Page 1

Manual Prรกctico de Valores

T

AJAR BIEN, MEJOR

II!:

EDICIONES


TRABAJAR BIEN, VIVIR MEJOR


Trabajar bien, vivir mejor Manual Práctico de Valores

Copyright © Regino Navarro Ribera, enero 2003 Los

relatos incluidos y citados en este libro son propiedad de los

respectivos autores y editores. ISBN: 958-33-4365-X Derechos Reservados. No está permitida la reproducción total o parcial de este libro, ni su tratamiento informático, ni la trasmisión de ninguna forma o por cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico. por fotocopia, por registro u otros métodos, sin permiso previo y por escrito de los titulares del Copyright. El Editor está a la espera de contactar a aquellas personas o entidades citadas en el texto con las que no se haya podido establecer relación. Edición a Cargo de Fabio León Cardona V. Impresión: Editorial Marín Vieco Ltda.

Instituto Latinoamericano de Liderazgo Calle 8, W 43A - 89 Medellin - Colombia Autor: ceo@capacitacionvirtual.com Impreso en Colombia - Printed in Colombia


Regino Navarro Ribera

TRABAJAR BIEN, VIVIR MEJOR Manual Prรกctico de Valores

Ediciones Instituto Latinoamericano de Liderazgo


CONTENIDO Presentación - Cómo utilizar este libro.........................

6

01 Valor Principal: Valores Asociados:

9

ARMONÍA Conocimiento Interior, Equilibrio, Sencillez

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

02 Valor Principal: Valores Asociados:

AUTORIDAD Ejemplo, Firmeza, Obediencia

25

03 Valor Principal: Valores Asociados:

CALIDAD Cuidado de los detalles, Perfección, Solicitud

41

04 Valor Principal: Valores Asociados:

COMPRENSIÓN ... . Amistad, Bondad, Empatía

05 Valor Principal: Valores Asociados:

COMUNICACIÓN . .............. Amabilidad, Diálogo, Escuchar

06 Valor Principal: Valores Asociados:

CONFIANZA

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . .

. . . . . . . . .

. . .

.

. . . .

. . . . . . . . .

. .

..

. . . .

...

. . . . . .

.

. . . . . . . . . . . .

57

73

89

Autoestima, Fe, Seguridad

07 Valor Principal: Valores Asociados:

CREATIVIDAD Flexibilidad, Innovación, Inquietud intelectual

105

08 Valor Principal: Valores Asociados:

ESFUERZO Autodisciplina, Constancia, Determinación

121

09 Valor Principal: Valores Asociados:

ESPIRITU POSITIVO Alegría, Entusiasmo, Tener Ideales

10 Valor Principal: Valores Asociados:

EXCELENCIA PERSONAL Eficacia, Humildad, Moderación

153

11 Valor Principal: Valores Asociados:

HONESTIDAD Decencia, Honorabilidad, Veracidad

169

12 Valor Principal: Valores Asociados:

LABORIOSIDAD

185

4

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Diligencia, Orden, Paciencia

137


13 Va l o r P r i n c i p a l : Valores Asociados:

LEALTAD Co m p ro m i s o , F i d e l i d a d , N o b l eza

201

14 Va l o r P r i n c i p a l : Valores Asociados:

PROACTIVIDAD Obj et i v i d a d , P rev i s i ó n , Reso l u ci ó n

217

15 Valor Principal: Valores Asociados:

RESPETO C o rte s ía , D e l i ca d e z a , U rba n id a d

233

16 Valor Principal: Valores Asociados:

RESPONSABILIDAD E fi c i e n c i a , S u p e ra c i ó n , Va l e n t í a

249

17 Va l o r P r i n c i p a l : Valores Asociados:

SERE NIDAD Ca l m a , P ru d e n c i a , Tra n q u i l i d a d I n te r i o r

265

18 Va l o r P r i n c i p a l : Valores Asociados:

S ERVICIO Ge n e ros i d a d , S e r út i l , Soci a b i l i d a d

281

19 Va l o r P r i n c i p a l : Valores Asociados:

SOLIDARIDAD A l t ru i s m o , D i s po n i b i l i d a d , U n id a d

297

20 Va l o r P r i n c i p a l : Valores Asociados:

TOLERA N CIA Ju st i c i a , L i b e rt a d , Pa z

313

Ca p ítu l o e s p e c i a l :

D e re c h o s H u m a n o s

329

....................................

..........................

........................................

........................

............. . ..................

..................................

...................... . ......

................ . .. . . . . . . . ....

A n exo : P r i n c i p i os , Va l o re s y V i rt u d es G l o s a r i o e Í n d i ce Te m á t i co B i b l iog rafía :

....... . .. . ... . ... . .

........ . ...................

. . ......................... . ... . ............

...................................................................

Ag rad eci m ie n tos :

.......... . . ....... . . . . . . ......... . . ... . .............. . ...

345 351 358 360 5


Cómo utilizar este libro

Este es un libro de trabajo cuya finalidad es ayudar a interiorizar y vivir los valores en el día a día, en el trabajo, en el hogar y en la calle. Es un libro práctico, un taller para aprender a construir valores en la propia vida. No es un libro de lectura, aunque se puede utilizar como material de consulta. Está pensado como material de trabajo para procesos de capacitación en empresas, programas de formación en centros educativos, formación personal, familiar, etc. También se puede utilizar como material de autoformación, aunque el aprendizaje grupal se muestra más válido, pues provoca una sinergia enriquecedora.

A pesar de que el libro está pensado para formación de adultos, puede ser útil también para la forción de personas más jóvenes, como estudiantes de últimos años de Secundaria. A estos muchachos les servirá, además, para irse preparando para los retos de su vida futura. Se ha incluido un capítulo especial sobre Derechos Humanos, porque en el plano personal este tema está muy relacionado con la vivéncia de los valores, especialmente con algunos de ellos como la justicia, la tolerancia, la paz, etc. Como el lector puede apreciar, el libro contiene información sobre

80 valores agrupados en 20 módulos. El valor que encabeza Módulo marca el contexto de ese grupo de valores. No creo que estén todos los que son, aunque todos los que están, aportan algo. Al ser la persona una unidad, la mejoría en algún aspecto, es la mejoría del todo. Por eso se puede utilizar parcialmente, escoger de aquí y allá, dejarlo y volverlo a retomar, etc. Se preguntará el lector por qué estos valores y no otros. Debo reconocer, con cierto rubor, que el criterio ha sido un cierto "mercadeo de valores". Es decir, aparecen en este libro aquellos valores que son más solicitados por las Organizaciones donde el autor trabaja. Incluso el nombre del valor corresponde a la forma actual de mencionar una determinada perfección del ser humano. Notará el lector que hay ideas que se repiten, indicando así que conviene reflexionar más sobre ellas y retenerlas.

6


La experiencia muestra que en un aprendizaje sistemático, puede ser con veniente dedicar un mes al aprendizaje de cada Módulo, que con tiene un Valor Principal y tres Asociados. Existen muchas otras formas de aprovechar este material. Si se utiliza en un proceso de autoaprendizaje, cada uno marca su ritmo, escogiendo para empezar aquellos valores que más necesita por los requerimientos de su trabajo o por las necesidades de crecimiento personal. Sea cual sea la metodología que se utilice con viene insistir en que el aprendizaje debe concluir en una transformación positiva del comportamiento de cada persona. Un proceso adecuado debe incluir estas fases: l.

Motivación: Con viene profundizar en los motivos que existen para vivir cada valor. Cuando existen suficientes razones y motivos se vive gustoso el esfuerzo requerido.

2.

Interiorización: Es asimilar el concepto del valor. Conocer sus aplicaciones y partes integrantes. Conocer sus beneficios y las dificultades para aplicarlo.

3.

Ejecución: La puesta en práctica de algunos aspectos del valor, producen dos efectos: En primer lugar se entiende mejor su contenido y en segundo se adquiere facilidad para vivirlos en cualquier ámbito. Se fortalece la voluntad.

4.

Evaluación: Debe existir alguna forma de valorar la marcha de este aprendizaje. La vivencia de los valores es observable, por eso cualquier persona puede ofrecer una valoración de las actitudes y conductas de otra , si así se le solicita. Pensamos que la mejor e valuación se produce cuando el interesado pregunta a personas cercanas sobre la marcha de proceso.

5.

Volver a empezar: El aprendizaje de valores, como cualquier proceso formativo, no acaba nunca . Por eso, después de la retroalimentación obtenida se inicia de nuevo el proceso con renovada ilusión y empeño, haciendo los reajustes del caso.

7


1

1I !!

1I

I

ArtnonĂ­a Conocimiento interior Equilibrio Sencillez

I i i

: I i

i I


ARMONÍA Yvio Dios todo lo que había hecho; y he aquí que era muy bueno. Génesis 1,31

Tú lo dispusiste todo con medida, número y peso -

Sabiduría 11, 20 -

Armon ía , e s la perfecta con­ j u nción de las p arte s de un todo p ara lograr un fin único que muestra la realidad con toda su belleza.

En el lenguaj e hablado , es la combinación de sonidos, ca­ dencias y acentos que resulta grata al oído; e n sentido figu­ rado, e s l a conveniente pro­ p o rc i ó n y c o n c ordan c i a de unas cosas con otras . En el ser humano , y e n s u s re l ac i o n e s i n terpers o n ale s , más que u n Valor, e s l a pre­ s e n c i a e q u i l i b rada de otro s v a l o r e s c o mo B u e n g u s t o , M o d e r ac i ó n , P a z i n t e ri o r, C o n c o rd i a , O r de n , etc . L a persona cuya vida posee Ar­ monía se c aracteriza por su serenidad, paz exterior, obj e -

tividad, madurez, mesura y do­ minio de sÍ. La Armo nía en la Creación debe completarse con la exis­ tente en el ser humano : desa­ rrollo armónico de la perso­ nalidad, Armonía del cuerpo y del espíritu , de la cabeza y del corazón. Armonía en las relaciones con los demás y con l a naturaleza. En el caso de la Armonía, de­ bemos tener en cuenta que es muy afín a valores como el Au todom in io, la Be lleza, e l Equilibrio, e l Optimismo, la Paz, la Sencillez, la Serenidad y el Con ocimiento In te rior; e ntre otro s . D e al g u n o s de ello s , cómo vivirlos y cómo practicarlos , hablaremos en las páginas siguientes.

El cuerpo es una lira cuya armonía es el espíritu. -

10

Armonía

Platón -


D E CÁLO G O de la

ARMONÍA 1. La armonía es b e l leza, equ i l i brio, med i d a. Está reñi d a con lo estridente y lo c h abac ano.

2. Armonía es conjunc ión de actitudes, si lenc i os, matices, pala­ bras, senti m i entos... que reflejan de al guna manera, el b i en, l a verd ad y l a b e l l eza.

3. La armonía del ser hum ano está en poseer una jerarquía de valo­ res y un orden en el amor: primero la fam i l i a , los a m i gos, des­ pués los d e m ás. Antes que nad i e , Dios.

4. La armonía produce paz, segur i d ad y confi anza. Hace al ser hu­ mano agrad able y amable. Ayud a a la e mpatía.

5. Una personal i dad armóni c a mente desarro l l a d a es aque l l a en l a que tod as l as dimensiones humanas están presentes: e l c uerpo, el espíritu, l a afectivi d a d , l a mente y l a soc i ab i l i d ad.

6. Armonizar la prop i a vida es integrar en un proyecto úni c o el desarrollo personal , fam i l i ar y profesional . L a sinerg i a produce un resultado espléndi do: e fectivi dad y fe l i c i d ad.

7. Existe armonía vital cuando h ay equi l i brio entre el ser, h a c er y tener. Y cuando se cuidan y desarrol l an l os d iversos roles que desempeñamos en l a vida: que ninguno de ellos c rezca a expen­ sas de los d e m ás.

8. Los convenc ional ismos sociales establecen normas y med i d as para el actuar, e l h a b l ar, e l vestir. La armonía rad i c a en evitar los extremos: ni desprec i arlos, ni renunciar a l a propia persona­ l i dad, al propio est i l o.

9. El hogar y la ofi c ina deben poseer armonía: colores, aromas, orientación, objetos, decorac ión...

10. Si a la armonía se le añade ritmo y vi bración, la vida se convier­ te en una aventura marav i l l osa. Si todo e l l o se pone al servi c i o de un i d e a l que valga l a pena, entonc es l a vida es apasionante. Armonía

11


L E CTURA

Armon ía entre tra bajo y familia Una reflexión sobre cómo armonizar los diversos roles de la vida Yo hice el m aster del [ESE sin experiencia profesional apenas. Al acabar el primer año, mi marido y yo decidimos casarnos. Quedé en embarazo y el segundo trimestre empecé las clases. Fui al médico y me recomendó guardar cama. Total, hablé con los profesores y, durante un mes, estudiaba los casos a través de unas amigas que me apoyaron muchísimo. D i a luz justamente el Domingo de Ramos y e l martes de Res urrección volvía a clase. Lo p ude hacer de forma un poco anecdótica. Conseguí que una es tudiante que viv ía conmigo me trajera el niño en los recreos al c u a r to de l boti q u ín de l [ESE. Ha b la n do pre v i a m e n te con la telefonista, me abría e l botiquín y le daba de mamar: a las 8, en el descanso de las [[, a las 3 iba a casa, volvía a las 4 y luego ya a las 6 me qu edaba en casa. Así acabé el m aster y me coloqué. C u a n do u n a m uj e r - m a dre d e c ide trabaj a r o c u a n do u n a trabajadora decide fundar u n hoga r, l a palabra «renuncia » no está para la trabajadora en su vida familiar, n i para la madre en su trabajo, sino en una renuncia a sí misma. Ella llega a casa y tiene que atender a una familia, tiene que estar contenta; si e l niño no ha dorm ido, tien e que pelear al día siguiente en la empresa; si la empresa tiene problemas, tiene que dejarlos en el ascensor y sonreír cuando llega a casa y jugar con los niños. En e l día a día de este juego de familia - trabajo, es importante tener en la mente una p irám ide formada por tres capas. La inferior son las labores del hoga r, la intermedia es la convivencia diaria y la superior la educación de los hijos. Una mujer tiene que saber que esa capa inferior de las labores del hogar es delegable, y que d e b e d e l eg a r l a ; si q u i e re trabajar y c o mpa t i b i l i z a r su v ida familiar; no puede llegar a todo . En la fa ceta in termedia, la de la armonía en el hoga r, tiene que ser capaz de que la convivencia en su hogar sea agradable

12

Armonía


sin ella estar muchas veces, y eso a veces es cuestión de de talles : que haya orden, alegría y op timismo; en la casa, que és ta última esté bien decorada, . . . Son tonterías que ayudan a que los hijos y el marido se sientan a gusto, sin que ella tenga que estar con e l de lantal p u esto. y luego, en e l vértice superior está la educación de los hijos

y la comunicación con el marido, y eso, se tiene que tener muy claro, no es de lega ble. Los conflictos surgen cuando la m ujer se da cuenta de que no llega a la educación, que sólo se puede compartir con el marido. Si la m ujer tiene muy clara esa escala de valores y es capaz de de legar lo superfluo, pero aguantar y sostener el peso de la edu cación, creo que familia y trabajo son compa tibles. Es muy importante que la decis ión de trabajar sea compartida en tre el marido y la mujer, porque si el marido la comparte, no exige, sino que comprende. También es importante que los niños entiendan por qué una trabaja. Si e l marido y los niños te apoyan, ayuda muchísimo. En este aspecto, es importante para los n iños (sobre todo los n iños, porque e l marido lo comprende más) que estés en los momentos clave. Tienes que ser capaz de dejar una re un ión porque la n iña tiene una fun ción de ballet o porque e l niño eatá enfermo. Me gus taría desterrar un mito. Hablamos mucho de si la mujer se rea liza fuera de casa o no se realiza fu era de casa. Yo creo que la mujer se realiza cuando cree que lo que tiene que hacer lo está haciendo y lo hace bien. En casa no es cues tión de poner una lavadora o de poner e l lavapla tos o de tender a lguna cosa, sino de sentir que en tu hogar existe armon ía y que has conseguido educar bien a tus hijos. Creo que la realización de la mujer se da cuando se s ien te feliz con lo que está haciendo y porque está haciendo s u deber en cada momento : en su momento será cambiar un pañal, e n su momento será sacar un p roducto al mercado, pero no sé por qué una cosa tiene que ser más rea lizan te que la otra. Yo creo que las p r i m e r a s p a l a b r a s de un n i ñ o s o n tan r e a l i z a n t e s c o m o e l lanzamien to de u n nuevo producto. Todo depende de que lo hagas bien, y con la ilusión de servir a los demás. Belén Martín G. Ca biedes (adap tación) La Mujer y su Éxito. Edi torial E UNSA, Na varra, 1995. pp. 59- ??

Re l ato de

JUAN A. PÉREZ y MARIA N. CHINCHILLA, en

Armonía

13


CITAS de ARMONÍA Si en lugar de enseñarnos a ser competitivos nos hubieran indicado el equilibrio y la armo­

Fernando Nestares

nía, hoy la sociedad disfrutaría un gran nivel de estable bienestar.

La belleza y la armonía residen en el corazón de quien las contempla.

A lbert Ein stein

La Armonía no es, ni más ni menos, que nues­

A n ón im o

tra voluntaria sujeción a las leyes que rigen la naturaleza.

El silencio es la armonía de la conversación.

Hazlitt

La tendencia más profunda de toda actividad

lea n Piaget

humana es la consecución del equilibrio .

La armonía es el acuerdo entre el contenido y la forma .

Hen ryk Ibsen

La belleza es el esplendor de la verdad .

Pla tón

L o bueno necesita aportar pruebas, la belleza

La Fon tain e

no.

L a verdad s e detiene e n l a inteligencia; l a be-

Lacorda ire

lleza penetra en el corazón.

Sólo lo hermoso es cierto, nada es cierto sin belleza . 14

Armonía

De Mosse


Los VALORES

en

la H I S T O R I A

PTAHHOTE P* - Cu ltura Eg ipcia *Ptahhotep. Uno de los papiros egipcios más antiguos, que aún se conservan, contiene la sabiduría de Ptahhotep, Gobernador de la ciudad y Visir, que vivió, según se cree, entre los años 3000 y 2900 a. C.

La verdad es excelsa y su eficacia persiste. No se la moles­ ta desde los tiempos de su creación, en tanto que se casti­ ga a quienes faltan a sus leyes . Ella se extiende como el camino recto ante aquel que nada posee.

Es cierto que la mentira conquista tesoros, pero la fuerza de la verdad consiste en su duración, y el hombre cabal dice: "Este es el bien de mi padre".

Si quieres que tu conducta sea buena, que te preserve de todo mal, cuídate de la codicia, que es una enfermedad incurable . Con la codicia se acumula fortuna, pero el cora­ zón se queda sin sepulcro.

Subsiste el hombre cuya regla de conducta es la rectitud y anda conforme a su curso .

Si eres un jefe, sé paciente cuando escuchas a un suplican­ te . No 10 rechaces hasta que haya abierto su interior res­ pecto de 10 que desea hablarte.

Si quieres hacer duradera la amistad en un hogar en que eres admitido como maestro, como hermano o como ami­ go, en todo lugar en que entres, evita aproximarte a las mujeres. El lugar en que ellas están no es bueno para ti. A causa de ello un millar va a la perdición.

Los seres h um a n o s, a tra vés de la s difere n te s ci viliza cio n e s, recomiendan unas con ductas y rechaza n o tras, tra tando de vivir los valores correctos. Aquí presentamos una sucinta recopilación de esos pensamien tos.

Armonía

15


TALL E R de V A L O R E S

Ejercicios de I nteriorización Reflexione sobre el valor de la ARMONÍA, realice los si­ guientes ejercicios y propóngase metas que le sirvan para crecer

y

mejorar.

1. Bu s q u e e n e l G l o s a r i o ( a l fi n a l d e e st e l i b ro ) e l

s i g n ifica d o d e l a p a l a b ra "Armonía". C o n ese co ncepto, y lo q u e ya ha v i sto en p á g i n a s a n teri o re s , co n stru ya su p ro p i a d efi n i c i ó n d e este va l o r. 2. ¿ Q u é p a l a b ra s a so c i a o se l e v i e n e n a l a m e nte c u a n d o

p i e n sa e n l a A rmonía ? 3. Rec u e rd e e l texto d e l a l ect u ra "A rmonía en tre Trabajo y Familia " y extra i g a d e e l l a a l g u n a e n s e ñ a nza úti l .

p a ra s u v i d a . 4. D e l "Decálogo de la A rmonía " s e l ecci o n e l a frase q u e

co n s i d e re m á s s i g n ifi ca t i va p a ra u stéd . 5. ¿ Q u é b e n efi c i o s reci b e u n a p e rso n a q u e vive e l va l o r

d e l a A R M O N ÍA? Refl e x i o n e a l res p e cto . 6.

C o m e nte y a n a l i ce co n a l g u n a p e rs o n a esta s i d e a s re l a c i o n a d o s co n l a A rmonía .

..J

E q u i l i b ri o m e nta l y fís i co

..J

C u l t i va r e l c reci m i e n to e s p i ritu a l

..J

Pa z y c o n oci m i e nto i nt e ri o r

..J

Co h e rencia e n l a fo rma de pensa r y de a ct u a r

..J

S e n c i l l ez

S e l ecci o n e u n a q u e te n g a p a rt i c u l a r i m p o rta n c i a p a ra u sted , y a s u m a u n co m p ro m i s o p e rso n a l pa ra m ej o ra r e n e s e s e n ti d o . 16

Armonía


TALLER de VALORES

Mira n do hacia Adentro Reflexione en qué medida vive cada uno de 105 siguien ­ tes aspectos relacionados con la ARMONÍA y sus valores asociados (Conocimien to interior, Equilibrio, Sencillez) .

" ¿Arm o n izo e l tra b aj o c o n e l h o g a r? " ¿ C o n s e rvo l a ca p a c i d a d d e m a ra v i l l a rm e co n l a s peq u e ñ a s cosa s d e l a v i d a ? " ¿ Ex i ste e q u i l i b ri o e ntre l a ca beza y e l c o ra zó n ? " ¿ E n oca s i o n es b u sco e l s i l e n c i o y l a s o l e d a d p a ra e n ri q u e ce r e l m u n d o i nte ri o r? " ¿ P ro c u ro m a n te n e r a ctit u d e s t ra n s p a re n te s y m o stra m e ta l co m o soy? " ¿ P rofund izo e n e l c o n o c i m i e nto p ro p i o ? " ¿ M a n te n g o u n trato d e l i ca d o y a m a b l e co n l o s d e m á s s i n l l e g a r a l extre m o d e l a a d u l a c i ó n y l a fa l s ed a d ? " ¿ H a g o tra g e d i a s d e p e q u e ñ a s c o n t ra ri e d a d es ? " ¿ S oy o bj etivo a l j u z g a r m e y j u z g a r a l o s d e m á s ? " ¿ La l ect u ra d e este ca p ít u l o h a i n fl u i d o p o s iti ­ va m e nte e n m i esti l o d e v i d a y e n m i m a n e ra d e tra b aj a r? Armonía

17


Vivir la

A R MONíA

i m p l ica

Conoci m iento I nterior El porvenir de u n hombre no está en las estrellas, sino en su voluntad y en el dominio de sí mismo - Shakespeare -

¿Qué es e l Con ocimiento Interior?

ser human o , que sólo saldrán a la superficie si nos empe­ ñamos en buscarlos y culti­ varl o s .

E s u n a mirada hac i a el inte­ rior en busca de l a esencia de nuestra vida. Es u n viaj e si­ l e n c i o s o , re i t e r at i v o , pero nunca monóto n o , h ac i a l a s profundidades de nuestro ser, haciendo a un lado los rui­ dos , las pris as y las ansieda­ des que nos impiden escuchar l a voz de nuestro interior y cultivar el crecimiento inte­ gral .

¿Por qué p racticar el Con oc i m iento I nter i o r?

.. S i n c o n o c e r las propias cualidades y limitaciones será muy difícil transitar por el ca­ mino recto .

El Conocimiento Interior nos permite encontrar lo mej or de nosotros mismo s : l a bondad, el amor, la serenidad, l a ver­ dad, la genero s i d ad y tantos otros valore s i n here n t e s al

.. Escudriñar al interior de uno mismo permitirá despo­ j arse de los temores y angus­ tias que tanto afectan , pero que no s o n p arte de la e s e n c i a como seres humanos .

.. Porque desde ese interior se construyen relaciones só­ lidas con otras personas .

Conócete a ti mismo - Sócrates 18

Armonía


¿Cómo practicarlo? Buena parte del tiempo lo dedicamos a interactuar con el mun­ do exterior: nos absorben los problemas , el trabaj o , la familia, en fin, los afanes de la vida diaria; casi nunca nos detenemos a pensar en ese otro mundo tan complej o y desconocido que exis­ te al interior de cada cual . E n consecuencia, el primer paso para el logro d e u n a verdade­ ra tran sformación y realización interior será reservar, de ma­ nera habitu al , un espacio p ara la reflexión ; luego, vencer los pensamientos negativos respecto de uno mismo y de los de­ más ; es necesario mirar al fondo de nuestro corazón y buscar en él la paz , la i ntegridad, l a armonía, l a salud espiritual . . . y a Dios . Usted

51

U sted NO vive este

vive este

va l o r cuando

va lor cuando . . .

Se tiene l a disciplina de una mirada interior serena y constante . *

..•

*

S e dej a ab sorber por el mundo exterior. *

*

Cree que se conoce muy bien.

Busca lo bueno que hay dentro de sí.

Ti ene c o mo referencia para c o n ocerse l o s fraca­ sos y s i n s ab o re s del pasa­ do.

S e e l i m i n a n d e l auto­ examen palabras como "no puedo", " impo sible". *

*

Pauta p a ra l a Acción: ¿ Qu iere realmente saber cómo es usted ? Com ience por escribir un "autorretrato " lo más detallado po ­ sible de su ser inte rior; luego pídale a las personas más cercanas, a las que mejo r lo conocen, que ha ­ gan lo m ismo. Compare su auto imagen con la vi­ sión que tienen los demás de usted. Propóngase separar un espacio cada día para reflexionar y conoce rse a sí m ismo. N

+

Armonía

19


Vivir la ARMO N íA implica

Eq u i l i brio L a vida n o es aceptable a no ser que el cuerpo y el espíritu vivan en buena armonía, si no hay un equilibrio natural entre ellos y si no experimentan un respeto natural el uno por el otro. Lawrence, David Herbert

¿Qué es e l Equi l i brio? La palabra "equilibrio " pro­ v i e n e de l a s raíc e s l a t i n a s aequum (que no se inclina ni a un lado ni al otro) y libra (referente al utensilio que ser­ vía para pesar) . De ahí que el Equilibrio su­ ponga, por u n lado , un estado de reposo y, por otro , una es­ pecial capacidad para sopesar las fuerzas que actúan entre sí a la hora de valorar los pros y los contras de una decisión . Como Valor, el Equilibrio se asocia con mesura, sensatez, constancia, rectitud, firmeza, e s tab ilidad, c apaci dad p ara

mantener aplomo y serenidad en cualquier situación, armo­ n í a e ntre c o s as divers a s , y abarca, por supuesto, tanto el aspecto físico como mental de una persona.

¿Por qué practicar el Equilibrio? * El Equilibrio proporciona equidad y obj etividad . * U n a pers ona equil ibrada despierta confianza, simpatía, respeto , admiración .

Porque el Equilibrio entre las diversas dimensiones del ser humano -Corporal , Espiri­ tual , Emocional e Intelectual­ generan felicidad . *

"Es absurdo que hagas depender tu equilibrio, tu paz interior, de que los demás cambien " 20

Armonía


¿Cómo practicarlo? Procure mantener siempre la balanza equilibrada en las dife­ rentes actividades y retos de l a vida cotidiana. Procure tener Equilibrio en los j uicios, ponderación en las decisiones , es ta­ bili dad en el ánimo, calma interior, mesura en la acción , orden en los afectos . . . Todo ello le hará tener mej ores relaciones y, sobre todo , paz i nterior y tranquilidad . Procure u n crec imiento balanceado entre el ser, el hacer y el tene r. Mantenga un s ano equilbrio en el tiempo que dedic a a cada una de las dimensiones humanas : cuerpo, espíritu, emo­ ciones, in telecto, así como a los roles que desempeña a nivel personal , familiar y profesional . Tanto e l equilibrio como e l desequilibrio s o n altamente conta­ gioso s . Rodéese de personas sanas , optimi stas , serenas .

U sted

U sted NO vive este

vive este

va lor cuando . . .

va l o r c u a n d o . . .

*

Hay un des arrollo armó­ nico de la personalidad.

* Sólo ve la vida en "blan­ co y negro".

*

Toma deci siones ponde­ radas .

Se deja llevar por la va­ nidad y el orgullo.

*

Toma tiempo para todos sus role s .

Es radical e n sus apre­ ciaciones .

Vive en paz consigo mis ­ m o y c o n los demás .

Descuida uno de s u s ro­ les , quizá e l familiar.

*

*

*

*

Pauta para la Acción:

+. N

Haga un "balance " del desa rrollo de su personalidad en el aspecto físico, afectivo, mental y espiri­ tual. Ca lifique de 1 a lOcada uno de esos aspec­ tos; seleccione los que tienen pun taje más bajo y plantéese estrategias para crecer. Armonía

21


Vivir la

A R MONíA

i m p l ica

Senci l lez No utilices artificios, piensa con sencillez y justicia, y habla tal como pienses - Benj amín Franklin -

¿Qué es l a Sencillez? Lo sencillo es genuino, singu­ lar, sin artificios ni aderezos . La persona sencilla carece de ostentación y adornos , obra sin malicia y muestra una par­ ticular concordancia entre su forma de actuar y su interior. Su forma de h ablar, la mane­ ra de vestir, sus actitudes y comportamiento son un refle­ jo de su forma de ser.

los demás , la expresión ale­ gre y serena. La persona sen­ cilla s abe recti fic ar, va " al grano " e n l o s a s u n t o s , n o complica las cosas . . .

¿Por qué practicar l a Sencillez? * Actuar con naturalidad y sin dobleces hace la vida des­ cansada y sin ansiedad . * Ayuda a s e r transparentes , diáfanos, y a que los demás nos aprecien por ello .

Las personas sencillas actúan como son, no llaman la aten­ ción, no hacen alarde ni osten­ tación.

La S encillez desarma a los e spíritus agresivos.

La S encillez se manifiesta en el trato franco y directo con

* La persona sencilla se gana la confianza de los demás .

*

Aquel que anda con sencillez anda confiadamente -

22

Armonía

Proverbios 3,23

-


¿Cómo p racti ca r l a ? Así como un árbitro deportivo procura pasar desapercibido y no influir en el resultado del j uego o competencia, la persona sencilla evita toda ostentación y protagonismo. Reflej a su sen­ cillez en el pensar, en el hablar, en el vestir y en el actuar; n o complica lo simple , facilita l a s cosas , v a a lo esencial y no hace tragedias de pequeñeces . En consecuencia la sencillez se practica desde adentro hacia afuera. La persona sencilla se fij a en los pequeños detalles , las maravillas de l a naturaleza, la espontaneidad, la gratitud permanente por lo poco o mucho que se tiene , la ami stad sin­ cera y desinteresada, la transparencia, l a humildad, la com­ prensión y el trato amable, entre otros muchos valore s .

U sted

si

U sted NO vive este

vive este

va lor cuando . . .

va lor cuando . . .

S e agradecen y disfrutan las pequeñas cosas , lo or­ dinari o .

* Actuamos buscando solo e l e l o g i o y el re c o n o c i ­ miento d e l o s demás .

*

*

*

E s transparente .

*

La imagen que se proyec­ ta corresponde a l a reali­ dad. * Conoce y acepta sus cua­ lidades y limitacione s .

Ponemos un escudo o c oraza para que n adie pe­ netre nuestro interior. *

Creemos que n ada que­ da por aprender y que so­ mos autosuficientes .

Pauta p a ra la Acció n : N

+

Procure "ir al g rano " en su forma de hablar. No sea repetitivo ni ambiguo. Exprésese de fo rma cla ra, sincera, amable y concisa; practique este consejo un día y otro, tanto con las pe rsonas de la familia, como en el trabajo. Armonía

23


2 Autoridad Ejemplo Firmeza Obediencia


AUTORIDAD No hay A utoridad como aquella que se funda en la justicia y se ejerce por la virtud - Mabire -

La Autoridad se define como el derecho o poder de mandar, regir, gobernar, promulgar le­ yes , etc . También se d a e ste calificativo a la persona reves­ tida de este derecho o poder: las a utoridades locales, la au­ toridad de un padre, un jefe, etc. Una Autoridad mal enten­ dida se puede tomar como tira­ nía, ostentación, agresión, au­ tori tarismo. La Autoridad, contrario a lo que se cree, trae consigo más compromi sos que derechos o prerrog ati vas . Quien e s t á al m a n d o d e b e "dej a r h a c e r " ( aceptar que otros pueden ha­ cerlo tan bien como él) , te­ ner e sp íritu amplio (las cosas pueden hacerse de diferentes

m a n e r a s ) , s e r p a c i e n te y comp rensivo (todos tenemos " derec h o " a equi vocarno s ) . La a utoridad moral, por el contrari o , no e s u n derecho sino una conquista. S e gana con e l ej e m p l o y e l c abal cumplimiento de las obliga­ ciones y se ej erce más por l i derazgo que por poder o investidura. El buen ej ercicio de la auto­ ridad crea un ambiente de confianza y a rm o n ía e n tre los subordi n ado s , logra u n sano equilibrio entre la fir­ meza y la flexibilidad, sabe e s c u ch a r, p re v e r, o rg a n i­ zar en fin , ej ercer correc ­ tamente la Autoridad impli­ ca mucho más que mandar. . . .

Jamás tendrá eficacia la autoridad del maestro si no va asociada a ella la ejemplaridad de sus acciones - Casiano 26

Autoridad


DECÁLOGO de la

AUTORIDAD 1.

Mandar es una forma de servir a los demás .

La autoridad que se ejerce sin escuchar a los demás, está cerca­ na al autoritarismo. Además existen bastantes probabilidades de que se equivocarse.

2.

No se reconoce la autoridad de una persona que no se controla a sí mismo.

3.

Se podría hacer esta distinción : El poder es la capacidad legal de mandar. La autoridad es la capacidad moral de mandar. El poder lo otorgan, la autoridad se gana.

4.

Sin autoridad cualquier grupo humano se siente desvalido y sin rumbo. Se necesita sentir la autoridad.

5.

Firmeza en el contenido y delicadeza en la forma. En este equi­ librio radica el mando efectivo. 6.

Quien está al mando nunca debe olvidar que sus colaboradores son seres humanos que tienen preocupaciones, problemas y senti­ mientos.

7.

La autoridad se debe ejercer sin arrogancia pero con firmeza. La falta de autoridad es tan perjudicial como el exceso de la misma.

8.

Cuando por timidez, indecisión o miedo de molestar, se aplaza una decisión, surge la amargura y sus consecuencias son negativas para todos. 9.

10. Entre

el autoritarismo y el "dej ar hacer", se encuentra la verda­ dera autoridad, como una cima entre dos valles.

Autoridad

27


L E CT U R A

"J uego limpio, señores" Mi primera reacción fue presentar mi renuncia inmediata, pero el decano me conven ció de aceptar el empleo. Más tarde, mientras le contaba a un viejo amigo sobre mi nueva asignación, me dio un consejo positivo: "Recuerda, Kevin, ellos son 360 y tú sólo uno. Aprende a ganarte su cooperación ". Con el corazón en la garganta, me preparé para mi nuevo destino, que fácilmente podría describirse como el Triángulo de las Bermudas para cualquier residente principal con la suficiente valentía como para enfrentarse a un numeroso grupo de rudos jugadores de fútbol. Mi primer paso fue conocer a mi plantel de . "residentes adjuntos ". En esa primera reunión, uno de estos residentes estudiantiles se refirió a los jugadores de fútbol tra tándo les de "animales ". Lo de tuve de inmediato. No e ra mi estilo habitual, pero quise dejar algunas cosas en claro con mi plantel. « Si a lg u ien llega a llamar a cualquiera de nuestros a lumnos "animal " -y no me impo rta si usa casco de fútbol o anteojos de sol-, tendrá que retirarse. Vamos a tratar a todos como personas, como una familia. Cada uno de ellos es una persona y vamos a tratarlo como tal. » Después de mi "discurso inaugural ", nos preparamos para la llegada de los alumnos, que debían arribar a la semana siguiente. El dormitorio Santa CruZ/Sala Apache tenía una conocida reputación que, en su mayoría, no era buena. Los "internos " la habían destrozado en pedazos el año anterior. A hora nos enfrentábamos a otro año, con el dormitorio reparado y a la espera de un n uevo a taque de violencia. Le pregunté a los residentes adjuntos si esa sala tenía un reglamento. Mi pregunta fue recibida con una risas burlonas. A lguien me dijo que yo no entendía cómo eran las cosas, que en esa sala no había ningún gobierno, sólo anarquía. Le pedí a uno de los residentes que consiguiera un reglamen to, no impo rtaba de dónde. Después de mirarme un instan te, el muchacho prometió regresar ráp idamente. Cruzó la calle, "tomó prestado" un regla mento de la ca rte lera de otro do rm ito rio y reg resó minutos 28

Autoridad


después. Ni siquiera me preocupé en leerlo. Si era lo suficientemente bueno para aquel dormitorio, también lo sería para el nuestro. Después de todo, era mejor que nada. -Esta es nuestra constitución -le dije al grupo-o Cambien el nombre del dormitorio y luego quiero que le hagan cop ias y las distribuyan por todas partes: en las carteleras, junto a la mesa de entradas. Estas serán las reglas por las que todos nos guiaremos de ahora en adelante. Las clases en A rizona comienzan la tercera semana de agosto. Hice que todo mi personal estuviera preparado para conocer a los alumnos en la entrada, que les ayuda ran a carga r el equipaje y, en términos generales, buscar que todos se sintieran cómodos. Había bebidas y galletas para todos, también para los padres que los habían traído. En ese primer día, pusimos en claro todos los puntosfundamentales. No íbamos a ser la Gestapo. No estábamos allí para tra ta r a los alumnos como sifuéramos la policía, sino para tratarlos con respeto y para series útiles en lo que necesita ran. A lo largo de todo el año, no tuvimos ningún tipo de daño en el dormitorio. Es más, al finalizar el año nos otorgaron el Premio al Personal Estudiantil por ocupa rnos de la mejor manera posible de la vida estudiantil en el predio del colegio. Me gusta pensar que una razón importante por la que no tuvimos ningún inconveniente y hasta recibimos un reconocimiento por nuestro trabajo, fue lo que hice el primer día que me reuní con mi grupo de residentes adjuntos. Cuando despedí a la persona que dijo que los jugadores de fútbol eran «animales», emprendí una acción y no sólo me fui en palabras. Luego puse en práctica un plan de juego coherente para tratar correctamente a todos. Todo esto rindió sus frutos: cuando se trata a las personas como gente y se les hace saber que son importantes, siempre se recogen buenos resultados. El mismo principio se aplica a cualquier situación en la que hay gente que vive, trabaja o interactúa de cualquier manera. La Disciplina de la Realidad dice que la gen te siemp re es más importante que las cosas y que, cuando se la trata con respeto y con base en reglas de juego claras, se obtienen buenos resultados. KEVIN LEMAN,

En tiempos difíciles mantenga unida a su familia. Javier Vergara Editor. Buenos Aires, 1 992, pp. 50-53 Autoridad

29


Citas

de AUTORIDAD

Ningún hombre es lo bastante bueno para go­ bernar a otros sin su consentimiento.

Nada sabéis, si sólo sabéis mandar, repren­

Abraham Lincoln

der y corregir.

Fran�ois de Salignac

Necesito autoridad, aunque no crea en ella.

Ernst Jünger

Las cosas nos parecen menos difíciles cuando

Vo Ita ire

las vemos realizadas en otros .

N a d a tan peligroso c omo un buen consej o acompañado de un mal ejemplo .

L o s ejemplos s o n diez veces más útiles que los preceptos .

Ninguno debe obedecer a los que no tienen derecho a mandar.

El poder no corrompe, el poder desenmasca­

Madame de Sablé

Charles James Fox

Marco Tulio Cicerón

ra.

Rubén Blades

Un jefe es un hombre que necesita a otro.

Paul Valéry

Cuando tres personas marchan juntas, tiene

Pro verbio Man chú

que haber una que mande. 30

Autoridad


Los VALORES

en

la HISTORIA

MERI-KA-RE* - Cu ltura Egipcia * MERI-KA-RE E l faraón Akh toes II reunió e n un libro, probablemente en el siglo XXII a. c., las reglas mora les que debía seguir su hijo Merikare cuando éste le sucediese en el trono. Estas reglas y consejos compen dian la sabiduría de la an tigüedad a cerca de la conducta que más con venía observar en aquellos tiempos, en la a dministración de la justicia y gobiern o del pueblo .

N o confíes e n la duración d e l o s años. Considera como

una hora la duración de la vida, así habrá rectitud en tu comp ortamiento . •

Des pués de la muerte queda el hombre, y a su l a d o

apílanse sus obras. •

En la eternidad queda el juicio de los muertos y es necio

quien menosprecia a los jueces. Mas el que llegue hasta ellos sin haber cometido pecado, estará allí como un dios: an­ dando libre como los señores de la eternidad, bienaventu­ rado entre los muertos. •

Haz justicia mientras vivas sobre a tierra . Calma al que

llora . No oprimas a la viuda. •

No prives a un hombre de su herencia paterna y no cau­

sen daños los magistrados en sus oficios . •

Cuida de no castigar erróneamente .

No repartas la muerte . . . Con ello este país estará bien

establecido . •

Dios conoce al pecador, y castiga l o s pecados contra Él

con sangre . L o s seres h u m a n os, a tra vés de la s dife ren tes civiliza cio n e s, recomiendan unas con ductas y rechazan o tras, tra tando de vivir los va lores correctos. Aquí presentamos una sucin ta recopila ción de esos pensa m ie n tos. Autoridad

31


TAL L E R D E VALO R E S

Ejercicios de I nteriorización Reflexion e sobre el valor de la AUTORIDAD, realice los siguien tes ejercicios y propóngase metas que le sirvan para crecer y mejorar. 1.

C o n a m i g o s o a l l e g a d o s , esta b l ezca u n d i á l o g o c o n s­ trucOvo sobre ]a direrenc:ia esenc:ialentre A utoridad � autoritarism o . L l e g u e a u n a co n c l u s i ó n .

2.

U n a n o r m a d e l co rrecto ej e rc i c i o d e l a A utoridad es no s e p a ra r la comprensión de la exigen cia ; ¿ E n q ué casos d e s u v i d a cotid i a n a pod ría a p l i ca r esta reg l a ?

3.

Re c u e rd e e l texto de l a lectu ra , "Juego limpio, seño­ res " y extra i g a de e l l a a l g u n a e n s e ñ a n za úti l p a ra su vi d a .

4.

E x i st e n d i v e rs o s ti pos d e A utorida d: fa m i l i a , p rofeso­ res , j efe s , a u t o ri d a d e s c i v i l e s y e c l e s i á st i c a s , etc. ¿Ante c u á l d e e l l a s se s i e nte m ej o r trata d o ? ¿ Po r q u é?

s.

¿ Q u é p o d ría s u ced e r e n u n a so c i e d a d e n l a q u e tod o s fu e ra n " i g u a l e s " y n a d i e p u d i e ra m a n d a r a n a d i e ?

6.

Co m e n te y a n a l i ce co n a l g u n a p e rs o n a e sta s i d e a s re l a c i o n a d o s co n l a AUTO R I DA D .

I I

Autoridad moral, dirigir con el ejemplo Saber delegar, dar confianza

y responsa-

bilidades

y flexibilidad

I

Equilibrio entre firmeza

I

Obedecer, conservando los principios

I

Autocontrol, dominio de sí mismo

S e l e cci o n e u n o q u e te n g a p a rt i c u l a r i m p o rta n c i a p a ra u ste d , y a s u m a u n co m p ro m i s o p e rso n a l p a ra m ej o rar e n ese s e n t i d o . 32

Autoridad


TALLER DE VAL O R E S

Mirando hacia Adentro Reflexione en qué medida vive cada uno de los siguien­ tes aspectos relacionados con la AUTORIDAD y sus valo­ res asociados (Ejemplo, Firmeza, Obediencia) .

...J ¿Ace pto d e b u e n g ra d o l a a uto ri d a d ? ...J ¿ Defi e n d o c o n fi rmeza m i s co n v i cci o n es ? ...J ¿ C re o q u e e l ej e rc i c i o d e l a a u t o ri d a d e x i g e p re p a ra c i ó n y efi c i e n ci a ?

...J ¿ D oy ej e m p l o c u a n d o e x ij o o b e d i e n c i a ? ...J ¿ P ro c u ro q u e m i s ó rd e n e s s e a n j u st a s l ó g i ca s y a l c a nza b l es ?

...J ¿Te n g o e n c u e nta q u e e l f i n d e l a a u to ri d a d e s s e rv i r?

...J ¿ Tr a t o a m i s s u b o r d i n a d o s c o n r e s p e t o , co m p re n s i ó n y se n s i b i l i d a d ?

...J ¿Co n s i d e ro q u e e l ej e m p l o e s m á s pers u a sivo q u e l a s pa l a b ra s ?

...J ¿Actúo co n fi rmeza e n l a d efe n sa de m i s p ri ncipios y va l o re s ?

...J ¿ La l ectu ra d e e s t e ca p ít u l o h a i n fl u i d o positi ­ v a m e nte e n m i esti l o d e v i d a y e n m i m a n e ra d e tra baja r? Autoridad

33


Vivir la AUTORIDAD implica

Ejemplo El hombre s e instruye por la imitación y se anima por el ejemplo. - De Sismondi -

¿ Q u é es el Ejem p lo? El diccionario lo define como l a " Acción o conducta de uno que puede mover o inclinar a otros a que la imiten " . " Caso o hecho que se cita para que se i mite y siga, siendo bueno ; o p ara que se evite , siendo malo " . L a pers ona ej empl ar, invita con sus buenas obras , con su estilo de vida, a que los de­ más l o imiten ; es leal y com­ prensiva con los demás pero exigente consigo misma. El buen ejemplo despierta admi­ ración, respeto y autoridad mo­ ral. Para ello es necesario cum­ plir a cabalidad con los deberes,

trabaj ar con entusiasmo y ánimo de superación, tener ideales, compartir, procurar una convi­ vencia pacífica con justicia y li­ bertad, poseer sólidos valores patrióticos y ciudadanos . . . En fin, procurar con su ej emplo y sus obras un mundo mej or para todos.

¿Por q u é practicar e l Ejem p l o? • Nuestra forma de vida in­ fluye, para bien o p ara mal , en los demás . • El buen ej emplo constitu­ ye un cimiento seguro p ara ser confi able .

• L a persona ej emplar ad­ quiere autoridad moral .

Quien tiene la mision de decir cosas grandes, está igualmente obligado a practicarlas - San Gregorio Magno 34

Autoridad


¿Cómo practicarlo? Los santos constituyen un ej emplo de vida: siendo seres nor­ males y corrientes, vivieron las virtudes heroic amente . Tam­ bién nosotros podemos y debemos hacer lo mismo, viviendo nues tra vida ordinaria, trab aj ando con esmero y responsabili­ dad, sin importar el oficio o profesión; cumpliendo con respon­ sabilidad nuestros deberes p ara con Dios, la familia, la empre­ sa, la sociedad . . . Hable sin herir n i ofender, aunque deba corregir o reprender; respalde sus palabras con actitudes y obras que le den autori­ dad moral para trazar el rumbo y señalar c aminos . Sea muy exigente consigo mismo antes de exigir; un sincero auto-exa­ men diario le ayudará a ser mej or y constituirse así en un ej em­ plo digno de imitar.

sI

vive este Va l o r

NO vive este Va lor

cuando . . .

cuando . . .

* Procura ser cada vez me­ j or sin creerse perfecto.

* S e fija mucho en los de­ fectos de los demás.

* S e exige a s í mismo an­ tes de exigir.

* Se apoya en el c argo más qu e en e l ej e m plo par a mandar.

* Tiene espíritu de supe­ ración, no de superioridad . * Sus obras hablan por él.

* S u s palabras no son co­ herentes con sus obras . * Es mediocre .

Pauta para la Acc i ó n : ¿ En qué aspectos podría ser usted un ejemplo digno de im ita r ? ¿ En cuáles no ? Propóngase hoy me­ jorar en alguno de ellos de modo que pueda cons ­ tituirse en un ejemplo pa ra las personas que le rodean. Procure hacer este ejercicio con frecuen cia, así crecerá como persona. N

+

Autoridad

35


Vivir la AUTORIDAD implica

Fi rmeza i Cuántos sufrimientos nos ahorraríamos con decir

solamente un NO, contestado con firmeza, a la voz de la seducción ! - Lavater -

¿Q u é es l a Firmeza? E s mantenerse estable, posi­ tivo y seguro tanto al expre­ sar las ideas y opiniones como al hacer una solicitud o peti­ ción j u sta y razonable; es ha­ cerse respetar y defender lo que es j usto .

mue s tra i nseguro , i n dec i s o , i ndefinido, frente a l o s valo­ res y actitudes que debe de­ s arrollar, en buena parte de­ bido a la falta de convicc io­ nes profundas .

¿Por q u é practicar l a Firmeza? • E v i t a q u e los demás n o s manipulen y/o persuadan para actuar de manera incorrecta.

La firmeza es un valor que se adquiere con el ej ercicio de la voluntad y la decisión irrevo­ cable de ser fiel a sí mismo y a los principios que hemos adop­ tado libremente como guías y rectores de nuestra vida.

• S i n Firmeza perderíamos l a identidad ; quedaríamos al vaivén de l o que piensen y quieran los demás .

La sociedad c ontemporán e a p a s a p o r una grave crisis de Firmeza; el hombre de hoy se

• Quien es firme, no autori­ tario ni obsesivo , es libre de trazar el rumbo de su vida.

Permanece firme en tu pensamiento, y deja inútilmente las lágrimas - Virgilio 36

Autoridad

co rrer


¿Cóm o pra ct i ca r l a? Para ser firme hay que tener principios claro s ; poseer identidad y seguridad en sí mismo ; tener la convicción de que se es un ser único e irrepetible y, como tal , muy vali oso. Partiendo de ese respeto por sí mi smo hay que poner límites a los demás , hacién­ doles saber con cl aridad nuestras ideas y opinione s ; a qué esta­ mos dispuestos y a qué no. Es fácil caer en la tentación de decir lo que los demás quieren oir, con el fin de evitar problemas ; pero actuar en contra de nues­ tros principios no sólo es contrario a la libertad ,sino que segura­ mente, nos llevará a involucrarnos en situaciones incómodas o conflictivas . No se trata de imponer nuestro criterio siempre ; s i hay razones válidas podemos modificar nuestro parecer, pero actuando por convicción, no por temor.

si

NO vive este Va lor

vive este Va lor cuando . . .

cuando . . .

*

Exige lo correcto y del modo correcto .

* Permite que l o s demás piensen por u sted .

* Expone con claridad lo que cree que es j usto .

* No se atreve a decir l o q u e piensa.

*

E x i g e re s p e t o a s u s ideas .

* Opina l o que los demás quieren o ir.

Es una persona segura en sus apreciaciones .

Dice sí, cediendo en sus valore s .

*

*

Pauta para l a Acción:

+

Identifique algún derecho que n o l o está viviendo por comodidad o pena pa ra exigirlo. Propóngase actua r con firmeza para pedir y vivir ese derecho. Esa firmeza implica, necesariamente, autoestima, sen tido de dign idad y autenticidad; no cubra con máscaras sus debilidades y temores. Mantenga seguridad y fir­ meza en reclama r lo que es correcto y a lo que tiene derecho. N

Autoridad

37


Vivir la AUTORIDAD implica

Obed iencia Trata de poner en la obediencia tanta dignidad como en el mandar. - A. Chauvilliers -

¿ Q u é es l a

Obed i e n c i a ? E s un valor que lleva a acep­ tar y vivir tanto las i n d i c a­ c i o n e s re c i b i d a s e x p l í c i t a ­ mente, c o m o l a s normas e s ­ t ab le c i d a s p o r l a autoridad correspondiente . Obediencia e s ac atar las ór­ denes y las normas , j u stas y p r e v i a m e n te e s t a b l e c i d a s , aunque no las comparta. La persona obediente acepta, asumiendo como propias las normas de quien tiene y ej er­ ce la autoridad, con tal de que sean j u stas y honestas , y rea­ liza con prontitud lo decidido interpretando fielmente l a vo­ luntad del que manda.

S er obediente es cumplir las reglas aunque no nos gusten o e l lo requiera mucha auto­ d i s c i p l i n a o e s fu e r z o ; e s cumplir sin necesidad de que n adie nos vigi le o amenace con un c astigo ; así nos hace­ mos dignos de confianza.

¿Por q u é practicar

l a Obed iencia? Cuando se tiene autodi s­ ciplina y se obedecen las nor­ mas , se goza de libertad . *

C u ando se obedecen las reglas de comportamiento y seguridad se favorece la con­ VIvenCIa. *

• Porque sólo s irve para mandar quien sabe obedecer.

" Quien b ien quiere, bien o b edece " -Montalvo38

Autoridad


¿Cómo practicarla? L a obediencia se practica cumpliendo c o n esmero lo que nos pide la autoridad legítima, aun cuando sienta el deseo de in­ cumplir o ignorar las normas . El que manda se puede equivo­ car, pero el que obedece no, si se actúa con recta i ntención. La obediencia se practica siendo honesto con usted mismo y con los demás ; cumpliendo las reglas , no porque lo estén vien­ do , sino porque sabe que es lo correcto . Sea respetuoso con las autoridades cuando le indiquen qué hacer. Cuando cometa un error, voluntario o no, haga propósito de rectificar.

si

NO vive este Valor . cuando • • •

vive este Va lor cuando

••.

*

*

Obedece de buena ma­ nera una norma que se le impone.

instrucción

*

una manera inadecuada.

Hace lo correcto aunque nadie lo este viendo . *

Exige que, al igual que usted , los otros obedezcan la norma. * Escucha c o n ate n c i ó n para obedecer bien.

*

*

H ace c as o o mi s o a l a q u e se

le

dio.

Obedece l a s leyes de

e xpo ­ peligros a o t r a s

Incumple una ley

niendo

a

personas . *

Para que c u m p l a a l g o

hay que amen az arlo con u n c a stig o

.

Pauta para la Acción:

+ . N

. .

<

s v.

.

..

Erradique las excusas y quejas de su vocabulario habitual. Asuma los mandatos como p ropios, con espíritu positivo y sin dilaciones. Si deja un espa­ cio para las excusas, ellas se convertirán en un obs­ táculo permanente para la práctica de este valor. Autoridad

39


i l ,

I

I

3

I

I ,

,

I

Calidad Cuidado de los Detalles Perfecci贸n Solicitud


CALIDAD L a calidad nunca es u n accidente; siempre es el resultado de una alta intención, un esfuerzo sincero, una dirección inteligente y una diestra ejecución; ella representa la sabia escogencia de muchas alternativas. - Willa C. Foster La C alidad e s u n valor que busca la perfección posible en el ser y en el hacer, procu­ rando el mej oramiento conti­ nuo en el propio carácter y en lo que se hace . Q u i e n p r ac t i c a l a C a l i d a d hace las cosas bien eliminan­ do al máximo los defectos e i mperfeccione s , e n lugar de buscar excusas o razones para hacerlas a medias o no hacer­ las ; s abe que el éxito no llega solo, sino que debe i r acom­ pañado, en todo el proceso, de constancia, mej oras y revisio­ nes ; la C alidad e s amig a del esfuerzo y rechaza la medio­ cridad . C asi siempre asociamos Cali­ dad con un producto material, pero no caemos en cuenta que

ese producto ha sido fruto del trab aj o del h o m b re , d e un equipo humano, que , sin cali­ dad en su interior, sería inca­ paz de buscar la perfección en lo que hace; la excelencia en el producto parte de la exce­ lencia personal . La C alidad no es un proble­ ma, es una solución, una for­ ma de ser, pensar y actuar; es levantarse cada vez que se fra­ c asa, con espíritu de aprendi­ zaj e y superación . Son valores afines a la Cali­ d ad el Orden, la Previsión, la Eficiencia, la Excelencia en el servicio, la Perfección, la So­ licitud y el Cuidado en los De­ talles, entre otro s . De algunos de ellos hablaremos en las pá­ ginas siguiente s .

Nunca mucho costó poco - Ruiz de Alarcón 42

Calidad


D ECÁLO G O de la

CALIDAD 1 . Trate d e hacer todo bien, desde el principio hasta el final, cuidando los detalles .

Planee con tiempo c ada uno de los procesos y activi da­ de s . Así se evitarán las i mprovisaciones que tanto daño ha­ cen a la calidad . 2.

3 . Ponga l o s cinco sentidos en l o que h ace, « atención y con­ centración » : requiere e s fuerzo pero vale l a pena por l a cali ­ dad obtenida.

No se acelere , dec1árele l a guerra a las urgenci as . S eren i ­ dad , c alma, pero s i n p au s a .

4.

Revise l a s cosas dos vece s . Tenga u n a actitud permanente de autoevaluación de sí mismo y de todo lo que hac e . No se conforme con l a cali dad obtenida. S.

6 . Cuidando l as c o s as pequeñas, l a calidad se convierte e n excelenc i a : cada v e z u n p o c o mej or.

Tenga oj os para ver lo que otro s no ven : detalles que pue­ den ser mej orados . Detecte los problemas c u ando son peque­ ños y soluciónelos en ese momento .

7.

De nada s irve cuidar l a c alidad de vez en cuando, o en algunos proce s o s . L a c alidad e s en todo y siempre .

8.

Armonía en los detalles . B uen gusto . La c alidad es bella y lo pequeño es hermo s o .

9.

10. Calidad en nuestro ser. C alidad en nuestras actividade s . Cali dad en las c o s as . Calidad

43


LECTURA ,

El cliente SI sabe de Calidad . . . « Un buen día tuvimos una idea brillante», dijo con cara res­ plandeciente. «Llegamos a la conclusión de que si queríamos pro­ gresar de verdad, entonces era necesario modificar el sistema. Te­ níamos que cambiar nuestro modo de pensar basado en la supervi­ sión por un modo de pensar basado en la prevención. Eso fue lo que hicimos, y ¡fíjense en los resultados que hemos logrado!» El Jefe también les contó que las utilidades y la productividad habían aumentado y que, como consecuencia, la moral había subido mucho. Les contó que la participación de mercado de su empresa ya estaba al mismo nivel de la de su más importante competidor, y que ellos estaban seguros de que sólo era cuestión de tiempo superar a la otra empresa. « Pe ro res u l tó q u e toda vía nos e s tábamos engañando. A ú n ignorábamos l a naturaleza real d e nuestros problemas. «Hay un hombre», continuó diciendo el Jefe, «que es el verdadero responsable de que estemos reunidos hoy aquí. Mucho más que yo. Un hombre que, ciertamente, nos mostró el camino». Los dos hombres de confianza del Jefe, l a mano derecha y la mano izquierda, se acomodaron mejo r en los asientos, con expectativa, pero no había motivo para ello. «Ese hombre es un cliente que llegó a mi oficina con dos quejas sobre la Calidad de nuestros productos, y que después salió de allí convertido en ex cliente. "Dijo que tenía una queja relacionada con la producción y otra con el diseño ". «¿ Creen ustedes que lo escuchamos ? Es decir, ¿ que realmente lo escuchamos ? No. Estábamos demasiado ocupados aclarándole la diferencia que hay entre diseño y producción». El Jefe h izo un gesto que denotaba i ronía, y siguió hablando : «Pienso que aquello fue como ganar la batalla pero perder la guerra. ¿ Quiénes éramos nosotros para trata r de «probar» que sabíamos más que nuestro cliente acerca de Calidad? «Ese cliente sabía p a ra qué había comp rado e l p roducto, y además, si le prestaba o no le prestaba el servicio que esperaba. ¡ Todas las especificaciones, las tolerancias estrechas y las etiquetas de supe rvisión del mundo no significan nada ante ese argumento! 44

Calidad


« y ¿ acaso ese cliente necesitaba que le aclaráramos la diferencia entre diseño y producción ? ¡ Él nos estaba pagando para que nosotros nos ocupáramos de esos asuntos!»

Con un gesto de vergüenza, el Jefe contin uó: «Era evidente que ese seño r sabía más q u e nosotros s o b re lo que de v e rda d e ra importante. ¿ Debemos, entonces, sorprende rnos de haberlo perdido como cliente ?» El Jefe hizo una pausa para tomar agua. «Más tarde, esa noche - mucho más tarde esa noche -, todo se me acla ró. Habíamos pasado de la s up e rvis ión a la p revención. Pe ro no habíamos llegado todavía al fondo. «Realmente no teníamos control sobre el problema de la Calidad. y no lo tendríamos hasta que reconociéramos que la Calidad es más, mucho más que la simple «ausencia de defectos» y la viéramos como algo positivo - y poderoso por derecho propio.

«Pe ro toda vía estábamos lejos. En tre o tras cosas, el p ro blema exigía claramente un alto grado de cooperación y coordinación en toda la organización. ¡ Y - ¡po r Dios! - el encargado de diseño ni siquiera sabía q ué estaba haciendo el responsable d e p roducción!» «Tardamos un tiempo considerable en darnos cuenta, por fin, de que si uno «arregla» la Calidad en todos los departamentos pero lue­ go se vuelve negligente y se olvida del asunto, entonces en realidad no existe un defecto de fabricación o de diseño, existe un defecto de ad­ ministración. «y este defecto - estoy seguro de que ustedes estarán de acuerdo conmigo - es el más difícil de solucionar». Esta frase produjo risitas de ap robación en la audiencia (y un par de miradas más avergonzadas aún). «Afortunadamente lo descubrimos a tiempo», continuó el Jefe. «A tiempo para lograr resultados». «Sus clientes están en la posición perfecta para decirles a ustedes a lgo sobre la Ca lidad, p o rq u e eso es, real me nte, lo que e stán comprando. No están comp rando un producto, están comprando la garantía que ustedes les dan en el sentido de que se cumplirán sus expectativas acerca del producto. «y lo único que ustedes tienen para venderles es esa garan tía. Solamen te pueden venderles Calidad» .

JOHN GUASPARI, Érase una vez una fábrica . . . Edito rial No rma, Bogotá, 1 996. pp. 9 7- 1 00 Calidad

45


CITAS de CALIDAD

La calidad no es cosa pequeña, pero está hecha de pequeñas cosas.

Miguel Angel

Hacer algo bien vale más que decirlo bien.

Franklin

Yo solo amo una cosa: hacer bien lo que tengo que hacer.

Jeam Anouilh

Despacito y buena letra: el hacer las cosas bien importa más que hacerlas.

A . Machado

Cuando hayas hecho y conseguido muchas cosas, dedícate únicamente a una, y esta hazla muy bien: esa es la preocupación final más noble de todo triunfador.

Noel Clarasó

Una sola piedra puede desmoronar un edificio.

Francisco de Que vedo

Para saber bien las cosas, hay que conocerlas con todo detalle.

Rochefouca uld

No encuentres la falta; encuentra el remedio.

Henry Ford

La perfección solamente se adquiere gradualmen­ te. Requiere más que nada de la mano del tiempo.

Voltaire

Lo que es digno de hacerse, es digno de que se haga bien.

Lord Chesterfield

46

Calidad


L o s Valores e n l a H i storia

AMEN EMOPE* - Cu ltura Egipcia * AMENEMOPE Entre l o s siglos X y XII a . C. floreció e l pensa mien to m o ra l de Amen - e m - o p e , q u ien de dicó la En s e ñ a nza a su h ij o Harmakh er, ·sa cerdo te d e l templo d e Min . La escribió en forma de renglones cortos, a manera de versos.

• El mañana d e p e n d e d e Dios. El hombre n o sabe cómo será el mañana.

Dios existe en su perfec­ ción, el hombre existe en su de­ ficiencia. •

Las palabras que los hom­ bres pronuncian se extinguen, las de Dios quedan. •

• No hay individuo que sal­ ga imperfecto de la mano de Dios, porque no hay cosa de­ fectuosa delante de É l.

El que se empeña en bus­ car lo perfecto sufrirá menos­ precio al instante. •

• Sé firme en tu corazón y for­ talece tu alma; cuando gobier­ nes ten en cuenta que la lengua del hombre es el timón de la nave, pero Dios es su piloto. • Cuídate de robar al pobre y de oprimir al afligido. No te asocies con un hombre de ma­ las pasiones, ni a él te acerques para la conversación; no te apre-

sures a unirte a uno así, no sea que el error te lleve muy lejos. • No te esfuerces en buscar las riquezas; Si cosas robadas a ti son traídas, no se quedarán la noche contigo, pues se hacen para sí alas como los patos y se vuelan hacia los cielos.

No quites los lindes de las tierras, ni violes los límites de la viuda. •

No te rías del ciego, ni ator­ mentes al enano, ni entorpez­ cas el camino del lisiado. •

No escarnezcas al que está en la mano de Dios, ni pongas aire fiero contra él. •

En verdad el hombre es ar­ cilla y paja, y Dios es su arqui­ tecto. •

Dios ama más al que rego­ cija al pobre que al que se in­ clina ante el poderoso. •

Mejor es el pan con corazón alegre que riquezas con contra­ riedades. •

L o s seres h um a n os, a tra vés de la s dife ren tes ci viliza cio n e s, recomiendan unas con ductas y rechaza n o tras, tra ta ndo de vivir los valores correctos. Aquí presentamos una sucinta recopilación de esos pensamien tos.

Calidad

47


T AL L E R D E V AL O R E S

Ejercicios d e I nteriorización Reflexione sobre el valor de la CALIDAD, realice los si­ guientes ejercicios y propóngase metas que le sirvan para crecer y mejorar.

1.

B u sq u e e n e l G l osa ri o e l s i g n i fi ca d o d e l a p a l a b ra "Ca ­ lida d ". C o n e s e co n c e pto, y l o q u e ya h e m o s v i sto e n p á g i n a s a n te ri o re s , co n struya s u p ro p i a de fi n i c i ó n d e e s t e va l o r.

2. ¿ Q u é p a l a b ra s a so c i a o se l e v i e n e n a l a m e n te c u a n d o

p i e n s a e n l a Calida d ? 3 . Rec u e rd e e l texto d e l a l e ct u ra "El clien te S í sabe de

Calidad " y extra i g a d e e l l a a l g u n a e n s e ñ a n z a ú t i l p a ra su vida . 4. I d e n tifi q u e u n p ro d u cto b i e n h e c h o y co m p á re l o con

otro del m i s m o tipo p e ro n o ta n b u e n o . ¿ C u á l es la d ife re n c i a ? s. ¿ Q u é b e n efi c i o s rec i b e u n a p e rs o n a q u e v i ve e l va l o r

d e l a Calida d ? Refl e x i o n e a l re s p e cto . 6. Co m e nte y a n a l i ce c o n a l g u n a p e rs o n a e sta s i d e a s

re l a ci o n a d a s co n l a Calidad. " S e r o rd e n a d o " E sta r m u y a t e n to a l o s p e q u e ñ o s d eta l l es " H a ce r las cosa s d e l a m ej o r m a n e ra y a t i e m p o " Pe rs i st i r e n l o g ra r l a s m eta s p ro p u e sta s " S e r e l m ej o r e n s u t ra bajo S e l ecc i o n e u n o q u e te n g a p a rt i c u l a r i m p o rta n c i a p a ra u sted , y a s u m a u n co m p ro m i so p e rs o n a l p a ra m ej o ­ ra r e n e s e s e n ti d o . 48

Calidad


TAL L E R D E V A L O R E S

Mirando hacia Adentro Reflexione en qué medida vive cada uno de los siguien tes aspectos relacionados con la CALIDA D y sus valores aso ­ ciados (Cuidado de los detalles, Perfección, Solicitud) .

.y

¿ B usco l a p e rfecci ó n p o s i b l e e n tod o s l o s tra baj os q u e rea l i z o ?

.y

¿ P l a n e o co n t i e m p o l o s p roces o s , a cti v i d a d e s y re c u rsos n e cesa ri o s p a ra l o g ra r tra baj o s d e CALI DA D?

.y

¿ Efe ctú o re v i s i o n e s p e ri ó d i ca s a l o q u e estoy h a c i e n d o p a ra co r re g i r e rro res y b u sca r m á s ca l i d a d ?

.y

¿ Estoy p e n d i e nte d e l o s p e q u e ñ o s d eta l l e s d e m i tra b aj o ?

.y

¿ P ro m u evo l a CALI D A D a m i a l re d e d o r?

.y

¿ Re p ito u n t ra b aj o c u a n d o m e d o y c u e nta q u e q uedó m a l hecho?

.y

¿ S oy co n s c i e n te d e m i s l i m ita c i o n e s y d efectos, sin b u s ca r j u stifica c i o n es ?

.y

¿ B u sco a y u d a c u a n d o te n g o l i m ita c i o n e s p a ra efect u a r b i e n u n t ra b aj o ?

.y

¿ S oy o rd e n a d o e n m i s cosa s , e n m i s a cti v i d a d e s y e n e l u s o d e l ti e m po ?

.y

¿ La l e ctu ra d e este ca p ít u l o h a i n fl u i d o p o s i t i va m e nte e n m i esti l o d e v i d a y e n m i m a n e ra d e tra baj a r? Calidad

49


Vivir l a

CALI DAD

i m p l ica

Cuidado de los Detalles Una sola piedra puede desmoronar un edificio. - Francisco de Quevedo -

¿Q u é es tener C u i dado de l os Deta l l es? El Cuidado de los Detalles es detenerse en las cosas pe­ queñas , poniendo toda l a atención y delicadeza e n ello , de tal manera que todo el con­ j unto quede impecable. Es dar importancia a lo pequeño , ter­ minar las cosas bien, ponien­ do las últimas piedras en todo lo que se hace .

b aj o p ara que el producto fi ­ nal sea el mej or. Es tener cui­ dado con l o pequeño , aunque pensemos que no tiene impor­ tancia. Las grandes obras no son más que un conj unto de cosas pequeñas .

¿Por q u é p ract i car e l Cuidado de l os Deta l l es? • Los detalles son l o s que enriquecen e s tétic amente un trabaj o y lo hacen útil .

Implica no descuidar las co­ sas pequeñas o simples de un trab aj o , p o r p o n e r t o d a l a atención a l o grande o a l o que es muy visible .

• Cuando se pasan por alto los detalles se corre el riesgo de que el trabaj o disminuya su c alidad .

E l Cuidado de los Detalles e s el examen concienzudo y mi­ nucioso que se h ace a u n tra-

• Tod o l o grande s e c o m ­ p o n e de m u c h as c o s a s p e ­ q u e ñ as .

"La perfección está en los detalles " 50

Calidad


¿Có m o pract i ca rl o? Para aprender a cui dar los detalles se debe tener el hábito de fij arse en los ac ab ados de las cosas que a usted le p arece que están muy bien hechas . Luego aplique esa misma minucio s i ­ dad a l o s trabaj o s q u e están a su c argo . Sea observador, tenga oj o para lo pequeño . P o r ej emplo, al hacer entrega de un informe o carta, tenga cuidado no s610 de hacer bien la redacción y el contenido , sino también la orto­ grafía, la presentación, el papel, etc . Practique el cuidado de los detalles no entregando los trabaj o s a medias . Cuando lo termine revise d e nuevo q u e todo el trabaj o esté impecable. S i encuentra algo que n o l e guste, corríj alo por pequeño que sea. No improvise al hacer algo, planee todo lo que necesita para que ese trabaj o sea óptimo .

U sted

U sted NO vive este

vive este

valor cuando

valor cuando . . .

..•

* Entrega los trabaj o bien hechos , no a medi as .

*

Le

da pereza repetir algo .

*

Cree que una pequeña im­ perfecc i ón n adie la notará.

* Busca la perfección en todo lo que hace.

* Trab aj a pensando que los en cuenta a l fi n al.

Da importancia tanto al fondo como a la forma.

*

detall e s s ó lo se t i en e n

Pauta para la Acción: Haga una "encuesta " en e l trabajo con p e rsonas

N

+ . .

. .

. .·. . .. . .

... .

cercanas a usted: p ídales sugerencias para mejo­ ra r su desempeño. Reúna esa información y escoja un aspecto que usted crea que puede camb iar o m e ­ jora r. . .

¡y hága lo! Calidad

51


Vivir l a

CALI DAD

i m p l ica

Perfección El deber de cada hombre es tratar de alcanzar continuamente la perfección. -Mahatma Gandhi-

¿Q u é es l a Perfección?

¿Por q u é pract i ca r l a Perfección?

Pe rfecc ión : Q u e destac a e n cualidades sobre l o s d e su es­ pecie o categoría.

Porque su b ú squeda nos mantiene activos y nos hace mej ores .

La Perfección es el resultado de hacer las cosas lo mej or que pueda. Es dedicar su me­ j or esfuerzo a c ada tarea y a cada relación. No implica tra­ tar de ser mej or que los de­ más , sino tratar de hacer su trabaj o de l a mej or manera.

• E s l a Perfe c c i ó n l a que conduce al éxito .

Haga lo que haga, perfección es dar de uno lo mej or. Es el esfuerzo para mej orar l a ex­ celencia. L a perfección, en su vida, es desarrollar los dones al máximo .

Cuando se busca la Perfec­ ción en todos los aspectos de l a v i d a u n o se vuelve u n ej emplo para los demás . •

• La Perfección aumenta los talento s y c apacidades que tenemo s .

Intentando l a Perfección se cometen menos errores . •

• H acer l a s cosas bien im­ plica menos conocimiento .

La perfección no tiene límites -

52

Calidad

Juan Salvador Gaviota -


¿Cómo

practicarla?

E s forzán d o s e e n h a c e r c o n c ar i ñ o t o d o l o q u e h ac e . L a perección tiene mucho que ver con e l amor. Practica la perfección cuando pone toda su atención en c ada cosa que hace , terminando c ada tarea que empieza, emplean­ do bien el tiempo y convirtiendo las dificultades en retos , evi ­ tando cometer los mi smos errore s . Buscar la perfección e s un proceso q u e no acaba nunca, pues el ser humano es perfectible por naturaleza.

Usted

Usted NO vive este

vive este

va lor cuando

va lor cuando . . .

•..

* Hace su trabaj o con con­ ciencia.

* Realiza su trabaj o sin tra­ zar un plan .

Da lo mej or de usted en sus relaciones .

Trata de hacer demasia­ d o . . o se c o n fo r m a c o n muy poco .

*

* No trata de hacerlo todo . Se prepara y estudia para desarrollar todas sus c apa­ cidades . *

*

.

* S e dej a llevar por la pe­ reza y abandona lo que está haciendo antes de termi­ n arl o .

Pauta para la Acción:

+ N

.

. .

..

Dése una vuelta por s u oficina o habitación y detecte algunos aspectos que pueden estar mej or pre ­ sentados . Compare esos lugares con otros similare s que le parezcan admirables ; mej ore alg o . Recuerde que la clave está en l a autodi sciplina y el esfuerzo . Calidad

53


Vivir l a

CALI DAD

i m p l ica

Solicitud El mayor placer que la riqueza confiere, consiste en la capacidad de ayudar a los demás. -Andre Maurois-

¿Q u é es l a sol icit u d ? Es la actitud llena de interés, cui­ dado y diligencia por hacer lo que debemos hacer. Ser solícito es ser diligente, afanoso por atender bien a una persona, una tarea o un trabajo. S olicitud es mostrarse siem­ pre dispuesto e interesado , ya sea con palabras , gesto s , ac­ titudes y acc i ones , a fin de cumplir con el deber y hacer las cosas bien . Se puede ser solícito consigo mismo, con los compañeros o con el trabaj o ; en este último caso, con la intención de sa­ tisfacer plenamente los reque­ rimientos de la actividad en­ comendada y de otras que se tomen por iniciativa propia.

S er solícito con algo, es tra­ tar ese obj eto con cuidado y respeto, poniendo en él, y en todas las cosas, el mayor in­ teré s , e s fu erzo y eficiencia posible s .

¿ Por q u é practicar l a sol icitud? A l vencer la apatía hago p arte de la solución de los problemas . •

Es una manera de ser res­ ponsable, de lograr resulta­ dos . •

* Sin solicitud s e puede caer en la indiferencia, de manera que nada y nadie nos impor­ te . * Cuando se adopta una ac­ titud de "no me importa" se hacen las cosas incompletas o descuidadas.

"No hay nada más duro que la blandura de la indiferencia " 54

Calidad


¿Có m o

practicarla?

Para practicar l a solicitud, primero tome una actitud d e inte­ rés y atención a todas las cosas que suceden a su alrededor. En el trabaj o , cumpla los deberes con entusiasmo y esfuerzo , poniendo todo lo que esté de su p arte para que el resultado de su labor sea de la mej or c alidad . Se es solícito c o n las personas respetándolas y luchando por . no defraudar la confianza que han puesto ellas en usted; muestre interés por la vida y necesidades de los demás haciendo cosas que estén a su alcance p ara buscar el bienestar de la familia, los amigos y los compañeros de trabaj o .

Usted

si

Usted N O vive este

vive este

va lor cuando . . .

valor cuando . . .

* No e s indiferente a las cosas que suceden a su al­ rededor.

* Ve qu e puede colab orar en algo y no lo hace.

* Con su actitud hace sen­ tir importante a las perso ­ nas que lo rodean .

cosas que

*

interés a sus las de los de­

Le da más a

más .

Trabaj a sin e l amor y e l empeño que se nece s itan para hacer cosas de optima *

* E s e n é rg i c o y rec h a z a abiertamente la negligencia y las i nj usticias .

calidad .

Pauta para la Acción:

�. ::,;!:::!':�:� �:� :��::��:��:::,:: �:!:� : � � N

Piense en algo que debe hacer y que no le guste ; e

a

e

e

e

q

verdaderamente es una labor de su agrado . Acabará gustándole y mej orando su desempeño .

Calidad

55


,

4

!

i

,

Comprensi贸n A mis ta d B o n da d Empa t铆a


COMPRENSIÓN Si quieres comprender la vida, comienza por comprenderte a ti mismo; en el silencio, cada cual confiesa aquello que a ninguno otro le dice - Emest Von Feuchstersleben -

P o d e m o s d e fi n i r e s te valor como l a capacidad para c ap­ tar y entender l o s d i s tintos fac tores que i n fluyen e n l a forma d e ser, e n el estado de ánimo y en el comportamien­ to de otras personas .

La c o mpren S l O n i m p l i c a la empatía para percibir el mar­ co interior de las otras perso­ nas y sus circunstancias emo­ cionales , como s i uno fuera esa persona, pero sin perder la identidad de observador.

La comprensión implica el de­ seo de entender y ayudar, mi­ rando las cosas desde puntos de vista aj enos a los nuestro s , y teniendo en cuenta l a s cir­ cunstanci as y los factores de­ ci sivos en c ada cas o .

La comprensión de los demás no debe tener como obj etivo c amb i arlos, hacerlos a nues­ tra medida, sino tomar a las otras personas como son , con sus cu alidades y defectos, es decir con respeto .

S e ntir c o n el otro , s e r solida­ rio , ponerse en su lugar, tener en cuenta sus vivencias ante­ riore s y sus circunstancias en el p resente, s i e mpre c o n el ánimo de mej orar la relación y ayudar a l a otra persona.

S i n embargo, no deben faltar el e stímulo ante las dificulta­ des y la esperanza de que haya un c ambio de lo que hay que mej orar o superar. S entirse c o mpre n d i d o h ac e que una persona quiera cambi ar.

El placer más noble es el júbilo de comprender - Leonardo da Vinci 58

Comprensión


COMPRENSIÓN D E C ÁL O G O de la

1 . Comprender es entender una idea o una situ ación, captar el significado de algo. Para comprender algo o a alguien hay que ponerse en su lugar.

2. La Comprensión supone escuchar con ánimo de entender. E s ­ cuchar es asimilar el mensaj e , no s ó l o oír palabras . S i la escucha e s empática, se capta además el estado d e animo d e l q u e habla.

3. Comprender no necesariamente significa aceptar. Entiendo a una persona, pero puedo no aceptar su conducta. Las ideas y la con­ ducta se pueden j uzgar y rechazar, a las personas no .

4.

Cuando existe comprensión es más fácil disculpar, ser compasi­

vo y amable, vivir la tolerancia.

5. Tolerancia no implica indiferencia. Ser tolerante significa res ­ petar a l a s personas aunque pien sen distinto ; discrepar d e l a s i deas con razones sin atacar a nadie.

6 . Hay personas que sólo ven lo negativo , sin considerar que cual­ quier suceso o persona poseen una c antidad enorme de aspectos positivo s .

7. Exigente c o n uno mismo

y comprensivo c o n l o s demás . Lo

contrario dificulta las relaciones interpersonales .

8 . L a persona poco comprensiva con los demás n o suele conocer­ se bien . El conocimiento de las propias limitaciones ayuda a com­ prender a los demás .

9. Debe existir un e s fuerzo real por escuchar y comprender a to­ dos , así como por hacerse entender por todos .

1 0 . Escuchar con empatía y hablar con asertividad : h e aquí la cla­ ve de una buena relación interpersonal . Comprensión

59


L E CTURA

Teníamos que cam biar nosotros ... Hace unos años, mi esposa Sandra y y o nos enfrentábamos con una situación difícil. Uno de nuestros hijos pasaba por un mal momento en la escuela. Le iba fatal con el aprendizaje, ni siquiera sabía seguir las instrucciones de los tests, por no habla r ya de obtener buenas puntuaciones. Era socia lmente inmadu ro, y solía avergonza rnos a quienes estábamos más cerca de él. Físicamente era pequeño, delgado, y carecía de coordinación (por ejemplo, en el béisbol bateaba al aire, incluso antes de que le hubieran arrojado la pelota). Los otros, incluso sus hermanos, se reían de él. A Sandra y a mí nos obsesionaba el deseo de ayudarlo. Nos parecía que si el «éxito» era importante en algún sector de la vida, en nuestro papel como padres su importancia era suprema. De modo q u e vigilamos cu idadosamente nues tras actitudes y conducta con respecto a él, y tratamos de examinar las suyas propias. Procuramos mentalizarlo usando técnicas de actitud positiva. «¡ Vamos, hijo! ¡ Tú puedes hacerlo! Nosotros sabemos que puedes. Toma el bate un poco más arriba y manten los ojos en la pelota. No batees hasta que esté cerca de ti. » Y si se desenvolvía un poco mejor, no escatimábamos elogios para reforzar su autoestima. «Así se hace, hijo, no te rindas. » Nada de lo que hacíamos daba resultado, y estábamos realmente preocupados. Advertíamos los efectos que esto tenía en la autoestima del niño. Tratamos de animarlo, de ser útiles y positivos, pero después de repe tidos fra casos finalmente hicimos un a lto e in tentamos contemplar la situación desde un nivel diferente. En ese momento de mi trabajo profesional yo estaba ocupado con un p royecto de desarrollo del liderazgo con diversos clientes de todo el país. En este sentido preparaba programas bimensuales sobre el tema de la comun icación y la percepción pa ra los pa rticipantes en el Programa de Desarrollo para Ejecutivos de la IBM. Mientras investigaba y p repa raba esas exposiciones, empezó a interesarme en particular el modo en que las percepciones se forman y gobiernan nuestra manera de ver las cosas y comportarnos. Esto me llevó a estudiar las expectativas y las profecías de autocumplimiento o 60

Comprensión


«efecto Pigmalión », y a comprende r lo profundamente enraizadas que están nuestras percepciones. Me enseñó que debemos examinar el cristal o la lente a través de los cuales vemos el mundo tanto como el mundo que vemos, y que ese cristal da forma a n uestra interpretación del mundo. Cuando Sandra y yo hablamos sobre los conceptos que estaba enseñando en la IBM, y acerca de nuestra propia situación, empezamos a comprender que lo que hacíamos para ayudar a nuestro hijo no estaba de acuerdo con el modo en que realmente lo veíam o s . Al examinar con toda honestidad nuestros sentimien tos más profundos, nos dimos cuenta de que nuestra percepción era que el chico padecía una inadecuación básica; de algún modo, un « retraso». Por más que hubiéramos trabajado nuestra actitud y conducta, nuestros esfuerzos habrían sido ineficaces porque, a pesar de nuestras acciones y palabras, lo que en realidad le estábamos com unicando e ra : «No e res capaz. A lgu ien tiene q u e protegerte». Empezamos a comprender que, si queríamos cambiar la situación, debíamos cambiar nosotros mismos. Y que para poder cambiar nosotros efectivamente, debíamos primero cambiar nuestras percepciones. Cuando nos deshicimos de nuestra antigua percepción del niño y desarrollamos motivos basados en valores, empezaron a surgir nuevos sen timen tos. No s encon tra m o s disfru ta n do de él, en l u g a r de compararlo o juzgarlo. Dejamos de tratar de hacer con él un duplicado de nuestra propia imagen o de medirlo en comparación con ciertas expectativas sociales. Dejamos de manipularlo amable y positivamente pa ra q u e se a de c u a ra a un m o lde s o c i a l a c ep ta b l e . Como lo conside rábamos fundamentalmente apto y capaz de afrontar con éxito la vida, dejamos de protegerlo cuando sus hermanos y otros pretendían ridiculizarlo. A medida que pasaban semanas y meses, fue desarrollándose en él una tranquila confianza; se estaba afirmando a sí mismo. Maduraba según su propio ritmo y velocidad. Empezó a sobresalir rápida y bruscamente, en comparación con criterios sociales -académicos, sociales y atléticos-, yendo mucho más allá del llamado proceso natural de desarrollo. Desarrolló una personalidad atractiva y franca que ahora le permite relacionarse tranquilamente con todo tipo de personas. STEPHAN R. COVE Y, Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva.

Editorial Paidós . Barcelona, 1 997. pp. 1 9-20 Comprensión

61


CITAS de COMPRENSIÓN

Si quieres comprender la vida, comienza por comprenderte a ti mismo; en el silencio cada cual confiesa aquello que a ningún otro le dice.

Ernest von Feuch tersleben

Ayudadme a comprender lo que os digo y os lo explicaré mejor.

Antonio Machado

El hombre completo debe ser un compuesto de luz, de carácter y de corazón.

Merklen

N a d a p u e d e s e r más a m a r g o q u e no s e r comprendido.

Henrik Ibsen

Primero, trata de entender al otro, después tra­ ta de que te entiendan a ti.

Stephen Co vey

El mejor punto de vista para comprender a una persona es colocarse desde el punto de vista in­ terior del sujeto mismo.

Carl Rogers

Los hombres nos vamos haciendo verdaderos adultos en la medida que nos hacemos com­ prensivos.

Jose L. Martín Descalzo

Una aspiración nunca satisfecha es tener a alguien que nos comprenda a fondo; alguien a quien se pueda decir todo.

Hugo Betti

El placer más noble es el júbilo de comprender.

Leonardo da Vinci

Toma largo tiempo comprender nada.

André Malraux

62

Comprensión


L o s VALORES ,

LA O TSE*

-

en

la HISTORIA

CuJturo China

*LA O TSE (570 a . C. ) El filósofo más gra n de de la a n tig ü e da d china, desemp eñó el ca rgo de a rchivero y biblio teca rio de un prín cip e de la dinas tía de los Tch e u . Su fa m osa obra, El L ib ro de Ta o, señala a los h o m b res el Gra n Ca m in o p a ra llegar a l con o cimien to del p rin cip io, fo ndo y esen cia de todas la s cosa s .

• Estar orgulloso de las riquezas y de los honores es sembrar las semillas de nuestra propia caída. •

Aquél que alardea de sí mismo no merece crédito.

Aquél que se enorgullece de sí mismo no es un jefe de sí mismo.

• Cuando el pueblo está hambriento es porque sus gobernan­ tes comen demasiados granos confiscados.

Aquel que conoce a los demás, es un erudito; Aquel que se conoce a sí mismo, es un sabio. Aquel que conquista a los demás, tiene el poder del músculo. Aquel que se conquista a sí mismo, es fuerte. Aquel que se haya satisfecho, es rico. Aquel que es decidido, tiene fuerza de voluntad. Aquel que no pierde su centro, perdura. Aquel que muere pero su influencia queda, tiene larga vida. •

Yo tengo tres tesoros; los guardo y los mantengo seguros: El primero es: A mor. El segundo es: No ser extremista. El tercero es: No ser el primero en el mundo. •

Teniendo amor no se tiene temor; Contra el extremismo usar la moderación; • N o pretendiendo ser el primero en el mundo puede desarro­ llarse el talento y madurarlo. •

L o s s e res h u m a n os, a tra v é s de la s dife r e n tes ci viliza cion es, reco mienda n unas con ductas y rechaza n o tras, tra ta ndo de vi vir los valo res correctos. Aquí presenta m os una sucin ta recopila ción de esos pensamien tos.

Comprensión

63


T A L L E R DE V A L O R E S

Ejercicios d e I nteriorización Reflexione sobre el valor de la COMPRENSIÓ N, realice los siguientes ejercicios y propóngase metas que le sirvan para crecer y mejorar. 1.

Es po s i b l e q u e te n g a e n s u m e nte a l g u n a p e rs o n a con l a q u e " N O s e co m p re n d e b i e n " . P ro p ó n g a s e " c u l t i ­ va r" a e s a p e rs o n a y h a g a p o r e l l a l o q u e h a ría p o r u n buen a m ig o ( a ) .

2. ¿ S e s i e n te co m p re n d i d o p o r l a s p e rs o n a s ce rca n a s a

u sted ? S i n o e s a s í, d e seg u ro q u e se s i e nte m a l . ¿A q u i é n pod ría u sted co m p re n d e r m ej o r? 3.

Re c u e rd e e l texto d e l a l ectu ra "Tenía m os que ca m ­ biar nosotros " y extra i g a d e e l l a a l g u n a e n s e ñ a nza úti l pa ra su v i d a .

4.

¿ C ree u sted q u e e s u n a p e rs o n a co m p re n s i va ? ¿ Po r q ué?

5. ¿ Q u é b e n efi c i o s reci b e u n a p e rso n a q u e v i ve i nte n s a ­

m e nte e l va l o r d e l a Comprensión ? 6.

Co m e n te y a n a l i c e c o n a l g u n a p e rso n a e sta s i d e a s re l a c i o n a d o s c o n l a Comprensión . " Po n e rs e e n e l l u g a r d e l otro " E s c u c h a r p a ra e n te n d e r " E n te n d e r l a s ra z o n e s d e l otro " Trata r d e e n te n d e r e n l u g a r d e casti g a r " M i ra r l o s confl ictos desde va rios p u ntos d e vista S e l ecc i o n e u n a q u e te n g a p a rti c u l a r i m p o rta n c i a p a ra u sted , y a s u m a u n co m p ro m i so p e rso n a l p a ra m ej o ­ ra r e n e s e s e n ti d o .

64

Comprensión


TAL L E R D E V A L O R E S

Mirando hacia Adentro Reflexione en qué medida vive cada uno de los siguientes aspectos relacionados con la COMPRENSIÓ N y sus valores asociados (Amistad, Bondad, Empatía) .

...J ¿ C a pto y e n t i e n d o l o s d i st i n to s fa cto re s q u e i n fl u y e n e n e l e s ta d o d e á n i m o y c o m p o r­ ta m i e nto d e l o s d e m á s ?

...J ¿ A b o r d o l o s p ro b l e m a s y c o n fl i ct o s d e s d e d ife re ntes p u ntos d e v i sta ?

...J ¿Trato co n s i m patía a tod o s ? ...J ¿ E nti e n d o q u e l o s seres h u m a n os pensa m os d e m a n e ra d i fe re nte?

...J ¿ H a g o u s o d e l d i á l o g o p a ra r e s o l v e r l o s co n fl i ctos?

...J ¿Trato d e co l o ca r m e e n e l l u g a r d e los d e m á s p a ra co m p re n d e r s u s a ctit u d es ?

...J ¿Cu ltivo l a re l a ci ó n co n m i s a m i g o s y s o y a m a b l e co n q u i e n e s n o l o so n ?

...J ¿Trato co n b o n d a d y s e n s i b i l id a d a los d e m á s ? ...J ¿ M e p reo c u p o p o r l a s s i tu a c i o n e s d e co n fl i cto q u e v i v e n otra s p e rso n a s ?

...J

¿ La l e ct u ra d e este ca p ítu l o h a i n fl u i d o p o s i t i ­ va m e n te e n m i esti l o d e v i d a y e n m i m a n e ra d e tra b aj a r? Comprensión

65


Vivir l a

COM PRENSiÓN

i m p l ica

A m i stad Al amigo seguro se lo conoce en la ocasión insegura. - Ennio -

¿ Q u é es l a A m i stad? Val o r que l l e v a a q uerer e l b i e n p ara el ami go y que s e man i fiesta en u n afecto p u r o y desi ntere s ad o . S entimien­ to recíproco de c ariño y s i m­ p atía. S e fortalece c o n e l c o ­ nocimiento y el trato mutu o . L a A m i s tad s u p o n e m u c h o más que afecto o cerc an í a ; surge d e intereses , afinidades e ideales comunes y se culti­ v a a trav é s de l a apertur a , franqueza, lealtad, servic i o , madurez y muchos otro s va­ lore s que enri quecen y forta­ lecen esa hermosa rel ación . L o s ami g o s s e conocen , s e aprecian, se brindan u n afec­ to genero s o y mutu o , se apo ­ yan s i n condic i o n e s , s e c o ­ rri gen, se enriquecen . . .

Amistad e s dar de sí. Es com­ p artir tiemp o , i deas y senti­ mientos c o n e l ami g o ; es ser fie l e incondicional no sólo e n l o s momento s fác iles sino en l o s de d i ficu ltad . E s , más que c o mpañeri smo, un valor que debe cultivarse a diari o c o n detalles , lealtad y re spe­ to .

¿Por q u é practicar l a A m i stad? Porque l a Amistad n o s en­ riquece como personas . *

* L a A m i stad e s e l mej o r modo de ayudar a alguien.

S i no hubiera amistad es­ taríamos solos, aunque se esté rodeado de gente . *

S i n ami g o s la vida sería muy aburrida. *

"A I amigo no le des la espalda, si no es para cargarlo " 66

Comprensión


¿Cómo

practicarla?

L a amistad empieza por valorar a la persona como e s , cono­ cerla bien, pero respetando su forma de ser. Practicar la amistad supone interesarse por las cosas de la otra persona y compartir con ella las de uno. Demuéstrele que se alegra de verla y escuche con atención sus problemas . Recuerde que la amistad hay que alimentarla. No espere que su amigo le llame , búsquelo y hágale saber que es importante para usted estar en contacto con él. Cuando tenga un malen­ tendido con su amigo, no dej e las cosas así, abra el espacio para hablar y aclarar el incidente , expré sele sus sentimientos de ami stad.

U sted

vive este

U sted

va lor cuando . . .

Es fiel a un amigo.

*

Puede tener una discusión con un amigo y eso no daña la amistad . *

Respeta la manera de ser de su amigo y lo hace parte de su vida. *

vive este

va lor cuando

..•

* Ab a n d o n a a un ami g o sólo porque no está de acuerdo con u sted. B u s c a a s u amigo sólo cuando lo necesita. *

* Critica a su amigo en vez de ayudarle .

Pauta para la Acción:

* N

. . . .. . . .

.

.

..

Haga una lista de sus mejores amigos y de talle qué hace usted para cultiva r su amistad. ¿ Podría hacer a lgo más para estrechar esa relación ? Seguramen te si . . . Escriba esos pequeños detalles. Como tarea adicional póngase como meta conseguir un nuevo amigo. Comprensión

67


Vivir l a

COM PRENSiÓN

i m p l ica

Bondad Dar la felicidad y hacer el bien, h e ahí nuestra ley, nuestra ancla de salvación, nuestro faro, nuestra razón de ser. - Henri-Frédéric Amiel dar de los demás tanto o más que a u sted mismo .

¿Qué es l a Bondad? Desear y practicar e l bien con las personas , como resultado de poseer un corazón limpio y l l e n o de amor. " Du lzura, suavidad y amabilidad de ca­ rácter; inclinación n atural a hacer el bien " . La B ondad es ser limpio de c orazón . Es p e n s ar siempre bien de las personas , y hacer c ada cosa con amor. Es una consecuencia de ver en el pró­ j imo a Dios . Para ser bondadoso hay que hacer el bien y vivir al servi­ cio de los demás . Es dar va­ lor a c ada ser humano y cui-

L a B o ndad no debe confun­ dirse con debili dad, pues la primera exige fortaleza de ca­ rácter y reciedumbre .

¿Por q u é p racticar la Bondad? * A l practicar l a B ondad se enriquece l a vida y se es cada día mej or.

L a B o n d ad d e s arma l o s espíritus agresivos. *

* Quien practica la B ondad " recoge lo que siembra" .

La Bondad produce paz in­ terior y alegría, también en las personas que nos rodean . *

Haz a los demás lo que quisieras que ellos hicieran contigo - Regla de oro 68

Comprensión


¿Có m o

practicarla?

Para practicar la bondad no quiera mal a nadie, ni s e dej e lle­ var por el mal geni o . No sea egoísta y comparta todo lo que esté a su alcance. Venza los celos y no se dej e llevar por la envidia. No vea a las personas como si fueran enemigos . S e a sensible a l mundo q u e l o rodea. Al final de cada día, reflexione acerca de las cosas que hizo y con las cuales prob ablemente pudo lastimar a alguien y ponga empeño en no volverlas a hacer. Tome cada día decisiones de amar y de perdonar y procure que su corazón esté cada vez más lleno de amor. Devolver bien por mal : he ahí una manera de ser feliz .

Usted

vive este

Usted

vive este

va lor cuando . . .

va l o r cuando . . .

*

En sus palabras e i nten­ ciones hay amor.

Permite que se come tan inj usticias .

* No guarda resentimientos ni deseos de venganza.

S ie n te e n v i d i a p o r l o s triunfos d e los demás .

* No se quej a de lo que le fal t a , s i n o que a g r a d e c e cada c o s a q u e D i o s le d a .

* No presta atención a las necesidades aj enas .

Acepta a quienes son d i ­ ferente s . *

*

*

* Piensa primero en u sted . *

Es

poco c omprensivo .

Pauta para la Acción:

* . N

.

" ,. .,-

Al finalizar el día haga un recuen to de las veces que usted ha hablado bien de alguien y de las veces que ha o ído o sabido que se ha hecho a lgún comen ­ tario benévolo con respecto a usted. Comprensión

69


Vi vi r l a

COMPRE N SiÓN i m p l ica

Em patía Sólo con el corazón puede uno ver correctamente; lo esencial es invisible para el ojo - Antoine de Saint-Exupéry -

¿Q u é es l a E m patía? S e define como l a h abilidad que posee un i ndividuo de co­ nectar con los pensamientos y sentimientos de otros , l o que genera actitudes de simpatía, comprensión y ternura.

nes y perspectivas de los de­ más . La comunicación empá­ tica une a dos personas por el corazón .

¿Por qué practicar l a Em patía? • Porque nos acerca y nos ayuda a comprender a los de­ más .

La empatía supone reconocer y comprender las emociones de los demás , pero , además , ser c ap az de c o mp artir esas emocione s .

• Ayuda a conocer realmen­ te a los otros y posibilita el amor.

L a empatía es una experiencia adquirida, y por lo tanto cul­ tivable, a partir de las emocio-

• Permite c o mu n i c aciones y rel aciones íntimas y efec­ tivas .

Sólo cuando se capta el sentido del dolor de los demás se comienza a ser humano - Evgueni Yevtushenko 70

Comprensión


¿Cómo practicarla? Evite j uzgar a l a gente y menos criticarla o condenarla. No actúe en plan de castigo o venganza cuando alguien cometa una falta o hiera su sensibilidad ; evite que su respuesta sea agresiva. Siempre piense en las circunstancias de ese " alguien " y el porqué de su comportamiento . Tal vez tenga problemas que usted desconoce o, simplemente , está sacando a flote difi ­ cultades producto d e u n a educación equivoc ada. En todo caso no reaccione ante s de ponerse en su lugar. Utilice el diálogo ; comparta con los demás diversos aspectos de su vida y genere l a confi anza s u ficiente para que ellos tambien lo hagan . Mientras más se conozcan más empatía y comprensión habrá .

Usted

vive este

va lor cuando . . .

U sted

vive este

valor cuando . . .

*

Buscamos lo mej or de los demás .

* Adoptamos actitudes tipáticas.

an­

* Miramos a la gente con cariño.

* S omos indiferentes demás .

los

Nuestro semblante y ac ­ titudes irrad i an alegrí a y paz interior.

* Reaccionamos negativa­ mente frente a una conduc­ ta errada o agresiva.

*

a

Pauta para la Acc i ó n : Ponga a prueba su empa tía : A cérquese a personas conocidas pe ro "lejanas " o con las que mantiene poco con tacto (vecinos, compañeros de trabajo o estudio); Inten te establecer diálogo con e llos, p re ­ ocúpese por s u s problemas, q u é les gusta y q u é les disgusta, sus aficiones . . . . Si en algunos casos no tiene exito, no se preocupe; continúe haciéndolo, ello le ayuda rá a mejo­ ra r su empatía. N

+

Comprensión

71


5 Comunic aci贸n A m abilida d Di谩logo Es cucha


COMUNICACI ÓN Cada palabra que pronunciamos debe pasar antes por tres puertas. En la primera, el portero pregunta: "¿ es la verdad?; en la segunda: "¿Es necesaria ? " y en la tercera: "¿Es amable? - Proverbio Árabe -

El hombre es un ser social por naturaleza, y la comunicación, e n s u s d i v e r s a s m an i fe s t a ­ ciones , es el medio p o r exce­ lencia para interactuar con sus congéneres. La comunicación entre dos personas es el resul­ tado de múltiples métodos de expresión desarrollados duran­ te siglo s . Los gesto s , el desa­ rrollo del lenguaj e (oral y es­ crito) y la necesidad de reali­ zar acciones conj untas , j uegan un papel importante . Resulta una paradoj a que des­ pués del " siglo de las comu­ nicaciones " el hombre contem­ poráneo se encuentre c ada vez más solo y aislado de los de­ más . L a T. V. , el auge de los

computadore s , internet y la masificación de las telecomu­ nicaciones, pueden hacer que nuestra interacc ión con los otros seres humanos sea cada vez más impersonal ; que cada cual esté en " su mundo " , ais­ l ado de las personas que le rodean . La tecnología puede socavar, si nos descuidamos, la comu­ nicación personal : el saludo de manos , el abrazo, las ca­ ricias , los gesto s , la conver­ s ac i ó n , el s u s urro , la c arta manuscrita . . . En este capítu­ lo e studiaremos algunos va­ lores que nos permitan una relación más personal , más cálida y más constructiva.

Puedes acariciar a la gente con palabras - Anónimo 74

Comunicación


D E C ÁLO G O de la

COMUNICACIÓN El ser humano es un ser relacional, una persona que necesita a los demás para realizarse. Él solo no llega a la plenitud, por eso la comunicabilidad es esencial en él. 1.

La comunicación es de doble vía. Implica el arte de escuchar y el arte de hablar. Así aparece el diálogo.

2.

Escuchar es captar el significado de las palabras: lo que piensa el que habla. Más significativa es la escucha empática, en la cual tam­ bién se captan los sentimientos del interlocutor. 3.

4. "No hay peor sordo que quien no quiere oír" . Cuando existe interés por la otra persona se capta el verdadero mensaje.

Se necesita ser asertivo en el hablar. Decir lo que se piensa, sin miedo a herir al otro y sin cobardías ; con entereza pero sin ofender.

5.

La comunicación tiene como vehículo, además de las palabras, los gestos, la mirada, el tono de voz. El cuerpo habla.

6.

El mensaje debe ser claro y directo. Sin adornos innecesarios, ni pedantería. S encillez y claridad son cualidades que todos añoramos en los demás y que los demás esperan de nosotros.

7.

S aber preguntar es un arte que conviene aprender. Después, escuchar para aprender.

8.

Cuando alguien le hable otórguele toda la atención. El cuerpo y la mente deben estar con esa persona. No haga dos cosas al tiempo. 9.

No exij a que los demás le escuchen : Gánese la atención. No exij a que los demás le comprendan : Hágase entender. 10.

Comunicac ión

75


LECTURA

"Pongamos los puntos sobre las íes" Toda comun ica ción conlle va un mensaje. En la con versación, además de las palabras, forman pa rte del mensaje los gestos, el ton o de voz, los ademan es, la mira da, la expresión de la cara, e tc. En la comunica ción escrita, los signos de p un tuación, la estructura y secuen cia de las palabra s, así como una correcta ortogra fía, contrib uyen a la clarida d y pre cisión del mensaje. (Decoración : Una sala. Los personajes de pies frente al Juez. En un tablero, colocado delante del público, aparece escrito el testame nto, sin ningún signo de puntuació n ) . El Juez: -Supongo q u e y a ustedes tra e rán e l caso resuelto, según cada

uno lo interp rete. ( Todos asienten afirmativamente). -Muy bien. En tonces, con el fin de hace rlo de acuerdo con la Ley vamos a leer el texto escrito en este tablero, sin alterar la fo rma en que la redactó el difunto. Yo mismo leeré el testamento de l señor Fonseca en voz a lta y muy cla ra. Dice así: «Dej o m i s bienes a mi sobri no no a mi suegra tampoco j amás se pag ará la cuenta del sastre nunca de ningún modo p ara los mendigos todo lo dicho es mi deseo yo Facundo Fonseca» . La S uegra : -Seño r Ju ez: Yo, en mi ca lidad de s u eg ra del testado r, q u isiera

hacer una acla ración. El Juez: -Puede hace rla señora. L a S u e g r a : -Es v e rdad que e l testa m e n to c arece de todo signo de

p u n t u a c ión, p e ro yo c re o q u e ese n o es m o ti v o suficiente p a ra que s e desconozca l a voluntad d e mi querido ( finge so llozos) yerno, y que no puede haber sido otra que la de fa vorecerme a m í, p o rque . . . E l Juez : -Para p rincipiar a resolver e l caso, m i estimada señora, le otorgo

la preferencia y la invito a puntuar el testamento en la fo rma en que, seg ún su mane ra de pensar, debió hacerlo su desaparecido yerno. La S uegra: -(Puntúa e l testamento y lo lee en la sig u iente fo rma): ¿ » Dejo mis bienes a mi sobri n o ? No, a mi suegra. Tampoc o , j amás se pagará la cuenta del sastre . Nunca, de ningún modo, para los mendigo s . Todo lo dicho es mi deseo . Yo , Facundo Fonseca» . Esta es la ún ica y verdadera intención con

que m i y e rn o reda ctó su testamento, si b ien, desdichadamente, no supo puntearlo, dando así lugar a estas confusion es. El sobri n o : - Yo no creo que mi tío, que en g lo ria esté, haya querido

fa vorecer a su s u eg ra . Su intenc ión fue muy otra, como en segu ida voy a demostra rlo, si el señor Ju ez me lo permite. El Juez: -Pu ede usted hacerlo.

76

Comunicación


El S obri n o : -(Puntúa y lee el testa mento así): «Dej o m i s bienes a mi sobri n o . No a mi suegra. Tampoco, j amás se pagará l a cuenta del sastre . Nunca, de ningún modo, para los mendigos. Todo l o dicho es mi deseo. Yo , Facundo Fonseca» . » -No p u ede haber mayor c la ridad; ¿ no es así? El S astre : -Sí p uede haberla, amig u ito, y se lo demostraré a usted, cuando

el señor Juez me dé su permiso. El Juez : -Lo tien e usted. El S astre : (Puntúa el testamen to y lo lee de esta manera): «¿ Dej o m i s bienes a mi sobri n o ? No. ¿ A mi suegra? Tampoco, j am á s . Se pagará l a cuenta del sastre . Nunca, de ningún modo, para los mendigos. Todo lo dicho es m i deseo . Yo, Facundo Fonseca» .

-No creo que se pueda duda r ya de q u e ésta, y no o tra, fue la intención que guió la pluma de m i extinto c liente. . . E l Mendigo : - Usted, como buen sastre, h a hecho una puntuación a la

medida de sus i n te re s e s , p e ro la q u e v e rda de ra m e n t e de b i ó lle v a r este documento, es la que yo vay a ponerle en cuanto me lleg u e e l turno. El Juez: -Le ha llegado, señor. Así es que, si gusta, pu ede empeza r. El Mendig o : -De m i l amores, señor Juez. (Puntúa y a continuación lee

e l testamento así): ¿ » Dej o mis b i e n e s a m i sobri n o ? No. ¿A m i suegra? Tampoco, j amás . ¿ S e pagará l a cuenta del s astre ? Nunca, de ningún modo. Para los mendigos, todo. Lo dicho es m i deseo. Yo , Facundo Fon seca» .

Esto y nada más es lo que q u iso testar el señor Fonseca. Téngalo p o r seguro, señor Ju ez. El Juez: - Yo no lo creo y rechazo ésta y cuantas inte rpretaciones acaban

de hacerse. Entiendo, que e l señ o r Facundo Fonseca, aunque carecía de instrucción, como lo demu estra este galimatías , conocía muy b ien a sus semejantes. El no supo puntuar su testamento, pero n o hubiera quedado disconfo rme si yo le hubiese indicado q u e lo hiciera así: «¿ Dejo mis bienes a mi sobri n o ? No . ¿A mi suegra? Tampoco. J amás se pagará la cuenta del sastre . Nunca, de ningún modo p ara los mendigos. Todo lo dicho es mi deseo. Yo , Facundo Fon seca» . El S astre. -En esa fo rma el señ o r Fonseca no hab ría dejado h e rederos. La Suegra. -y la herencia pasa ría a ser propiedad del Estado. El Sobri n o . -Claro, porque se trata ría de una herencia que no p u ede ser

reclamada por nadie, pues no resu ltan h e rederos en e l testamento. El J u e z : -A sí es e n efe c to, y v isto y c o n s ide rando que esta ú ltima

interpretación se ajusta más que ninguna otra a l espíritu de las leyes, declaro terminado el juicio y, en consecuencia, hago entrega de la herencia al Estado.

GERMÁN BERDIALES , Nuevo Teatro Escolar Kapeluz, Buenos Aires, 1 95 9 Comunicación

77


CIT AS d e COMUNICACIÓN

Así como hay u n arte d e bien hablar, existe un arte de bien escuchar.

Epicteto

Si tienes p roblemas con los demás analiza tu forma de comunicarte con ellos .

Eduardo Aguilar. K.

Saber escuchar es el mejor remedio contra l a so­ ledad, la locuacidad y la laringitis.

William George Ward

Entre amigos se ha de decir y dar oídos a la verdad.

Cicerón

La abundancia de p alabas inútiles es un sínto­ ma cierto de inferioridad mental

Le Von

El hombre no es mas que la mitad de sí mismo . La otra mitad es su expresión.

Em erson

Palabra adornada no es sincera.

Lao Tsé

El lenguaj e es el vestido del p ensamiento.

W. Holmes

Toda lengua es un templo, en el cual está ence­ rrada, como un relicario, el alma del que habla.

Sam uel Johnson

Se dice que la palabra distingue al hombre de las bestias, p ero es la palabra precisamente la que revela muchas veces la bestialidad de al­ gún hombre .

CarIo Oossi

78

Comunicación


Los VALORES

en

la HISTORIA

CON FUCIO* - Cultura Ch ina *CONFUCIO Es e l nom bre latinizado del filósofo y educador chino Kung ­ Fu - Tse. Nació en el rein o d e L u, a ctual pro vincia de Cha n tung, en e l a ñ o 551 antes d e Jesucristo. Su obra filosófica y religiosa comprende la revisión e interpretación de los gra n des libros de la sabiduría china. Murió a los 73 años.

• Debe estudiarse mucho para aprender lo que es bueno; se debe interrogar todo con discreción; se debe ocultar lo bueno, temiendo perderlo, y meditarlo en el alma; y se debe, en fin, prac­ ticar firme y constantemente el bien.

Si hay personas que no aprenden, o que si estudian no apro­ vechan, que no se desanimen ni pierdan la paciencia. Que no se desanime nadie, porque lo que otros hagan en una vez ellos lo harán en diez, y lo que otros hagan en ciento ellos lo harán en mil. •

• Aquel que sigue con verdad esta regla de perseverancia, por ignorante que sea, se hará instruido forzosamente; por débil que sea, se volverá, de modo ineludible, fuerte y robusto. • El Perfecto es el principio y el fin de todos los seres; sin la perfección los seres no existirían. Por eso el sabio estima esta perfección por encima de todo. • El hombre perfecto no se dedica a perfeccionarse a sí mismo para detenerse después. Por eso, en su constancia, se dedica a perfeccionar a los demás seres. Perfeccionarse a sí mismo es una gran virtud; perfeccionar a los otros en una alta sabiduría.

Cuida tus acciones hasta en lo más oculto de tu casa y no hagas nada que te pueda avergonzar a tus ojos. De este modo el sabio se atrae el respeto, pues obra en público como en privado; es sincero cuando habla y cuando calla. •

• Cuida tus acciones hasta en lo más oculto de la casa y no hagas nada que te pueda avergonzar.

L o s seres h u m a n o s, a tra vés de las diferen tes civiliza cio n e s, recomiendan unas con ductas y rechazan o tras, tra ta ndo de vivir los valores correctos. Aquí presentamos una sucinta recopilación de esos pensamien tos.

Comunicación

79


TALLER D E VALORES

Ejercicios d e I nteriorización Reflexion e sobre el valor de la COMUNICACIÓ N, realice los siguientes ejercicios y propóngase metas que le sir­ van para crecer y mejorar. 1.

E x a m i n e u n a s itu a c i ó n d e l a v i d a re a l e n q u e la falta de Com un ica ción h a ya oca s i o n a d o p ro b l e m a s . ¿ C ó m o p o d ría h a b e rs e evita d o ?

2.

D e estos tres á m b i tos : h o g a r, tra bajo y co m u n i d a d , ¿ e n c u á l m a nti e n e u n a m ejor com unicación ? ¿ Po r q u é?

3.

Rec u e rd e e l texto h o m o rísti co d e l a lect u ra , "Pongamos los puntos sobre las íes " y extra i g a d e e l l a a l g u n a e n ­ s e ñ a n za ú t i l p a ra s u vi d a .

4. ¿ Q u é b e n efi c i o s h a t ra íd o p a ra u sted p ra ctica r u n a

b uena Com unica ción ? s. ¿ Q u é l i m ita c i o n e s e n c u e n t ra en usted p a ra h a ce rse

e n te n d e r e n s u v i d a cotid i a n a ? 6. Co m e nte y a n a l i ce c o n a l g u n a p e rso n a esta s i d e a s

re l a c i o n a d o s c o n l a Com unicación .

...,¡

E s c u c h a r a n tes d e h a b l a r

...,¡

U ti l i z a r u n to n o co rtés a l h a b l a r

...,¡

Afro nta r l o s co n fl i ctos a t ra v é s d e l d i á l o g o

...,¡

Re s p eta r l a s o p i n i o n e s aj e n a s

...,¡

M a nte n e r u n d iá l o g o s i n ce ro , a bi e rto, s e re n o

S e l e cci o n e u n a q u e te n g a p a rti c u l a r i m p o rta n c i a p a ra u sted , y a s u m a u n co m p ro m i so p e rs o n a l p a ra m ej o ­ ra r e n e s e s e n ti d o . 80

Comunicación


TAL L E R D E V A L O R E S

Mirando hacia Adentro Reflexione en qué medida vive cada uno de los siguien ­ tes aspectos relacionados con la COMUNICA CIÓ N y sus valores asociados (Amabilidad, Diálogo, Escucha) . " ¿ P ro c u ro s e r a t e n to y co rd i a l e n m i re l a ci ó n con los demás? " ¿ U t i l i z o e x p re s i ó n e s no ve r b a l e s ( g e s t o s , m i ra d a ) a d e c u a d a s ? " ¿ S oy o p o rt u n o y c l a ro e n m i s i n te rve n c i o n es ? " ¿ Es c u c h o co n res p eto y a te n c i ó n ? " ¿Arg u m e nto y critico c o n fra n q u eza p e ro s i n c i n i s m os o i ro n ía s ? " ¿ C reo e n e l d i á l o g o co m o u n i n stru m e nto efi ca z pa ra so l u ci o n a r confl i ctos? " ¿ E v i t o d i s c u t i r o a l z a r la v o z ; c o n t ro l o m i s e m oc i o n e s ? " ¿ P ro c u ro u n a p a rti c i p a c i ó n e q u itativa e n e l u s o d e l a pa l a b ra ? " ¿ Estoy d i s p u esto a rect i fi ca r c u a n d o e l l o s e a n ecesa ri o ? "

¿ La l e ct u ra d e es t e ca p ít u l o h a i n fl u i d o positi ­ va m e nte e n m i esti l o d e v i d a y e n m i m a n e ra d e tra b aj a r?

Comunicación

81


Viv i r l a

COM UNICACiÓN

i m p l ica

Amabi l idad Podemos pagar u n préstamo de oro, pero siempre estaremos en deuda con quienes nos han brindado un trato amable - Proverbio malayo -

¿Q u é es l a A m a b i l idad? El término " amab i l i d a d " s e deri va de o tro muy hermo s o , uni vesal y genérico " A m o r " . Por ello e l diccion ari o defi ­ n e a u n a p e r s o n a a m ab l e c o m o aq u e l l a q u e " p o r s u actitud afab l e , complaciente y afectu o s a e s d i g n a de ser amada" . L a A m ab i l i d a d v a u n i da a una comunicación fluida, sin­ cera y respetu o s a . E s una fa­ ceta del amor expre s ada e n deseo s d e respetar, valorar, c o n s i derar a l o s demás y aceptarlos como s o n . En sín­ tesis , e s una manera sencilla, delicada, tierna , de irradiar

amor ; e s u n claro exponente de madurez y grandeza de es­ p íritu que nos integra y acer­ ca cálidamente a los demás .

¿Por q u é practicar l a A m a b i l idad? * S er amable abre puertas ; e l trato hosco l a s cierra.

S i n amab i lidad no puede existir una sana convivencia. *

* La persona amable irradia felicidad, espíritu sereno, se­ guridad , �egria, confianza; y lo más i mportante : lo mucho que da lo recibe, lo siente .

La comunicación se haría muy difícil sin una mano ami­ ga, u n a sonri s a cordial, una frase optimista . . . . *

"Expresa lo que sientes pero n o olvides el compromiso del respeto" - Jeka 82

Comunicación


¿Cómo pract icarla? Cada ser humano necesita d e l o s demás p ara subsistir y crecer. La amabilidad y la cortes ía nos permiten interactuar positiva­ mente con los miembros de nuestra comunidad, generando con­ fianza, simpatía y optimismo entre todos .

SaJ u de siempre, aún a personas desconocidas; un ges to o una mirada amable, una sonrisa, o simplemente inclinar la c abeza en tono respetuoso, le hace sentir a la otra persona que no pasó desapercibida, que existe y que merece su consideración . Esté siempre cerc ano a la gente . Irradie optimismo y alegría en todas sus actividades , tenga siempre un mensaj e de afecto y comprensión para quienes sufren o tienen problemas . S u calor humano vale más que el oro .

U sted

si

vive este

va lor cuando

U sted N O vive este va lor c u a n do

..•

*

Muestra interé s por las cosas de los demás . *

Tiene una sonri s a a flor de labios .

.•.

* Su saludo es protoco ­ lario y frío . *

Evita acercarse a los de­ más . *

*

S u saludo irradi a calor humano. *

Está siempre dispuesto a ayudar.--------�

No le interesan los pro­ blemas y dificultades de los demás . * M an ti e n e u n a a c t i t u d hosca o d e malgenio.

Pauta para la Acción:

* N

.

.

. . . .. . ... . �,:

Sonría y salude siempre. Trate de man tener siempre una cara amable, a legre, sonriente; No se limite a l saludo protocolario, vaya más allá: pregunte por la salud de su in terlocutor, sus familiares, el problema áquel que ten ía . . . Tenga en cuenta las fechas espe­

ciales, aniversarios, cumpleaños, etc. Comunicación

83


Vivir la COMU N I CACiÓN implica

Diálogo Dialogar es abrirse sinceramente al otro desde la escucha y desde la palabra. El que sólo habla no dialoga y el que sólo escucha, tampoco - Joan Bestard -

¿ Q u é es e l Diá l ogo? Comun icación de doble vía. Elemento e s e nci al para los grupos sociales , pues les per­ mite darse a conocer y enri­ quecerse con ide as y posturas nuevas . Pasar de la i mpo s i ­ c i ó n y e l e n frentamiento a l diálogo y la mutua compren­ sión, ha sido y es aún , un l ar­ go y difícil proceso.

El diálogo se basa en la sin­ ceridad y el respeto al otro . Escuchar, preguntar, hab l ar, aprender. El diálogo implica aceptar a las personas aunque d i s cre p e m o s de s u s i d e a s ; comprender que las dificulta­ des creadas por las diferencias son siempre una oportunidad de crecimiento para todo s .

El diálogo plantea un inter­ cambio enriquecedor de ideas y no un conflicto en el que haya vencedores y vencidos. Ta m p o c o debe e n t e n d e r s e como u n a renuncia a las pro­ pias creencias, sino como un factor que contribuya al me­ j or entendimiento .

¿ P o r q u é p racticar e l D i á l ogo? • Porque es un buen medio para reflexionar y aprender. • Nadie está en posesión de toda la verdad; otras ideas pue­ den ser válidas . • Porque usted puede apor­ tar mucho a los demás . • E n e l diálogo todos ga­ nan.

No digas del ausente nada que n o dijeras si é l estuviera presente. - Eclesiastés 84

Comunicación


¿Cómo practicarlo? Para llevar a c abo un diálogo con structivo es necesario seguir algunas reglas básicas : escuchar, no emitir j uicios de valor so­ bre el otro , describir las situaciones en lugar de utilizar c alifi­ cativos , hablar sobre lo que genuinamente sentimo s , expre s ar las propias emociones con prudencia y claridad .

El diálogo , además , implica contrastar opinione s , s e r sincero y respetuoso con el interlocutor y mostrarse receptivo con lo que quiere decir. Mantener la puerta abierta al diálogo y a las i d e a s aj e n a s , s e g u ramente mej orará n u e s tras re l ac i o n e s interpersonales y nos evitará muchos conflictos .

Usted

U sted NO vive este

vive este

va lor cuando . . . *

va l o r cuando . . .

Defiende sus ideas con ar­

gumentos y maneras elegantes. *

C re e q u e d i a l o g a r e s

apren der. *

H ab l a c o n moderación

Fác i l mente c onvierte el

diál o g o en u n a d i s c u s i ó n .

*

Cree q u e d i a l o g ar e s

c onvencer.

y

amab i l i d a d . *

*

No le c u e s t a admitir q u e

*

No

tiene e n c uenta l a s

c i rc u n s ta n c i a s p e r s o n a l e s de s u i n terlocu tor.

otro s ( a s ) p u e d a n t e n e r l a

*

razón .

piens an c omo u s ted

Descalifi c a a qui en es no

Pa uta para la Acción:

+. N

. .

. . .

Analice su forma de conversar: Com ience y te rm ine c � n ánimo conciliado r, s in p reju icios n i beligeran ­ . cw; trate de entende r las necesIdades y deseos de los demás y de buscar una solución que satisfaga a

la mayoría; defienda sus princip ios con firmeza y razones vá­ lidas, pero no se enfade si alguien p iensa diferen te. Comunicación

85


Vivir la COMU N I CACiÓN implica

Escucha Tenemos dos orejas y una sola boca, justamente para escuchar más y hablar menos - Zenón de Citio -

¿ Q u é es saber Esc u c h a r? E s c u c h ar n o e s s ó l o o i r o adoptar una actitud pasiva en una c o nversac i ó n ; s i g n i fi c a mantener la atención para cap­ tar lo que otros dice n , proce­ sando esa información y tra­ tando de aprender del mensa­ j e que ella trae . S ab e r e s c u c h ar c o n s t i t u y e u n a d e l as herramientas mas eficaces p ara crecer, aprender y m antener unas buenas rela­ ciones con los demás ; es, ade­ más , u n a norma de c ortesía y re speto que los demás valo­ ran , pues les hacemos saber que lo que dicen e s i mportan­ te y merece nuestra atención . Puede suceder que 10 que se diga en determinado momento

resulte incomprensible o muy complej o ; antes de que ello nos aburra o nos haga perder la atención, debemos preguntar y pedir aclaraciones. Eso es sa­ ber escuchar.

¿Por q u é practicar l a Esc u c h a ? • Para entender a u n a perso­ na o situación . • Mostrar interés en lo que se dice motiva a quien está ha­ blando . • Escuchar mantiene abierto el diálogo y evita malos enten­ didos y conflictos. • Q u i e n s ab e e s c u c h ar a­ prende. • Escuchar nos ayuda a en­ tender mej or a los demás .

Quien habla siembra; quien escucha, cosecha -

86

Comunicación

Proverbio j aponés -


¿Cómo p racticarla? L a escucha e s parte esencial del diálogo y l a comunicación ; contrario a lo que se cree, implica más esfuerzo mental y con­ centración que el simple acto de hablar. Podemos compararla con la práctica de la lectura: si no se piensa sobre lo que nos está diciendo el autor, si no confrontamos ideas ni sacamos conclusiones nuestra lectura será inúti l ; en el caso de la escu­ cha la consecuencia será peor: estaremos perdiendo el tiempo y haciéndoselo perder a nuestro interlocutor. Mente abierta, concentración, diálogo mental , hacer pregun­ tas , tomar algunos apuntes cuando sea del caso, curiosidad intelectual, respeto , tolerancia, son algunos de los ingredien­ tes del difícil arte de saber escuchar. U sted

si

Usted NO vive este

vive este

va lor cuando . . . *

Escucho

con

a c t i tud

abi erto y a tento . *

Acepto que los i deos de

otros personas pueden ser va l i osos . *

Ti ene deseos d e apren­

der de todo y de todos.

Se i rri to con faci li dad si

le l levan lo contrario . *

Menosprecio o

sus

inter­

locutores *

Procuro en tender b i en

antes de dar su opi n i ón . *

valor cuando . . . *

Cree tener respuestos

poro todo. *

Le I n te resan só l o los

pa l abras s i n i mporta r s u signi ficado .

Pa uta para l a Acció n : N

En próximos conversaciones procure escuchar me-

+

jor: demuestre interés en su m irado, sonrío un poco, muestre uno coro amable V oriente lo cabezo hacia quien le hablo, adopte uno postura relajado, asien­ to ligeramente con lo cabezo cuando esté de acuer­

do; demuestre, con su actitud respeto e interés por lo que le estón diciendo. Porto de lo base que su interlocutor tiene co­ sos interesantes qué decir. Comunicación

87


6 Confianza Autoes tima Fe Segurida d


CONFIANZA Generalmente ganamos la confianza de aquellos en quienes ponemos la nuestra - Tito Livio La palabra CONFIANZA pro­ viene de la conj uncion de 2 p a l a b ra s : " C o n Fe " . E n s u acepción popular significa fa­ miliaridad en el trato con los demás . C omo valor t i e n e c o n n ota­ ciones mucho más amplias y profundas : implica fe en al­ guien, seguridad en la recti­ tud del otro, expectativas po­ sitivas ante las capacidades de alguien . Á n i mo , s e g u ri d ad , aliento , vigor, autentic idad, fe en sí mi s mo y e n l o s demás , son e l e m e n t o s e s e n c i al e s d e l a Confianza. Es necesario no ceder ante el c l i m a de d e s c o n fi an z a q u e reina en la sociedad actual : s e

p i e n s a que e s mej or descon­ fi ar para no sufrir desenga­ ños. Ante e s t a situación conviene p e n s ar q u e la c o n fianza e s siempre buena y que l a des­ confianza separa unas perso­ nas de otras . S i n embargo, además de con­ fiar, se deben vivir otros va­ lores conexos : la prudencia, la s ag acidad, evitar las ocasio­ nes y la ingenuidad . La con­ fianza y la formación deben ir unidos . L a autoc o n fi an z a , por otra parte, consi ste en verse como una persona con recursos , ca­ paz de enfrentar con éxito los obstáculos propios de la exis­ tencia.

«La confianza en uno mismo es el primer secreto del éxito». 90

Confianza


D E C ÁL O G O d e la

CONFIANZA Sentir que se confía en uno es la motivación mayor que tie­ ne el ser humano p ara hacer las cosas bien . 1.

La desconfi anza genera ansiedad en uno mismo y mueve a la simulación.

2.

3. Cuando alguien fracasa, cuando las cosas salen mal , se ne­ cesitan menos fi scales y más abogados defensore s , menos re­ gaños y más ayuda.

Es necesario confi ar en la gente ; pero al mismo tiempo se debe emprender una acción educ ativa para que todos sepan qué hacer y por qué hacerlo.

4.

5 . A d e m á s de c o n fi a r en l o s d e m á s , se p re c i s a t e n e r confíabilidad ; e s decir, ser digno d e l a confi anza d e los de­ más . 6. Hay que descubrir en los demás lo positivo que tienen , las posibilidades futuras , las capacidades que pueden des arrollar.

Confiar, comprender, disculpar y perdonar : son escalones de un proceso.

7.

8 . Ser compañeros es estar dispuestos a ayudar, cooperar, com­ partir; ser solidarios .

Dirigir es educ ar. Logre que los demás hagan las cosas por convicción, por compromiso personal, como consecuenci a de los principios que quieren vivir. 9.

Cuando alguien defraude su confianza, no piense mal de esa persona. Mantenga la confianza y redoble los procesos de ayuda. Acabará sacando lo mej or del otro . 10.

Confianza

91


L E CTURA

El señor Sam y su "familia" Muchos d e noso tros hemos trabajado, e n un momento u otro, para un jefe que impone grandes cambios, dictamina reg las y emite órdenes sin siquiera explica r el razonam iento que se esconde tras s u s de c i s i o n e s . Co mo e mp l eados, m u c has veces nos s e n t imos obligados a acep ta r las órdenes de nuestro jefe porque, después de todo, tenemos m uy poco que decir sobre e l tema. Pensando que el j efe e s i n s e n s i b l e a n u e s tras p rop i a s n e c e s idades, d e s e o s y aspiraciones, hacemos el trabajo pero poco a poco vamos perdiendo el respe to por la p e rsona que nos da esas órdenes. Sa m Wa lton, el fu ndado r de la m u l t i m i l lona ria cadena de s up e rm e rcados Wa l - Ma rt, co mp rendió el v a l o r de fo rja r una verdadera conexión con sus empleados permitiendo que las personas que trabajaban para él actuasen como si estuvie ran trabajando pa ra una empresa familiar. De hecho, al hace rlo, Sam Wa lton se ganó el re c o n o c i m i e n to de s e r uno de los ej e c u ti vos más s i n c e ros y a u tén ticos de la h istoria de l mundo empresarial. ¿ Cómo lo hizo ? Utilizando más sus ojos y sus oídos que su cabeza. Wa lton veía a sus soc ios (nunca se refi rió a ellos como sus emp leados) más como compañe ros que como rec u rsos para ser o rgan izados, u tilizados y traspasados. Puso en p rác tica a q u e l p rincipio de l q u e m u chos eje c u tivos s ó l o habla n : valora r a las personas que rea lmente hacen el trabajo. Cada uno de los socios de Wa l-Ma rt func ionaba como un miembro integral de l equipo, y todos lo sabían. Además, tamb ién acep taban el re to de hacer su trabajo lo mejor posible. El Sr. Sam, como le llamaban sus socios, ofre cía a cada p e rsona la oportun idad de llega r a fo rma r pa rte de a lgo más g rande q u e e lla m ism a ; su co mpañía enca rn aba e l concep to de «familia corpora tiva » . A u n q u e s u «fa m i l i a » c re c i ó m u c h o , S a m Wa l t o n h i z o extra o rdina rios esfu erzos para llegar a conocer a l mayor número posible de sus miembros. Los 300. 000 socios de Wa l-Ma rt sin duda lo conocían lo s uficientemen te bien como para da rle un apodo. El Sr. Sam, quien solía vola r en su a vión bimoto r de una tienda a otra

92

Confianza


pa ra conoce r a sus emp leados, a lg unas veces sólo les a v isaba con una hora de ante lac ión. Sin ánimo de hace rlo con in ten ción de esp i a r a su gen te, a c u día a sus tiendas p a ra conocer las i n q u i e tudes de sus empleados, sus clientes y sus p rop ias vidas. Pasaba una can tidad de tiempo cons ide rable con sus soc ios, dándo les consejos s o b re cómo los indi v iduos o las tiendas podían mejo ra r sus p u n tos más déb i l e s . A lo la rg o de su v ida, Wa lton dem o s t ró a su fa m i l i a corp o rativa q u e rea lm e n te le i n te resaba e l b i e n e s ta r y la op i n i ón de cada uno de e llos, tan to si se tra taba de jefes como de empleados. In cluso, desp ués de conve rtirs e e n uno de los hombre s más ricos de l país e l Sr. Sa m n o dejó de ha c e r los reco rridos p o r sus tienda s . Con e c tándose t a n bien con s u s emp leados, e s c u chándo los c o n atenc ión, e l Sr. S a m ta mbién mejo ró e l bienesta r d e sus c l i e n tes. Los q u e trabaja ban de ca ra a l p ú b lico en las tiendas Wa l - Ma r t comp rendían l a imp o rtancia de p re s ta r a todos los c l i e n tes q u e c ruzaban l a p u e rta d e l a s ti endas, l a a tención y e l resp e to q u e mere c ían. Seg u ían l o s p a s o s d e s u «jefe » escu chando con a te n c ión a todos sus c l i e n tes. Sa bían que Wa lton c re ía fi rm emen te que e l cliente tenía u n a pa rte impo rtan tísima en e l éxito d e l a compañía . Co m o c o n s e c u e n c i a d e e l l o , Wa l - Ma rt re c h a z a b a l o s p re c i o s deso rb itados y ofrec ía e n su lugar, «precios cada día más bajos » . Todo esto p rovocó una reducción de l m a rgen b ru to d e beneficios de la indust ria, de un 60% en los años 50 a un 2 2 % en los años 90, p e ro ta l c o m o é l m i s m o exp l i c ó ,

l o s m á rg e n e s i nfe r i o re s

p rop o rc iona ron u n m ejo r a c c e s o a los b i e n e s y s e r v i c i o s p a ra quienes más los neces i taba n . E n e l momento d e s u m u e rte, en abril d e 1 994, e l Sr. Sa m había c reado la cade n a de s up e rm e rcado s con más éx i to de Estados Un idos. Unos años después, Wa l-Ma rt sigue siendo e l s up e rm e rcado p refe rido po r m i llones de clien tes. Su éxito radica dire c tamente en e l hecho de q u e Sam Wa lton dedica ra s u tiemp o a ha c e r que s u s empleados se s i n tie ran ap rec iados y a i n c u l c a r en e llos e l deseo de realizar su trabajo lo mejor posible. Sab ía que si p o n ía a la gente en p rimer luga r y les p restaba atención, los res u l tados positivos pa ra la emp resa vendrían p o r s í so los.

EMMETT C. MURPH Y, La nueva ley de Murphy No rma, Bogo tá, 2 000, pp . 36-39

Confianza

93


C ITAS d e CO NFIANZA

Nadie sabe d e l o que e s capaz hasta que l o in­

Pub/io Siró

tenta. Es más noble engañarse alguna vez que des­ confiar siempre .

Ja cin to Bena ven te

El que desconfía de todos es digno de que na­

Dem ófilo

die se fie de él . No digas: es imposible; di: no lo he hecho to­ davía.

Pro verbio Jap onés

La soledad más solitaria es la del que descon­

George Eliot

fía . S i pides a un hombre más d e lo que puede ha­

Kip/ing

cer, lo hará. Si solamente le pides lo que puede hacer, no hará nada . Confia en las posibilida­ des de los demás . La desconfianza es una señal de debilidad .

Indira Gan dhi

Desconfia del hombre que te aconseja que des­ confíes.

Ella W. Wilcox

Refuerza la fe en los demás y aprende a con­

Anónim o

fiar. Generalmente ganamos la confianza en aque­ llos que poseemos la nuestra.

94

Confianza

Demófi/o


Los VALORES

BU DA*

-

en

la HI STORIA

Cu ltura Ch ina

* B UDA (5 6 0 a . c . ) L la m á ro n le p rim e ro, Sidda rta, " e l q u e h a cump lido s u propósito ", p o s te riorm e n te "el ilum in a do ", "el sabio "; p ro p a g ó su sa b id u ría en g ra n p a rte de A s ia . El b u dis m o fu e impla n ta do así en la India, la Ch ina, Ceilá n, Corea, Jap ón, e tc. Fa lleció a los 8 0 años. • Diez cosas hacen malas las acciones de los hombres. Tres son pecados del cuerpo, cuatro de la lengua y tres del ánimo. *

Los tres pecados del cuer­ po son: el homicidio, el robo y el adulterio. *

Los cuatro pecados de la lengua son: la mentira, la calumnia, la injuria y las palabras ociosas. *

Los tres pecados del áni­ mo son: la avaricia, el odio y el terror. • Por esto os doy los siguien­ tes mandamientos:

1. No matéis. Respetad a todo ser viviente.

2. No robes ni hurtéis. Dejad que cada cual goce del fruto de su trabajo. 3.

Evitad toda impureza y sed en todo castos.

4 . No mintáis. Decid discreta­ mente la verdad, con suavidad

y prudencia, de modo que no dañe. 5.

No murmuréis ni seáis eco de la m a l e d i c e nc i a . No o s querelléis. Ved e l aspecto lumi­ noso del prójimo y ayudadlo a defenderse de sus enemigos. 6. No juréis ni blasfeméis. Ha­ blad con decencia y dignidad. 7.

N o perdáis el tiempo en conversaciones ociosas. Ha­ blad con provecho o callad. 8. No tengáis envidia ni codi­ cia. Alegraos de la dicha ajena. 9.

Purificad vuestro corazón de toda malicia. No sintáis ira, ni rencor, ni odio, ni aun contra los que os calumnien y os quieran maL Sed todo bondad y benevo­ lencia con los seres vivientes. 10.

Liberad vuestra mente de la esclavitud, de la ignorancia y aprended la verdad para que no caigáis en el escepticismo ni en el error.

Los s e re s h u m a n os, a tra vés de las dife r e n tes ci viliza cio n e s, reco mienda n unas con ductas y rech aza n o tras, tra ta ndo de vi vir los valo res correctos. Aquí presentamos una sucinta recopila ción de esos pensamie n tos.

Confianza

95


T A L L E R D E V AL O R E S

Ejercicios d e I nteriorización Reflexione sobre el valor de la CONFIANZA, realice los siguien tes ejercicios y propóngase metas que le sirvan para crecer y mejorar. 1. B u s q u e e n e l G l osa rio e l s i g n ifi ca d o d e l a p a l a b ra "Con­

fianza ". Con ese co n ce pto, y lo q u e ya h e m os v i sto en p á g i n a s a n teri o re s , co n st ruya s u p ro p i a de fi n i c i ó n d e e s t e va l o r. 2. ¿ Q u é p a l a b ra s a so c i a o se l e v i e n e n a l a m e nte c u a n d o

p i e n s a e n l a Confia nza ? 3 . ¿ C u á l e s l a p e rs o n a q u e m á s Confianza l e i n s p i ra ? ¿ Por­

q ué? 4 . ¿A l g u n a p e rso n a l e i n s p i ra desconfia nza ? P i e n se e n

a l g u n o s co m p o rta m i e n tos o a cti t u d es p osi tiva s d e e s a p e rs o n a q u e l e a y u d e n a c o n fi a r m á s e n e l l a . s. ¿ Q u é b e n efi c i o s re c i b e u n a p e rs o n a q u e v i ve e l va l o r

d e l a Confianza ? 6.

C o m e nte y a n a l i ce co n a l g u n a p e rs o n a esta s i d e a s re l a c i o n a d o s c o n l a Confianza . " S e g u ri d a d e n s í m i s m o " M a nte n e r e l b u e n á n i m o a nte l o s fra c a sos " E s p e ra r m u c h o de l a g e n te q u e l e rod e a " Afro nta r e l p rese nte y e l fu t u ro con o pti m i s m o " C re e r e n l a s ca p a c i d a d e s d e l o s d e m á s S e l e cci o n e u n a q u e te n g a p a rt i c u l a r i m p o rta n c i a pa ra u sted , y a s u m a u n co m p ro m i s o p e rso n a l p a ra m ej o ra r e n ese s e n t i d o .

96

Confianza


TAL L E R D E V AL O R E S

M irando hacia Adentro Reflexione en qué medida vive cada uno de los siguien ­ tes aspectos relacionados con la CONFIANZA y sus valo­ res asociados (A utoestima, Fe, Seguridad) .

...J ¿Te n g o Fe e n m i s ca p a c i d a d es p a ra h a ce r l a s cosa s b i e n ?

...J ¿Ante l a s d ifi c u lta d e s , p resto a y u d a y p ro p o n g o so l u c i o n e s e n l u g a r d e b u sca r c u l p a b l e s y e x i g i r sa n ci o n e s ?

...J ¿Confío e n l a g e nte q u e m e rodea , a u n q u e h a ya n co m eti d o e rro res ?

...J ¿ r rra d i o o pti m i s m o y seg u ri d a d ? ...J ¿ La s p e rso n a s q u e m e rod ea n ti e n e n co n fi a n z a e n m í y c re e n e n m i s ca p a c i d a d e s ?

...J ¿ D oy u n a v o z d e a l i e nto y m otiva c i ó n a q u i e n se eq u ivoca ?

...J ¿ S oy fi r m e e n l a d e fe n s a d e m i s co n v i cci o n es p e ro esc u c h o res p et u o s a m e nte l o s a rg u m e n tos d e otra s p e rs o n a s ?

...J ¿ La g e nte m e b u sca p a ra co n fi a r m e a s u ntos p e rs o n a l e s ?

...J M e s i e nto có m o d o t ra b aj a n d o e n e q u i p o a u n q u e n o sea y o q u i e n coo rd i n e l a s a ct i v i d a d e s d e l mismo?

...J ¿ La l e ctu ra d e este ca p ít u l o h a i n fl u i d o p o s iti ­ va m e nte e n m i esti l o d e v i d a y e n m i m a n e ra d e tra b aj a r? Confianza

97


Vi vir l a

CON FIANZA i m p l ica

Autoestima Nadie puede hacerte sentir mal sin tu consentimiento - Eleanor Roosevelt -

¿Q u é es l a A u toest i m a? E s el sentimiento que surge del concepto que tenemos de nosotros mi smos y de nuestras c apacidades . En ella conflu­ yen la seguridad en los dones que se poseen y el respeto y consideración que n o s tene­ mos como persona. La Autoestima implica ser rea­ lista, aceptarse y aprobarse con cualidades y defectos ; su­ perar y aprender de los errores sin sentirse menoscabado o in­ ferior, sentirse bien consigo mismo y con los demás . Una auto-estima sana se sitúa entre la desconfianza o infravalora­ ción de uno mismo, y la presun­ ción o el narcisismo. U n a s ó l i d a auto e s t i m a n o s permite des arrollar al máximo

n u e s t r a s c a p a c i d ad e s , d a r rienda suelta a la creatividad y l a inteligenci a, valorar des­ de lo profundo lo que se dice y l o que se hace, ser auténti­ cos y, sobre todo, ser nosotros mismos nuestros mej ores alia­ dos .

¿Por qué practicar l a A utoest i m a? Porque e s parte esencial del éxito en todas las activi­ dade s y fac e t a s de nue s tra vida. •

La Autoestima es para el hombre lo que el motor para el automóvil ; sin ella tendrán que empuj arnos para mover­ nos por la vida. •

• S entirse bien consigo mi s­ mo es el punto de partida para afrontar con eficacia los retos de la vida cotidiana.

"No tengo que tener más cosas para valer más; con o sin ellas, yo soy valioso como ser humano " 98

Confianza


¿Cómo p racticarl a ? Debemos partir d e u n inventario personal relacionado con nues­ tras cualidades y limitacione s , siempre con la concienci a de que las primeras nos ayudarán a superar las segundas . El hecho de ser obj etivos nos debe i mpulsar a ser reali stas con las virtudes y los defecto s , dando más importancia a las pri­ meras ; si miramos bien dentro de nuestro ser encontraremos más aspectos pos itivos que negativos . Cuando Dios hizo al ser humano vio " que era muy bueno " , aunque después el ser hu­ mano se dañó al separarse de su Creador.

U sted

U sted NO vive este

vive este

va l o r cuando

va l o r cuando . . .

..•

*

Da grac i a s a D i o s por todos los dones que le h a dado. *

S e siente único, origi­ nal, irrepetible. *

*

S u mente e s un labora­ torio de ideas negativas . *

Se autocalific a con pa­ labras denigrante s . *

El temor al fracaso n o lo dej a actuar.

No se castiga a s í mis­ mo, sino que busca superar los errores y ser mej or c ada día.

lo

*

*

S e siente amado por Dios y por otras personas.

*

de

S iente que los demás no valoran . Conserva sentimientos culpa.

Pauta p a ra la Acción:

+ N

Escrib a una o varias frases respecto de sus valores y cualidade s ; repítaselas a diario, hágase publici­ dad, " véndase" la idea de que es bueno , así como el vendedor no se cansa de anunci ar las bondades de su producto . Confianza

99


Vivir la

CON FIANZA i m p l ica

Fe Debemos creer, no por las pruebas, sino por convencimiento. - B laise Pascal -

¿Q u é es l a Fe? Confiar presupone Fe . La F e es un valor q u e nos permite creer firmemente en algo o en alguien, aún sin ver o com­ prender algunas cosas . E s la firme creencia de que al final todo va a s alir bien s i conser­ vamos la c alma y la e speran­ za. Tener Fe e s esperar siempre lo mej or del otro , de la vida y de uno mismo . Cuando se tiene Fe en alguien se le tiene confianza, se sien­ t e s e g u r i d ad e n s u s c a p a ­ c i dades y tranqu i l i dad a l a h o r a de delegar fu n c i o ne s , aunque otros intenten confun­ dirlo o hacerlo dudar. Otra cosa distinta es la Fe como virtud que da Dios para ayudar al hombre a conocerle.

¿Por q u é p racticar la fe? La Fe en si mismo da op­ t i m i s m o y s e g u r i d ad p a ra emprender " grandes " tareas . •

Cuando se tiene Fe en algo o en alguien el miedo desa­ p arece . •

• La F e hace más fácil e l tra­ b aj o en equipo y el tiempo rinde más .

Cuando se tiene fe en las person as no se vive s o s p e ­ chando de ellas . •

• Tener Fe en el otro permi ­ te concentrarse en las cosas que se deben hacer.

N o s e m a l g a s t a energía preocupándose por lo que es responsabilidad de otra perso­ na. •

"Quien pierde la fe no puede perder nada más " 1 00

Confianza


¿Cómo p ract i ca r l a ? L a fe nace cuando s e está dispuesto a creer e n e l otro y e n uno mismo . Por eso cuando delegue una respon s abilidad hágalo con la seguridad de que esa persona lo hará bien . Cuando el trabaj o lo comparta con un compañero , despreo­ cúpese de lo que le corresponda a él. No vigile el trab aj o del otro para sentirse seguro, ni esté constantemente dándole re­ comendaciones acerca de lo que está encargado . S i se siente inseguro de su compañero , tenga fe y confíe ; piense en que l a otra persona tiene los elementos necesari os p ara llevar a c abo el encargo, y que por lo tanto no lo defraudará. Por último, recuerde que la fe en uno mismo y en los demás tiene como fundamento la fe en Dios y en sus obras .

Usted

U sted

vive este

To m a la d e c i s i ó n d e confiar en el otro . *

S u fe, auténtica, decidi­ da, impregna a los demás . *

Delega, permite que otros colaboren e n su tra­ baj o .

vive este

va l o r c u a n d o . . .

va lor cuando . . . *

*

P re fi e re h a c erl o t o d o u sted , porque cree q u e na­ die más lo sabe h acer. *

Desconfía de sí mismo .

*

Desconfía del trabaj o de alguien sólo porque alguna v e z cometió un error.

Pa uta p a ra l a Acc i ó n :

+

En una hoja o en una carte le ra, escriba todas las conjugaciones del verbo PODER : Yo Puedo, Tú puedes, É l p u e de, Nos o t ros Podem os, Vos o tros Pode is, Ellos Pueden . . . ¡ TODOS P ODEMOS! Co ­ lóquela en un lugar b ien visible y procure, con su ejemplo y actitudes, que ese mensaje sea parte de la realidad cotidiana. N

Confianza

1 01


V i vir l a

CON FIANZA i m p l ica

Seg u ridad L a verdadera seguridad proviene de la fe en que, de algún modo, saldremos adelante. - Ricketts Surnmer -

¿Q u é es l a S eg u ri d a d? Es un valor que nos permite tener certeza de que se obten­ drá lo que se pretende, porque se han puesto todos los me­ dios para que ello ocurra. Es creer firmemente en las c apa­ cidades propias y en las de los demás . La seguridad se adquiere con el ej ercicio de la voluntad y l a decisión irrevocable de ser fieles a sí mismos y a nues­ tros principios . La seguridad proviene de l a fidelidad a l o s principios y del convencimiento de que Dios ayuda al ser humano que obra con rectitud de i ntención.

¿Por q u é pract i ca r l a Seg u ridad? • A la persona segura de sí misma le es más fáci l confiar en los demás . • Quien está seguro de sus c apacidade s , a pesar de los ri e s g o s y t e m o re s , a s u me grandes retos en la vida. • E star seguro de las c apa­ c i d ad e s p r o p i a s y aj e n a s , permite tener l a firme con­ vicción de que al go , por di­ fíci l que sea, podrá ser rea­ l i z ado . • La persona segura no ac ap ara todo e l trab aj o , sino que delega, cuenta c o n los demás .

"La persona insegura genera inseguridad " 1 02

Confianza


¿Cómo p ra ct icarla? Piense que hay mucha gente que l e quiere bien y que está dis­ puesta a grandes s acrificios p ara ayudarle . Esa realidad debe darle seguridad Practique la seguridad con los compañeros de trabaj o ,

reco­

nociendo sus habilidades y talento s , de tal manera que tenga la certeza de que e s a persona hará lo que debe hacer. La seguridad nace y crece cuando se tiene fe en Dios , en usted mi smo y en los demás .

Usted

si

va lor cuando

Emprende l o s trabaj os con decisión. Está tranqu i l o c u a n d o delega trabaj o o funcciones en otra(s) persona(s) . *

Pide consej o ante las du­ das . *

Asume el riesgo de to­ mar decisiones . *

Pa uta para l a N

,,

;"

é

valor cuando

•••

*

*

Usted N O vive este

vive este

*

se siente temero s o .

Delega pero

i n s e g u ro y *

•••

Cree

cometió

que si una persona u n erro r entonces

todo lo hará mal. * Permite que s u s senti ­ mientos no le deje n ver las cualidades de los demás . *

Le t e me al fracaso.

Acción:

Identifique a lgún m iedo que posea. Exam ine las posibles causas y hable de ello con alguien. Verá que es irracional. Procure supera rlo con la ayuda de alguien. Confianza

1 03


7 Cre ativi da d Flexibilidad Innovaci贸n Inquietud Intelectual


CREATIVI DAD "Las relaciones humanas son bellas cuando son transfiguradas por un cerebro creador " Este valor alude a la actividad i ntelectual encaminada a so­ luc i o n ar problemas , generar ideas y producir realizaciones ori ginale s . Facultad o capaci­ dad para crear. La Creatividad es una aptidud para crear o i nventar, que es su sceptible de educar y mej o­ rar, y cuyo desarrollo comien­ z a desde los primeros año s de v i d a . La i n fan c i a y l a j u ­ v e n t u d s o n l a s e t ap a s m á s propi c i as p a r a potenci ar este valor y a que e n e st o s perío­ dos e l ser humano no está tan " cu adriculado " y " e nc as i lla­ do " por las n o rmas y pautas q u e p u e d e n l i m i t ar a l o s adulto s . Toda persona puede y debe ser creativa. Se requiere esfuerzo ,

sí, pero se hace más necesaria si se quiere avanzar en la cien­ cia, encontrar soluciones inge­ n i o s as a l o s problemas , ser innovadores en el campo artís­ tico y laboral, diseñar de modo distinto, etc . La Creatividad, por definición, no t i e n e l í m i t e s , p o d e m o s practicarla e n todas las activi­ dades de la vida cotidiana, des­ de las recetas de cocina hasta los más complej os retos que nos plantea la tecnología mo­ derna. La Cre atividad tiene una par­ ticular relación con el campo estético y artístico. Se puede vivir al pintar, bailar, tocar un instrumento , escribir, diseñar, etc . Y luego aplicarla a los procesos y rutinas que siguen a diario.

«En la jaula de su planeta, los hombres se mueven en círculo porque han olvidado que se puede mirar al cielo " 1 06

Creatividad


CREATIVIDAD

D ECÁLO G O de la

1. La creativi dad es una consecuencia del trab aj o perseveran­ te de los individuos que buscan hacer cada vez mej or su tarea diaria.

Todo proceso es susceptible de ser mej orado. Este conven­ cimiento es la raíz de la creatividad y l a innovación . 2.

3. No actuar por esquemas fij o s ; salirse de l a manera habitual de hacer las cosas buscando modos más eficientes .

E l arte d e ver d e t a l l e s y s i tu a c i o n e s q u e p u e d e n s e r mej oradas , es el inicio d e l a innovación. Después se deben buscar alternativas de solución . 4.

Escuche mucho y lea mucho, después ponga la fantasía a volar.

5.

6. El aprendizaj e requiere curiosidad intelectual . Observe todo y a todos para aprender de cada persona y de c ada situación.

Cuando algo le s alga bien, procure identifi c ar cuál es l a causa del éxito y aplique la misma receta a otros asunto s .

7.

N o l e tenga miedo a l frac aso, a quedar mal . Corrij a y siga adelante sin importarle «el qué dirán » .

8.

Estudie cómo hacen l o s demás su tarea, fíj ese e n aquellos aspectos en que destacan .

9.

10. Elimine los términos y pens amientos negativo s : « s iempre se ha hecho de e s a manera» ; « as í me enseñaron » . Este lengua­ j e constituye el mayor impedimento para l a innovación. Creatividad

107


L E CTURA

¡Qué son esas etiquetas amari l las y negras? «Puedo hacer las cosas como siempre o considerar todas las posibles alternativas, intentar algo nuevo y di stinto, potencialmente más gratificante . C ada momento es una nueva oportunidad y una nueva deci sión . » L a c rea tividad también cabe e n compañías q u e deban op erar con p ro c e d i m i e n tos a l tamente e s tandarizados, c o m o las lín e a s aéreas, por ejemp lo. Conside re este ejemplo d e British A i rways (BA), la lín e a aérea más g rande del m undo. A p rincip io s de J 993, Jan Ha rt, un ca rgado r de e q u ipaje de BA q u e trabajaba en la terminal

4 de l A e rop u e rto Hea t h ro w de Londres ( t e rmina l in ternaciona l de BA ) tuvo la i n i c ia tiva de lo q u e se ría un imp o rta n te acto c reativo p a ra s u comp a ñ ía . A men udo trabajaba en e l á rea de l ca rru s e l d e equ ipaje donde los pasaj e ros de llegada en tran a re coge r su e q u ipaje, y se encon tró con q u e fre c u e n temente le hacían c i e rta p reg u n ta . Las bo lsas con e t i q u e tas ama rillas y n eg ras s iemp re p a re c ían l lega r p rimero al carrusel, y los pasajero s q u e rían sa b e r cómo p odían o b ten e r esas e t i q u e tas p a ra sus bo lsas. Ha rt se dio c u e n ta de que los clientes que le hacían esta p reg u n ta e ran siemp re las p ri m e ras p e rsonas q u e bajaban de l a v ión, es de c i r, los pasaj e ros de p rimera c lase de BA . Dec idió a v e rig u a r más sobre las miste riosas e t i q u e tas amari llas y negras. D esp ués de trabaja r un p o c o como de tecti ve, supo que se u s a b a n p a ra el e q u ip aj e de los p a s aj e ro s en l i s ta de e sp e ra i n c luyendo m i e m b ro s de la trip u la c ión de BA q u e v iaja ban con pas es, o volaban c o m o p a saje ros hacia o desde s u s luga res de trabajo. Co mo la p o lítica de BA e ra da r p ri o ridad a los clientes que pagaban s u boleto a n tes que al p e rsonal que viajaba con pases, estos emp leados se reg is traban en lista de esp e ra y hasta el ú l timo m i n u to sabían s i había un asiento disponible en dete rm inado avión. 1 08

Creatividad


Más ade la n te, Ha rt de scub rió que, sin intenc ión a lguna, e l sistema utilizado da ba p rio ridad a l manejo de l e quipaje d e los pasajeros en lista de espera. Norma lmente, el equipaje de pasajeros se colocaba en un con tenedor antes de pone rlo en la ca rga. Ha rt Descubrió que reg u la rmente el con tenedor de p ri m e ra c lase se cubría con el equipaje de los pasajeros en lista de espe ra, y además estaba en tre los últimos contenedores en ser descargados. A menudo esto p rovocaba que los pasaje ros de prim era clase espe raban su equipaje un la rgo ra to, c uya inminente llegada aprendi e ron a reconoce r por un desfile de bolsas con e tiquetas neg ras y amarillas. Na turalmente , esto daba una ma la impresión del servicio de primera clase de BA . Ha rt p rop uso un cambio en el procedimiento y sugirió que el equipaje de p rimera clase ya no se ca rgará en contenedo res sino en fo rma suelta en e l compartimiento frontal del avión, justamente antes de salir. A la llegada de l avión, podría destinarse un miembro del p e rsona l de BA a descargar las bolsas de p rimera clase y ponerlas ráp idamente en el carrusel. La idea no e ra complicada, pero ya que req ue riría cambia r de procedimientos a escala m undial y afectaría a muchas p e rsonas, BA decidió ponerla a prueba en sus di versas rutas en e l verano de 1 993. Las p ruebas tuvie ron éxito y la idea de Ha rt se convi rtió en el actual procedimien to " First & Fast " ( "Primero y Ráp ido " ) que se usa en todos los vuelos de a viones de gran fuselaje que llegan a la terminal 4 de Heathrow. El tiempo promedio para que e l equipaje de p rimera clase llegue al ca rrusel dismin uyó inmediatamente de 20 a 1 2 min u tos, y pa ra fines de 1 994 había llegado a 9 m in u tos, 48 segundos, con a lg unas rutas logrando 7 minutos reg u la rmente. Una vez que s u idea se implantó, alguien sugirió a Ha rt que l a escrib iera y l a sometiera a Bra inwa ves, el s istema de sugerencias de BA . En 1 994, se le concedió el Reconocimiento anual del p residente por servicio a clientes, y Ha rt recibió once mil libras esterlinas (más o menos dieciocho mil dóla res) así como dos boletos de viaje redondo a los Es tados Unidos en e l Con corde.

ROBINSON ALAN G. y S TERN SAM. Creatividad Empresa rial EDITORIAL ces . Madri d , 2000 . pp. 9- 1 1

Creatividad

1 09


CITAS de CREATIVI DAD

El ingenio está constituido por un tercio de intui­ ción, un tercio de memoria y un último tercio de voluntad.

Ca rlos Dossi

La inspiración es trabajar todos los días.

Ch arles Baudela ire

¿ Cuál

e s l a t a r e a más difícil del mun d o ?

Pensar.

Ralph W. Em erson

Las grandes cosas se realizan por hombres que insisten en una misma idea.

John Ne wman

Cuando la naturaleza aumenta las dificultades, aviva el ingenio.

Ralph W. Em erson

Los hombres geniales empiezan grandes obras, los hombres trabajadores las terminan.

Leonardo da Vin ci

Cada hombre es un ser nuevo en el mundo, lla­ mado a realizar su particularidad.

M. Buber

Toda idea nueva pasa inevitablemente por tres frases: primero es ridicula, después es peligrosa, y después, ¡todos la sabían!

Henry George

La originalidad no consiste en decir cosas nue­ vas, sino en decirlas como nunca hubiesen sido dichas por otro.

Go eth e

Lo que tenemos que aprender 10 aprendemos ha­ ciendo.

Aristóteles

11O

Creatividad


Los VALORES

en

la H I S T O R I A

BU DA* Cu ltura Ch ina *

Escrito recopilado por monjes b u distas

Si veis a un hombre que os muestra lo que hay que evitar, y que es inteligente, seguid a ese sabio, como seguiríais a quien os hablase de tesoros es­ condidos; mejor será, no peor, para quien lo sigue. •

• Dejadlo que amoneste, de­ jadlo que enseñe, dejadlo que prohiba lo que no está bien: que él será amado de los buenos y aborrecido de los malos.

N o tengáis por amigos a quienes obran el mal, no ten­ gáis por amiga a la gente vil: tened por amiga a la gente vir­ tuosa, tened por amigos a los mejores de entre los hombres. •

• El que bebe de la ley vive feliz, con ánimo sereno: el sa­ bio se regocija siempre en la ley, tal como la predican los es­ cogidos.

ga al nombre y a la fama, y que a ninguna cosa llama suya. • Aquel que domina a la ira naciente, como quien sujeta un carro que se precipita, ese tal es un verdadero auriga; los de­ más no hacen otra cosa que te­ ner las riendas en la mano.

Venza el hombre la ira por medio del amor, venza el mal por medio del bien, venza la codicia por medio de la libera­ lidad, y la mentira por medio de la verdad. •

• Di la verdad, no provoques la ira, da si te piden: por estos tres escalones te acercarás a los dioses.

• Los hombres prudentes que a nadie injurian y que dominan constantemente su p r o p i o cuerpo, irán a l lugar e n que no hay mudanza, donde, una vez llegados, ya no padecerán más.

• Ningún sufrimiento sobre­ viene al hombre que no se ape-

Aquellos que permanecen siempre vigilantes, que estu­ dian noche y día, acabarán por extirpar sus propias pasiones.

Despójese al hombre de la ira, dé de mano al orgullo, lí­ brese de todo cautiverio.

L o s seres h u m a n os, a tra vés de las difere n tes ci viliza cion es, recomiendan unas con ductas y rechazan o tras, tra ta ndo de vivir los valores correctos. Aquí presentamos una sucinta recopilación de esos pensamien tos.

Creatividad

111


T A L L E R D E V AL O R E S

Ej ercicios de I nteriorización Reflexione sobre e l valor de la CREA TI VIDA O, realice los siguien tes ejercicios y propóngase metas que le sirvan para crecer y mejorar. 1. B u s q u e e n e l G l o s a r i o e l s i g n i fi c a d o d e l a p a l a b ra

"Crea tivida d " . C o n ese c o n c e pto, y l o q u e ya se h a v i sto e n p á g i n a s a n t e ri o re s , c o n st r u y a s u p ro p i a d efi n i c i ó n d e e ste va l o r. 2.

¿ Q u é p a l a b ra s a s o c i a o se l e v i e n e n a l a m e nte cu a n ­ d o p i e n s a e n l a Creatividad ?

3 . Re c u e rd e e l t e x t o d e l a l e ct u ra

"D o m ingo por la mañana " y extra i g a d e e l l a a l g u n a e n s e ñ a nza úti l pa ra su vid a .

4 . ¿ E n q u é a ct i v i d a d e s s e co n s i d e ra m á s Crea tivo ? ¿ E n

c u á l e s m e n o s ? ¿ Q u é p u e d e h a ce r p a ra m ej o ra r e n esta s ú l ti m a s ? 5.

D e m u estre a q u í s u Crea tividad: P i e n s e e n otro tít u l o m u y o ri g i n a l p a ra l a l e ct u ra d e l a pá g i n a 1 1 6 ; o en u n a fra s e , d e s u a u to ría , s o b re e l te m a d e e ste ca p ítu l o .

6.

Co m e nte y a n a l i ce c o n a l g u n a p e rso n a esta s i d e a s re l a c i o n a d os co n l a Crea tividad.

-V S e n s i b i l i d a d a n te lo b e l l o , estéti co y n a tu ra l -V I m a g i n a c i ó n p a ra co n ce b i r i d e a s b ri l l a ntes p e ro re a l i za b l es

-V O ri g i n a l i d a d e i n d e p e n d e n ci a d e p e n s a m i e nto -V C u ri o s i d a d por d e sc u b ri r c o s a s n u evas -V I n i c i a tiva S e l ecc i o n e u n a q u e te n g a p a rti c u l a r i m p o rta n c i a p a ra u sted , y a s u m a u n co m p ro m i s o p e rs o n a l p a ra m ej o ­ ra r e n e s e s e n ti d o . 112

Creatividad


TAL L E R D E V AL O R E S

M i ra n do h a c i a Adentro Reflexione en q u é medida vive ca da u n o de los sig uien ­ tes aspectos rela cionados con la CR EA TI VIDA O y sus va lores asociados (Flexibilida d, Inn o vación, In q uietud In telectual) .

...¡ ¿ P ra ctico h a b it u a l m e nte y co n d i s ci p l i n a a l g u n a a cti v i d a d q u e exij a C reativi d a d ?

...¡ ¿ B u s co n u eva s y m ej o re s fo r m a s d e h a ce r l a s cosa s ?

...¡ ¿ Leo y esc u c h o c o n l a m e n te s i e m p re a b i e rta a l a rev i s i ó n d e i d e a s ?

...¡ ¿Afro nto n u evos retos y s i t u a c i o n es s i n te m o r a l fra c a s o n i a l " q u é d i rá n " ?

...¡ ¿ U so l a i m a g i n a ción y l a fa nta s ía e n l a vi da d i a ri a ? ...¡ ¿ D isfruto d e l o q u e d e b o h a ce r? ...¡ ¿ Co m p l e m e n to c o n i d e a s p ro p i a s l o b u e n o q u e hacen l o s de más?

...¡ ¿ M e m a ra v i l l o c o n l o s p e q u e ñ o s y g ra n d e s d e t a l l e s d e c r e a t i v i d a d q u e n o s o fr e c e l a n a t u ra l ez a ?

...¡ ¿ M e p l a n t e o m ej o ra r a l g ú n p ro c e d i m i e n t o ha bitua l ?

...¡ ¿ La l ectu ra d e este ca p ítu l o h a i n fl u i d o p o s iti ­ va m e nte e n m i esti l o d e v i d a y e n m i m a n e ra d e tra baj a r? Creatividad

113


Vivir la CREATIVI DAD implica

Flexi bi l idad "Aquel que no acepta pequeñas reformas, n o estará dispuesto a los grandes cambios "

¿Q u é es l a Flexi b i l idad? C o mp o r t am i e n t o q u e s ab e adecuarse a las circunstanci as y ambiente s , sin ceder en los p r i n c i p i o s . " Fac i l i dad p ara adaptarse a l as circunstancias o p ara ceder ante los deseos de otros " . Ser flexible significa tener l a m e n t e ab i e r t a . E s v e r q u e e x i s te n o t r a s p o s i b i li d a d e s distintas a l a s q u e hasta aho­ ra se habían visto . Es e star di spuesto a realizar los c am­ bios necesarios en determina­ da situación. Flexibilidad es estar atento a las ideas nuevas, evaluando de vez en cuando l o pasado o y a

conocido . Es aceptar q u e si determinada cosa no ha dado resultado , es porque algo está fallando y e s el momento de hacer c amb i o s .

¿Por q u é p ract i ca r l a Flexi b i l idad? • N o s e c ae en el estan­ camiento . • Es más fáci l adaptarse a situaciones nuevas . • S e h a c e n c a mb i o s p o s i ­ tivos . • S e encuentran nuevas so­ luciones a viej os problemas . • Evita persistir en un error que se ha cometido con ante­ rioridad.

La costumbre es, en muchos casos, mala consejera. Hace que tomemos la injusticia por justicia y el error por la verdad. - Georg Ch. Lichtenberg 114

Creatividad


¿Cómo p ra cticarla? N o todo cambio e s progreso, sólo aquel que lleva mejor o más rápido al fi n que se persigue. En este sentido el cambio debe ser permanente , pues siempre habrá mej ores modos de hacer las cosas . Identifique alguna rutina y tome la decisión de ha­ cerlo de otra forma mej or. Para lograr la flexibilidad debe abandonar, si es c onveniente , antiguas costumbres y aprender otras . Esté dispuesto a escu­ char las opiniones y rercomendaciones que le hagan las otras personas , y modificar así los hábitos anteri ores . Respete las diferentes formas de pensar y no tenga la mentali­ dad de que usted siempre tiene la razón . No trate de salirse siempre con la suya, ni sea obstinado con sus ideas .

U sted

U sted

vive este

va lor cuando . . .

vive este

va lor cuando

••.

* Estudia y está dispues­ to a aprender

* Piensa que no necesita mej orar.

Reconoce q u e e s tab a equivocado en alguna idea. ' * Logra adaptarse cuando sucede algo inesperado .

*

S e niega hacer cambios por miedo a correr riesg o s .

* Está predispuesto al cambio para mej orar.

* Prefiere que s e a n o tros quienes tomen la iniciativa.

*

Cree que u sted e s así y que es i mposib le c ambiar. *

Pauta para l a Acción: N

Iden tifique algún aspecto de su vida con e l que no esté � . satisfecho. Piense : ¿ No existirá alguna forma de cam­ . � biarlo ? Pruebe . . . Creatividad

115


Vivir l a C R EAT I V I DA D i m p l ica

I n novación Ninguna invención es perfecta a l nacer. - Cicerón -

¿Q u é es l a I nnovación?

se a hacer lo que todo el mun­ do hace , sino i mprimir en el trabaj o un toque personal.

S i gnifica introducir algo nue­ vo ; implica ingenio , mente di­ vergente , que trata de encon­ trar soluciones curiosas y dis­ tintas a los problemas y a las situaciones comune s .

¿Por q u é practicar l a I n novación? • E s l a principal generado­ ra de soluciones . • Evita la monotonía y nos da un respiro permitiendo ver de un modo nuevo las cosas viej as .

La i nnovación es una manera de e m p l e a r l o s d o n e s p ara crear cosas nuevas , ser recur­ sivo, s acarle el mej or partido a lo que se tiene ; es tener in­ ventiva para encontrar otros medios que permitan resolver un problema o una situación difícil.

S i n u n cierto " inconfor­ m i s mo " no h abría mej oras , nos limitaríamos a seguir ha­ ciendo las cosas como se han hecho siempre .

Innovar es poder de la imagi­ n ación. Es hacer algo de una manera distinta; es no limÍtar-

• Cuando se comparten las ideas con otros se obtienen soluciones nuevas .

*

S i la única herramienta que tiene usted e s un martillo, tiende a ver cada problema como si fuera un clavo

- Abraham Maslow116

Creatividad


¿Cómo pract i ca r l a ? L a innovación s e practica intentando una y otra vez hacer las cosas mej or y de forma más sencilla. Para crear e s neces ario aprender y pens ar. Innovación es disciplina al servicio de un sueño. Cuando ten­ ga la visión de algo que quiere realizar trate de bu scar la ma­ nera de llevarla a cabo . Practica la innovación cu ando h ace las cosas de cada día me­ j or que ayer ; también cuando hace las cosas con su sello per­ sonal en lugar de copiar a los demás .

Usted

U sted NO vive este

vive este

va l o r c u a n d o

va lor cuando . . . *

Descubre sus dones .

*

Usa la imaginación .

Hace algo de un modo disti nto y propio. *

*

ha *

•••

Hace las cosas como las hecho siempre . Se

l i m i t a a c o p i ar a

otro s . P ie n s a q u e y a n o hay nada por inventar. *

Busca di stintas formas de hacer las cosas mej or. *

*

Evita ser conformista.

*

Se

s i e n t e i n c ap az d e

crear.

Pa uta para la Acción: Existen problemas a los que damos el rótulo de "in solubles ", tal vez porque no nos hemos plan teado siqu iera que tengan alguna solución. In tente reunir a las personas involucradas en el p roblema e inví­ telas a que propongan soluciones diferen tes a las que ya se han intentado, por descabelladas que sean. Evalúen en conjunto la eficacia y las consecuencias de cada a lternati­ va y elijan la propuesta más cercana a una solución satisfac­ to ria. N

+

Creatividad

11 7


Vivir l a CREATI V I DA D i m p l ica

I n q u ietud I ntelectu a l "La pereza intelectual es el cáncer del éxito " hay que alimentarla con lec­ turas , dialogo, formación, etc .

¿Q u é es l a I n q u i et u d I ntelect u a l ? "Es e l valor que impulsa al ser humano a s ati sfacer determi­ nadas exigencias de sab iduría y conocimiento " .

¿Por q u é practicar l a I n q u i et u d I ntelect u a l ? * Conocer, aprender, enten­ der, son elementos tan indis­ p e n s ab l e s p a r a el h o mb re corno el alimento .

E s l a preocupación constante p o r e x p l o rar n u e v a s r u t a s , comparar i de as , enriquecer el i ntelecto y mantener oj o s y oidos despierto s a las ense­ ñ anzas del p asado , los retos del presente y las posibilida­ des del futuro .

El des arrollo de la c apa­ c i d a d i n t e l e c t u a l abre l a s puertas a l a c o mprensión y solución de los problemas co­ tidianos .

La mente humana tiene corno fi nali dad descubrir l a real i ­ dad, c aptar la esencia d e las cosas . Esta tendenci a innata

Conocer más nos permite ser más cre ativos y adquirir nuevas herramientas en la so­ lución de problemas .

*

*

"El desarrollo del intelecto se halla al alcance de todos y puede lograrse a través de actividades gratificantes " -

118

Creatividad

Leslie Rosen -


¿Cómo pract i ca r l a ? Existen muchos medios, agradables

y

enriquecedore s , de ali ­

mentar nuestra capacidad intelectual ; la lectura h a sido

y

será

por mucho tiempo , nuestra principal fuente de sabiduría; tam­ bién medios modernos como la radio, la TV e i nternet, bien utilizados , abren grandes posibilidades para mantenerse al tan­ to de los avances de la ciencia

y

de lo que ocurre en el mundo .

La curiosidad intelectual es úti l ; promover e s a inquietud

y

re­

lacionarnos con personas afines a nuestros intereses será de gran provecho, lo mismo que participar en gran variedad de actividades culturales de fácil acce s o : teatro , cine, museos, ex­ posiciones , conferencias . e tc .

Usted

vive este

U sted NO vive este

va lor cuando . . .

valor cuando• • •

Lee mucho, de variados temas y de probada utilidad.

* Piensa que su formación está con c l u i da y que no hay n ada nuevo por aprender.

*

* Incluye en el tiempo li­ bre actividades culturales .

*

*

Con sidera que toda ac­ tividad intelectual es abu­ rrida e infructuosa.

Tiene su mente abierta a nuevos conocimiento s .

* M u e s tr a i n d i fe re n c i a por conocer y pro fun d i zar en temas de actualidad.

Fomenta l a capacidad de observación . *

... . +

Pauta para l a Acc i ó n : N '

.

. . . .. ...

Mantenga siempre un libro, prefe riblemente un clá sico, a la mano; procure dedicarle un rato cada día, degustándolo, disfrutándolo, sin n ingún afán por te rminarlo ráp ido. Léalo hasta donde lo considere interesan te y luego seleccione otro y saboréelo de

nuevo, poco a poco. Creatividad

119


8 Esfuerzo Autodisciplina Constancia Determinaci贸n


E S FUERZ O "No conozco ningún hecho más estimulante que la habilidad del hombre para elevar su vida mediante un esfuerzo consciente " - Henry David Thoreau -

El diccionario define el Esfuer­ zo como el «empleo enérgico del vigor, o actividad del ani­ mo para conseguir u n a c o s a venciendo dificultade s . (Em­ pleo de elementos costosos en la consecución de algún Fin) >> . Como Valor, está estrechamen­ te relacionado con la Voluntad en el sentido de que se necesi­ ta el motor del esfuerzo para educar la Voluntad ; cuando la actividad que e stamos reali ­ zando s e transforme e n un há­ bito, requerirá c ada vez menos esfuerzo. M antener ese esfuerzo inicial , porque n o s conviene o porque

es necesari o , aunque no nos guste, con stituye la fase más costosa y ardua de la forma­ ción de la voluntad. Nada valioso se consigue sin Esfuerzo; todo lo que realmen­ te vale la pena hacerlo, requie­ re del esfuerzo como un ingre­ diente necesario para alcanzar el objetivo propuesto. Una vez hemos fij ado la meta y tenemos la voluntad de lle­ gar a ella, el Esfuerzo nece­ sitará de otros valores : Deter­ minación, Constancia y Au­ todisciplina, entre otros, (de ellos hablaremos en las pági­ nas siguientes).

La acción más pequeña vale más que la intención más grande - L. Elsenberg 122

Esfuerzo


D E CÁLO G O del

E S FUERZ O 1.

Todo lo que vale exige esfuerzo, disciplina, dedicación. Decí­ dase a emprender ese camino cada día.

2. La paciencia todo lo alcanza. Cambie la impaciencia por la perseverancia. El tiempo es necesario para alcanzar cualquier objetivo. 3.

Ejercitar la paciencia es una manera de fortalecer la volun­ tad: escuchar a los inoportunos, controlar los impulsos, no con­ testar mal, etc.

4.

Establezca un horario para su vida y ajústese a él, con flexi­ bilidad, pero con exigencia. No lo cambie por cualquier excusa. 5.

Lo que hay que hacer, se hace: ¡ ahora! Sin aplazarlo. Si algo le supone esfuerzo, esa es una buena razón para hacerlo. Ahí radica la clave de la superación personaL

6.

Hable claro aunque pase un mal rato, pero hágalo como le gustaría que lo hicieran con usted.

7.

¡Atrévase! Corra riesgos, sin dejar de ser prudente. No se asuste por el miedo a fracasar o por las dificultades que encontrará. Sea audaz.

8.

Ejercite la voluntad cuidando los detalles pequeños: organizar el escritorio, recoger un papel del piso, sonreír a alguien, contes­ tar bien el teléfono, cumplir un plazo, etc. 9.

Otra manera de fortalecer la voluntad es perseverar en lo que comienza: una dieta, un plan de ejercicios, la lectura de un libro, etc. Sólo los triunfadores van hasta el finaL 10. El autodominio es importante para ser libre; no sea prisionero de sí mismo. No acepte ser esclavo de sus vicios o de sus senti­ mientos negativos: sublévese, sepárelos de su vida. Esfuerzo

123


L ECTURA

El hombre no está hecho para la derrota «El fracaso no debe ser una razón para cesar el e s fuerzo ; más bien un acicate, una invitacion a un e s fuerzo renovado y decidido» El tiburón se a c e rcó velozmente por la p opa y c uando a tacó al p e z e l v i ejo vio s u boca a b i e rta, s u s ext raños ojos y e l tajante chasquido de los dien tes al en tra rle a la c a rn e justamen te sobre la cola. La cabeza de l tiburón estaba fu e ra del agua y su lomo venía asomando y e l v i ejo p odía o ír el ruido q u e hacía al desga rra r la p i e l y la ca rn e de l g ran pez cuando clavó el a rpón en la cabeza del tibu rón, en e l p un to donde la línea de l e n t recejo s e c ruzaba con la que corría rec ta m e n te hacia a t rás pa rtiendo del hocico. No había ta les lín e a s : solam e n te la pe sada y re co rtada cabeza a z u l y los g randes ojos y las mandíbulas que chasqueaban, acome tían y se lo tragaban todo. Pero allí e ra donde estaba e l cerebro y a llífue donde le pegó el viejo. Le p egó con s u s manos p u lposas y ensangren tadas, emp ujando el a rpón con toda s u fu e rza. Le p egó sin esp e ranza, pero con resolu ción y fu ria. El tiburón s e volcó y e l viejo vio que n o había v ida en sus ojos; luego e l tiburón volvió a volca rse, se envolvió en dos lazos de cuerda. El viejo se dio c u e n ta de q u e estaba mue rto, p e ro el tibu rón no q u e ría acep ta rlo . Luego, de lomo, batiendo e l agua con la co la y chasqueando las mandíbu las, e l tibu rón s u rcó e l agua como una lancha de motor. El agua e ra b lanca en e l p u n to donde batía su cola y las tres cua rtas pa rtes de su c u e rpo s o b resalían del agua cuando el cabo se puso en tensión, re tembló y luego se rompió. El tiburón se quedó un ra to tra n q u i la m e n te en la s up e rficie y e l v i ejo se p a ró a mirarlo. Luego el tiburón e mpezó a hundi rse lenta m e n te. -Se llevó unas c u a re n ta libras -dijo e l viejo en voz alta-o Se llevó ta mbién m i a rpón y todo e l cabo -p ensó- y a h o ra m i pez

1 24

Esfuerzo


sang ra y vendrán o t ros tiburones. No le agradaba ya m i ra r al pez porque había s ido mutilado . Cuando e l pez fu e a ta cado, fu e como si lo h u b i e ra sido él mismo. -Pero he ma tado e l tibu rón q u e a tacó a m i pez -p ensó-o Y e ra el den tuso más g rande q u e había v i s to jamás. Y bien sabe Dios q u e yo he visto de n tusos g randes. Era de masiado bueno p a ra du ra r pensó-o A ho ra pienso q u e oja lá h u b i e ra s ido un sueño y jamás h u b i e ra pescado e l pez y m e halla ra s o lo en la cama s o b re los pe riódicos. -Pero e l hombre n o está hecho p a ra la de rro ta -dijo-o Un hombre puede s e r destru ido, p e ro no derro tado . ERNEST HEMINGWAY, E l viejo y el mar.

RBA Editores. B arcelona, 1 994, pp . 8 8-89

Cueste lo que cueste la cuesta ... ¡hasta la cumbre! Rela ta un montañ e ro su exp e riencia de un día pasado en Los A lpes. Ca minaba en compañía de una fam ilia rumbo a u n refugio de a lta montaña. El camino se hacía du ro en ocasion es, e l a i re frío azotaba sus ca ra s, p e ro e l lugar e ra imp resionante p o r e l g ran silencio que a l l í re inaba y p o r la b e l leza de sus paisajes. El refugio, s e n c i llo y tosco, res u ltó m uy a cogedo r. En una de las pa redes de piedra des ta caba esta leyenda g ra bada a fuego, s o b re una ta bla de made ra : «Donde los demás a ba n do n a n , n o s o t ro s comenzamo s » . y sobre la c h i m e n e a una fra se escrita en ing lés, n o m e n o s sugerente que la a n te rior: «My p la c e is a t the top » : « M i puesto está en la cumbre ! » . L a v ida del s e r humano debe s e r un esfu e rz o con tinuo p o r h u i r de l a medioc ridad.

Esfuerzo

125


CIT AS de E S FUERZO

La verdadera fortaleza significa una voluntad fuerte guiada por una conciencia delicada. Reduce tus propósitos y amplia tus acciones: así serás más eficaz. Una voluntad enérgica encuentra tiempo o lo

A ldous Huxley

Walla ce Ste vens

crea.

Willia m Cha n ning

Estas tres señales distinguen al hombre supe­

Con fucio

rior : la virtud, que lo libra de la ansiedad; la sabiduría que lo libra de la duda; y el valor que lo libra del miedo. Para poder, primero querer; después creer que se puede.

Víctor Hugo

Imponer la voluntad a otros es fuerza; impo­

Lao - Tsé

nérsela a sí mismo, es fuerza superior . Parte de la curación está en la voluntad de

Séneca

sanar . El toro no embiste porque tiene cuernos; tiene

Schopenha uer

cuernos porque quiere embestir. La voluntad es más importante que el talento .

Hon oré de Balzac

Al hombre tenaz en sus propósitos no le mo-

Horacio

verán ni la exaltación de la multitud, ni el fiero rostro de un tirano amenazador. 1 26

Esfuerzo


L o s V AL O R E S ,

LA LEY DE MAN U*

en -

la HI STORIA

Cultura I ndoeuropea

* El código de Man ú, esto es, el Man a va - Dharma -Sastra, (El libro de la Ley de Man ú), con tiene las reglas de la con ducta civil y religiosa del hindú. Estos libros son sagrados para los p u e b los de la India y su influen cia en la moral y en las costumb res da ta de más de vein te siglos a trás.

Comer demasiado daña a la salud y la felicidad futura

en el

cielo; causa impureza y merece censura en este mundo; es pre­ ciso, pues, abstenerse de ello cuidadosamente . •

Cuídese del ateísmo, del desprecio a la santa escritura y a los dioses, del odio y de la hipocresía, del orgullo, de la cólera

y de la acritud de humor. •

El que p o r g u s t o mata i n o c entes a n i m a l e s , no v e

acrecentarse su felicidad durante su vida ni después d e su muerte . •

Cuando se dañan grandes árboles, se debe pagar una multa

proporcionada a su utilidad y a su valor; tal es la decisión. •

Decir injurias, mentir, maldecir de todo el mundo y hablar

intempestivamente, son los cuatro •

malos actos de la palabra.

Los que han leído mucho valen más que los que han estu­

diado poco; los que poseen lo que han leído, son preferibles a los que han leído y olvidado; los que comprenden tienen más mérito que los que saben de memoria; los que cumplen con su deber, son preferibles a los que conocen simplemente . L o s seres h u m a n os, a tra vés de las dife re n tes ci viliza cio n e s, recomiendan unas con ductas y rechazan o tras, tra tando de vivir los valores correctos. Aquí presentamos una sucin ta recopilación de esos pensamien tos. Esfuerzo

12 7


TA L L E R D E V A L O R E S

Ejercicios d e I nteriorización Reflexione sobre el valor del ESFUERZO, realice los si­ guientes ejercicios y propóngase metas que le sirvan para crecer y mejorar. 1. Re l a c i o n e S u p e ra c i ó n p e rso n a l , esfu e rzo y éx ito . 2. ¿ Q u é p a l a b ra s a s o c i a o s e l e v i e n e n a l a m e nte c u a n ­

d o p i e n s a e n e l s i g n i fi ca d o d e Esfuerzo ? 3 . Rec u e rd e e l texto d e l a l e ct u ra "EI hom bre no está

h e ch o p a ra la derro ta " y e x t ra i g a d e e l l a a l g u n a e n s e ñ a n z a úti l p a ra s u v i d a . 4. P i e n s e e n a l g u n a a cti v i d a d q u e h aya d ej a d o d e h a ce r

p o rq u e req u e ría m u c h o esfu e rzo . S i d e c i d i e ra l l eva rl a a c a b o , ¿ q u e b e n e fi c i o s l e t ra e ría ? ¿ Va l e l a p e n a esfo rz a rs e ? 5. D e s c ri b a b reve m e nte u n c a s o d e l a v i d a re a l e n q u e

u n a p e rs o n a s e h a ya s u p e ra d o v i v i e n d o i nte n sa m e n te el va l o r d e l Esfuerzo . 6 . Co m e n te y a n a l i ce c o n a l g u n a p e rs o n a e sta s i d e a s

re l a c i o n a d a s c o n e l Esfuerzo .

...,¡ Autod i s c i p l i n a , d o m i n i o d e s í m i s m o ...,¡ H a ce r l o q u e se d e b e h a ce r ...,¡ Pe rseve ra r e n l o g ra r u n a m eta ...,¡ U ti l i za r a l m á x i m o l a s p ro p i a s ca p a c i d a d e s ...,¡ Te rm i n a r l o q u e se e m p i eza S e l e cci o n e u n a q u e te n g a p a rti cu l a r i m p o rta n c i a p a ra u sted , y a s u m a u n co m p ro m i s o p e rs o n a l p a ra m ej o ­ ra r e n ese s e n ti d o . 128

Esfuerzo


TA L L E R D E V AL O R E S

M irando hacia Adentro Reflexione en qué medida vive cada uno de los siguien tes aspectos relacionados con el ESFUERZO y sus valores aso­ ciados (A utodisciplina, Constancia, Determinación) .

" ¿ A n te s d e e m p re n d e r u n a a c c i ó n , refl e x i o n o a ce rca d e p o r q u é q u i e ro h a ce r l o ? " ¿ Soy c o n s c i e nte d e l esfu e rzo q u e m e i m p l i ca rá l l eva r l a a c a b o ? " ¿ M e esfu e rzo p o r h a ce r l o q u e te n g o q u e h a ce r, a u n q u e c u e ste? " d n s i sto, p e rs i sto y re s i sto? " ¿ Evito el co n fo rm i s m o y l a p a s i v i d a d ? " ¿ S i g o a d e l a nte a p e s a r d e l o s fra c a s o s ? " ¿ N o va c i l o e n p e d i r a y u d a c u a n d o rea l m e n te l a n e cesito? " ¿Te n g o y m a nte n g o , co m o o bj et i v o , te rm i n a r tod o l o q u e e m p iezo ? " ¿As u m o l a s d i fi c u lta d e s co m o retos ?

"

¿ La l e ct u ra d e este ca p ítu l o h a i n fl u i d o p o s iti ­ va m e nte e n m i esti l o d e v i d a y e n m i m a n e ra d e tra b aj a r? Esfuerzo

129


Vivir el ESFUERZO implica

Autod isci p l ina HEI porvenir de un hombre n o está en las estrellas, sino en su voluntad y en el dominio de sí mismo. "

-Shakespeare-

¿Q ué es l a Autodiscipl ina?

¿Por qué practicar l a Autodi sci p l i n a?

Disciplina significa c ontro l . Autodisciplina e s e l control de uno mismo. Significa hacer con decisión lo que corresponde. Cuando hay Autodisciplina no se actúa de acuerdo a lo que a uno le gusta hacer en el mo­ mento, sino de acuerdo a lo que debe hacer. La persona disci­ plinada termina lo que comien­ za, pone orden en las cosas, encuentra tiempo para todo . L a A u t o d i s c i p l i n a i mp l i c a también un manej o adecuado de l o s s e n t i m i e n t o s . S i se siente herido o enoj ado , no p i e r d e el c o n tr o l ; d e c i d e cómo hablar y qué hacer.

• Cuando hay Autodisciplina se gana libertad : Hace lo que debe hacer y se siente bien por eso. • C u a n d o se p r ac t i c a l a Autodisciplina e l trabaj o se hace más agradable, sin que sea necesario un control para cumplir los compromi sos . • Dominar los impulsos , los caprichos y los gustos, lleva al éxito . • Un triunfador es una per­ sona que suele hacer lo que, por comodidad, otros no ha­ cen.

La verdadera libertad consiste en tener dominio de uno mismo en todo

- Eyquem 1 30

Esfuerzo


¿Có m o practicarlo? La persona disciplinada conoce sus deberes

y

los cumple. La

Autodi sciplina se practica cuando planea el trabaj o

y

dedic a a

cada cosa el tiempo j u sto, logrando así cumplir con todos los compromi s o s . La persona disciplinada actúa p o r convicción, asumiendo l o s deberes c o n compromi so

y

responsabilidad : Obedece las nor-

mas establecidas , no por evitarse una s anción sino porque s e deben cumplir, en beneficio propio

y

d e los demás .

Practica la Autodisciplina cuando no acepta influencias nega­ tivas de los demás , sin dej arse manipular.

Usted

si

Usted NO vive este valor cuando• • .

vive este

valor cuando • • •

* Usa la cabeza p ara nej ar las emociones .

ma­

* Realiza el trabaj o con den y eficiencia.

or­

Hace lo que se espera d e usted sin necesidad de que lo vigilen . las

Es

poco

objetivo

y

se

dej a llevar por el corazón y las emociones . '*

*

* Term i n a a t i e m p o obligacione s .

*

Hace el

zar u n *

Por

bajo

o

trabajo

s i n tra­

plan .

pereza aplaza un

tra­

compromiso.

* H ace lo debido sólo por­ que lo es tán ob servando .

Pauta pa ra la Acción : Propóngase ap rende r a lg o n u evo e s ta temp o rada. Fijese metas parciales y cúmplalas. Si es necesario p ida ayuda a a lg u ien. Haga público su objetivo de ap rendizaje para sen tirse más obligado a log rarlo. Esfuerzo

1 31

,


Vivir

el ESFUERZO implica

Constancia Con constancia y tenacidad s e obtiene lo que s e desea; la palabra imposible no tiene significado. - Napoleón -

¿ Q u é es l a Consta ncia?

¿Por q u é practicar l a Consta n c i a?

Ser constante es ser firme en las decisiones y en las accio­ nes, llevando a término final lo que se comienza

• Es un factor positivo para lograr las metas propuestas .

La Constancia significa perse­ verar en lo que se hace, sin condiciones , tanto en los mo­ mentos de sati sfacción como en los de dificultad . Es seguir adelante a pesar de todo . Cuando se es constante se re­ quiere ser paciente y poner en el trab aj o todo el e s fuerzo neces ario para llevar a c abo las cosas . Es permanecer leal a alguien o a algo, pese a las pruebas, sinrazones y obstá­ culos que p arezcan detener­ nos.

S i no hay Constancia mu­ chos trabaj o s , al surgir obs­ táculos, quedarían inconclusos. •

Las personas c o n stantes son triunfadores pues obtie­ nen lo que se proponen . •

• Las personas inconstantes nunca s aben con certeza de qué son capaces .

• U n a pers ona constante mantiene s u compromiso aun­ que tenga dudas . • Cuando alguien es incons­ tante nunca se sabe si se puede contar con esa persona.

''Nunca, nunca, nunca, te rindas "

- Winston Churchill 1 32

Esfuerzo


¿Cómo pract i c a r l a ? L o primero que debe hacer es pensar muy bien, antes d e ad­ quirir compromi sos o emprender una acción, si está dispuesto a poner todo su empeño en eso, de tal manera que no lo vaya abandonar. Una vez decidido, trabaj e con continuidad , mantenga un ritmo de trabaj o estable y no lo altere por nada. Si en l a mitad del camino las cosas no salen como usted esperaba y se siente desmotivado, deténgase y piense en l a ilusión de los resulta­ dos al final del trab aj o o del proyecto y retome de nuevo la decisión de luchar por salir adelante . U n a vez comenzado un trabaj o no lo interrumpa; Haga un plan de trabaj o respecto a la meta puesta y llévelo a c abo sin dete­ nerse más de lo necesari o . Cuando se sienta en dificultades pida ayuda y busque la manera de solucionar el inconveniente .

Usted

U sted NO vive este

vive este

va lor cuando

va lor cuando

.••

* S e compromete a algo con la conciencia de todo lo que eso le exigirá.

Ante el deseo de aban­ donar, se autocontrola y lo­ gra salir adelante . *

Hace su trabaj o de una manera continua pero no a las carreras . *

..•

* Hace las cosas sin el com­ promiso de terminarlas .

Dej a inconcluso lo que comienza. *

No pi de ayuda sino que abandona. *

* Atiende varias c o s as al mismo tiempo.

Pauta para la Acc i ó n :

-* N

A l comenza r el día, o la n oche anterior, fíjese alguna actividad a desarro llar y que usted pueda comen­ za r y te rm inar en el m ismo día. Esfuerzo

133


Vivir el E S F U E RZO i m p l ica

Determ inación No hay que esperar que e l barco venga por uno. Lo único que hay que hacer es tomar un bote y bogar hasta él. - Thomas Burke -

¿Qué es l a Determ i n a c i ó n ?

¿Por q u é practicar la Determ in ación?

Determi n ación e s utilizar l a voluntad p ara hacer algo, aun cuando no sea fácil. S e pone determinación en algo cuando se sabe que eso e s muy impor­ tante . S inónimos : Osadía, va­ lor, resolución.

• Porque n o s permite hacer las cosas con autonomía. Sin determi nación nos pas aría­ mos la vida a la espera del impulso de otros.

Es la voluntad de e mprender, de llevar hacer con energía lo que se hace, poniendo en ello el mayor esfuerzo . Determi nación e s tanto em­ peñarse en hacer algo, como tener la firme voluntad de no a b a n d o n a rl o , a u n c u an d o cueste mucho trabaj o hacerlo .

Cuando se tiene determi­ n ac i ó n , al e n c o ntrarse con una dificultad en el camino, se toma como un desafío que se decide aceptar; al final hay una gran sati sfacción de ha­ ber sido capaz. •

• Cuando las cosas se hacen con determinación, la perso­ na puede llevar a cabo todo lo que se proponga.

El hombre no se da cuenta de cuánto puede hacer, más que cuando realiza intentos, medita y desea. - Ugo Foscolo 1 34

Esfuerzo


¿Có m o p ract i c a r l a ? L a determinación s e practica organizando , e n orden d e priori­ dade s , lo que quiere hacer. Luego use la voluntad p ara hacer­ lo. Resuelva todo lo que se interponga y luego continúe con lo que estab a haciendo . Pida ayuda si la necesita, no renuncie a sus metas si se en­ cuentra con dificultade s . S i e n l a mitad del c amino se siente desalentado piense que las grandes batallas han sido ganadas por soldados que estab an agotados , pero que dieron un poco más de sí.

U sted

si

Usted NO vive este

vive este

va lor cuando

valor cuando

•..

•.•

* Está conve n c i do de la importancia de lo que hace.

* Abandona al primer obs­ táculo.

* Planea, dispone recur­ sos , traza obj etivo s .

* S e dej a l levar por el de­ s ánimo y la pereza

* S igue adelante aunque s e l e dificulte .

* Demora el momento de actuar.

* Pide ayuda si la necesita en vez de abandonar el tra­ baj o .

* Trab aj a s i n ru mb o y p i e n s a que e n e l c am i n o arreglará l o s problemas .

N

Pauta p a ra l a Acc i ó n :

Á T

Piense en algo que ha ven ido aplazando por una u otra causa. Tome la decisión de hacerlo hoy, sin más demoras. Llénese

t!e ánimo y determinación para lle­

varlo a cabo. Esfuerzo

135


9 Esp íritu Po sitivo A le gría En tusiasm o Ten er Ideales


E S PÍRITU PO S ITIVO Los pesimistas n o son sino espectadores; son los optimistas quienes transforman el mundo . - Guizot Actitud realista que identifica y valora lo positivo de las si­ tuaciones y de las personas y que lleva a vivir de modo ani­ moso y alegre . El Espíritu Po­ sitivo forj a un modo de ser en­ tusiasta, emprendendor y diná­ mic o . La persona c o n Espíritu Posi­ tivo confía, razon ablemente , en sus propias posibilidades y e n l a ayu d a q u e l e p u e d e n prestar l o s demás , d e tal modo que en cualquier situación dis­ tingue , en primer lugar, lo que e s positivo en sí, las posibili­ dades de mej ora que existen y, a continuación, las dificultades y obstáculos que puedan sur­ g ir, aprovec h ando l o que s e pueda y afrontando lo demás con deportividad y alegría.

E s te valor supone ser opti ­ mista, e s decir, mi rar la rea­ lidad desde la óptica de lo que s e e s y de lo que se tie­ ne, por encima de las limi­ tacione s . Ante los obstácu­ l o s , l a Pers ona Positiva no asume una ac titud derroti s ­ t a , s i n o , p o r e l c o n trari o , trata d e s acar provecho d e l a situación advers a, v e l as di­ fi c u l t a d e s c o m o r e t o s y oportu n i d ade s . El Espíritu Positivo no es cie­ go, no crea falsas realidades; tampoco es inmediatista, pues de lo contrario caería en el desánimo . Más bien trata de sacar provecho de la realidad, por dura que sea, y camina con seguridad y optimismo hacia una meta u objetivo .

Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad; un pesimista ve una calamidad en toda oportun idad - Sir Winston Churchill 1 38

Espíritu Positivo


D E C ÁL O G O del

ES PÍRITU PO S ITIVO E l Espíritu Positivo e s u n a mezcla d e serenidad interior, optimi smo, caras amables y buen humor. Cultive estas cuatro plantas . 1.

Tenga oj os para lo positivo , no se detenga en lo negativo únic amente . Elimine el pesimismo y el derrotismo, considere sólo los aspectos positivo s . 2.

N o permita que la conducta s e a resultado d e su estado d e ánimo : cuando no s e sienta bien , sonría; cuando l a s cosas s al ­ gan mal , ríase.

3.

Estar siempre alegre es el mej or regalo que puede hacerle a los demás : sonría y mire con cariño.

4.

El lenguaj e anima o desanima. Por eso no hable cosas nega­ tivas -críticas , quej as , lamento s - , ni siquiera con el fin de mo­ tivar a otros. 5.

Haga de la confianza una clave de su vida. El Espíritu Posi­ tivo es el resultado de confi ar en uno mismo, en los demás y en Dios .

6.

Vea las realidades presentes con « oj os de futuro» , así ten­ drá serenidad. Ahora se ríe de las " tragedias de niño " , después se reirá de las " tragedias de ahora" . 7.

No se tome demasi ado en serio a sí mismo. No considere los defectos de los demás como ofensas personales . No haga tragedias de cosas sin importancia. Así vivirá alegre . 8.

Prefiera entre sus amistades a personas alegres Destierre a los « aguafiestas» . 9.

y

serenas .

10. Tenga los pies e n l a tierra y e l corazón e n u n sueño. El entusiasmo es el estado de ánimo resultante de poseer una vi­ sión esperanzada de la vida. Por eso impóngase retos . Espíritu Positivo

139


L E CTURA

U n m i n uto para el estím ulo . . . Levy prosiguió: -En casi todas las organizaciones, los directores ejecutivos se pasan la mayor parte del tiempo intentando sorprender a los miembros del personal mientras hacen . . . ¿ sabe qué ? El joven sonrió y dijo con expresión de picardía: -Mientras hacen algo mal . -¡Exacto! -exclamó Levy-. En cambio, aquí ponemos el acento en lo positivo. Intentamos sorprender a la gente mientras hace algo bien. El joven escribió unas cuantas notas en su cuaderno y luego preguntó: -¿ Qué sucede, señor Levy, cuando el Ejecutivo al Minuto sorprende a alguien mientras hace algo bien ? -Le dedica un Elogio de un Minuto -respondió Levy, con cierto aire de satisfacción. -¿ Y eso qué significa ? --quiso saber el joven. -Pues que al advertir que un miembro del personal ha hecho algo bien, se pone en contacto con él. A menudo esto incluye la deferencia de poner su mano sobre la espalda de la persona en cuestión o de tocarla suavemente y de mane ra amistosa. -Cuando eso le sucede a usted, ¿ no le molesta que le toque ? -¡No! -exclamó Levy-. A l contrario, me da ánimos. Gracias a ello sé que se preocupa realmente por mí y que me ayuda a prosperar. Como él dice: « Cuanto más constantes son los éxitos del personal que un dirigente tiene a sus órdenes, a mayor altura asciende éste en la organización » . Tras una breve pausa, añadió: -Esa clase de contactos son siempre breves, pero me dejan con la impresión de que ambos continuamos realmente en el mismo bando . . . Además, después m e mira fijamente a los ojos y m e dice con exactitud lo que he hecho bien. Luego me da a entender que comparte conmigo su satisfacción por mi trabajo. -J{lmás tuve noticia de que un director ejecutivo se comportara de esa manera -dijo el joven-o Supongo que le hará sentirse a usted muy satisfecho de sí mismo. 140

Espíritu Positivo


-S í, sin duda es lo que me sucede -confirmó Levy-, y por va rias

razones. Ante todo, es agradable recibir un elogio tan p ronto como he hecho algo bien -sonrió y se inclinó hacia su visitante. Levy prosiguió: -Luego, gracias a su costumbre de especificar exac tamente lo que he hecho bien, sé que es sincero respecto a m i trabajo y que está familiarizado con él. Y a ún hay más: es un hombre equilibrado y estable -¿ Estable ? -preguntó el joven, deseando saber más. -Sí -insistió Levy-. Me elogia si estoy trabajando bien y merezco sus a labanzas aun cuando las cosas no le ma rchen bien en otros aspectos. Sé que a veces está preocupado o enojado por causas que nada tienen que ver conmigo. Pero él siemp re atiende a lo que me a tañe a mí; no a lo que p ueda referirse a él. Y eso es algo que le agradezco mucho.

-y todos estos elogios, ¿ no le roban mucho tiempo a l directo r ejecutivo ? -preguntó el joven. -En realidad, no -dijo Levy-. Recuerde que no es necesa rio elogiar a una persona durante mucho tiempo para que se dé cuenta de que la estiman y se p reocupan por ella. No suele requerir más de un minuto.

-y por eso lo llaman Elogios de un Min u to -dijo el visitante mientras anotaba lo que estaba aprendiendo. -Exacto -dijo Levy. -¿ El director eje c u tivo está siemp re in ten tando sorp rende rle mientras hace algo bien ? -preguntó el joven. -No, por supuesto -con testó Levy-. Sólo lo hace cuando a lguien entra a trabajar aquí, o cuando inicia un nuevo p royecto o asume una nueva responsabilidad. -¿ Por qué ? -quiso saber el joven. -Porque tanto él como su subordinado tienen otras maneras de saber cuándo la marcha del trabajo de éste es merecedo ra de e logios. A mbos pu eden examinar los da tos necesarios consu ltando el sistema de informac ión de q u e disponen : las cifras de ventas, los gastos, los programas de producción, y así sucesivamente. Y después -añadió Levy-, cuando uno lleva a lgún tiempo sorp rendiéndose a sí mismo mientras realiza cosas bien hechas, empieza a tene r cie rta sensación de autoelogio. Jamás trabajé con tanta intensidad y de tan buena gana en mi vida.

KENNETH BLANCHARD

y

SPENCER JOHNSON, El ejecutivo a l minuto.

Grij albo Mondadori . B arcelona 200 1 . pp . 67-7 1 Espíritu Positivo

141


CITAS d e

SPIRITU POSITIVO

Evita, por encima de cualquier circunstancia, la tristeza; que tu alegría no sea fruto de las circuns­ tancias favorables, sino fruto de tu decisión.

Peria ndro

No hay en el mundo peor bancarrota que la del hombre que ha perdido el entusiasmo.

Eugenio D 'ors

En cualquier parte que se escarba con fe hay un tesoro.

Ma rqués de Salamano

El buen humor nos mantiene más razonables que el enojo.

L essing

La costumbre de ver el buen lado de cada cosa vale una fortuna. Todas las cosas tienen un lado bueno y otro malo, y si sólo consideramos 10 malo nos parecerá que estamos en un mundo insopor­ table.

Noel Cla rasó

El optimismo es un elemento vigorosamente cons­ tructivo, cuya influencia en el individuo equivale a la del sol en la vegetación.

Ma rden

Solamente puedes tener paz si tu la proporcionas.

Ebn er­ Esch enba ch

La vida llega a ser una fiesta si eres capaz de ale­ grarte por las cosas cotidianas y sencillas . .

PH. Bosmans

L o menos que podemos hacer, e n servicio de algo, es comprenderlo.

José Ortega Gasset,

Mantén tu rostro al sol y así no verás las sombras.

Hellen Keller

142

Espíritu Positivo

y


L o s VA L O R E S

en

l a H i storia

EL ZEN D-AVESTA* - Cu ltura

Indoeuropea *EL ZEND-A VESTA. S e a t r i b u y e a Z O ROAST R O , l l a m a d o ta m b i é n Z A RAT H U STRA, l a red a c c i ó n d e l a n t i g u o l i b ro sa g ra d o : Z e n d -Avesta . ( A p rox . a ñ o 1 . 0 0 0 a n te s de C r i sto) .

Los hombres mentirosos serán desgraciados; los verídicos serán salvados. •

• Escoged: siguiendo al genio mentiroso y malo, os preparáis una suerte infeliz; los que siguen el dios santo y verdadero, de­ ben honrarle por medio de la verdad y de acciones santas. • ¡Oh, Mazda! Cuando la virtud es desgraciada en la tierra, tú eres el que acudes a su socorro; tú das al hombre piadoso el im­ perio de la tierra, y tú castigas al hombre sus palabras cuya pro­ mesa es mentira. • Procuremos merecer esa vida feliz por medio de continuos esfuerzos. • Practicad las máximas salidas de la boca misma de Mazda (el dios bueno, creador y omnisciente), máximas que son mortales para los mentirosos, pero favorables al hombre sincero. • Ayúdame a guiar a todos los vivientes a escoger el bien, laserenidad y la rectitud.

Debemos realizar todas nuestras acciones tal como están en la mente de Mazda: entender las leyes de la Inteligencia Divi­ na . •

• Dios concede la entereza a la persona que trabaja por la rec­ titud y por el esclarecimiento del plan divino L o s s e res h u m a n os, a tra vés de la s diferen tes ci viliza cion es, recomienda n unas conductas y rech aza n o tras, tra ta n do de vi vir los valores correctos. A q uí presentamos una sucin ta recopila ción .de esos pensamien tos.

Espíritu Positivo

1 43


T AL L E R D E V A L O R E S

Ejercicios de I nteriorización Reflexione sobre el valor del ESPÍRITU POSITIVO, reali­ ce los siguientes ejercicios y propóngase metas que le sirvan para crecer y m ejorar.

1. ¿ Q u é c u a l i d a d e s d e b i e ra p o s e e r u n a p e rso n a con "Es ­

píritu Positivo"? 2 . ¿ Q u é ventaj a s t i e n e p a ra l a v i d a d i a ri a y p a ra s u s

re l a c i o n e s p e rso n a l e s m a n te n e r u n Espíritu Positivo ? 3 . Re c u e rd e e l texto d e l a l e ct u ra "Un m inuto para el

estím ulo". I d e ntifi q u e a l g u n a p e rso n a q u e a ct ú e d e e s a m a n e ra . 4.

E l ej e m p l o e s e l m ej o r m a estro . ¿ Q u é h a ce u sted p a ra m o stra r e i rra d i a r s u Espíritu Positivo ?

5.

Re m e m o re u n c a s o d e l a v i d a re a l e n q u e l a fa lta d e Espíritu Positivo h a ya co n d u c i d o a l fra c a s o . ¿ Q u é a c ­ c i o n e s p o d ría n to m a rs e pa ra ev ita r q u e se re p ita ?

6.

C o m e nte y a n a l i ce con a l g u n a p e rso n a estas i d e a s re l a c i o n a d os c o n e l Espíritu Positivo .

..J D i sfruta r d e l a s a cti v i d a d e s coti d i a n a s ..J Se nti r p a z i nteri o r a u n e n situ aciones difíci les ..J Re ír y so ñ a r ..J Po n e r entu s i a s m o e n todo l o q u e s e h a ce ..J S e r o pti m i sta S e l ecci o n e u n a q u e te n g a pa rt i cu l a r i m po rta n cia p a ra u sted , y a s u m a u n co m p ro m i so p e rso n a l pa ra m ej o ­ ra r e n e s e s e n ti d o . 1 44

Espíritu Positivo


TAL L E R D E V A L O R E S

Mirando hacia Adentro Reflexione en qué medida vive cada uno de los siguien ­ tes aspectos rela cionados con el ESPÍRITU POSITI VO Y sus valores asociados (A legría, En tusiasm o, Tener Ideales) .

V ¿Te n g o p a z e n e l a l m a ? V ¿ D i sfru to co n m i t ra baj o y l a s a ctiv i d a d e s q u e rea l i zo a d i a ri o ?

V ¿ Estoy a g u sto e n m i h o g a r y e n co m p a ñ ía d e mis a m igos?

V ¿Te n g o u n a e x p re s íó n a m a b l e y s o n río c o n frec u e n c i a ?

V ¿Tra bajo co n a l eg ría y e n tu s i a s m o e n e l l o g ro d e l a s m eta s q u e m e p ro p o n g o ?

V ¿ I rra d i o a l eg ría y e n t u s i a s m o ? ¿ A l a g e nte l e g u sta co m p a rt i r y d e p a rt i r co n m i g o ?

V ¿ B u sco e l l a d o b u e n o d e las cos a s , a ú n e n situ a c i o n es a d v e rs a s ?

V ¿ P ro c u ro h a c e r r e a l i d a d m i s i d e a l e s y m i s sueños?

V ¿ C reo q u e e l fu t u ro s e rá m ej o r s i p o n g o l o s m e d i o s p a ra e l l o ?

V ¿ La l e ct u ra d e este ca p ít u l o h a i n fl u i d o p o s iti ­ va m e nte e n m i esti l o d e v i d a y e n m i m a n e ra d e tra b aj a r? Espíritu Positivo

145


V i v i r el

EspíRITU POSITIVO i m p l ica

Alegría Evita, por encima de cualquier circunstancia, la tristeza; que tu alegría no sea fruto de las circunstancias favorables, sino fruto de ti mismo. - Periandro -

¿Q u é es l a A l eg ría? Es un estado de ánimo resul­ tado de practicar el bien y de amar a las personas . No se debe c o n fundir con aque l l a alegría q u e resulta d e l placer o del bienestar físico . Alegría es estar lleno de feli­ cidad , p az y amor. Es disfru­ tar de lo que se hace. Es apre­ ciar el don de l a vida. La alegría es estar abiertos a la naturaleza proyectándonos sobre ella con amor y ternura. Alegría es disfrutar de las co­ sas simples de la vida. Es un motor que nos impulsa a salir adelante cuando nos sentirnos afligidos o con problemas .

¿Por q u é p racticar l a A legría? • S i n alegría seríamo s po­ bres de espíritu . • La alegría nos ayuda a sa­ lir adelante a pesar de las di­ ficultade s . • Vivir alegres proporciona alegría a los demás . • La alegría nos proporcio­ na obj etividad . • S i n alegría interior osci­ lamos entre el dolor y el pla­ cer de lo que nos pasa. • Porque D i o s me ama, y también muchas personas .

La felicidad del cielo es p ara los que saben ser felices en la tierra

- S . Josemaría Escrivá 146

Espíritu Positivo


¿Cómo p ra ct icarla? Practicando l a virtud, llevando una vida ordenada y sencilla y amando con hechos a la gente que está a nuestro alrededor ; disfrutando de las cosas pequeñas y cotidianas que están al alcance de todo s : El descanso, el diálogo familar, el contacto con la naturaleza, la diversión sana. En definitiva, vivir con plenitud el presente . . . . Pensar más en los demás que e n uno mismo, contribuye a estar alegres. También , no hacer tragedias de las dificultades dia­ nas .

Usted

U sted NO vive este

vive este

va lor cuando *

va lor cuando . . . *

Disfruta de lo que hace y de lo que tiene .

Se siente feliz sólo si las cosas salen bien.

*

*

S onríe a menudo.

Pone mala c ara.

*

Rechaza los sentimien­ tos negativos .

B usca siempre afuera la diversión y la felicidad .

*

*

N o pone mala cara ante las dificultades .

*

S u pensamiento es nega­ tivo.

----�-l.. T

Pa uta p a ra l a Acción: N

Cuando a lg o le con tra ríe o le disg uste p ro c u re son reir; cambia r la cara le ayuda rá a cambiar e l corazón. Usted no maneja directamente sus senti­ mientos, pero sí sus actitudes, su conducta y sus ges­ tos. Son ría con frecuencia. Espíritu Positivo

147


Vivir el

EspíRITU POSITIVO i m p l ica

Entusiasmo El trabajo n o cansa si lo realizas con entusiasmo desde el comienzo y con la especulativa curiosidad por saber cómo quedará cuando lo hayas terminado. - Mario Sanniento V. -

¿ Q u é es el Entusiasmo? Es el ánimo decidido lleno de fe y energía expresiva que lle­ va a vivir la vida con sentido de aventura y con plenitu d . Implica animación ante el tra­ b aj o , e s p íritu p ara afrontar retos y u n modo de ser que irradie ánimo . Entusiasmo es estar en acti­ tud de ilusión y ánimo. Es ha­ cer las cosas de todo corazón, poniendo en ellas todo el em­ peño y dedicación para s ac ar­ las adelante . Entusiasmo es poseer espíri­ tu de superación en momen-

tos de d i fic u ltad . Es poner energía en todo lo que se hace. Es alentar y empuj ar a otros.

¿Por q u é pract i car e l E n t u s i a s m o? • El entusiasmo motiva a los demás . • C o n entu s i as mo hasta la tarea más aburrida resulta más fácil. • La gente quiere estar con personas entusiastas . • C u an d o e l trab aj o y las o b l i g ac i o n e s s e h a c e n con entu s i a s m o , se consiguen los obj etivo s .

''Es fácil ser entusiasta cuando se tiene algo grande que hacer" 1 48

Espíritu Positivo


¿Có m o p ra ct i ca r l o? El entusi asmo surge cuando se pone ilusión, expresividad y empeño en la tarea, aunque cueste ; es ponerle " música a l a vida" . E l entusiasmo es consecuencia d e tener motivos eleva­ dos, ideales grande s . Se fomenta pensando en los beneficios que se pueden obtener, sobre todo para los demás . No es posible entusiasmarse por todo , pero sí tener actitud po­ sitiva y de ánim.o frente a las cosas que son desagradables . Acostúmbrese a tener entusiasmo celebrando con una expre­ sión alegre o con una sonrisa, algo bueno que le haya pasado a usted o a otra persona.

U sted

vive este

va lor cuando

va l o r c u a n d o . . .

*

Disfruta de las cosas sen­ cillas .

* Hace las c o s a s porque toca.

* Piensa de manera positi­ va.

* Es pesimista y sólo ve e l lado negativo de las cosas .

*

S onríe en las contrarie­ dades .

* No comparte la felicidad de otro s .

Anima a sus compañeros cuando están preocupados o desanimados .

Hace mala c ara y vive quej ándose de todo lo que le pasa .

*

*

Pauta para l a Acc i ó n : N

-+

Hable con ilusión, energía y pensamien tos positi­ vos; busque motivos para son reir. Sueñe siempre con un mundo mejor, un mañana más llevade ro, tenga ilusiones y nunca deje de reír. . . Espíritu Positivo

149


Vivir

el EspíRITU POSITIVO i m p l ica

Tener Idea les Los ideales han iluminado mi camino; una y otra vez me han infundido valor para enfrentar la vida con entusiasmo. - Albert Einstein -

¿ Q u é son l os I dea l es? S o n los sueñ o s , las grandes metas , que se tienen en bene­ fic i o de los demás . S on l o s deseos d e contribuir positiva­ mente a la humanidad, en algo que esté a su alcance . Es l a visión de las cosas por el lado bueno y bello. S ueño que se tiene como propósito , p o n i e n d o e n él t o d o e l em­ peño hasta hacerlo realidad . Tener i deales significa creer que es posible hacer del mun­ do y de las cosas algo mej or. Es pensar que es posible ha­ cer c o s as que p arecen inal­ canzables .

El idealista no sueña ociosa­ mente, p u e s sus ideales se q u e d arían en s u e ñ o s ; hace todo lo esté a su alcance para realizar lo propuesto.

¿Por q u é se deben ten e r I deal es? • Los ide ales motivan para emprender acciones difíciles. • S i no sueña, se cndenará usted mismo a repetir lo de siempre . • Los ideales son una fuente de razones para seguir viviendo. • C u ando tenemos ideales obtenemos la energía necesa­ ria p ara llevar a cabo grandes proyecto s .

Es intentando lo imposible como se realiza lo posible. - Hemi B arbusse 150

Espíritu Positivo

-


¿Có m o pract i ca r l o? Para tener ideales debe ser magnánimo en sus deseos y luego tomar la decisión de hacerlos realidad. Estudie la situación en que se encuentra y l a situación a la que quiere llegar, y de acuerdo a sus posibilidades trace un plan de trab aj o que le per­ mita cumplir con ese ideal ; hágalo con mente positiva y con l a seguridad d e que lo va a lograr, poniendo en él, todo el esfuer­ zo y energía que se requiera . Siempre habrá quienes l e digan que su ideal es un sueño impo­ sible. No se desanime, cíñase a su plan de trabaj o sin importar lo que pase . Para lograrlo debe pasar del sueño a la acción y asegurarse que sus actos concuerden con sus pensamiento s .

U sted

si

Usted N O vive este

vive este

va lor cuando

valor cuando . . .

* Se atreve a plantear gran­ des cosas .

son

S e plan te a en ideales grandes , pero posibles .

Renuncia con facilidad a lo que quiere .

* Traza planes p ara con­ cretar los ideales .

* Le parecen ridículas las personas que tienen ideales.

S igue adelante con sus ideales , pase lo que pase.

*

*

*

*

que los ideales sueños inalcanzables .

Pie n s a

*

que " lo s sueños, son " .

Piensa

sueños

Pauta para la Acc i ó n : N

+

Identifique metas grandes y audaces para su vida, tanto en el n ivel personal, como fam iliar y profesio­ nal. Ojalá que sean también en favor de los demás. Redáctelas y léalas con frecuencia. Espíritu Positivo

1 51


10 Exc e lenc ia Pers onal Efe c tivida d Humilda d Mo dera ci贸n


EXCEL E N CI A P E R S O NAL El deber de todo hombre es tratar de alcanzar continuamente la perfección - Sir Winston Churchill -

La Excelencia personal es u n proceso de mej oramiento con­ tinuo y armónico de todas las facetas y dimensiones del ser humano (corporal , espiritual, mental y socio- afectiva) . Por ser proceso no ac aba nunca, siempre se puede mej orar, cre­ cer, ya que el ser humano es perfectibl e . La E x c e l e n c i a Personal trae consigo hacer las cosas lo me­ j or que se pueda, dedicar todo el esfuerzo y energía a cada ta­ rea y a cada relación, según las posibilidades y aptitudes que cada persona posea. Practicar la Excelenci a Perso­ nal no e s tratar de ser mej or

que los demás , sino tratar de dar lo mej or de sí; es el es­ fuerzo guiado por un propó­ sito noble . L a E xc e l e n c i a Personal e s d i fe r e n t e d e l é x i t o o d e l triunfo , pues s e mueve e n el ámbito del ser. La acción es u n medio para perfeccionar el ser construyendo hábitos. H ac e r l a s cosas a medi a s , d e s fa l l e c e r ante e l primer o b s tác u l o , l l evar una vida poco estimulante y fructífe­ ra, actu ar como si nada ni n adie i mportara ; son com­ portamientos aj eno s , opues ­ t o s a quien busca la Excelen­ cia Personal .

"La persona que se cree excelente está muy lejos de serlo " 1 54

Excelencia Personal


D ECÁLO G O de la

EXCELENCIA PERS O NAL L a Excelencia comienza con un conocimiento re alista de uno mismo : fortalezas y debilidades . 1.

No hay Excelenc ia sin exigencia. No hay c alidad personal sin esfuerzo. Vencer la pereza y la comodidad es el inicio de la Excelencia. 2.

Sea sincero con usted mismo : no confunda lo que es con lo que le gustaría ser. Pregunte a los demás cómo lo ven, ello le ayudará a conocerse mej or. 3.

La Excelencia supone repetición de acciones buenas . L a fuerza d e voluntad se adquiere p o r repetición d e hábitos que requieren esfuerzo . Por eso, pase a la acción: no se quede en buenos deseos. 4.

La agresividad, los complej os , los miedos, las manías , van minando la propi a seguridad .

5.

6.

La envidia y el orgullo son autodestructores de la excelencia.

Dos síntomas de autoestima inapropi ada: mirar a los demás con aires de superioridad y la falta de confianza en uno mismo .

7.

L a Excelencia Personal e s u n proceso d e mejoramiento conti­ nuo para desterrar hábitos negativos y adquirir otros positivos.

8.

Cuando quiera decir sí, dígalo; cuando quiera decir no, tam­ bién. Atrévase y no se sienta mal por decirlo . Pero hágalo con buenas maneras . 9.

La Excelencia es el convencimiento de que con la ayuda de los demás y de Dios, unidos al esfuerzo personal, puede ser mejor cada día. 10.

Excelencia Personal

1 55


El pino marchito

L E CTURA

No hay que abandonar nunca ni la tarea ni la esperanza -

Pompeu Fabra-

Billfue contratado como funcionario de alto rango por una compañía que iba creciendo con rapidez. Estaba emocionado por su nuevo trabajo pero le preocupaba el hecho de que unos cuantos miembros del comité de contratación creían que no tenía las aptitudes que se requerían. Deseando mostrar a estas personas que era el hombre indicado para el puesto, hizo un compromiso de trabajar con más ahínco de lo que había trabajado en su vida. Su compromiso dio resultado. A l poco tiempo, todos estaban de acuerdo en que BUl había sido la elección correcta. Durante los siguientes años, Bill notó que entre más arduamente trabajaba, más éxito tenía. Su éxito creciente reforzaba sus esfuerzos. Un día, su esposa expresó alguna preocupación seria por su estilo de vida. El se iba a trabajar a las 4 a. m. y no regresaba a su casa hasta muy noche. A ella no la hacía feliz el tener que cargar con todas las responsabilidades de la casa y, además, la angustiaba pensar que el exceso de trabajo de su marido haría mella en la salud de él. Bill la escuchó con paciencia, pero hizo pocos cambios. Cuando se enfrentó por segunda vez con su esposa, prometió irse a trabajar hasta después del desayuno y volver a casa a tiempo para la cena. Cumplió las p romesas, pero su esposa no estaba impresionada. Él trabajaba en sus expedientes desde las 4 a. m. hasta el desayuno y desde elfinal de la cena hasta que era hora de acostarse. Lo interesante e ra que las quejas no sólo venían de su esposa. Bill notó que sus colaboradores también le enviaban señales sutiles de disgusto. Al final Bill asistió a un seminario que se daba en la costa del Pacífico. En un punto, los participantes eran llevados a la playa, donde se les daban crayones y papel y se les pedía que dibujaran algo del lugar. Bill caminó bastante lejos de la playa y se internó en las dunas de arena. Observando lentamente a su alrededor, se sentó frente a un pino marchito y moribundo y lo dibujó.

1 56

Excelencia Personal


El último día del semina rio, los participantes fue ron llevados a un talle r de artesanía y se les pidió que c rearan un objeto que representara la semana. Bill pensó que el ejercicio era ton to. Sin en tusiasmo, tomó un leño hendido. En seguida, tomó un pedazo de cachanilla (una planta rodante) y lo metió en la hendidu ra de l leño. Levantó esta creación para que todos la vieran y dijo con sa rcasmo: «Aquí está mi semana. » Al tiempo que obse rvaba el objeto, le sorprendió lo mucho que la cachanilla se parecía al pino mo ribundo. Entonces fue abrumado por una poderosa percepción. Recuerda : «De p ronto me di cuenta de que yo era ese viejo pino mo ribundo y que negaba mi necesidad de n utrición del yo. Ahí comenzó mi cambio personal. »

ROBERT E. QUINN, Sabiduría para el cambio. Prentice Hal l . México, 1 996. pp . 52-53

El M ilagro de Hel len Keller ¿ Podría una persona ciega, sorda y m uda abandona r de alguna man e ra su aisla m i e n to sensorial y llega r n o sólo a comunicars e con s u s semejantes sino, incluso, a desarrolla r algún tipo d e faceta c reativa ? Es to, que tan difíc il nos resu lta a p rimera vista, fue e l milagro q u e Zu lle r consiguió logra r e n l a p e rsona. d e s u a lumna, He len Ke lle r. He len s e re b e l ó desde p e q u e ñ a c o n t ra el trip l e impedimen to de sus incapacidades físicas, pero sólo de la mano de su profesora consiguió superarlos. En primer lugar, miss Zuller hizo que la joven le pasara la mano por la pa rte infe rior de rostro y le pusiera los dedos dentro de la boca, de modo que 'sintiera ' tan to la p o s i c i ó n de la l e n g u a c o m o la de s u s d i e n te s y l a b i o s a l pronunciar e l fonema "c ". Sie te sesiones más ta rde, He len s e sirvió de p a la b ra s p o r p r i m e ra v e z en su v i da p a ra exp re s a r u n pensamiento diciendo e n tono hueco y aspi rando fue rtemente:

"

i Ya

no soy muda ! ". Desde entonces no ha dejado de hace r eje rcic ios vocales y ha sido capaz incluso de da r discursos en público a cerca de su peculiar histo ria

Excelencia Personal

157


CITAS de EXCE LENCIA

PERS O NAL El que sabe conocerse a sí mismo es dueño de sí.

R onsa n d

Quien n o sabe vencerse ha nacido para esclavo .

Langlois

El que tiene fe en sí mismo no necesita que los

Cerva n tes

demás crean en él. En los pequeños detalles y cuando se está des-

Sch openha uer

prevenido es cuando el hombre pone de manifiesto su carácter. No se puede juzgar a un hombre por sus cuali-

Marmo ntel

dades, sino por el uso que hace de ellas. La excelencia nunca es un accidente, es siempre el resultado de intenciones determinantes,

Willia m Foster

dirección inteligente, ejecución habilidosa y sabia elección entre muchas opcione s . "Obras son amores y n o buenas razones"

Pop ular

El verdadero conocimiento de sí mismo haría

Le Son

generalmente muy modesto al individuo . Aquellos que hacen un esfuerzo sincero por convertirse en las mejores personas que pue-

Juan A cha Ma rini.

den llegar a ser, han dado el primer paso hacia la excelencia personal . Nadie sabe de lo que es capaz hasta que l o intenta . 1 58

Excelencia Personal

Publio Sirio


Los VALORES

en

l a H I S T O RIA

PANCHATRANTA* Cu ltura Indoeuropea * PANCHA TRANTA (Siglo VI a . d. C. ) Es l a más a n tig ua colección d e cuen tos d e l a litera tura sánscrita . Aparte d e sus valores literarios, sobresa len en esta obra sus p ropósitos morales destin a dos a dirigir la conducta de los h o mbres.

Nada valen las palabras sin los hechos, ni el conocimiento sin la experiencia, ni el dinero sin la generosidad, ni el amigo sin la lealtad, ni la virtud sin la práctica, ni la caridad sin la buena in­ tención, ni la vida sin la seguridad y la alegría. •

• Lo más insensato es que alguien pretenda tener amigos sin ser leal y comportándose falsamente, o conquistar a una mujer con maneras grotescas, o buscar el propio beneficio, en detrimento del mal ajeno; o alcanzar el saber y el progreso por los caminos de la pereza. • Hemos de buscar siempre la verdad y no luchar sino por una causa justa, porque quien así procede siempre acabará ganando aunque en un principio pierda. Y quien injustamente obra, está inexorablemente condenado al fracaso aunque en un principio gane. • No hay nada tan efímero en esta vida como los amigos y el dinero, ni nada tan duradero como las obras de bien que hace­ mos: lo inteligente pues, es buscar lo duradero y lo que nos ha de beneficiar siempre y abominar de todas las demás cosas.

"No debe aspirar a la buena fama el que es pedante y orgulloso; el falso a tener amigos; ni el hombre inculto a los honores; ni el avaro a la piedad; ni a estar libre de culpas y pecados aquél que se ha convertido en esclavo de la codicia; ni a la conservación de su reino un rey falso y negligente, rodeado de ministros ineptos" •

ni

• La soberbia, la vanidad, la inacción, la falacia, la ineptitud y la falta de criterio, son características del mal gobernante.

L o s seres h u m a n o s, a tra vés de las dife re n tes civiliza cio n e s, reco miendan unas con ductas y rechazan otras, tra ta ndo de vivir los valores correctos. Aquí presentamos una sucinta recopilación de esos pensamientos. Excelencia Personal

1 59


T A L L E R D E VA L O R E S

Ejercicios d e I nteriorización Reflexione sobre el valor de la EXCELENCIA PERSONAL, realice los siguientes ejercicios y propóngase metas que le sirvan para crecer y m ejorar. 1. ¿ Q u é es p a ra u sted l a "Excelencia Personal"? 2. S e g u ra m e nte h a co n o c i d o a a l g u i e n q u e u sted c o n s i ­

d e ra d e g ra n ta l l a h u m a n a . ¿ Q u é c u a l i d a d e s a d m i ra e n e s a p e rs o n a ? 3. Re c u e rd e e l texto d e l a l e ct u ra "El pino march ito" y

extra i g a d e e l l a a l g u n a e n s e ñ a n z a úti l p a ra s u v i d a .

4.

La Excelencia Personal es u n p roceso a seq u i b l e a to­ d o s , p e ro pocos lo b u sca n y p ra ctica n . ¿ Po rq u é cree q u e e l l o s u ce d e ?

5 . ¿ Q u é p o d ría h a ce r p a ra m ej o ra r e n a l g u n o d e l o s 4

á m bitos (Corporal, Espiritual, In telectual, Socio -afec­ tivo) d e l s e r h u m a n o ?

6. Co m e nte y a n a l ice c o n a l g u n a p e rso n a esta s i d e a s re -

l a c i o n a d os c o n l a Excelencia Personal. "

M a n te n e rs e e n b u e n a fo r m a fís ica

"

C u l t i va r e l e s p íritu

" Te n e r m u c h o s a m i g o s "

Po s e e r u n a a m p l i a c u l t u ra g e n e ra l

"

P ro c u ra r h a ce r tod o b i e n

S e l eccio n e u n a q u e te n g a pa rticu l a r i m p o rta n cia p a ra u sted , y a s u m a u n co m p ro m iso p e rso n a l p a ra mej o ra r e n e s e s e n ti d o . 160

Excelencia Personal


TALLER D E VALORES

M irando Hacia Adentro R eflexione en q u é medida vive ca da u n o de los sig uien ­ tes aspectos rela cionados con la EXCELENCIA PERSO­ NA L Y sus valores asociados (Efica cia, Hum ilda d, M o ­ dera ción) .

....¡ ¿ Proc u ro m ej o ra r ca d a d ía e n a l g o ? ....¡ ¿ Po s e o u n d e s a rro l l o a rm ó n i c o d e m i p e rs o ­ n a l id a d ?

....¡ ¿ Evito excesos p e r n i c i o s o s ? ....¡ ¿ M e fij o m eta s a lt a s y rea l i sta s ? ....¡ ¿Te n g o u n co n ce pto rea l i sta d e m í m i s m o ? ....¡ ¿ A p re n d o d e m i s e rro res? ....¡ ¿ N o va ci l o e n p ed i r a y u d a c u a n d o re a l m e n te la n ecesito ?

....¡ ¿ Sac o a d e l a nte l o q u e m e p ro p o n g o ? ....¡ ¿ M a n te n g o u n s a n o e q u i l i b ri o e n t re e l t ra baj o , l a fa m i l i a y e l d esca n s o ?

....¡ ¿ La l ectu ra d e este ca p ítu l o h a i n fl u i d o p o s iti ­ va m e nte e n m i esti l o d e v i d a y e n m i m a n e ra d e tra b aj a r? Excelencia Personal

1 61


Vivir l a EXC E L E N CIA P E R S O N A L i m p l ica

Efectividad Somos lo que hacemos cada día. D e modo que la excelencia no es un acto, sino un hábito - Aristóteles -

¿Qu é es l a Efect i vidad? Virtud para obrar y producir el efecto deseado . Acertar, dar en el b lanco, conseguir 10 que se necesita. La Efectividad implica la efi­ cacia y la eficiencia, pero im­ plica además que los logros sean los que se requieren . No b asta con definir bien los obj etivo s , así como los me­ dios y recursos para llegar a ello s ; e s en l a ejecución prác­ t i c a donde s e m a n i fi e s t a la efectividad . Para con seguir los resultados adecuados e s nece s ario c u i -

d ar e l proceso que conduce a e s o s re sultado s .

¿ P o r q u é practicar l a Efecti vidad? • Conseguir l a s metas pro­ puestas nos estimula a inten­ tar el logro de otras . • " Por s u s fru tos los cono­ cere i s " dice l a se ntenc i a bí­ b l i c a . L a e fi c ac i a s o n l o s fruto s . • La persona e fectiva des­ pierta confi anza y seguridad entre quienes le encomiendan una labor o tarea. • L a E fectividad nos hace competentes, personas de éxito.

Un buen objetivo debe ser concreto, elevado pero alcanzable, medible y por plazos. 1 62

Excelencia Personal


¿Cómo p ra c t i c a r l a ? L a efic iencia exige, como puerta de entrada, una actitud posi­ tiva ; si no cree que lo puede hacer, nunca lo hará ; si no co­ mienza a caminar, nunca llegará. Traspas ado este umbral hay que poner todo s los medios y el máximo de energías para lo­ grar resultados de calidad . La eficiencia es amiga del esfuerzo y rechaza sistemátic amente la mediocridad y las cosas a medio termi nar. Para lograrla e s necesario crear hábitos d e laboriosidad, auto-exigenci a y dis­ ciplina que, por su ej ercicio constante, se vuelvan inconcientes y se incorporen al estilo de vida de la persona. La eficiencia no se logra de un día para otro , pero si se esfuerza en bu scar la perfección y dar lo mej or de si, podrá alcanzarl a. En ocasio­ nes los resultados no son los esperados , entonces se hacen las correcciones nece sarias y continúa con renovadas energías en el afán de lograr la excelencia en todo .

U sted

Usted NO vive este

vive este

va l o r cuando

va l o r c u a n d o

•••

•••

* B u s c a hacer correcta­ mente , lo correcto

* B u sca excusas para elu ­ dir o postergar un trabaj o .

*

Convierte los fracasos en fuente de aprendizaj e .

* E s mediocre o dej a las cosas a medias

Desarrolla a plenitud sus potencialidades .

E lude los trabaj o s que signifiquen esfuerzo.

*

*

Evita ser facilista.

*

* S e desanima fácilmente .

Pauta p a ra la A cción : N

*

¿ Hay algún aspecto de su vida con e l que no está satisfecho ? Identifique uno de ellos y piense lo si­ guiente : "Si sigo haciendo lo que siempre he hecho, obtendré lo que siemp re he obten ido. Si quiero lo­ grar algo mejo r, debo hacer algo distin to ". Excelencia Personal

1 63


Vivir l a EXCE L E NCIA P E R S O N A L i m p l ica

H u m i ldad Cuanto más grandes somos en humildad, tanto más cerca estamos de la grandeza.

- Rabindranath Tagore -

¿Qu é es l a H u m i l dad? E s ace p t ar l a verdad sobre uno mismo, reconociendo con s i nceridad las cualidades y defectos , sin autoengaños ni exageracione s . La persona humilde compren­ de que la vida es un constan­ te aprendizaj e y mej oramien­ to; siempre habrá c ampo para el cambio. S o n mani festaciones de hu­ mildad el olvido de uno mis­ mo y el espíritu de servicio a los demás . La humildad im­ plica saber llevar bien las hu­ millacione s . Es falsa humildad hab lar mal de uno mismo o actuar con

apoc amiento . La verdadera humildad lleva a reconocer los dones que Dios nos ha dado , sin pensar que son éxitos per­ sonales .

¿Por qué practicar l a H u m i l dad? • La humildad es importan­ te porque sitúa al ser humano en la verdad de sí mismo .

• La humildad le hace más humano con el necesitado . • La persona humilde está en constante crecimiento personal. • La h u m i l dad l e permite aprender de otro s . • Ser humi lde , a l contrario de la soberbia, abre puertas .

"La persona humilde habla poco de sí misma " 1 64

Excelencia Personal


¿Cómo p ract icarla? Conózcase muy bien; tenga una autoestima sana. Despréndase de sus prej uicios y trate a las personas de igual a igual. No se aproveche de quienes están a su c argo . N o malgaste energía tratando d e impresionar. S i

desconoce

un tema no intente hacer creer que s abe mucho acerca de él . Más bien pregúntele al que sabe y aproveche la oportunidad para adquirir nuevos conocimientos . No hable de sus triunfos profesionales , ni de sus posesiones o realizacione s . Reconozca q u e todo 10 bueno d e la v i d a es d o n d e Dios .

Usted

Usted N O vive este

vive este

va lor cuando . . . *

va lor cuando . . .

Es transparente y natu­

ral.

*

del

*

Trata a las personas por igual . *

Hace el bien sin mirar a quien . *

Piensa que siempre h ay algo nuevo para aprender.

Habla con fre c u e n c i a dinero y bienes que po­

see.

Cree que e s superior a los demás . *

Juzga a sus compañeros de trabaj o . *

*

Se

j acta de sus éxito s .

Pauta para l a Acció n :

+ N . ". . . . ..

.. .

.

. No aparente. cua l ' dades qu e n o tieneo No se compare ..

.

.

con los demás. Muéstrese tal como es, con sus cuali. . . . ?No .si comete un error, 8.sj'ect(i¡s, �eJilrgU6#e . .. es 16gico. Aprenda y rectifique.

dades y

Excelencia Personal

1 65


Vivir l a EXCE L E N CIA PERSONAL i m p l ica

Moderación Quien sabe detenerse n o corre el peligro de perderse. - Anónimo -

¿Qu é es l a M odera c i ó n ?

¿Por q u é practicar l a M oderación?

Moderación e s tener l a medi­ da j usta de las cosas. Este va­ lor implica cordura y sensa­ tez en las palabras o acciones.

• Nos hace dueños d e noso­ tros mi smos .

Vivir con Moderación es po­ ner límite a l as cosas . S er mo­ derado es detenerse ante el ex­ c e s o . Es a p l i c ar l a a u t o ­ disciplina. Parte importante de l a Mode­ ración es l a templ anza en la comida y en l a bebida. Es cui­ dar los excesos en el j uego y en los riesgos . También en el uso de l a TV y del internet. L a p e r s o n a m o d e r a d a s ab e medir los gastos y vive la sexualidad según principio s .

* La templanza ayuda a l a salud y a l bienestar. *

Mej ora la calidad de vida.

• Cuando las cosas se hacen c o n moderación tenemo s el control de lo que hacemo s . • L a Moderac i ó n controla pasiones desordenadas . * Nos permite vivir con lo necesario, sin excesos.

La Moderación forj a el ca­ rácter. *

En la comida y en la bebida se distinguen las personas de categoría 166

Excelencia Personal


¿Cómo p ra ct i c a r l a? Para tener Moderación empiece identificando lo que necesita, procurando no pasarse por exceso o por defecto ; impóngase sus propios limites y cuando esté actuando tenga la autodis­ ciplina para cumplir con ellos . Domine su cuerpo, pues éste le pedirá siempre más de lo que nece sita. La pereza, la comodidad y el facilismo son enemi­ gos de la templanza; también el uso desordenado de l a sexua­ lidad . L a Moderación hace personas verdaderamente libre s , pues in­ tegra las tendencias , instintos y pasiones del ser humano, en una conducta acorde con su dignidad .

Usted

sI

vive este

U sted N O vive este valor c ua n do

va lor cuando . . .

Evita dej arse llevar por los caprichos. *

*

Se autocontrola en gustos.

Se siente satisfecho con lo suficiente . *

*

Modera el uso de sus di-

.•.

Siempre quiere más , más y más . . y n o se siente sa­ tisfecho . *

.

*

y

excede en la comida en la bebida. Se

un ritmo de vida poco equilibrado . *

Lleva

N +

Pa u ta p a ra la Acc i ó n : Practique la a utodisciplina en aquellas cosas y ac­ tividades que tanto le gustan y que por ende pueden hacerle caer en excesos: sus comidas favoritas, ha ­ c e r p e re z a p o r la m a ñ a n a , e l c o mp u ta do r, l o s videojuegos, l a r v, las golosinas, e tc. Procure q u e s u esfuerzo sea constante. L a Moderación exige educa r y ejer­ citar la Voluntad. Excelencia Personal

167


I

11

I

Honestidad

ďż˝

!

Decencia Honorabilida d Vera cida d

!ÂĄ


HONESTIDAD No hagas nada que sea vergonzoso, ni en presencia de otros, ni en secreto. Sea tu ley la de respetarte.

Es la práctica de la conducta recta, del comportamiento que se aj u sta a principios y com­ promisos, del respeto a la pro­ pia conciencia. La Honestidad garantiza la confianza, la segu­ ridad, el respaldo ; en una pala­ bra, l a integridad.

de a n t e m a n o no se van a cumplir, las fal s as aparien­ cias , la n o correspondencia entre los actos y las palabras . Cuando alguien no es hones­ to consigo mismo, general­ mente tampoco lo es con los demás .

Ser honesto implica, entre otras muchas actitudes , el cumpli­ miento estricto del deber, ha­ b l ar y obrar c o n s i nceridad , actuar con decencia y honra­ dez, administrar adecuadamen­ te lo que se tiene a c argo y no aparentar o exagerar p ara ob­ tener beneficios o causar bue­ na impresión ; de esa forma la gente sabrá con certeza que las cosas son como parecen ser.

La honestidad es " amiga" del honor, la veracidad y la de­ c e n c i a ; es obrar c o rrecta­ mente, reconociendo los erro­ res y manteniendo la concien­ c i a limp i a ; es s e g u i r unos principios y valores que, sin importar la adversidad o las presiones exteriores, nos per­ mitan actuar con rectitud.

Hay que empezar por ser ho­ nestos consigo mismo s , evitar el engaño , las prome sas que

Decir siempre la verdad, no robar, no mentir, no engañar, ser transparente s , íntegros . . . eso e s ser honestos.

No es suficiente ser honesto. Además, hay que parecerlo. 1 70

Honestidad


DECÁLOGO de l a

H O N ESTI DAD 1.

La persona íntegra vive lo que habla y habla lo que piensa.

2. La sinceridad consiste en decir toda l a verdad, a quien co­ rresponde, de modo oportuno y en el lugar adecuado. Decir la verdad no e s un irrespeto .

La persona honesta e s , además , auténtica. H ay coherencia entre lo que hace y lo que debe hacer, de acuerdo a sus princi­ pios . Vive auténticamente . 3.

La persona que miente (por engaño , exageración, precipita­ ción al hablar, etc . ) se hace daño a sí misma. La mentira es autodestructora; siempre se paga. 4.

Mentir p ara dañar a alguien, robar al pobre, hacer fracasar a alguien voluntariamente , son i nj usticias de grueso c alibre .

5.

6 . Ser honesto -j usto- es dar a cada u n o lo suyo, lo que l e corresponde : s al ario , derechos , reconocimiento , gratitud .

L a falta d e integridad se suele j u stificar diciendo q u e todos actúan así. Es necesario vivir según los principios, aunque esto suponga ir «contra corriente» .

7.

Ser honesto e s ser transparente ; e s neces ario desprenderse de las máscaras (agresividad, apariencias) que esconden tras de sí inseguridad o miedo . 8.

Una falta de sinceridad, de veracidad, es aparentar una ima­ gen que no corresponde con la realidad, por ej emplo, aparen­ tar virtudes que no se tienen . 9.

No se preocupe demasi ado por «el qué dirán » , aparte de mostrar inseguridad en uno mismo es una falta de sencillez . También lo es j u stificarse o excusarse . 10.

Honestidad

1 71


L E CTURA ,

Exito Vs. Honestidad Era fe b re ro e n e l Ma r de l No rte, tiempo g ris, frío, húm edo y tempestuoso. En esa época del año, ese mar podía ser repen tinamen te violento. Estábamos a bordo de un ba rco perforador de 1 80 me tros, realizando buceo de saturación a 1 62 metros. El buceo de saturación es un procedimiento a gran p rofundidad que permite a equipos de dos a seis buzos maniobrar a grandes profundidades sin perde r tiempo para la descomp resión . Los buzos, dos por inmersión, trabajan durante pe riodos de en tre ocho y doce horas por inmersión, a tados a una campana s ubma rina en un ambiente oscuro, ingrávido y hostil. Una vez que se ha completado la inme rsión , la campana es izada a la cubierta de l ba rco, donde queda acoplada a cáma ras de vivienda presu rizadas y secas. A llí, los buzos

permanecen presu rizados hasta

que se requiere que buceen de n uevo. La pa rte más peligrosa de esto es el lanzamiento y la recuperación de la campana a través de la superficie de contacto. La superficie de con tacto es el área entre la cubierta de l barco y 7. 5 metros por debajo de la región afectada del agua : la ola . Ésta es el área en la que la campana es más vulnerable. Los ma res agitados han separado más de una campana de inmersión del cable del cabrestran te. Cuando esto sucede, por lo gene ra l hay pocas esperanzas de rescatar a los buzos. Con este empleo, el trabajo había sido desafiante y diferente. Los buzos y la tripulación en cubie rta realizaban un trabajo sobresaliente. Ron Cedrick se mostraba complacido en extremo. Esto era de particular importancia para mí debido a que era mi primer trabajo como geren te de p royecto.

Mi c on d u ct a El viento había cambiado de dire cción. No me gustaba el aspecto del mar. Se veía como ocu rre justo an tes de agita rse en verdad. La campana acababa de entraren el agua para una inmersión anticipada de 12 horas. Después de ale rtar al supervisor del barco para que "mantuviera un ojo en las condiciones meteorológicas " , fui al puente del barco para revisar el pronóstico más reciente del tiempo. Ron Cedrick se acercó mien tras yo le ía el p ronóstico que confi rmaba mis sospechas. 1 72

Honestidad


" Usted y sus muchachos han realizado un trabajo en verdad bueno. Ap recio eso y sé que contin ua rán . " Con tinuó explicando que ten íamos que terminar la conexión de la línea de flujo hoy para adelantarnos según el calenda rio. Dijo : "Sé que el tiempo está empeorando un poco, pero esos chicos lo respetan y ha rán lo que les pida, lo he visto. Necesitamos mantene r esa campana en el agua tanto como podamos antes de deja r que un poco de mal tiempo nos cierre. "Sí, seño r " , respondí con seguridad. Sin emba rgo, el resultado fue demasiado p revisible. Dejé la campana demasiado rato en el agua. El tiempo inclemente se convirtió en una tempestad. Llevé a cabo la op e ra c ión de i n m e rsión más a llá de su lím i te de s eg u ridad. La recup e ración de la campana a tra v és de olas de seis metros e ra arriesgado. En el proceso, no sólo comprometí la seguridad de los buzos sino que además establecí un preceden te malo para los parámetros de operación permisibles.

M i s s e n t i m i e n tos Tenía u n deseo abrumador de tener éxito. Ese deseo e ra manifestado por mi trabajo arduo, labo riosidad y o rientación total hacia la ta rea. A l definir o enmarcar " éxito ", había identificado no sólo la culminación satisfactoria de la tarea sino también la satisfacción de que Ron Cedrick fuera anónimo de mi éxito. Después de recibir retroalimentación positiva de Cedrick, fui dividido entre mis responsabilidades con mis compañeros trabajadores y las expectativas de desempeño de él. En el momento en que revisé el p ronóstico del tiempo, me puse tenso. Temía no tener lafuerza de carácter para decirle a Cedrick que tendría que detener la ope ración. Temía que defraudaría a mi gente a l p ensa r que estaba justificando forzar nuestros límites de ope ración seg u ros.

Res u l t a d o s A lfinal, efectivamente conseguí el resultado esperado. Sin embargo, al darme cuenta de que había manipulado a mi equipo y comprometido la seguridad de los buzos, caí en cuenta de que no era un hombre honesto y ético. No recibí ninguna satisfacción por el elogio que me dió Cedrick por " conseguirlo ", más bien me sentí muy mal.

Robert E. Quinn. Sabiduria para el cambio Ed . Prentice-Hall, México 1 997 . pp . 74-75

Honestidad

1 73


CITAS de HONESTIDAD

En un sólo precepto se puede resumir la ética: no hagas ni digas nunca 10 que no quisieras que la gente viese ni oyese.

Du c!ós

Nadie puede mentir sin dañarse a sí mismo.

Lope de Vega

Permitir una injusticia significa abrir el camino a todas las que siguen.

Willy Brandt

La murmuración se parece al humo porque se disi­ pa pronto, pero ennegrece todo 10 que toca.

Mada m e d e Stael

Lo que las leyes no prohiben, puede prohibirlo la honestidad.

Sén eca

Las honestas palabras nos dan un claro indicio de la honestidad del que las pronuncia o las escribe.

Miguel de Cerva n tes Saa vedra

La persona honrada prefiere perder su honor a per­ der su conciencia.

Mon ta ig n e

Seamos veraces: en eso consiste el secreto de la vir­ tud, en eso reside la autoridad moral, esa es la más elevada máxima del arte y de la vida.

A m iel

La honradez se detiene ante la puerta y llama; el soborno entra.

A . Rich

De todos los caminos que conducen a la fortuna, los más seguros son la constancia y el trabajo.

Mario R eyband

1 74

Honestidad


L o s V AL O R E S

TEOFRASTO*

en

-

l a H I S T O RIA

Cultura Griega

* Teofrasto (3 72 -287 a . c. ), filósofo griego, na cido en Eresos (isla Lesbos) . Discípulo de Aristóteles, a quien sucedió en el Liceo. En libro de 30 apuntes é ticos llamado " Lo s ca ra cteres m o ra l e s " , retrata manera con cisa cara cterizacion es de a lgunos personajes propios de cotidianidad.

de su de su

Para resaltar los valores que todo ciudadano ateniense debe tener, describe los defectos de los atenienses, así:

servicios o tratar de negocios propios.

Simulación de ac­ ciones o palabras con malvada intención.

Dureza en el tra­ to y conversación.

False dad:

Comercio ver­ gonzoso de alabanzas. •

Adulación:

Ignorancia gro­ sera de buenos modos. •

Ordinariez:

• Indolencia: Tolerancia con los actos y palabras reprensibles. • Charlatanería: Intemperan­ cia o desenfreno de palabras.

Tejido de pala­ bras y acciones falsas, forjadas por el afán de aparecer entera­ do de novedades. •

Novelería:

Burla o insulto manifiesto e imperioso a los demás. •

Insolencia:

• Impertinencia: Mala elec­ ción del momento para ofrecer

Pesadez de espí­ ritu en palabra y obra. •

Estupi dez:

Aspereza:

Reclamo que se hace sin motivos ni oportunidad. •

Res entimiento:

• Desconfianza: Sospecha de injusticia o falta de honradez en todos los demás. • Pesadez: Exceso de conver­ sación fastidiosa, aunque no cause daño. • A m b i c i ó n : Ansia baj a y ruin de honores. • Ostentación: Pasión de apa­ rentar más de lo que se posee.

Desprecio de to­ dos con excepción de si mismo. •

Orgullo:

Inclinación a echarlo todo a perder, al con­ versar. •

Maledicencia:

L o s s e re s h u m a n os, a tra vés d e la s dife r e n tes ci viliza cio n es, recomiendan unas con ductas y rech aza n o tras, tra ta ndo de vi vir 105 valores correctos. A quí presentamos una sucin ta recopila ción de esos pensamien to s.

Honestidad

1 75


T A L L E R D E V AL O R E S

Ej ercicios de I nteriorización Reflexione sobre e l valor de la HONES TIDAD, realice los siguien tes ejercicios y propóngase metas que le sirvan para crecer y mejorar. 1.

P i e n s e e n a l g u n a s p a l a b ra s o c u a l i d a d e s q u e u sted a s o c i e co n el va l o r de la "Honestida d ".

2. ¿ Q u é p a s a ría s i l a m a y o ría d e l a s p e rso n a s d e u n a

soci e d a d fu e ra n deshonestas? 3.

Rec u e rd e el texto d e la l e ct u ra "El jefe indígena prefi­ rió decir al Papa toda la verda d " y a p l i q u e s u s e n s e ­ ñ a n z a s a l a v i d a d i a ri a .

4.

La deshonestida d, m á s te m p ra n o q u e ta rd e , q u e d a a l d es c u b i e rto . Re m e m o re u n ca so d e l a v i d a rea l e n q u e u n a p e rs o n a deshonesta s e h a ya v i sto e n p ro b l e m a s .

5 . ¿ Q u é a cci o n e s d e Honestidad p u e d e desa rro l l a r en su

l u g a r d e tra b ajo o estu d i o ? Po n g a en p rá ctica a l g u n a s de ellas. 6 . Co m ente y a n a l i ce co n a l g u n a p e rs o n a estas i d e a s re-

l a c i o n a d o s c o n l a Hon estidad.

...J Deci r s i e m p re l a ve rd a d ...J Res peta r l o aj e n o ...J Co h e re n cia e ntre l o q u e d i ce y l o q u e se h a ce ...J S e r a ut é n t i co ...J N o h a ce r tra m p a s S el ecci o n e u n a q u e te n g a p a rticu l a r i m p o rta n cia p a ra u sted , y a s u m a u n co m p ro m iso p e rso n a l pa ra mejora r e n ese s e n ti d o . 1 76

Honestidad


TAL L E R D E VA L O R E S

M i ra n do hacia Adentro Reflexio n e en q u é m edida vive cada u n o de los sig uien ­ tes aspectos rela cionados con la HONESTIDA D y sus valores asocia dos (Decencia, Honorabilidad, Veracidad) .

...J ¿ M e p e r m i t o a v e c e s p e q u e ñ o s e n g a ñ o s o fra u d es ?

...J ¿ C u m p l o e s c ru p u l os a m e nte c o n m i s d e b e re s ? ...J ¿ H a b l o e n to d o m o m e n to c o n s i n ce ri d a d ? ...J ¿ P i e n s o y a ct ú o p o r co n v i cc i ó n y p ri n c i p i o s , a u n q u e e l l o m e p u e d a t ra e r co n tra ti e m p o s ?

...J ¿ Soy t ra n s p a re nte , m e m u e st ro ta l co m o s o y ? ...J ¿ C u m p l o m i p a l a b ra ? ...J ¿ Evito e nj u i c i a r a l o s d e m á s ? ...J ¿ Ev ito h a b l a r m a l d e a l g u i e n , m e n os a ú n s i e stá a u sente?

...J ¿ E vito l a s e x a g e ra ci o n e s y las m a l l l a m a d a s " m e nt i ra s p i a d o sa s " ?

...J ¿ La l e ctu ra d e este ca p ítu l o h a i n fl u i d o p o s iti ­ va m e n te e n m i esti l o d e v i d a y e n m i m a n e ra d e tra b aj a r? Honestidad

1 77


Vivir la HONESTI DAD implica

Decencia Esforcémonos en vivir con decencia y dejemos a los murmuradores que digan lo que les plazca. - Moliere-

¿Qué es l a Dece n c i a ?

¿Por q u é practicar l a Decencia?

E s vivir d e acuerdo a los au­ ténticos valores por los que se rige una sociedad . La perso­ na decente procura que nada enturbie su buen nombre y su intimidad .

• L a decencia hace posibe la convivencia social .

De igual manera evita cual­ quier actuación que pueda ir en contra de la fama u honor de alguien . Evita herir la sen­ s i b i l i d ad d e otras pers o n as con sus palabras, gesto s , pre­ sentación, acciones, etc .

• P ro p o rc i o n a e s t i m ac i ó n social • E s u n a man i festación de respeto entre las personas . • Es señal de ser una perso­ na culta. • Quien actúa con decencia se vuelve una persona digna de confi anza.

"La decencia no es un valor para tímidos y cobardes que se dejan llevar por lo que la comodidad y el placer dictan, es un valor que templa el carácter, lo fortifica y ennoblece " 1 78

Honestidad


¿Cómo practicarla? L a persona decente, además de vivir los principios éticos fun­ damentales , procura cuidar las buenas maneras y los detalles de elegancia que dan categoría a la vida social . La persona indecente e s vulgar en el hablar, vestir y en las relacione s . S uele ser manife stación de inseguridad y obra así para llamar la atención . Los usos y costumbre s sociales se aceptan y se viven por con­ vencimiento, por que manifiestan el respeto debido a las per­ sonas y a la sociedad, por que son reflej o de cultura y de cali­ dad interior. . .

Usted

*

vive este

Usted N O vive este

va lor cuando . • .

valor cuando • • •

Cumple las prome s as .

* Utili z a me n tir a s p a r a quedar bien ante l o s demás .

* Habla y actúa con ele­ gancia. * Cuida l a pre s e ntación personal . * Es deferente con la mujer y las personas más dignas. * Conoce y vive la etique­ ta y el protocolo

-+

*

Descuida

maneras.

l a s buenas

Hace bromas o chistes impropio s . *

* S u for m a d e ve s tir e s provocativa o chocan te .

*

Irrespeta a los mayores.

Pauta para la Acción: N

'

.

,

.

Propóngase hoy camb iar una costumbre p rop ia que usted v e ría mal en a lgu ien que oste n te alguna dig ­ n idad. Honestidad

1 79


Vivir la HONESTI DAD implica

Honorabi l idad Toda persona honrada prefiere perder su honor a perder su conciencia. - Michael E. de Montaigne -

¿Q u é es l a Honora b i l idad? El diccionario la define así: " Dignidad, honradez . Persona que se distingue por su co­ rrección en sus actos y en sus palabras " . Toda persona posee una dignidad grande , por es­ tar creada a i magen y seme­ j anza de Dio s . La honorabili­ dad lleva a vivir de acuerdo a esta valía personal . La Honorabilidad lleva a que nuestras acciones y pensamien­ tos estén de acuerdo a los prin­ cipios; es la convicción y la lu­ cha constante por hacer lo co­ rrecto . S er honorab l e , e s actuar e n consonancia con la dignidad del ser human o . Es hacer ho-

nor a la palabra dada y al com­ promiso adquirido .

¿Por q u é practicar la Honora b i l idad? • Las personas honorables son dignas de respeto y cre­ dibilidad. • Cuando se actúa con ho­ norabilidad se tiene la con­ ciencia tranquila, se tiene la seguridad de estar haciendo lo correcto , aunque los otros no e stén de acuerdo o se burlen de u sted . • Al actuar con honorabili­ dad honro a mi familia, a mi empresa y a mi país . • La p alabra de una persona honorable es digna de fe .

El amor no es más que un deleite; el honor un deber - Pierre Comeille 180

Honestidad


¿Cómo pract i ca rla? Para practic ar la honorabilidad debe empezar por respetarse a usted mismo . S ea honesto y actúe como piensa, según su con­ ciencia bien formada. Para actuar honorablemente debe hacer lo correcto , sin importar lo que digan los demás . Hágalo por convicción . Cuando se encuentre en una encrucij ada y tenga que tomar de­ cisiones , piense si esa conducta puede ser " n orma universal de buen comportamiento " . Cuando vea a otras pers onas actuar in­ correctamente desapruébelo, no se quede callado, ni permita que otros hagan cosas deshonrosas .

Usted

U sted NO vive este

vive este

va lor c u a n d o

va lor cuando

•.•

*

Hace r e f l ex i ó n d e sus actos y evi ta hacer cosas i ncorrectas.

*

N o hace nada que l o avergüence .

*

Actúa correctamente, no por m i edo a que lo vea n s i no p o r convi cci ón .

*

Actúa de acuerdo a l o que p i ensa .

•..

*

Hace c o s a s s a b i e n d o q u e son i ncorrectas .

*

Se burla de las personas que hab l a n acerca d e l honor y la vi rtud.

*

I n c u m p l e l o s c o m p ro ­ m i sos.

*

Comete un error y deja que culpen a o tro .

Pa uta p a ra l a Acc i ó n : Luche para que su jefe y compañeros de trabajo le den el título de Honorable: es a lgo que no se puede adqu irir en ningún a lmacén ; ni se comp ra ni se ven­ de. Es como una medalla olímpica: se otorga por méritos. La práctica cotidiana de los valores logra ­ rá, seguramen te, q u e l a sociedad, l a gente q u e l o rodea, le conceda esa preciada medalla de Persona Honorable. N

+

Honestidad

181


Vivir la HONESTIDAD implica

Veracidad 1(

Debemos dejar de engañarnos a nosotros mismos. Debemos abandonar la mentira,

la verdad siempre es mejor. " - R. Buckminster Fuller U n a persona veraz es u n a per­ sona auténtica, que se mues­ tra tal como es, que no apa­ renta lo que no e s .

¿Q u é es l a Vera c i d a d ? Veracidad e s sinceridad, trans­ parencia. S upone honadez in­ telectual para buscar siempre la verdad de las cosas .

¿ Por q u é practicar la Veracidad?

Ser veraz significa que sus pa­ labras y sus actos están llenos de verdad. Veraci dad quiere decir que todo lo que se dice y hace se aj usta a la realidad.

La veracidad hace a la per­ sona digna de fe y confianza. •

Con las personas veraces uno sabe a qué atenerse . •

La persona veraz habla y se expresa aj u stándose a lo que piensa. N o permite ninguna d i s tors i ó n e ntre sus p e n s a­ mientos ; y sus palabras y sen­ timiento s .

-_

t

...

¿

1(

.,

"-il"''''"''

... ,

' H

" • .,

La mentira siempre ac aba sabiéndose. *

Decir siempre la verdad es u n acto de valentía. •

'"

_

Más vale ser vencido diciendo la verdad, que triunfar por la mentira " - Gandhi-

1 82

i'

Honestidad


¿Có m o pract ica r l a ? Para practicar l a veracidad s e debe empezar por decir siempre la verdad a pesar de las consecuencias que ésta traiga. Cuando cometa un error o haga algo indebido , no lo oculte ni mucho menos dej e que culpen a otro . No diga verdades a medias, porque una verdad a medias no e s u n a verdad . Cuando e sté contando hechos o acontecimientos no desfigure algo de lo que realmente pas6 . No afirme algo si no está seguro de que así sea. Diga toda la verdad a quien sea y en el momento oportuno. No se permita verdades a medias , ni oculte la verdad adornándola tanto que no se vea.

Usted

vive este

Usted N O vive este

va lor cuando • • • *

Dice toda l a verdad y sólo la verdad . Expresa adecuadamente lo que siente *

valor cuando • • •

*

Dice mentiras o verda­

des *

a

medias.

D i storsiona la versión

que le han contado ta

o

inven­

chi smes.

No lanza j ui c i o s apre­ surados acerc a d e l o s de­ más .

desconoce .

*

Habla c o n c l aridad y transparencia.

*

Exagera los sucesos .

*

Oculta algo a quien

*

conocerlo.

*

Se da a conocer.

*

H a b l a sobre temas que

debe

Pauta para l a A cción: N

-+

Elimine de su lenguaje las exage raciones, las pe­ queñas mentiras, la simulación y las verdades a me­ dias. Aprenda a pensar antes de habla r, para ase ­ gurarse que lo que dice es correcto. Honestidad

183


12 Lab oriosidad Diligen cia Orden Pa cien cia


LAB O RI O S I DAD L o que vale la pena hacer merece que s e haga bien, y lo que no estás dispuesto hacer a conciencia es preferible que ni siquiera lo empieces. - Anónimo -

Este valor significa trabaj ar con amor, es decir con esmero, po­ niendo intensidad y procuran­ do hacerlo de la mej or manera posible. La persona laboriosa aprovecha el tiempo, trabaj a con orden y termina las tareas iniciadas . Lo ideal sería que e l trabaj o fuera compatible con l a prepa­ ración, estudios, gustos y afi­ ciones , pero no en todos los casos es así; ello no debe con­ vertirse en una fru stración a perp e t u i d a d , n i e n d i s c u l p a para no cumplir a c ab alidad c o n la l a b o r e n c o me n d a d a . C u alquier labor, por s i mple que sea, es una contribución a la sociedad y su dignidad de-

pende más del modo en que se hace que del trabaj o en sí. El trabaj o no es un castigo de Dios, sino un don, un privi­ legio, con el que la persona se autoperfecciona. No se puede limitar el traba­ j o a su relación con el dine­ ro ; sus valores agregados son más importantes : disciplina, honradez, superación, tole­ rancia, respeto , eficacia . . . E l trab aj o , por otra p arte , presenta a l g u n o s peligro s , por exceso, como e l descui­ dar la familia o atentar con­ tra la salud . El trabaj o valio­ so es aquel que se hace con calidad y espíritu de servicio .

El trabaj o es una participación en la obra creadora de Dios

- S . Josemaría Escrivá 1 86

Laboriosidad


D ECÁLO G O de la

LAB ORIOSIDAD Laboriosa es la persona q u e ama el trabaj o y trata d e hacer­ lo bien . 1.

2. La laboriosidad lleva consigo el afán de aprovechar el tiempo, concentrarse en el trabaj o y no dej ar actividades a medio hacer.

Haga el trabaj o con entusiasmo, de buena gana, con empe­ ño, aunque esté cansado y le suponga esfuerzo . 3.

Un enemigo de la laboriosidad es el afán de moverse mucho, confundiendo este valor con el activismo. No se precipite . 4.

Una manera de perder el tiempo es hacer muchas cosas dis­ persas y no acabar ninguna de ellas . Otra e s hacer las cosas mal, pues hay que repetirlas .

5.

6. Otro enemigo de la laboriosidad es la falta de diligencia: apla­ zar las cosas, llevar un ritmo cansino, no tener iniciativas . . .

Respete e l tiempo d e los demás : sea puntual . N o interrumpa el trabaj o de otro s . Prepare las reuniones . Así su tiempo y el de los demás será más productivo . 7.

Laboriosidad es hacer en cada momento lo que se debe hacer; no lo más urgente ni lo que más le gusta. Primero lo Primero.

8.

9. Cuando e sté cansado haga una actividad que le exij a menos esfuerzo; cambie de ocupación . Distribuya los distintos traba­ jos a lo largo del día y la semana. 10. El trabaj o desarrolla la personalidad del ser humano, in­ crementa las propias capacidades , sirve para sacar adelante la familia y contribuye al bienestar social . El trabaj o es una ben­ dición de Dios . Laboriosidad

187


L ECTURA

"El espíritu de la ardilla: Trabajo que vale la pena" Andy m e condujo hasta el porche, sirvió u n p a r de cervezas frías, me hizo senta r en una mecedora grande y an tigua y se dejó caer en la hamaca. "Hora de descubrir el esp íritu de la a rdilla ", anunció. Lo miré expectante. " Usted observe las a rdillas, yo toma ré una siesta ". "Creí que me iba a enseñar sobre el espíritu de la a rdilla ". "No exactamente. Mientras usted aprende, yo due rmo una siesta. Hay muchas a rdillas por ahí, cuando me despie rte podrá con tarme lo que aprenda ".

y diciendo eso, Andy cerró los ojos y al poco rato comenzó a roncar suavemente. ¡Mi obligación era observa r las a rdillas! O este hombre era la persona más segura de sí misma que había sobre la tierra, o estaba completamente loco. Yo e ra su n uevo jefe, nos habíamos conocido apenas el día anterior ¡ Y ten ía el descaro de dormirse! Me p regunté si se esta ría bu rlando de mí, pero no. Recordé la sensación palpable de Gung Ho en el departamento de acabado. Había dicho que todo comenzaba con el espíritu de la a rdilla y si la orden era obse rva r a las a rdillas, eso ha ría. Bien podría estar loco, pero yo ya había escogido y apostado mi futuro con él. A ndy tenía razón sobre las a rdillas, estaban por todas pa rtes; a u n o s p a s o s de l p o rche, s o b re un t ron co, h a b ía una ta bla p a ra alimentarlas. Las a rdillas salían co rriendo del bosque, cruzaban el césped y trepaban hasta la tabla de comida. Se llenaban los ca rrillos con semillas de girasol y regresaban al bosque. Comencé a tomarles el tiempo a las que pude identificar y descubrí que hacían turnos de tres minutos y cincuenta segundos en su recorrido de ida y vuelta. Cerca de dieciséis viajes en una hora. De razón que Andy alimentaba la tabla automáticamente por medio de una canaleta conectada a una tolva ele vada.

188

Laboriosidad


"Bien ", sonó la voz de Andy des de la hamaca al cabo de una hora, "¿ qué ha aprendido ? " "No estoy segura de haber aprendido el espíritu de la a rdilla, pero si las personas de Walton Wo rks #2 trabajaran aunque fuera un poco como estas ardillas, la fábrica crecería a un ritmo increíble. "Estoy de acuerdo ", dijo Andy meciéndose lentamente. Espe ré a que continuara, pero permaneció en silencio. "En to n c es, finalmente . ,

¿ c ó m o l o g ra m o s q u e l o hagan ? ", p reg u n té

"El espíritu de l a ardilla, el estilo del castor, el don del ganso ". "Eso ya lo hemos hablado ", le dije riendo. "Quedémonos con las ardillas por ahora ". "Me parece perfecto. La pregunta es: ¿ Por qué trabajan tanto las ardillas ? Si descubre la respuesta habrá descubierto el espíritu de la ardilla ". "Trabajan duro porque están motivadas ", me aventuré a decir. "Bien. Excelente. ¿ Pero por qué están motivadas ? " "Tienen una meta. Trabajan con la meta de guardar alimento ", dije. " ¿ y por qué esa meta las motiva ? "

Ambos nos mecimos mientras yo reflexionaba. "Están motivadas porque si no guardan el alimen to no podrán sobrevivir al invierno. Morirían ". "Ya comienza a comprender el espíritu de la ardilla ". "Lo que trata de decirme es que las ardillas no trabajan por el simple hecho de move r semillas de un lado para otro. Están motivadas porque su trabajo es importante ". "Es mucho más q u e impo rta n t e . Va l e l a p e n a " , dijo A n dy, recalcando las palabras mientras se levantaba de la hamaca para entrar en la cabaña. ¡A la carga! Editorial Norma, Bogotá, 1 999. pp. 24-25

KEN B LANCHARD y S HELDON B OWLES

Laboriosidad

189


CITAS de LAB O RI O S IDAD

El trabajo hecho con gusto y con amor, siempre es una creación original y única.

Sapriza, Roberto

La actividad es indispensable para el bienestar.

Sch openha uer

El trabajo es el único capital no sujeto a quiebras.

La Fon ta in e

Excusamos nuestra pereza con el pretexto de la di­ ficultad.

Quin tilia n o

«Mañana» es el mote del diablo, el refugio de los ineptos, el abismo que se traga los proyectos imciados, el viento contrario que demora las reso­ luciones. « Mañana» es sinónimo de fracaso.

A n ón im o

El que nada emprendió, nada terminará.

Geoffrey

Un hecho vale más que un mundo de promesas.

Ja cob Ho well

Sed lentos en resolver y prontos en ejecutar.

Sócra tes

El trabajo aleja de nosotros tres cosas: el aburrimien­ to, el vicio y la necesidad.

Honoré de Balza c

La p e r e z a anda tan rápido que la pobreza la alcanza enseguida.

Marco A urelio

1 90

Laboriosidad


Los VALORES

en

la HI STORIA

,

PITAGORAS* Cu ltu ra Griega * Este filósofo, m a te m á tico y célebre educa dor griego n a ció, según se cree, en Sa m os, en el siglo VI a n tes de Jesucris to . S u sistema pedagógico, s ó lo c o n o cido p a rcia l m e n te, imp o n ía a los jó v e n e s p rin cipian tes el aprendizaje de m e m o ria de u n a l a r g a serie de preceptos y sentencias de fon do religioso y moral denomina dos Versos A úreos. Murió cua n do su casa fue incen dia da p o r exalta dos.

1. Ante todo venera a los dio­ ses inmortales tal como está dispuesto en la Ley divina; res­ peta el juramento de tu fe.

2. Después honra a los íncli­ tos héroes y a los espíritus ilu­ minados, obrando de confor­ midad a la Ley. 3. Sé buen hijo, hermano jus­ ticiero, tierno esposo y buen padre. 4.

En lo que respecta al resto de la humanidad, hazte amigo del que más se distinga por su virtud. Presta siempre oído a sus moderadas exhortaciones y toma ejemplo de sus acciones virtuosas y útiles. 5.

Sabe que tales cosas son como te he dicho, y acostúm­ brate a frenar estas pasiones: ante todo, la glotonería, la pe­ reza, la sensualidad y la cólera. 6. No hagas nada malo, ni en presencia de otros, ni en privado.

7. Sobre todo, respétate a ti mismo. En segundo lugar, ob­ serva la justicia en tus acciones y en tus palabras. Y no te acos­ tumbres a portarte en cosa al­ guna sin regla y sin razón.

8 . H azte s i e m p r e esta re­ flexión: que el destino ha orde­ nado que todos los hombres mueran, que los bienes de for­ tuna son inseguros y que así como pueden adquirirse pue­ den perderse. 9. En cuanto a todas las calami­

dades que los hombres sufren por la suerte divina: Sufre con paciencia tu suerte, sea la que fuere, y no te aflijas por ella, pero haz lo que puedas por remediar­ la; y considera que la fatalidad no manda la mayor parte de es­ tas desgracias a los buenos. 1 0 . Haz solamente las cosas que no puedan dañarte, y me­ dita antes de hacerlas.

L o s s e res h u m a n o s, a tra v é s d e las difere n te s ci viliza c i o n e s , reco mienda n unas con ductas y rechaza n o tra s, tra ta ndo de vivir los valores co rrectos. Aquí presentamos una sucin ta recop ila ción de esos pensamien tos.

Laboriosidad

1 91


T A L L E R D E V AL O R E S

Ej erc i cios de I nteriorización Reflexione sobre e l valor de la LABORIOSIDAD, realice los siguien tes ejercicios y propóngase metas que le sirvan para crecer y mejorar. 1.

S e g u ra m e n te co n oce p e rs o n a s q u e se d esta ca n p o r s u Laboriosida d ; p i e n s e e n a l g u n a s ca ra cte rística s c o ­ m u nes a ellas.

2.

La fa lta de Laboriosidad tra e co n se c u e n c i a s n e g ativa s . Re m e m o re e l c a s o d e u n a p e rs o n a q u e h a ya te n i do tro p i ezos o fra cas o s p o r esta ca u s a .

3.

Rec u e rd e e l te xto d e l a l ectu ra , "EI espíritu de la ardi­ lla : tra bajo que vale la pena ": ¿ C u á l es s u m otiva c i ó n p a ra tra b aj a r?

4.

E n s u c a s o , ¿ c o m o v i v e u sted l a Laboriosidad? P i e n s e e n a l g u n a s a ctitu d e s y fo rm a s d e p e n s a r q u e pod ría d e s a rro l l a r p a ra m ej o ra r en e ste va l o r.

5. ¿ C ó m o p u e d e s e r m á s l a b o ri o s o e n e l h o g a r? 6.

Co m e nte y a n a l ice con a l g u n a p e rso n a esta s i d e a s rel a c i o n a d os c o n l a Laboriosidad.

-..f A m o r p o r l o q u e se h a ce -..f A p rove ch a r b i e n e l ti e m p o -..f O rg a n i z a r e l tra bajo -..f Tra b aj a r co n ca l i d a d -..f Te n e r u n p l a n d e tra bajo p a ra ca d a d ía S e l ecci o n e u n a q u e te n g a p a rti cu l a r i m p o rta n ci a p a ra u sted , y a s u m a u n co m p ro m i so p e rso n a l p a ra m ej o ra r e n ese se nti d o . 1 92

Laboriosidad


TALLER DE VALORES

M i ra n d o h acia Adentro Reflexione en q u é medida vive ca da un o de los siguien ­ tes aspectos rela ciona dos con la LA B OR IOSIDA D y sus valores asocia dos (Diligen cia, Orden, Pa cien cia) .

....¡ ¿ P ro c u ro term i n a r l o q u e e m p i ez o? ....¡ ¿ E vito p o s p o n e r - s i n j u stifi c a c i o n - u n a l a b o r e n co m e n d a d a ?

....¡ ¿Te n g o u n o rd e n d e p r i o ri d a d e s e n l a s ta re a s q u e d e bo re a l iza r?

....¡ ¿As u m o co m o p ro p i a u n a o rd e n y la l l evo a ca bo c on d i l i g e n ci a , a u n q u e n o s ea d e mi a g ra d o ?

....¡ ¿ P roc u ro ca p a cita r m e p a ra s e r m ej o r ca d a d ía ? ....¡ ¿ D i sfruto d e m i tra b aj o ? ....¡ ¿ Re a l izo m i t ra b ajo co n i nte n s i d a d y o rd e n ? ....¡ ¿ C re o fi r m e m e n t e q u e c u a l q u i e r t ra b aj o e s digno?

....¡ ¿ C o n s e rvo l a p a ci e n ci a c u a n d o u n t ra b aj o l a rg o o co m p l ej o a s í l o e x i g e ?

....¡ ¿ La l ect u ra d e este ca p ítu l o h a i n fl u i d o positi ­ va m e n te e n m i esti l o d e v i d a y e n m i m a n e ra d e tra baj a r? Laboriosidad

1 93


Vivir la LABORIOSIDAD implica

Diligencia No hay que esforzarse en el placer, sino encontrar el placer en el esfuerzo mismo - André Gide con prontitud e interés sus de­ beres y obligacione s .

¿Q u é es l a D i l igencia? E s e l cuidado, prontitud y agi­ lidad en hacer lo que se debe hacer. Es levantarse con pres­ teza y afrontar c o n ilusión, energía y fortaleza los actos propios de la vida cotidian a y de nuestra actividad profesio­ n al . L a persona diligente no pier­ de tiempo en lamentaciones inútiles ; ante las dificultades y problemas sabe arriesgar, se esfuerza y busca alternativas de solución . S er diligente es someter los propios deseos a lo que se j uz­ ga c o m o más c o n ve n i e n t e , siempre dispuesto a cumplir

Quien e s diligente e s t á orien­ tado a l a acción, concentran­ do en ésta toda la eficacia y energía necesarias.

¿Por q u é p racticar l a D i l i gencia? • Porque n o s permite pasar del simple deseo a la acción real , con eficacia, prontitud y esmero . • La diligencia suple la au ­ sencia de conocimientos, e in­ cluso de intelgencia. • Las acciones perfeccionan al ser humano, creando hábitos. • Porque se le saca más parti­ do al tiempo.

(( Sólo en la actividad desearás vivir cien años " - Máxima j aponesa 1 94

Laboriosidad


¿Có m o p ra ct i ca r l a ? Evite l a tentación de seguir l a linea del menor esfuerzo; no busque excu sas para la pereza, la negligencia, el abandono, la desgana . . . " Al que madruga Dios l e ayuda" . Pase rápida, pero n o irre­ flexivamente a l a acción ; planee sus actividades del día y pro­ vea los medios para irlas llevando a cabo según su nivel de importancia y los horarios ya establecido s . Recuerde que sólo la acción puede llevarnos a ser mej ores . Dice Cervantes : " sábete , S ancho, que n o es u n hombre más que otro , si no hace más que otro " . Con serve el ánimo aunque no obtenga resultados inmediato s .

Usted

si

Usted NO vive este

vive este

va lor cuando . . •

va lor cuando ...

* Pasa ráp i d amente del simple deseo a l a acción eficaz.

* Su actividad se encami­ na sólo hacia lo que e s

* Conoce y ej ercita s u s propias capacidade s .

*

* Hace l o q u e hay que ha­ cer en el momento oportuno. * S u ac tividad n o s e ve afectada por los gustos y caprichos momentáneos . * Vence la pereza.

agradable y cómodo . Se conforma con lograr

re s ult ad os fácile s . *

la *

Ti e n e

poca tolerancia a fru s t aci ó n y al fracaso . Frente a los obstáculos por el abandono.

opta

Retrasa la ej ecución de las tareas. *

Pa uta p a ra la Acc i ó n : N

� T

El próximo fin de semana planee bien el tiempo, ela bore un horario y propóngase descansar y disfrutar, pero ap rovechando el tiempo. Laboriosidad

1 95


Vivir la LABORIOSIDAD implica

Orden No ordenes tu casa porque esperas visita. Mantenla ordenada, aseada y agradable para complacencia de los visitantes de todos los días : tú y las gentes que contigo la comparten. - Mario Sarmiento v.

¿Q u é es e l Orden? Acción d e organizar, estruc­ turar y c o ordi n ar, t a n t o e l tiempo como el espacio , p ara facilitar l a eficacia del com­ portamiento humano y l a be­ lleza del mismo . S er ordenado e s tener un lu­ gar p ara c ad a cosa y regre s ar las cosas a su lugar c ad a vez que l as u s e . Es mantener lim­ pio el lugar de trabaj o y el de los demás . Es planificar una actividad de modo que fu n c i o n e , s e g u i r p o r el c amino trazado y ha­ cer las c o s a s p a s o a p a s o , avanzando hacia los obj etivos trazado s .

-

Por úlimo, no sobra agregar que todo este orden aparente en el hogar, en en trabaj o , en las cosas- no es más que la consecuencia de un delicado y armónico orden in te rior.

¿ Por q u é p racticar el Orden? E l orden e s un atributo de todo lo creado . •

• S i n orden nos pasaríamos la vida buscando cosas o sin­ tiéndonos confusos .

C u ando hay orden no se malgastan ni tiempo ni energía. •

• El orden le permite ocu­ p arse de cualquier problema y planificar la solución.

Con orden y tiempo se encuentra el secreto de hacerlo todo y hacerlo bien. - Pitágoras 1 96

Laboriosidad


¿Cómo pract i ca r l o? Orden en las cosas y en el tiempo. Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar; distribución adecuada de las actividades en el tiem­ po de acuerdo a la importancia y urgencia. Orden en todo: en las cosas personales, en la forma de pensar y actuar, en los horarios para cada actividad. Una agenda, un registro escrito de las activida­ des y compromisos, puede ser de gran ayuda. Decida cómo y dónde quiere guardar las cosas que utiliza y devuélvalas de nuevo en su lugar al terminar de usarlas . Para hacer algo con orden , póngase un horario, trace un plan de trabaj o y luego sígalo. Empiece siempre por el principio y no dej e nada para despué s . U n a vez haya empezado algo termínelo ante s d e pasar a otra actividad. El escritorio manténgalo impecable y no guarde nada que no nece site . Al finalizar el día revi se que todo este en or­ den y dej e todo listo para el día siguiente . Usted

U sted NO vive este

vive este

va lor cuando

va lor cuando

•••

•.•

*

* Tiene un lugar para cada cosa.

Mantiene una agenda de trabaj o .

* Traza planes de trabaj o y los cumple .

*

Nunca sabe donde están las cosas .

* No lleva desorden a otros lugares .

S e ve en l a necesidad de improvisar.

*

*

Se vive

un

h o rari o

prees tabl eci d o

*

D ej a p ar a m a ñ a n a l o

q ue p uede hacer hoy.

Pauta p a ra la Acc i ó n : N

� �

A manera de práctica ordene su closet en la casa y su escritorio en la oficina. Hágalo todos los días. "Cuide el or­ den, el orden lo cuidará a usted". Laboriosidad

197


Vivir l a LABO RIOS I DA D i m p l ica

Paciencia La paciencia es la fortaleza del débil y la impaciencia la debilidad del fuerte. - Immanuel Kant -

¿Q u é es l a

¿ P o r q u é p ract i car

Pa c i e n c i a?

l a Paciencia?

Es tolerar los infortunios y ad­ versidades con fortaleza, sin la­ mentarse ; cualidad del que sabe esperar con calma una cosa que tarda; soportar la duración de un trabaj o o molestia. Tolerancia, consentimiento.

Cuando hay paciencia las cosas que requieren tiempo y esfuerzo se hacen fácile s .

Paciencia es perseverancia; es dedicar el tiempo que sea ne­ cesario para terminar algo. S er paciente es ser sereno y tole­ rante frente a las dificultade s . Tener p a c i e n c i a e s soportar sin quej as una demora o una s ituación molesta; tener auto­ dominio cuando l as cosas no s alen como se quiere .

C u ando u n o e s pera con paciencia no desespera. •

Una persona impaciente se i rrit a si l a s c o s as no s alen como quería o cuando los de­ más se equivoc an . •

L a p ac i e n c i a lleva a no pretender manej ar lo que no se puede controlar. •

La paciencia en el trabaj o ayuda a persistir en l o que se está haciendo , aunque resul­ te difícil o fatigoso. •

La paciencia todo lo alcanza. -

1 98

Laboriosidad

Santa Teresa de Jesús -


¿Có m o pract i ca r l a ? L a paciencia s e practica cuando al retrasarse alguien, usted espera con calma y aceptación. Se practica aceptando lo imprevisto de l a mej or manera, sin enfurecerse ni renegar. También cuando al enfadarse con al­ guien en vez de gritarle toma aire y le dice de buena manera que está enoj ado . Es paciente cuando persiste en algo hasta terminarlo, aunque la recompensa al trabaj o no aparezca hasta el final . La paciencia s e relaciona con la laboriosidad para poder con­ servar la calma, estudiar los pros y los contras de una acción y examinar juiciosamente los resultados de la misma. Sea paciente al escuchar, persista en aquella actividad que le resulta difícil, trate de sonreir cuando esté enfadado . . .

Usted

s í vive

Usted N O vive este valor cuando

este

va lor c u a ndo

•.•

*

...

Tolera con c alma u n a demora o u n a confusión.

cedan d e inmediato .

*

*

Espera por aquello que desea.

*

Desea que

Se altera

cen

las cosas su­

cuando le ha­

esperar.

No regaña, ni c ri t ic a a las personas cuando s e de­ moran o cometen un error.

que u sted

*

de larga duración y

*

Repite las cosas cuantas veces sea necesario.

+ N

*

*

otro sólo por­ ya ha terminado.

Afan a al

Le asustan

ción

los trabaj o s

ejecu­

lenta.

Pauta p a ra l a Acción: Propóngase escuchar a alguien con a tención, inten ­ tando capta r bien lo que dice. Si no en tiende, tenga paciencia y pregunte cuantas veces sea necesario. Laboriosidad

1 99


13 Lealtad Compromiso Fidelida d Nobleza


LEALTAD La lealtad constituye el más sagrado bien del corazón humano - Séneca -

La lealtad es un vínculo/que nos une estrechamente no sólo en la familia y los amigos, sino también con una empresa, una institución u n equipo deporti­ vo y, naturalmente , con Dios . Esta rel ación que inicialmen ­ te se puede dar por uno o va­ rios motivos ( afinidad de inte­ reses , respaldo mutuo, agrade­ cimiento, respeto , etc. ) se va haciendo más fuerte y positi­ va en la medida que crece la seguridad, la confi anza y el respeto mutuos . La Lealtad presupone valorar y respetar a la otra persona,

considerarla " otro yo" . Es un compromiso para defender lo que creemos y en quien cree­ mos . C u ando se asume u n compromi so, se vive a pesar de los contratiempos y esta­ do de ánimo . S er leales implica, entre otras cosas, cumplir los compromi­ sos , no traicionar a nadie ni de p al abra ni de pensamien­ to, responder a las expectati­ vas que se tienen sobre uno, no hablar mal de nadie, " dar la c ara" por quienes han con­ fi ado en nosotros y nos han brindado su ayuda, vivir la fidelidad . . .

"No maquines mal alguno contra el amigo que ha puesto en ti su confianza " - Sagrada Biblia 202

Lealtad


D E CÁLOG O de la

LEALTAD La persona leal lo e s con l a empresa, con l a familia y sociedad. 1.

con

2. Hablar mal de alguien que no está presente es una falta lealtad a esa persona.

la

de

Pertenenc ia es tener la «camiseta puesta» , lo cual significa trab aj ar como si l a empresa fuera de uno. 3.

El compromiso con la organización debe ser total . Sin em­ bargo, no se pueden transgredir los pri ncipios por buscar el beneficio de la empresa o de algún compañero .

4.

5.

La palabra dada e s sagrada: sea fiel a ella.

Pertenecer a una empresa es identific arse con su Cultura Organi zacional : alinear los propios valores con los valores corporati vos . 6.

El compromi so y la lealtad son de doble vía : de las perso­ nas hacia la organización y de ésta hacia l a gente . Usted haga su parte .

7.

8. Compromi so significa solidaridad para con todos : colabo­ ración, ayuda mutua . . . La unión hace la fuerza. Hoy por ti, mañana por mÍ.

El empeño por conservar el buen ambiente es una manifes­ tación de pertenencia. Por eso declárele l a guerra al chisme . 9-

A l corregir, cuando s e a necesario, hágalo como l e gustaría que lo hicieran con usted. Hable de forma directa y clara, pero con delicadeza. 10.

Lealtad

203


L E CT U R A

"Vos matar Viernes" La Fidelidad es el esfuerzo de un alma noble para igualarse a otra más grande que ella -J. W. Goethe-

Muchos días después, al cabo de bastante tiempo, sucedió que, estando en lo a lto de la colina, hacia la pa rte del Este, se pudo vislumbrar el continente americano, y mi salvaje pareció extasiado después de mira r a tentamente hacia allí. y, al preguntarle por qué no se habían comido a los extranjeros que allí llegaron, me dijo que su pueblo había hecho la paz con ellos y que sólo se comía a los prisioneros de guerra. -¡ Qué alegría! ¡Allí ver mi país, allí mis hermanos! Adivinaba en su rostro el júbilo que lo dominaba, y en el fuego de sus ojos un deseo violento de volver a su pa tria; lo que me in tranquilizó bastante. Presentía que, si alguna vez hallaba ocasión de volver allí, se olvidaría de lo que yo le había enseñado en cuanto a religión y de todas las obligaciones que podía tener conmigo. Y hasta temí que fuese capaz de descubrirme a sus compañeros y traer a la isla algunos cientos para obsequiarles, volviendo a sus horrendas costumbres, con mi carne. Se comprenderá fácilmente que no descuidaba yo nada para penetrar las intenciones que en él sospechaba, pero encontré en todas sus palabras tanto candor y honradez tanta que, forzosamente, hubieron de desvanecerse al fin mis infundadas sospechas. Un día, en el curso de uno de mis paseos con él por la colina, le pregunté si no deseaba verse de nuevo en su país. -Sí -respondió-; yo muy alegre de ver mi lugar. -¿ y qué harías allí? -le pregunté-o ¿ Querrías volver a ser salvaje y seguir comiendo carne humana ? -No -replicó-o Viernes mandarles vivir buenos, rezar a Dios, comer pan de trigo, carne de animales y leche, pero no comer hombres. -Pero ellos te comerían -repliqué. -No -repuso-, ellos no matar a mí. Ellos querer mucho aprender. A lo cual añadió que ya había aprendido muchas cosas de los hombres barbudos que habían ido allí en la chalupa. Le pregunté 204

Lealtad


entonces si ten ía ganas de volver; y cuando me hubo respondido que no podía ir a nado hasta a llí, le p rometí construirle una canoa, y entonces me dijo que se iría gustoso con tal de que fuera yo con él, y me aseguró que, lejos de comerme, me a tende rían mucho cuando les contase que le había salvado la vida y había dado muerte a sus enem igos. A pa rtir de entonces decidí efectuar la travesía, con el p ropósito de reunirme con aquellos extranjeros, que a mi entende r debían de ser españoles o portugueses; con su ayuda podría volver a mi patria, cosa que no podía esperar quedándome en una isla que distaba más de cuarenta leguas de la tierra firme. Estim ulado por esa in tención, llevé a Viernes a l otro lado de la isla para enseña rle una vieja barca que había construido en otro tiempo y que estaba casi tota lmente podrida. Decidido a ejecuta r mi p royecto, le dije que debiéramos construir otra de aquel tamaño pa ra que él pudie ra volve r a su patria. A esta propuesta, bajó la cabeza con aire muy apenado, sin responde r una sola palabra. Y al preg untarle la causa de su silencio, me dijo con tono lastimero: -¿ Por qué esta r vos enfadado con Viernes ? ¿ Qué hacer yo con tra vos ? Le respondí que se equivocaba, que yo no estaba enfadado. -¿ No enfadado ? -replicó, repitiendo va rias veces las m ismas palabras-o ¿ No enfadado ? ¿ Entonces por qué envia r a Viernes a mi tierra ? -¡ Cómo! -exclamé-o ¿ No habías dicho que deseabas esta r a llí? -Sí -contestó-, desear estar los dos. No Viernes allí y el amo allí no. En una palabra, vi cla ramen te que no pensaba en modo a lguno emprender el viaje sin mí. A pesar de esas pruebas de adhesión, aparenté perseverar en mi propósito de despedirle, y ello le desesperó tan to que, tomando una de las hachas que él solía lleva r me la p resentó diciendo : -Vos tomar; vos matar Viernes, p e ro n o enviar Viernes solo a mi país. Pron unció estas palabras con los ojos ca rgados de lágrimas, y de un modo tan conmovedo r; que me convencí de l intenso cariño que me tenía y le prometí no deshacerme de él contra su voluntad. DANIEL DEFOE, Vida y extraordina rias y po rten tosas

aventuras de Robinsón Crusoe de York (adaptación)

S arpe, Madrid, 1 9 84 (Lectura tomada de El libro de los Valores, Planeta, 1 998 Lealtad

205


Citas de LEALTAD

La lealtad engendra lealtad .

A n ó n im o

El amigo es siempre leal : enmienda mis erro­ res y reprueba mis desaciertos.

José de San Martín

Leal es la persona que en la prosperidad acu­

Demetrio 1

de cuando es llamado y en las adversidades sin serlo.

El amigo no 10 busques perfecto, búscalo leal .

J. Marosky

La lealtad dirige a los hombres en todos sus actos para que hagan siempre 10 mejor.

A lfonso X El Sabio

Se fiel a tus principios, y así de la manera como

A n ón im o

la noche sigue al día serás consecuente con tus familiares .

La fidelidad comprada siempre es sospecho­

Tá cito

sa y, generalmente, de corta duración.

Los caminos de la lealtad son siempre rectos.

Ram ón L/ull

La lealtad constituye el más sagrado bien del

Sén eca

corazón humano .

Un amigo es aquel que adivina siempre cuan­ do se le necesita. 206

Lealtad

Jules Renard


L o s VA L O R E S

en

la HISTORIA

CICERÓN* Cultura Latina * MA RCO TULlO CICER Ó N nació cerca d e A rpino, Italia, e n e l año 1 06 ó 1 0 7 a . C. El famoso ora dor murió asesinado en su casa de Formia a la eda d de 64 años.

En todas nuestras acciones hemos de evitar la precipita­ ción y pereza, no haciendo cosa alguna de la que no se pueda dar una razón digna. •

Para esto es menester que los apetitos obedezcan a la ra­ zón, y que estén siempre sose­ gados y libres de toda pertur­ bación de ánimo. Porque los apetitos que se propasan más de lo justo no se someten a la razón, a quien los sujetó la na­ turaleza, y de este modo per­ turban, no sólo el ánimo, sino también el cuerpo. •

y si no, obsérvese con aten­

ción el rostro de los airados o de aquellos que están domina­ dos de livianidad o miedo o alegría excesiva, y se verá que su semblante, su voz, sus mo­ vimientos y toda su persona está demudada. • De todo lo cual se deduce que es preciso reprimir y do­ minar las pasiones, y avivar la

consideración, el cuidado y di­ ligencia, para que no hagamos cosas sin razón, sin consejo y sin reflexión. • No nos ha colocado en el mundo, la naturaleza, para jue­ gos y pasatiempos, sino para una vida seria y para acciones de gravedad e importancia. • No es decir esto que nunca hayamos de chanceamos y di­ vertirnos, sí, pero así como se usa del sueño después de haber satisfecho cumplidamente con los cuidados graves y serios. • y estas mismas chanzas no han de ser demasiado libres ni indecentes, sino graciosas y honestas.

De suerte que, así como no concedemos a los jóvenes una li­ cencia absoluta de divertirse, sino en recreaciones que no desdigan de la honestidad, de este modo queremos que en las dimensio­ nes del hombre se manifiesten rasgos de bondad sincera. •

Los seres h u m a n os, a tra vés de las difere n tes civiliza cio n e s, recomiendan unas con ductas y rechazan o tras, tra ta ndo de vivir los valores correctos. Aquí presentamos una sucin ta recopilación de esos pensamien tos. Lealtad

207


TAL L E R D E V A L O R E S

Ej ercicios de I nteriorización Reflexione sobre e l valor de la LEAL TA O, realice los si­ guien tes ejercicios y propóngase metas que le sirvan para crecer y mejorar. 1.

E n p o c a s p a l a b ra s , ¿ q u é e n ti e n d e u sted p o r Lealtad"!

2 . To d o s , e n a l g ú n m o m e n to, h e m o s s u fri d o las tri stes

c o n s e c u e n c i a s de la d e s l e a lta d . En su c a s o , ¿ q u é fu e lo que más le dolió?

3.

Rec u e rd e e l te xto d e l a l ectu ra , "Vos m a tar Viernes ". Co m p a re ese esti l o d e v i d a con el a ct u a l p a ra extra e r l ecci o n e s .

4 . S e r leal p a g a . ¿ Q u é b e n efi c i o s h a tra i d o p a ra u sted

p ra cti ca r este va l o r? 5. ¿ Q u é h a ría u sted p a ra a y u d a rl e a otra p e rs o n a a v i v i r

m ej o r e l va l o r d e l a Lealta d ?

6 . Co m e nte y a n a l i ce con a l g u n a p e rs o n a esta s i d e a s re -

l a c i o n a d os c o n l a Lealtad. "" Cumplir lo que se promete "" Ser leal por principios, no por con veniencia "" Perman ecer fiel a pesa r de las dificultades "" No difun dir "chism es "

"" M a n te n e rse fi r m e e n l o s co m p ro m isos S e l ecc i o n e u n a que te n g a p a rticu l a r i m p o rta n cia p a ra u sted , y a s u m a u n co m p ro m iso p e rso n a l p a ra mej o ra r e n ese se nti d o . 208

Lealtad


TAL L E R D E V A L O R E S

M i ra n d o h a c i a Adentro R eflexione en q u é m edida vive ca da uno de los siguien ­ tes aspectos rela ciona dos con la LEAL TA O Y sus va lo ­ res asocia dos (Compromiso, Fidelidad, Nobleza) .

-v

¿ C u m p l o l o q u e p ro m eto?

-v

¿ M e m a n te n g o fi r m e cu a n d o d o y m i res p a l d o a u n a p e rso n a o u n a I n stitu c i ó n ?

-v

¿Soy fi e l a m i s a m i g o s y a m i fa m i l i a ?

-v

¿ Res p o n d o a l a c o n fi a n z a y e x p e ctati v a s e n m í d e p o s i ta d a s ?

-v

¿ O b ro s i e m p re c o n rect i t u d y a c o n c i e n ci a , s i n i m p o rta r e l q u é d i rá n ?

-v

¿ Co n s i d e ro q u e l a p a l a b ra d a d a - m i p a l a b ra ­ va l e ta nto co m o u n d o c u m e n to?

-v

¿ Pe rd o n o co n fa ci l i d a d y n o g u a rd o re n c o re s ?

-v

¿ Evito l a s m u rm u ra c i o n es ?

-v

¿ N o tra i c i o n o a n a d i e , n i d e p a l a b ra n i d e p e n ­ sa m i e nto?

-v

¿ La l e ctu ra d e este ca p ítu l o h a i n fl u i d o p o s iti ­ va m e n te e n m i esti l o d e v i d a y e n m i m a n e ra d e tra b aj a r? Lealtad

2 09


Vivir l a LEALTAD impl ica

Compromiso "La palabra dada es sagrada "

¿ Q u é es e l Com prom iso? Podemos definir e s t e valor como una acción firme y de­ cidida, que surge de una de­ c i s i ó n l i b re y re s po n s ab l e p ara perseverar en u n a posi­ ción asumida. Palabra dada, fe empeñada.

Otro s c ompro m i s o s de tipo personal pueden darse en lo s o c i al , deportivo , re ligioso, político, etc . Todos ellos im­ plican voluntariedad, esfuer­ zo y constancia.

¿Por q u é pract i c a r e l Com prom iso?

La persona comprometida con una causa, una persona, una empresa o institución ; lo hace voluntaria y persi stentemente, s i n ningún i nterés propi o y con l a firme intención de res­ petar los principo s .

La persona que no asume compromisos no logra madu ­ rar.

También existe e l compromiso consigo mismo en el cultivo y defensa de valores, así como en el logro de una o varias metas, objetivos o cambios en la for­ ma de actuar o de pensar.

Los deseos se hacen reali­ dad cuando hay un compromi­ so firme .

• La falta de compromiso da al traste con la productividad de las empresas . •

• E l compro m i s o s o s tiene las relacione s .

"La libertad se ejerce en el compromiso voluntario " 21 0

Lealtad


¿Cóm o pract i ca r l o? El compromiso implica empeño, obligación gratuita, deber, lealtad , solidaridad . . . No basta un gesto c aritativo ai slado o una promesa parcialmente c umplida, porque al generar expec ­ tativas y crear falsas esperanzas podemos hacer más daño que si no hubieramos empezado ; la fru stración puede ser peor con un favor hecho a medi as . La sociedad de hoy, más que en otras épocas, necesita de per­ sonas comprometidas con la fe religiosa, la ciudad , la familia, la profesión, la j u sticia social. . . y que ese compromiso se tra­ duzca en obras , en abrir caminos , trazar directrices y no en simples palabras y promesas incumplidas . Usted haga lo suyo, lo demás vendrá por añadidura.

U s ted

si

U st e d N O vive este

v i ve e s t e

va l o r c u a n d o . . .

va l o r c u a n d o . . .

* E s c o herente e n tre l o que promete y l o que hac e

A s u m e c o mpr o m i s o s que no p u ed e cumplir.

* Asume los compromisos como un reto y n o c o m o u n a carga.

* In ic ia muchas cos as pero termina pocas .

.

* Es fiel a la palabra dada; cumple lo que promete. * Su compromiso es total, constante , sincero , y no a medias tintas .

+ N

*

*

S e alinea al lado de las causas fáciles , sin obstácu­ los.

*

T i e n e n q u e " re mo l ­ para que cumpla los compromi sos adquiridos.

carlo "

Pa uta p a ra l a Acción:

.

.

¡ Cumpla siempre lo que p romete! A l adquirir un comprom iso evalúe previamente su dispon ibilidad de tiempo, recursos necesarios, obstáculos o dificultades que puedan interfe rir; no diga s í a todo ni haga promesas

aleg remente. Una vez adquirido el compromiso cúmplalo con alegría y entusiasmo. Lealtad

211


Vivir l a LEALTAD impl ica

Fidelidad Sé fiel a ti mismo y así, de la manera como la noche sigue al día , séras consecuente con tus semejantes. - Anónimo -

¿Q u é es l a Fidelidad?

plica defender, luchar y amar lo que esté a su cuidado y li­ bremente decidió aceptar.

Fidelidad e s l a coherencia con algo en que se cre e : una per­ sona o una causa, tanto en los momentos de felicidad como en los de dificultad . Lealtad, observancia de la fe que uno debe al otro .

C uando se es fiel en la entre­ g a a otro s , todos saben que nada podrá interponerse entre ellos y u sted .

Cuando se practica la fideli­ dad no se cambia de postura de la noche a la mañana. Cuan­ do se es fiel en las conviccio­ nes éstas no cambian, ni están suj etas a la aprobacion de los demás . La fidelidad se basa en com­ promisos que se hacen con la intención de cumplirlos. Prac­ ticar la fidelidad no es sola­ mente estar ahí, sino que im-

¿Por q u é practicar l a Fide l idad? • S in fidelidad no s e podría confiar en nadie . • Le da solidez a las relacio­ nes entre las personas . • Cuando se practica la fide­ lidad se construyen ami stades duraderas . • La fideleidad a los princi­ pios tiene como premio la fe­ licidad.

No digas del ausente nada que no dijeras si él estuviera presente. - Eclesiastés 212

Lealtad


¿Có m o pract i ca r l a ? La fidelidad comienza asumiendo u n compromiso, cuidando aquello en lo que usted cree. En el trabaj o hay fidelidad cum­ pliendo con el deber a cabalidad, poniendo en él todo su esfuer­ zo siempre en pos de la calidad y la excelencia; en ningún caso vaya en contra de la integridad y los valores de su empresa. Con los amigos y en la familia practique l a fidelidad cum­ pliendo sus deberes con ellos , y apoyándolos en l as buenas y en las malas . La fidelidad no depende de las circunstancias ; sea fiel a sus valores respetándolos y haciéndolos respetar por parte de los demás . La fidelidad no es simpe conservación de algo que se tiene , sino que lleva consigo una mej ora permanente .

U st e d

U st e d N O v i ve e s t e

v i ve e s t e

va l o r c u a n d o . . .

va l o r c u a n d o . . .

* D e fi e n d e s u s c o nv i c ­ ciones y a las personas e n quienes cree .

* Dej a u n amigo cuando aparece otro .

* Es sincero y consecuente con sus amigos y familiares

* S e dej a l levar por l o s demás y actúa en contra d e s u s principi o s . *

* Actúa de frente y c o n transparencia.

de trab aj a

* Preserva de peligros el compromi so.

Falta a l a s inceridad actúa con dobleces .

Critica l a e mpresa don­ .

*

y

Pauta para la Acc i ó n :

-�

Viva su fe relig iosa. Practíquela. No sea un teórico, haga algo esta semana . al respecto. Lealtad

21 3


Vivir l a LEALTAD i m p l ica

Nobleza La nobleza

no

radica en el abolengo sino en las

cualidades personales y morales - Longfellow -

¿Q u é es l a N o b l eza? Es el cumplimiento d e lo que exigen las leyes de l a fi de­ lidad y del honor. Amor y gra­ titud que se muestran los hom­ b re s . U n a pers o n a n o b l e e s sensible, generosa, estimable, honrosa. Nobleza es respeto delicado a los compromisos, aunque no lo exij a l a j u sticia. Es defender los valores por encima de los obstáculos y del " qué dirán " . " Nobleza obliga" e s el lema de la persona que se exige más de lo debido en el cumplimiento de sus obligacione s . Es cum­ plir por encima de las circuns­ tanci as y las dificultades con la pal abra empeñada.

S er noble es mantenerse fir­ me a pesar de todo . Es luchar por un ideal sin dej arse ven­ cer ni c omprar. La persona noble perdona con facili dad y da sin que se le pida.

¿Por q u é practicar l a N o b l eza? .. C u an d o una persona es noble , s e puede c o n fi ar en que hará lo que dice . .. Las personas que son no­ bles son muy buenos amigo s . • La gente noble hace honor a su palabra. .. C u ando alguien es noble no j uega sucio ni hace tram­ pas .

Sé un hombre de verdad; aprende a ser noble en el pensamiento y en l a acción.

- H . Sanai 21 4

Lealtad


¿Có m o practicarla? Practica l a nobleza cuando reconoce sus errores y procura co­ rregirlos . No es vengativo ni rencoro s o : responde bien por mal . Promete sólo lo que puede cumplir. Es fiel a sus principios ; cuando algo pone a prueba su nobleza pregunta a su concien­ cia y escucha al c orazón . Practica la nobleza con la empre s a no hablando mal de ella en la calle, y con sus c ompañeros de trabaj o , cuando no participa en chismes que los involucren y les puedan hacer daño. No indisponga a sus comp añeros contra otro o c ontra su j efe ; no critique a alguien en su ausencia si se siente enfadado u ofen­ dido, dígaselo directamente . Usted puede ser tan noble como quiera si se lo propone ; culti­ ve su espíritu , sea recto, vertic al en sus ideas y principios , fiel, buen amigo, solidario, c aritativo , comprensivo con el dé­ bil Y combativo con el arrogante. Se hará noble sin darse cuenta.

U sted

U st e d N O v i ve e s t e

v i ve e s t e

va l o r c u a n d o . . .

va l o r c u a n d o . . . *

Le " gu arda l a espalda" a alguien . *

Respeta y hace respetar a su empresa. *

Es fiel a sus amigos y a su familia.

*

Perdona una ofensa.

�. T

*

Hace

quedar mal a una

persona. *

Ti e n e resentimientos .

*

Criti c a y h ab l a d e a l ­ g u i e n a su espalda. *

S u nobleza se mueve al v a i v é n de l a s c i rc u n s ­ tancias .

Pa uta para la Acc i ó n : N

Busque en su corazon a lgún agravio de alguien por el que usted está resen tido hacia esa persona. Es ­ fuércese por perdonar de coraz6n y cambie su acti­ tud hacia esa persona. Lealtad

21 5


14 Proactividad Obje tivida d Previsi贸n Res o luci贸n


PROACTIVIDAD Que las cosas sucedan -es decir, conseguir lo que queremos- depende de uno mismo. - Covey U n a pers o n a Proac t i v a e s y será s i e mp re superior a l o s acontecimiento s ; s abrá afron­ tarlos con entereza, e s píri tu p o s i t i v o y re s p o n s ab i l i d ad ; s abe que e n s u s manos e s t á construir el futuro . La Pro activi dad no e s aj e n a a c o n trati e mp o s , c o ntrad i c ­ c i o n e s o d i fi c u ltade s , p e r o las afronta c o n serenidad , s i n q u ej a s n i l a m e n t ac i o n e s , p e n s ando c ó mo s ac ar venta­ j a de l a c ri s i s , cómo amin o ­ r a r s u s c o nsecuencias y q u é previsiones s e podrían tomar p ara q u e no se vuelva a re­ p e t i r. Se es Proactivo cuando se to­ man las cosas como son y se trabaj a p ara que en lo venide­ ro estén más aj ustadas a lo que deben ser.

Un e l e m e n t o e s e n c i al a l a Proactividad es tener claros l o s obj e t i v o s , tener metas d e fi n i d a s y c am i n ar hac i a ellas apoyándose n o sólo en sus c apacidade s , sino en la vivencia y fortaleza de sus valore s y principios. Ver la realidad tal como es y prever el futuro avizorando dificultades , intuyendo acon­ tec i m i e n to s , anticipándose con iniciativas y creatividad a lo que puede ser evitable, son elementos importante s para alcanzar la Proacti vidad. La persona proactiva decide después de pensar bien, eli­ ge la mej or opción según el fin que persigue ; se aj usta a principios y asume las con­ secuencias de sus actos.

En las adversidades sale a la luz la virtud - Aristóteles 218

Proactividad


DECÁL O G O d e l a

PROACTIVIDAD 1 . Adquiera e l hábito d e observarse a Ud. mismo como s e mira a otra persona: así será más obj etivo en sus percepciones.

Usted es el responsable de su propia vida: n o dej e que sean los demás o las circunstancias quienes determinen su con­ ducta, elij a y decida qué hacer. 2.

Los resultados negativos no lo deben desanimar: siga ade­ lante en la decisión tomada, si piensa que es la mej or.

3.

No haga algo por costumbre , porque es la moda, o porque le gusta: pien se, elij a y actúe según sus principi o s .

4.

Cuando se proponga un obj etivo, cúmplalo. Cuando se com­ prometa con alguien o con algo, hágal o .

5.

Después d e tomar u n a decisión es necesario asumir l a s con­ secuencias de esa elección .

6.

No existe respon s abilidad sin InICIativa: busque en todo momento la forma mej or de hacer las cosas . No sea un mero ej ecutor de instrucciones . 7.

Quej arse, achacar culpas a otro s , son formas de perpetuar los problemas. Procure usted ser mej or en eso que critica y así estará ayudando a los demás . 8.

La opinión de los demás sobre usted -críticas , alabanzas, chismes, etc . - no deben perturbarl o : haga las cosas bien , se­ gún sus principio s . 9.

Todos somos responsables d e l éxito de una empresa; no piense que un tema no le corresponde porque n adie se lo ha asignado : sea solidario. 10.

Proactividad

21 9


L ECTURA

Una Carta a Garcia Hubo un hombre cuya actuación en la gue rra de Independencia de cuba b ri lla en mi memo ria como e l sol en s u pleno esplendo r. Sucedió q u e e n a que lla g u e rra, cuando l o s Estados Un idos decidieron interven ir en favor de los rebeldes cubanos, se vio muy clara la necesidad de un en tendimiento inmediato entre el Presidente Norteamericano y el jefe de los patriotas, el General Calixto Ga rcía. Pero ¿ cómo hace rlo ? Ha llábase García en esos momen tos, Dios sabe dónde, en a lguna tenebrosa montaña escondida en el interior de la isla; y e ra absolutamente n ecesa rio poners e en comun icación con él para o rganiza r los planes de ataque y de defensa. Pero ¿ Cómo hacer llega r a sus manos ese despacho ? ¿ Q ué hace r ? A lguien dijo a l Presidente : « Conozco a u n hombre llamado Rowan. Si a lguna persona en e l mundo es capaz de da r con Ga rcía es él, Rowa n » . Llaman a Rowan. L e piden que vaya en busca d e Ga rcía, esté donde e sté, y que a costa de cualquier sacrificio, le haga llegar esa carta impo rtantísima. Rowan toma la ca rta, la guarda bien escondida en un bolsillo in te rio r. A los cua tro días desembarca en las costas de Cuba que está en poder de los españoles. Desaparece en la se lva tenebrosa, pa ra aparecer de n uevo a las tres semanas al otro extremo de la isla. Cruzando un territo rio sembrado de peligros y donde pululan los enemigos por doquier, y entrega la carta a García. Los dosfrentes coordinan acciones y se gana la gue rra. ¿ Cómo log ró llega r hasta donde estaba el destinatario de su carta ? Es algo tan interesante que merecería escribir una novela al respecto. Pero no tengo interés de desc rib ir aquí el modo como esto sucedió. El punto sobre el cual quiero llamar la a tención es este: «El jefe da a Rowan una ca rta para que la lleve a Ga rGÍa. Rowan

220

Proactividad


toma la ca rta y no pregunta : ¿pero dónde podré encon tra r a l ta l Ca rda ? ¿ Po r donde me voy a i r ?, ¿ Ésto s e rá fácil ?, ¿ No tra e rá pe ligros este oficio ?, ¿ Y por qué yo y no otro ? Nada de esto p reg unta n i comenta. Se va sin mas a cumpl ir lo que se le ha encomendado. i Po r Dios, a m i g o ! Que e s tamos a q u í ante un h o m b re c uya esta tua debe ría ser he cha en mármol o b ronce y coloca rla en la entrada de m u chos institutos donde s e enseña a la gente a adquiri r persona lidad Po rque lo q u e debe enseñarse a la gente que des e a adq u i ri r un v e rdade ro c a rá c te r es: cómo hay q u e c u mp l i r c ada v e z lo m á s exa c ta m e n te p o s i b le e l de b e r q u e ten emos q u e hacer, y cómo concen tra r todas n u es tras e n e rgías para log ra r nues tros objetivos y dedicarnos con toda e l a lma a la acción, a « lleva r la ca rta a Ca rda » .

E l Cen e ra l Ca rda y a m u rió. Pe ro s i g u e n v i v i endo m u ch o s Ca rdas en este m undo . Son todos l o s que ne ces itan d e nuestro op timismo y valentía pa ra obra r. Q u é desán imo y desa liento s i e n ten los hombres d e e mp resa que necesitan la colaborac ión de gente entusiasta y se q uedan estupefactos ante la pereza, la falta de espíritu de sacrificio y de inicia tiva, de energía y de perseverancia de sus colaboradores, para llevar a térm ino la ejecuc ión de las ta reas que cada uno debe cumplir. Po r todas pa rtes se ve flo ta r la chabacane ría, la desa tención culpable, la despreocupación, la indife rencia. Estas parecen ser la regla gen e ral en el obra r de muchas personas. Muchos empleados cumplen tan descuidadamente sus debe res que si fue ran soldados en una gue rra ya los hab rían fusilado por dese rto res. y sin emba rgo no s e puede obten e r éxito en una emp resa si

no se log ra que los subalternos y los que mandan se dediquen c o n a rdo r a c u mp l i r c a da uno s u s p rop i o s d e b e re s . D e lo con trario es necesario un verdade ro milagro de D ios, pe ro Dios cuando llega a ayuda r, lo p ri m e ro que exige e s que cada uno este haciendo con en tusiasmo y esmero lo que tiene que hac e r.

Una ca rta a Carda. Fragmento adaptado Proactividad

221


CITAS de PRO ACTIVI DAD

El carácter define e l destino

Pop ular

Es gran virtud del hombre sereno oír todo lo que censuran de él, para corregir lo que sea verdad y no alterarse por lo que sea mentira.

Go eth e

Siempre sentimos la necesidad de culpar a otros de nuestros daños y desventuras.

Piran delo

Nuestro carácter es el resultado de nuestra con­ ducta.

A ristó teles

El que se apoya en los demás ve cómo vacila el mundo; el que se apoya en los principios se man­ tiene seguro.

Heyn e

Es más fácil luchar por unos principios que vivir de acuerdo a ellos.

A lfred A dler

Quien sólo busca el aplauso de los demás, pone su felicidad en manos ajenas.

Goldsmith

Nadie puede herirte sin tu consentimiento.

Co vey

Cada cual nace como Dios lo ha hecho, pero llega a ser como él mismo se hace.

Serve t

El porvenir de un hombre no está en las estrellas, sino en la voluntad y en el dominio de sí mismo.

Sha kesp e a re

222

Proactividad


L o s VA L O R E S

en

l a H i st o r i a

CATÓN* Cultura Latina * MA R CO PONCIO CA TÓ N (2 34 - 1 4 9 a . d. C), con o cido como Ca tón e l Viejo o e l Censor, na ció e n una fa m ilia d e ca mpesin o s . Se in ició en una brilla n te carrera p o lítica tras la segunda Guerra Pún ica (2 1 8 - 2 02 a . d. C. ), en la que ejerció de trib uno m ilitar. En los prim eros decenios del siglo II a . d. C. Fue cuestor en Sicilia, ta mbién desempeñó los cargos de pretor y de cónsul, y de gobernador en Hispania .

Ruega a Dios.

Mantén tus juramentos

Ama a tus mayores

Modérate en el vino

Sé considerado con tus semejantes

Lucha por tu patria

N o creas nada a la ligera

Conserva 10 que te han dado

Rehuye las prostitutas

• Anda con buenas compañías

Lee libros

Recuerda 10 que has leído

Enseña a tus hijos

Sé flexible

No acudas antes de que te llamen •

Sé pulcro

Saluda de buena gana

Enfádate por cosas que 10 merezcan

Cede ante tus mayores

N o te rías de nadie

Teme a los magistrados

Da tu apoyo en el tribunal

Preserva tu vergüenza

Sé firme ante el palacio

Guarda 10 que te pertenece

Sé reflexivo

Practica la diligencia

Practica la virtud

Encárgate de los tuyos

Rehuye el azar

Dótate de cultura

Da consejos seguros

Banquetes, sólo de tarde en tarde •

Duerme 10 suficiente

No seas maldiciente

Ama a tu esposa

Conserva tu reputación

Los s e res h u m a n os, a tra vés de la s diferen tes civiliza c i o n es, recomiendan unas con ductas y rechaza n o tras, tra ta n do de vivir los va lores corre ctos. A q uí prese n ta m o s una s ucin ta recop ila ció n de esos pensa m ie n tos.

Proactividad

22 3


T AL L E R D E V A L O R E S

Ejercicios de Interiorización Reflexion e sobre el valor de la PROA CTIVIDAD, realice los siguien tes ejercicios y propóngase metas que le sir­ van para crecer y m ejorar.

1.

La p e rs o n a Proactiva n o c re e e n l a s u e rt e , ¿ po r q u é ?

2.

Q u i e n o b ra co n Proactividad l o g ra q u e l a s cosas sa l g a n a d e l a nte . ¿ C ó m o l o co n s i g u e ?

3.

Recuerd e e l texto d e l a lect u ra , "Una carta a Ga rcía " : ¿ S e ve refl ej a d o e n ese re l ato?

4.

P ro c u re e l i m i n a r d e s u v i d a e xc u s a s y re c l a m o s . I d e n ­ tifi q u e u n a s y otros e n s u l e n g u aj e y p ro p ó n g a se no u s a rl o s .

s . ¿ Q u é co n s ej o s l e d a ría u sted a u n a p e rso n a p a ra q u e

m ej o re e n s u p rá ctica d e l a Proactividad ? 6 . C om e nte y a n a l ice co n a l g u n a p e rso n a esta s i d e a s rel a -

c i o n a d o s co n l a Proactividad.

¡ Tener claridad de lo que se quiere ¡ Tomar la decisión más a decua da ¡ Pre ver y a n ticiparse ¡ Asumir la responsabilidad ¡ No desanimarse S e l ecci o n e u n a q u e te n g a pa rticu l a r i m po rta n cia p a ra u sted , y a s u m a u n co m p ro m i so p e rso n a l p a ra mej o ra r e n e s e sentid o . 224

Proactividad


TAL L E R D E V AL O R E S

Mirando hacia Adentro Reflexion e en q u é m e dida vive ca da u n o de los si­ guien tes asp ectos rela cionados con la PROA CTIVIDAD y sus valores asociados (Objetividad, Previsión, Reso­ lución) .

...J

¿Afro nto l a s d ifi c u l ta d es c o n d eterm i n a ci ó n y e s p íritu positivo?

...J

¿ M i ro l a s cos a s co m o s o n y tra bajo p a ra q u e sea n co m o d e b e n s e r?

...J

¿Te n g o m eta s c l a ra s y d efi n i d a s e n m i v i d a ?

...J

¿ M e a nti c i p o a l o s s u cesos?

...J

¿ C o n struyo e l futu ro a poyá n d o m e e n l a fo rta l e ­ za d e m i s p ri n ci p i o s y va l o re s ?

...J

¿ M e l l e n o d e m otivos y e n e rg ía p o s iti va p a ra h a ce r l o q u e te n g o q u e h a ce r?

...J

¿ Pro c u ro c o n t ro l a r l a s e m o c i o n e s d e ta l fo r m a q u e n o m e reste n o bj eti v i d a d ?

...J

¿Actúo co n d ete rm i n a c i ó n y n o m e a rred ro a nte las d i fi c u l ta d es ?

...J

¿ P l a n eo m i s a cti v i d a d e s y p reveo l a s d ifi c u lta ­ d es q u e se p u ed a n p re s e n ta r?

...J

¿ La l ect u ra d e este ca p ít u l o h a i n fl u i d o p osi ti ­ va m e nte e n m i esti l o d e v i d a y e n m i m a n e ra d e tra baja r? Proactividad

225


Vivi r la P ROACTIV I DAD impl ica

Objetividad Que en todos tus deseos la razón esté contigo, no coloques tus esperanzas mas allá de tus límites. - Archivo Tibetano s adas en hechos creto s .

¿Q u é es l a Objet i v idad? Es la capacidad d e ver y ana­ l i z ar acontec i m i e n t o s y s i ­ tuaciones desde afuera, s i n que las emociones desvirtuen la realidad. Es no tener pre­ j uicios, obrar sin prevención en favor o en contra de per­ sonas o cosas . La persona obj etiva manej a los sentimiento s , n o permite que las emociones nublen la razó n . S er obj etivo es ver l o s pros y los contras de las situaciones y obrar en consecuencia. Es tomar decisiones rectas , b a-

y

datos con­

¿Por qu é practicar l a Obj et i v idad? • L a obj etividad l e permite actuar sin prejuicios . • Le permite ser amable con todas las personas , aú n con aquellas que no le gustan . • Con objetividad es más fá­ cil tomar decisiones acertadas. • Cuando es obj etivo en sus opiniones genera confianza y credibilidad. • Sin obj etividad, los senti­ mientos se vuelven imprede­ cible s .

No hay más calma que la engendrada por la razón. - Séneca 226

Proactividad


¿Có mo pract i ca r l a ? Ayuda a l a obj etividad escuchar a los demás , pedir consej o a quien lo pueda dar, oir a las partes involucradas, conocer de cerca los acontecimientos . Procure no involucrarse emocionalmente en los acontecimien­ tos, de tal forma que se le nuble la razón . Aprenda a ver las personas y los sucesos desde fuera. Desde ahí deberá tomar la deci sión más oportuna y acertada. La persona obj etiva procura recabar datos y hechos antes de j uzgar o tomar una decisión. Tiene en cuenta la experiencia, se apoya en bases reales .

Usted

U sted NO vive este

vive este

va lor cuando . . .

* S e d ej a l l e v a r p o r l a pasion. * Conoce muy bien to­ dos los aspec t o s de u n prob l e m a . * S iente con la c abeza y p i e n s a c o n e l c oraz ó n , y decide teniendo e n c uenta todos los dato s .

va lor cuando • . . *

S e dej a llevar automá­ ticamente por los s e n t i ­ mi e n t o s y n o p o r l a r a ­ zón . *

No

escucha a los demás .

Se dej a llevar por la m e ra impresión. *

* Actúa me n te .

pri­

pre c i p i t a d a ­

N �

Pa uta para l a Acc i ó n :

T

En la próxima decisión que deba tomar, establezca claros límites entre los argumentos de la razón y los dicta­ dos del corazón; la intuición es buena, pero se debe equilibrar con la lógica. No tome decisiones en medio de una discusión acalorada o en circunstancias con alta carga de emotovidad; decida con objetividad. Proactividad

22 7


Vivir l a P ROACTIVI DAD impl ica

Previsión El hombre prudente jamás deplora el mal actual; emplea el presente en prevenir las aflicciones futuras - W. Shakespeare -

¿Q u é es l a Prev isión?

¿Por q u é practicar l a Prev isión?

Pre-Visión : Ver ante s , ver con a n ti c i p ac i ó n ; c o nj e turar lo que ha de suceder, anticipar­ se a los problemas y cri s i s , i n t u i r t e n d e n c i a s , a v i z o rar oportunidades l atente s .

• Prever nos permite prepa­ rarn o s adecuadamente p ara eventuales dificultades en el futuro .

La persona previsiva visuali­ za las distintas etapas, medios y acti v i dade s que se deben perseguir en el transcurso del tiempo, para avanzar hacia un futuro óptimo pero posible . S e posee v i s i ó n de l a s per­ sonas , c u ando se conocen las c ap acidades de cada una, así como p o s i b i l i d a d e s futuras de lo que pueden llegar a ser o a dar.

• La pers ona previsiva no espera al futuro , lo con stru­ ye día a día. • La persona previ siva tie­ ne más posibilidades de lo­ grar sus obj etivos . • Q u i e n n o e s p re v i s i v o , tendrá que enfrentar sorpre­ sas desagradables y tratar de re m e d i arl as i mprovi s ando ; en muchas ocasiones, sin los medios necesarios a la mano o cuando ya sea demas iado t arde .

El golpe esperado resulta menos duro - Catón 228

Proactividad


¿Có m o pract i carla? E s cierto que hay que vivir e l presente, pero también l o e s que las experiencias del pasado son importantes no sólo para apren­ der, sino como elementos de j uicio para construir el futuro . Así pues, la persona previsiva debe tener una visión de conjunto y no sólo mirar hacia adelante; hay que usar el retrovisor, los espejos y ventanillas laterales -el ahora- y, por supuesto, el vidrio de adelante que nos permite vislumbrar el horizonte. En la vida diaria tenemos múltiples oportunidades de ser previsivos : desde llevar un paraguas o mirar a ambos lados antes de cruzar una calle, hasta planear un trabaj o o proyecto, previendo difi­ cultades, imprevistos, recursos, tiempo, etc . A muchas personas les hace falta tener la certeza de un futuro con dificultades para ser previsivas ; no espere a que llegue la oscuridad, la sequía o el invierno para reaccionar. Usted

Usted N O vive este

vive este

valor cuando . • •

va lor cuando . • . *

*

Tiene en cuenta las ex­ periencias del pasado .

S ólo vive y s e preocu­ pa por el presente .

*

* Dej a el futuro a los ava­ tares de la suerte.

M ira obj etivamente e l presente y lo proyecta ha­ cia el futuro . *

Prevé cultades toma las rias para

eventuales d i fi ­ e n e l fu t u r o y medidas neces a­ afrontarlas .

*

s u bj e ti v a me n t e los hechos , y por ende, sus consecuencias . Mira

* No se prepara para las épocas de " v acas flacas " .

Pauta p a ra l a Acc i ó n : N

-+

Identifique alguna dificultad que se podría presentar proximamente. Imag ínese qué podría ocu rrir y las consecuencias de e s te suceso. Esc riba a h o ra qué podría hacer para aminora r los efectos de esta difi­ cu ltad. Proactividad

229


Vivir l a PROACTIVI DA D impl ica

Resolución Si quieres conocerte, actúa. Al actuar es cuando verdaderamente nos medimos con los demás. - Johann W. Goethe -

¿Q u é es l a Reso l u ción?

¿Por q u é practicar l a Reso l ución?

Es obrar sin vacilaciones , po­ seer firmeza de carácter y cla­ ridad al actuar ; para ello es preciso estar seguro de lo que se hace y por qué lo hace.

• S i n o actúa con Resolu­ ción es probable que no cum­ pla sus obj etivos .

Actuar con Resolución e s pa­ sar de las p al abras a la acción hasta haber cumplido con l a meta propuesta; es concentrar mente y energía en una deci­ sión tomada y ser fiel a ella hasta alc anzarla. Algunas personas se dej an lle­ var por la corriente. Una per­ sona resuelta busca el rumbo ; con la ayuda de Dios, si actúa c o n dec i s i ó n , p u e d e l o g rar cualquier cosa.

• Cuando el trabaj o se hace con Resolución, actúa de ma­ nera concentrada y así ob­ tiene mej ores resultados . • Al actuar con Resolución no se dej a vencer cuando en­ c u e n t r a a l g u n a d i fi c u ltad ; siempre está motivado, pues s abe por qué está haciendo lo que hace . • Cuando hace algo con Re­ solución tiene mayor clari­ dad del tema que está tratan­ do , hay menos confusión y no malgasta el tiempo .

En tanto los pensamientos de un individuo sean dispersos no logrará resultados, pero si se concentra en un solo punto, maravillosos serán los frutos - Escritos selectos de Abdu 'l-Baha 230

Proactividad


¿Có m o pract i ca r l a ? Para actuar con Resolución, e s muy importante que tenga una visión clara de lo que desea lograr y de los motivos para lo­ grarlo . Mientras actúa no pierda d e vista l o s obj etivos propuestos ; s i s e presenta algo que lo distraiga, haga lo posible por resistir y vuelva a su propósito en cuanto pueda. No se disperse ; de­ fi na prioridades y trabaj e con b ase en ellas . Ponga entusias­ mo en la tarea. Haga una cosa a la vez, y ponga en eso todo el cuidado y la concentración posible . Una vez iniciado el trabaj o no cambie de plan, trate de cumplir lo trazado , de lo contrario perderá tiempo y esfuerzo . Las dificultades son retos y oportunidades . Usted

si

Usted N O vive este

vive este

va lor cuando . . . *

Tiene una visión clara de lo que desea. *

C o nc entra sus e s fuer­ zos en el obj eti vo . *

S u sitio de trabaj o está libre de cosas o situacio ­ nes q u e lo puedan distraer. *

Hace una sola cosa a la vez y termina lo que ha co­ menzado.

valor cuando . . . *

al *

Comienza varias

h ori zonte y porqué de su tra­

Pierde el

olvida el

b aj o . *

S e des anima ante ficultade s . *

cosas

mismo tiempo .

las

di­

d a por vencido antes de haber logrado lo q u e s e proponía. Se

Pauta p a ra la Acc i ó n : N

+

Piense en alguna actividad que haya abandonado, y que sin emba rgo le interesa saca r ade lante. Intente volver a retoma rla. Tenga en cuen ta los beneficios p revistos. Tome la resolución de lleg a r hasta el fi­ nal. Proactividad

231


15 Re sp eto CortesĂ­a Delica deza Urbanida d


RESPETO Las reglas elementales de respeto son muy simples: alabar lo bueno de los otros, suprimir los reproches, dar importancia a los demás y prestarles atención. - Keyserling El Respeto es la consideración, miramiento, atención o defe­ rencia que se debe a una per­ sona; e s un valor que nos lleva a honrar la dignidad de las per­ sonas y atender sus derechos . La pers ona re spetu o s a tiene c o n s i derac i ó n por los senti­ mientos y valore s de los de­ más , c o n l o c u al demuestra respeto hac i a la dignidad hu­ mana y por ende respeto a s í misma. Nuestros derechos llegan has­ ta donde comienzan los de los demás , incluso s i ellos infrin­ gen los nuestro s . La sentenci a evangélica "ama a t u prójimo como a ti mismo " trae consigo la esencia del Respeto : tratar y respetar a los demás de la

misma manera que yo deseo ser respetado y amado . El respeto a sí mismo y a los demás constituye el cimiento para construir una auténtica convivencia en paz ; así mis­ mo es la base de la vida fami­ liar, el trabaj o en equipo, la vida conyugal y cualquier otra interrelación personal. Todo ser human o , s i n nin­ guna discriminación, mere­ ce u n trato cortés y amable, c o mp re n s i ó n de s u s l i m i ­ tacione s , reconoci miento de sus virtudes , aprobación a su derecho de ser autónomo y d i fere n t e , acato a su auto­ ridad y c o n s i deración a su dignidad .

Obra de tal manera que trates a los demás como a ti mismo, siempre como un fin y nunca como un medio. - Immanuel Kant 23 4

Respeto


DECÁL O G O d e l

RESPETO 1 . Respetar a u n a persona es tratarla corno s e merece, d e acuer­ do a su dignidad de ser humano (todos somos iguales en este sentido), y a la posición que ocupa en una colectividad . 2 . Vivir los buenos modales y las normas de educación son señales claras de respeto a los demás . El respeto implica no apropiarse de ideas aj enas , lo cual sería un rob o ; también reconocer los méritos de los demás , sin apropi arse del éxito aj eno.

3.

4 . El respeto implica valorar a cada persona, su fama, su tiem­ po y sus pertenencias . Cuando no se puede hablar bien de una persona es mej or callar. Evite j uzgarla, si no es perentorio .

5.

6 . L a murmuración destruye e l ambiente d e trabaj o , pues daña las relaciones interpersonales . No inicie ni propague chismes baj o ninguna excusa. 7. El respeto es también tolerancia; es decir, no atropellar a otras personas y valorar las diferencias . Pero hable claro de sus ideas . 8 . La cortesía, la amabilidad , el agradecimiento, l a puntuali­ dad . . . son formas de mostrar respeto . 9 . Separar los hechos de las personas está en la raíz del autén­ tico respeto : la conducta inapropiada se debe corregir; a las personas se les comprende . 1 0 . Valentía para expresar y defender las ideas propias ; respe­ to y consideración por las ideas aj enas . El equilibrio entre es­ tas dos posturas es señal de madurez . Respeto

235


LECTURA

El Respeto al Cliente Recientemente estaba sentado en la consu lta de mi odon tólogo, inhabitualmente temprano para la hora de mi cita. De repente, se abrió la pue rta y apareció una joven e impaciente representante de ventas, recién maquillada, fácil de identificar en el acto por su bolso de diseño y su ansiedad aprensiva y precipitada. Cuando entró, me sorp rendie ron sus movimientos frenéticos y lo ajena que estaba a todo lo que le rodeaba. A l isó s u ves tido, buscó en el bo lso una ta rjeta de visita y, lanzando una esp e c i e de susp i ro, s e a c e rcó a la re cepcionista fo rzando una alegre son risa. Hubiera sido lo mismo si no hubiera habido nadie en la recepción. A con tinua ción lanzo un: - "Hola soy de la empresa . . . ¿ Podrá concederme el doctor unos minutos. Pertenezco a la empresa . . . que es la mas grande del ramo de . . . "

La recepcionista le co rtó en seco: - Sé quien es us ted. El doctor está muy ocupado. Ve ré si le puede a tender unos minutos. La rep resentan te se sentó junto a mí. - A sí que es la representante, ¿ ve rdad ? Lo descubrí en e l mismo momento en que vi su bolso. ¿ Qué es lo que vende ? En can tada de ten e r una opo rtun idad pa ra habla r, la rep re ­ sentante me respondió. Poco desp ués, cuando le pregunte cual e ra s u come tido, m e en t eré de q u e s u mis ión consistía en mostra r p roductos a odontólogos y q u e trabajaba sobre una base prospectiva de ap roximadamente ·dos mil dóla res. - Debe ser difíc il conseguir unos minutos de los odon tólogos, admi tí. Al fin y al cabo, usted los apa rta de las dos cosas que más les importan : trata r a sus pacientes y ganar din ero. y usted les pide que gasten los dos activos que más valoran : su conocimiento y su tiempo. Cuanto más famoso es el odon tólogo, menos tiempo tiene para ve r a n ingún rep resentante. ¿ Qué pasaría si llamara previamente par toma r una cita ?

- Oh no, se supone que nosotros debemos llamar a la pue rta y hacer que se in te resen en nuestros nuevos productos. Eso es todo . . . (Era una cita de uno de esos libros « Usted puede hacerse rico s i se 236

Respeto


s a c r ifi c a s ufi c i e n t e m e n t e » ) . D e c i d í d ej a r e l t e m a de l a p rodu ctiv idad de l a s v e n tas, l a p la n ificac ión y la ge stión de l campo de acc ión : - ¿ y que es lo que tiene para mostra rle ? O b t u v e u n a g ra n exh i b i c i ó n de u n c o mp u e s to h íb ri do e inyectable, que combinaba eficacia y emisión de flúor. Pero, ¿ y s i n o e s ta i n t e re s a d o e n e s t e p ro d u c t o ? P reg u n t e ; ¿ Có m o averigua que e s l o que realmente l e interesa ? - Se s upone q u e debo p lan tea r p reg u n ta s, p e ro cuando hay tan poco tiempo, es más fácil inten ta r engancha rlo directamente a l p roducto. En tonces, comen té: debe ser duro bajo esa p resión de tiempo conseguir que rea lmente escuche lo que está usted diciendo. ¿ Cuál es e l «cebo de su anz uelo » ? - Es difícil, respondió, realmente están demasiado ocupados pa ra escucha r. Pe ro yo debo inten tarlo con más ah inco. Pa re cía conv e n c ida y de c i dida, a l menos por el m o m e n to . Probablemen te había estado escuchando e n e l coche una d e esas c i n ta s que dicen : « D e b e s u ti l i z a r con confianza tu p rin c ip a l herramienta: esa abertura q u e tienes e n l a cara y q u e se llama boca » . En esos momen tos me llamaron para mi cita con e l ayudante del doctor. Quince minutos después, éste se unió a nosotros después de habe r pasado cinco minutos con la rep resentante. - ¿ Cómo le fue con e lla ? Pregunté. - Me gusta concede rles unos minutos, porque sé que tienen que hacer su trabajo, pero alguien debería enseña rles a esos repre ­ sentantes cómo dirigirse a los médicos, respondió; e l hecho de que no pidan cita hace que perdamos tanto tiempo como ellos. Todo lo que esa seño rita hizo es ponerme un p roducto delante sin p reg u n ta rme q u e es lo que yo n e c e s i ta b a . A con tin u a c ión intentó venderme todas sus ven tajas. Esto e s s i mp l e m e n te una to rpeza; yo nunca tomo decisiones que p uedan afectar la salud del paciente ni la calidad de m i trabajo basándome simp lemente en cifras de ventas o en mate ria les de m e rcadotecnia. Muchos o t ro s o do n tó l o g o s s i mp l e m e n t e la h a b r ía n e c h a do d e s u cons u l to rio. E. THoMAs BEHR. El Tao de las Ven tas Editorial EDAF. Madrid, 1 9 9 8 . Respeto

237


Cita s de

RESPETO

Respetar e s aprender a cultivar l a alegría, la estima, la ternura y la buena voluntad hasta

Ella Weeler Wilcock

el punto de decidir ser feliz cada día, hacien­ do felices a los demás. La afabilidad y la verdadera indulgencia son

Holba ch

frutos raros de la reflexión, de la experiencia y de la razón. La cosa más difícil es conocernos a nosotros

mismos; la cosa más fácil, hablar mal de J os

Ep icte to

demás. Que no se atreva a censurar quien no se atre­ va a entender.

Lope de Vega

La cortesía no cuesta nada y lo obtiene todo.

Mon taigne

Si consideramos a los demás como a nosotros

Ma urois

mismos, sus acciones más reprochables nos parecerán dignas de indulgencia. Sólo por el respeto de sí mismo se logra el res­

Dostoie vski

peto del otro. Bendito sea el hombre (y la mujer) que, no te­

Elio t

niendo nada que decir, se abstiene de demos­ trárnoslo con sus palabras. Sé flexible como un junco, no rígido como un

Ta lm ud

ciprés. El hombre revela su carácter cuando describe el carácter de otro. 238

Respeto

Rich ter


Los VALORES

en

la HISTORIA

PUBLIO SVRO* Cultura Latina * De Siria, Siglo 1 a . C . Filó s o fo es toico . A la b a do p o r S é n e ca y Petronio.

Todos preguntan: ¿es rico? Nadie: ¿es virtuoso?

El dinero es un bien cuando la razón gobierna .

La multitud adopta siempre el peor partido.

El enemigo más peligroso se esconde en nuestro pecho .

Se vive mal cuando se cree que se ha de vivir siempre .

El temor a la muerte es peor que la muerte misma .

Que grande es no ser alabado mereciendo la alabanza.

Mejor es ignorar una cosa que saberla mal .

De ordinario la gloria sigue el camino trazado por el hala­

go . Derribar las leyes es quitarse a sí mismo el primer apo­

yo. •

No eres todavía dichoso si aún no se burla de ti la multi­

tud . •

Mejor e s agradar a un sólo hombre de bien que a muchos

malvados. •

Si tu vida agrada a todos, no te agradará a ti . L o s s e re s h u m a n os, a tra vés de las dife re n tes ci viliza cion es, reco miendan unas con ductas y rechazan o tras, tra ta n do de vivir los valores correctos. A q uí presentamos una sucinta recopilación de esos pensamien tos.

Respeto

23 9


T AL L E R D E V A L O R E S

Ejercicios d e I nteriorización R eflexione sobre el valor de el R ESPETO, realice los si­ guien tes ejercicios y propóngase metas que le sirvan para crecer y m ejorar.

1.

E l G l o s a ri o tra e va ri a s a c e p ci o n e s d e Respeto; ¿ c u á s e i d e ntifi ca m á s c o n s u i d e a d e este va l o r? Co m p l e m é nte l a c o n a l g u n os s i n ó n i m o s .

2 . Aso c i e l a p a l a b ra Respeto co n u n a p e rs o n a ; ¿ q u é l é

ca ra cte riza ? ¿ Có m o v i ve e l l a este va l o r? 3.

Rec uerd e e l texto d e l a l ectu ra , "El respeto a l cliente " � extra i g a d e e l l a a l g u n a e n s e ñ a n z a úti l p a ra s u vi d a .

4 . ¿ Q u é b e n eficios tra e pa ra u n a p e rso n a vivi r a ca b a l i d a (

e l va l o r d e l Respeto ? 5. C u a n d o a l g u n a p e rs o n a l e fa lte a l Respeto a p re n d a é

m i ra r l a s i tu a ci ó n d e s d e este otro á n g u l o : ¿ Q u é d e be ría h a c e r u sted p a ra g a n a rs e s u res p eto? 6.

Co m e nte y a n a l i ce con a l g u n a p e rso n a esta s ideas re l a c i o n a d os co n e l Respeto .

...J

D e l i ca d eza , c o n l a s p e rs o n a s y con l a s cosas

...J H o n ra r l a d i g n i d a d d e tod o s los seres h u ma n os ...J Trato co rtés y a m a b l e ...J Co n s i d e ra c i ó n co n l o s s e n t i m i e n tos aj e n o s ...J

Res p eto a s í m i s m o

S e l ecci o n e u n a q u e te n g a p a rticu l a r i m p o rta n cia p a ré u sted , y a s u m a u n co m p ro m i s o p e rso n a l p a ra m ej o ra l e n ese s e nti d o .

240

Respeto


TAL L E R D E V A L O R E S

Mirando hacia Adentro R eflexion e en q u é medida vive cada uno de los siguien ­ tes aspectos relaciona dos con el RESPETO y sus valo ­ res asociados (Cortesía, Delicadeza, Urbanidad) .

...J

¿Act ú o d e m o d o co m p re n s i v o co n q u i e n co­ m ete un e rro r?

...J

¿ Evito ex p res i o n e s peyorativa s , h i ri e ntes o q u e ri d i c u l i ce n a l o s d e m á s ?

...J

¿Tra to a tod o s c o n e l res p eto q u e se m e rece n co m o s e res h u m a n o s ?

...J

¿ Evito h a b l a r m a l d e a l g u i e n e n s u a u s e n c i a ?

...J

¿ C u a n d o t e n g o q u e h a c e r u n re c l a m o o rec ri m i n a ci ó n , l o h a g o e n p ri va d o ?

...J

¿Soy to l e ra nte co n l a s i d e a s y p u ntos d e v i sta de los d e m á s ?

...J

¿ P ra ctico l o s b u e n os m o d a l es y l a s n o rm a s d e ed u ca ci ó n ?

...J

¿ A ct ú o c o n d e l i c a d e z a e n e l t ra t o c o n l a s p e rso n a s y l a s cosa s ?

...J

¿ Re s p eto e l d e re c h o q u e ti e n e n l o s d e m á s a s e r a utó n o m o s y d ife re ntes?

...J

¿ La l ect u ra d e este ca p ítu l o h a i nfl u i d o p o s i t i ­ va m e nte e n m i esti l o d e v i d a y e n m i m a n e ra d e tra b aj a r?

Respeto

241


Vivir el R E S P ETO i m p l ica

Cortesía La cortesía no cuesta nada y gana todo

- Monteagudo -

¿Q u é es l a Cortesía ?

tra atenció n . S er cortés con una persona es darle el respe­ to que se merece .

E s una muestra d e atención, interes y afecto de una persona a otra; urbanidad, educación, finura, afabilidad, cumplido.

¿Por q u é practicar l a Cortesía?

Cortesía es ser amable y tener buenos modales ; tratar a las personas de tal manera que se sientan atendidos y aprecia­ dos . La cortesía se debe a to­ das las personas y no sólo a aquellas que nos son conoci­ das o cercanas . Palabras c o m o "por favor" , "grac i a s " , "di sculpe" y "de nada" , son expre siones corte­ ses con las cuales se hace sen­ tir a las personas que son im­ portantes y que merecen nues-

• C u an d o s e e s c o rté s s e hace sentir a las personas atendidas e importantes. • S iendo cortés la gente gus­ ta de su presencia y los demás se sentirán más dispuestos a corresponderle . L a cort e s ía hace la vida llevadera. •

U n a e m p re s a donde s u s empleados s o n corteses y ha­ cen sentir bien al cliente in­ terno y externo, mejora su ca­ lidad . •

L a prueba de los buenos modales es ser capaz de soportar los malos modales sin desagrado - Anónimo 242

Respeto


¿Có m o pract i ca r l a ? La cortesía s e practica tratando a las personas como nos gus­ taría que nos trataran a nosotro s . En su trabaj o trate a todos por igual , desde el mensaj ero hasta el gerente. Trate de aten­ der sus necesidades y hágalos sentir bien . En la oficina, cortesía es escuchar cuando u n superior o un compañero le hable; interrumpa lo que esté haciendo mientras se dirij an a usted . Si le piden un favor que se s ale de lo que le corresponde , en la medida que le sea posible, hágalo y dígale a la otra persona que lo hará con mucho gusto . Sea tan cortés con sus fami li ares como con sus cliente s .

Usted

sI

vive este

U sted N O vive este

va lor cuando . . .

valor cuando • • •

* Trata a los d e m á s con interés y amabilidad.

* No saluda, ni utiliza expre­ siones de buena educación.

*

S aluda a la gente con una sonrisa.

Es grosero al atender por teléfono.

Está molesto pero con­ serva un trato amable .

*

Pide en vez de exigir.

*

*

*

*

Dice sí de mala g ana a un favor que le pide n . Exige en vez d e p ed i r.

+ N

Pauta p a ra l a Acc i ó n : Incorpore a su lenguaje las fórmulas tradicionales de cortesía: "por favor ", "gracias ", "a la orden ", "con mu­ cho gusto ", "disculpe ", etc. Recuerde, además, que las palabras solas no bastan; es necesario que las acom­ pañe con expresiones corporales cálidas (sonrisa, gesto ama­ ble, apretón de manos, etc. ). El trato cortés a trae, invita a la comunicación, provoca simpatía y respeto. Respeto

2 43


Vivir el RESPETO implica

Del icadeza Del sarcástico, burlón, picante, resentido y discorde tono de voz, derivan en gran parte, no sólo la infelicidad doméstica, sino también los disgustos en la vida social y mercantil - o.S.

Marden -

¿Q u é es l a Delicadeza?

¿Por q u é practicar l a De l i cadeza?

Atención, finura y exqui sito miramiento con las personas o las cosas en las obras y en las palabras .

• Cuando se habla con deli­ c adeza no se lastima a nadie con las palabras , aunque se esté enfadado .

Delicadeza e s actuar y hablar d e u n modo c o n s i derado y amable p ara todo s . Es tener cuidado con lo que s e va a decir o hacer p ara no herir ni ofender a n adi e .

• Cuando se manej an las co­ s as con delicadeza y cuidado es menos probable que se pro­ duzcan daños .

Delicadeza e s moverse con prudencia, tratar con respeto , sostener con cuidado, hablar con un tono de voz adecuada y pensar con bondad .

• Las personas que son de­ licadas y amables en su trato con los demás , generan atrac­ ción y simp atía. • L a p e r s o n a que e s deli­ c ada invita, tácitamente , a re­ cibir u n trato semej ante .

Trata a los demás con la misma suavidad y tern ura con que el rocío besa las hojas del trébol una dulce mañana de primavera - Guerra Cáceres 244

Respeto


¿Có m o pract i ca r l a ? Para practicar l a delicadeza debe aprender a dominar s u cuer­ po, su mente y su voz . Esfuérzece mucho por ser cui dadoso no sólo con las personas (algunas son más frágiles que otras) sino también con las cosas , especialmente las aj enas . Cuando esté discutiendo con alguien no levante la voz ni diga cosas ofensivas para defenderse. C ontrole su voc abulario p ara no decir groserías . Sea delicado al c aminar, al pedir un favor, y, sobretodo , en sus expresiones corporales ; que su c ara, sus oj os y sus ademanes irradien bondad, serenidad y ternura. Ser delicado no cuesta mucho; no serlo nos puede ocasionar grandes pérdidas tanto humanas como materiales . La delica­ deza se lleva en el alma y de allí se manifiesta en un trato cuidadoso que lleva intrín seco un mensaj e : " no hacer daño " . U sted

si

U sted N O vive este

vive este

valor cuando . . .

va lor cuando . . .

Toma con c u i dado l o s obj etos . *

*

Habla en voz baj a .

*

Respeta el silenc io.

*

Discute pacíficamente .

* S e aparta si siente que puede perder la mesura.

*

Desconoce los

s e n ti ­

mientos ajenos. *

Habla

*

No

con brusquedad y en voz alta. qu e *

pone cuidado con

lo

toca.

Utiliza vocabulario soez

o agresivo .

Pauta p a ra la Acc i ó n : N

+

Identifique una acción en la que hizo daño a alguien. Repase mentalmente qué pasó, cómo y por qué hizo el daño. Piense en qué debe cambiar. Imagínese esa misma situación hecha con delicadeza. Después procure reali­ zarla. Respeto

2 45


Vivir E L R E S P ETO i m p l ica

Urban idad El que no pueda aguantar u n defecto de educación en persona ajena, carece él mismo de educación. - Benj amin Franklin -

¿Q u é es l a U rba n idad?

¿Por q u é pract i car l a Urba n idad?

Es u n a manera d e vivir que nos lleva a comportarnos en cada ocasión del mej or modo posible , tratando a las perso­ nas con delic adeza, conside­ ración y cortesía.

Es l a b ase sobre la que s e apoya toda relación y por lo tanto el principio de una sana convivencia.

Es la actitud de tratar a las per­ sonas de acuerdo a sus dere­ chos, a su condición y circuns­ tancias. La Urb anidad se reflej a en la manera de hab lar y de expre­ s arse , así como en el trato cui­ dadoso que demos a las perte­ nencias propias y aj enas . La persona educada cumple y acata, sin objeciones, las nor­ mas y reglas de la sana convi­ vencia familiar, laboral y social.

• Facilita la comunicación y posibilita l a amistad entre los i ntegrantes de una organiza­ ción, y a sea familiar, laboral o ciudadana. Fomenta la cordialidad y l a armonía entre las perso­ nas , generando un ambiente de distensión y por ende más eficiente y productivo . •

Un ambiente de educación en u n a comunidad , favorece la autoestima, la comunica­ ción, el re speto mutuo y las relaciones interpersonales. •

Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres - Pitágoras 246

Respeto


¿Có m o pract i ca r l a ? Los usos y costumbres sociales son manifestaciones d e l a c ali­ dad interior de las personas , reflej an l a c alidad del ser huma­ no ; son la decantación de la cultura univers al . B uenas maneras en la mesa, en el vestir, en las rel aciones en­ tre personas , en las diversione s , en los negocios . La etiqueta y el protocolo reflej an el respeto que se tiene a la dignidad de cada ser humano y de su c argo . L a Urb anidad engloba todo un conj unto d e valores que el ser humano va incorporando desde su niñez y que termina con la muerte ; nunca acabamos de estar " bien educados " , pero si po­ demos mej orar un poco c ada día practicando , según sea la opor­ tunidad, diversos valore s .

Usted

U sted N O vive este

vive este

va lor cuando

•• .

N o invade el e spacio el tiempo de otros . *

valor cuando * Levanta la voz para im­ poner sus criterios. • ••

ni

*

Da trato preferencial a los mayores.

Utiliza apodos p ara ferirse a las personas.

Evita e x p re s i o n e s d e burla o ironía c u an d o al­ guien se equivoca.

*

*

Come con educación.

*

*

Toma

las cosas

sin

re­

pedir

p e rm i s o . * No cumple las n ormas e stablecidas.

Pauta p a ra ro Acc ió n :

+ N

."

No baje el tono de educación en la casa o en la oficina. Actúe como si estuviera p resente una persona muy im­ portante. La familiaridad y el trato cercano no son con­ trarias al trato amable y las buenas maneras. Aporte, con su buen humor y buen t'rato, un granito de azucar

que haga más dulce y llevadera la vida de los demás. Respeto

24 7


16 Responsabilidad Eficien cia Sup era ci贸n Va len t铆a


RESPONSABILIDAD Cada derecho implica una responsabilidad; cada oportunidad, una obligación; cada posesión, un deber - John D. Rockefeller, Jr. El ser humano es capaz de dis­ cernir, distinguir el bien del mal , y por lo tanto explicar y responder por los actos que ha realizado libremente . La persona responsable asume las consecuencias de sus actos intencionados , resultado de las decisiones que tome o acepte ; es consciente de sus responsa­ b i li dade s y e s t á dispuesta a obrar de acuerdo con ellas . La Respon s ab i l i d ad implica cumplir a c abalidad los pro­ pios debere s . Existen deberes que son consecuencia de la na­ turaleza del ser humano y de los fines que el ser humano tie-

ne o Ser responsable no es sim­ plemente " aguantar" las con­ secuencias , una amonestación o reg año , por ej emplo, sino de rendir cuentas ante su pro­ pia conciencia, ante las per­ sonas afectadas , ante la socie­ dad y ante Dios . La Responsabilidad personal tiene implicaciones en la vida diaria de los demás : el cuida­ do del cuerpo y del espíritu , l o s deberes para con l o s hijos o la familia, los compromisos de trabaj o , la forma de con­ ducir, las obligaciones finan­ cieras , los deberes CÍvicos y sociales . . .

Si usted quiere que sus hijos tengan los pies sobre la tierra, colóqueles alguna responsabilidad sobre los hombros. - A. Van Buren 250

Responsabilidad


DECÁLOGO de la RESPONSABILIDAD La persona responsable responde por sus actos . Por eso pien­ sa antes de actuar y mide sus consecuencias . 1.

Es respon sable quien asume a cabalidad todos s u s deberes y ej ercita todos sus derechos .

2.

"Lo que hay que hacer se hace", dice san Josemaría Escrivá en Camino. "Sin vacilar, sin miramiento s ." Responsabilidad es cumplir con el deber. 3.

Excusarse , j u stific arse, bu scar pretextos o eludir compro­ mi sos, son faltas de responsabilidad.

4.

Ser responsable implica tener iniciativa; no es simplemente hacer lo que debo, sino emplear toda la inteligencia para hacer­ lo de la mej or manera. 5.

Valorar las cosas importante s , ser concientes de las repercu­ siones de los actos y huir de la frivolidad, son manifestaciones de responsabilidad . 6.

Las consecuencias d e l o s actos hay q u e asumirlas siempre, aunque la acción sea involuntaria.

7.

8. Cuando voluntaria o involuntariamente hemos c ausado un mal a alguien , se debe resarcir el daño ; sobre todo si el daño es contra la fama o el honor de alguien .

Otros valores relacionados con la responsabilidad : la pru­ dencia al decidir y la j usticia para dar a cada uno lo que le corresponde . 9.

¿A quien hay que responder de nuestros actos ? A nosotros mismos, a la familia, a la empresa, a la sociedad y a Dio s . 10.

Responsabilidad

251


LECTURA

El Compromiso es cumplir Fue una locura, lo reconozco. Teníamos que aprobar aquellas asigna­ turas como fuera. Bueno, «como fuera» tampoco. Había que aprobar­ las entregando aquellos malditos trabajos que, como siempre, había­ mos dejado para el final. Sólo nos quedaban veinte días para poder entregar el último trabajo. Pero decidimos «coger el toro por los cuernos». Nos reunimos en casa de Martín y nos repartimos el proyecto. « Tú te encargas de las entrevistas. » « Tú te lees los artículos y le das el resumen a Carmen para que pueda dibujar los gráficos en su ordenador. » « Carlos, tú te encargarás de ir recopilando toda la información para hacer ya, el trabajo final. » «¿De acuerdo ?» Todos asentimos. Durante quince días no nos vimos. Recuerdo que todos tuvimos la sen­ sación de que dedicábamos cuerpo y alma a una parte de lo que devendría un todo del cual nos sentiríamos orgullosos. Habíamos acordado volver a vernos en casa de Martín, el día antes de la entrega del trabajo. Carlos nos mostraría el trabajo finalizado y, si acaso hubiera alguna pequeña corrección, la haríamos a lo largo de aquella tarde. Llegué a las cuatro menos cuarto. Carlos aún no había llegado. Charlamos y explicamos las anécdotas divertidas o chocantes de nuestra pa rte del trabajo. El que más contaba era Martín. Algunas de sus entrevistas habían sido realmente divertidas. Tras una hora de risas y chascarrillos, la preocupación apareció cuan­ do Maite, más audaz o más impaciente, lanzó la pregunta que nadie osaba hacer: ¿ alguien sabe por qué demonios no llega Carlos ? Mo­ mentos de pánico: sin Carlos no hay trabajo, y sin trabajo . . . «Tranqui­ los», dijo Martín. «Sí, sí. . . », afirmé yo. Tras unos minutos de comentarios tranquilizadores y sonrisas pater­ nales, nos lanzamos en tropel hacia el teléfono. «¿ Quién tiene el núme­ ro de Carlos ?» «¿ Dónde está mi agenda ?» « ¡ Eh! que ese es mi bolso. ¡ Quita!» A lguien atinó a coger el teléfono y alguien se serenó lo sufi­ ciente para dictar el número. Es Martín quien habló: -Hola, soy Martín. ¿ Puedo hablar con Carlos, por favor? -Martín sonríe y todos sonreímos. De repente, el rostro se le ensombrece y a todos nos da un vuelco el corazón. 252

Responsabilidad


-¿ No está ? ¿ Cómo que no está ? -el exhabrupto ya está hecho. Mar­ tín intenta mantener la compostura. -Ya . . . así que se ha ido unos días a esquiar. .. -todos nos quedamos patidifusos. ¡Se ha ido a esquiar! ¿ Cómo demonios se ha atrevido a largarse cuando . . . ? -¿ Y no le ha dejado ningún sobre ? -la esperanza renace . . . - Ya . . . ¿ Tampoco ningún disquete ? -de nuevo aguardamos a l borde del colapso nervioso. -Muy bien, muy bien. Gracias. Adiós, buenas tardes. -¿ Cómo que «muy bien, muy bien» ? -reclamo desesperado. -¿ Y el trabajo qué? -El trabajo se ha ido a hacer gárgaras, por no decir otra cosa. Maite, como siempre, ha dicho el pensamiento que todos teníamos. Aquella noche volvimos a casa desazonados. Mañana hablaríamos con la profesora, le pediríamos una moratoria pero no le explicaríamos la verdad. La responsabilidad de no entregar el trabajo a tiempo recaía sobre todo el grupo; al igual que el trabajo, la responsabilidad es com­ partida. Al día siguiente nos vimos en clase, estábamos en el pasillo antes de entrar. Todo el esfuerzo había servido para bien poco, teníamos la asig­ natura suspendida, de eso no había duda. Apareció la p rofesora y al vernos se dirigió hacia nosotros. -Por cierto, una manera poco ortodoxa, pero ciertamente original. Cuando os vaya bien -añadió con i ronía- me entregáis el original. Los gráficos no se leen bien en el fax que recibí ayer noche. «¡Por fax!» Nos mirábamos incrédulos. Carlos había enviado el traba­ jo por fax directamente al despacho de la profesora el día ante rior. ¡ Tan pronto lo viéramos, le estrangularíamos! Pero el trabajo había llegado a tiempo. Carlos había sido responsable de su parte. Aprobamos la asignatura y, pese a que la nota no fue nada espectacu­ lar, creo que aprendimos algo : a confiar en alguien cuando se hace responsable de algo.

EDUARD ROMERO, Valores para vivir, Vol. 1 . EDITORIAL ces . Madrid, 1 999. pp. 1 25- 1 27 Responsabilidad

253


CITAS de

RESPONSABILIDAD

N o busquemos solemnes definiciones de la libertad . Ella es sólo esto: Responsabilidad .

Nadie tiene más derecho que el de cumplir con su deber .

Cuando venga el juez exigirá a cada uno de nosotros tanto cuanto nos dio.

Quien huye de las obligaciones sociales es un

George B. Sha w

A ugusto Com te

S. Gregorio Magno

desertor.

Marco A urelio

La única forma de cambiar el mundo es que

Kings/ey

cada uno cumpla con el deber que le corres­ ponde.

El hombre nace libre, responsable y sin excusas.

Sa rtre

El que no piensa en sus deberes sino cuando

P/a u to

se los recuerdan, no es digno de estimación.

Debo porque puedo.

Las personas responsables se hacen cargo de sí mismas y de su conducta, son dueñas de

E. Kan t W. J. Benn ett

sus acciones y responden por ellas .

No puedes escapar de la responsabilidad de mañana evadiéndola hoy . 254

Responsabilidad

Abraham Lin co/n


Los

VALORE S

en

l a Historia

EPI CTETO* Cultura Latina * Filósofo esto ico, n a cido e n la escla vitud e n e l a ñ o 5 5 d . c., en Hierápo lis, Frigia, e n los extre m o s o rie n ta les del Imp e rio R o m a n o . S u s ideas principales está n contenidas en s u Ma n u a l de Vida . Fundó una escuela filos ó fica e n la q u e enseñaba cómo vi vir con m a yo r dignida d y sere n ida d. Murió a lre dedor d e l a ñ o 1 3 5 e n Nicóp o lis .

• Evitemos el sexo casual y, en particular, las relaciones sexua­ les antes del matrimonio. Esto suena mojigato, pero es una for­ ma comprobada a través del tiempo de demostrar respeto por nosotros mismos y por los demás. • No temamos a la injuria verbal o a la crítica, sólo quienes son moralmente débiles se sienten obligados a defenderse o explicar sus acciones ante los otros. Dejemos que la calidad de nuestros actos hable por nosotros, no podemos controlar las opiniones que los demás se forman sobre nosotros, y ese esfuerzo sólo nos demerita.

Preocupémonos por evitar fiestas o juegos donde la parranda la juerga irresponsable sean la norma. Si nos encontramos en un evento público, permanezcamos aferrados a nuestros propó­ sitos e ideales. •

y

Darse importancia no es la forma de ser del verdadero sabio. Nadie disfruta de la compañía de un fanfarrón, por consiguien­ te, no agobiemos a los demás con relatos dramáticos acerca de nuestras hazañas. •

Aprender a distinguir entre las diversiones baratas y las recom­ pensas significativas y perdurables marca una diferencia en la cali­ dad de nuestra vida y en el tipo de persona que llegamos a ser. •

Quienes buscan vivir una vida sabia llegan a comprender que, aunque el mundo pueda recompensarnos por razones equi­ vocadas o superficiales, lo que importa en realidad es quiénes somos en nuestro interior y en qué tipo de persona nos estamos convirtiendo. •

Los seres h um a n os, a tra vés de las diferen tes civiliza cio n e s, reco miendan unas conductas y rechazan o tras, tra ta ndo de vivir los

valores correctos. Aquí presentamos una sucin ta recopilación de esos pensamien tos. Responsabilidad

255


TALLER DE VALORES

Ejercicios de I nteriorización Reflexione sobre el valor de la R ESPONSA BILIDAD, reali­ ce los siguientes ejercicios y propóngase metas que le sirvan para crecer y m ejorar. 1. ¿ Q u é s i g n ifi c a d o t i e n e p a ra u sted e l va l o r d e l a Res

ponsabilidad? Asó c i e l o co n a l g u n a s p a l a b ra s " c l a ve s " 2 . Tod os te n e m o s responsabilidades. ¿ C u á les s o n l a s m á �

i m po rta ntes p a ra u ste d ? 3.

Recuerd e e l texto d e l a l ectu ra , "¿A lguien sabe por qUE n o llega Carlos ? " ¿ C u á l es la ca recti rísti ca p ri n ci p a l d E u n a p e rs o n a re s p o n sa b l e ?

4 . Ante l a soci e d a d ta m b i é n s o m o s responsables e n e

c u m p l i m i e nto d e co m p ro m i s o s y d e b e res . ¿ C u á l e s s i g o n ifi ca n m á s p a ra u sted ? 5.

¿Al g u n a vez h a s i d o vícti m a d e l a i rres po n s a b i l i d a d d E otro ( s ) ? ¿ C ó m o l o afectó? ¿ Q u é p u d o h a be r h e c h o p a ré e v i ta rl o ?

6 . Co m e nte y a n a l i ce c o n a l g u n a p e rso n a esta s i d e a s re ·

l a c i o n a d os c o n l a Responsabilidad. "

Va l e n t ía p a ra reco n o c e r l o s e rrores

"

To m a r d e ci s i o n es a c e rta d a s

"

Te n e r i n i ci a tiva

"

C u m p l i r con s u s d e b e res

"

Respo n d e r por los co m pro m isos a d q u i ridos

S e l ecci o n e una que te n g a p a rt i c u l a r i m p o rta n cia p a ré u ste d , y a s u m a u n co m p ro m i s o p e rso n a l p a ra m ej o ra l e n ese s enti d o . 256

Responsabilidad


TALLER DE VALORES

Mirando hacia Adentro R eflexion e en qué medida vive cada uno de los siguien ­ tes aspectos relacionados con la RESPONSA BILIDAD y sus valores asociados (Eficiencia, Superación, Valentía) .

..¡

¿ C u m p l o a ca b a l i d a d co n m i s d e b e res y ej e rzo c on s e n satez m i s d e re c h o s ?

..¡

¿Ace pto m i s e rro res y a s u m o l a s c o n s e c u e n ­ c i a s q u e d e e l l os se d e ri ve n ?

..¡

¿To m o e n s e r i o m i s c o m p ro m i s o s , p o n i e n d o e m pe ñ o e n saca rlos a d e l a nte?

..¡

¿ Evito l o s p retextos y l a s exc u s a s ?

..¡

¿As u m o m i co rre s p o n sa b i l i d a d c u a n d o t ra bajo e n eq u i p o ?

..¡

¿Ad q u i e ro d e u d a s y co m p ro m i s o s s ó l o c u a n d o estoy seg u ro d e p o d e r c u m p l i r?

..¡

¿ S oy res p o n sa b l e e n e l c u i d a d o y m a n ej o d e l a s cosas q u e m e p resta n ?

..¡

¿Te n g o e n c u e nta a l o s d e m á s a l a h o ra d e to m a r u n a d e c i s i ó n ?

..¡

¿ C u m p l o con m i s d e b e res cívicos y soci a les (vo­ ta r, s e r s o l i d a ri o , etc . ) ?

..¡

¿ La l e ct u ra d e este ca p ít u l o h a i nfl u i d o p o s i t i ­ va m e n te e n m i esti l o d e v i d a y e n m i m a n e ra d e tra baja r? Responsabilidad

25 7


Vivir l a R E S PON SABI LI DA D i m p l ica

Eficiencia "La clave de la eficiencia es maximizar y optimizar los recursos "

¿Q u é es l a Eficiencia? Este valor lleva a obtener e l máximo rendimiento y l a ma­ yor calidad en todas las tareas ej ecutadas . Es lograr lo máxi­ mo, lo mej or, a partir de lo que se posee ; es una relación entre costos y beneficio s . L a p e rs o n a e fi c i e n te m i d e muy bien los medios q u e s e deben poner p ara alcanzar u n obj etivo . Analiza el procedi­ miento, mide las fuerzas, eli­ ge el c amino más apto . Racionalizar procesos y opti­ mizar recursos son manifesta­ ciones de eficiencia. La persona eficiente es recur­ siva e imaginativa para cons-

truir el camino más corto ha­ cia la meta. Se debe tener en cuenta que , además de hacer mucho , de rendir, es necesario hacer las cosas bien , emplear el tiempo con armonía y usar siempre medios lícito s .

¿Por qué practicar l a Efi c i encia? • Nos permite opti mizar y maximizar lo que tenemo s . • La eficiencia n o s permite lograr los obj etivos deseados de l a mej or manera posible. • Nos ayu d a a des arro l l ar nuestro potencial .

"Eficiencia es hacer lo mejor posible en el menor tiempo posible " 258

Responsabilidad


¿Cómo practicarla? Paro practicar l a eficiencia, s e deben realizar planes d e traba­ jo que permitan llevar a feliz término la tarea. No dej e incon­ cluso algo ; una vez lo inicie, termÍnelo. Aproveche al máximo el tiempo , no lo gaste en cosas que no tienen interé s . Haga un orden de importancia de las tareas que debe realizar y ej ecúte­ las según ese orden. Cuando esté realizando un trabaj o , prepare antes de iniciarlo todas las cosas que necesita. Evite interrupciones y alej e los distractores que estén a su lado. Hágase responsable solamente de lo que está en capacidad de hacer; si no tiene tiempo no se comprometa. No aplace lo que debe hacer. Planee bien el tiem­ po de tal manera que pueda cumplir fecha y hora de entrega.

Usted

si

vive este

Usted N O vive este

va lor cuando . . .

Pone todo el empeño y atención en cada tarea que real iza. *

No aplaza lo que está ha­ ciendo . *

*

E s práctico

y

recursivo .

valor cuando • • • *

Retrasa sus obligacione s .

Debe repetir una misma cosa varias veces antes de hacerl a bien. *

* Es costo

desproporcionado

el

a l beneficio.

Pauta para l a Acció n : Piense en algo que ha estado aplazando. Propóngase comenzarlo AHORA. Planee las acciones que se deben ejecuta r, el tiempo que va a necesitar, las ayu­ das o herramientas con que pueda contar, los obstá­ culos que tiene que supera r. . . Y ¡ hágalo! Válgase de un cronograma para evalua r las distintas fases del proceso y tomar las acciones correctivas que sean del caso. N

~

Responsabilidad

259


Vivir l a R E S PO N SAB I LI DAD impl ica

Superación No le enseñeis a vuestros hijos las dificultades de la vida; enseñadles más bien a superarlas. - Louis Pasteur -

¿Qué es J a S u pera c i ó n ? E s el e s fuerzo personal p ara avanzar hacia una meta ven­ ciendo obstáculos y adversi ­ dade s . E s l a decisión de c am­ bi ar, ab andon ar lastre s y ca­ minar con paso seguro, siem­ pre con la intención de cre­ cer y mej orar día a día. La Superación e s un proceso , no acaba nunca. S u intensidad dependerá de nuestra voluntad de c am b i o , determi n ac i ó n , persistencia, motivación y , so­ bre todo, de l a claridad en los obj etivos que se quieren lo­ grar, sin facilismos pero tam­ poco buscando imposible s . L a s metas m u y genéricas o a l argo plazo pueden llevar al

desánimo ; es mej or proponer­ se pequeños retos que puedan evaluarse y renovarse c ada día: logros pequeños conti­ nuos llevan a metas altas .

¿Por q u é practicar l a S u peración? • Nos ayuda a s e r mej ores cada día. • L a S u p e rac i ó n mueve , guía, motiva en la búsqueda de ideales altos y viceversa. • E n l a adversi dad, l a S u ­ p e r a c i ó n n o s d a fu e r z a y perseveranc i a para s alir ade­ l ante . • El afán de Superación evi­ ta el a n qu i l o s amiento y el conformi smo .

Es mejor llegar a ser que haber nacido siendo - Marco Fidel Suárez 260

Responsabilidad


¿Cóm o p ract i carla? L a Superación e s l a aventura d e vivir pequeñas acciones dia­ rias , de dar pequeños pasos cada día, con la fuerza de ese sueño motivador -que es nuestra misión en la vida- y la guía de esa brúj ula, que son nuestros principios , asumiendo compromi sos que nos guíen en el camino y nos ayuden a traducir los sueños en resu ltados concretos para nuestra vida. La Superación adquiere especial importancia cuando la vida nos coloca en situaciones extremadamente difícile s ; en lugar de quej arnos ( " la vida es inj usta" ) , debemos luchar p ara supe­ rar esa situación adversa y hacer de ella una experiencia valio­ sa y significativa.

Usted

vive este

U sted N O vive este valor cuando • • •

va lor cuando . . . *

*

Tiene objetivos muy va­

S e propone metas altas pero alcanzable s .

riados y dispersos.

*

*

Ataca l o s s íntomas

S e crece ante l a s d i fi­ cultade s .

vez

*

Piensa positivamente .

* Tiene un e sti l o de cómodo y rutinario .

*

Supera el desánimo .

*

en

de curar la enfermedad.

vida

Es pesimista y negativo.

Pa uta p a ra l a Acció n : Haga un alto en el camino para evaluar su vida y hacer correcciones en el rumbo; fruto de esa re­ flexión surgen propósitos para mejora r ciertos re­ su ltados, retos por conseguir y metas por alcanzar. Escriba algún aspecto de su vida que no le satisfa ­ ga y haga el propósito de cambiar. N

+

Responsabilidad

261


Vivir l a R E S PO N SA B I L I DAD impl ica

Valentía Puede ser un héroe lo mismo el que triunfa que el que sucumbe; pero jamás el que abandona el combate - Thomas CarIyle y recuperarse después de un fracaso, p ara intentarlo una vez más .

¿ Q u é es l a V a l entía? Es afrontar con ánimo fuerte y decidido lo que se debe ha­ cer, sin temor a los riesgos, in­ certidumbres o problemas . Valentía e s el valor personal frente al miedo; e s l a fuerza i nteri o r q u e i mp i d e q u e e l miedo nos detenga. La persona valiente enfrenta las cosas, aunque sienta mie­ do. S er valiente no significa arriesgarse innecesariamente a un peligro , lo cual sería te­ meridad. La valentía e s necesari a para enfrentar situaciones difíciles

¿Por q u é practicar l a V a l entía? To d o s s e n t i m o s m i e d o , pero los valientes lo superan . *

* Es la mej or actitud que se puede tener c u ando se está asustado o inseguro .

Da la fuerza para hacerse responsable de los actos. *

* Es la única forma de en­ frentar y hacer cosas que nun­ ca creyó podría llegar a ven­ cer o a lograr.

¿ Qué sería de la vida si no tuviéramos el valor de intentar algo ? - Vincent Van Gogh 262

Responsabilidad


¿Cómo p ract icarla? Haciendo l o que debe hacer, aun cuando s e a difícil o l e dé miedo . Practica l a valentía cuando intenta hacer cosas nuevas , que se salen de lo c onvencional, porque considera que son me­ j ores . Cuando enfrenta con valor sus errores y asume las con­ secuencias de sus actos. Es valiente cuando acepta que necesita ayuda o cuando se mantiene firme en sus decisiones aunque no se sienta apoya­ do por los demás . También es valentía reconocer los propios temores y tomar la decisión de no hacer algo -por considerar que el riesgo es excesivo- aun afrontando la posibilidad de que los demás lo tilden de cobarde o timorato .

Usted

si

vive este

Usted N O vive este

va lor cuando . . .

valor cuando *

El

miedo

lo

S ac a l a fu e r z a s u fi ­ c i e nte p ara h a c e r a l g o a pesar de sentir temor.

cer algo que

Reconoce que se equi­ vocó y asume con responsa­ bilidad las consecuencias.

san

*

*

* No se arriesga a un pe­ ligro sólo para que lo ad­ miren.

*

.•.

priva de

ha­

debe hacer.

Finge no tener temor y

se burla de los que expre­ sentirlo .

P r efi ere q u e c u lpen a otros en ve z de e n fre n tar las consecuencias de algo que hizo mal. *

Pa uta para la Acció n : La mejor manera de vencer el m iedo es reconocerlo como tal y enfrentarlo. Confíe en Dios y dése fuerzas pensando que lo que va a hacer es lo correcto; en muchas ocasiones verá que su miedo era infundado. También el miedo "al qué dirán " se vence con la cer­ teza de estar obrando correctamente. N

+

Responsabilidad

263


17 Serenidad Calma Prudencia Tranquilidad Interior .


S ERENIDAD Si en medio de las adversidades persevera el corazón con serenidad, con gozo y con paz, esto es amor. - S anta Teresa de Jesús Pocos valores tan atrayentes y necesarios en un hombre como la S erenidad . Podemos definir­ la como la tranquilidad de áni­ mo ante el peligro y ante los sucesos que la vida diaria de­ para. Es propia de personas de mente clara, apacibles, sosega­ das y seguras de sí mismas .

l a razón . Que las circunstan­ cias ad vers as no nos abru­ men de tal suerte que llegue­ mos a perder el control , ni los sucesos nos hagan perder obj etividad , para así no de­ j ar de ser nosotros mi smos .

La Serenidad es reflej o de una persona que ha empleado mu­ cho tiempo en dominarse y re­ flexionar sobre el sentido de las cosas, y todos sus días en la bús­ queda permanente de la verdad.

Q u i e n e s m á s l o gran e n l a v i d a s o n l o s q u e c u mplen siempre su deber con el alma serena y la sonrisa en los la­ bios; se alegran en silencio durante la bonanza y sufren con fortaleza frente a la des­ gracla.

U n a p e r s o n a s e re n a e s u n a gran ayuda p ara el grupo e n que s e encuentra. E l tono se­ reno denota nobleza y es sín­ toma de poseer l a verdad: el que se enfada no suele tener

La S erenidad NO es apatía, indiferencia o desinterés. Es­ tas actitudes implican silen­ cio, pero tienen poco que ver con una forma de actuar se­ rena y equilibrada.

El signo más cierto de la sabiduría es la serenidad constante. - Michel de Montaigne 266

Serenidad


D ECÁLO G O de la

SERENIDAD S erenidad es calma interior, sosiego, estabilidad de ánimo, dominio de uno mismo . L a serenidad n o es apatía, impasibilidad o dej adez ; a l contra­ rio, es una fuente de energía vital . La persona serena huye del activismo, es decir, del afán de ha­ cer mucho pero sin dirección ni sentido . Tampoco se dej a lle­ var por l as precipitaciones y los impulsos . Actúa después de pensar. La serenidad va de la mano de la ponderación y de la obj etivi­ dad . No dramatiza. Mira los sucesos con realismo, con ánimo positivo. Cuando las dificultades son muchas , l a persona serena conser­ va la calma sin desesperarse ni desanimarse. Conviene dominar los sentimientos, lo cual supone encauzarlos y expresarlos debidamente . Cuando no es así, perdemos el con­ trol de las acciones . L a ira y e l rencor desestabilizan e l corazón y producen amargu­ ra. S i no se corta a tiempo aparecerá el odio, pasión que destru­ ye al ser humano. "Dame Señor l a dicha y yo me encargaré de ser ecuánime" , decía Tagore . Alegría i nterior, serenidad y ecuanimidad sue­ len ir unidas . Serenidad para reprender. S erenidad al tomar decisiones com­ plej as . Serenidad ante la inj u sticia. S erenidad, especialmen­ te, en momentos difíciles . En últimas , la serenidad proviene de confi ar en Dios, que nunca abandon a a quien confía en Él. Serenidad

26 7


L E CTURA

" ...No sea que me cortes la barba" Santo Tomás Moro nació en Londres el 7 de febrero de 1478 y se formó en la Universidad de Oxford. Posteriormente estudió Derecho, pero su interés se centró en la ciencia, la teología y la literatura. Durante su adolescencia escribió comedias y dedicó mucho tiempo al estudio de la literatura griega y latina. En 1499 decidió hacerse monje y se sometió a la disciplina de los cartujos. Cuatro años más tarde, Moro abandonó esta idea y en 1 504 ingresó en el Parlamento. Una de sus primeras actuaciones fue la de requerir una merma en la asignación propuesta para el rey Enrique VII. En venganza, el Rey encarceló al padre de Moro y no le liberó hasta que se pagó una fianza, y el propio Moro se retiró de la vida pública. Después de la muerte del Rey, en 1509, Moro volvió a la actividad pública. En 1 5 1 0 fue nombrado representante de la Corona en Londres.

Durante la siguiente década, Moro atrajo la atención del rey Enrique V/ll y llevó a cabo frecuentes misiones diplomáticas en los Países Bajos. En 1 5 1 8, llegó a ser miembro del Consejo Privado; en 152/ le fue concedido e l título de Sir. Dos años después, Moro fue designado presidente de la Cámara de los Comunes. Durante este periodo Enrique V/ll convirtió a Moro en uno de sus favo ritos y con frecuencia requirió su compañía para mantener con él conversaciones filosóficas. Moro pasó a ser presidente de la Cámara de los Lores en 1 529; fue el primer seglar que ostentó ese cargo. Sin embargo, su suerte cambió cuando se negó a apoyar la petición del rey para divorciarse de Catalina de A ragón. Las convicciones religiosas de Moro hicieron que se negara a sancionar cualquier tipo de desafío a la autoridad papal. Renunció a su cargo en 1532 y se retiró de la vida pública. El rey se ofendió por la actitud de su antiguo amigo y le mandó encarcelar en 1 534. Moro fue juzgado al año siguiente; se negó a prestar juramento de supremacía, afirmando que el Parlamento no tenía derecho a usurpar la autoridad papal en favor del rey. El Papa es cabeza de Cristo en la Tierra y no estaba dispuesto a sustituirla por la "cabeza suprema " del rey Enrique Vll/. Moro fue condenado por su postura y decapitado el martes 6 de julio de 1 535.

268

Serenidad


Sir Tomás Moro, posteriormente canonizado por la Iglesia Católica (1 935), afrontó el martirio con serenidad y convicción por su fidelidad al Papa. Un ejemplo de su serenidad e infaltable buen humor, lo presenta Julio Eugui (citando a Vásquez Prada) en su obra Anécdotas y Virtudes : "En la cuesta de Tower Hill echó mano del bastón para aliviar el esfuerzo. A poca altu ra se alzaba el cadalso. Cuando llegó el momento de subir los peldaños, no le abandonó el buen humor de que había hecho gala toda su vida. Le faltaban las energías, pero con mucha decisión tiró el báculo solicitando el apoyo del lugarteniente: "ayúdame a subir seguro, que ya bajaré por mis propios medios ". El verdugo le pidió perdón -como era costumbre- y Moro le dijo: Á " nimo, hombre, no tengas miedo a cumplir tu oficio; mi cuello es muy corto, anda, pues, con tiento y no des el tajo de lado, para que quede a salvo tu prestigio ". Todavía tuvo en el último momento un rasgo de humor, expresión de la entereza con que afrontaba el trance de la muerte; habiendo observado que le quedaba prendida la barba entre la garganta y el madero, advirtió al verdugo: "por favor, déjame que pase la barba por encima del tajo, no sea que me la cortes ". A Moro se le conoce sobre todo por su libro Utopía ( 1 51 6), un relato satírico sobre la vida en una isla de ficción llamada así. En esta isla, los intereses de los individuos se encuentran subordinados a los de la sociedad como conjunto, todos sus habitantes deben desempeñar un trabajo, se practica la enseñanza universal y la tolerancia religiosa y la tierra pertenece a todos. Estas condiciones son comparadas con las de la sociedad inglesa, con una sustancial desventaja para esta última. Utopía fue la precursora de una serie de obras similares.

ENCICLOPEDIA MICROSOFT. ENCARTA. Tomás Moro, Santo (Adaptación)

"Muero sirviendo bien al rey, pero primero es Dios " Palabras de Santo Tomás Moro, pronunciadas en el cadalso

Serenidad

269


CITAS de S E RENI DAD

Los elementos d e l a serenidad son: una bue­ na conciencia,

Sén eca

l a honra dez en los proyec­

tos y rectitud d e las acciones . La fel i c i d a d y la d e s gracia suelen d e pen­

Mu lta tuli

der más de l o que somos que de l o que nos ocurre . La dicha de l a vida c onsiste en tener algo que hacer, alguien a qu ien amar y al guna

Th omas Ch almers

cosa que esperar. El primero d e los bienes, j u nto a la salud, es l a paz interi o r . Los grandes acontecimientos no c orresp on­ den a nuestros momentos bulliciosos, sino

Fran cois de la R o ch efoca uld Friedrich Nie tzch e

a nuestros momentos de tranquilidad . En los ac ontecimientos grav es acuérdate de

Hora cio

c onservar l a mente serena . Todo p asa, sólo la serenidad p ermanece .

Lao Tsé

El s igno más c ierto de la sabiduría es l a se­

Mich el de Mon ta ig n e

renidad c onstante . El que quiera vivir tranqu ilo sus días, que

Pig n o tti

no fij e en los que son más fel ices que él, sino e n los que tienen más pesares . Cada uno es artífice de su felicidad .

2 70

Serenidad

Miguel de Cerva n tes


Los VALORES

en

l a H i storia

SÉN ECA* Cultura Latina *Séneca, Lucio Anneo (4 a . c. - 6 5 d. C. ), filósofo estoico, dramaturgo, político y emin e n te escrito r de la eda d de p la ta de la litera tura la tin a . S u s diá log o s y tra ta d o s m o ra les s o n m á s h u m a n o s y pers uasivos q u e dogmá ticos, y ha cen g a la de una g ra n h u m ilda d.

I n vita c i ó n a la S e re n i d a d : • A los hombres más podero­ sos, los que están situados en altos cargos, se les escapan pa­ labras en las que anhelan el des­ canso, lo alaban, lo prefieren antes que a todos sus bienes. • Hay que suavizar todas las cosas y hay que sobrellevar to­ das con buen ánimo.

Aquel que dedica todo el tiempo a su propia utilidad, el que dirige cada día como si fue­ se el último, ni suspira por el mañana, ni lo teme. •

Debe conservarse con sumo cuidado lo que no se sabe cuan­ do va a faltar. •

El mayor impedimento para vivir es la espera, porque de­ pendiendo del mañana se pier­ de el hoy. •

• Es propio de una mente se­ gura y tranquila el recorrer to-

das las partes de su vida. Los espiritus de las personas ocu­ padas, como si estuviesen bajo un yugo, no pueden volver ni mirar hacia atrás. • Hay que ser indulgentes con el espíritu, y hay que darle des­ canso una y otra vez. • De todos, sólo son ociosos quienes tienen tiempo libre para la sabiduría, pues no sólo defienden bien su vida: cual­ quier tiempo lo añaden al suyo. • La vida mas breve y más lle­ na de inquietudes es la de aque­ llos que olvidan el pasado, mi­ ran con indiferencia el presen­ te, temen el futuro. • No esperes hasta que las cir­ cunstancias te dejen en libertad, sino s e p á r a t e tu mismo d e ellas. • Es enemigo de la serenidad un compañero perturbado y que se lamenta de todo.

L o s s e re s h u m a n os, a tra v é s d e la s dife re n te s c i viliza cio n e s, recomie n da n unas con ductas y rechazan o tras, tra ta ndo de vivir los valo res correctos. A q uí presen ta m os una s u cin ta recopila ción de esos pensamientos.

Serenidad

2 71


T AL L E R D E V AL O R E S

Ejercicios de Interiorización Reflexione sobre el valor de la SERENIDAD, realice los siguien tes ejercicios y propóngase m etas que le sirvan para crecer y m ejorar. 1.

B u sq u e e n el G l osa rio e l s i g n ifi c a d o d e l a p a l a b ra "Sere ­ nida d ". C o n ese c o n ce pto , y l o q u e ya h e m o s v i sto e n p á g i n a s a n te ri o re s , co n struya s u p ro p i a defi n i c i ó n de este va l o r.

2.

P i e n se 5 p a l a b ra s q u e u sted a so c i e c o n Serenidad.

3 . Ate n i é n d o s e a l a a n écd ota d e l a g u i l l oti n a , d escrita e n

l a l e ct u ra s o b re San to Tomás Moro, ¿ q u é se p u e d e d e ­ d u c i r d e s u ca rá cte r? 4.

¿ Q u é v e n taj a s ti e n e p a ra la v i d a d i a ri a y p a ra s u s re l a ­ c i o n e s p e rs o n a l e s m a n te n e r u n espíritu sereno ?

5.

Re m e m o re u n c a s o d e l a v i d a re a l e n q u e l a fa lta d e Serenidad ha ya tra ído con secu encias neg ativas p a ra s u s p rota g o n i sta s . ¿ C ó m o evita r q u e e s t e ca so se v u e l va a re peti r?

6.

C o m e nte y a n a l ice co n a l g u na pers o n a esta s i dea s re l a c i o n a d o s co n l a Serenidad. "

M e nte c l a ra

" S e g u ri d a d y c o n fi a n z a e n s í m i s m o " Act u a r c o n ca l m a y s o s i e g o "

P ru d e n ci a , ca u te l a

"

P a z i nt e ri o r

S e l ecci o n e u n a q u e te n g a p a rt i cu l a r i m p o rt a n c i a p a ra u sted , y a s u m a u n co m p ro m i so p e rso n a l p a ra m ej o ra r e n e s e senti d o . 2 72

Serenidad


TAL L E R D E V AL O R E S

Mirando hacia Adentro R e flexion e en q u é m edida vive ca da u n o de los si­ g uien tes aspectos rela cio n a dos con la SERENIDA D y sus valores asociados (Calma, Prudencia, Tranquilidad In terior) .

...¡

¿ M e e x p reso d e m a n e ra tra n q u i l a , ta nto e n m i h o g a r c o m o fu e ra d e é l ?

...¡

¿ Evito a ct u a r co n p reci p i t u d fre nte a u n p ro b l e ­ m a , p o r g rave q u e éste sea ?

...¡

¿ S oy c o n s c i e nte d e m i s c u a l i d a d e s y l i m it a c i o ­ n e s , y l a s a c e pto?

...¡

¿ Co n se rv o s i e m p re m i b u e n h u m o r?

...¡

¿Vivo ca d a i n sta nte co n p a z i nt e ri o r y s e re n a d e d i cació n ?

...¡

¿ D ej o m i s p ro b l e m a s e n m i ofi c i n a o e m p resa p a ra d e d i ca r m e al h o g a r?

...¡

¿ D oy a ca d a p ro b l e m a s u j u sta d i m e n s i ó n , s i n a g ra v a r l o n i m e n o s p re ci a rl o ?

...¡

¿Act ú o c o n c l a ri d a d y d e c i s i ó n s i n d ej a rm e l l e ­ va r p o r l a s e m o c i o n e s ?

...¡

¿Conservo la sere n i d a d ta nto e n l as é pocas " b u e ­ n a s " co m o e n l a s " m a l a s " ?

...¡

¿ La l ectu ra d e este ca p ít u l o h a i n fl u i d o positi ­ va m e nte e n m i esti l o d e v i d a y e n m i m a n e ra d e tra baja r? Serenidad

2 73


Vivir l a S E R E N I DAD implica

Ca l ma ¡ Quién pudiera mantener la calma en todas las contingencias de la vida ! Afrontar la noche, las tormentas, el hambre, el ridículo, los desaires, con la quietud de los árboles y de los animales . . . - W. Whitman -

¿Q u é es l a Ca l m a? Mesura, serenidad de ánimo , tranquilidad, paz interior, do­ minio de sí mismo y de las cir­ cunstancias adversas o extre­ mas (también hay que practi­ car la Calma en los momentos de euforia y prosperidad) . Quienes vi ven a plenitud l a C alma logran vencer l a s ten­ sione s , cri s p acione s , intem­ peran c i a s y de s a s o s i e g o s a que les conduce el frenesí de la acción, el vérti go y l a pri ­ s a ; actúan por l a vía de l a se­ ren a reflexi ó n , l a inteligen­ cia práctica, la humildad, el silencio respetuoso y las ac-

titudes acogedoras , cálidas y llenas de optimismo y espe­ ranza.

¿Por q u é p racticar l a Ca l m a? • La calma n o s permite comprender y explicar mej or l as cosas . • Es la fortaleza de las per­ sonas sencillas y sabias . Practicar la calma es una forma de irradi ar concordia, serenidad, calor humano . . . •

• Es u n valor indispensable frente a situaciones conflic­ tivas o de riesgo.

Conserva la calma en las discusiones, porque el apasionamiento puede convertir el error en falta y la verdad en descortesía - Herbert 2 74

Serenidad


¿Có m o pract ica r l a ? Practica l a calma quien controla sus actos y n o s e inquieta por limitaciones o carencias y sabe convertir su vida en una alegre y gozosa experiencia. Tanto en el seno del hogar como en nuestras rel aciones con los demás , debemos evitar los gritos y ataques verbales así como las humillaciones, afrentas y actitudes beligerantes que, tarde o temprano, se volverán contra nosotros baj ando nues­ tra autoestima y seguridad en s i mismo s . Hay que mirar l a s personas y l a s cosas c o n espíritu positivo, sin llegar a pecar de ingenuos o desaprensivo s ; se requiere de gran equilibrio mental y físico para enfrentar la adversi ­ dad manteniendo un talante d e cordi alidad y optimi smo .

Usted

vive este

va lor cuando

Usted N O vive este valor cuando

.•.

.••

* Nuestra actitud serena y positiva es contagiosa.

* Mantiene sentimientos de frustración y desasosiego.

* Manej a las ofensas sin agresividad.

* Se contagia de la actitud pesimi sta de los demás .

* Mantiene el control so­ bre sí mismo .

S ue le actuar con atolon­ dramiento o precipitu d .

*

Es alegre y optimista.

*

*

Actúa sin pen s ar.

----l.� T

Pa uta p a ra la Acc i ó n : N

Identifique algo que le preocupe. Indague en su in terior por las causas. ¿ Puede hacer a lgo para e limi­ nar algunas de e llas ? ¿ Está en sus manos hacerlo ? Seguro que sí. ¡Pase a la acción! Cambie las preocu­ paciones por ocupaciones. Serenidad

2 75


Vivir l a S E R E N I DAD impl ica

Prudencia El rasgo distintivo del hombre es e l de ser capaz de deliberar y de juzgar de una manera conveniente sobre las cosas. - Aristóteles -

¿ Q u é es l a Prude n c i a ? l a Prudencia discierne y dis­ tingue 10 que es bueno o malo p ara seguirlo o huir de ello . Tiene que ver con : aplomo, buen j u i c i o , cordura, mode­ ración, s abiduría, sensatez . L a persona prudente apl i c a con s abiduría los principios g e n e r a l e s a c ad a s i tu a c i ó n concreta, para así elegir la me­ j or opción. Evalúa la informa­ ción que recibe con criterios rectos y verdaderos, pondera las consecuenci as favorables y desfavorables para él y para los demás antes de tomar una decisión, y luego actúa o dej a actuar, de acuerdo con lo de­ cidido. Ello implica tener principios y objetivos defini-

dos para luego encontrar las vías adecuadas a esos fines y t o m a r l a s determ i n ac i o n e s q u e sean perti nente s . N o s e debe confundir la Prudencia con la pasividad y la indeci­ sión.

¿Por q u é practicar l a Prudencia? • Nos ayuda a llegar a nues­ tro fin , di stinguiendo 10 im­ portante de lo accesorio. • Evita que caigamos en ac­ tos o decisiones precipitadas o temerari as que puedan aca­ rrearnos graves consecuencias. • La prudencia nos indica lo que hay que hacer para con­ seguir lo que más convenga, a nivel individual y grupal .

La imprudencia suele preceder a la calamidad. - Apiano 2 76

Serenidad


¿Cómo pract i ca r l a ? Para practicar l a Prudenci a e s necesario poseer una escala de v a l o r e s de m o d o q u e , d a d a la s i t u a c i ó n en q u e h a y a necesarimente que sacrificar algunos , siempre tengamos cla­ ro que los valores que están en la p arte de arrib a prevalecen sobre los de abaj o . El ej ercicio de la Prudencia exige formar

permanentemente la conciencia, con lecturas , consej o s , etc . La prudencia, en su práctica, exige también el desarrollo de ciertas habilidades y destrezas : formar el criterio, estudiar bien los asunto s , no dej arse llevar por i mpuls o s , distinguir entre hechos y opiniones , tener en cuenta la experiencia . . .

Usted

Usted N O vive este

vive este

va lor cuando . • .

va lor cuando . . . *

Aprende de los errore s .

*

Piensa antes de actuar.

*

Evita peligros o riesgos innecesari o s . *

No se dej a guiar por la obsesión o la terquedad. *

Pide consej o .

� T

Pauta p a ra l a N

*

E s negligente .

*

La cobardía o la como­ didad no le permiten actuar. *

Es demasiado calculador.

Piensa con egoísmo a l a hora d e evaluar situaciones . *

* " M ir a l o s toro s d e s de l a b arrera "

Acción:

Tenga un método para tomar decisiones. Primero consulte sus principios; después analice sus intenciones, sus moti­ vos, para que sean rectos; por último tenga en cuenta tam­ bién las circunstancias que puedan influir en su decisión.

Con estos datos en mente, tome la decisión adecuada. Serenidad

2 77


Vivir l a S E R E N I DAD implica

Tranq u i l idad I nterior Estar en paz consigo mismo es e l medio más seguro de comenzar a estarlo con los demás. - Fray Luis de León que los problemas nos ago­ bien .

¿Q u é es l a Tra n q u i l idad I n terior? " Paz de Espíritu, quietud, re­ poso, sosiego, serenidad; sin inquietud ni agitació n " . La persona con tranquilidad de espíritu vive de acuerdo a su conciencia, se adapta a su me­ dio, controla sus emociones y miedos, evita ser esclava de las pasiones, trabaj a con entusias­ mo y descansa lo suficiente. Todas estas cualidades le per­ miten distinguir lo urgente de lo importante ; P re o c up a rs e signica literalmente " ocupar­ se antes de " ; debemos pasar rápidamente de la preocupa­ ción a la acción y no permitir

No se lleve los problemas a c a s a y, mucho meno s , a la cama; la paz, tranquilidad y felicidad de su hogar es tán por encima de cualquier cir­ cunstancia.

¿Por q u é practicar l a Tra n q u i l idad I nterior? • Cuando hay alteraciones en el ánimo, se pierde objetividad. • La intranquilidad agota a l a s p e r s o n a s y d i fi c u l t a l a concentración. • La persona tranquila irra­ dia alegría y seguridad .

Serenidad. -¿Por qué has de enfadarte si enfadándote ofendes a Dios, molestas al prójimo, pasas tú mismo un mal rato . y te has de desenfadar al fin ? . .

- S an Josemaría Escrivá 2 78

Serenidad


¿Có m o pract ica r l a ? Alej e de s í las personas conflictivas ; e l pesimi smo, e l des­ ánimo y la agresividad son altamente contagiosos. Rodéese de un ambiente sereno, tranquilo ; procure vivir y trabaj ar en un medio donde el optimismo, el entusiasmo y el buen humor sean las notas prevalentes . L a paz del espíritu n o s e obtiene por vivir cómodamente ni rehuir los problemas . Al contrario, al afrontarlos y compro­ meterse en c ausas noble s , el espíritu se llena de contento . No se dej e llevar por el afán desbordado de éxito , honore s o riquezas ; no s acrifique l a tranquilidad o su p az interior en aras de una desmedida búsqueda de la perfección .

Usted

si

vive este

valor cuando

Usted N O vive este valor cuando

..•

* Permanece dueño de s í mismo .

Es tolerante , comunica­ tivo y respetuoso. *

* Es *

Se

•••

inseguro o pesimista.

deja

tr ab aj o .

abs o rb e r

por el

* S e preocupa en lugar de

*

Controla sus emocione s .

ocuparse .

*

Vive en paz c o n D i o s y

*

Es i n s e g u ro , desconfía de sí mism o y de los demás .

Pa uta para l a Acc i ó n : Repita al levantarse las palabras de santa Teresa: N

--+-

Nada te turbe: nada te e spante. Todo se pasa. Dios no se muda. La pac ienci a todo lo alcanza. Quien a Dios tiene , nada le falta. Sólo Dios basta.

Serenidad

2 79


18 S ervicio Generosida d Ser Ă&#x161;til Sociabilida d


SERVICIO La recompensa de una buena acción es el propio mejoramiento - Séneca " S ervici al : Q u i e n s irve c o n cuidado y diligencia, pronto a complacer y servir a otros o a s ati s facer u n a necesidad s i n esperar pago o recompensa" . Servir es dar a través de nues­ tro trab aj o la espontánea cola­ boración que procura s atisfa­ cer una necesidad o cau s ar un efecto benéfico en l a vida de otras personas . Tener una actitud de servicio significa buscar l a manera de ser útil en todo momento ; es una actitud, una forma de pen­ sar, en que las necesidades aje­ nas i mportan tanto como las propias . L a p e r s o n a s e rv i c i al b u s c a detal l e s q u e fac ili tan o ale­ gran l a vida a los demás ; tan­ to en el hogar como en su si-

t i o de trab aj o c u mp l e s u s obligaciones con gu sto y consideración, e incluso rea­ liza algunas pequeñas tareas de más que pueden ayudar a hacer más amable y llevade­ ra la vida a las personas que le rodean . El verdadero servicio no es­ pera paga ni recompensa, su único interés es ayudar por el deseo de ser útil a la gente, a la familia, a la empresa y al país . Con actitud de servicio sem­ bramos felicidad y eficacia a nuestro alrededor y creamos un ambiente de confianza y seguridad . ¡ Qué distinto se­ ría el mundo si todos nos ade­ lantáramos a servir a los de­ más , sin esperar que nos lo pidan !

Que tu vida no sea una vida estéril. Sé útil, deja poso, ilumina con la luminaria de tu fe y de tu amor. - San Josemaría Escrivá 282

Servicio


DECÁLOGO del SERVICIO La calidad del servicio que usted presta está directamente relacionada con la motivación que tenga para servir a los de­ más . 1.

Cuando se esfuerce por ofrecer un buen servicio, no espere recompensa; hágalo porque servir es uno de sus principio s . 2.

U n buen servicio e s aquel q u e se anticipa a l a s necesidades de las personas .

3.

Un buen servicio va más allá de adecuadas rel aciones hu­ manas ; se requiere disciplina, sentido del deber, compromiso con los principios . . . y querer a la gente . 4.

El servicio no admite vac acione s , ni excepcione s : debe ser permanente , con cada persona. El público no existe ; existe n individuos concretos . 5.

Póngase e n e l lugar del otro : qué piensa, qué quiere, cómo se siente . Y pregúntese : ¿qué puedo hacer p ara ayudar a esta persona?

6.

7. Sus buenas intenciones de servir se deben reflej ar en su c ara: el espíritu de servicio hay que concretarlo en l a sonrisa, la amabilidad y los detalles de cortesía. 8. Trate de igual manera a sus compañeros de trabaj o que a los cliente s . Viva el espíritu de servicio con todo s : cliente s , com­ pañeros , familiare s , etc . 9. Darse a los demás , sirviendo, produce alegría, crecimiento personal y éxito laboral ; merece el respeto de los otros y agra­ da a Dios . 10. Cuando sirve a otros, usted vive muchos valores : colabo­ ración, ayuda, buenas maneras, solidaridad, respeto por los de­ más , calidad, alegría . . . Servicio

28 3


LECTURA

(1)

¿Qué estaría haciendo? El dom ingo por la tarde, una joven de unos treinta años do rm ía profundamente en e l tren. Cua tro personas que viaja ban también e n e l v a g ó n la m i ra b a n c o n de s c o nfi a n z a y c o m e n ta b a n : « Seguramente es una de esas que se ha casado y ha dejado ma rido e h ijos, que se apañen solitos » . « Qu izás sea una divorciada o solterona que viene de a lguna juerga, de esas que se divie rten, hoy aquí, mañana allí, hoy con este, mañana con aquel». « Quizás es una drogadicta o a lcohólica que duerme e l mono o la mona . . . ». « Q u ién sabe, a ver s i es a lguna de esas te rroristas buscadas, porque no se puede uno fia r de nadi e » . «Podría s e r también una d e esas emigrantes q u e viene a llevarnos lo poco que nos queda o a vender droga » . « Tampoco me extraña ría que fu era una de esas p resas que salen los fines de semana, o una vagabunda que vive a costa de todos con el cuento del trabajo . . . Pues, yo estoy p o r despe rta rla y deci rle q u e s e vaya de aquí; me fastidia que encima viva y duerma a sus anchas. Cuando se desp i e rte nos vamos todos a o t ro vagón, que vea que no nos g u s ta s u p resencia » . En e s e momento e l tren p i tó y l a volunta ria s e despertó. Se encontró con todos los ojos que la miraban con extrañeza y con c a ra de p o c o s a m igos. Sospechó q u e du rm i endo podía haber molestado. Con una sonrisa, les saludó: «Ay, buenas ta rdes. A lo mejor les he molestado con mis ronquidos. Perdonen. Es que he estado todo el fin de semana con niños insuficientes y me han dejado mo lida. Requie ren m ucha a tención. Sien to que ustedes no se hayan sen tido cómodos . . . » . Los fines d e semana los dedicaba como voluntaria -sin cobrar n a da-, p a ra ay uda r a ex t ranj e ros, dro g a di c tos, a n c i a n o s y enfermos. Volvía molida de tan to trajín. A l día siguiente, además, tenía que ir al trabajo. « Oh, no por fa vor, de n inguna man e ra, siéntate cómoda y sigue durmiendo lo que quieras, no haremos mucho ru ido », le respondió una señora como po rta voz de todos. ALFONSO FRANCIA. Paróbolas para vivir (San Pablo. Madri d . 1 996. p . 1 1 5 ) 284

Servicio


LECTURA

(2)

Servir y ser amables en la empresa En l o s Es ta d o s Un i d o s hay u n a c a d e n a de t i e n da s p o r depa rtamen tos conoc ida p o r te n e r una atmósfe ra l ujosa y de de c o ra c i o n e s p rofu s a s . Pa ra la ép o c a de n a v i dad la t i e n da Nosdstrom se viste de gala e incluso se puede p resenciar concie rtos de piano en cada uno de sus pisos. Es to trae a mi memoria una anécdo ta ocurrida dentro de uno de estos almacenes: esta e ra una m ujer que entró a la tienda con ropaje ra ído y s u c i o . Una m uj e r de b u e n c o razón la s eg u ía convencida de que esta visitante causa ría p roblemas por s u forma de lucir. La siguió para poder interven i r y aminorar el golpe a su dign idad cuando el personal de segu ridad in te rviniera y le pidiera abandonar el luga r. Pronto se dió cuenta que nadie intentaba de tenerla, sino fue recibida con una son risa por una vendedo ra elegantemente vestida. La m ujer que la seguía se quedo anonadada de la actitud solícita de la vendedora a las pe ticiones de la clienta. Cuando ésta p idió probarse va rios vestidos de noche, la vendedo ra le llevo modelo tras modelo hasta que hiciera s u e lección. Con infinita paciencia, la vendedora le señalo cuáles le parecían los más ap ropiados pa ra ella. Al sa lir del cuarto de pruebas, la clienta caminaba e recta y con un cierto brillo en los ojos. Hab ía sido tratada como un ser humano valioso. La mujer que p resenciaba la escena no pudo e v i ta r p reg u n ta rle a la vendedora p o r q ué había a c tuado de esa man e ra, la v e n dedo ra d e Nosds t ro m le contestó: ))pa ra esto estamos aquí: para servir y ser amables)) . S HEILA MORATAYA-FLEISHMAN www. encuentra. comlreflexiones

Servicio

285


CITAS de SERVICIO

Nadie puede tratar de ayudar sinceramente a

Em erson

otro, sin que se ayude a sí mismo .

Servid cien veces, negaos una, y nadie se acor­ dará más que de vuestra negativa .

Plin io el Jo ven

Serv ir de mala gana es u n a grosería . Nada

La Bruyere

cuesta añadir una sonrisa.

Todo es muy difícil antes de ser sencillo .

Th omas Fuller

Quien sabe resolver problemas es menos ser­

Luis Señor

vicial que quien sabe evitarlos.

Es fácil nadar cuando os aguantan la barbilla.

Pro verbio Fra n cés

Todas las dificultades tienen solución; el que

Noel Clarasó

de verdad quiere servir la encuentra .

Más vale un toma que dos te daré .

Miguel de Cerva n tes

Debes saber, Sancho, que no es un hombre más

Miguel de Cerva n tes

que otro, si no hace más por otro.

Si te propones mandar algún día con digni­ dad, debes servir con diligencia . 286

Servicio

Lord Ch esterfield


Los VALORES en la HISTORIA CALI LA y DIMMA* Cultura Árabe -

8aidaba

*Ca l l l a e D i m n a ( s . VIII), versión árabe de una colección de cuentos indios del siglo IV realizada por Ibn al-Muqaffa . Presenta una antología de cuen tos, el primero de los cuales trata de los cha ca les Kalila y Dimna, de donde procede el título generalizado de la obra . Cada cuento explica una sen tencia o moraleja, pues lo que prima no es el elemento narrativo sino el forma tivo educacional.

En estas cosas debe cen trar su atención el hombre sabio: • Analizar cuidadosamente los hechos pasados y las razones de su fracaso, hacer un balance de los beneficios o perjuicios que le han traído, cuidarse para no volver a ser victima de los males sufridos, y obrar con inteligencia para obtener los beneficios que se le escaparon.

Seis peligros amenazan a un gobernante: el aislamien to, la discordia, las pasiones, la violencia, el tiempo y la torpeza. • El aislamiento priva a los hombres de empresa y a los rectores de la politica, de la gente de talento, de decisiones y de confianza; y los aparta de todos los que con tales atributos se distinguen. •

La discordia es la causante de las disputas y riñas entre la gente.

• Las pasiones, que son las que llevan a los hombres a entre­ garse irreflexivamente a las mujeres, a la charlatanería, a la em­ briaguez, a la cacería y cosas parecidas. • La violencia, que es la que lleva al abuso de la fuerza, y así, fuera de lugar, la lengua se desencadena en injurias y la mano asesta el golpe. • El tiempo, cuyas vicisitudes traen tantas calamidades a los hombres, tales como la muerte, las enfermedades, los fracasos, las malas cosechas y cosas parecidas.

La torpeza, que es la que lleva a unos a hacer uso de la fuerza cuando hay que obrar con benevolencia, y obrar con benevolen­ cia cuando hay que hacer uso de la fuerza. •

L o s seres h u m a n os, a tra vés de las dife re n tes civiliza cio n e s, recomienda n unas conductas y rechaza n o tras, tra ta ndo de vivir 105 valores correctos. Aquí presen tamos una sucinta recopilación de esos pensamien tos.

Servicio

28 7


Construyendo Valores Ejercicios de I nteriorización Reflexion e sobre el valor de el SER VICIO, realice los si­ guien tes ejercicios y propóngase metas que le sirvan para crecer y m ejorar. 1.

De a c u e rd o co n l o v i sto e n p á g i n a s a n te ri o res y con l a d e fi n i c i ó n q u e tra e el G l o sa ri o , ¿ c u á l d e las a ce pc i o ­ n e s d e S E RV I C I O es l a m á s s i g n ificativa p a ra u ste d ?

2. ¿ Q u é a cc i o n e s d e Servicio pod ría d e se m pe ñ a r e n s u

h og a r? P ro p ó n g a se c u m p l i rl a s . 3.

En este ca p ítu l o a p a rece n 2 lectu ras, ¿ cuál le pareció mejor? ¿ Le e n s e ñ a ro n a l g o ?

4 . ¿ Q u é ca ra cte rísticas i d e ntifi ca n a u n a p e rs o n a Servi­

cia l ? s . L a p e rso n a servicial b u sca o p o rt u n i d a d e s d e ser úti l .

P i e n s e e n a l g u n a s a cti v i d a d es q u e u sted pod ría rea l i ­ za r p a ra s e r más servicial. 6. Co m e nte y a n a l ice con a l g u n a p e rso n a esta s i d e a s re-

l a c i o n a d o s co n el Servicio .

...,¡ Estar en capacidad de prestar un servicio ...,¡ A yudar sin esperar a que se lo soliciten ...¡

Hacer fa vores

...,¡ Ser útil ...,¡ A ctuar con generosidad S e l ecci o n e u n a q u e te n g a pa rt i cu l a r i m p o rta n ci a p a ra u sted , y a s u m a u n co m p ro m iso p e rso n a l p a ra mej o ra r e n ese senti d o . 288

Servicio


Taller de Valores Mirando hacia Adentro Reflexione en q u é medida vive ca da un o de los siguien ­ tes aspectos relacionados con el SER VICIO y sus valo ­ res asociados (Generosidad, Ser Útil, Sociabilidad) . "

¿ E stoy p ro nto a a y u d a r a otro s ?

"

¿ La s n eces i d a d e s aj e n a s m e i m po rta n ta nto co m o las p ro p i a s ?

"

¿ B u s co l a m a n e ra d e s e r ú t i l e n m i e n t o rn o ?

"

¿ Soy e s p o ntá n e a m e n te g e n e ro s o ?

"

¿ La s p e rs o n a s q u e m e trata n m e co n s i d e ra n s e rvi c i a l ?

"

¿ D oy l o m ej o r d e m í e n e l tra baj o , e n e l h o ­ g a r, e n l a co m u n i d a d ?

"

¿ S oy s e rv i ci a l co n tod o s , s i n n i n g u n a c l a s e d e d i sc ri m i n a ci ó n ?

"

¿ D oy a l g o d e m i ti e m po a otra s p e rso n a s ?

"

¿ S oy úti l e n a l g ú n g ru p o soci a l o re l i g i o s o ?

" ¿ La l e ct u ra d e este ca p ít u l o h a i n fl u i d o p o s iti ­ va m e nte e n m i esti l o d e v i d a y e n m i m a n e ra d e tra baja r? Servicio

289


Vivir el S E RVICIO i m p l ica

Generosidad Dad de 10 poco que tengáis a quienes tienen todavía menos que vosotro s .

- Henri Lacordaire -

¿Q u é es l a Generosidad? E s l a donación d e u n o mismo y de lo propio en beneficio de otro s . Generosidad es dar lo mej or de sí en cosas, en tiem­ po y en dedicación a quienes nece s itan de nuestra ayuda, sin miramientos n i discrimi­ nación de ningún tipo . Genero s i dad e s d ar y com­ partir sin re servas ni condi­ ciones . Generosidad es dar al que no tiene, al que necesita, sin importar quien sea. Ser generosos es dar de cora­ zón sin sentirse superior por ello. E s dar sin tener en cuen­ ta lo que el otro hará con lo que se le ha dado .

Generosidad es dar sin espe­ rar una recompensa o un re­ g alo equivalente . E s compar­ tir lo que se tiene porque se valora al otro Generosidad es dar con amor.

¿Por q u é practicar la Generosidad? • S i n g e n e ro s i d ad h abría muchos más necesitados . • Al dar, el ser humano se autorrealiza. • S e imita a Dios que nos ha dado todo . • Cuando una persona es ge­ nerosa, toca el corazón de los demás , y esto provoca en ellos el deseo de serlo también.

H Hay más dicha en dar que en recibir " - Evangelio de San Mateo 290

Servicio


¿Cómo p ract icarla? L a generosidad empieza a l tomar conciencia de que s u prácti­ ca lo perfecciona como persona. Implica la decisión de ayudar a alguien que lo necesita y tomar la iniciativa de intentar su­ plir esa necesidad. Se practica l a generosidad cuando nos per­ catamos que alguien necesita de nuestra ayuda y se la brinda­ mos , según nuestras posibilidades , con todo gusto y amor. Cuando dé un regalo o una ayuda económica no intente recibir nada a cambio, ni le dé importanci a al uso que la otra persona hará con el reg al o ; délo y olvídese de él . No se preocupe si le cuesta dar, prestar o compartir. Lo i mpor­ tante es que, a pesar de ello, lo haga porque está convencido de que es lo mej or para los demás y para usted.

U sted

si

U sted NO vive este

vive este

va l o r cuando

va l o r c u a n d o

• . .

*

Está listo a hacer un fa­ vor a quien lo necesite

*

*

*

Se olvida de lo que dio y no espera retribución ni agradecimiento s . *

E s t á di spuesto a hacer sacrificios por los demás . *

Dá con alegría.

+ N

..•

Usa e l teléfono sin pen­ sar en los demás . Acepta un plan aunque no sea de su gusto. Malgasta e l d inero en c aprichos . *

*

Insiste en mencionar el regalo que ha dado .

Pauta para la Acción: Revise sus pe rtenencias e identifique a lgunas que no use desde hace tiempo. Regale una de ellas a qu ien pueda necesita rla. Servicio

291


Vivir el S E RVICIO i m p l ica ,

Ser Uti l No preguntéis qué puede hacer vuestro país por vosotros, preguntad qué podéis hacer vosotros por vuestro país. - Jhon F . Kennedy ...

¿Q u é es Ser U t i l ? E s útil quien busca oportu­ n idades de servir y lo hace con g u s t o , c u i d ad o y d i l i ­ gencia, pronto a complacer y a prestar ayuda.

cesidad, poniendo en ese tra­ baj o todo el esfuerzo y ener­ gía posibles .

¿Por q u é pract i car ...

e l Ser U t i l ?

Para ser útil se necesita estar preparado, pues no b asta l a buena voluntad .

• Con actitud d e servicio se cumple el trabaj o con perfec­ ción y eficiencia.

Tener una actitud de servicio significa buscar la manera de ser útil sin e sperar a que le pidan ayuda.

Si no aporto algo soy par­ te del problema.

Cuando se es útil se le da la misma importanci a a las nece­ sidades aj enas que a las pro­ pias , actuando en caso de ne-

Los equipos y grupos so­ ciales ganan en efectividad. •

Ser útil proporciona segu­ ridad en uno mismo e incre­ menta l a autoestima. •

Quien no es útil a los suyos no lo será para nadie. -

292

Servicio

Proverbio chino -


¿Cómo pract icarlo? Si quiere ser útil debe estar atento a las necesidades d e l o s de­ más y a la ayuda que u sted pueda ofrecer. B u sque en las activi­ dades de la vida cotidiana cosas sencillas que pueda hacer: Abrir una puerta a alguien que venga con las manos ocupadas , ayu­ dar a bu scar una dirección, ayudarle a un discapacitado a pasar la calle . No espere a ser útil sólo cu ando alguien se encuentre en graves problemas . Cuando vea un compañero de trabaj o que está demasiado ata­ reado y usted tiene un poco de tiempo , acérquese y exprésele que desea ayudarlo. Haga lo que está a su cargo, sin que nadie tenga que hacerlo por u sted . Para ser útil debe procurar servir; es dec ir, valer, ser capaz , es­ tar preparado . No b asta querer ser útil , hay que saber ser útil.

U sted

si

Usted NO vive este

vive este

va l o r c u a n d o

va l o r c u a n d o . . . *

Atende bien a un clien­ te o a una visita.

se

*

*

*

Necesitan su ayuda y no da por aludido .

Colabora en el trab aj o de otros

edificio

*

*

Realiza tareas u ofici o s en el hogar, aunque tenga poco tiempo y no le g u s te .

..•

Rehuye colaborar e n o

el

urbanización .

Espera a que otro se en­ c argue de lo que a u s t e d le corresponde hacer.

Pa uta para la Acc i ó n : N

� -�

Ofrezca su ayuda a un voluntariado social o profesional. Ponga sus talentos, su tiempo y sus capacidades al servicio de los demás. Servicio

2 93


Vivir el SERVICIO impl ica

Sociabi l idad Tú careces de lo que otros tienen, y éstos necesitan de lo que tú posees; de esta imperfección surge la sociedad - Christian F. Gellert -

¿ Q u é es l a Socia b i l idad? Este valor aprovecha y crea los cauces adecuados para re­ lacionarse con distintas perso­ nas y grupos . S urge a partir d e l i n te r é s y p re o c u p a c i ó n por lo q u e s o n , por lo q u e di­ cen y hacen , por lo que pien­ s an y por lo que sienten los demás . El hombre es un ser sociable por naturaleza; necesita de los de­ más para su propio desarrollo y a su vez debe aportar lo mej or de sí a la sociedad y a los indivi­ duos que la componen, en pro­ cura del bienestar común. Un primer elemento dentro de la práctica de la sociabilidad

es la comunicación ; sin ella no sería viable el intercambio de i d e a s ni l l e g ar a re l a ­ ciones más profundas como la ami stad .

¿ P o r q u é practicar la S o c i a b i l idad? • El individualismo lleva a l a tristeza. • Nos ayuda a practicar una s an a c o nvivenc i a , dentro y entre los diferentes grupos a que pertenecemos. • El hombre sería un ser in­ completo si no practicara los principios de la sociabilidad y de una sana convivencia.

Dios ha creado al hombre como un ser sociable y lo ha dotado, además, de lenguaje, para que sea el gran instrumento y lazo común de la sociedad - Montesquieu 294

Servicio


¿Cómo practicarla? Desarrolle s u c apacidad d e comunicación c o n los demás . Ello va más allá de ser una persona locuaz o simpática, e s necesa­ rio llevar a cabo una práctica efectiva de " relaciones huma­ nas " que a su vez implica confianza en s í mismo y conoci­ miento de los demás . Participar en diferentes actividades y hacer parte de grupos diversos es un medio para conocer me­ j or sus integrantes , sus aficione s , cualidades y defecto s , nece­ sidades, etc . La sociabilidad debe cimentarse en un profundo respeto a los demás, no solo a sus ideas sino, más importante aún, a sus sen­ timientos . Por ello es necesario conocerlos bien y, en todo caso, expresarse con prudencia y respeto .

U sted

si

vive este

va l o r c u a n d o

va l o r c u a n d o

. • •

Entiende q u e necesita d e l o s demás p ar a c r e c e r y mej orar como persona. *

Se relaciona con diferen­ tes personas y grupos . *

S e interesa por los demás.

*

U sted N O vive este

Comparte su tiempo con otros. *

*

Cree

•••

q u e puede vivir y

defenderse solo . *

Evit a relacionarse c o n

otras personas y grupos . *

Pi e n s a q u e c ad a c u a l

debe *

vivir

su

propia vida.

S e d ej a llevar por l a ti ­

midez.

Pauta para la Acción:

+ N

.

.

. ...

Interésese positivamente por alguien en concreto; trate de conocer y comprender su forma de pensar así como sus necesidades. Forme parte activa de diferen tes grupos, clubes deportivos y cultu rales, asociacio-

nes, cooperativas, en tidades de socorro y voluntariado, etc. Servicio

295


19 , S oli dari dad A ltruismo Disponibilida d Unida d


SOLIDARIDAD Dios ha confiado cada ser humano a todos; y a cada ser humano, todos. - Juan Pablo 11 -

Solidaridad: comunidad de inte­ reses y responsabilidades ; adhe­ sión a la causa o a la empresa de otros. Sentido de pertenencia a la sociedad que inclina al hom­ bre a sentirse unido a sus seme­ j antes y a la cooperación con ellos. La S olidaridad no es una obli­ gación ni u n s entimiento su­ perficial, es una actitud que su­ pone generosidad y que se asu­ me voluntariamente. Es un lla­ mado de conciencia a la igual­ dad, a buscar soluciones para la p o b re z a , la a l i v i ar marginación y l a falta de recur­ sos de otros seres humanos . Ser solidario implica compar­ tir tiempo, e spacio y energia con todos los miembros de la sociedad, cooperar y compro-

meterse a vi vir en armonía. Todos, de alguna manera, po­ demos poner nuestro " grani­ to de arena" para paliar el su­ fn miento aj eno y ayudar al prój imo en sus necesidades. La S olidaridad no puede ser mero sentimentalismo. Del corazón se debe pasar a la ra­ zón y de ahí a la acción com­ prometi d a . Una manera d e vivir la S olidaridad puede ser la de ayudar como volun­ tario en un grupo organiza­ do. También podemos tomar la iniciativa de manera indivi­ dual dedicando un poco de nuestro tiempo y energías a solucionar alguna necesidad de personas cercanas a noso­ tro s .

Dar de sí sin pensar en sí Lema Club Rotario 298

Solidaridad


DECÁLOGO de la SOLIDARIDAD S olidaridad es sentirse una sola cosa con la gente que nos rodea: "Todos para uno y uno p ara todos" . 1.

2. S entir la solidaridad llena el corazón de seguridad, estímu­ lo y paz .

E l interés por la gente debe ser genuino , s i n intereses ocul­ tos que puedan enturbiar la ayuda prestada. 3.

La solidaridad implica comprensión, disponibilidad, cola­ boración . Lleva consigo involucrarse y compartir.

4.

Las manifestaciones verb ales de solidaridad son importan­ tes , pues todos necesitarnos sentir el apoyo moral . Además se necesitan acciones concretas de ayuda. 5.

Ningún ser humano puede sernos indiferente . S iempre exis­ tirá alguna forma de manifestar nuestra solidaridad . 6.

7. A veces es más fácil prestar nuestra ayuda a gente lej ana a nosotros que a esas otras con las que se convive a diario. Mues­ tre la solidaridad en la vida diaria.

El egoísmo es pagado por los demás con frialdad, lej anía, ai slamiento . Se recoge lo que se siembra.

8.

Es bueno pedir ayuda cuando la necesitarnos . No conviene suponer que se darán cuenta, ni dej arse llevar por el orgullo del que piensa que solo saldrá adelante . 9.

Cuando en un grupo humano se sustituye competir por cooperar, se produce la unión y el logro de los obj etivos . 10.

Solidaridad

299


LECTURA

No hay Amor más grande ... Llegan a Cracovia terribles noticias confidenciales acerca de lo que sucede en el campo de concen tración de Oswiecim, llamado «Auschwitz» por los a lemanes. Ha sido en las Navidades de 1 941 cuando las familias polacas van conociendo la historia increíble de cómo murió el padre KOLBE • • •

Vino la gu e rra. Los s ica rios de la Gestapo cazaron a l padre Ko lbe. De la p risión de Pawiak lo pasaron a l infierno de Auschwitz. Lo tatuaron con el número 1 6. 6 70, y le asigna ron un sitio en el b lo q u e 1 7 d e s t i n a do a t ra b aj o s fo rzado s : s ufri ó c o m o s u s c o mpañ e ro s h u m i l la c i o n e s, g o lp e s, insu ltos, m o rdiscos d e los pe rros, chorros de agua h elada cuando estaba devo rado por la fiebre, sed y hambre, idas y venidas a rrastrando cadáveres desde las ce ldas al h o rn o c remato rio. A usch witz e ra la an tesala del

infierno. Conve rtido en una piltrafa, Ko lbe fue colocado unas semanas en e l bloque 1 2, de los inválidos, para « repon e rse». Luego pasó al bloque 1 4. Pertenecía a l 1 4 e l día en que un p risione ro se fugó. El comandante del campo some tió al bloque a torturas espeluznantes, hasta que por fin se decidió a e legi r diez presos que irían a morir en las ce ldas de hambre. Fo rmados en el c e n t ro del c a mpo, a la v i s ta de todos los compañ e ros de o tros bloques, e l comandan te o rdenó a los diez elegidos: -Descalzaos, vais a la ce lda de l hambre . Los desgraciados gritaron adiós . . . y se oyó e l lamento desesperado de Francisco GaJowniczek:

-Dec idles adiós a mi mujer, a mis h ijos, decidles adiós. Hubo un instante de te rro r cuando los p resos vieron que de la fo rmación del bloque 14 uno se a trevía a salir hacia el comandante. Los guardias echa ron mano a la pistola. Pero se detuvieron atónitos. Nu n c a n a d i e en A u s c h w i tz v i o q u e un p re s o le h a b la ra a l comandante. « Ko lbe, e s el padre Ko lbe )), s e pasaban la noticia los 300

Solidaridad


detenidos. Le conocían todos, porque habla r de noche unos minutos con él servía de consuelo. -Señor comandante . . . Kolbe s e ha quitado e l gorro de p reso y habla educadamen te. -¿ Q ué pasa ? -Señ o r c o m a n da n t e, y o l e p ido p e rm i s o pa ra o c up a r e l puesto de uno de los condenados. -¿ Morir tú e n s u luga r ? ¿ Por qué ? - Yo estoy viejo y enfe rmo, ya no s i rvo para trabaja r. ¿ A cuál de los condenados quieres sustitu i r ? -A ese que tiene mujer y tiene h ijos. -Pe ro ¿ tú quién e res ? -Soy un sacerdote católico. Un c u ra . Ko l b e sabe que l a s SS p o n e n a l o s c u ra s e n e l segundo lugar de la basura humana. Primero los judíos, segundo los curas. El comandante cederá. -A cep to, tú ocuparás su luga r. Duró quince días la len ta agon ía, e l martirio por hambre. A los diez condenados los en ce rra ron desn udos e n el s ó tano, e n e l fa moso bunke r, todos jun tos e n la c e lda de l h a m b re . N i una chispa de pan, n i una gota de agua. Al segundo, a l te rc e r día, comenza ron a morir. Pero aque lla vez los sótanos de A uschwitz, en tre la m e n to y l a m e n to, e s c u c h a ron p legarias y can tos a la Vi rgen. Los a lemanes tenían un po laco guardián encargado de sacar fue ra el cadáver de los que morían y de vaciar la única letrina colocada en la celda . É l lo ha contado, y su relato está en las a rcas de los tribunales de justicia y en los archivos del Va tica n o . Ko lbe y o t ros tres du ra ron h a sta e l día q u i n c e : El c o m a n da n t e n e c e s i ta b a l a c e lda p a ra un n u e v o l o t e d e c o n d e n a do s , y m a n dó a l m é d i c o del c a mp o q u e con u n a inyección de ácido fénico apaga ra e l último p u lso d e s u s vidas. El día e n que Pa b lo VI p u s o a Max i m i l ia n o Ko l b e e n los a lta res, vino c o n los p e reg r i n o s de Po l o n i a un v i ej e c i to de n o m b re Fra n c is c o Gaj o w n i c z e k q u e se s a l v ó del s up li c i o de morir de hambre . . . g racias a un hombre gene roso y solida rio. JOSÉ MARIA JAVIERRE, De Juan Pablo I a Juan Pablo 11 . Ed i cep. Va lenc i a , 1 993 . pp. 3 5 1 -353

Solidaridad

301


CITAS de

SOLIDARIDAD

No existe una mej or prueba del progreso de

Stuart Mili

una civilización, que la del progreso de la cooperación. Uno a uno, todos somos mortales. Juntos, so-

Apuleyo

mos eternos. Llevadera es la labor cuando muchos compar­

Homero

ten la fatiga . Mej orar es de gran ayuda, pero estimular vale más. Si queremos un mundo de paz y de justicia hay que poner decididamente la inteligencia al servicio del amor. No hay bien alguno que nos deleite si no lo

Johann w. Go eth e A n taine de Sain t Exupery

Sén eca

compartimos. La unión en el rebaño obliga al león a acostar­ se con hambre .

Pro verbio A frica no

Ayuda a tus semejantes a levantar su carga,

Pitágoras

pero no a llevarla . El que puede socorrer al que va a perecer y no

Sén eca

lo socorre, lo mata. Servíd cien veces, negaos una, y nadie se acor­ dará más que de vuestra negativa . 302

Solidaridad

Plinio el Jo ven .


Los VALORES

en

la

HISTORIA

EL CORÁN* Cu ltura Islám ica * El Corán (Siglo VI - VII d. C.) Libro sagrado de los mahometanos, cuyo código religioso, civil y político determina la regla de conducta de la com u n idad islá m ica . La redacción definitiva de este libro es posterior a Mahoma.

• Haced a todos los demás hombres 10 que quisiérais que hicieran con vosotros, y recha­ zad para otros 10 que rechaza­ ríais para vosotros.

una mala acción, entonces eres un verdadero creyente.

• Sirve y venera a tus padres. El cielo se extiende bajo los pies de las madres de todas las na­ ciones.

Todo 10 bueno que hagas por los demás volará al cielo antes que tu alma y te aguardará al lado de Dios, quien todo 10 ve.

• Alimentad a l pobre, a l huérfano, a l cautivo, sólo por amor a Dios, sin esperar re­ compensa ni tan siquiera una palabra de agradecimiento.

• Obra conforme a 10 que se te ha revelado y persevera con paciencia hasta que Dios te juz­ gue, porque É l es el mejor juez.

Perdonad a vuestro siervo setenta veces al día. •

¿Cuáles actos son mejores que el ayuno, la caridad y la oración? Son mejores los actos de paz entre los enemigos, por­ que la enemistad y la malicia arrancan de raíz los premios del Cielo. •

Si sientes placer al hacer el bien y sufres cuando cometes •

La riqueza no es sinónimo de abundancia de bienes mate­ riales sino de una mente en paz. •

• N o disfraces la verdad con falsedad, no escondas delibera­ damente la verdad. • B u s c a d e l c o n o c i miento desde la cuna hasta la tumba. • Honrar a un anciano equiva­ le a mostrar respeto por Dios.

Todas las criaturas son la familia de Dios, y el más ama­ do a los ojos de Dios es aquel que hace más bien a su fami­ lia. •

L o s seres h um a n os, a tra vés de las diferen tes civiliza cio n es, recomiendan unas conductas y rechazan o tras, tratando de vivir los valores correctos. Aquí presentamos una sucinta recopilación de esos pensamien tos.

Solidaridad

303


TALLER DE VALORES

Ejercicios de I nteriorización Reflexione sobre el valor de la SOLIDA RIDAD, realice los, siguien tes ejercicios y propóngase metas que le sirvan para crecer y m ejorar. 1. To d o s h e m os s i d o testi g o s o b e n efi c i a ri o s d e a l g ú n

a cto d e Solidarida d. Re m e m o re a l g u n o q u e l e h a ya p a re c i d o v e rd a d e ra m e n te edifican te . ¿ Por qué lo re ­ cuerda ? 2.

¿ Q u é p a s a ría s i l a m a yo ría d e p e rs o n a s e n u n a s o c i e ­ d a d N O fu e ra n s o l i d a ri a s ?

3 . Rec u e rd e e l texto d e l a l e ct u ra "No h a y Amor más

gra n de " y extra i g a de e l l a a l g u n a e n s e ñ a n z a úti l p a ra su vida . 4 . Có m o to m a u sted l a Solidaridad: co m o u n deber o

co m o u n derecho ? J u stifi q u e s u re s p u esta . 5.

E n s u ca s o , ¿ có m o v i ve u sted l a Solidaridad ? P i e n se e n a l g u n a a cti v i d a d q u e p o d ría l l eva r a ca bo pa ra m e ­ j o ra r e n este va l o r.

6. Co m e nte y a n a l i ce co n a l g u n a pers o n a estas i d e a s re -

l a c i o n a d o s co n l a Solida rida d.

...,¡

Sensibilidad con los que padecen necesidades

...,¡

A ctua r para lograr una socieda d eq uita tiva

...,¡

Servir sin esperar recompensa

...,¡

Estar siempre disponible para servir y ayudar

...,¡

Cumplir con los deberes de ciudadano

S e l ecci o n e u n a q u e te n g a p a rt i c u l a r i m po rta n cia pa ra u sted , y a s u m a u n co m p ro m iso p e rso n a l pa ra m ej o ra r e n ese senti d o . 304

Solidaridad


TALLER DE VALORE S

M irando hacia Adentro Reflexion e en q u é medida vive ca da u n o de los sig uien ­ tes asp ectos rela ciona dos con la SOLIDA RIDAD y sus valores asociados (Altruismo, Disponibilidad, Unidad) .

.-.¡ ¿ M e s i e n t o re s p o n s a b l e p o r l a s u e rte d e l o s demás?

.-.¡ ¿ D ete cto - y m e d u e l e - c u a l q u i e r i nj u st i c i a q u e s e co m eta c o n u n a p e rso n a ?

.-.¡ ¿Te n g o l a d ete rm i n a c i ó n fi r m e d e t ra b aj a r p o r e l b i e n co m ú n ?

.-.¡ ¿ Co m p a rto c o n l o s d e m á s m i s l o g ro s ? .-.¡ ¿ P ro c u ro u n i r e s fu e rz o s p a ra c o n s t r u i r s o l i ­ d a ri d a d ?

.-.¡ ¿ E v i to p a s a r d e l a rg o fre n t e a a l g u i e n q u e n e cesita m i a y u d a ?

.-.¡ ¿ D e d i c o p a rte d e m i t i e m p o l i b re a o b ra s d e so l i d a ri d a d ?

.-.¡ ¿Ti e n e m i tra bajo i n ci d e n c i a s o ci a l ? .-.¡ ¿ M e creo s u p e r i o r o i n fe r i o r cu a n d o d o y o rec i b o ayuda?

.-.¡ ¿ La l e ctu ra d e este ca p ít u l o h a i n fl u i d o p o s iti ­ va m e nte e n m i esti l o d e v i d a y e n m i m a n e ra d e tra baj a r? Solidaridad

30 5


Vivir la SOLI DARI DAD i m p l ica

Altru ismo Si das la luz para encender la vida de tu hermano, en ti brillará más esplendorosa. - Albert Schweitzer -

¿Q u é es e l Altru i s m o? Disposición de actuar en be­ neficio de los demás , a costa del bien propio si fuere nece­ sario. C apacidad de dar y dar­ se a otros por razones de soli­ daridad y generosidad. El altruismo está íntimamen­ te ligado a l a solidaridad. Es el deseo profundo y de cora­ zón de ayudar a la humanidad en general , prestando ayuda, renunciando a beneficios pro­ p i o s y poniendo i n c l u s o l a vida a l servicio del otro . Ser altruista e s olvidar nues­ tra comodidad poniendo toda nuestra capacidad y talento al servicio de l a comunidad.

E s a y u d a r a c au s a s j u s t a s , comprometerse en proyectos que rec l aman nuestro tiempo o di nero , en beneficio de los demás .

¿Por q u é practicar e l Altru i s m o? • Porque permite ayudarnos los unos a los otros.

En l a entrega de sí mismo a los demás nacen sentimien­ tos de felicidad y autorre a­ lización. •

Al ser altruistas somos úti­ l e s y l o s demás s ab e n que cuentan con nosotros. •

Ante una dificultad, sabe­ mos que podemos contar con la ayuda de los demás . •

La alegría de hacer el bien está en sembrar, no en recoger - Jacinto Benavente 306

Solidaridad


¿Cómo p racticarla? Procure mostrar interés por s u s semej antes y por e l bien co­ mún . Viva en fu nción no sólo de sus requeri miento s y nece si­ dades sino tamb ién en las de su comunidad. Cuando vaya a hacer algo piense en los otros y en l a manera en que se pueden beneficiar o perj u dicar con eso que usted va hacer. Para la practica del altruismo , usted debe dej ar de lado el in­ dividuali smo y la indiferencia ante las neces idades aj enas . Cuando alguien requiera su auxilio o ayuda, no sea un espec­ tador de lo que está sucediendo. Actúe inmediatamente sin im­ portar quién es esa persona. "Hoy por ti mañana por mi" . La persona altrui sta siente una gran alegría y paz interior al darse a los demás . Tenga en el corazón, de modo habitual, las necesidades de los que le rodean .

Usted

si

U sted N O vive este

vive este

valor cuando . . .

va lor cuando

.•.

*

*

Ayuda de c orazón s i n esperar nada a cambio.

En una emergencia, ob­ serva en vez de ayudar.

*

H ac e las c o s a s p e n ­ sando e n los otro s .

*

Ayuda sólo por el reco­ nocimiento .

*

*

Dedica tiempo y energía a causas de beneficio co­ mún . *

Ayuda a quien lo nece­ sita sin importar quien sea.

� T

Ayuda dependiendo de quien sea el benefic iado. *

Pone s u s i ntere s e s por encima de los derechos de otros .

Pa uta para la Acción: N

Identifique una persona del vecindario que necesite su ayuda y concrete a lguna acción solidaria.

Solidaridad

30 7


Vivir l a SOLI DARI DA D impl ica

Disponibilidad "Un corazón disponible es aquel que tiene ojos para ver y oidos para oir la necesidad de ayuda que tienen los seres humanos " ¿Q u é es l a D i spon i b i l idad? Estar disponible es estar aten­ to a las necesi dades de los otro s , dej ando a un l ado el egoísmo , la pereza y la como­ didad, aún a costa de algunos sacrificios . Disponibilidad es una actitud de servicio . Es permanecer en una disposición constante de ser útil, de ayudar a los de­ más con agrado, generosidad y fraternidad . E s permitir q u e l o s d e m á s cuenten c o n nosotros . Estar a mano de la gente , hacer saber

que pueden contar con noso­ tros y estar presente cuando nos necesiten . La disponibilidad significa es­ tar dispuestos a ayudar que n o s p i d an ayu d a , e incluso adelantarnos para ofrecernos a quien nos pueda necesitar.

¿Por q u é practicar l a D i s pon i b i l idad? • Es una manera de servir a los demás . • Porque encontrar " puertas cerradas " es deprimente . • La disponibilidad motiva a quienes nos rodean .

No es bastante levantar al débil, es necesario aún sostenerle después. - William Shakespeare 308

Solidaridad


¿Có m o practicarla? L a disponibilidad s e practica estando atento a las necesidades de la comunidad y proporcionando ayuda a quien la necesite , s i n esperar que alguien s e lo pida. Esté siempre disponible para su fami lia, para sus colegas , para sus amigos . . . Adquiera el hábito de expresar su deseo de colaborar. Cuando vea a alguien en dificultade s o pidiendo ayuda póngase a su servicio , dígale que u sted se encuentra disponible, que puede contar con usted . Cuando se ponga al servicio de los demás no ponga condicione s . L a disponibi lidad, cuando s e ofrece , debe ser sincera y requiere de hacer no sólo lo que aO u sted le gusta o no le da pereza, sino cosas que incluso le molestan . Con una actitud de amabilidad y gusto por ayudar a esa persona o grupo . Usted

Usted N o vive este

vive este

va lor cuando

va lor cuando . . . *

*

Ay uda pero pone condi­

S e ofrece y ayuda con gusto.

cione s .

*

*

H a c e lo que l e p i d a n aunque n o l e guste . *

No espera a que otros l o hagan todo . *

S e puede contar con s u ayuda incondicional .

.••

H ace " oídos sordo s "

*

Le piden ayuda y u sted saca disculpas para no co­ laborar. S i e mp re e s t á o c u pado en sí mismo . *

� T

Pauta para l a Acción: N

No basta con ser bueno, hay que parecerlo ". Lo mismo sucede con la disponibilidad; si usted no la manifiesta o expresa de alguna manera, habrá muchas personas que, por recato o pudor, se abstendrán de solicitarle algún tipo de ayuda. Procure expresar con palabras y con actitudes su disposi­ ción de ayudar. Solidaridad

309


Vivir l a SOLI DA R I DAD impl ica

Unidad "La unión hace la fuerza " ¿Q u é es l a U n idad?

de todo s , tanto en nuestra fa­ milia como en el trabaj o .

Es la concordancia de ánimos, voluntades y acciones para el logro de algún obj etivo .

¿Por qué p racticar

La unidad no significa que to­ dos pensemo s , actuemos o ha­ blemos de la mi sma manera, sino valorar lo que otros apor­ tan . Es evitar caminar solo .

• Por medio d e la unidad se pueden hallar ideas nuevas o soluciónes que satisfagan las necesidades de todos.

Unirnos es solidarizarnos con el grupo en l a lucha por un obj etivo, aunque el problema no nos afecte directamente. Es superar diferencias , contribuir sin criticar. . . U n i d ad s i g n i fi c a t o m ar e n cuenta n o sólo nuestras nece­ sidades sino las del grupo en común , buscando el beneficio

l a U n idad?

• La unidad entre las perso­ nas trae armonía y paz . • Cuando existe unidad e n nuestro lugar d e trabaj o todos se ayudan mutuamente y el trabaj o se hace más agrada­ ble. • Al practicar la unidad en nuestra familia nos sentimos protegidos y seguros.

La sociedad no son los hombres, sino la unión de los hombres - Montesquieu 31 0

Solidaridad


¿Cómo practicarla? Las diferencias tanto e n e l trabaj o como e n el hogar n o tienen por qué separar a las personas . Cuando surgen problemas en el trabaj o todos se reúnen , escuchan las opiniones de los demás

y luego buscan entre todos la solución . Para practicar la unidad es necesario desprenderse de todos los prej uicios y ponerse en el lugar de las otras personas. Den­ tro de su grupo, no haga cosas por su lado y cuente con todos los que estén involucrados en sus decisione s . Cuando se una a una causa sea firme en su deci sión .

Usted

si

U sted N o vive este

vive este

va lor cuando . • •

va lor cuando . . .

*

S u s prej uicios no le im­ piden acercarse a l a gente .

* Critica a los que tienen puntos de vista diferente s .

*

Hace s u y o el dolor de otros.

Actúa como j uez de sus compañeros de trab aj o .

*

d ec i si o n e s s i n c o n t ar con los demás.

Colabora en l a organi­ zación de algo que se haya decidido hacer. *

Coordina su trabaj o con el de los demás . *

No critica ni destruye.

� T

*

*

To m a

Ante p o n e s u s ne c e s i ­ dades a las del grupo. *

*

No cumple c o n lo pac ­ dentro del grupo .

tado

Pa uta para l a Acción: N

En la próxima reunión a la que asista, busque unir las voluntades de todos hacia el objetivo final que los convocó; lo conseguirá con empatía y buen humor. Pro ­ mueva l a unidad e n los propósitos y en las metas; ello

le dará fuerza, coherencia y perdurabilidad al grupo. Solidaridad

31 1


20 I

Tolerancia Justicia Liberta d Paz


TOLERANCIA L a tolerancia es el respeto de la diversidad a través de nuestra humanidad común. - Boutros Boutros-Ghali " Di sposición para admitir en los demás una manera de ser, de obrar o de pensar distinta de l a p ro p i a , e s p e c i al mente e n c u e s t i o n e s p o l ít i c a s y prác - ticas religiosas " . L a re a l i d a d e s q u e s o m o s i g u ales como seres humanos pero diferentes como indivi­ duo s ; e s as diferencias , que a muchos enriquecen , a los in­ tolerantes los atormenta, pues é s t o s pretenden i mponer su estilo de vida y la propia vi­ sión del mundo . La verdadera tolerancia im­ plica u n difíci l equilbrio en­ tre diversos factores aparen-

temente antagónico s : respe­ to a todos vs . convencimien­ to por las ideas propi as ; es­ cuchar y aprender vs. difu­ sión de las certezas perso­ nale s ; ac o g i d a a todos v s . empeño p o r ayudar a c ada persona . . . . . . "La tolerancia no es sólo la aceptación del otro en su d i ferencia, sino la orienta­ ción hacia el otro para cono­ cerlo y, a través de él, cono­ cerse mej or; . . . para que los valores univers ales , que nos pertenecen a todos, se enri­ q u e z c a n c o n c ad a c u l tura cada lengua y cada persona" (Federico Mayor Zaragoza).

La tolerancia tiene cuatro puntos cardinales: la verdad y el amor, lafidelidad y el respeto - Ricardo Cuadrado Tapia 31 4

Tolerancia


D E CÁLO G O de la

TOLERANCIA S e r tolerante e s ser p aciente , comprensivo, respetuoso y transigente con todos y c ada uno de los seres humanos . 1.

L a tolerancia valora y respeta las diferencias como facto­ res que producen hermandad y sinergizan las relacione s .

2.

La persona tolerante posee un nivel elevado d e comunica­ ción efectiva: No se escuda en la tolerancia para ser pasivo y ceder en sus principi o s . 3.

La Tolerancia no es un simple acuerdo de no agresión, sino que promueve el entendimiento de l as personas e institucio­ nes, lleva a la unidad. 4.

5. El conformismo o l a indiferencia ante el mal uso de las normas y valores no e s tolerancia, pues este valor bien en­ tendido debe incluir la ayuda mutua para buscar y encontrar lo mej or para las personas . Conviene distinguir entre persona y conducta. A l a perso­ na se le valora y se le comprende. De las ideas se puede dis­ crepar y, si fuera necesario , luchar contra ellas . 6.

Nadie posee toda la verdad, puesto que l a Verdad es inal­ c anzable para el ser humano . 7.

8. Tolerar no debe llevar al relativismo y subj etivismo. No puede constituirse en baluarte de la apatía intelectual ni qui­ tarle fuerza a la búsqueda de la verdad .

Las minorías y los débiles necesitan el apoyo de todos. La verdadera democraci a hace valer el voto de l a mayoría, pero sin descuidar o atacar a los grupos minoritarios o más débi­ les .

9.

La tolerancia no está reñida con el ejercicio de la autori ­ dad. La ley hay que cumplirla y hacerla cumplir. 1 0.

Tolerancia

31 5


LECTURA

"Los Cheyennes n o interrumpen al que tiene la palabra" «Los Cheyennes so n gobernados por un Consejo d e Jefes, no todos de igu al a u to rida d, q u e dec ide s o b re una variedad d e cuestiones. Sus decisiones, en caso necesa rio, son impuestas por las bandas de soldados. Sin embargo, este Consejo de Jefes siempre se esfuerza en actuar en e l mejor inte rés de la tribu, guía la opinión pública, pero raras veces intenta fo rza rla. «Para los Cheyennes, el p rimer debe r de un jefe es cuida r de las v i udas y de los h u érfanos; e l segundo, s e r un pacificado r, actuando d e mediado r en las disputas triba les. La dignidad del jefe no le p e rmite tomar pa rte en las disp u tas; e l jefe tampoco debe toma r venganza de las ofensas cometidas con tra él; actuar así reduciría su influencia. Dado que tan to depende del ejemplo, el jefe debe s e r b ravo en el comba te, de disposic ión generosa, de temperamento libera l, reflexivo en toma r decisiones y de buen juicio. Un buen jefe dedica todo su corazón y toda su mente a ay u da r a la g e n t e y a e sfo rz a rs e p o r s u b i e n e s ta r con una devoción ra ras veces igualada por otros gobernantes del mundo. E s t a p re o c up a c i ó n p o r l o s m i e m b ro s de s u t r i b u i nfl uy e p rofunda m e n t e e n él c o m o p e rsona; a l c a b o de u n tiempo, e l e sp íritu d e b u e n a voluntad se refleja en s u po rte, d e ta l modo q u e, a medida q u e se hace may o r, s u exp res i ón es de lo más b e n e v o l e n t e y a m a b l e . Sin e m b a rg o , c u a n do la o c a s ión lo requiere, el jefe debe ser severo, exigente e inflexible a p ropósito. «En las reuniones del Consejo de Jefes se debaten cuestiones de interés para la tribu. Las deliberaciones sobre asuntos graves p u eden o c up a r va rias re uniones. En e s ta s re uniones lle van e l p e s o l o s mayo res -los d e m á s experiencia-, s i n embargo, una v e z q u e los mayo res han exp res a do s u s p u n tos de v i s ta, los h o m b re s d e m e dia n a edad p u e de n de c i r a lg u n a s p a l a b ra s , sugiriendo un punto d e vista dife rente o dando nuevas razones a fa v o r o e n c o n t ra d e l c u rs o de a c c i ó n p rop u e s to . Es tas de lib erac iones se conducen de un modo muy fo rma l y con una c o r t e s ía d ifíc i l de s up e ra r. C u a n do t o d o s l o s j efe s e s tán 31 6

Tolerancia


presen tes, se producen unos minutos de silencio, hasta que uno de los de más e d a d se l e v a n ta y p l a n t e a el t e m a . S u s observaciones son escuchadas en s ilencio. A veces hay muchas diferencias de opinión, sin embargo, todas las opiniones se escuchan con respeto y, por muy apasionado que se vuelva el deba te, nadie in te rrumpe a l que tiene la palabra, n i tiene lugar ningún fo rcejeo. Es ta ha sido siemp re una ca racterística de las reuniones públicas entre los indios. « Cuando el Consejo de los Jefes toma una decis ión, un vocero, a caba llo, la anuncia en todo e l campamento. De este modo, las de c i s i o n e s del ó rg a n o de g o b i e rn o s o n h e c h a s p ú b l i c a s s i n dilaciones. Lo q u e hacen s e trasvasa a l campamento y se conoce e l sentimiento público sobre e llo. S i l a opin ión pública está en contra de la decisión tomada y los miembros de la tribu no se convencen de su bondad, es muy p robable que la decisión sea modificada pa ra responde r a dicha op inión. Sin emba rgo, en la p ráctica, esto raras veces sucede, porque se pulsa la op inión pública antes de la reun ión del Consejo de Jefes ». J Las observaci ones anteriores c ontradicen l a i magen generali zada de los indios ameri canos como bandas de sal vaj e s y, en su lugar, nos muestra unas sociedades con formas de gobierno y de convivencia dignas de ser i m itadas por nue s tras , aparentemente avanzadas , s o c i e d a d e s d e s arro l l ad a s . Tre s ras g o s s o n d e d e s t a c a r e n l a s observac i ones anteriores : la ej emplaridad y e l e spíritu d e serv i c i o d e los jefe s , la capacidad de d i á l o g o q u e se da en l o s debates de s u s órgan o s de g o b i e r n o y el re s p e t o a l a o p i n i ó n púb l i c a , c o m o fundamento d e la autoridad (lo que el pensamiento constitucionali sta americano denomina the consent of the governed). ¿No es admirable? Lo que es válido para el gobierno de l a soc iedad también l o e s para el gobierno de las organizaciones empresariale s . Estas observaciones deberían invitarnos a reflexio nar s obre nuestro modo de diri gir. Confío que así sea.

I

GRINNELL, GEORG E BIRD, The Cheyenne Indians, their history and . ways of Ufe, Uni versity of Nebraska Press, Lincoln and London, 1 972, Vol . 1, págs. 3 3 6 y s s . Citado en: JOSÉ M . RODRIGUEZ P., El factor humano en la empresa. EUNSA. Pamplona, 1 995 . p.p. 65-67 Tolerancia

31 7


CITAS d e

TOLERANCIA

Si tuviéramos que tolerar a los demás todo l o que nos permitimos a nosotros mismos, la vida sería intolerable.

Georges Co urtelin e

La tolerancia y la indulgencia verdadera, son fru­ tos raros de la reflexión, la experiencia y la razón.

Barón de Holb a ch

Si consideráramos a los demás como a nosotros mismos, sus acciones más reprochables nos pare­ cerían dignas de indulgencia.

André Ma urois

Concede a tu espíritu el hábito de la duda, y a tu corazón el de la tolerancia.

Georg C. Lich ten b erg

La intolerancia puede ser definida, aproximada­ mente, como la indignación de los hombres que no tienen opiniones.

Ch esterton

¡ Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio

Ein s tein

En nosotros todo lo excusamos; en los demás, nada. Queremos vender caro y comprar barato.

Sa n Fra ncisco de Sa les

El furor de la intolerancia es el más loco y peli­ groso de los vicios, porque se disfraza con la apa­ riencia de la virtud.

R o b ert S o u th e y

La intolerancia pertenece a todos los tiempos.

A n a tole Fra n ce

Sólo por el respeto de sí mismo se logra el respe­ to de los demás.

Fiodor Dostoie vski

31 8

Tolerancia


Los VALOR E S

en

la H I S T O R I A

POPOl V U H* Cultura I ndígena Americana * Popo Vu h o pOPaL VUH, sign ifica literalm e n te e l libro d e la com unidad. Se in terpre ta el Pop ol Vuh como L ibro del Consejo . El a utor, desconocido, recoge a n tiguas h istorias de la civilización Maya, para lo cuál se valió no sólo de la tra dición oral, sino, tam b ién, de pin turas a n tig uas.

Grandes eran sus ayunos. Y esto era en pago por haber sido creados y en pago de su reino. Ayunaban mucho tiempo y ha­ cían sacrificios a sus dioses. Cumplían con sus grandes pre­ ceptos, y así demostraban su condición de señores. Tampo­ co tenían mujeres con quienes dormir, sino que se mantenían solos, ayunando. Estaban en la casa del dios, estaban todo el día en oración, quemando in­ cienso y haciendo sacrificios. Así permanecían del anochecer a la madrugada, gimiendo en sus corazones y en su pecho, y pidiendo por la felicidad y la vida de sus hijos y vasallos y levantando sus rostros al cielo. He aquí sus peticiones a su dios cuando oraban y ésta era la sú­ plica de sus corazones: •

¡Oh tú, hermosura del día!

• ¡ Tú Huracán; tú, Corazón del Cielo y de la Tierra!

• ¡ Tú, dador de la riqueza, y dador de las hijas de los hijos! • Vuelve hacia acá tu gloria y tu riqueza; • concede la vida y el desa­ rrollo a mis hijos y vasallos; • que se multipliquen y crez­ can los que han de alimentarte y mantenerte;

los que te invocan en los ca­ minos, en los campos, a la ori­ lla de los ríos, en los barran­ cos, bajo los árboles, bajo los bejucos! •

Dales sus hijas y sus hijos.

• Que no encuentren desgra­ cia ni infortunio, que no se in­ troduzca el engañador ni detrás ni delante de ellos. • Que no caigan, que no sean heridos, que no forniquen, ni sean condenados sin justicia. • Que no se caigan ni en la ba­ jada ni en la subida del camino.

L o s seres h u m a n os, a tra vés de las dife re n tes civiliza cio n e s, recomienda n unas conductas y rechazan o tras, tra tando de vivir los va lores correctos. Aquí presentamos una sucin ta recopilación de esos pensamientos.

Tolerancia

31 9


T AL L E R D E V A L O R E S

Ejercicios de Interiorización Reflexione sobre el valor de la TOLERA NCIA, realice los siguien tes ejercicios y propóngase metas que le sirvan para crecer y m ejorar.

1. ¿ Có m o e s u n a p e rso n a tolerante ? H a g a u n rec u e nto de

q u é l a ca ra cte riza . 2.

I m a g i n e u n a s o c i e d a d e n q u e l a m a yo ría d e l a g e nte sea in tolera n te , ¿ có m o se ría la v i d a en e l l a ?

3.

Rec u e rd e e l texto d e l a l e ctu ra , "Los Ch eyennes n o in ­ terrumpen al que tiene la palabra " ¿ S e pod ría deci r q u e l a s o c i e d a d h a m ej o ra d o ?

4 . ¿ Q u é b e n eficios h a tra íd o pa ra usted e l s e r u n a perso na

tolera n te ? s.

Re m e m o re e l m ej o r ej e m p l o d e tolera ncia q u e u sted h a ya visto o v i v i d o . ¿ Po r q u é lo co n s i d e ra ta n especia l ?

6 . Co m e nte y a n a l ice co n a l g u n a p e rs o n a esta s ideas re l a -

c i o n a d os co n l a Tolerancia .

y A ceptar a los demás com o son y Respeto a las ideas ajenas y

Tratar con la misma dignidad a todas las personas

y Estar dispuesto a perdonar y

Que el diálogo prim e sobre el uso de la fuerza

S e l ecci o n e u n a q u e te n g a pa rticu l a r i m p o rta n ci a p a ra u ste d , y a s u m a u n co m p ro m i so p e rso n a l p a ra m ej o ra r e n e s e senti d o . 320

Tolerancia


TAL L E R D E V A L O R E S

M irando hacia Adentro R e flexion e en q u é m edida vive ca da u n o de los si­ guien tes aspectos rela cion a dos con la TOLERA NCIA y sus valores asociados (Justicia, Libertad, Paz) .

" ¿ M e m o l e s t o c u a n d o a l g u i e n c o n t ra d i ce m i s ideas?

" ¿ P refi e ro e l d i á l o g o a l c o n fl i cto?

" ¿ Pienso que tod a s l a s p e rso n a s m e recen i g u a l d a d d e o p o rt u n i d a d e s ?

" ¿ Pro m u ev o l a p a z a m i a l re d e d o r?

" ¿ Re s p eto a l a s p e rs o n a s q u e p i e n s a n d i sti nto a m í?

" ¿ D efi e n d o l a l e g íti m a l i b e rt a d d e l o s d e m á s ?

" ¿ Es c u c h o c o n p a c i e n c i a a q u i e n n o p i e n s a co m o yo?

" ¿ Soy co ncie nte que l a i nj u sticia exige re p a ra ci ó n ?

" ¿ Proc u ro d a r a ca d a u n o l o q u e l e corre s p o n d e ?

"

¿ La l e c t u ra d e e s t e c a p ít u l o h a i n fl u i d o po s i t i ­ va m e nte e n m i est i l o d e v i d a y e n m i m a n e ra d e t ra baj a r? Tolerancia

321


Vivir l a TOLERANCIA impl ica

J usticia Antes de juzgar a l prójimo, pongámosle a él en nuestro lugar y a nosotros en el suyo, y a buen seguro que será entonces nuestro juicio recto y caritativo. - S an Francisco de S ales -

¿ Q u é es l a J u sticia? "Virtud que inclina a obrar y j u zg ar teniendo por guía l a verdad, el derecho y la razón ; dando a cada cual lo que le corresponde " . Esta idea de la Justicia se complementa con el principio de reciprocidad, que exige dar en contrapres­ tación otro tanto de aquello que se ha recibido . En u n concepto más amp l i o , l a Justicia h ace referen c i a a dar a todo ser humano lo que l e corresponde por su digni­ dad personal . Como c ada ser humano e s distinto , u n tra-

to j u s t o l l e v a a d ar a c ad a pers o n a algo distinto, apo­ y an d o más a q u i e n más lo nece s i t a .

¿Por q u é practicar l a J u sticia? • Nec e s i tamo s l a J u s t i c i a para proteger l o s derechos de todo s . • La j u s t i c i a e s nec e s ari a para evitar que impere en la sociedad l a ley de la selva, del más fuerte . . . • S i n j u sticia sufri rían los inocentes y gozarían de im­ punidad los culpables .

Una circunstancia esencial de la justicia es admin istrararla prontamente; hacerla esperar, diferirla, es ya una injusticia - La Bruyére 322

Tolerancia


¿Có m o pract i ca r l a ? E l sentido de la j u sticia l leva a valorar y respetar las leyes legítimamente constituidas , a respetar los derechos aj eno s , a dar a cada quien lo que le corresponde : a l as personas , a las instituciones y al Estado . La Justicia como valor va mucho mas allá de declarar a u n a persona culpable o inocente ; comienza p o r una conducta rec ­ ta, ecuánime, generosa y soli dari a. No sólo dar a cada cual l o q u e l e corresponde, s i n o trabaj ar para evitar l a desigualdad social entre aquellos que todo lo tienen y los que poco o nada reciben por falta de oportunidade s . Antes d e formarnos un j uicio debemos buscar l a verdad , b a­ sándonos en hechos ciertos y reales , oyendo testimonios y opinione s , veri ficando pruebas . . .

Usted

si

vive este

Usted N O vive este

va lor cuando . . .

valor cuando . . .

*

Respeta la fama y el ho­ nor del prój i mo .

S ó l o piensa en defender sus derechos .

*

Cuida los bienes aj enos como los propios .

P o c o l e i mp o rt a n l a s desigualdades sociale s .

* Ej erc i t a l o s d e re c h o s propios y l o s d e l o s demás .

* Juzga s ó l o p o r l a s apa­ riencias .

Da al E stado lo que le corresponde .

Disminuye el tiempo de trabaj o que le pagan

*

*

*

*

Pa uta para l a Acción:

--oool.�. T N

Procure hoy no emitir n ingún juicio sobre nadie, si no tiene esa obligación. A l habla r p recipitadamen te se cometen muchas injusticias. Tolerancia

323


Vivir l a TOLERANCIA i m p l ica

Li bertad El ser humano siempre poseerá la última de las libertades : la capacidad interior de elegir la actitud que quiera ante las cosas que le suceden - Víctor Frankl -

terior de asumir sus conse­ cuencias.

¿Q u é es l a Li bertad? C apacidad d e autodetermina­ ción de la voluntad, que per­ mite a los seres humanos di­ rigirse hacia su fin haciendo uso de su libre albedrío . Una idea ingenua de libertad es aquella que la identifica con l a ausencia de límites o vínculos , pues ésto es utópi­ co dada la condición social del ser humano. La l i b e r t a d t a m p o c o e s la s i mple c apacidad de elegir, sino la elección hecha en con­ ciencia y el compromi so pos-

Impiden el ej ercicio de la li­ bertad : l a ignorancia, el mie­ do, l a coacción y las pasio­ nes desbordadas .

¿Por q u é practicar l a Libertad? • Porque la libertad e s par­ te inherente y exclusiva del ser humano. • Porque no ej ercerla menos­ c aba la diginidad y calidad de los seres humanos . • L a libertad bien vivida lle­ va a la responsabilidad . • Desarrolla la c apacidad de decidir en conciencia.

La libertad no consiste en hacer lo que se quiere, sino en hacer lo que se debe, porque se quiere - Ramon de Campoamor 324

Tolerancia


¿Có m o pract i ca r l a ? A l actuar con libertad e n nuestro propio ámbito debemos admi­ tir que este espacio tiene límite s , con propiedades de otras per­ sonas que también quieren ej ercer su libertad . Respetar esos li­ mites, ser libres y permitir que los demás también lo sean, es un princ ipio fundamental en el ej ercicio s ano y re sponsable de la libertad . La sabiduría popular lo define así: " mi libertad llega hasta donde comienza l a del otro " . En l a vida real esos lími tes suelen ser difu s o s , no prec i s o s , por lo que podemos incurrir en excesos ; en estos c asos entra a j ug ar el socio inseparable de la li bertad : la re sponsabilidad , que no e s más que reco­ nocer nuestro s límites y asumir las consecuenc i as de nues­ tros acto s . Usted

vive este

U sted N O vive este

va lor cuando . . .

Ej erce su libertad c o n responsabilidad.

valor c u a ndo . . .

Irrespeta las normas .

*

*

*

Asume compromisos .

S e dej a manipular por las modas .

*

Piensa antes de actuar.

*

Elige lo mej or.

Respeta la o p i n i ó n de los demás .

*

Forma bien su criterio.

*

�� 1"""

*

N o a s u me l a s c o n s e ­ cuencias d e s u s actos . *

* Quiere ampliar su liber­ tad a costa de la de otro s . * Evade los compromisos adquirid o s .

Pauta p a ra l a Acc i ó n : N

Haga uso de su libertad interior: decida cómo van a ser hoy sus relaciones con una persona determinada. No actúe como otras veces. Elija una conducta más acorde con sus prmclpws. Tolerancia

325


Vivir l a TOLERANCIA i m p l ica

Paz El nuevo nombre de la Paz es el desarrollo - Pablo VI -

¿Q u é es l a Paz? La Paz es u n estado del áni ­ mo fruto de u n a conciencia recta y un corazón libre . En términos sociales implica so­ siego y buena corresponden­ cia de unos con otro s , en con­ traposición a las disensiones , riñas o pleito s . E l valor d e la P az no es sólo ausenci a de conflicto s ; enten­ diéndola de manera positiva es la creación de ámbitos de concordi a, de vínculos y re­ laciones c álidas que promue­ ven un clima de confianza y permitan el li bre des arrol l o d e l a personalidad . L a c o nvive n c i a p ac ífi c a e n u n a s o c i e d ad depende e n buena medida de s u nivel de tolerancia, no de permi sivi-

d ad o i n d i fere n c i a ante los valores y principio s . S upo­ ne respeto , estima, coopera­ c i ó n mutu a , s o l i dari dad, unión d e e s fuerzos para ha­ llar la verdad con base en las diferentes perspectivas . Así, a la postre , se contribuirá al enriquecimiento personal de todo s .

¿Por qué practicar l a Pa z? • L a c o nv i v e n c i a p ac ífica permite el desarrollo social . • L a paz posi biJi t a e l cre ­ I

cimiento personal dad de vida.

y

la cali-

• La p az g e n e r a tran q u i ­ lidad , sosiego y armonía en­ tre la sociedad .

Solamente puedes tener paz si tú la proporcionas - Marie Von Ener-Eschenbach 326

Tolerancia


¿Có m o practicarla? E l trab aj o por l a p az social , y a sea para mantenerla o para recuperarla, no es tarea exclu siva de los políticos o de las altas esferas del poder; pocos valore s como éste necesitan del esfuerzo y trabaj o mancomunado de todos y c ada uno de los miembros de la sociedad. La paz social tiene como b ase la paz familiar, e s decir la integración armónica de los miem­ bros de una familia. La paz social y familiar comienza por la paz interior de cada uno ; la falta de serenidad , de armonía y de tranquilidad de conciencia, es tierra abonada para que surj an los conflicto s . Nuestro trabaj o diario por la paz debe basarse en l a solidari­ dad, el respeto, la tolerancia y la j u sticia.

Usted

si

vive este

va lor cuando • • • * Vive en armonía con sus semej antes .

Usted N O vive este

valor cuando . • • * Es una persona i nsegura y d e s co nfi a d a .

* Se esfuerza por crear u n ambiente sereno .

* Sólo

Mantiene rel aciones cá­ lidas con sus allegado s .

a

*

* L u c h a por dominar s u s pasiones .

+ N.

*

*

busca " s u paz " .

Prefiere u n un

mal

arr

buen pleito

e g lo

.

S e dej a llevar p o r l a

agresividad

y el odio .

Pa uta para l a A cc i ó n : .

Construya una espiral de paz. Comience hoy por sí mismo, por lograr una paz interior que le permita pensar y actuar con ánimo sereno; siga con su fami­ lia, procurando eliminar todos los factores de con -

flicto a través del diálogo y la tolerancia; prosiga con su cír­ culo de amigos y allegados, valore sus aspectos positivos y si tiene que criticar hágalo de manera constructiva; finalmente, sea amable con todos, trate a su prójimo como a un hermano. Tolerancia

32 7


ESPECIAL

Derechos H umanos


DERECHOS HUMAN O S Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona. - Declaración Universal de Derechos Humanos Se entiende por Derechos Hu­ manos, aquellos que el hombre posee por el mero hecho de serl o . Se fundamentan e n la propia dignidad del ser huma­ no, son inherentes a la persona y se p r o c l a m a n s ag r a do s , inalienables e imprescriptibles . L o s Derechos Humanos s o n l a base d e l o s demás derechos y debere s de las personas . S e plasman e n los Derechos Fun­ damentales reconocidos por el Estado y en la posterior legis­ l aci ó n , s i e mpre coherentes con aquellos . Los principales documentos relativos a los Derechos Huma­ nos, que propician su protec­ ción y la necesidad de respe­ tarlos , son, entre otros, los si­ guientes : La Declaración Uni­ versal de Derechos Humanos,

(Naciones Unidas , Dic . 1 0 de 1 94 8 ) , la Declaración de De­ rechos del Niño y la Conven ­ ción sobre los Derechos Polí­ ticos de la Mujer en 1 95 9 ; el Pacto de Derechos Económi­ cos, Sociales y Culturales y el Pacto de Derechos Civiles y Políticos ( 1 966) .

¿Por q u é practicar los Derechos H u manos? • Aunque parezca una ver­ dad de perogrullo, esta es la razón más poderosa: porque somos seres humanos. • Sin respeto a los Derechos Humanos no hay paz ni j us­ ticia. Por que todo ser humano posee esos derechos . •

"En un mundo donde Dios no puede habitar, tampoco puede habitar el hombre. " 330

Derechos Humanos


¿Cómo practicarlos? Los Derechos Humanos son ante todo un principio de un iver­

salidad: su práctica, tanto de los derechos como de los debe­ res que implican , son aplicables a todos los sere s humanos sin importar su credo, ideología, raza, sexo , o cualquier otro tipo de discriminaci6n. Los Derechos Humanos nacen a la par con la dignidad del ser humano y son de obligatorio cumplimiento aunque no estén escritos ni tengan fuerza de ley. No es s610 una obligaci6n del Estado : todo ser humano debe vivirlos y promoverlos .

U sted S I

v i ve l o s

U sted N O vive l o s D D H H cuando

D D H H cuando. . .

. .•

Defiende l a vida desde su incio hasta su términ o natural *

* Protege la libertad de los demás .

Valora la libertad de las conciencias . *

Expresa con libertad sus conviccione s . *

* Es racista

*

Vota a conciencia.

*

Defiende la familia.

*

Protege la maternidad.

y

* Se esfuerza por crear em­ pleos .

clasista.

inj usticias

so­

ciales .

ejercicio

de

los deberes ciudadanos

de

*

Dificulta el

sus

colaboradores.

* Vota por leyes que van en

contra de la dignidad hu­

mana. *

Respeta la i n ti midad privacidad de los demás . *

Ac epta

*

o

Discrimina por

sexo o

religión.

No

reconoce

*

raz6n de

la propie ­

dad privada. *

Retard a

el pago del s a­

l ari o . *

*

Impone Trata

c omo

una

a sus

religión.

empleados

esclavos. Derechos Humanos

331


VERSIÓN JOVEN de DERECHOS y DEB ERES

Una

(Foro Nacional Universitario de Líderes Siglo XXI, texto presentado a la Directora de la oficina de los Derechos Humanos en Colombia)

EXIGIMOS :

NOS COMPROMETEMOS A:

Espacios para trabaj ar en pro de l a soc iedad .

Que la

Cumplir como ciudadanos y apoyar causas ju stas y nobles .

clase directiva cum­

p l a lo que promete.

N o re s ignarnos a l a medio­ cridad y el i n c u mp l i m i ento .

Que los medios digan toda la

Tener j u icio crítico ante la información.

verdad sin manipular. Calidad y rigor científico en

la u niversidad.

B u s c ar l a excelenc i a en el estu d i o . Acatar l a s reglas d e j uego

Transparencia a los poderes

legíti mas .

públicos .

----

Tener

un

p u e st o

de t r abaj o .

Trab aj ar mucho y b i e n .

Tener acceso a la cultura.

Ser promotores cu lturales .

Que nos d ej en ser c omo so­

Respetar a los demás .

os. Buscar soluciones a l conflic­

Ser positivo s y op t i m i s tas .

Poder expresarnos y tener oportunidades para hacerl o .

Poder

332

ser

Desterrar la agre s ividad en la vida diaria.

to armad o .

utópicos.

Derechos Humanos

Apartarno s de las personas confl i cti vas y negativas . Participar en todos los foros de búsqueda de soluciones.

No perder la i l u s i ó n n i el entu s i a s m o .


D E CÁLO G O de los DERECH O S HUMAN O S 1 . Los derechos de cada ser humano son inalienables : están inser­ tos en la propia naturaleza. Por eso ni uno mismo, ni nadie, puede desconocerlos o atropellarlos . 2. Los Derechos Humanos l e pertenecen a cada individuo; la socie­ dad y el Estado no los otorga, simplemente los reconoce y los pro­ tege . 3 . Educar en Derechos humanos es ayudar a construir la justicia" y un gran amor a la libertad.

" sentido de

4. Tiene " sentido de justicia" quien, además de cumplir con el orde­ namiento jurídico o legítimo, procura en todo momento dar a c ada uno lo que le corresponde . 5 . Todos los seres humanos son iguales en dignidad . S i n embargo cada individuo merece distinto, de acuerdo a sus responsabilidades y a sus contribuciones . 6 . Dar a cada individuo lo suyo, a la empresa y al trabaj ador. Tam­ bién a la familia, a la sociedad, al Estado y a la contraparte . Y a Dios lo que es de Dios . 7 . La justicia necesita complemento para ser efectiva y no perder brillo: la comprensión y la solidaridad que ven más allá de lo legal .

8 . La libertad es un don de Dios, más que una conqui sta del hombre que es libre por naturaleza. 9 . La libertad no es ausencia de límites o condiciones; pues es condi­ ción del ser humano necesitar de otros, de normas y guías para so­ brevivir. La libertad llega hasta donde llegan los derechos de los de­ más. Libertad con responsabilidad . 1 0 . Educar en y para la libertad significa ayudar a tomar decisiones basadas en valore s , a asumir las consecuenc ias de los acto s , a no manipular ni dej arse manipular, a cumplir los compromisos adqui­ ridos . Derechos Humanos

333


LECTURA

"Declaración Universal de los Derechos Humanos" Resolución adoptada por unanimidad el l O de diciembre de 1 948 por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) . El objetivo de esta declaración, compuesta por 3 0 artículos, es promo­ ver y potenciar el respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales, reconocidos por la comunidad internacional como de­ rechos inherentes a la dignidad humana. Dicha declaración proclama los derechos personales, civiles , políticos, económicos, sociales y cul­ turales del hombre, los cuales sólo se ven limitados por el reconoci­ miento de los derechos y libertades de los demás, así como por los requi sitos de moralidad, orden público y bienestar general . La declaración pone de manifiesto que para asegurar la conviven­ cia internacional es básico el respeto a esos derechos y que las ta­ reas de regular y proteger los derechos humanos ya no son exclusi­ vas de cada uno de los Estados , sino que corresponden también al derecho internacional y a sus organizacione s .

¿Qué es el Derecho Internacional Humanitario? El derecho internacional humanitario (DIH) es un conjunto de nor­ mas que, por razones humanitarias, trata de limitar los efectos de los conflictos armados. Protege a las personas que no participan o que ya no participan en los combates y limita los medios y métodos de hacer la guerra. El DIH es parte del Derecho Internacional, que regula las relacio­ nes entre los Estados . E stá integrado por acuerdos firmados entre Estados, por el Derecho Consuetudinario Internacional, cuya prác­ tica los Estados reconocen como obligatoria ; así como por princi­ pios generales del derecho. Es importante hacer la di stinción entre el DIH y los Derechos Hu­ manos. Aunque algunas de sus normas son simi lares, estas dos ra­ mas del Derecho Internacional se han desarrollado por separado y figuran en tratados diferentes . Los Derechos Humanos, a diferen­ cia del DIH, son aplicables en tiempo de paz y muchas de sus dis­ posiciones pueden ser su spendidas durante un conflicto armado. 334

Derechos Humanos


La Asamblea General de la Organización de las Naciones Uni­ das proclama la presente DECLARACI Ó N UNIVERS AL DE LOS DERECHOS HUMANO S C o m o i d e a l co m ú n p o r e l q u e t o d o s l o s p u e b l o s y n a c i o n e s d e b e n e s fo rza rse a fi n d e q u e , ta n t o l o s i n d ivid uos com o l a s i n stituciones , i n s p i rá n d ose co n sta n­ te mente e n e l l a , la p rom u eva n med i a nte l a e n s e ñ a nza y la ed u ca ci ó n , e l res peto a estos d e rechos y l i berta d e s , y aseg u re n , por med idas p rog res ivas d e ca rácte r nacional e i nternacio n a l , s u reco n oci m i e n to y a p l i cación u n iver­ sales y efectivos , ta nto entre los p u e b los d e los Estados M ie m bros como entre los d e los territorios colocad os bajo s u j u ri s d i cció n .

O N U , París, 1 0 d e d iciembre d e 1 94 8 . Art. l.

Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y de rechos y, dotados como es tán de razón y c o n c i e n cia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros. Toda p e rsona tiene todos los de re chos y libe rtades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimien to o cualquier otra condición. Art. 2. l .

2. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, ju rídica o interna cional del país o te rri to rio de cuya ju risdi cción dependa una p e rsona, tan to s i se tra ta de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a otra limitación de soberanía. Art. 3. Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona. Art. 4.

Nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre; la esclavitud y la trata de esclavos están p rohibidas en todas sus formas. Art- 5. Nadie estará sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes. A rt. 6. Todo s e r h u mano tiene de recho, en todas pa rtes, a l reconocimiento de s u personalidad jurídica.

Derechos Humanos

335


A rt. 7. Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual p rotección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda p rovocación a tal discriminación. Art. 8. Toda p e rsona tiene derecho a un recurso efectivo an te los tribunales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la constitución o por la ley. A rt. 9.

Nadie p uede s e r a rb i t ra riamente deten ido, p reso n i

desterrado. Art. 1 0. Toda p e rsona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser o ída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial, para la determinación de sus derechos y obligaciones o para e l examen de cualquier acusación contra ella en materia penal. Art. 11. 1. Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías para su defensa.

2. Nadie será condenado por actos u omisiones que en el momento de comete rse no fue ron delictivos según e l D e recho Na cional o 1nternacional. Tampoco se impondrá pena más grave que la aplicable en el momento de la comisión del delito. Art. 12. Nadie será objeto de injerencias a rbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia; ni de ataque a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques. Art. 13. 1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.

2. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país. Art- 14. 1 En caso de persecusión, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país.

2 Este derecho no podrá ser invocado contra una acción judicial realmente originada por delitos comunes o por actos opuestos a los propósitos y principios de las Naciones Unidas. Art. 15. 1

Toda persona tiene derecho a una nacionalidad.

2. A nadie se privará arbitrariamente de su nacionalidad ni del derecho a cambiar de nacionalidad. 33 6

Derechos Humanos


Art. 1 6. 1 Los hombres y las mujeres, a partir de la edad nubil, t i e n e n d e re c h o , s i n res t ricción a lg u n a p o r m o ti v o s de ra za, nacionalidad o re ligión, a casa rs e y a fun da r una fam i lia, y disfrutarán de iguales derechos en cuanto al matrimonio y en caso de disolución del matrimonio.

2 Sólo mediante libre y pleno cons entimiento de los fu turos esposos podra contraerse e l matrimonio. 3 La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado. Art. 1 7. 1

Toda persona tiene derecho a la propiedad, individual

y colectiva 2 Nadie será privado arbitrariamente de su p ropiedad. Art. 18. Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia. Art. 19. Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión, este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas sin limitación de fronteras por cualquier medio de expresión. Art. 20. 1 . Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacífica.

2 Nadie podrá ser obligado a pertenecer a una asociación. Art. 21. 1. Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos.

2. Toda persona tiene el derecho de acceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su país. 3. La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público, esta voluntad se expresará mediante elecciones auténticas que habrán de celebrarse pe riódicamente, por sufragio universal e igual, y por voto secreto u otro procedimiento equ ivalente que garantice la libertad del voto. A rt. 22. Toda p e rsona, como miemb ro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obten er, mediante el esfuerzo nacional y la coop e ra c ión internac iona l, hab ida c u e n ta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los de rechos económicos, sociales y cultura les indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad. Derechos Humanos

33 7


Art. 23. 1. Toda p ers on a tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equita tivas y satisfactorias de trabajo y a la pro tección contra el desempleo.

2 . Toda p e rsona tiene derecho, sin discriminac ión a lguna, a igual salario por trabajo igual. 3. Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia confo rme a la dignidad humana y que será completada, en caso necesario, por cualesquiera otros medios de protección social. 4. Toda persona tiene derecho a fundar sindicatos y sindicarse para la defensa de sus intereses. Art. 24. Toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas. Art. 25. 1.

Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene, asimismo, derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de s u s medios de s u b s i s t e n c i a p o r c i rc u n s tancias independientes de su voluntad. 2. La maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistencia especiales. Todos los n iños, nac idos de matrimonio o fu era de matrimonio, tienen derecho a igual protección social. Art. 26. 1 . Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada, el acceso a los estudios superiores será igual para todos, enfunción de los méritos respectivos.

2. La educa ción tendrá por objeto el p leno desa rro llo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos; promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz. 3. Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.

338

Derechos Humanos


Art. 2 7. 1 . Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultura l de la comun idad, a goza r de las a rtes y a participa r en el p rogreso cien tífico y en los beneficios que de él resulten.

2 . . Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que sea autora. Toda persona tiene derecho a que se establezca un orden social e internacional en el que los derechos y libertades proclamados en esta Declaración se hagan plenamente efectivos. Art. 28.

Art. 29. 1. Toda persona tiene deberes respecto a la comunidad puesto que sólo en ella puede desarrollar libre y plenamente su personalidad.

2. En el ejercicio de sus derechos y en el disfrute de sus libertades toda persona está solamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática. 3. Estos derechos y libertades no podrán, en ningún caso, ser ejercidos en oposición a los propósitos y principios de las Naciones Unidas. Nada en la presente Declaración podrá interpretarse en el sentido de que confiere derecho alguno al Estado, a un grupo o una persona, para emprender y desarrollar actividades o realizar actos tendientes a la supresión de cualquiera de los derechos y libertades proclamados en esta Declaración. Art. 30.

Derechos Humanos

33 9


CITAS de D E RECH O S HUMANOS

Toda violación d e los Derechos Humanos con-

Juan Pablo II

tradice el Plan de Dios El derecho es el conjunto de condiciones que

E. Kan t

permiten a l a libertad d e cada uno acomodarse a la libertad de todos . La fuerza es el derecho de las bestias .

Cicerón

El respeto al derecho ajeno es la paz .

Benito Juá rez

La salvación del pueblo está en la supremacía

Cicerón

de la ley .

El hombre que solamente es justo según las leyes, puede muy bien carecer de toda virtud

Baron de Holb a ch

moral .

Las leyes inútiles debilitan las necesarias

Las leyes están para que el poderoso no lo

Mon tesquieu O vidio

pueda todo.

Si es un deber respetar los derechos de los

Sp en cer

demás, es también un deber exigir los propios .

Muchas son las leyes cuando un estado se corrompe. 340

Derechos Humanos

Tá cito


L o s VA L O R E S

en

la H I S T O RI A

s.s. JUAN PABLO 11* *Juan Pa blo 11 ( Wa do wice, Polo n ia, 1 92 0 -), Papa (1 9 78 - ) . L a orien ta ción enérgica y eficaz d e su pon tifica do y s u s viajes por todo el m undo -sin preceden tes - lo erigen como uno de los personajes más influyen tes del m u n do co n te m p o rá n eo, no sólo en tre los católicos, sin o para toda la humanidad. Es amplia m e n te reconocida su labor en pro de los Derechos Humanos.

• En la primera Encíclica, Redemptor hominis, que dirigí hace casi veinte años a todos los hombres y mujeres de bue­ na voluntad, ya puse de relie­ ve la importancia del respeto de los derechos humanos. La paz florece cuando se observan íntegramente estos derechos, mientras que la guerra nace de su transgresión y se convierte, a su vez, en causa de ulterio­ res violaciones aún más graves. • La dignidad de la persona humana es un valor trascen­ dente, r e c o n o c i d o s i e m p r e como tal por cuantos buscan sinceramente la verdad. En rea­ lidad, la historia entera de la humanidad se debe interpretar a la luz de esta convicción. Toda persona, creada a imagen y semejanza de Dios (d. Gn 1 , 26-28), Y por tanto radicalmen­ te orientada a su Creador, está en relación constante con los que tienen su misma dignidad.

• La Declaración universal es muy clara: reconoce los dere­ chos que proclama, no los otor­ ga; en efecto, éstos son inheren­ tes a la persona humana y a su dignidad. Nadie puede privar legítimamente de estos dere­ chos a uno sólo de sus semejan­ tes, sea quien sea, porque sería ir contra su propia naturaleza. • La defensa de la universali­ dad y de la indivisibilidad de los derechos humanos es esen­ cial para la construcción de una sociedad pacífica y para el de­ sarrollo integral de individuos, pueblos y naciones. • la Iglesia católica no dudó en afirmar que, compartiendo «el gozo y la esperanza, la tris­ teza y la angustia de los hom­ bres de nuestro tiemp o » , se «elimine, como contraria al plan de Dios, toda forma de discriminación en los derechos fundamentales de la persona» (Gaudium e t spes, 1 y 29) .

Derechos Humanos

341


T AL L E R D E V A L O R E S

Ejercicios de I nteriorización Reflexion e sobre el valor de los DERECHOS HUMANOS, realice los siguientes ejercicios y propóngase metas que le sirvan para crecer y mejorar.

1. ¿ Po r q u é l o s Derechos Humanos s o n ta n i m p o rta ntes? 2.

Los d e re c h o s i m p l i ca n d e be re s . P i e n se en a l g u n o s de los q u e u sted c o n s i d e ra co m o Deberes Humanos.

3 . A l re l e e r la " Declaración Universal de los Derechos

Human os " ¿ c u á l es cree u sted q u e s o n l o s D D H H m á s v u l n e ra d o s e n n u estros d ía s ? 4. ¿ Q u é v e n taj a s t i e n e p a ra u sted e n s u v i d a d i a ri a y e n

s u s re l a c i o n e s p e rso n a l e s l a p r á ctica estricta d e l o s Derechos Humanos ? 5 . ¿ Q u é Derechos Huma nos cree u sted q u e pod ría v i v i r

m ej o r?

6 . Co m e nte y a n a l i ce co n a l g u n a p e rso n a esta s i d e a s re -

l a c i o n a d os co n l o s Derechos Humanos .

....¡ E l i m i n a r ra c i s m o y otra s d i s c ri m i n a c i o n e s ....¡ Lu c h a r c o n t ra e l a b o rto y l a e u ta n a s i a ....¡ Res p eta r l a l i be rta d d e l a s co n c i e n c i a s ....¡ Tra b aj a r p o r d i s m i n u i r l a s i nj u st i c i a s soc i a l e s ....¡ C u m p l i r y d ej a r cu m p l i r l o s d e b e res c i u d a d a nos S e l ecci o n e u n a q u e te n g a pa rt i cu l a r i m po rta n c i a p a ra u ste d , y a s u m a u n co m p ro m i s o p e rso n a l pa ra m ej o ra r e n ese s e n ti d o . 342

Derechos Humanos


TAL L E R D E V AL O R E S

M i rando h acia Adentro Reflexione en qué medida vive cada uno de los sig uien ­ tes aspectos rela cionados con los DERECHOS HUMANOS .

...¡

¿ D o y a t o d a s l a s p e r s o n a s u n t ra t o d i g n o y res p e t u o s o ?

...¡

¿ Ev i to c u a l q u i e r fo r m a d e d i scri m i n a c i ó n h a c i a m i s s e m ej a n t e s ?

...¡

¿Tengo u n e s p í r i t u a b i e rto h a c i a e l p rój i mo, ta nto pa ra d a r co mo pa ra reci b i r?

...¡

¿Tra to a a l g u i e n co m o u n a cosa ?

...¡

¿ A c e p to d e b u e n g ra d o l a d i ve rs i d a d e n t re l a s p e rso n a s ?

...¡

¿ D i fu n d o l o s D e rechos H u m a n o s ?

...¡

¿ C u m p l o l o s d e b e re s c o m o p a t ro n o y / o c o m o empleado?

...¡

¿Voto e n co n c i e n ci a ?

...¡

¿ Pi e n so q u e todos l os se res h u ma n os so mos i g u a l es por o r i g e n y n a tu ra l eza?

...¡

¿ La l e c t u ra de este c a p ít u l o ha i n fl u i d o p o s i t i ­ va m e n te e n m i esti l o d e v i d a y e n m i m a n e ra d e t ra baj a r?

Derechos Humanos

343


ANEXO

Principios, Valores y Virtudes


PRINCIPIOS, VALORES y VIRTUDES Es c l á s i co el d i l e m a so b re la n a t u ra l ez a d e l os va l o re s . La d i scu s i ó n so b re si l os va l o res s o n s u bj et i vos u o bj et i vos, es i n t e r m i n a b l e : ¿ La s c o s a s t i e n e n va l o r p o rq u e n o s pa re ce n va l i os a s o n o s pa re cen va l i osas p o rq u e t i e n e va l o r? Po r otra p a rte , d es d e o t ra p e rs pe c t i v a , e l a n á l i s i s se ce n t ra e n l a d i s t i n c i ó n e n t re v a l o re s y v i rt u d e s . P o r ú l t i m o , e x i ste e l i n te rrog a n te d e q u é t i e n e q u e v e r tod o esto con l os p ri n c i p i os y e n co n c reto q u é so n l os p r i n c i p i o s . C o m o u n i nte nto d e a cl a ra r estas cuest i o n es s e rea l iza e l p rese nte a n á l i s i s . Po d r ía m o s s i n t et i z a r l o s a p o rt e s d e l a s d i ve rs a s corri e n tes e n e l s i g u i e nte m od e l o : exi ste n tres d i m e n si o n e s d e l o s va l o re s . DI M E NSIÓ N O BJ ETIVA

E n p ri m e r l u g a r los va l o res son cua l i d a d e s d e l a rea l i d a d , á m b i to e n e l q u e fu n c i o n a n co n i n d e p e n d e n c i a d e l a m e n te h u m a n a . La rea l i d a d t i e n e s u s p ro p i ed a des, s u s ca racte ríst i ca s , s u s l eyes i n trínseca s . Los v a l o res, d esd e esta ó pt i ca , son pe rfecc i o n e s d e l a rea l i d a d y p o r ta n to m e re c e d o re s d e j u sta esti m a o a p re c i o , p u es de suyo s i rv e n p a ra s a t i sfa c e r u n a neces i d a d , l l e n a r u n vacío, etc . Los va l o res s o n pe rfecc i o n es d e l ser. E l va l o r, e n ésta d i m e n s i ó n , e s u n a s pecto d e l b i e n , d efi n i d o e n fo rma d e p ri n c i p i o o l ey. C u a n d o h a b l a m os de la rea l i d a d , co n v i e n e a c l a ra r q u e exi ste ta n to la rea l i d a d m a te ri a l y v i s i b l e , co m o o t ra i n ta n g i b l e y n o m a t e r i a l . U n a s y o t r a s confo rm a n l a rea l i d a d d e l h o m b re y d e l u n i ve rso . A l e x p l o ra r e l u n i v e rso e l h o m b re va d escu b r i e n d o ca d a vez m á s s u s ca ra cte ríst icas y fo rm u l a las l eyes q u e la ri g e n . C u a n d o u n c i e n t ífi c o , a n u n c i a u n a n u eva l ey d e l a n a t u ra l eza , n o l a p o n e e n v i g o r, l o ú n i co q u e h a ce es d es c u b ri r l a . La s l eyes d e l u n i ve rso e x i ste n s i e m p re y n o s a fecta n , l a s co n ozca m os o n o . N o te n e m o s n e ces i d a d d e co n oc e r l a v i ta m i n a B pa ra m o r i r d e d e s n u trici ó n p o r fa lta d e e l l a . S i i n fri n g i mos l a s l eyes materi a l es d e l cu e rp o , p rov i e n e n l a s e n fe r m ed a d e s , l a s d efo rm i d a d e s y l a m u e rte .

Las leyes

éticas no son menos objetiva s . Se refi e re n a l a a cci ó n d e l h o m b re co m p l eto -es p i r i t u a l y m a t e ri a l a l a vez - , p e ro n o p o r e s o d ej a n d e s e r l ey e s , e s p e c i fi ca c i o n es d e l a rea l i d a d , p o r l o cu a l nosotros d e b e m o s o b ra r e n co n fo rm i d a d

346

Principios, Valores y Virtudes


co n e l l a s o a c e pta r l a s c o n s e c u e n c i a s . La s l eyes é t i c a s , a l i g u a l q u e l a s l eyes fís i ca s , n o s d i ce n c ó m o h e m os d e o b ra r e n a rm o n ía con l a rea l i d a d . Co m o a m ba s s o n l eyes, n o pod e m os quebrantar n i ng u n a d e e l l a s , sí q u e re m os v i v i r b i e n , s e r fe l i ce s . Se s u e l e n l l a m a r p ri n c i p i os a l a s l eyes q u e r i g e n ta n to l a rea l i d a d materi a l co m o l a n o m a t e ri a l o esp i ri tu a l . Los p ri n c i p i o s é t i cos, d e ci a m o s , s e refi e r e n a tod a l a p e rso n a h u m a n a , e s p i ritu a l y corpora l a l a vez . Pe rso n a h u m a n a q u e e s ra c i o n a l y l i b re , e s d ec i r q u e t i e n e e n s í m i s m a l a ca p a c i d a d d e con oce rse y l a ca p a c i d a d d e e l eg i r s i v i v e esos p r i n c i p i o s o n o . La s l eyes fís i c a s a ct ú a n n ecesa ri a m e n t e , h a y u n d ete rm i n i s m o fís i co . Los p ri n c i p i os é t i cos a ct u a n i g u a l , p e ro p u esto q u e e l s e r h u m a n o es l i b re , posee l a o p c i ó n d e i r e n c o n t ra d e e l l o s . E n ese ca so l a co n secu e n c i a e s c l a ra : e l d esa r ro l l o d e l a p e rs o n a h a c i a s u p l e n i t u d s e extravía o s e d et i e n e . Los va l o res , e n s u d i m e n s i ó n o bj e t i va , s e i d e n t i fica n c o n l o s pri nci pios. DIME NSIÓN SUBJ ETIVA

Es e l á m b i to d e l a va l o ra c i ó n q u e l a m e nte h u m a n a h a ce d e l a rea l i d a d . Los p r i n c i p i os u n i v e rsa l e s - q u e e x i st e n co n i n d e p e n d e n c i a d e l s e r h u m a n o - so n , s i n e m b a rg o , " v i sto s ", p o r l a m e n te h u m a n a . E n este p roceso d e i nte r p reta ci ó n , e s a s l eyes n a t u ra l e s p u e d e n s e r c a p ta d a s p o r l a i n t e l i g e n c i a h u m a n a co m o u n b i e n . E n este caso ese p ri n c i p i o e s , a d e m á s , u n va l o r p a ra e s a p e rso n a . La i n te r p reta c i ó n d e l a rea l i d a d q u e rea l i z a c u a l q u i e r p e rso n a es s i e m p re s u bj e t i v a , p a rc i a l , i n co m p l e ta , p u es l a m e n te h u m a n a n o es ca p a z d e a b a rca r l a tota l i d a d d e l a rea l i d a d y s u ese n c i a : n e c e s i t a d e l a a y u d a d e l o s d e m á s , m u c h o t i e m po y m u c h a s i n e rg i a pa ra i r l o g rá n d o l o . La mente h u m a na va l o ra l a rea l id a d desde su p ro p i a experi e n c i a , l a cu a l está i m p reg n a d a d e u n a cu l t u ra fa m i l i a r y soci a l , y q u e e s s i e m p re fruto d e l a s v i ve n c i a s i n d i v i d u a l e s . Ve l a rea l i d a d d e a c u e rd o a s u c u l t u ra , ed u ca c i ó n , e x p e ri e n c i a s , ca ra cte ríst i c a s de perso n a l i d a d , etc . Tod os estos a s p ectos se i nteg ra n fo rma nd o u n os " pa t ro n e s m e nta l es", a t ravés d e l o s c u a l e s se e m i t e n l o s j u icios d e va l o r. " N o vemos l a rea l id a d como e s s i n o como so mos", d i ce e l Ta l m u d . Desde l a experi e n c i a pe rso n a l d e v i d a , ca d a s e r h u m a n o l e d a u n a i m p o rt a n c i a d i s t i n t a a s u p ro p i a e x i s t e n c i a , a l o s

Principios, Valores y Virtudes

34 7


a c o n tec i m i e n tos y a l a s cosa s . Esta va l o ra c i ó n perso n a l es l a j e ra rq u ía d e va l o res d e ca d a i n d i v i d u o . Los va l o res, d es d e esta d i m e n s i ó n s u bj et i va , son los c r i t e r i o s q u e n os m u even a a ctu a r d e d e te rm i n a d a m a n e ra . Desd e l a d i m e n s i ó n su bj et i v a , los va l o res so n u n a i nterpreta c i ó n pos i t i va d e l a rea l i d a d - a l g o b u e n o pa ra e l s e r h u m a n o - , q u e l a i n te l i g e n c i a p rese n ta a l a v o l u n ta d pa ra q u e é s t a l a s i g a . S i l a m e nte h u ma n a ca pta u n a rea l i d a d co m o a l g o n e g a tivo, entonces n o la v a l o ra ni la b u sca . DI M E NSIÓN OPE RATIVA

E s e l á m b i to d e l a co n d u cta h u m a n a y d e l o s h á b i to s . La d i m e n s i ó n o p e ra t i va de l os va l o re s , son l a s v i rt u d e s . E l s e r h u m a n o , a l co n ocer a l g o co m o b u e n o , d e be h a c e r l o suyo, d e be v i v i r l o . Si u n p ri n c i p i o , ca p t a d o co m o ta l por el s e r h u m a n o , n o se q u i s i e ra v i v i r, esta ría m o s a n te u n caso d e fa l ta d e rect i t u d i n te l e ct u a l ( o t ra cosa d i st i n ta es n o sa b e r o n o te n e r e n e rg ía p a ra v i v i r l o ) . E s d e c i r l os va l o res o b l i g a n a l a p e rso n a a v i v i r e n co n so n a n c i a co n e l l o s , s i se q u i e re s e r co h e re n t e . La d i co to m ía e n t re p e n s a m i e n to y a cc i ó n e s h i pocresía La s v i rt u d es s o n h á b i tos o p e ra t i vos b u e n o s , es d e c i r h á b i tos fo r m a d o s a p a rt i r de a cc i o n e s b u e n a s y q u e a s u vez, fa c i l i ta n e l ej e rc i c i o d e ésta s . E l s e r h u m a n o n o e s m ej o r p o r pose e r va l o res e n s u m e nte, es d e c i r por te n e r i d ea s c l a ra s de la re a l i d a d . A p re h e n d e r l a s p e rfecc i o n e s d e l a s cos a s es e l p r i m e r p a s o d e s u p roceso d e m ej o ra m i e nto, p e ro n o es s u fi c i e n te . S ó l o e l ej e rci c i o d e estas p e rfe cc i o n e s d e l s e r h u m a n o , lo l l e v a ría n a u n pe rfe cc i o ­ n a m i e n t o d e s u s e r. S o n l a s a c c i o n e s l a s q u e fo rj a n l a pe rso n a l i d a d . E l reto es con stru i r h á b i tos pos i t i vos e n l a p ro p i a v i d a : s e r v i rt u o s o . E l v e rd a d e ro d es a fío es co n v e rt i r l o s va l o res en v i rt u d e s . U n a p e rs o n a e s v i rt u o s a , e n c u a l q u i e r á re a , c u a n d o ha d esa rro l l a d o a l m á x i m o u n a c u a l i d a d , a p a rt i r d e u n ej e rc i c i o pe rseve ra nte . Po r ej e m p l o , u n a p e rso n a v i rtu osa d e l p i a n o o, en otro á m b i to , u n a p e rso n a q u e t i e n e m u c h o s a m i g o s . E l ej e rc i c i o p ro d u ce l a v i rt u d , q u e v i e n e a s e r u n a s e g u n d a n a t u ra l ez a , a d q u i ri d a , q u e pe rfecc i o n a a l s e r h u m a n o .

348

Principios, Valores y Virtudes


LA U N I DAD DE LAS TRES DI M E NSIO N ES Las tres d i m e n s i o n es está n i n terre l a c i o n a d as, p u es so n a s pectos de u n a m i s m a rea l i d a d . No d e be e x i st i r u n a s i n l a s otra s . Los va l o res ex i ste n p o rq u e s o n p e rfecc i o n e s d e l a rea l i d a d y e l s e r h u m a n o n o c rea l a rea l i d a d . Pe ro l a rea l i d a d e x i ste p a ra s e r co noci d a p o r e l s e r h u m a n o , q u e a l va l o ra rl a e n l o q u e e s , l e d a rea l ce y e s p l e n d o r. Po r otra pa rte l a s v i rt u d es , l a d i m e n s i ó n o p e ra t i v a , s o n h á b i tos b u e n os, constru i d os re p i t i e n d o co m po rta m i e n tos co rrectos . E l reto d e l ser h u ma n o es a l i nea r o i nteg ra r l a s t res d i m e n s i o nes : e l b i e n d e l a rea l i d a d , l a va l o ra c i ó n s u bj et i va d e este b i e n y l a i nco r p o ra c i ó n d e l m i s m o a l a co n d u cta d e l s e r h u m a n o . U NA VISION C RISTIANA D E LOS VALO RES

El co n te n i d o y el m étod o q u e se e x p o n e en este l i b ro es vá l i d o pa ra c u a l q u i e r t i po d e p e rso n a , sea c u a l s e a s u cre d o re l i g i oso, e i n cl u so a u n q u e n o te n g a n i ng u no . En efecto, todo s e r h u m a n o t i e n e e l m i s m o ca m i n o pa ra pe rfecc i o n a rse : e l d es a r ro l l o d e l a s vi rt u a l i d a d e s co n te n i d a s e n s u p ro p i o s e r. La perso na crist i a n a , s i n e m b a rgo, a s u m e este desa rrol lo vivenci a l con a l g u n a s pecu l i a ri d a d es . E n p ri m e r l u g a r está co n ve n c i d o d e q u e Cri sto e n ca rna e n s u Pe rso n a todos l os va l o res a q u í d escri tos y c u a l q u i e r o t ro , p u e s es la p l e n i t u d d e t o d o l o h u m a n o . Jesu cri sto e s e l Ca m i n o , l a Ve rd a d y l a V i d a d e todos los va l o re s . E n seg u n d o l u g a r es co n c i e n te d e q u e p a ra v i v i r c u a l q u i e r va l o r s e n eces i t a l a a y u d a d e l m i s m o C r i sto, q u e l a d a , d e a l g u n a m a n e ra , a q u i e n se esfu e rza p o r m ej o ra r co n i n te n c i ó n recta . Sa be ta m b i é n q u e , p o r s e r c r i st i a n o , t i e n e l a a y u d a d e l o s Sacra m e n tos . Sa n ta M a ría , l a c r i a t u ra m á s pe rfecta q u e h a e x i st i d o , co l a bo ra c o n s u H ij o e n e l pe rfecc i o n a m i e n to d e ca d a u n o d e l o s se res h u m a n os .

Principios, Valores y Virtudes

349


LA FORMACIÓN EN VALORE S D e a c u e rd o a tod o l o a nte r i o r, s e p u e d e afi rm a r q u e l a fo rm a c i ó n e n va l o res o l a fo r m a c i ó n d e l o s va l o res, e n e l s e r h u m a no , t i e n e d os a s pecto s : - La Formación de la i ntel igencia : es l a co nstrucción d e u n criterio q u e perm i ta d iscern i r rea l me nte l a rea l i d a d , acced er a l a ese n c i a d e l a s cosa s . Es d e c i r, esta r e n ca p a c i d a d d e reco nocer l a b o n d a d , l a ve rd a d y l a be l l eza d e todo l o cread o . Pa ra e l lo es n ecesa ri o a p re n d e r a a p re n d e r y a p re n d e r a pensa r.

- La Formación de la vo l u ntad, pa ra p o n e r en p ráctica lo

que se descu b re com o b u e n o pa ra e l ser h u m a n o . Forj a r u na vo l u ntad fu e rte q ue esté e n ca paci d a d d e responder a lo q u e l a i nte l i g e n c i a p rese nta com o correcto . Vo l u ntad para v i v i r y practica r l o a pren d i d o , co n consta n c i a y e n t u s i a s m o .

De esta forma se l lega a l a i nteg ridad persona l , q u e e s la coherencia entre el d e be r ser, el pensa r, senti r, h a b l a r y actu a r. La mad u rez d e l a perso n a l id a d .

350

Principios, Valores y Virtudes


GLOSARIO ALEGRÍ A

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

1 46

Comportamiento que refleja el buen humor y la paz interior. Surge como consecuen cia de practicar el b ien y se manifiesta en actitudes y ges­ tos positivos y amables. Es conta ­ g i o s a . / S e n timie n to g ra to y d e gozo, producido generalmente por un motivo placen tero y que suele manifestarse exteriorm e n te .

ALTRUISMO

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

306

Antepone los intereses y necesida ­ des de otras personas a los suyos propios y procura a yudarle en sus necesidades. / Afán de procurar el bien ajeno, incluso a costa del pro­ pio in terés.

AMAB ILIDAD

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

82

Conducta compla cien te y afectuo ­ sa, que hace a la persona que la p rá ctica, dig n a de s e r a m a da . / Agrado, complacencia y afecto en el trato con los demas.

AMI STAD

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. 66

. . . . . . . . . . . .

1 30

Valor que proporciona al ser huma­ no dominio de si y exigencia en el cumplimien to de los deberes. Es consecuencia de una voluntad enér­ g ica .

AUTO ESTIMA

. . . .

.

. . . . . . . . . . . . . . . . . .

98

Comportamie n to digno y confiab le en relación con uno m ism o, como consecuencia de un concepto rea ­ lista de uno m ism o . Se refleja en s e n timien tos de a u toa cepta ción y seguridad interior. / Aprecio, afec­ to o consideración que se tiene ha­ cia uno mismo.

AUTORIDAD

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

26

La persona que posee este valor con­ sig u e que las personas manda das hagan lo que deben hacer. Lo hace cumpliendo las normas legítimamen­ te constituidas y respetando la liber­ tad y la dignidad de las personas. / Poder para gobernar o mandar so­ bre algo que esta subordinado. Ca­ rácter fuerte y dominante.

. .

Va lor q u e lle va a q u e rer el bien para el amigo y que se manifiesta en un efecto puro y desinteresado. Se fortalece con el conocimien to y el trato mutuo. / Relación personal desin teresada, que nace y se for­ talece con el trato y está basada en un sentimiento recíproco de ca ­ riño y simpa tía .

ARMON Í A

AUTODISCIPLINA

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

10

Búsqu eda h a b itua l d e e q u ilibrio, mesura y proporción, tan to en los sen timientos y actitudes interiores, como en el comportam iento exte ­ rior. / Proporción y corresponden­ cia adecuadas entre las partes de un todo.

B ONDAD

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

68

Desea y práctica el bien con las per­ sonas, como resultado de poseer un corazón limpio y lleno de amor. / Dul­ zura, sua vidad y amabilidad de ca ­ rácter. Inclinación natural a hacer el bien.

CALIDAD

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

42

Con ducta que p ersig u e la perfec­ ción posible, tan to e n uno m ismo como en las a cciones que realiza . Se práctica cuidando los detalles y supera ndo deficiencias. / Superio ­ rida d, excelen cia o c o nj u n to de b u e n a s cua lida des. Conjun to de con diciones que hace la vida mas amena.

GLOSARIO Índice Temático -

351


CALMA

. . . . . . . . . .

. . .

. . .

. . .

. . . .

... . . .

.

..

274

Valor que impide que el estado de ánimo y la conducta de una perso ­ na, caigan en el miedo y en la pre­ cipitación. / Paz y tranquilidad en la forma de actuar.

COMPREN S I Ó N

.

..

....

. . .. .

.

. . . . . . .

58

Esfuerzo p o r captar y entender los distin tos fa ctores que influyen e n e l e s ta do de á n im o y comp o rta ­ miento de o tras personas, así como de acon tecim ien to s y situaciones. / Capacidad o facilidad para enten ­ der algo. A ctitud capaz de respetar y de ser tolerante con los demas.

COMPROMISO

.......

.

...........

210

Lle va a las personas a in volucrarse con entusiasmo y tesón en la solu­ ción de los problemas, en las causas comunes de un grupo y en la palabra empeñada. / Obligación contraída por alguien, generalmente por medio de una promesa, un acuerdo o un con ­ trato.

C OMUNICACI Ó N

.................

73

Valor encaminado a expresar de un modo directo y claro los propios pen­ samientos y los sentimientos de tal manera que los demás personas co­ n ozcan lo pertinente sobre uno mis­ mo. Presupone el valor de saber es­ cuchar. / Manifestación, declaración o a viso.

CONFIANZA .

. . . . . . .

.. .. ..

....

..

. . .

. . 90 .

La vivencia de este valor con duce tanto a procurar ganarse la fe y la a ce p ta ción de los o tros, c o m o a esperar con seguridad lo m ejor de los demás. / Esp eranza o seguri­ dad firmes que se tienen en a lgo. Sencillez, amistad o intimidad en el tra to .

CONOCIMIENTO INTERIOR

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

...

. . . . .

18

Búsqueda permanente de la propia in terioridad que lle va a iden tificar

352

GLOSARIO Índice Temático -

los rasgos del carácter, las tenden ­ cias más profundas, los motivos de n uestras acciones, los sentimientos, las expectativas, etc. Es una mira­ da profunda y veraz a n uestro yo profundo. / Conciencia o capacidad sensorial y perceptiva de una per­ so n a .

CONSTANCIA

.. .

.. .. . .

.

......

. . . 1 32 .

Persistencia en la acción hasta cul­ minar con éxito el trabajO o los pIa ­ nes comenzados, superando el can ­ sancio y los desánimos. / Firmeza de á n im o y con tin uidad en las re­ soluciones, en los propósitos o en la realización de algo.

CORTES Í A

.. ..... .

. . .

. . . . .

. .

.

. . . .

. . 242 .

Vi ven cia de los d e ta lles de e d u ­ cación y b u en a s m a n e ra s, a l o s que toda p ersona tiene derech o y q ue fa cilitan unas rela cion es gra ti­ fica n tes. / Comportamiento a m a ­ ble y de b u e n a educa ción que res ­ peta las normas para el trato so­ cia l.

CREATIVIDAD

.

.

. . .

. . . . . . . . . 1 06 . .

.

. .

Actividad intelectual encaminada a s o l u c io n a r p ro b le m a s, g e n e ra r ideas y producir realiza ciones ori­ ginales. / Facultad o capacidad para cre a r.

CUIDADO DE LOS DETALLES

. . . . . . . . . . . . . . .

. ... . ... . .

.

.

. . .

50

Observancia y esmero en aquellas p e q u eñas cosas que ha cen de un objeto o una a cción, una obra de a rte y produce la excelen cia en q uien las práctica.

DECENCIA

. . . . . . . . . . . . .

.

. . . . . . . . . . . .

1 78

Empeño por no permitir en la pro­ pia vida nada que empañe el buen nombre, la intimida d y los usos y costumbres que la sociedad valo ­ ra. / Honradez, dignidad o respeto a los principios morales socialmente a ceptados.


DELICADEZA . . . . . . .

. .

. . . . . . . . . . 244 .

.

Tra to lleno de finura y considera ­ ción a otra persona . / Ternura, sua ­ vidad o consideración.

mente se necesitan. Se es efectivo cuando se acierta, cuando se da en el blanco.

EFICIENCIA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 5 8 .

DERECHOS HUMANOS . . . 3 3 0 Aquellos q u e el hombre posee por el mero hecho de serlo. Se funda ­ mentan e n la propia dignidad del ser humano, son inherentes a la perso­ na y se p ro cla m a n s a g r a d o s, inalienables e imprescriptibles.

DETERMINACI Ó N . . . . . . . . . . . . 1 34 Voluntad decidida y firme de reali­ za r u n a a cción determ i n a da, de cump lir un p ropósito o de sacar adelante un asunto. / Valor, osadía o a ctitud del que a ctúa con deci­ sión y no se detiene ante los ries­ gos o las dificultades.

DIALOGO . . . .

.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 84 .

. .

.

. .

Intercambio abierto y transparen ­ te de palabras y sentimientos, con el ánimo de en tenderse, buscando acuerdos de mutuo beneficio. / Con ­ versación en la q u e dos o más per­ sonas se turn a n en el uso de la palabra .

DILIGENCIA . . .

. . .

. . . . . . . . . . . . . . . . 1 94 .

Pron titud y agilida d para rea lizar, de b uena gana, los propios debe ­ res y las tareas asignadas. / Cui­ dado o pron titud con que se hace algo.

DI SPONIB ILIDAD . . . . . . . . . . . 308 .

.

Á nimo consta n te de estar asequi­ ble a los demás, disponiendo del propio tiempo para colabora r con otros en la consecución de un ob­ jetivo. / Conjun to de característi­ cas que tiene lo que esta disponi­ ble.

EFECTIVIDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 62 .

La persona efectiva, además de ser eficaz y eficiente se ocupa de que los resultados sean los q u e real-

La person a eficien te logra los m e ­ jores resultados pOSibles a partir de los recursos q u e tiene asigna dos. La eficie n cia se refiere a la rela ­ ción en tre costos y beneficios, fi­ nes y medios, resulta dos y proce­ sos. / Capacidad para realizar sa ­ tisfactoriamente la función a la que se esta destinado.

EJEMPLO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 34 El valor de la ejemplaridad se re­ fiere a aquella conducta que es dig­ na de ser imitada . Una persona es ejemplo para o tra cua n do vive lo que habla, y cuando se p uede pre­ sentar como modelo en un aspec­ to con cre to . / L o que se p rop o n e para s e r imitado o e vitado, según se :Considere bueno o malo respec­ ti va m e n te .

EMPATIA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 72 .

.

.

..

.

.

Cap ta y sin to n iza con los s e n ti­ mientos de o tra persona, logra n ­ d o u n a relación cercana y compren­ siva. / Sen timiento de participación a fe ctiva de u n a p erso n a en u n a realidad ajena a ella .

ENTUS IASMO . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 4 8 .

.

A ctúa y ha bla d e tal m a n era q u e m u e s tra a d m ira c i ó n , v i v eza d e espíritu y exa lta ción a n te a l g o o a lg uien . Es con ta gioso . / A dh esión e in terés que lle van a apoya r una ca usa o a tra baja r en un e m p e ­ ño.

EQUILIBRIO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20 .

B usca en todos los aspectos de la vida la medida justa de las cosas, integra las partes en un todo esta ­ ble y e vita extremos q u e van en contra de la sensa tez y la eficacia. / Imparcialidad, pruden cia o sen­ sa tez en la forma de pensar o de a ctuar.

GLOSARIO Índice Temático -

353


E S C UCHAR . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 88

F IRMEZA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3 6

Interés genuino de captar el signi­ ficado de lo que otra persona pien­ sa o siente. Es el inicio de una ver­ dadera com unica ció n . / Presta rle atención, a tenderlo o hacer caso de el.

En e rgía p a ra a firma r y sostener las propias ideas, para ejecutar una a cción y para ejercita r la a u tori­ dad. / En tereza o constan cia del que no se deja dominar ni abatir.

.

.

.

FLEXIBILIDAD . . . . . . . . . . . . . . . 1 14 ...

E SFUERZO . . . . . . ..

. .

...

.

...

.. .. .

....

1 22

Co m p o rta m i e n to del s e r h u m a n o q u e lleva a superar la tendencia a lo fácil y lo cómodo. Con vencimien­ to traducido en obras, de que todo lo que vale la pena sólo se consi­ gue esforzándose. / Utilización de medios superiores a los normales para conseguir a lgo.

ESPIRITU POS ITIVO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 3 8 .

.

..

.

Visión de la vida que lleva a identi­ ficar y valorar los aspectos más no­ tables, restando importancia a las dificultades y limitaciones.

EXCELENCIA PERSONAL . . . . . . . . . . . . . . . . .

...

.....

1 54

Proceso de mejoramiento continuo y armónico de todas las dimensio ­ nes de la personalidad h umana, en b usca de la p e rfección q u e le es propia .

FE .

. . . .

. . ......... . .. .

. .

.

.

. . .

. . . . . . . . . . . . . . . . 1 00

Va lor que lle va a p o s e e r cre e n ­ cias positivas y a rraigadas e n tor­ no a las p osibilida des de la gente y a la supera ció n de dificulta des (No se debe con fun dir con la Fe sobrena tura l que in funde Dios en el ser h umano). / Virtud teologal que consiste en la a dh esión a Je­ sucristo y a su m ensaje.

FIDELIDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 1 2 .

Perm a n e n cia y con tin uida d e n la palabra empeñada, en los compro ­ misos adquiridos y en la confianza depositada . / Lealtad o constancia en las ideas, en los efectos o en las obliga ciones.

354

GLOSARIO Índice Temático -

Co m p o rta m i e n to q u e s a b e a d e ­ cuarse a las circunstancias y a m ­ bientes, sin ceder en los principios. / Facilidad para adaptarse a las cir­ cunstancias o para ceder ante los deseos de o tros.

GENEROS IDAD . . . . . . . . . . . . . . . . 290 .

.

Este valor lleva a dar a los demás lo que uno posee - tiempo, conoci­ mientos, etc. -, sin esperar contra­ prestaciones. / Inclinación a dar lo que se tiene sin b uscar el propio in terés . Nob leza o gra n deza del ánimo.

HONESTIDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 70 .

.

Conducta que se adecua tanto a la justicia, como a la ética y a las cos­ tumbres rectas. / Decencia, rectitud y justicia en las personas o en su ma­ nera de actuar.

HONORABILIDAD . . . . . . . . . . . . 1 80 .

La persona honorable es digna del respeto de los demás. Sus palabras y acciones se rigen por el honor pro ­ pio y ajeno. / Condición d e la perso­ na que es digna de ser honrada o respetada.

HUMILDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 64 .

.

.

Este valor lleva a la persona a cono­ cer y aceptar la realidad de su vida, sin subestimarse ni creerse superior a los demás. Es la verdad sobre uno mismo . / Actitud derivada del cono­ cimiento de las propias limitaciones y que lleva ha obrar sin orgullo.

IDEALES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 5 0 .

.

.

.

.

.

.

La persona que posee ideales piensa y actúa con deseos grandes, querien-


do lo mejor para toda la h umani­ dad y comprometiéndose en apor­ tar sus energías a este propósito.

INNOVACI Ó N

. . . .

.

. . . . .

.

. . . . . . . .

.

.

1 16

Postura que huye del conformismo y de la rutina en la manera de ha­ cer la s cosas, b usca n do e n todo momento mejores formas y más eficaces de realizarla. / Cambio que supone una no vedad.

INQUIETUD INTELECTUAL

. . . . . . . . . . . . . . . . . . .

1 18

Afán de descubrir la esencia de la realidad sin detenerse en fórmulas prefabrica das ni estereotipos cul­ turales.

JUSTICIA

. .

.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

322

La persona justa da a cada q uien lo que le corresponde, vive los de­ rechos y deberes y procura el de­ sarrollo de todos los seres h uma ­ nos'; Inclinación a dar y reconocer a cada uno lo que le corresponde.

LABORIOS IDAD

. . .

. . . . . . .

..

. . .

1 86

Amor al trabajo m a n ifesta do con el apro vechamien to del tiempo, en la diligencia por hacer la tarea en­ comendada y en el esfuerzo para conducirla y hacerla bien. / Dedi­ cación, constancia y cuidado en el trabajo .

LEALTAD

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

202

Coherencia persistente de las pro­ pias a cciones con la palabra e m ­ peñada, con las relaciones estable­ cidas y con las obliga ciones asu­ midas'; Fidelidad y sentido del ho­ nor en la forma de actuar.

LIBERTAD

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

324

La persona libre ejercita su capa­ cidad de elegir, no se deja lle var por presiones externas o internas, y asume las consecuencias de sus actos. En las decisiones se rige por principios. / Facultad natural de las personas para obrar o no obrar o para elegir la forma de hacerlo.

MODERACI Ó N

. . . . . . . . . . . . . . . . . . .

1 66

Es te valor lle va a domin a r y e n ­ cauzar los propios impulsos y ten ­ dencias, sin caer e n posturas lla ­ mativas ni excesos malsanos. / Pru­ dencia o sobriedad en la forma de a ctuar.

NOBLEZA

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

214

La persona noble de vuelve bien por mal y fomenta en su interior senti­ mien tos positivos ha cia todas las personas. No es vengativa, ni ren ­ corosa . / Honra dez o merecimien ­ to de respeto.

OB EDIENCIA

. . . .

..

. . . . .

.

. . . . . . . . . . . .

38

Valor q u e lleva a aceptar y a vivir tanto las indicaciones recibidas ex­ plícitamente, como las normas y exi­ gencias establecidas por la autori­ dad correspondiente. / Cumplimien­ to o realización de lo que se man­ da, de lo que se ordena o de lo que es normativo.

OBJETIVIDAD

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

226

Manera ponderada y realista d e ver los acontecimientos, las personas y las cosas, sin caer en fa voritismos, parcialidades e impidiendo que las emociones n ublen el juicio. / Impar­ cialidad en la forma de considerar un asunto, sin seguir criterios o intere­ ses personales y analizando la reali­ dad como algo externo al sujeto.

ORDEN

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

1 96

A cción de organizar, estructurar y coordinar, tanto el tiempo como el espacio para facilitar la eficacia del comportamiento h umano y la b e ­ lleza d e l mismo. / Colocación con determ in a do criterio de orga niza ­ ción en el lugar apropiado o en el que corresponde .

PACIENCIA

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

La persona paciente espera sea necesario para alcanzar busca e insiste en ello hasta lo. / Capacidad para hacer jos minuciosos o pesados.

GLOSARIO Índice Temático -

1 98

lo que lo que lograr­ traba­

355


PAZ

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

326

La paz in terior es el resulta do de a ctitudes y a cciones del ser huma­ no, que producen sosiego, q uietud y con tento . La paz es una conquis ­ ta . A l a persona c o n paz in terior se le facilita generar paz en su en­ torn o . / Estado de tra n q u ilida d y de entendimien to en tre las perso­ nas.

PERFECCION

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

52

La p e rsona q u e p o s e e este valor se esfuerza h a bitualm e n te e n el mejoramiento de lo que hace y por e vitar, en lo posible, los errores e imp e rfe ccion e s . / Term ina ció n o m ejoramiento de algo para hacer­ lo mas perfecto .

PREVI S I Ó N

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

228

Visión a n ticip a da de los aconteci­ mien tos y situaciones, con el áni­ m o de resolverlos con cierta g a ­ ran tía d e éxito cuando se presen­ ten . / Disposición o preparación de lo necesario para a tender una ne­ cesidad o para e vitar un mal.

PROACTIVIDAD

. . . . . . . . . . . . . . .

218

La persona p roa ctiva sabe lo que quiere y logra conseguir esos ob­ jetivos -de una manera u o tra, a n ­ tes o después-, a base d e elegir la actitud y las a cciones más con ve ­ nien tes para ese fin .

PRUDENC IA

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

276

La p e rs o n a p ru de n te j u z g a l o s acon tecim ien tos según l o s princi­ pios generales de la ética y elegir la mejor opción para conseguir el fin previsto. / Sensa tez o buen jui­ cio .

RE S O LUCI Ó N

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

230

Este valor lleva a actuar sin vaci­ laciones y con á n im o de supera r cualquier obstáculo que s e presen ­ te, como resultado d e esta r segu­ ro de lo que hace. / nimo, valor o energía para hacer algo.

356

GLOSARIO Índice Temático -

RESPETO

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

234

Este valor lleva a tra tar a toda per­ s o n a de a c u e rdo a su dig nidad, con dición y a sus responsabilida ­ des. / Consideración y recon o ci­ miento del valor de algo.

RESPONSAB ILIDAD

. . . . . . . .

249

La persona responsable asume el control de su propia vida, respon­ de por sus actos y cumple con sus obligaciones. / Conocimiento y cum ­ plimiento de los propios deberes y o b liga ciones.

SEGURIDAD

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

1 02

Confianza en uno mismo, como con­ s e c u e n cia de p o s e e r u n c o n o ci­ miento realista de uno mismo y por saberse a yudado por Dios y por los d e m á s . / Firm eza, e s t a b ilida d, consta ncia o imposibilidad de que a lgo falle.

S ENCILLEZ

. . . . . . . . . . . . . . . .

.

. . . . . . . . . . .

21

La persona sencilla a ctúa d e m a ­ nera trasparente, sin artificios, hu­ y e n d o ta n to de la c o m p lica ció n como de la doblez. Es clara y di­ recta al hablar. / A usencia de os­ ten ta ción y adornos.

SER UTIL

. . . . . . . . . . . . . . .

.

. . . . . . . . . . .

. 292 .

A yudar con g e n erosida d en ca u ­ sas q u e merecen l a pena. Ser útil es apo rtar, con tribuir, ser apo yo, deja r h uella .

S ERENIDAD

. . . . . . . . .

.

. . . . . . . . . . . . .

266

Estado de ánimo y conducta apaci­ ble, estable y en calma, sin fuer­ tes alteraciones ante los imprevis­ tos o peligros de la vida . / Tra n ­ quilidad o calma.

SERVICIO

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

282

A cciones de la persona que busca a yudar, con tribuir y ser útil a otras personas en la fa milia, en el tra ­ bajo y en la socieda d. / Beneficio o fa vor que se hace a otra perso ­ na.


SOCIAB ILIDAD

. .

. . . . . . . . . . . . . . 294 .

Busca la compañía de los demás y acepta las interacciones que otros promue ven, sintiéndose bien así y contribuyendo a sostener estas re­ laciones. / Facilidad para el tra to y la relación con las personas.

SOLICITUD . . . .

.

.. . . . .

.

. . . . . . . .

..

. . . . . .

54

La persona solicita m uestra in te ­ rés y preocupación genuina por per­ s o n a s y a s u n to � a c tua n do c o n prontitud y a tención. / Prontitud o diligencia en la forma de actuar.

SOLIDARIDAD

.

. . . . . . . . . . 298 . .

.

.

.

. .

Hace propias las dificultades y pro­ blemas de los demás, buscando la manera de cooperar. A dh esión a una ca usa ajen a . / A dh esión cir­ cunstancial a una causa o empre ­ sa.

SUPERACION

. . . . . .

. . . . . . . . . 260 .

.

.

.

.

El afán de superación lleva a plan­ tearse metas mucho más altas, a no conformarse con lo conseguido y a vencer los obstáculos que se presen­ ten en la vida. / Vencimiento de un obstáculo o de una dificultad.

TOLERANCIA

..

. . . .

.... ......... 3 14

TRANQUILIDAD INTERIOR . . . . . . .

. . . . . . . .

..

. . .

. . . . . 278 .

.

.

Es el buen manejo de los fa ctores perturbadores y preocupantes que inciden sobre el ser h umano, logran­ do así no alterar el comportamiento correcto. No es indiferencia ni apa ­ tía. / Sosiego, quietud o falta de agi­ tación.

URB ANIDAD

. . .

. . .

. . . .

.

. . .

. . . . . . 246 .

.

Comportamien to que se rige por las Normas de la Con vivencia y que m a ­ nifiesta la ca tegoría y el nivel cultu ­ ral de una persona. / Desarrollo o perfeccionamien to de las facultades intelectuales y mora les de una per­ sona.

UNIDAD

.

. . .

.

. . . .

.

. . . . . . . . .

.. . ..

. . . . . . .

3 10

Este valor lleva a procurar la cohe­ sión de los grupos, trabajando en la concordancia de los ánimos y volun­ tades, para lograr el fin buscado.

VALENTIA

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 262 .

.

.

Valor que lleva a superar el temor al riesgo, a los obstáculos y a las difi­ cultades, sin caer en la temeridad. Lle va implícita la prudencia . / Va ­ lor, decisión o a tre vimien to.

.

La persona tolerante admite y res­ peta modos de ser e ideas de otros, sin renunciar a las propias con vic­ ciones y sin caer en la indiferencia apática. Valora las diferencias y las minorías. / Respeto o consideración hacia las opiniones o actitudes aje­ nas.

VERACIDAD

.

. . . .

. . . . . .

.

. . .

. . . . . 1 82 . .

La persona veraz se expresa a te ­ n iéndose a los hechos y e s coh e ­ ren te con los propios pensa m ie n ­ tos y sentimien tos / Conform idad con la verdad o a usencia de menti­ ra .

GLOSARIO Índice Temático -

35 7


BIBLIOGRAFÍA AGUILAR, K. : Descubre los 1 999. AGUILAR, K. : Elige los

Valores.

Valores.

Susaeta Ediciones, Envigado,

Susaeta Ediciones, Envigado, 1 999.

ARANGO RESTREPO , Pablo : El Valor de los sidad de la S abana, B ogotá, 1 99 7 . BARTOLOM É , M. y OTROS . : Educación y drid, 1 979.

Valores .

Valores.

Univer­

Narcea. Ma­

BENNETT, W. : El libro de las virtudes. Javier Vergara Editor. Bue­ nos Aires, 1 99 5 . BETANCOURT, L. F . : Manual de

Valores 201 5.

BIBLIA DE JERUSALEN. Desclée De Brouwer. Bilbao, 1 999. CATÓN. Dichos. Editorial Península. Barcelona, 1 996. CICERÓN. Los Oficios : Traducción española por Manuel de Valbuena. Espasa Calpe, editores. Buenos Aires, 1 943 . CIFUENTES , C . : Fonnación de la inteligencia, la voluntad carácter. Trillas. México, 1 999. EPÍCTETO. Manual de ESCRIVÁ , J. :

Cam ino.

Vida .

y

el

Ed. Nonna. Bogotá. Colombia. 1 995 .

RIALP. Madrid, 1 939.

DÍAZ, C.: Las claves de los Valores. EIUNSA. Madrid, 200 1 FORGIONE, José D . A n tología Pedagógica Ateneo. Buenos Aires. Argentina, 1 96 1 . FRANCIA, A . :

Parábolas de Hoy.

Un iversal.

Ed. El

San Pablo . Madrid, 1 996.

FRONDIZI, R. : ¿ Qué son los valores ? Fondo de Cultura Economica Mexico. 1 99 7

GARCÍA, J. : El sistema de las virtudes humanas. Editora de revis­ tas. México D.F. 1 986.

358


KAVELIN,

l.; POPOV, D. y KA VELIN J. : Las Javier Vergara Editor. Buenos Aires, 1 998.

Virtudes Familiares.

LEMAN, K. : En Tiempos Dificiles mantenga Javier Vergara Editor. Buenos Aires, 1 992.

unida a su Fam ilia.

MAURER, HERRIMON: Lao Tse. Editorial Juventud. Buenos Aires. Argentina. 1 947. NAVARRO, R. : Los 2002.

Valores son el Jefe.

ORTEGA, A. :

Valores humanos

ROMERO E. :

Valores para Vivir.

ROSEN, L. : Pequeña Barcelona, 1 998.

Ediciones ILL. Envigado,

(4 vol.). EROS. Vitoria, 1 964. Editorial CCS. Madrid, 2000.

Guía de los Valores Humanos.

Robinbook.

ROS ENV AS SER. L a s ideas m o ra les en el A n tiguo Egip to . Publicación del Instituto Social de la Universidad del Litoral. Santa Fe, 1 93 8 . SEÑOR, L. :

Citas.

Espasa. Madrid, 1 997.

SHEED, F. : Sociedad y sensatez. TIERNO, B . :

Valores Humanos.

TIERNO, B . : Guía para Editores. Madrid, 1 996.

Taller de Editores. Madrid, 1 993 .

educar en Valores Humanos.

Taller de

TORELLO, J. : Psicología abierta . RIALP. Madrid, 1 976 UNELL, B. C. y WYCKOFF, J. : 20 Valores que usted puede trans­ Editorial Norma. Bogotá, 1 997.

mitir a sus h ijos.

VILLAP ALOS, A. Barcelona, 1 997.

y

W. JAEGER: Paideia. y ARCE,

J. : Los Envigado, 200 1 .

LÓPEZ, A. : El L ibro de los

Valores.

Planeta.

Fondo de la Cultura Económica. México, 1 942.

Valores, una ventaja competitiva.

Ediciones ILL.

359


AGRADECIMIENTOS Este libro tiene muchos deudores. En primer lugar quisiera mencionar a Fabio León Cardona, que tuvo a cargo la edición de este libro : organizó el material, le dio orden, diseñó su forma y completó aspectos que faltaban. En fin, hizo posible lo que hoy tiene en sus manos. A n tes que Fabio León, en el tiempo, otras personas han apo rtado trabajo, sugerencias, ideas. Quisiera mencionar especialmente a Gonzalo Ceballos y a Constanza Ramírez, q u i e n e s j u n to a l e q u ipo de Fac i l i tado re s de l Ins tituto La tinoame ricano de Lide razgo, h i c i e ron ap o rtes muy significativos. En mis padres y hermanos vi mucho de lo que aquí recojo: poca teoría pero muchos valores hechos vida. Tanto en España como en Colombia trabajé, hace años, en Educación. Muchos de los contenidos de este libro reflejan mi trabajo de entonces. Centenares o quizá miles de alumnos de varios países son co-protagonistas de este trabajo. Mi trabajo en Organizaciones La tin oame ricanas sirvió para "aterrizar ", en el día a día, el mundo de los valores. Aprender a aplicar los valores al mundo del trabajo, es el legado que me deja el mundo empresarial. Por último, este libro es deudor de toda la bibliografía que se menciona al final. Cada uno de esos libros aportó algo a éste que es hijo de ellos.

360


TRABAJAR BIEN, VIVIR MEJOR Este es un libro de trabajo cuya finalidad es ayudar a interiorizary vivir los valores en el día a día, en el trabajo, en el hogar y e� la calle. Es un libro práctico,

un taller para

aprender a construir valores en lapropia vida. No es un libro de lectura, aunque se puede utilizar como material de consulta. Está pensado como material de trabajo para procesos de capacitación en empresas, programas de formación

en

centros

educativos, formación personal,

familiar, etc. También se puede utilizar como material de autoaprendizaje, aunque el aprendizaje grupal se muestra más válido, puesprovoca una sinergia enriquecedora. El libro contiene información sobre 80 valores agrupados en

20 módulos. No creo que estén todos los que son, aunque todos los que están, aportan algo. Al ser la persona una unidad, la mejoría en algún aspecto, es la mejoría del todo. Por eso se puede utilizar parcialmente, escoger de aquí y allá, dejarlo y volverlo a retomar, etc.

I SBN 9 5 8 - 3 3 - 4 3 6 5 -X

9 789583 343650

Trabajar Bien Vivir Mejor Regino Navarro Ribera  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you