Page 63

Inmunología Clínica. Casos Clínicos en autoinmunidad IV

El 20% de los pacientes con esclerosis múltiple debuta con neuritis óptica, que está considerada una forma benigna de comienzo de la enfermedad (1). La esclerosis múltiple es una enfermedad desmielinizante crónica del sistema nervioso central, (SNC) que produce desmielinización, inflamación y daño axonal. Supone la principal causa de discapacidad de adultos jóvenes (2). Su forma clínica más frecuente es la EMRR, caracterizada por brotes clínicos de disfunción neurológica, seguidos por períodos clínicos de remisión (3). En la mayoría de los casos, los pacientes debutan con un síndrome neurológico aislado (SNA). Sin embargo la presencia de un SNA no siempre conlleva un diagnóstico posterior de esclerosis múltiple. Los SNA pueden afectar a uno o varios sistemas funcionales, siendo la neuritis óptica uno de los que aparece frecuentemente en pacientes con sospecha de esclerosis múltiple (1). Las BOCG en LCR predicen la conversión a esclerosis múltiple de los pacientes con neuritis óptica (4). Sin embargo, no constituyen un marcador pronóstico, y la presencia de estos anticuerpos no se asocia con conversión precoz a esclerosis múltiple. La síntesis intratecal de IgM, demostrada por la presencia de BOCM en LCR, predice un curso agresivo de la esclerosis múltiple y se asocia con mayor inflamación y mayor daño axonal (5,6). A pesar de ello, no se ha analizado el valor predictivo de dichas bandas en los pacientes con neuritis óptica. Dicho estudio sería importante, ya que en aquellos pacientes con neuritis óptica que muestran BOCG, la mediana de conversión a esclerosis múltiple es de seis años (7). Además, el tratamiento con fármacos inmunomoduladores podría retrasar la conversión a esclerosis múltiple en aquellos pacientes que van a mostrar un curso agresivo de la enfermedad. En el caso clínico descrito, la paciente debutó con un cuadro típico de neuritis óptica. El estudio de RMN y las BOCG mostraban una alta probabilidad de conversión a esclerosis múltiple, pero no indicaban el posible curso de la enfermedad. Sin embargo, la presencia de BOCM se asoció en este paciente con una conversión precoz a esclerosis múltiple, como sucede en otros SNA no asociados a buen pronóstico. Esto podría indicar que la presencia de BOCM también constituiría un biomarcador de mal pronóstico en los pacientes con neuritis óptica.

BIBLIOGRAFÍA 1. Costello, F. Vision Disturbances in Multiple Sclerosis. Semin. Neurol. 36, 185–195 (2016). 2. Dendrou, C. A., Fugger, L. & Friese, M. A. Immunopathology of multiple sclerosis. Nat. Rev. Immunol. 15, 545–558 (2015). 3. Lublin, F. D. et al. Defining the clinical course of multiple sclerosis: the 2013 revisions. Neurology 83, 278–286 (2014). 4. Skov, A. G., Skov, T. & Frederiksen, J. L. Oligoclonal bands predict multiple sclerosis after optic neuritis: a literature survey. Mult. Scler. 17, 404–410 (2011). 5. Villar, L. M. et al. Immunological mechanisms that associate with oligoclonal IgM band synthesis in multiple sclerosis. Clin. Immunol. 137, 51–59 (2010). 6. Villar, L. M. et al. Immunoglobulin M oligoclonal bands: biomarker of targetable inflammation in primary progressive multiple sclerosis. Ann. Neurol. 76, 231–240 (2014). 7. Hoorbakht, H. & Bagherkashi, F. Optic neuritis, its differential diagnosis and management. Open Ophthalmol. J. 6, 65–72 (2012).

-65-

Profile for Sociedad Española de Inmunología (SEI)

Casos Clínicos Autoinmunidad IV  

Sociedad Española de Inmunología (SEI). EDITORES: Dr. Luis Fernández Pereira. Dra. Ángela Carrasco Sayalero. Dra. María José Martínez Becerr...

Casos Clínicos Autoinmunidad IV  

Sociedad Española de Inmunología (SEI). EDITORES: Dr. Luis Fernández Pereira. Dra. Ángela Carrasco Sayalero. Dra. María José Martínez Becerr...

Advertisement