Page 40

CD STORE »

CD STORE

Peterson, partenaire de Leeb en el proyecto que nos ocupa: Pro-Tech. Si bien Will basaba sus canciones en samples de óperas y películas creando un ambiente gótico y oscuro, la propuesta de Pro-Tech es mucho más amplia, quizá incluso peque de dispersión. ‘Orbiting Cathedrals’ bebe de muchísimas y distintas fuentes: techno, drum’n’bass, EBM, breakbeat... Todo ello moldeado en temas largos de progresión lenta, con delicadísimas melodías sintéticas: un acabado perfecto y una atmósfera fría y nostálgica que delata su pasado ochentero. La calidad es indiscutible, el problema es que la capacidad de sorpresa es nula. Dock: 918521722

‘Zwei Osterei’, se trata de una obra seminal de la música industrial y el ambient más incómodo (¿se sigue diciendo ‘aislacionismo’?): una larga y tensa improvisación electroacústica de reverberaciones catedralicias, un viaje al subconsciente de escucha o-bli-ga-to-ria para cualquier aficionado cabal. Nada de buceos arqueológicos, éste es un fragmento del pasado de plena vigencia en la actualidad.

KLUSTER

JESÚS BROTONS

POP-OFF TUESDAY UNWORDLY Pickled Egg | Elefant

L’AUGMENTATION TASCHEN

SOLEIL Pickled Egg | Elefant

KLUSTER

THE FREED UNIT

ERUPTION Marginal Talent | Dock

WIDDERSHINS Pickled Egg | Elefant

El tercer álbum de Kluster, originalmente publicado en 1971, tiró 300 copias y después pasó al limbo, una dimensión en la que flotan todos esos discos minoritarios de los que mucho se escribe, pero pocos han llegado a escuchar. Tal seudoexistencia acaba dotando a estos álbumes ilocalizables de una aureola mítica, status de leyenda, marcados a fuego en el inconsciente colectivo, continuarían existiendo incluso en el supuesto de que todas las copias se perdieran para siempre. Ocurre que, cuando alguno de esos incunables es eventualmente reeditado, su mágica aureola desaparece al verse enfrentado con la idealización utópica, con la imagen de tesoro oculto que de él nos habíamos forjado. No resistiendo la comparación con la imagen que se refleja en el espejo de nuestra imaginación, el disco acaba perdiéndose de nuevo, uno más entre el río de ediciones que día a día nos desborda. Este podría ser el caso de ‘Eruption’. Reeditado veintisiete años después, los descreídos fans de los 90, que parece estemos de vuelta de todo, encontramos que aquella música considerada en el pasado transgresora y radical ya no nos sorprende. Pero que no nos rompa los esquemas no implica que tengamos que cometer la injusticia de relegar ‘Eruption’ al olvido. Al igual que sus predecesores ‘Klopfzeichen’ y

Nigel Turner, líder del grupo de pop prístino The Melons, conduce desde Leicester un pequeño sello donde edita regularmente muestras de pop experimental que hacen las delicias de investigadores del vinilo y melómanos que aprecian el pop indie británico más allá de Cast, Shed Seven, The Supernaturals y todo ese largo etcétera que no merece la pena enumerar. Los últimos tres estrenos - distribuidos en España por los nunca bien ponderados responsables de Elefant - hacen de la excepcionalidad su bandera, compartiendo una orientación de la música popular que en nada sugiere el diligente cumplimiento de órdenes. Pop-Off Tuesday es un dúo de trip-pop llegado de Osaka que ha encontrado en John Peel a un seguidor incondicional: minimalistas, inquietantes y creadoras de una melancolía personal (sutil mixtura de su tradición melódica nativa y las influencias anglófonas), el propio Nigel no se equivoca al describir su música como un cruce entre la Velvet Underground y el intimismo onírico de 4AD. Por su parte, el primer single de L’Augmentation - quinteto de Birmingham, la ciudad que vio nacer a otras lumbreras del post-pop como Novak, Plone y Broadcast - entra por derecho propio en el apartado de rara avis: en el primer lado presentan una travesura de aire funámbulo que

debe colocarse junto a las colaboraciones más insensatas de Stereolab; en el segundo, un embrujador segmento ambiental que es pura carne de ambigú. El último lanzamiento hasta la fecha de Pickled Egg lo rubrican The Freed Unit, que resucitan el espíritu de Kraftwerk a través de las enseñanzas del moog y el vocoder, llevando su sincretismo, talento analógico y sensibilidad de clínica al proceder de música mucho más orgánica. Editan sus discos en su propio sello (OutThere), y estas dos canciones (‘Widder-shins’, ‘Stormtroopers Of Moog’) no estarán incluidas en otro sitio que en este single: como el acceso a cualquier innovación que de cuando en cuando deparan sellos diminutos, disfrutarlas es uno de esos privilegios que sólo ostentarán los más valientes. JUAN MANUEL FREIRE

FANGORIA

FANGORIA INTERFERENCIAS Subterfuge

Creo que una cosa está clara: Alaska y Nacho han sido y son una de las páginas más brillantes del pop de nuestro país. Fangoria fueron un proyecto innovador y, en cierta forma, pionero en lo que se refiere a música electrónica. En el año 1998 no tienen que demostrar nada, han hecho de todo y lo han hecho bien; han sido punto de referencia cuando en España habían muy pocas cosas más y casi todas detestables. Pero en nuestro país la fidelidad no es un don muy preciado, y los hijos, ya adultos, han crecido, se han independizado y reniegan constantemente de sus progenitores. Por decirlo de otra manera, Fangoria aunque sigan siendo uno de nuestros mejores grupos, se han pasado de moda simplemente por ser quienes son Alaska y Nacho, y ya no queda tan bien nombrarlos entre tus referencias. Pero esto a Fangoria no parece afectarles, se sienten como en la portada de su disco, dentro de una escafandra; desde ella ven pasar a grupos que se suponen la salvación de la música electrónica nacional, los que mañana todo el mundo tendrá dificultades para recordar su nombre, estrellas pasajeras que pasarán de largo mientras ellos permanecen, inalterables, flo-

40

41

Self n14  
Self n14  
Advertisement