Page 1

1 A n i v e r s a r i o

er

5 de Abril de 2010

2 de abril de 2009-2010 Año XIII / N° 627

Órgano de información y formación católica

Arquidiócesis de Puebla

$6.00


2

Notas Diocesanas

• Koinonía •

Domingo 4 de Abril de 2010

n Solamente falta poner fecha

Aprueba el Papa beatificación de Juan de Palafox >Jorge Cabrera Hernández<

El pasado sábado 27 de marzo, en el transcurso de la Audiencia que Benedicto XVI concedió al Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el Arzobispo Angelo Amato, el Papa Benedicto aprobó la promulgación del Decreto sobre el milagro atribuido al Venerable Juan de Palafox y Mendoza, confirmando el voto emitido por la Congregación Ordinaria de Cardenales y Obispos, el pasado 8 de febrero de este año. Tras el paso decisivo de la aprobación del Decreto es ahora el momento en que la Santa Sede y la Diócesis deben fijar la fecha y el lugar de la beatificación que tendrá lugar en la Villa Episcopal

de El Burgo de Osma. Según declaraciones del Obispo de Osma-Soria, Monseñor Gerardo Melgar Viciosa, tras los primeros contactos mantenidos con la Secretaría de Estado del Vaticano, “podemos pensar en uno de los primeros domingos del mes de mayo de 2011 para que dé tiempo en la Diócesis para dar a conocer más exhaustivamente su figura; preparar los materiales divulgativos de su vida y de su obra. Además, teniendo en cuenta las circunstancias de nuestra Diócesis y tierra sorianas, la primavera de 2011 puede ser una buena época en la que hasta la climatología ayude a celebrar con toda solemnidad la beatificación con la asistencia del

mayor número de personas y de personalidades posibles”. Dado ya el visto bueno del Santo Padre a la beatificación de Juan de Palafox y Mendoza, el Obispo de Osma-Soria, Monseñor Gerardo Melgar Viciosa, nombrará en pocas semanas una Comisión diocesana que se encargará de preparar todo lo relativo a la ceremonia de beatificación y a los actos que en torno a ella se organicen. La beatificación del Obispo Juan de Palafox y Mendoza (1600-1659) supone un acontecimiento histórico pues nunca la Diócesis de Osma-Soria ha contado entre sus Obispos (desde San Pedro de Osma) con uno que haya sido elevado a la gloria de los altares.W

Vivamos la Pascua

“El paso de Jesús de la muerte a la vida, de la cruz a la resurrección, de la humillación a la exaltación, de la injusticia a la glorificación, del dolor a la felicidad”. >Movimiento Familiar Cristiano<

¿Qué es la Pascua?

Es la celebración gozosa del triunfo de Cristo sobre el pecado, la muerte y toda clase de esclavitud. Hoy también, los cristianos celebramos nuestra conversión y cambio de una vida de esclavitud hacia una vida de libertad por el paso liberador de Dios en nuestra historia. • El periodo de Pascua dura siete semanas y termina en Pentecostés (50 días). • En cada Eucaristía celebramos la Pascua Cristiana.

La Eucaristía es:

• El centro del Año Litúrgico. • Culmen de la Historia de la Salvación, pues en ella recordamos cómo Dios se ha hecho presente en la vida del hombre a través de la historia. • La celebración de la Pascua de Cristo y de nuestra propia Pascua. Es el paso de Jesús de la muerte a la vida, de la cruz a la resurrección, de la humillación a la exaltación, de la injusticia a la glorificación,

del dolor a la felicidad. Nuestro paso del pecado a la gracia, de la caducidad a la trascendencia, de la muerte a la vida, del pecado al perdón, de nuestra pequeñez al patrimonio del Padre. • Conmemoración, en ella revivimos la Cena Pascual de Cristo. • Banquete, en ella comemos sacramentalmente al mismo Cristo. • Comunión entre Jesucristo y nosotros. • Sacrificio. Cristo, sacerdote y ofrenda, se ofrece al padre como lo hizo en la cruz, hoy nosotros ofrecemos nuestra vida unida a la de Cristo. • Presencia real de Cristo en el pan y el vino, y en la presencia del sacerdote. • Oración perfecta, en ella alabamos, agradecemos, pedimos, damos gracias. • Perdón, porque siendo el sacramento de la comunión entre Jesucristo y nosotros, el sacramento de la amistad, es el momento de la reconciliación entre hermanos.


Notas Diocesanas

• Koinonía •

Domingo 4 de Abril de 2010

3

n Gen Rosso presenta su espectáculo Streetlight en Puebla

“Fuertes sin Violencia” >Chiara María Signorio<

“Se centra en el concepto de la fuerza interior y no en el problema de la violencia, está dirigido a la formación de estudiantes.

Trabajan el proyecto educativo “Fuertes sin violencia”

En estos últimos años ha realizado “proyectos educativos”, trabajando con personas de todos los credos, sobre todo con jóvenes de escuelas publicas y privadas y también en los difíciles ambientes de las cárceles. El Proyecto titulado “Fuertes sin Violencia” está dirigido a la formación de estudiantes (nivel medio y medio superior) a los valores de la paz, el perdón, la subsidiaridad, el servicio, el diálogo entre razas y religiones, entre distintas edades y clases sociales para prevenir el fenómeno de la violencia en las escuelas, la venganza, el mobbing y el malestar juvenil.

Después de 19 años, el conjunto internacional Gen Rosso regresó a México con su último musical “Streetlight”, y realizó una gira en varios estados de nuestro País. En la ciudad de Puebla, se presentó ante 3500 jóvenes provenientes de diferentes escuelas, colegios y universidades de la capital, en el Auditorio del Complejo Cultural Universitario y en la Mariapolis El Diamante en Acatzingo, ante 3000 personas, en este espectáculo participaron 250 estudiantes en las coreografías y en las canciones, de los bachilleratos de esa zona escolar que participaron en un proyecto educativo. Alegría, entusiasmo y deseo de comprometerse para construir un mundo más unido, son los sentimientos que quedaron en el corazón de muchos de los jóvenes que participaron en estos conciertos.

“Streetlight”

¿Quién es Gen Rosso?

El Gen Rosso International Performing Arts Group - nace en 1966 en Loppiano, una pequeña localidad cerca de Florencia (Italia), cuando Chiara Lubich, fundadora del Movimiento de los Focolares y Premio Unesco para la Educación a la Paz, regala una batería roja (de aquí el nombre) a un grupo de jóvenes para que, a través de la música puedan comunicar el mensaje de la paz y de la fraternidad universal y concurrir así a la realización de un mundo unido. La evolución artística y la original actividad del Gen Rosso surge, ya desde sus comienzos, de su bagaje artístico cultural, de la internacionalidad de sus componentes y del compromiso personal de cada uno de ellos de poner en práctica, en el contexto de la vida cotidiana, los valores de los que se hacen embajadores.

Difundir valores es su misión

En las últimas décadas, el conjunto, ha llevado el mensaje de la fraternidad universal difundiendo valores como el amor, la paz y la no violencia, en muchos países del mundo desde Asia, a África, y a Australia, desde Europa a América del norte y del sur. 24 idiomas cantados, 220 giras en 44

Naciones, 54 álbumes, 60 manifestaciones internacionales, 250 workshop, 320 canciones publicadas, dos mil conciertos, 2 millones 500 mil kilómetros recorridos, cinco millones de espectadores.

Actualmente, el conjunto está compuesto por 18 artistas y técnicos provenientes de Brasil, Kenia, Filipinas, Polonia, Italia, Argentina, Suiza, Tanzania y España.

El núcleo y punto más importante de “Fuertes sin violencia” es la obra musical “Streetlight” (luces de la calle). Se centra en el concepto de la fuerza interior y no en el problema de la violencia. El cambio a esta perspectiva da como resultado la posibilidad de integrar el proyecto a los jóvenes, en una variedad de acciones en forma activa y auto responsable y darles a entender que son capaces de utilizar sus fortalezas de manera creativa para lograr la convivencia pacífica, tolerante que conduzca a las soluciones de un conflicto. Con los temas de la obra musical: violencia, exclusión, incapacidad de resolver conflictos y por otro lado, fuerza y valor de decisión ayudan a los jóvenes a confrontarse con las situaciones que viven cotidianamente dentro y fuera de la institución escolar. El musical “Streetlight”, describe la historia real de Charles Moates, un joven afro americano que vivía en un barrio marginal de Chicago. En 1969 Charles tocaba en la Streetlight band, un grupo de cinco amigos que utilizan todas sus energías en la construcción de un mundo más unido, su amigo Jordán pertenece a una banda local “la pandilla” que se ha impuesto a los demás y está muy enamorado de Lisa, la hermana de Tray, el jefe de la pandilla que tiene el control del barrio. El mensaje, muy emotivo e increíblemente actual, resulta un verdadero desafío contra la violencia, ya que Charles creyó tanto en el valor de la paz y del perdón contraponiéndose a la mentalidad de venganza de la pandilla, que supo testimoniarlo hasta las extremas consecuencias de dar la vida.


4

Notas Diocesanas

• Koinonía •

Domingo 4 de Abril de 2010

n Inicia la Semana Santa con el Domingo de Ramos

¡Viva Cristo Rey!

>Alba Juárez Amador<

Como parte del inicio de Semana Santa, el Señor Arzobispo de Puebla, Monseñor Víctor Sánchez Espinosa presidió la celebración Dominical en la que encabezó la Procesión con motivo del Domingo de Ramos, la cual dio inicio en la Capilla de

El Sagrario y culminó en el altar de la Basílica Catedral. Luego del Relato de la Pasión del Señor, durante la homilía el Pastor de los poblanos elevó su oración para pedir a Dios todopoderoso y eterno, concederle a los fieles vivir según las enseñanzas de la Pasión de Cristo

para participar con Él un día de su gloriosa Resurrección. “Durante los días de Cuaresma nos hemos preparado con nuestras prácticas penitenciales y obras de caridad para llegar a vivir los días de la Semana Santa, hoy con esta bendición y procesión de palmas hemos acompañado a Jesús, nuestro Salvador en su entrada triunfal a la Ciudad Santa, participando así de su cruz para a través de ella participar también de su gloriosa resurrección y de su vida”, enfatizó. Recalcó cómo en ese entonces la gente que primero lo aclamó después pidió que se le crucificara, y exhortó a los asistentes a meditar y acompañar a Jesús sufriente, quien se humilló a sí mismo, pero que después fue exaltado por Dios y reconocido públicamente, “nos reunimos como Iglesia para celebrar los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de nuestro Señor Jesucristo, misterios que iniciaron con la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén. Estos días son días santos, a nosotros los católicos la Iglesia nos pide que nos dediquemos a la reflexión”, finalizó.

n Nueva Producción discográfica

Mi Amigo Jesús

>Colaboración<

En el Café Carismático de la Col. Constitución Mexicana, Clari y Fer presentaron su cuarto disco de cantos y alabanzas, titulado “Mi Amigo Jesús”, este material está pensado para los niños y para aquéllos que sienten en su corazón el llamado a ser como niños, y ponerse a los pies del Salvador, comentaron Clari y Fer. Señalaron que este disco contiene temas como: Hola Jesús, Mis dos mamás, Soy un gusanito, Mamita María, Vienen con alegría, entre otras

alabanzas que además de los fieles serán de gran ayuda para los catequistas. Cabe recordar que las producciones anteriores fueron: Hijos de Dios, Jesús está vivo, La coronilla a Jesús Divina Misericordia y esperan presentar muy pronto un disco de oración y adoración en presencia del Santísimo Sacramento, “todo esto lo hemos logrado en año y medio, siempre con ayuda de Dios. Además como familia compartimos la alegría de ser discípulos y misioneros permanentes de Jesucristo, y esperamos que este disco les guste”.

n Por primera vez sale el óleo del Ecce Homo de Acatzingo

Solemnidad a la Virgen de los Dolores

>Jorge Cabrera Hernández <

En el marco del quinto Viernes de Cuaresma, la comunidad parroquial de San Juan Evangelista Acatzingo, a cargo del padre Raúl Barojas Gómez, celebró a la Virgen de los Dolores representada en un bello óleo que, según cuenta la tradición, fue dejado a su paso por Acatzingo por unos arrieros que iban a Veracruz, junto con otro oleo del Sr. Ecce Homo. Por primera ocasión en la festividad, el segundo óleo fue sacado en procesión para su veneración, miles de fieles, en la vigilia de la fiesta, acudieron a la parroquia de San Juan Evangelista para participar en el tradicional “beso de la Virgen” que se prologó hasta la media noche. En el día de fiesta principal, se realizó una solemne Eucaristía en la que el Sr. Arzobispo de Puebla, Mons. Víctor Sánchez Espinosa, otorgó el sacramento de la confirmación a un numeroso grupo de jóvenes y adolecentes, durante su homilía destacó la anunciación del ángel y el sí de María, que como esclava del Señor se ofreció para ser la madre protectora del Salvador: “la expresión que tiene la Santí-

sima Virgen, es la expresión de una madre con una corazón contrito, en la vía dolorosa, en el calvario y en el sepulcro, pero esa expresión cambiará a alegría por la gloria de la resurrección”.


El Poder de la palabra

• Koinonía •

Domingo 4 de Abril de 2010

¿Qué hay después de esta vida temporal? ¿Qué experiencia tenemos de la Resurrección? ¿Dónde están los restos mortales de Jesús? Evangelio Jn. 20, 1-9

El primer día después del sábado, estando todavía oscuro, fue María Magdalena al sepulcro y vio removida la piedra que lo cerraba. Echó a correr, llegó a la casa donde estaban Simón Pedro y el otro discípulo a quien Jesús amaba, y les dijo: “Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo habrá puesto”. Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos iban corriendo juntos, pero el otro discípulo corrió más aprisa que Pedro y llegó primero al sepulcro, e inclinándose, miró los lienzos puestos en el suelo, pero no entró. En esto llegó también Simón Pedro, que le venía siguiendo, y entró en el sepulcro. Contempló los lienzos puestos en el suelo y el sudario que había estado sobre la cabeza de Jesús, puesto no con los lienzos en el suelo, sino doblado en sitio aparte. Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro, y vio y creyó, porque hasta entonces no habían entendido las Escrituras, según las cuales Jesús debía resucitar de entre los muertos.

Explicación

En el canal Discovery decía del descubrimiento de la tumba de Jesús. Se ha querido lanzar una exclusiva a la que sacar mucho dinero. Se trata de una arqueología “fantasiosa”, un documental y una exclusiva que dé fama y dinero. ¿Qué decir de toda nuestra tradición de la veneración del sepulcro vacío? Los arqueólogos, más científicos y críticos no dudan de calificar lo mal intencionado del “Documental de la tumba de Jesús”. Nosotros creemos que Jesús resucitó en cuerpo y alma. No hay restos posibles de Jesús en ninguna tumba. Nosotros nos acercamos al Evangelio que nos lleva a preguntarnos: ¿Qué es la Resurrección? La Iglesia no se niega a plantearse el “misterio”; por eso se pregunta: “¿Qué hay después de esta vida temporal?” Y añade: “La Iglesia cree que Cristo ha resucitado por todos”. Muchos son los que rechazan de plano este misterio. ¿Qué de particular tiene si ya en los primeros días de la Iglesia, cuando Pablo predica la resurrección de Jesús, se burlaban de él? (Hech. 17,32). Desde este lado de la muerte seguimos preguntándonos qué es la Resurrección. Sin embargo ésta está en el centro de la fe y de la esperanza cristianas desde que Cristo volvió de la muerte a la vida. Experiencia de la resurrección: A cada uno nos resulta fácil, después de

Cristo ha resucitado por todos >Fr. Antonino Peinador Primo O. P.<

creer en el misterio de la encarnación de Jesús en el vientre de María, cómo este Jesús Dios y Hombre nace, cree, experimenta la alegría y la tristeza; también sabemos por propia experiencia lo que es el sufrimiento; tenemos experiencia, por lo que vemos alrededor, de qué es la muerte. Todo esto lo vivimos en propia carne y en lo más íntimo. Pero no hemos visto resucitar a un muerto. Ni siquiera los evangelistas se detienen a decir de qué manera salió Jesús del sepulcro. Ante la “no experiencia” personal, más se nos impone la fe en los testigos de entonces. He aquí el punto donde se nos apremia a la fe más decidida en la Resurrección y en la vida gloriosa, por lo que nos dice el Evangelio. Esta “no experiencia” la entendemos cuando los Apóstoles reconocen que no habían comprendido el anuncio de la Resurrección en las Escrituras. Por eso Jesús les lleva a esa eficacia de la experiencia que tiene en sí mismo, dando pruebas del hecho de su Resurrección, con las distintas apariciones donde les evidencia que está vivo. La primera prueba es el “sepulcro vacío”. No es definitiva, pero empieza a ser eficaz. Pues hoy Juan nos dice que “entró en el sepulcro y vio y creyó…”.

Hoy el Evangelio nos lo presta San Juan:

Los cuatro Evangelios después de decir de la crucifixión, muerte y sepultura de Jesús, dicen que Jesús ha resucitado, que está vivo. Ninguno da más detalles; lo que sabemos lo que nos dice Mateo, que “sobrevino un terremoto, y un ángel del Señor removió la piedra del sepulcro y se sentó sobre ella...” Es María Magdalena que llevada de su afecto se adelanta a las demás mujeres que van al sepulcro, y corrió hasta el sepulcro... pero la piedra del sepulcro estaba corrida y abierta la tumba. Le bastó un mirada rápida para darse cuenta que el sepulcro estaba vacío. Aunque desconcertada, avisa a Pedro y a los otros. Quizás ellos supieran porqué estaba abierto y vacío el sepulcro. El significado de estas carreras: ¿Por qué no entró Juan? ¿Por qué espero a que llegara Pedro? La preeminencia de Pedro se acusa siempre en los Evangelios. Se acusa en la actitud de Juan, que habiendo llegado antes no toma decisión. Espera que sea Pedro quien entre, para saber lo que había que hacer. Los lienzos y el sudario: Cuando se trata de un robo, los ladrones no se detie-

nen a dejar las cosas en orden. Aquí estos lienzos están cuidadosamente doblados. El evangelista trata de hacer notar que no se trata de un robo. Aquí están los lienzos propios del enterramiento. Tal vez ni el mismo Cristo se entretuvo en doblar los lienzos, como no se entretuvo en correr la roca de entrada para salir glorioso. Sino que, como cuerpo glorioso, pasó por ella sin romperla ni moverla. El ángel, que según Mateo “removió la piedra”, muy bien pudo ser delicado para con su Señor,

5

y cumplir este servicio de doblar los lienzos después que se había ido.

Aplicación a la vida

• La celebración de hoy está enmarcada por un grito de júbilo: ¡Aleluya, aleluya! ¡Cristo ha resucitado! • ¿Quién no se alegrará?.. Más claro se ha mostrado el sol este día que todos los otros, porque razón era que sirviese al Señor con su luz en el día de su alegría, así como le sirvió con sus tinieblas en el día de su pasión. Los cielos, que viendo padecer al Señor, se habían oscurecido por no ver a su Criador crucificado y desnudo, éstos ahora con doblada claridad resplandecen viendo cómo sale vencedor del sepulcro. Alégrese, pues el cielo, y tú tierra, toma parte de esta alegría, porque mayor resplandor nace hoy del sepulcro que del mismo sol que alumbra en el cielo”. • “¿Quién es éste, que, después de tan grandes tempestades y deshonras, sale tan resplandeciente y tan hermoso? Éste es nuestro Salvador glorioso, a quien arrebató aquella cruel bestia que jamás se harta, que es la muerte; la cual, después que lo tuvo en la boca, conociendo la presa, tembló en tenerla. Porque dado caso que la tierra después de muerto lo tragó, mas hallándose libre de culpa, no pudo retenerlo en su morada, porque la pena no hace al hombre culpado, sino la causa”.

Homilías

para los que

No van a Misa

Domingo 1º de Pascua Hch. 10,34.37-43/Col.3,1-4/Jn. 20,1-9. Pbro. Guillermo Hernández

Una cruz y un sepulcro vacío: realidades inseparables que son, al mismo tiempo, símbolos de muerte y esperanza de vida. En teoría resulta más fácil aceptar la muerte que la resurrección de Cristo, pero en la práctica, al contrario, resulta más cómodo aceptar la resurrección que no la muerte de Jesús. Y desgraciadamente no podemos ser de otra manera cuando, no sabiendo ver las cosas del cielo, como dice san Pablo, no tenemos ojos más que para las de la tierra. Esta cierta miopía ha hecho ver la resurrección de Cristo algunas veces como algo definitivamente absurdo y otras como algo aceptable pero sin el menor compromiso. En un caso se trata de la negación y en otro de la irresponsabilidad de la fe. A lo primero el Apóstol respondió con un rotundo “¡Cristo resucitó!” porque, si no es así, vana sería nuestra fe y nosotros los más desgraciados de los hombres. A lo segundo hay que responder con el testimonio mismo de quienes lo vieron ya resucitado, y comieron y bebieron con El. En el primer caso, es la misma fe que actúa en nosotros; y en el segundo es el testimonio vivo de quienes lo vieron vivo. En ambos casos, sin embargo, se trata, en última instancia, de la decisión libre del hombre, de la aceptación o el rechazo de la acción misteriosa y salvífica de Dios. “¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo?”


6

Tema de Portada

• Koinonía •

Domingo 4 de Abril de 2010

Primer Aniversario como Arzobispo de Puebla “Mi deseo, desde que llegué lo expresé, es estar cercano a la gente, donde las comunidades necesiten la presencia de su pastor y obispo, ahí estoy. He visitado casi toda la Arquidiócesis y en algunas parroquias he ido una, dos, tres y hasta ocho veces”. Texto Fotos Jorge Cabrera Hernández

E

l jueves 27 de febrero del año 2009, mientras Monseñor Víctor Sánchez Espinosa se encontraba en retiro espiritual con los sacerdotes de la VII Vicaría de la Arquidiócesis de México, en la casa de retiros “el Cerrito” de Cholula, recibió una llamada de la Nunciatura Apostólica donde le pidieronn presentarse con carácter de urgente. Se trasladó a la ciudad de México, y fue ahí donde recibió la grata noticia del destino que tomaría su ministerio episcopal. El Nuncio Apostólico en México, Christophe Pierre, lo recibió con agrado y le preguntó sobre su estado de salud, sus compromisos en la Vicaría y en el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), organismo del cual era Secretario General. Monseñor Víctor se mostró agradecido ante el cuestionamiento y le platicó los compromisos que tendría en los próximos días en Bogotá y en Roma. Se trataba de tres reuniones importantes; en Bogotá se reuniría con la presidencia

del CELAM y con la conferencia de los Obispos de Estados Unidos y Canadá, mientras que en Roma, impartiría un tema sobre “la formación sacerdotal” en la Pontificia Comisión para América Latina. “Cuando terminé de hablar y platicarle mis planes próximos -nos relata a Koinonía Mons. Víctor en entrevista- el Sr. Nuncio me respondió: ‘Pues fíjese que no, ya no asistirá. El Santo Padre Benedicto XVI le ha nombrado Arzobispo de Puebla de los Ángeles’. Me quedé muy sorprendido, creo que hice un gesto especial porque el Nuncio me preguntó si me sentía bien, le respondí: ‘Eminencia, tengo un poco de miedo, conozco la realidad de Puebla, su geografía, su presbiterio’. Me interrumpió, me dio una palmada en el brazo y me dijo: ‘no se preocupe, vaya y sea un buen obispo, vaya y sea un buen pastor’”. Posteriormente conversaron sobre la conveniencia de cancelar o no las reuniones previstas. “El Señorr Nuncio se salió de la sala y regresó junto con el Obispo de Texcoco y Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Monseñor Carlos Aguiar Retes y me dijo: ‘Excelencia, le presento al Arzobispo de Tlanepantla’. A él le indicó: ‘Excelencia, le presento al Arzobispo de Puebla’. Entre los tres decidimos no cancelar los compromisos con el CELAM y por eso, a los ocho días que se publicó la noticia, el 5 de marzo, me encontraba yo en Bogotá, Colombia. En esta ocasión, no me preguntaron mi opinión, como lo hicieron


7

• Koinonía •

Domingo 4 de Abril de 2010

cuando me nombraron Obispo Auxiliar de México, el Señor Nuncio sólo me comunicó los deseos del Santo Padre”. Las campanas de Catedral repicaron con un eco singular la mañana del 5 de febrero, cuando la primera noticia que se publicó en los medios de comunicación fue que Puebla tenía un nuevo Arzobispo; se contagió la alegría aún más cuando se supo que el designado era hijo de estas tierras, poblano de nacimiento, liturgista y egresado del Seminario Palafoxiano. Era el lugar del VIII Arzobispo de Puebla quien Su Santidad Benedicto XVI designaría para Mons. Víctor Sánchez Espinosa.

Histórica llegada

Una vez conocida la noticia, y cumplidos los compromisos con el CELAM, el Santo Padre le pidió a Monseñor Víctor dejar la Secretaría General de ese organismo para dedicarse de tiempo

completo a su nueva Arquidiócesis. La primera presentación con su Iglesia diocesana, sus presbíteros y sus feligreses, decidió hacerla a los pies de la Morenita del Tepeyac en la tradicional peregrinación anual a la Basílica de Guadalupe, celebrada el 12 de febrero. Tomó posesión como VIII Arzobispo de Puebla mediante una celebración Eucarística realizada el 2 de abril en el estadio Cuauhtémoc, y el día 7, en el marco del Martes Santo, hizo su arribo a la Basílica Catedral.

Un año de intensa labor pastoral

El 2 de abril del presente año, Monseñor Víctor cumplió un año de trabajo pastoral al frente de la Arquidiócesis de Puebla. Los fieles poblanos han sido testigos de que, el desempeño de su ministerio como arzobispo-pastor no sólo ha sido en su Iglesia, sus apostolados, comunidades, parroquias e instituciones,

sino inmerso en los diversos sectores de la sociedad. Con ocasión de este primer aniversario, el Arzobispo de Puebla reconoció que las visitas a la Sierra Norte y la Mixteca, marcaron la pauta para iniciar un ministerio como pastor itinerante. “Ha sido un trabajo intenso, pero muy gratificante” expresó. A la fecha calcula haber visitado el 89 por ciento de la Arquidiócesis, pues de 246 parroquias y cuasi parroquias que tiene, ha visitado en el año 221, además, más de 400 comunidades en las que ha hecho acto de presencia tanto en sus visitas pastorales como en sus recorridos tradicionales. “Mi deseo, desde que llegué lo expresé, es estar cercano a la gente, donde las comunidades necesiten la presencia de su pastor y obispo, ahí estoy, he visitado casi toda la Arquidiócesis y en algunas parroquias he ido una, dos, tres y hasta ocho veces”, expresó. “Puebla es una Arquidiócesis viva y esa es la herencia que me dejaron mis antecesores, todos ellos hicieron algo para que esta Iglesia particular estuviera caminando, a mí me corresponde continuar el gran trabajo que me dejó concretamente, Monseñor Rosendo Huesca Pacheco”. “Mi deseo es seguir visitando las comunidades y no pienso bajar el ritmo”, aseguró el pastor de los poblanos. En su primer año realizó 5 visitas pastorales a las zonas: norte, sur y tres en la poniente. Además se ha reunido con los sectores político, empresarial, económico, académico, medios de comunicación, entre otros. “Además de encontrarme con la gente, sentir su cariño y su fe, ha sido fundamental el apoyo de mis presbíteros diocesanos, de mis seminaristas, de la vida consagrada femenina y masculina, porque a final de cuentas ellos son los que se enfrentan al trabajo diario, a mí me alienta su acogida y gran disposición para trabajar por el bien de la Iglesia Poblana”, terminó.W

El Arzobispo en cifras

• Parroquias visitadas en el año: 221, que representa el 89 por ciento de la Arquidiócesis de Puebla • Visitas Pastorales: 5 • En la Sierra Norte visitó 15 comunidades de 9 parroquias. • En San Pedro Cholula visitó 11 parroquias, 70 comunidades y centros misión. • En el decanato de Chiautla de Tapia visitó 9 parroquias y 13 comunidades. • En los decanatos de San Martín y Huejotzingo visitó 21 parroquias, 84 comunidades y centros misión. • En el decanato de San Andrés Cholula visitó 9 parroquias y 33 comunidades. • Mons. Víctor Sánchez Espinosa fue nombrado por el Papa Benedicto XVI, Arzobispo de Puebla el 5 de febrero de 2009. El 2 de abril tomó posesión en el estadio Cuauhtémoc de Puebla donde recibió el báculo de manos de Monseñor Rosendo Huesca Pacheco. • Las visitas a la Sierra Norte y la Mixteca marcaron la pauta de su ministerio episcopal como un pastor itinerante.


Parroquiales

8

• Koinonía •

Domingo 4 de Abril de 2010

La Resurrección del S A

ctualmente se conoce como “La Resurrección” a la basta comunidad situada a las faldas de La Malinche ubicada entre la ciudad de Puebla, san Miguel Canoa, santa María Xonacatepec y Aparicio. Según narran los historiadores, el nombre original era Tepetitlán (“lugar entre cerros”), los Franciscanos que llegaron a esta región se encontraron con gente noble que recibía la Buena Nueva dócilmente, al mismo tiempo había mucha pobreza y un alto índice de natalidad, pese a ello las familias siempre salían adelante. Por tal motivo los frailes, en un principio, se referían a dicha comunidad como “La Resurrección”, de modo que cuando acudían a evangelizar solían decir: “Vamos a la Resurrección, porque la Resurrección es del Señor”, con el tiempo la frase fue acortándose y posteriormente al pueblo se le conoció bajo este nombre.

Una fe y un templo milenario

Siendo gente de espíritu de oración desde sus ancestros, se ocuparon en cons-

Un lugar entre ce

truir un lugar digno para la casa de Dios, existen pruebas de que la edificación de su templo data de hace más de tres siglos, y éste se pudo realizar gracias a Don Manuel Fernández de Santa Cruz. Pero fue hasta el 2 de octubre del año de 1692 cuando fue erecta como Parroquia según consta en los documentos de los libros de gobierno. Al paso del tiempo respecto a las delimitaciones civiles, La Resurrección llegó a ser considerada Municipio por algunos años, pero dicho nombramiento se perdió debido a la extensión que fue adquiriendo la ciudad de Puebla, de modo que hoy solo es considerada Junta Auxiliar. Actualmente esta parroquia es una de las más grandes de la Arquidiócesis, y cada vez llega más gente a habitar sus tierras, tan sólo la cabecera cuenta con una extensión territorial de 61.70 kilómetros cuadrados en un terreno abrupto cercado por barrancas muy acentuadas, pero en la periferia existen 20 colonias, que en total congregan a unos 60 mil habitantes. Cada una de estas Colonias se ha preocupado por edificar una Capilla, la mayoría se encuentra en obra negra, pero con mucho entusiasmo por parte de los fieles para terminarlas.

Una parroquia, dos realidades

En entrevista con el Párroco, Padre Noé Elías Serrano Castilla manifestó que en La Resurrección se perciben dos realidades contrastantes:

Colonias de la periferia:

Conformadas de gente que llega de otros lugares de la República, por tanto con otras costumbres y cultura, hay mixes, mixtecos, zapotecos, algunos provenientes de Oaxaca, la sierra negra, la sierra norte de Puebla, de Chiapas, hablan diferentes lenguas, llegan a vivir en grupos y buscan algún oficio que desempeñar. Cada vez llegan más grupos a crear colonias nuevas y debe de atendérseles,

San Agustín decía: “Resurrectio Domini, spes nostra”, la resurrección del Señor es nuestra esperanza (Sermón 261,1), y no cabe duda, estas palabras se aplican para todo católico, pero para los fieles de la Parroquia de La Resurrección tienen un significado más fuerte.

lo que se hace es celebrar una Misa en una colonia céntrica para que de varias puedan asistir a los oficios.

La cabecera:

La población es indígena, los varones se dedican a la construcción o son obreros, y las mujeres se emplean en la ciudad en la elaboración de tortillas y “gorditas” o “memelas”, además, históricamente se han dedicado a la venta de terrenos. Por desgracia, debido a que hay poco interés en la preparación y los estudios, los vicios ganan terreno entre la población y desde muy jóvenes se inician en ellos. En las familias está presente el patriarcado que se hereda de generación en generación como parte de sus costumbres, pero un aspecto muy positivo de esta comunidad es su religiosidad popular. Los habitantes de La Resurrección son gente de mucha fe, y el calendario litúrgico y sus tradiciones son el centro de la vida de los fieles, ya que la población que habita en la cabecera parroquial se mueve exclusivamente en torno a las fiestas de la parroquia y sobre todo de las Mayordomías.

Un peculiar sistema de organización pastoral

En la estructura pastoral de la parroquia existen los Fiscales y Mayordomos.

Los Fiscales.

Piden el cargo con mucho tiempo de anticipación, incluso años, actualmente hay una lista de espera que llega al año 2024. Piden la fiscalía porque después quieren ser Mayordomos de lo que ellos llaman las “imágenes importantes”. El Fiscal vive en la parroquia durante un año, está al servicio de la Iglesia y la comunidad, por lo que durante ese periodo lo mantiene su esposa o su fa-

milia si tiene hijos. Su labor consiste en cuidar el templo, asearlo, custodiar la parroquia, su entorno y el Cementerio. El grupo de fiscales es conocido como la Fiscalía, ellos deben ser personas honradas porque deben demostrar al pueblo el transparente manejo de recursos, tienen el deber de salir a cobrar casa por casa “La Dominica”, que es una cuota que todo varón mayor de edad debe dar como pago por el derecho a hacer uso del cementerio, o de instalación perteneciente a la parroquia. El cambio de cargo se realiza el día primero de enero.

Los Mayordomos.

Las Mayordomías se remontan a la época de la Colonia, son cargos con los que se organizaba a la comunidad para los festejos propios del templo y tareas de coordinación. La Resurrección no es la excepción, y en esta parroquia existen 120 Mayordomías, por lo que hay fiestas todo el año. La persona que ya fue Fiscal elige la Mayordomía de la que quiere hacerse cargo, es decir, el Santo al que le tiene devoción y a quien desea honrar. La tarea del Mayordomo es encargarse de la Misa solemne, adornar el templo, poner flores, cohetes, música y ofrece en su casa los alimentos a la comunidad; para dichas actividades elige grupos que los apoyen tanto en las labores de la preparación de le la comida, como para portear la imagen de su Santo o la advocación de la Virgen que eligió.


9

• Koinonía •

Domingo 4 de Abril de 2010

Señor:

erros

El ser porteador es un honor, el Mayordomo asiste al domicilio de quien elige y lleva un presente para hacer la solicitud, del mismo modo le pide a varios niños que vayan regando pétalos y flores al paso de la imagen en la procesión. Cuando se realiza una Mayordomía sacan en procesión la imagen del Santo al que se celebra, pero además se invita a otras imágenes que acompañen al Santo, de modo que alrededor de 12 imágenes salen acompañando a la Mayordomía del día, toda persona que carga una de esas imágenes debe dar una simbólica cooperación por el honor de llevar la imagen, lo que se recauda se dona a la Iglesia para las obra La fecha de cambio de Mayordomos es el 30 de noviembre de cada año y en el marco de una celebración Eucarística, se acostumbra el intercambio de panes, los cuales son de gran tamaño y elaborados únicamente para la ocasión, se colocan en forma de collar y se intercambian entre quienes dejan y reciben el cargo, además le comparten a las familias de ambos y al sacerdote que preside la santa Misa. “Algo palpable es que cuando a un varón le llega el turno de ser Mayordomo, toda su familia lo apoya, si había problemas se olvidan de esas dificultades y se unen, dejan atrás los problemas y se ayudan. Por testimonio de ellos mismos se conoce que se piden perdón entre los familiares enemistados y el día de la Mayordomía las familias están completas, de modo que la Mayordomía origina la reconciliación. Otro aspecto especial es que cuando finaliza su cargo acostumbra dedicar un cuarto de su casa para construir un oratorio, con toda la estructura de una Capilla y hacer oración en familia invitando a los vecinos”, afirmó el Padre Noé.

Un diferente aspecto pastoral

En la parroquia de La Resurrección no existen movimientos de apostolado, pero sí

Por Alba Juárez Amador

decenas de Asociaciones, son grupos de laicos que se congregan en torno a una devoción y quien desea pertenecer se asocia, es decir se une a ese grupo de devotos para realizan sus oraciones, reflexiones y reuniones. En los tres años en que el Padre Noé ha desempeñado su ministerio sacerdotal como Párroco, afirma que la Resurrección es una comunidad en la que los fieles son de muy buen corazón, personas de fe y entusiasmo en los asuntos de la Iglesia, además de mucho compromiso. Además son muy respetuosos de la persona del sacerdote como verdadera autoridad y apoyo para ellos. “Hay mucha disponibilidad y están muy abiertos a las cosas de Dios, las confesiones en Cuaresma son de más de dos mil personas. Y cada vez son más conscientes de lo importante que es evangelizarse y estamos buscando proveerlos con instalaciones dignas donde podamos ofrecerles salones para el catecismo, para las reuniones de las Asociaciones y las Mayordomías, o donde se puedan impartir retiros espirituales. Gracias a su apoyo se ha logrado el arregló de la casa parroquial, y en el templo el cambio de candiles, de piso, destinar un lugar para oficinas, despacho y todo para beneficio de ellos mismos, queremos vivir una verdadera Resurrección en nuestra Parroquia”, finalizó.

“El que vive con Cristo, es una criatura nueva; lo viejo ha pasado, ha llegado lo nuevo” (2 Co 5,17).


10

Perfiles de Nuestra Fe

• Koinonía •

Domingo 4 de Abril de 2010

Los sacerdotes y su vestimenta sagrada

Un sacerdote en su vida cotidiana en general viste como todas las personas, sin embargo existen las camisas clericales o alzacuello que los diáconos, presbiteros y obispos utilizan y les permite ser claramente identificados por su naturaleza sacerdotal, y con franqueza, cuando la utilizan ofrecen una imagen de dignidad, autoridad y respeto; no es una obligación para ellos.

el fuego de la concupiscencia, para que permanezca en mí la virtud de la continencia y de la castidad”.

La Estola

w Dignificando los Altares Luz Esperanza Navarrete liturgica_pue@hotail.com

E

stamos acostumbrados a observar a diferentes profesionistas que para la realización de su trabajo utilizan vestimenta que los identifica y es adecuada para su labor, un médico, una enfermera, un chef, un policia, por citar algunos ejemplos. Por otra parte, hay representantes que como parte de su cargo utilizan ciertos artículos que les distinguen y marcan su investidura, ese sería el caso de los magistrados de la Suprema Corte que llevan su toga o los reyes que emplean coronas, capas, cetros y en los gobernantes, por ejemplo el Presidente de la República cuando toma posesión recibe la banda presidencial que utilizará en momentos de mucha solemnidad. Así que podemos distinguir que existe ropa apropiada a la actividad y vestimenta que es utilizada por representantes de la sociedad con una alta investidura y, en ese sentido, queremos con estas líneas compartir algunas reflexiones sobre la vestimenta de los sacerdotes.

Vestimenta sacerdotal

Un sacerdote en su vida cotidiana en general viste como todas las personas, sin embargo existen las camisas clericales o alzacuello que los diáconos, presbiteros y obispos utilizan y les permite ser claramente identificados por su naturaleza sacerdotal, y con franqueza, cuando la

utilizan ofrecen una imagen de dignidad, autoridad y respeto; no es una obligación para ellos, pero los que por voluntad lo hacen nos transmiten su compromiso, su fidelidad a Dios, nos hacen sentir seguros y orgullosos de ellos. Por otra parte cuando un sacerdote va a administrar algún sacramento utiliza una serie de aditamentos en su vestidura que vale la pena conocer, nos referimos a la vestimenta sagrada, es decir esos ornamentos que por su ministerio como representante de Jesucristo utilizan para administrar la gracia.

El Alba

Sin duda que lo más característico es el Alba, que es lo que también se conoce como sotana, aunque es más apropiado denominarle alba; en el caso del sacerdote es de color blanco y en el de los seminarista negro. Es una vestidura litúrgica común a todos los ministros. Es parecida a una túnica, de mangas largas que les cubre todo el cuerpo y se pone

encima (reviste) de su ropa común. El sacerdote representa con esa alba la pureza que el hombre recibe por los méritos del misterio pascual de Cristo. También significa la penitencia y la pureza de corazón que debe llevar el sacerdote al altar. Cuando un sacerdote se está revistiendo para oficiar una misa reza lo siguiente: “Purifícame, Señor, y limpia mi corazón, para que purificado con la sangre del Cordero, pueda disfrutar de los goces eternos”.

El Cíngulo

Otro de los accesorios que utiliza el sacerdote es el Cíngulo, que es una cuerda o cordón con la que se ajusta el alba a la altura de la cintura para no tropezar. Con el cíngulo se simboliza que el sacerdote ata a la pureza del alba a todo el mundo, a los fieles y los lleva al altar para ofrecerlos en la celebración. Esta es la oración del sacerdote al ponerse el cíngulo: “Cíñeme, Señor, con el cinturón de la pureza y extingue en mis entrañas

Es una prenda de tela que se pone alrededor del cuello del sacerdote, y es obligatorio que sea usada para las celebraciones litúrgicas. La usan los obispos y presbíteros, colgando del cuello hacia delante; y los diáconos, desde un hombro hasta la cintura atravesando en diagonal la espalda y el pecho. Es símbolo de los poderes sagrados que recibe el sacerdote, como pastor que lleva a sus ovejas sobre sus hombros, como maestro que enseña a sus discípulos; como guía que conduce a las almas hacia la vida eterna. Esta es la oración que reza el sacerdote al ponerse la estola: “Devuélveme, Señor, la túnica de la inmortalidad, que perdí por el pecado de los primeros padres; y, aunque me acerco a tus sagrados misterios indignamente, haz que merezca, no obstante, el gozo eterno”. Y finalmente la Casulla que es la vestimenta litúrgica de color, que pone sobre sus hombros el celebrante, es amplia y abierta por los costados para la celebración de la Misa. Se usa sobre el alba y la estola; su uso confiere solemnidad y lucimiento a la ceremonia. Cambia su color según la celebración y el tiempo litúrgico. Simboliza la caridad que cubre todos los pecados y por apoyarse sobre los hombros, el suave yugo del Señor. Esta es la oración que dice el sacerdote al ponerse la casulla: “Señor, que dijiste: Mi yugo es suave y mi carga ligera, haz que lo lleve de tal manera que alcance tu gracia. Amén”. Ahora que podemos comprender un poco más sobre la vestimenta de un sacerdote, invitamos a una reflexión: ¿sabías que uno de los mejores presentes que su comunidad puede ofrecer a un sacerdote o a la parroquia, es precisamente su vestimenta sagrada?; al igual que todos, requieren tenerlas en buen estado y esa es una excelente forma de apoyar a nuestros ministros (representantes de Jesucristo, vivo y presente entre nosotros) a que puedan cumplir con la mayor dignidad la celebración e impartición de los sacramentos. Nuestras imágenes y esculturas no necesitan tanto “estreno” puesto que no desgastan su ropa; seamos “Padrinos” de nuestros sacerdotes y no tanto de las imágenes.W


Punto de Vista

• Koinonía •

Domingo 4 de Abril de 2010

Perdón

¿Qué puedo yo hacer, además de lo que hizo Jesús por mí desde la cruz, para obtener el perdón de Dios? La respuesta la da la misma oración del Padre Nuestro cuando afirma “como nosotros perdonamos a los que nos ofenden”. w El Pulso del Papa Roberto O´Farril Corona roberto@golgotaonline.com

E

l perdón es como el Alka Seltzer, que nadie sabe cómo alivia, pero alivia. Bien que, a diferencia de la tableta efervescente, que cura dolores y malestares corporales, el perdón cura malestares emocionales y dolores del alma. En efecto, no hay psicoterapeuta que no recomiende saber perdonar, ni que olvide recetar a sus atormentados pacientes la práctica del perdón hacia quienes en el pasado les provocaron una llaga en el corazón, si en verdad se quieren curar. Durante una homilía que pronunciara el obispo Jonás Guerrero Corona, titular de la VI Vicaría de la Arquidiócesis de México, dijo, a manera de parábola, que “el rencor es como un veneno que guardo para dañar al otro, pero que me bebo yo mismo”. Aquella homilía, con tan explícita enseñanza, evidencia la nocividad del rencor que suele derivarse en una enfermedad que puede provocar,

C

ómo han cambiado los tiempos! Se les oye decir con frecuencia a las personas de la tercera edad. Bueno, eso de: “con frecuencia” es en el caso de que alguien platique con un viejito. Cosa rara por cierto, pues ahora los únicos que platican con ellos son otros viejitos. “En mis tiempos -suelen comentar- en Semana Santa no se iba a la playa, ni a bailes, ni se oía música...” Ahora, mientras la sociedad se ha convertido en una fábrica de estrés, parecería que Dios ya no cabe en nuestras vidas. No tenemos tiempo para rezar, ni para ir a la iglesia. Para muchos la confesión de los pecados ante un sacerdote es un medio “para sentirse bien consigo mismo”, no para pedir perdón a Dios. Por fin llegó la Semana Santa y la palabra que describe nuestra doliente realidad es ¡fuga! ¿Pero, a dónde? Da lo mismo, vámonos. Aprovechemos estos días de descanso para salir. Vamos a tapizar las playas con latas de Tecate. Poco a poco los hombres hemos perdido la dimensión sobrenatural y, por lo mismo, nos hemos quedado en la estrechez restringida de este mundo que, siendo tan grande, se nos quedó pequeño. Cuando un hombre pierde la fe en la realidad trascendente se corta las alas, y quien uuDirectorio

en ocasiones, la propia muerte cuando no la del otro. La medicina, pues, la única cura contra el rencor, es el perdón. Dios, que nunca desea la destrucción del pecador, pero sí del pecado; el bondadoso Padre celestial, que nada hace para nuestro mal y que todo provoca para nuestro bien, que ama con infinita ternura, varias veces nos ha mostrado el altísimo valor del perdón, y lo ha hecho a través de Jesucristo, quien para ello se encarnó y quien, en su último minuto de vida pronunció una expresión que seguirá escuchándose mientras el mundo viva: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”. El teólogo san Agustín, inmerso en su escudriñamiento de la causa del mal, llegó a la audacia de afirmar que el mal no existe, que lo que existe es la ignorancia, pues si se supiera lo que el daño causa, nadie lo provocaría. Esto se conecta con la expresión del Señor en la cruz. Jesús nos enseñó, a petición de los discípulos, a orar así: “Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas como nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal”. De esta oración, una de las últimas frases, la que dice “perdona nuestras ofensas” contiene un permanente clamor de la petición de Jesús antes de morir; es la práctica de lo que él mismo nos enseñó: pedir perdón. En la oración se pide perdón a Dios, lo que es una solicitud sublime, pues no es lo mismo pedir perdón a un amigo que pedir perdón a Dios. El perdón que se obtiene también es sublime, porque no es igual obtener el perdón de alguno que obtenerlo de Dios.

¿Qué puedo yo hacer, además de lo que hizo Jesús por mí desde la cruz, para obtener el perdón de Dios? La respuesta la da la misma oración del Padre Nuestro cuando afirma “como nosotros perdonamos a los que nos ofenden”, lo que no significa que se da por hecho, sino que ya se hace, como lo que es cotidiano, y que por ello mueve a Dios a otorgar su perdón, es decir, en la misma medida en que… perdono a los demás, así Él me perdona a mí. El Evangelio narra que Pedro le preguntó a Jesús qué tanto debía practicarse el perdón: ¿Siete veces? Pedro aludía al número siete, cuyo significado teológico es perfección y plenitud. Pero el Señor le respondió: -No Pedro, no siete veces, sino setenta veces siete-. Con ello le enseñó que para perdonar se debe sobrepasar la propia capacidad humana y alcanzar la capacidad divina. Se debe convocar a Dios para que Dios proporcione la fuerza sobrehumana que se requiere para conceder y vivir el proceso del perdón. El Padre Rafael López López, sacerdote Misionero del Espíritu Santo, un domingo mientras enseñaba el Evangelio que narra cómo Jesús salvó la vida de la mujer adúltera luego de que provocó que se retiraran sus acusadores, después de que le hiciera saber que él tampoco la acusaba, le dijo: “Vete en paz y no peques más”; explicó que la traducción más adecuada del griego original es “Vete en paz y no quieras volver a querer pecar”. Esto también garantiza el perdón de Dios, pues su deseo es que su creatura nunca tenga el deseo de ofender a su Creador. El tiempo cuaresmal, la Semana Santa y el tiempo pascual son tiempos propicios, aunque no los únicos, para traer a nuestra vida la capacidad de perdonar y el esfuerzo por obtener el perdón de los demás, así como el perdón de Dios.W

Semana... ¿Santa?

Poco a poco los hombres hemos perdido la dimensión sobrenatural y, por lo mismo, nos hemos quedado en la estrechez restringida de este mundo que, siendo tan grande, se nos quedó pequeño. Cuando un hombre pierde la fe en la realidad trascendente se corta las alas. w Interpersonal Pbro. Alejandro Cortés González-Báez alejandrocortesgb@gmail.com

estaba hecho para volar alto se la pasa estrellándose contra las cuatro paredes que lo rodean… hasta que muere. Sin fe no hay esperanza y la tristeza no puede andar lejos de quienes viven con prisa para llegar a ninguna parte, hasta terminar sus vidas agonizando con desconsuelo. Invertimos demasiado esfuerzo y di-

nero para mantener la salud. Olvidando, a propósito, que algún día, quizás mucho antes de morir, perderemos esa salud tan costosa. Como decía un amigo mío: “Con este cuerpo me voy a morir”. Qué buena oportunidad para recordar un texto de José Luis Martín Descalzo cuando en un tiempo como éste escribía: “Lo que más tuvo que dolerle a Cristo el Viernes Santo no fueron los clavos ni los latigazos, sino la soledad en la que le dejaron los suyos”. A la luz de estas palabras podemos preguntarnos si nosotros -cada uno- nos consideramos parte de “los suyos” y cuál es nuestra actitud ante la entrega del Maestro. En otro momento, el mismo autor, nos invita a la coherencia de vida diciendo: “Nuestro testimonio no será convincente si nos falta la alegría”…, alegría que tiene su fundamento en la Resurrección. Por su parte, Benedicto XVI nos recuerda: “El hombre tiene un valor tan grande para Dios que se hizo hombre para poder com-padecer Él mismo con el hombre, de modo muy real, en carne y sangre, como nos manifiesta el relato de la Pasión de Jesús”. (Spes Salvi, 39) W

11 Editorial ¡Resucitó!

E

l sacerdote debe manifestar humildad en la forma de relacionarse con todos. Ser transparente en la comunicación y colaborar cada vez mejor en la sencillez, con las instituciones, parroquias y las iniciativas de laicos comprometidos de la Diócesis. El Gran Papa Juan Pablo II decía que el amor en la vida terrena se manifiesta como misericordia. La misericordia es el nombre del amor en la tierra. El límite del mal es la misericordia. Por la misericordia se aprende a comprender mejor la debilidad de la condición humana y a no juzgar a las personas. Esto es algo que corresponde sólo a Dios. El sacrificio del amor es el olvido. Sacrificio por la persona amada no es sólo perdonarla sino olvidar. Tantas veces nosotros no olvidamos sino que nos las guardamos y nos carcome por dentro o la sacamos una y otra vez, y es otra vez romper, herir. Eso no es amar. Elegir el perdón es renunciar al rencor y al resentimiento. Renunciar al orgullo y poner humildad. Renunciar a la dureza de corazón y poner misericordia. El sacerdote es el embajador de la misericordia divina y en las diversas situaciones tiene una oportunidad de oro para dejar que el amor de Dios saque bien de donde abundó el mal. La Providencia de Dios sabe por qué permite las cosas. Muchas veces en el intento por ser misericordioso, el sacerdote puede decir: “no es que no quiera, es que no puedo, no me sale”. Lo que pasa entonces es que hay que clamar a Cristo, gritarle: “Despierta, Señor. Sálvame, Señor, que me hundo, me quiebro, la vida se me ha hecho amarga”. Decirle que sí se quiere, que se ha acabado el vino o el vino se ha hecho amargo, gritarle que se necesita vino nuevo, el vino nuevo del perdón, de la reconciliación, de la humildad, de la misericordia, una vida de amor y reparación. Entender verdaderamente el poder de la misericordia cambia la vida del sacerdote para siempre. “Señor, Tú fuiste capaz de multiplicar los panes, fuiste capaz de convertir el agua en vino. Ahora te pido que conviertas el corazón de tus sacerdotes”. Ojalá así rezaran los fieles por sus ministros, porque la misericordia es exigente, el Evangelio es exigente, pero es la oportunidad para dar testimonio de que el amor es más fuerte que la misma muerte. Siempre habrá un rayo de luz en el horizonte. Después del invierno crudo y largo, viene la primavera. La luz se ve en el horizonte. La experiencia de la misericordia de Dios en el sacerdote le ayuda a darse cuenta cómo Dios puede hacer muchas cosas con personas débiles. Este es el entusiasmo del sacerdote, de su vocación y misión en la Iglesia Católica y en el mundo, de su espiritualidad centrada en el amor de Dios, de su amor al Papa. Valoremos con sencillez todas las cosas buenas que Dios nos ha dado a través del sacerdocio y en un clima de mucha oración y unidad, afrontar con honestidad lo que sea necesario para superarnos. Nos necesitamos los unos a los otros. Hemos entendido que aquí nos toca a todos arrimar el hombro. El panorama que tenemos por delante es apasionante aunque nada fácil. Y la responsabilidad está en nuestras manos.

| semanario@koinonia.com.mx

Director y Editor en Jefe: Pbro. Marco Antonio García Angeles Subdirección: Pbro. Rafael Hernández Sosa, Pbro. Sergio Valdivia Bermúdez Reporteros: Jorge Cabrera Hernández y Miriam Cervantes Xochihua Publicidad: Alba Juárez Amador Diagramación: Ana María Munguía Torres y Alfredo Martínez Vázquez Distribución: Ana González Márquez, Luis Conde Ortega, David García Espinoza, Julián Sampedro, Silvia Briones Bermúdez y Miguel Ángel Pérez López Semanario Koinonía, órgano formativo e informativo de la Arquidiócesis de Puebla fundado el 5 de abril de 1998 y Es una publicación impresa, editada y distribuida por Koinonía, Comunicación Editorial con oficinas y talleres en 11 Oriente 12 Centro Histórico. Puebla, Pue. Teléfono-Fax (01 222) 246 2606 y 246 7440 con horario de oficina de lunes a viernes de 9:00 a 6:00 p.m. y sábado de 10:00 a 1:00 p.m. y Página web: koinonia.com.mx y Los artículos y reportajes firmados son responsabilidad del autor. Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite la fuente y Koinonía investiga la seriedad de sus anunciantes y no se responsabiliza por los bienes o servicios ofertados y Tiraje 9,000 ejemplares.


12

Punto de Vista

¿El cuatro de abril del presente 2010, Domingo de Pascua, podría ser un intento maduro para resucitar cristianamente? ¡Debe serlo! De otra forma, estaríamos negando la fe que presumimos tener... w Mexicanidades Padre Nacho (*) nachogm@prodigy.net.mx

E

n nuestro país existen actualmente muchas realidades que nos presentan una continuación de la Pasión de Cristo, como San Pablo lo enseña en el horizonte del Cuerpo Místico. El México doliente presenta al menos las 7 llagas que lo crucifican, entendiendo que el número “siete” (en hebreo “sabath”) significa “plenitud” o “presencia suficiente”. Veamos lo más preocupante: La Pasión de la Sed. En el Distrito Federal ya es un problema social grave la escasez del agua. No sólo la potable, sino la que se necesita para otros usos importantes o vitales. El costo para llevarla a la ciudad capital es muy alto, y para sacarla también. El error proviene de siglos atrás porque ¿quién fue el que planeó fundar una ciudad en un lago, no siendo Venecia?... Además, existen otras regiones en nuestro país que carecen del vital líquido. Recordemos que en el futuro de la historia humana podrán presentarse guerras para obtener agua y poder sobrevivir.

• Koinonía •

Domingo 4 de Abril de 2010

Pasiones y Resurrecciones

La Pasión del Petróleo. Ramón López Velarde, en la Suave Patria, escribió sobre México: “el Niño Dios te escrituró un establo y los veneros de petróleo el diablo”... Resultó profeta porque para un plazo corto, de siete a diez años, se necesitará importar en forma mayoritaria la gasolina que escaseará en México, si no se toman las medidas drásticas o reformas radicales para evitar esto… ¡Que no se nos olvide que las guerras por el “oro negro” siguen todavía en muchos lugares del planeta! La Pasión del Indígena. Nuestro país aún no resuelve satisfactoriamente el reto de nuestros excluidos desde hace siglos. Aún no se incorporan adecuadamente al modelo global de competencia que los tiempos requieren. El rezago de ellos nos causa mucha pena, incluyendo nuestra entidad y arquidiócesis. Cerca de Puebla, 419 municipios de los 570 que tiene el Estado de Oaxaca se rigen por “usos y costumbres” en lugar de la Constitución o Carta Magna, teniendo en cuenta que en el país los municipios se acercan a los 2450. La Pasión de la Ignorancia. La educación mexicana es una de las más incompetentes en el mundo competitivo. La calidad de lo que se presume enseñar y la cantidad de días laborables no llegan al promedio europeo o del sudeste asiático. Tan sólo un indicador del “modelo deseducativo” es el número de días inhábiles llamados comúnmente “puentes”... De paso, resaltamos la incongruencia de tener dos semanas de vacaciones (la Santa

y la de Pascua), en un país que hace pocos días reformó el artículo 40 para presumir de “República laica”, argumentando motivos de democracia… ¿En estos días, se sentirán marginados los de religión judía o los sin creencia alguna? La Pasión del Desempleo. Sabemos que los jóvenes que se acercan a la edad del trabajo requieren de 800 mil a un millón de empleos al año. Esto no ha sido posible desde hace mucho tiempo en México. Al menos se necesita un crecimiento cercano al 5 % anualizado para que esto comience a revertirse. El desempleo es un “caldo de cultivo” propicio para vicios y delitos que vulneran a la sociedad y a la misma gobernabilidad... ¡El desempleo es muy caro a corto, mediano y largo plazo! La Pasión de las Drogas. El tráfico a los Estados Unidos y el consumo en nuestra patria de estupefacientes resultan ser una “guerra de baja intensidad” en nuestro país, y especialmente en la frontera norte. La complejidad de este fenómeno social es tan grande que acarrea dudas e incertidumbre en muchos estratos sociales; hasta se pretenden legalizar los “narco-changarros”, como si fueran expendios de golosinas o alimentos de primera necesidad. ¡Aflojar esto en México es debilitarlo! La Pasión por el Poder. En una comunidad se acepta el poder para servir a los mismos individuos que la integran. En la historia de la humanidad los utópicos sociales han propuesto modelos que van desde el monopolio del que manda hasta

el poder compartido en forma racional y equitativa. Santo Tomás de Aquino nos enseña que ningún ser humano puede mandar a otro sin su consentimiento... Pero en nuestro país, desde los antiguos mexicanos hasta el presente hemos zigzagueado o presentado bandazos entre los poderes centralizados hasta los intentos teóricamente democráticos y federados sin ver claramente el respeto a la voluntad ajena. Los resultados han sido muchas veces cuartelazos, albazos y guerras civiles por el poder mismo y no para servir. ¡Nos queda mucho para lograr que el poder sea eficaz para las personas y las comunidades por igual! Ahora bien, ¿el cuatro de abril del presente 2010, Domingo de Pascua, podría ser un intento maduro para resucitar cristianamente? ¡Debe serlo! De otra forma, estaríamos negando la fe que presumimos tener... ¡Alabado sea Jesucristo, “profeta poderoso en obras y palabras delante de Dios y de todo el pueblo” (Lc, 24,19)!W * José Ignacio González Molina ejerce su ministerio en el Infonavit San Jorge y en Virgen del Camino; la docencia en la Escuela Libre de Derecho. Difunde los martes, de 6 a 7 de la tarde el programa de Historia de México en SICOM (105.9 F.M.) y en todas sus radioemisoras hermanas del sistema en el Estado de Puebla. Lo invito a leer, comentar y sugerir en mi blog: http://padrenachogm.blogspot.com/

México crucificado

Señor Presidente, si realmente usted, sus colaboradores y nuestros vecinos del norte tienen la voluntad política, intervengan las cuentas bancarias de los fascinerosos.

w Mar Adentro Alfredo Martínez Vázquez sensei_alfredo@hotmail.com

D

ías previos a la Semana Santa el presidente de México, Felipe Calderón, hizo una declaración, a mi juicio, tan temeraria como desafortunada al señalar que el crimen organizado es una ridícula minoría a la que se puede acabar... Con todo respeto para nuestro mandatario, esa “rídicula minoría” que él nos hace creer que es, está mejor organizada y pertrechada, me atrevo a pensar que es más poderosa que la fuerza del Estado, muestra de ello es que las incursiones del ejército y los marines no han sido efectivas para contener la ola de violencia, al contrario, aumenta día a día (como respuesta inmediata) y no hay indicios de que al menos se avecine una tregua. No sólo son las disputas de los carteles por el control de rutas, territorios y ajustes de cuentas los que generan

el clima de inseguridad, también se aniquilan a funcionarios y policías involucrados con el crimen organizado y por si fuera poco, matan a ciudadanos inocentes. Sería el colmo que mañana exploten autos-bomba por doquier y el terror acabe por paralizar al país. No es una exageración, pero Mexico vive en una prolongada crucifixión, ya no son los gobiernos corruptos y las crisis económicas quienes los flagelan; el narcotráfico, la violencia, el desempleo, la crisis política y la indiferencia social provocan que el calvario sea más doloroso de vivir sin que existan visos de una resurrección política, social y económica. Señor Presidente, si realmente usted, sus colaboradores y nuestros vecinos del norte tienen la voluntad política, congelen (apliquen) las cuentas bancarias (la extinción de dominio) de los fascinerosos. Se aplaude el esfuerzo que hacen pero ya es hora de fajarse los pantalones en serio, la ciudadanía desea un país tranquilo y en paz.W

Postre

Sin duda alguna los promocionales de Televisa, “Estrellas del Bicentenario”, son de gran calidad en fotografía y banda sonora. Curiosamente en los tres primeros estados difundidos (Chihuahua, Tamaulipas y Sinaloa), la violencia y el crimen organizado han tenido efectos desastrosos en ellos, sin embargo, la belleza de esos rincones mágicos del país mantiene la esperanza de que en aquellos lugares se mantenga un mínimo de paz para conocerlos.


13

• Koinonía •

Domingo 4 de Abril de 2010

Sacerdotes del Tercer Milenio >Julieta Pérez Mejía<

4 Oracion por los sacerdotes

Señor Jesús, Pastor Supremo del rebaño, te rogamos que por el inmenso amor y misericordia de Tu Sagrado Corazón, atiendas todas las necesidades de tus sacerdotes. Te pedimos que retomes en Tu Corazón a todos aquellos sacerdotes que se han alejado de tu camino, que enciendas de nuevo el deseo de santidad en los corazones de aquellos sacerdotes que han caído en la tibieza, y que continúes otorgando a tus sacerdotes fervientes el deseo de una mayor santidad. Unidos a tu Corazón y al Corazón de María, te pedimos que envíes esta petición a Tu Padre celestial en la unidad del Espíritu Santo. Amén

4 Conoce a tus sacerdotes Pbro. Froylán González Pérez

Nació el 17 de junio de 1939, fue ordenado el 9 de marzo de 1968 Rector Ntra. Sra. de la Candelaria y Gpe. Puebla, Pue. | Zona Urbana, Analco

Pbro. José Garzón Hernández

Nació el 3 de abril de 1978, fue ordenado el 29 de junio de 2007 Vicario Parroquial Ntra. Sra. de Gpe. la Libertad | Zona Urbana, Santa Teresita

Pbro. Ezequiel Huerta García

Nació el 10 de abril de 1934, fue ordenado el 28 de julio de 1963 Párroco del Sagrado Corazón de Jesús, Puebla | Zona Urbana, San José

4 Aniversarios sacerdotales

Ignacio Alarcón Ramírez............................................ 04 de Abril de 1953 Rafael Amador Tapia Zúñiga..................................... 07 de Abril de 1962

4 Santo Jubileo

La visita al Santísimo nos ayudará a guardar la presencia de Dios durante el día en medio del trabajo y de nuestras ocupaciones en este mes: 30-2 Ntra. Sra. de La Asunción (45 Norte entre 2 y 4 Pte.) Padre Jesús de las Maravillas Palmarito Santa Magdalena Yancuitlalpan 3-6 Parroquia de San José Obrero (Mayorazgo) Santo Domingo Tepexi y Guadalupe Victoria Durante la SEMANA SANTA, se interrumpe el JUBILEO EUCARISTICO. Los responsables de las parroquias o templos deben suprimirlo, sin embargo, pueden adelantarlo o posponerlo, según criterio propio.

4 Para tomar en cuenta

El sacerdote es sólo un administrador, en Cristo y en el Espíritu Santo, de los dones que la Iglesia le ha confiado, y como tal no tiene el derecho de omitirlos, desviarlos, o modelarlos según el propio gusto. Cfr. Concilio Ecumenico Vaticano II, Const. Sacrosanctum Concilium, n. 22; C.I.C., can. 846; Congregación del Clero, Directorio para el ministerio y la vida de los presbíteros. Tota Ecclesia, nn. 49 y 64: l.c., 49 e 66.

4 Importante

Las Orientaciones Pastorales de la Primera Asamblea Diocesana de Pastoral, editadas por la Vicaría de Pastoral y presentadas por Monseñor Víctor Sánchez Espinosa en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, están a su disposición en el Seminario Mayor Palafoxiano y en el Colegio Bíblico Diocesano (7 poniente 103). envía tus felicitaciones a: articulos@koinonia.com.mx

El hombre íntegro

El hombre íntegro perfecto por excelencia es Jesucristo. Si yo quiero ser una persona íntegra, tengo que conocerlo cada día más para que sea mi modelo y guía. >Carmen Rodríguez, Educadora en la Fe<

A

quién no le gustaría tener unos padres, hijos, hermanos, esposo (a), familiares, amigos, vecinos, gobernantes, autoridades, sacerdotes, feligreses, jefes, empleados, trabajadores, líderes, seguidores, profesores, alumnos, médicos, pacientes, abogados, clientes, profesionistas o de cualquier oficio, (albañil, plomero, carpintero, herrero, pintor, electricista, etc.) íntegros? ¡Claro que sí nos gustaría, y también serlo! pero tendríamos que preguntarnos ¿cómo es una persona íntegra? Es aquella que se conoce a sí misma, que sabe su condición humana; que se acepta con sus cualidades, límites, alcances y potencialidades. Es perfectible, aprende de sus errores y no se siente superior a los demás por sus conocimientos, belleza física o éxitos. No se deja llevar por sus pasiones, es decir, gobierna su propia persona. Es aquella que sabe que existe para amar (hacer el bien). Es aquella que sabe que su meta es la Vida Eterna en perfecta unión y felicidad con DIOS. Es aquella que sabe superar con valentía las adversidades de la vida como: problemas, enfermedades, desesperanzas, fracasos, ingratitudes, incomprensiones, injusticias, tentaciones. Es aquella que ha aprendido a decir: “GRACIAS”. Es aquella que ha aprendido a decir: “POR FAVOR”. Es aquella que ha aprendido a decir: “PERDON”. Es aquella que ha aprendido a decir. “AYUDAME”. Es aquella que ha aprendido a decir: “QUE BUENO ERES”. Es aquella que ha aprendido a decir: “YA LO HE OLVIDADO”. Es aquella que ha aprendido a decir: “TE AMO”. Es aquella que ha aprendido a respetar la dignidad de las personas. Es aquella que ha aprendido a ver más las cualidades del prójimo.

Suscripción:

¡EL SEMANARIO DEL VATICANO EN PUEBLA! Suscripciones e informes:

Es aquella que ha aprendido a comprender la fragilidad humana. Es aquella que tiene un alto ideal por realizar. Es aquella que no admite ser sobornada ni soborna a nadie. Es aquella que no confunde la servicialidad con el servilismo. Es aquella que no acapara para sí, lo que de justicia es para el bien común. Es aquella que no compra la conciencia moral de otros. Es aquella que no vende (ni siquiera por necesidad) su conciencia moral. Es aquella que no envilece la voluntad de otros. Es aquella que acepta el dolor que no tiene remedio, como medio de reparación, purificación y santificación. Es aquella que antepone la VERDAD a su verdad. Es aquella que antepone la JUSTICIA al favoritismo. Es aquella que antepone la GENEROSIDAD al egoísmo y a la avaricia. Es aquella que antepone la HUMILDAD a la soberbia. Es aquella que antepone la FIDELIDAD a la satisfacción momentánea. Es aquella que antepone la MANSEDUMBRE a la violencia. Es aquella que antepone la HONRADEZ a la posesión ilegítima. Es aquella que antepone la MISERICORDIA al orgullo satisfecho. Es aquella que ha asimilado los valores espirituales universales trascendentes. Es aquella que ha sabido armonizar sus deberes con sus derechos. Es aquella que ha sabido armonizar lo espiritual con lo material. Es aquella que ha sabido armonizar lo eterno con lo efímero. Es aquella que ha sabido armonizar la oración con la acción. Es aquella que ha sabido darle a DIOS el lugar principal en su vida. Es imposible que una persona pueda lograr todo esto sin la luz y fortaleza que viene de DIOS, esto quiere decir que es alguien que mantiene una estrecha relación de amor-amistad con Él, que continuamente le ofrece su ser para que DIOS actúe en ella. El hombre íntegro perfecto por excelencia es JESUCRISTO. Si yo quiero ser una persona íntegra tengo que conocerlo cada día más para que sea mi modelo y mi guía, al grado que Él sea la motivación y objetivo de mi integridad.W

$1,000 Anual KOINONIA 11 Oriente #12. Centro. Tel.: 01 (222) 246 26 06, 246 74 40 Extensión 105

e-mail: revista_sacerdotal@koinonia.com.mx Con Alba Juárez o a través de nuestros distribuidores.

$700 Semestral Facilidades de pago


14

Palafoxianum

• Koinonía •

Domingo 4 de Abril de 2010

Resumen de la carta de Benedicto a los católicos irlandeses

XVI

>Benedicto XVI<

E

l Papa ha enviado una carta pastoral a todos los católicos de Irlanda para expresar su consternación ante los abusos sexuales de jóvenes por parte de representantes de la Iglesia y por la forma en que fueron afrontados por los obispos y superiores religiosos de Irlanda. Pide que la carta se lea con atención en su totalidad. El Santo Padre habla de su cercanía en la oración a toda la comunidad católica irlandesa en este momento doloroso y sugiere un camino de curación, renovación y reparación. El Santo Padre pide a los fieles que se acuerden de la roca de la que fueron tallados (cf. Is 51, 1) y, en particular, de la válida contribución que los misioneros irlandeses aportaron a la civilización de Europa y a la propagación del cristianismo en todos los continentes. El problema es consecuencia de muchos factores: una formación moral y espiritual insuficiente en los seminarios y noviciados, una tendencia en la sociedad a privilegiar el clero y otras figuras de autoridad, una preocupación desmedida por el buen nombre de la Iglesia y para evitar escándalos han llevado a la falta de aplicación, cuando era necesario, de las penas canónicas existentes. Sólo exa-

minando cuidadosamente los numerosos elementos que dieron origen a la crisis es posible identificar con precisión sus causas y encontrar los remedios eficaces. Dirigiéndose en primer lugar a las víctimas de abusos, el Papa reconoce la terrible traición que han sufrido y les asegura que siente mucho lo que han tenido que soportar. Reconoce que en muchos casos nadie estaba dispuesto a escucharles cuando encontraron el coraje para contar lo que les había sucedido.

Comprende cómo se debían sentir los que vivían en internados al no poder escapar de su sufrimiento. Si bien reconoce lo difícil que debe resultar para muchos de ellos perdonar o reconciliarse con la Iglesia, les exhorta a no perder la esperanza. Jesucristo, que fue víctima de sufrimientos injustos, comprende la profundidad de su dolor y la persistente secuela en sus vidas y sus relaciones. A pesar de todo, precisamente las heridas de Cristo, transformadas por su sufrimiento redentor, son los medios por los cuales se destruye el poder del mal y renacemos a la vida y a la esperanza. El Papa insta a las víctimas a buscar en la Iglesia la oportunidad de encontrar a Jesucristo y de hallar la curación y la reconciliación, redescubriendo el infinito amor de Cristo por cada uno de ellos. En sus palabras a los sacerdotes y religiosos que han abusado de los jóvenes, el Papa recuerda que deben responder ante Dios y ante los tribunales legítimamente constituidos de las acciones pecaminosas y criminales que han cometido. Han traicionado una confianza sagrada y han provocado vergüenza y deshonra a sus hermanos. Se ha causado un gran daño no sólo a las víctimas, sino también a la percepción pública del sacerdocio y de la vida religiosa en Irlanda. Mientras les pide que se sometan a las exigencias de la justicia, les recuerda que no deben desesperar de la misericordia que Dios ofrece incluso a los pecadores más grandes, si se arrepienten de sus acciones, hacen penitencia y piden perdón humildemente. El Papa anima a los padres a que perseveren en la difícil tarea de educar a los hijos a reconocer que son amados y apreciados y a desarrollar una sana autoestima. Los padres tienen la responsabilidad primordial de educar a las nuevas generaciones en los principios morales que son esenciales para una sociedad civil. El Papa invita a los niños y jóvenes a hallar en la Iglesia una oportunidad para un encuentro vivificante con Cristo, y a no desanimarse por las faltas de algunos sacerdotes y religiosos. Tiene confianza en la contribución de los jóvenes para la renovación de la Iglesia. Exhorta también a los sacerdotes y religiosos a no desanimarse, sino más bien a renovar su dedicación a los respectivos apostolados, trabajando en armonía con sus superiores. De esta manera aportarán

nueva vida y dinamismo a la Iglesia en Irlanda a través de sus testimonios vivos de la obra redentora del Señor. Dirigiéndose a los obispos de Irlanda, el Papa señala los graves errores de juicio y el fracaso de la acción de gobierno de muchos de ellos, porque no aplicaron correctamente los procedimientos canónicos en respuesta a las denuncias de abusos. Aunque a menudo resultara difícil saber cómo hacer frente a situaciones tan complejas, sin embargo hay que resaltar que se cometieron errores graves con la consiguiente pérdida de credibilidad. El Papa les anima a seguir luchando con determinación para poner remedio a los errores del pasado y evitar que se repitan, aplicando plenamente el derecho canónico y cooperando con las autoridades civiles en sus áreas de competencia. También pide a los obispos que se comprometan a ser santos, a dar ejemplo, estimulando a los sacerdotes y a los fieles a cumplir con su papel en la vida y en la misión de la Iglesia. Por último, el Papa propone algunas medidas concretas para estimular la renovación espiritual de la Iglesia en Irlanda. Pide a todos que ofrezcan su penitencia de los viernes, durante un año, en reparación por los pecados de los abusos que se produjeron. Recomienda recurrir con frecuencia al sacramento de la reconciliación y a la práctica de la adoración eucarística. Anuncia su intención de que se realice una visita apostólica en algunas diócesis, congregaciones religiosas y seminarios, con la participación de la Curia Romana, y propone una misión nacional de los obispos, sacerdotes y religiosos en Irlanda. En este Año Sacerdotal, presenta a la figura de San Juan María Vianney como modelo e intercesor para un ministerio sacerdotal revitalizado en Irlanda. Después de agradecer a todos los que han trabajado duramente para afrontar con firmeza el problema, concluye proponiendo una oración por la Iglesia en Irlanda, para que la usen todos los fieles para invocar la gracia de la curación y de la renovación en este momento de dificultad.


Jóvenes

• Koinonía •

Domingo 4 de Abril de 2010

15

Los digitales, nueva generación de jóvenes Internet es el espacio que hay que ocupar, el océano por el cual navegar. >Pbro. Felipe Santos<

S

e trata de la nueva generación de jóvenes del tercer milenio. Su tiempo libre se dedica a navegar por Internet. A los educadores se les imponen enseñanzas y comportamientos nuevos y una pedagogía que hay que inventar. Los tiempos televisivos son agua pasada, el distintivo de la nueva generación de jóvenes y niños es la informática; el nuevo horizonte es virtual. Y los nuevos habitantes del mundo de la electrónica son los “digitales”. Internet es el espacio que hay que ocupar, el océano por el cual navegar, la selva por explorar, la sala de juegos para disfrutar, la plaza para charlar, la play station para matar el tiempo. Existe una generación de jóvenes para quienes la página web es la vida. La llaman también la generación de los internautas, la que pasa mucho de su tiempo libre ante el ordenador. Internet está creando un enorme gap generacional y está aislando a los adolescentes: están un buen tiempo ante un mundo virtual, en detrimento del real. Con los digitales se encuentran como en casa. ¿Cómo ocupan el tiempo los digitales? En primer lugar con el correo. Es mucho más rápido y les permite crear un nuevo lenguaje, distinto del que

aprenden en la escuela. Una segunda forma de emplear el tiempo es chattare. Es una costumbre que está modelando la generación “chat”. El tercer “trabajo” de los digitales es la música para muchos jóvenes. Para otros es el videogame, un catalizador importantísimo que se ha convertido para muchos en una obsesión. Junto a ello están las visitas turísticas a lugares escabrosos de los que es mejor no hablar.

A buen entendedor:

Parece que en Japón hay facultades de medicina que enseñan cómo curar con el ordenador. Puede ser un estímulo para los educadores. Y lo es para quienes empleen el Sistema Preventivo. Los digitales se

encuentran frente a problemas inéditos, el primero de todos la globalización: la tentación a explorar como nuevos Cristóbal Colón o Magallanes, colonizar los territorios y formar un único y gran pueblo a su disposición.

considera la noche como espacio por colonizar con ganas inmensas de vivir; una generación que ve la gran separación del mundo no entre ricos y pobres sino entre intelectuales e ignorantes.”

El sociólogo Di Masi escribe:

Los internautas aprecian la ecología, no tienen prejuicios de razas, color, piel, clase social; hacen nuevas amistades, ven el mundo desde su butaca; se comunican más con el rock que con la lengua de Shakespeare. Pero no tienen ideologías fuertes, intelectualmente son vulnerables. Tienen los sueldos de papá. El Papa ha hablado acerca de la Etica del Internet. A los educadores les aguarda un gran trabajo.W

“Una generación que encuentra del todo normal vivir virtualmente relaciones intensas (intelectuales, creativas y eróticas) con personas lejanas... Es la generación que cultiva sensaciones estéticas basadas más en la originalidad y en el estupor que no en la belleza tranquilizante del pasado; una generación que vive la sexualidad independiente de la procreación; una generación que

Cosas buenas:


16

Un año más

• Koinonía •

Domingo 4 de Abril de 2010 • Koinonía •

Domingo 4 de Abril de 2010

En la Adversidad y en la Bonanza

Dios nos ha colmado de bendiciones

Sabemos lo que significa el trabajo, las metas alcanzadas, los tiempos de bonanza, las satisfacciones, en resumen, los buenos momentos. Pero también sabemos de los momentos malos, de tedio, de cansancio, de crisis y de limitaciones que nos han pedido redoblar el esfuerzo. >Pbro. Marco Antonio García Ángeles<

T

engo en mis manos el semanario Koinonía que corresponde al domingo 5 de abril del año 1998, fecha que coincidió con la solemnidad de Domingo de Ramos, y tiene como número de publicación el 1; tengo también en mis manos el periódico Koinonía en su última edición, que corresponde al 28 de marzo de 2010, también en la solemnidad de Domingo de Ramos y tiene como número de publicación el 626. Dos ejemplares con el mismo nombre, con la misma fisonomía, doce años los separa, como también varios detalles de diseño, impresión y contenido palpablemente visibles. Los une una misma solemnidad, Domingo de Ramos, inicio de la Semana Mayor, como también el compromiso, la ilusión y el esfuerzo permanente de llevar, a través de un medio impreso, el mensaje de una Iglesia viva que confiesa su fe en Dios Amor y Salvador. Al mirar las dos publicaciones, viene a mi mente un sinnúmero de imágenes, recuerdos, interrogantes e inquietudes que hacen que, por un momento, vuele mi pensamiento hasta transformarse en un cúmulo de sentimientos de agradecimiento, de satisfacción, de gozo, de nostalgia e incluso de angustia, que hoy me permito compartir con ustedes queridos lectores, quienes, a lo largo de los doce años de existencia del medio de información de la Arquidiócesis de Puebla, han pasado a formar parte importante y vital en el objetivo y misión del semanario.

Gratitud y remembranzas

El primer sentimiento que quiero expresar es el agradecimiento. Agradezco a Dios la oportunidad que nos ha dado para estar presentes y ser un canal de información de los principales acontecimientos de la historia diocesana, agradezco a Dios que nuestra historia personal y de equipo se ha conjugado y entrelazado con el acontecer histórico de la diócesis, hasta tener la oportunidad de plasmar en nuestras páginas las expresiones de vida y de fe de nuestra iglesia particular. Agradezco a Dios, cuya presencia la hemos sentido en todo momento, que en la adversidad y en la bonanza nos ha colmado de bendiciones. El agradecimiento se conjuga con la satisfacción y la alegría, al experimentar que todos los momentos vividos a lo largo de estos doce años dejan en nuestro corazón la tranquilidad de la misión cumplida y el gozo de contribuir en el crecimiento de la fe por medio del anuncio permanente y actual de la buena noticia del Evangelio en la mayoría de

parroquias de nuestra diócesis. Satisfacción que se reafirma por los diversos elogios y comentarios que nuestros lectores, colaboradores, proveedores y clientes nos expresan. Vienen a mi mente también aquellas acciones que expresan responsabilidad. Responsabilidad que, con sus naturales y humanas limitaciones, hemos puesto todos los días en la elaboración del semanario. Ha pasado el tiempo y se nota en nuestros rostros y, por qué no, también en nuestro entusiasmo. Varios de nosotros hemos crecido, gozado y también sufrido durante las más de 600 semanas de publicación. La responsabilidad que nos lleva a ser constantes en nuestro quehacer nos ha permitido vivir momentos de gozo y también de tristeza. Sabemos lo que significa el trabajo, las metas alcanzadas, los tiempos de bonanza, las satisfacciones, en resumen, los buenos momentos. Pero también sabemos de los momentos malos, de tedio, de cansancio, de crisis y de limitaciones que nos han pedido redoblar el esfuerzo para salir adelante. A unos pocos días de celebrar el décimo segundo aniversario, el Señor también nos probó con el sufrimiento, al perder a un miembro de nuestro equipo en un accidente automovilístico.

Un trabajo con mucho tesón

En la memoria de varios de nosotros han quedado grabadas todas aquellas ocasiones en las que, después de un día agotador y muy entrada la noche, dejamos las oficinas para buscar un poco de descanso y despejarnos por un momento de las horas dedicadas al diseño, corrección, impresión o acabado del periódico; cuantas veces las máquinas se resisten a procesar la información, a filmar los negativos, a imprimir el papel, mientras testarudamente y recurriendo sólo a la lógica aflojamos tornillos, quitamos tolvas, removemos piezas con la final satisfacción de conseguir su arreglo. ¿Cuántas veces le hemos dado la vuelta al mundo recorriendo las carreteras de nuestra diócesis? No lo sé, pero ciertamente rebasan las cuatro docenas. ¿Cuántos, no millares, sino millones de impresiones se han realizado en nuestros talleres? Perdí la cuenta con el paso de los días y de las órdenes de impresión. ¿Cuántas notas y mensajes se han tecleado en las computadoras de nuestras oficinas? Honestamente no lo sé, hoy son incontables. ¿Cuántas páginas, producto de la imaginación y creatividad de nuestros diseñadores, se han proyectado en los monitores hasta plasmarlos en una hoja? No sé si alguien podría obtener ese dato, yo no.

¿Cuántas horas de desvelo y de tensión que se acercan al sacrificio hemos dejado en los espacios de nuestras oficinas? Sólo los mudos y fríos muros han sido testigos de ello. ¿Cuántos encuentros fraternos hemos tenido con sacerdotes, fieles y comunidades parroquiales en la búsqueda de información para una nota o intentando captar sus emociones como expresión de su fe? La memoria no nos alcanza para registrarlos, sólo la familiaridad con la que nos reciben, nos tratan y nos informan podría ser el termómetro que nos ayude a calcular una cantidad. Cuando se proyectó e imprimió el primer número de Koinonía, hace 12 años, no me imaginé los objetivos alcanzados hasta el día de hoy, posiblemente estaban en la imaginación, como agradable utopía de un soñador. Hoy, hago un recuento de los momentos que han hecho posible las 626 semanas de edición y me satisface poder ofrecer las manos de cada uno de los que integramos Koinonía, llenas de frutos, frutos que se han propagado por millones de espacios, de casas, comunidades y familias.

Privilegios y aprendizajes

Al poco tiempo de iniciada la publicación del semanario comprobamos que la frase del Papa Juan Pablo II: “Anunciar el Evangelio no es una obligación sino un privilegio”, refleja y expresa nuestra labor semanal a tal grado que decidimos tomarla como slogan y continúa siendo nuestro estímulo y nuestro espíritu cada día. Hemos aprendido mucho en el camino, hasta convertirnos en un grupo profesional de comunicación impresa, hasta ser un medio líder para varias diócesis; hemos compartido y prestado nuestro servicio a la diócesis de Puebla, a diócesis vecinas, sacerdotes, parroquias, instituciones eclesiales y civiles, y hemos reafirmado que nuestro compromiso nace desde la fe y está al servicio de ella hasta expresarnos como un medio de comunicación y de servicio editorial. Pareciera que este aniversario que estamos viviendo es un momento oportuno para cerrar una etapa. Tal vez lo sea, pero creo que también es una oportunidad para fortalecer la esperanza, para enderezar la senda, para tomar nuevos bríos y continuar con el encargo del Señor: “Vayan por todas partes y anuncien el Evangelio”. Felicidades al semanario Koinonía y a sus lectores en este aniversario.W

XII Aniversario del Semanario Koinonía ...viene a mi mente un sinnúmero de imágenes, recuerdos, interrogantes e inquietudes que hacen que, por un momento, vuele mi pensamiento hasta transformarse en un cúmulo de sentimientos de agradecimiento, de satisfacción, de gozo, de nostalgia e incluso de angustia...

Semanario Koinonía 627  

Publicación de información y orientación católica de la Arquidiócesis de Puebla

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you