especialistas en todo el mundo. Y la mayoría de los usuarios de la televisión son los niños. Por otra parte, la vanidad de algunos mediocres los lleva a ilusionarse con llegar a ser famosos y admirados. Entonces suelen optar por dos caminos: Hacer travesuras y acciones que sean mal vistas por la sociedad vistiéndose y peinándose de formas raras. Otros echan a volar su imaginación, soñando en ser héroes de muy diversas fantasías, en vez de poner los pies en la tierra esforzándose por ser mejores. Es comprensible que estas manifestaciones se presenten durante la pubertad y la adolescencia, épocas en las que los jóvenes buscan la definición de su propia personalidad. Lo malo se da cuando todo

esto se mantiene en quienes ya son adultos e, incluso, han formado sus propias familias. En cuanto a los proyectos de vida cabe esta pregunta: ¿En qué usan su libertad tantos y tantas cabezas de familia? No es raro descubrir que muchos los ubican en logros económicos y materiales, aunque, por supuesto, con el deseo de que sean disfrutados por sus seres queridos. Esto nos habla de que el modelo de muchos señores va más por el tener, que por el llegar a ser y, desafortunadamente, educan a sus hijos en esta cosmovisión. El opuesto al mediocre no es el líder, sino aquel que no deja sus responsabilidades, sus proyectos y su vida, a medias. Por ello cada padre de familia no tiene porqué convertirse en un Supermán, pero sí ha de procurar ser, cada día, el mejor esposo y padre posible. De la misma forma, una ama de casa, aunque no sea una lideresa, puede ser fabulosa siempre entregándose con amor y por amor, a sus quehaceres cotidianos, además de no conformarse con lo que es y sabe hacer. Sólo hay una forma honrada de exigir a los demás: exigiéndonos, antes, a nosotros mismos.W

Culpemos a Arizona...

Condenemos, critiquemos y denunciemos a Arizona; pero no olvidemos que lo s m e x i ca n o s s o m o s responsables de la sangría migratoria por no crear suficientes empleos remunerados en México, ni leyes que simplifiquen trámites para abrir una microempresa o promover el autoempleo. w Signo de los Tiempos Manuel Gómez Granados rp@imdosoc.org.mx

C

omo si fuera una epidemia, se propagan todo tipo de acusaciones -la inmensa mayoría con razón y fundamento- contra la gobernadora y el congreso del estado de Arizona por haber aprobado una ley que autoriza, a las policías estatal y de los condados, a detener a todo sospechoso de ser indocumentado. Estas detenciones se realizarían incluso sin que exista “causa probable” ni pruebas ni evidencia ni orden de arresto. Esta Ley viola: el supuesto de “causa probable” y el “proceso debido”, pues se arroga el derecho de detener a quienes los patrulleros o policías, en

uuDirectorio

funciones de jueces, decidan deportar, con lo que contraviene la tesis de la Suprema Corte de ese país que impide que los estados asuman la aplicación de leyes que competen al gobierno federal. La gobernadora y el congreso local de Arizona han destapado la metafórica lata de gusanos que amenaza con atacarlos. Todo indica que dicha ley no tiene futuro y será derogada. Queda claro, sin embargo, la valoración de los migrantes como simples monedas de cambio en complejos juegos de la economía o el poder. Se soslaya que los migrantes sostuvieron durante cerca de 10 años el boom de la industria de la construcción que hizo de Arizona un destino privilegiado, tanto de fuertes inversiones como de personas que trataron de aprovechar las posibilidades que ofrecían las leyes de Estados Unidos para comprar un segundo hogar, y evitar o diferir así el pago de impuestos. Arizona atrajo miles de trabajadores de México quienes contribuyeron -con su trabajo, con el sudor de su frente- a este boom de nuevas casas, muchas de las cuales seguirán desocupadas por un buen rato hasta que las cosas mejoren en Estados Unidos, pues muchos trabajadores perdieron su empleo. Más que culpar al gobierno de Arizona por su ley, los políticos mexicanos necesitan reconocer sus errores al hacer casi inevitable la emigración masiva de mexicanos a Arizona que, sin papeles, corren ahora el riesgo de ser deportados y perder el patrimonio que habían logrado acumular. Condenemos, critiquemos y denun-

ciemos a Arizona; pero no olvidemos que los mexicanos somos responsables de la sangría migratoria por no crear suficientes empleos remunerados en México, ni leyes que simplifiquen trámites para abrir una microempresa o promover el autoempleo. El mismo Congreso que hoy aprueba rápidamente puntos de resolución para condenar a las autoridades de Arizona y apoyar boicots, es el mismo que no logró aprobar las reformas necesarias para promover el empleo en México y, dicho sea de paso, tampoco logró avanzar en la regulación de los medios de comunicación. Cuando el Congreso, los políticos y las instituciones mexicanas fracasan, empujan a millones de mexicanos a migrar, sin importar qué tanto nos odien en Arizona y otros estados de Estados Unidos y prefieren lidiar con ese odio y esa discriminación; porque, como dicen los toreros, “más cornadas da el hambre”. Está bien que nos duela la discriminación a nuestros compatriotas y que nos indigne que se violen sus derechos, pero también debería dolernos que no encuentren en su patria oportunidades para mejorar sus condiciones de vida. ¡Qué bueno que actuemos unidos en esto! ¡qué mal que no exijamos a nuestras autoridades que hagan su tarea para que tantos mexicanos no tengan que salir de su país! Presionemos para que el gobierno no siga gastando tanto y tan mal en lugar de reactivar la economía y promover las reformas que urgen.W

11 Editorial

Modelo de madre, modelo de santidad

M

aría refleja el Pueblo de Dios en su conjunto, como a cada uno de sus miembros, cada uno de ellos con los propios carismas, misión, condición, estado de vida, función, etc. Ya San Ambrosio, hablando a las vírgenes consagradas, recordaba que la vida de María “es regla de conducta para todos” y no sólo para quien se ha dado públicamente al seguimiento de Cristo con amor único. No hay de hecho una categoría de creyentes que, de algún modo, se acerque más que otros a María, ya que, representando la “creyente” por excelencia, todos los discípulos de Jesús pueden y deben reconocerse en ella, advirtiendo que en su experiencia espiritual revive de alguna manera aquella de María. La cualidad de vida santa de María aclara entonces cada estado de vida, siendo definida por actitudes interiores esenciales para la vida como cristianos, que precede las varias vocaciones existentes en la Iglesia. Ya que María es la primera y más perfecta discípula de Jesús, todos los cristianos son exhortados a completarla, conscientes de que para seguir a Cristo es necesario cultivar las virtudes que fueron de María. Se podría decir que como la fe, la esperanza y la caridad no son virtudes de una vocación en la Iglesia pero se suponen presentes en todas las vocaciones, del mismo modo, en analogía, la santidad de María informa la santidad cristiana, de modo que no hay santo o santa que no presente en su propia santidad el perfil mariano. En verdad, la fisonomía mariana de la santidad de los cristianos se antepone a su devoción a María, porque está implícita en la conformación a Cristo. En otras palabras, para adherir a Dios completamente es natural apropiarse de aquel conjunto de virtudes espirituales que resplandecen con plenitud de la luz de la Virgen María, icono de la Iglesia de Cristo. Si todos los santos y las santas, en las distintas condiciones de vida (apóstoles, mártires, obispos, presbíteros, diáconos, religiosos, laicos, vírgenes, casados), llevan en sí el reflejo de la santidad de la Iglesia, ninguno de ellos puede llamarse imagen purísima de la Iglesia como en cambio confesamos de María. Por otro lado, el sello mariano marca profundamente la Iglesia, su identidad y misión. El don y la respuesta implicados en la santidad de María son subrayados por los títulos que la tradición eclesial le ha atribuido: casa de Dios, morada consagrada a Dios, templo de Dios. María es santidad recibida por gracia y correspondida con libertad; es santidad testimoniada, irradiada, transmitida a todos, sin excepciones y preferencias. Por medio de ella nosotros hemos recibido el Santo que santifica nuestras almas. Si debemos, por lo tanto, reconocer que la santidad de María no tiene que ver más con los sacerdotes que con los laicos o los religiosos, debemos todavía añadir que los sacerdotes no pueden no inspirar su vida y su misterio sin tomar referencia de la toda santa.W

| semanario@koinonia.com.mx

Director y Editor en Jefe: Pbro. Marco Antonio García Angeles Subdirección: Pbro. Rafael Hernández Sosa, Pbro. Sergio Valdivia Bermúdez Reporteros: Jorge Cabrera Hernández y Miriam Cervantes Xochihua Publicidad: Alba Juárez Amador Diagramación: Ana María Munguía Torres y Alfredo Martínez Vázquez Distribución: Ana González Márquez, Luis Conde Ortega, David García Espinoza, Julián Sampedro, Silvia Briones Bermúdez y Miguel Ángel Pérez López Semanario Koinonía, órgano formativo e informativo de la Arquidiócesis de Puebla fundado el 5 de abril de 1998 y Es una publicación impresa, editada y distribuida por Koinonía, Comunicación Editorial con oficinas y talleres en 11 Oriente 12 Centro Histórico. Puebla, Pue. Teléfono-Fax (01 222) 246 2606 y 246 7440 con horario de oficina de lunes a viernes de 9:00 a 6:00 p.m. y sábado de 10:00 a 1:00 p.m. y Página web: koinonia.com.mx y Los artículos y reportajes firmados son responsabilidad del autor. Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite la fuente y Koinonía investiga la seriedad de sus anunciantes y no se responsabiliza por los bienes o servicios ofertados y Tiraje 9,000 ejemplares.


12

Punto de Vista

Los hijos ante la madre

La voz entrañable de mi madre orientaba mis pensamientos, determinaba mis impulsos. Se diría que un cordón umbilical invisible y de carácter volitivo me ataba a ella y perduraba muchos años después de la ruptura del lazo fisiológico. w Mexicanidades Padre Nacho (*) nachogm@prodigy.net.mx

A

l acercarnos al Día de la Madre, conviene recordar para el presente algo de lo mucho que nos muestran los tiempos pasados. De la tradición cristiana recordamos lo que San Agustín escribió en sus Confesiones al recordar a su madre ya difunta: “Te agradezco, ¡Oh, Señor! cuando me cuidaste en la persona de mi madre (Santa) Mónica; cada vez que ella me alimentaba, me protegía y se

desvelaba por mí…¡Tú, Dios Padre, eras quien lo hacía a través de ella!” En el acervo de la Historia Patria tenemos ejemplos memorables para honrar a nuestra progenitora. Por ejemplo, hace casi 95 años, el 2 de julio del año 1915, don Porfirio Díaz Mori estaba a punto de morir a sus casi 85 años; en su agonía hablaba de su madre: “Mi madre me espera.”. El nombre de Nicolasa lo repetía una y otra vez. A las dos de la tarde, el Héroe de la Carbonera y del 2 de Abril (de 1867) ya no pudo hablar. Era una especie de parálisis de la lengua y de los músculos de la boca. A señas, con la intención de la mirada, procuraba hacerse entender. Perdió el conocimiento a las seis de la tarde. Era el sol cálido de julio en aquella porción de Francia; pero él, vivo aún, tenía ya toda la frialdad de la muerte. Carmelita, su amada esposa, le acariciaba la cabeza y las manos heladas que años antes empuñaban el sable de Dragón de Caballería en las trincheras de Guadalupe y Loreto, en Puebla y en otros lugares patrióticos. A las seis y media expiró…¡Ella, quien lo había dado a luz en la Soledad, de Oaxaca, se lo llevó acompañado hacia la eternidad! También existe otro relato conmovedor en nuestra literatura mexicana. Lo muestra otro oaxaqueño ilustre, don José Vasconcelos (1882-1959); en El Comienzo de su Ulises Criollo tenemos lo siguiente referido a su madre: “Mis primeros recuerdos emergen de una sensación acariciante y melodiosa. Era yo un retozo en el regazo materno. Me sentía prolongación física, porción apenas seccionada de una presencia tibia y protectora, casi divina. La voz entrañable

• Koinonía •

Domingo 9 de Mayo de 2010

de mi madre orientaba mis pensamientos, determinaba mis impulsos. Se diría que un cordón umbilical invisible y de carácter volitivo me ataba a ella y perduraba muchos años después de la ruptura del lazo fisiológico. Sin voluntad segura, invariablemente volvía al refugio de la zona amparada por sus brazos. Rememoro con efusiva complacencia aquel mundo provisional del complejo madrehijo. Una misma sensibilidad con cinco sentidos nuevos y ávidos penetrando juntos en el misterio renovado de cada día...” Páginas adelante, escribió lo que sigue en Divagaciones y Exámenes: “La muerte se me presentaba distante y parecida a un vuelo; mi madre no la temía, yo ni siquiera la meditaba. Por si acaso pensaba en ella, me venía a la memoria el poema de (Manuel) Gutiérrez Nájera, en boga entonces; lo escuchaba mi madre, sonriendo: ‘Quiero morir cuando decline el día en alta mar y con la cara al cielo, donde parezca un sueño la agonía y el alma un ave que remonta el vuelo’. Más adelante, en La Soga al Cuello, prosigue: “Las cartas de mi madre empezaron a hacerse raras. Mi padre se refirió una vez a su enfermedad; con todo, no me pasó por la imaginación la idea de que estuviere en peligro... El entusiasmo científico me tomaba todo el día y, por las noches, la oración me llevaba al mundo de mi infancia, donde mi madre era maestra y ejemplo. Los domingos, en la misa de la iglesia de la Concepción, los cantos, las plegarias, el olor de la cera, me restituían a una seguridad de que la vida es algo santo, a lo que hay que entregarse sin inquietud... -Madre mía Santísima, te pido la

salud de mi madre enferma... Una vez pronunciada en lo íntimo esta diaria oración final después de los Padrenuestros y Salves me parecía conjurado todo peligro por grande que fuese. En trono a mi acción había un fluido protector y mi madre era el asiento y el medio, la cumbre de mi exaltado destino...” Finalmente la madre falleció en Piedras Negras, lejos de donde él se encontraba estudiando. Lo describe en la parte titulada El Rayo, con profundas descripciones íntimas, de las cuales entresacamos lo siguiente: “La irrevocable realidad de que no volvería jamás a verla, tal era la única verdad indudable y también mi condena sin apelación. ¿A quién, a quién acudir en demanda del ayer en que estuvo viva? Apenas una voz, la suya clamaba desde la profundidad, y aunque me resistía a prestarle oído: No ames (hijo) lo que se ha de morir... Sólo al Dios eterno has de amar. En las páginas posteriores (El Retorno) describió esto muy sensiblemente: “Y mi padre, enjugándose las lágrimas, refirió pormenores que me había estado reservando... Momentos antes del final, y cuando le pusieron los óleos santos, redactó su testamento con estas palabras finales... -Que mis hijos se mantengan fieles cristianos... A Pepe díganle que nunca olvide a Dios Nuestro Señor... ¡Alabado sea Jesucristo, quien obediente a la sugerencia de María, su Madre Santísima, transformó en vino excelente las tinajas repletas de agua, en las bodas de Caná en Galilea!W

A Tere y Alberta

En México hay unos ocho mil indígenas encarcelados, cuyos procesos presentan irregularidades. w Mar Adentro Alfredo Martínez Vázquez sensei_alfredo@hotmail.com

U

n refrán que solemos expresar cada vez que el clamor propio o ajeno es tardíamente escuchado, es: ¡Hasta que la revolución te hizo justicia! Lo mismo expresaron la semana pasada Alberta Alcántara Juan y Teresa González Cornelio, “vamos contentas de que por fin se hizo justicia”, indígenas otomíes que fueron liberadas tras la resolución de la Suprema Corte de Justicia que no las encontró culpables de los delitos que les fabricaron, secuestro de seis agentes de la extinta Agencia Federal de Investigación (AFI) y posesión de droga en agosto de 2006. Sin duda alguna es una victoria que se adjudicó el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro quien litigó a favor de ellas, un triunfo de los miles de activistas que hicieron eco de esa injusticia, un éxito del recién electo gobernador de Querétaro el priísta José Calzada Rovirosa que tuvo el valor de exigir justicia para sus paisanas, un laurel para la ministra Olga Cordero que obró con sentido común y apego a las leyes. Tere y Alberta exigen que sus acusa-

dores pidan disculpas públicas, es posible que con eso queden conformes, pero no basta con que las autoridades, como siempre, salgan apenados a decirnos “disculpe usted, fue una equivocación” y todos contentos a su casa o aquí no pasó nada. ¡Por favor! Para que se haga justicia por completo los denunciantes deben reparar el daño y en el mejor de los casos ser castigados administrativamente o penalmente. Esa debería ser la norma, pero como en nuestro país tenemos un formidable sistema de impartición de justicia, dudo mucho que eso suceda. Dejemos de tolerar estas prácticas abusivas e impunes. En Tere y Alberta hay un gran regocijo de que la revolución les hizo justicia y al mismo tiempo un gran temor de que sus acusadores quieran vengarse. “Sí tenemos ese miedo de que ellos quieran vengarse otra vez de nosotras por haberlos sacado a la luz pública, pero si no los sacábamos a la luz pública siempre iba a seguir pasando lo mismo, no nada más con nosotras, sino con toda esa gente que es humilde, gente indígena como nosotras”, opinó Teresa González. Ojalá y este caso de impartición de justicia deje de ser uno de tantos expedientes aislados o excepciones, la ley y el orden debe ser para todos no solo para los que pueden pagar abogados, fianzas e influencias, también para los que no tienen quien los defienda de oficio y los que no hablan español. Cabe señalar que de acuerdo con el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro, en México hay unos ocho mil indígenas encarcelados, cuyos procesos presentan diversas irregularidades.W


Santa Sede

• Koinonía •

Domingo 9 de Mayo de 2010

13

n Palabras del Papa en el almuerzo con los miembros del comité “Vox clara”

Nueva traducción de textos litúrgicos en lengua inglesa Pronto estará lista la nueva traducción inglesa del Misal Romano. Lo dijo el Papa a los miembros del Comité “Vox Clara” -que desde el año 2001 asesora a la Congregación para el culto divino y la disciplina de los sacramentos en lo relativo a la celebración del rito romano en lengua inglesa-, con los que almorzó el miércoles 28 de abril, después de la audiencia general, en la Casina de Pío IV, en los Jardines vaticanos. “Queridos hermanos en el episcopado; miembros y consultores del Comité ‘Vox Clara’; reverendos padres: Os agradezco el trabajo que ‘Vox Clara’ ha realizado durante los últimos ocho años, asesorando y aconsejando a la Congregación para el culto divino y la disciplina de los sacramentos en el cumplimiento de sus responsabilidades respecto de la traducción al inglés de los textos litúrgicos. Se ha tratado de una empresa verdaderamente colegial. No sólo porque entre los miembros que forman el Comité están representados los cinco continentes, sino también porque habéis recurrido asiduamente a las contribuciones de las Conferencias episcopales de los territorios anglófonos de todo el mundo. “Os agradezco el gran empeño que habéis puesto en el estudio de las traducciones y en el procesamiento de los resultados de las numerosas consultas que habéis realizado. “Agradezco a los expertos que hayan

p Benedicto XVI manifestó su alegría porque “la traducción al inglés del Misal Romano estará listo dentro de poco para su publicación. (...) A través de esos textos sagrados y las acciones que los acompañan, Cristo se hace presente y activo en medio de su pueblo”.

ofrecido los frutos de sus conocimientos para prestar un servicio a la Iglesia universal. Asimismo, agradezco a los superiores y oficiales de la Congregación el meticuloso trabajo diario de supervisión en la preparación y traducción de textos que proclaman la verdad de nuestra redención en Cristo, el Verbo de Dios encarnado. “San Agustín habló admirablemente de la relación entre Juan Bautista, la vox clara que resonaba a orillas del Jordán, y la Palabra que anunciaba. Una voz, dijo, sirve para compartir con quien escucha el mensaje que ya está en el corazón de quien habla. Una vez pronunciada la

palabra, está presente en el corazón de ambos y, por tanto, al haber cumplido su tarea, la voz puede apagarse (cf. Sermón 293). “Me complace la noticia de que la traducción inglesa del Misal Romano pronto estará lista para su publicación, de modo que los textos en cuya preparación habéis trabajado tanto sean proclamados en la liturgia que se celebra en el mundo anglófono. A través de estos textos sagrados y de las acciones que los acompañan, Cristo se hará presente y activo en medio de su pueblo. La voz que ha contribuido a que nacieran estas palabras habrá completado su tarea.

“Entonces se presentará una nueva tarea, que no es competencia directa de ‘Vox Clara’, pero que de uno u otro modo os atañerá a todos: la tarea de preparar la acogida de la nueva traducción por parte del clero y de los fieles laicos. A muchos les resultará difícil adaptarse a textos que no son familiares después de casi cuarenta años usando continuamente la traducción anterior. Es preciso introducir el cambio con la debida sensibilidad y aprovechar con firmeza la oportunidad de catequesis que representa. En este sentido, oro para que se evite cualquier riesgo de confusión o desconcierto y, al contrario, para que el cambio sirva como trampolín para una renovación y una profundización de la devoción eucarística en los países de lengua inglesa. “Queridos hermanos obispos, reverendos padres, amigos, quiero que sepáis cuánto aprecio el gran esfuerzo de colaboración al que habéis contribuido. Pronto los frutos de vuestro trabajo estarán a disposición en las asambleas anglófonas de todo el mundo. Que al igual que las oraciones del pueblo de Dios suben como incienso a su presencia (cf. Sal 140, 2), la bendición del Señor descienda sobre todos los que habéis contribuido con vuestro tiempo y vuestra experiencia a la redacción de los textos en los que esas oraciones están expresadas. “Gracias y que el Señor os recompense en abundancia por vuestro generoso servicio al pueblo de Dios.”W


14

E

l misterio de la Santísima Trinidad es el misterio central de la fe y de la vida cristiana. Es el misterio de Dios en sí mismo. Es, pues, la fuente de todos los otros misterios de la fe; es la luz que los ilumina. Es la enseñanza mas fundamental y esencial en la “jerarquía de las verdades de la fe” (Cfr. Cat. I. C. 234). La verdad sobre Dios uno y trino siendo el más profundo misterio de la fe, es también el más difícil de comprender. Fue necesario expresarlo de manera precisa en lenguaje filosófico que definiera inequívocamente tanto la unidad como la trinidad del Dios de nuestra Revelación. Esto sucedió ante todo en los dos grandes Concilios Ecuménicos de Nicea (325) y de Constantinopla (381). El fruto del magisterio de estos Concilios es el “Credo” niceno-constantinopolitano, que comienza con las palabras: “Creo en un solo Dios”; desde aquellos tiempos, la Iglesia expresa su fe en el Dios uno y trino: Padre, Hijo y Espíritu Santo. No hay imagen humana que pueda ayudarnos a comprender este insondable misterio de la vida de Dios. Pero al margen de esos esfuerzos y de esos logros bien limitados, Dios nos manifiesta su realidad íntima. Nos muestra su vida “privada”; una vida que, mirando al mundo y sus insuficiencias, no podríamos ni sospechar; hasta el punto de que incluso después de sernos revelada, nos resulta incomprensible. Hay un límite a lo que la mente humana -aun en condiciones óptimas- puede captar y entender, Dado que Dios es un Ser infinito, ningún intelecto creado, por dotado que esté, puede alcanzar sus profundidades.

• Koinonía •

Domingo 9 de Mayo de 2010

Dios uno y trino >Escuela de la Fe<

Sólo Dios puede dárnoslo a conocer revelándose como Padre, Hijo y Espíritu Santo. La Encarnación del Hijo de Dios, revela que Dios es el Padre eterno, y que el Hijo es consubstancial al Padre; es decir, que es en él y con él, el mismo y único Dios. La misión del Espíritu Santo, enviado por el Padre en nombre del Hijo y por el Hijo “de junto al Padre”, revela que Él es con ellos el mismo Dios único. Que “con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria”.

El dogma de la Santísima Trinidad:

La Trinidad es una. No confesamos tres dioses sino un solo Dios en tres personas: “la Trinidad consubstancial”. (Cc Constantinopla II, año 552: DS 421). Las personas divinas no se reparten la única divinidad, sino que cada una de ellas es enteramente Dios: “El Padre es lo mismo que es el Hijo, el Hijo lo mismo que es el Padre, el Padre y el Hijo lo mismo que el Espíritu Santo, es decir, un solo Dios por naturaleza” (Cc. de Toledo XI, año 675: DS 530). “Cada una de las tres personas es esta realidad, es decir, la substancia, la esencia o la naturaleza divina” (Cc. de Letrán IV, año 1215: DS 804) Cat. I. C. 253.

Las personas divinas no se reparten la única divinidad, sino que cada una de ellas es enteramente Dios: “El Padre es lo mismo que es el Hijo, el Hijo lo mismo que es el Padre, el Padre y el Hijo lo mismo que el Espíritu Santo Las personas divinas son realmente distintas entre sí, pero con una sola naturaleza: la divina. Por eso, son tres personas distintas y un solo Dios verdadero. Son distintas entre sí por su relación de origen: El Padre es quien engendra, el Hijo quien es engendrado, y el Espíritu Santo es quien procede. Esta generación del Hijo y la espiración del Espíritu no son procesos que acontecieron en un momento determinado, sino que surgen simultáneamente: La Paternidad, la Filiación y la Espiración son a la vez, es decir, eternamente, ya que no podemos pensar en Dios Padre como el que “viene primero”, y en Dios Hijo como el que viene después y Dios Espíritu Santo un poco más tarde todavía. Los tres son igualmente eternos al poseer la misma naturaleza divina; el Verbo de Dios y el Amor de Dios son tan sin tiempo como la Naturaleza de Dios. La distinción mutua entre las Personas divinas en ningún momento significa una especie de predominio de alguna de ellas. Dios Hijo y Dios Espíritu Santo no están subordinados al Padre en modo alguno; ninguna de las Personas es más poderosa, más sapiente, más grande que las demás. Las tres tienen igual perfección infinita, igualdad basada en la única naturaleza divina que las tres poseen. La distinción de las Personas sólo se constituye, por decirlo así, en el interior de la vida divina. “Ad - extra”, con respecto a las criaturas, no hay distinción, las Personas divinas poseen cualidades exclusivas de Dios pero comunes a las Tres: todopoderoso, increado, inmenso, eterno, etc. Esta distinción real de las personas entre sí, porque no divide la unidad divina, reside únicamente en las relaciones que las refieren unas a otras: “En los nombres relativos de las personas, el Padre es referido al Hijo, el Hijo lo es al Padre, el Espíritu Santo lo es a los dos; sin embargo, cuando se habla de estas tres personas considerando las relaciones, se cree en una sola naturaleza o substancia” (Cc. de Toledo XI, año 675: DS 528) En efecto, “todo es uno (en ellos) donde no existe oposición de relación” (Cc de Florencia, año 1442: DS 1330). Cat. I. C. 255. Todas las actuaciones y relaciones de Dios “ad extra” corresponden a las Tres Personas. Porque la Trinidad, del mismo modo que tiene una sola y misma naturaleza, así también tiene una sola y misma operación. Sin embargo, cada persona divina realiza la obra común según su propiedad personal. Así la Iglesia confiesa, siguiendo al Nuevo Testamento (cf. 1 Co 8, 6) “uno es Dios y Padre de quien proceden todas las cosa, uno solo el Señor Jesucristo por el cual son todas las cosas, y uno el Espíritu Santo en quien son todas las cosas (Cc. de Constantinopla II: DS 42 l). Son, sobre todo, las misiones divinas de la Encarnación del Hijo y del don del Espíritu Santo las que manifiestan las propiedades de las

personas divinas. Es un hecho que podemos llamar Padre a Dios Padre. Nuestra adopción como hijos de Dios es obra de Dios Uno y Trino, no de una Persona en particular. Jesús nos ha revelado que Dios es “Padre” en un sentido nuevo: no lo es sólo en cuanto Creador. La distinción que hace Jesucristo cuando dice “Subo a mi Padre y a vuestro Padre...” Jn 20, 17, indica sin duda que nuestra filiación es diferente a la de Jesús. Nosotros somos hijos por adopción; Jesús por naturaleza, mas si bien la paternidad es distinta, el Padre es el mismo. Podemos hablar de Dios Padre, y dirigirnos a El; pero haciéndolo a través del Hijo, ya que precisamente “envió Dios a su Hijo... para que recibiésemos la adopción de hijos (Gal 4, 4-5). Es el Hijo quién nos introduce en la familiaridad de Dios. Es el Hijo quien nos abre o revela la Trinidad. El Hijo Primogénito de Dios Padre no sólo nos antecede, sino que es ejemplar, causa y fin de nuestra filiación. De este modo, nuestras acciones y nuestros ofrecimientos son valiosos a los ojos de Dios, al asociarse al eterno homenaje que el Hijo rinde al Padre en el seno de la Santísima Trinidad.

El misterio de la Trinidad siempre está presente en la vida del cristiano:

En la señal de la cruz, en el credo, en la oración. Se administran los sacramentos en nombre de la Santísima Trinidad. Toda la vida cristiana debe ser comunión con cada una de las personas divinas, sin separarlas de ningún modo: El que da gloria al Padre lo hace por el Hijo en el Espíritu Santo; el que sigue a Cristo, lo hace porque el Padre lo atrae (cf. Jn 6, 44) y el Espíritu lo mueve (cf. Rm 8, 14). Es cierto que las verdades de fe nos superan, pero el misterio de la Santísima Trinidad nos debe ayudar a vivir mejor. Que el amor que reina entre las tres Divinas Personas, reine e impregne nuestra vida.


• Koinonía •

Domingo 9 de Mayo de 2010

Ante los cambios tan acelerados de este medio, muchos padres nos hemos quedado atrás en el avance.

E

l mundo es cada vez más pequeño gracias a la tecnología que nos permite llegar más lejos, más rápido y con mayor eficiencia a un número mayor de personas, transmitir un mensaje al mundo entero ya no es problema. La comunicación ha tenido un avance impresionante y de acuerdo a la tendencia, los adelantos serán cada vez mayores en menor tiempo. Hace algunos años se pensaba que no todos los medios de comunicación social iban a sobrevivir ante los adelantos de la ciencia y la tecnología, como era el caso de la radio ante la aparición de la televisión; pero la realidad es que no sólo sobrevivió sino que se ha mantenido gracias a su adaptación y complemento con otros medios. Hoy por hoy, el Internet es el medio de comunicación con mayor crecimiento, avance y alcance que ningún otro. Tal vez sean estas las razones por las cuales se ha escapado de las manos una regularización de su uso. El Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales ha lanzado un documento titulado “Ética en Internet” donde la Santa Sede nos ofrece un panorama amplio acerca del correcto uso de esta herramienta. No pretendo agotar el tema, el documento es extenso y requiere de una profundización mayor pero es importante tocar algunos temas que nos conciernen como transmisores del evangelio.

Consideraciones prácticas

Etimológicamente, la Ética estudia la descripción de costumbres, de las actitudes humanas y de los modos de estas actitudes, tanto en la persona humana como en la sociedad. Existe la ética cristiana que parte de los principios naturales hasta llegar a las verdades sobrenaturales. Se desarrolla desde la fuente natural (ley natural) hasta el fin sobrenatural. Resuelve los problemas éticos yendo en busca de una respuesta y de una seguridad iniciadas en la religión; los actos no sólo dependen de la ley natural o la conciencia, sino también del juicio humano. Bajo esta premisa la preocupación actual de nuestra Iglesia es saber si el internet está contribuyendo al verdadero desarrollo humano y ayudando a las personas y a los pueblos a ser fieles a su destino trascendente. Ante los acontecimientos podemos contestar que el internet ha contribuido en mucho al desarrollo humano; pero tendríamos que añadir que un mal uso de este medio de comunicación puede causar mucho daño, y como el

Internet: Las

reglas del juego >Judith González de Fernández<

documento lo aclara “que el uso sea correcto o incorrecto depende en gran medida de nuestra elección”. En la determinación de lo correcto o incorrecto de los contenidos presentados por Internet no podemos dejarnos llevar por juicios mundanos, hoy en día el permisivismo concuerda con el inmoralismo de Nietzche, según el cual, los actos humanos no son en sí mismos ni buenos ni malos, sino que este juicio depende del individuo, y a veces el individuo no es capaz de un buen juicio por carecer de una recta formación. Recordemos que un acto es honesto si concuerda con la recta razón y con el bien común. Para ayudarnos a hacer un uso correcto de esta herramienta podemos apoyarnos en nuestra Iglesia que nos aporta para el caso: compromiso a favor de la dignidad humana y su larga tradición de sabiduría moral. Por eso la inquietud de la Santa Sede ante la falta de regulación sobre el uso de Internet, o lo que algunos autores han llamado ética desprotegida, la cual constituiría un estudio interdisciplinario de la deontología de la comunicación. Por lo pronto, el documento emitido por el Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales, hace un verdadero hincapié en los puntos de valoración de estos principios éticos que son la persona humana y la comunicación humana (que serían el fin y la medida del uso de los medios de comunicación con vistas a su desarrollo integral) así como el bien común (condiciones de vida que permiten a los grupos y sus miembros conseguir su propia perfección. Gaudium et spes n. 26)

¿Qué hacer?

Es de suma importancia que las personas que trabajamos en el área de evangelización conozcamos el uso de los medios más modernos de comunicación pues es a través de ellos que podemos eficientar nuestros métodos de transmisión. Así como Santiago nos advierte del peligro que la lengua puede representar (Santiago 3, 9) pues puede hacer gran bien o mucho daño, esta tecnología presenta diversas consideraciones: Puede utilizarse para que una persona o un grupo de personas salgan del aislamiento, o puede profundizarlo. La descentralización del proyecto de internet propicia una ausencia de reglamentación por lo que se ha llegado a abusar de la libertad de expresión. La libertad que ha prosperado es la de hacer cada quien lo que quiera, sin importar si es vil o destructivo. El cúmulo de información e imágenes transmitidas, ayuda al diálogo intercultural, si se basa en valores compartidos en la naturaleza de las personas; pero al mismo tiempo puede llevar a un egocentrismo y a separar a las personas por aquellos actos que hoy se llaman “ciber terrorismo”. Entre las recomendaciones que el documento nos presenta, podemos tomar en cuenta: Cada usuario debe utilizar esta herramienta de un modo maduro, disciplinado y con propósitos

moralmente buenos. Resulta vergonzoso ver como adultos considerados estables emocionalmente, se cobijan en el anonimato del Internet para cometer actos deshonestos que en cualquier otra ocasión no cometerían. Los padres debemos guiar y supervisar el uso que nuestros hijos hacen de Internet. Ante los cambios tan acelerados de este medio, muchos padres de familia nos hemos quedado atrás en el avance, por lo que nos parece muy difícil poner límites en su uso; y a veces ni siquiera estamos conscientes de que debemos hacerlo, si no hay impedimento, debemos conocer el juego que juegan nuestros hijos, para poder tener un criterio más objetivo. Las escuelas e instituciones deben proporcionar formación con vistas al uso inteligente del Internet. Las escuelas tratan de educar al niño o al joven en su totalidad, pero a veces olvidan este aspecto de la educación, que implica dar las herramientas para poder evaluar los contenidos de

15 los medios de comunicación. “El criterio ético sano, el examen de la conciencia recta y el sentido del deber, inducen a realizar los actos éticamente buenos y a evitar los actos éticamente malos. La decisión se puede tomar si se comprende lo que se decide”. Es deber y obligación de cada uno comprender el uso y utilidad que se le da a los medios de comunicación para poder realizar un juicio y actuar correctamente en el uso que le demos. Víctor Frankl, autor de “La presencia ignorada de Dios” dice; “Hoy más que nunca, la educación debe dirigirse a educar en la responsabilidad. Vivimos en una sociedad de explosión informática. Nos acosan incentivos y estímulos de todas clases, no sólo sexual. Para resistir los medios de comunicación social, debemos descubrir que es lo que tiene sentido y que no tiene”. Cada medio de comunicación social que existe en la actualidad presenta ventajas y desventajas, en ocasiones los hemos satanizado por evitar la complicación de analizarlos, comprenderlos y hacerlos parte de nuestra tarea. El reto del católico actual es definir los límites en el recto uso de ellos e introducirnos a fondo en su uso para poder poner estas herramientas al servicio de Cristo y de su Iglesia. La verdad es que nuestra Iglesia nos ofrece la única respuesta satisfactoria a las interrogantes de la vida: Jesucristo que “manifiesta plenamente el hombre al propio hombre y le descubre la grandeza de su vocación”. (Gaudium et spes n. 22) Para finalizar dejo este pensamiento como meditación en nuestra tarea evangelizadora: “Que Cristo no pueda reprocharnos el que seamos menos hábiles y astutos para obrar el bien que los hijos de Satanás para obrar el mal. Los enemigos de la Iglesia y de Cristo, ahora cuentan con sistemas y medios técnicamente estudiados con organizaciones tan bien planeadas que son capaces de poner en jaque al catolicismo en un momento dado”(M.M).


16

Vida Ejemplar

• Koinonía •

Domingo 9 de Mayo de • 2010 • Koinonía

Domingo 9 de Mayo de 2010

Madres y santas

Cuando decidimos escribir sobre las Madres Santas, la verdad no pensamos encontrar en el Santoral tantas madres-santas, no podemos poner a todas pero presentamos algunas que son muy significativas. Ana

En Roma, beata Ana Rosa Gattorno, religiosa, que era madre de familia, pero, al quedar viuda, lo dejó todo y se entregó totalmente a Dios y al prójimo, fundando las Hijas de Santa Ana, Madre de María Inmaculada, brillando por la gran labor que realizó en favor de los enfermos, los débiles y los niños desamparados, en cuyo rostro contemplaba a Cristo pobre.

Ana María

En Roma, beata Ana María Taigi, madre de familia, que, víctima de la violencia de su marido, cuidó de él y de sus siete hijos, educándolos convenientemente, y además estuvo siempre atenta a las necesidades espirituales y materiales de los pobres y de los enfermos

Ángela

En la ciudad de Foligno, en la Umbría (hoy Italia), beata Ángela, la cual, después de la muerte de su esposo y de sus hijos, siguió las huellas de san Francisco, entregándose totalmente a Dios, y escribió un libro, en donde cuenta las experiencias de su vida mística.

Brígida

En Piacenza, en la región de Emilia, en Italia, beata Brígida de Jesús Morello, que, después de enviudar, se consagró a Dios, afanándose en obras de penitencia y caridad, y fundando la Congregación de Hermanas Ursulinas de María Inmaculada, dedicadas a la educación cristiana de la juventud femenina.

Eduvigis significa Luchadora victoriosa

Santa Eduvigis, religiosa, que, nacida en Baviera y duquesa de Silesia, demostró un gran interés en ayudar a los pobres, para los cuales fundó hospicios, y, fallecido su marido, se retiró en el monasterio de monjas cistercienses que ella mismo había

fundado y del que era abadesa su hija Gertudis, terminando allí sus días, en Trebnitz, el día quince de octubre.

>Pbro. Lic. Sergio Valdivia<

Isabel significa Jura por Dios

Memoria de santa Isabel de Hungría, que, siendo casi una niña, se casó con Luis, Langradve de Turingia, a quien dio tres hijos, y al quedar viuda, después de sufrir muchas calamidades y siempre inclinada a la meditación de las cosas celestiales, se retiró a Marburgo, en un hospital que ella misma había fundado, donde, abrazándose a la pobreza, se dedicó al cuidado de los enfermos y de los pobres hasta el último suspiro de su vida, que fue a los veinticinco años de edad.

Marcelina

En Jazlowice, en Ucrania, beata Marcelina Darowska, que, muerto su esposo y su primogénito, se dedicó a Dios y, preocupada por la dignidad de la familia, fundó la Congregación de las Hermanas de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, para la educación de las jóvenes.

Margarita

En Londres, en Inglaterra, beata Margarita Pole, madre de familia y mártir, que siendo condesa de Salisbury y madre del cardenal Reginaldo, bajo el rey Enrique VIII, cuyo divorcio había reprobado, descansó en la paz de Cristo al ser decapitada en la cárcel de la Torre de Londres.

María

En Florencia, de la Toscana, beata María de Jesús (Emilia d’Oultremont d’Hooghvorst), la cual, nacida en Bélgica y madre de cuatro hijos, al quedar viuda, sin descuidar sus deberes maternos fundó y rigió la Sociedad de Hermanas de María Reparadora, confiando en el auxilio divino, y superando no pocas enfermedades, cuando regresaba a su patria terminó su terrena peregrinación, descansando en el Señor.

María

En Québec, en Canadá, beata María de la Encarnación (María Guyart Martin en el mundo), la cual, siendo madre de familia, después de la muerte de su esposo confió a su hijo, aún pequeño, a los cuidados de su hermana e, ingresando en las Ursulinas, estableció la primera casa de este Instituto en Canadá, distinguiéndose por su actividad. W

Beata Maria de Jesús Santa Isabel de Hungría Beata Ana Maria Taigi

Semanario Koinonía 632  

Semanario de información y orientación católica de la Arquidiocesis de Puebla

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you