Page 1

QUE NO SE DIGA, QUE NO SE LEA

Los innombrables propósitos dictatoriales El decreto de disolución de las cámaras del 27 de junio de 1973 incluía la prohibición de divulgar por la prensa oral, escrita o televisada “todo tipo de información, comentario o grabación que, directa o indirectamente, mencione o se refiera a lo dispuesto por el presente decreto atribuyendo propósitos dictatoriales al Poder Ejecutivo, o pueda perturbar la tranquilidad y el orden públicos” (véase página I). Esta prohibición ponía a la prensa en una disyuntiva. En esos días los diarios y semanarios apostaron fuerte para cumplir con el deber de informar. Hubo algún medio que aplaudió. Lo que sigue es una selección de titulares y editoriales del día del golpe y subsiguientes.

El País Crearían un Consejo de Estado. Renuncian varios ministros. Los salarios aumentarán 50 por ciento. Suba de servicios estatales del 20 por ciento. Disolvieron las cámaras.

La Mañana Presentaron su renuncia indeclinable los ministros Robaina, Anzó y Pourriel. Horas cruciales. Toda la estructura institucional se modificaría radicalmente por decreto.

Ahora Graves versiones sacuden al país: suspensión del Parlamento y prisión de parlamentarios. Renunciaron dos ministros. También dimitiría Sapelli. Se habla de un Consejo de Notables y una Constituyente. Dramática sesión del Senado en la madrugada de hoy.

Acción Clausuran cámaras: Renuncian ministros. Consejo de Estado sustituye al Parlamento y proyectará reforma de la Constitución. [Editorial]: “Golpe de Estado”. “(...) Ni la más fecunda imaginación jurídica puede sostener por lado alguno que el Poder Ejecutivo puede disolver el Parlamento por simple decreto y sustituirlo por un cuerpo designado por él en forma graciosa. Estamos, entonces, ante un golpe de Estado liso y llano. (...) Se comete, con ello, aparte de un acto inconstitucional y una quiebra de la organización democrática, un grave error, un error histórico. (...) Echarle la culpa a las instituciones de lo que son carencias de los hombres, es un recurso fácil. Escepticista. Que pretende tapar el cielo con un harnero, y que por cierto no lo logrará. (...) Desde el mes de febrero el país está viviendo un clima de anormalidad indudable, que ahora culmina. Desde mucho antes incluso, pero desde entonces con una práctica oficialización de la situación de facto. Ahora se da un paso más, se quiebra la Constitución y se salta al vacío. Un siglo de historia nacional se entierra por dificultades políticas o económicas que por cierto el país ha conocido en otros momentos y que ahora, por falta de condiciones para superarlas, conducen a este paso que sólo agravará aquellos problemas. El tiempo lo dirá con toda elocuencia y se encargará de juzgar a quienes se sienten dueños de una verdad que está muy lejos de ser la del país.”

El Diario El presidente Bordaberry dirigirá hoy importante mensaje a la nación. Fue disuelto el Parlamento.


Última Hora Uníos caros compatriotas y estad seguros de la victoria. General José Artigas. [Editorial]: “Como lo soñó el padre Artigas”. “El destino del país, como siempre, está en nuestras manos. En las manos de los orientales honestos, de los que no roban ni estafan, ni venden el rico patrimonio de los orientales. Por estarlo, por eso mismo, es la unidad del pueblo y su programa de soluciones el centro mismo de la cuestión de estas horas, y de esta época que nos hace partícipes del gran movimiento liberador de los pueblos de América Latina.”

El Popular Salarios: Paran estatales y en sector privado. Graves horas. Estaría firmado el decreto de disolución del Parlamento. Dos ministros presentarían renuncia. Se reunió el Senado en defensa de sus fueros y de la Constitución. Siguen reunidos los mandos militares. Versiones sobre inminente detención de varios legisladores. “La clase obrera no fallará” dijo Enrique Rodríguez en la sesión del Senado. Arismendi: “Una rosca sin alma piensa en una dictadura a la brasileña”. Más que nunca la lucha del pueblo es decisiva: sábado a manifestar por las libertades, soluciones, contra la rosca. Acto del Fidel. Falleció Paco Espínola. [Editorial]: “El país en la encrucijada”. “Dos caminos se abren ante la República: uno es el de la ‘salida a la brasilera’, camino acariciado por la rosca y el señor Bordaberry. Este camino – aunque pueda estar acompañado de alguna medida demagógica– sólo puede augurar las peores horas para la República ya que transita por el mismo trillo iniciado por Pacheco en 1968, continuado por el señor Bordaberry y ahora de una manera completamente discrecional. El otro camino, es el auténtico pueblo, el de la coincidencia patriótica por un programa de bienestar, libertades y transformaciones. (...) Es el camino de la unidad del pueblo, unidad que se expresó objetivamente cuando los sucesos de febrero, en una coincidencia no concretada con las Fuerzas Armadas, que enfrentándose a Bordaberry expusieron un programa positivo. (...) La hora actual de América Latina es aleccionadora. Ahí están junto a Cuba y Chile, las transformaciones que se están desarrollando en el Perú con militares patriotas que se enfrentaron con el imperialismo y el latifundio y acudieron al apoyo del pueblo, o en otros países en que las fuerzas militares se colocaron en una actitud de defensa de la soberanía. Y al lado de ellos, el camino de Brasil, con las fuerzas armadas actuando contra el pueblo y conduciendo a su país por un camino de dependencia y de sujeción al imperialismo, lo que fatalmente les conducirá a la derrota, o mismo el camino de Argentina, donde las fuerzas armadas se desacreditaron y han sufrido un serio revés. El camino, decimos, es otro; nada se puede lograr contra el pueblo y aun sin el pueblo. En esta grave encrucijada que vive el país, una vez más la decisión de la clase obrera y de las masas populares puede salvar a la República, empujando al logro de la coincidencia patriótica de civiles y militares que dará una salida efectiva a nuestra patria.”

Nuevo Amanecer “¿La caída de un régimen?”. [Y editorializaba]: “(...) El 27-3-73 debemos considerarlo como una de las fechas más significativas de nuestra historia. Nosotros que no tuvimos compromisos previos ni futuros, queremos hablar claro para evitar que este esfuerzo de civiles patriotas y de nuestras Fuerzas Armadas sea castrado y esterilizado” [véase separata II, página VII].

El Día No se editó.

Marcha No es dictadura. El presidente de la República decreta... [El semanario transcribe bajo ese título el texto completo del decreto de disolución de las cámaras, véase foto en esta página.]


[Esa edición del 30-VI-73 se publicó durante la huelga, por lo cual Marcha aclara]: “La resolución por la cual se permitió la salida de los diarios ayer viernes 29 fue adoptada por el Comité Coordinador de los Trabajadores de la Industria Periodística –Sindicato de Vendedores de Diarios y Revistas, Sindicato de Artes Gráficas y Asociación de la Prensa Uruguaya– a una hora muy avanzada del jueves. Cuando se tuvo conocimiento de la resolución ya era imposible realizar en tiempo las tareas de composición, armado e impresión. Por eso Marcha no salió ayer”.

Y también se prohibe La dificultad para el periodismo se acrecentaba con documentos de difusión obligatoria. Como los dos que siguen. “Prohibiciones. 1) Todo tipo de noticias y comentarios que afecten negativamente el prestigio del Poder Ejecutivo y/o las Fuerzas Armadas o que atenten contra la seguridad o el orden público. 2) Versiones relacionadas con la disolución del Parlamento. 3) Versiones de líderes políticos, legisladores y cualquier otra persona que contravengan lo dispuesto en el numeral 1. 4) Versiones sobre detenciones de imputados por la justicia militar. 5) Convocatorias a reuniones, mitines o manifestaciones de carácter político que contravengan lo dispuesto en el numeral 1. La transgresión a cualquiera de estas medidas, dará lugar a la aplicación de las sanciones pertinentes.” “Autorización. En acuerdo con los señores ministros del Interior y de Defensa Nacional, el señor presidente de la República dictó la siguiente resolución: Visto: La presente crisis de poderes; Atento: A sus posibles repercusiones sobre el orden y tranquilidad públicos (...). El presidente de la República resuelve: 1. El ejercicio del derecho de reunión en lugares cubiertos o cerrados, públicos o privados con fines políticos, sólo podrá ejercerse con previa autorización. 2. Comuníquese, publíquese...” .

Los innombrables propósitos dictatoriales  

El golpe