Issuu on Google+

Protocolo: Autoridades – Oficiales – Voluntarios – Familia Segundina – Amigas y Amigos Presentes:

Y se dio cuenta de que jamás nadie… está solo en el mar. Ernest Hemingway

El 21 de Mayo de 1879.. una fecha muy conocida por todos pero tal vez hoy, para ustedes y luego que termine de contar esta historia, podría ser diferente…… en esa fecha ocurría en la rada de Iquique una de las epopeyas más trascendentales de la Historia Naval Chilena. …”El Combate Naval de Iquique” …hoy, después de 135 años desde aquel momento en el que la tripulación de la Corbeta “Esmeralda” rindiera su vida en aquella gesta, y que con el correr del tiempo se transformaría en uno de los legados más importantes para nuestra Compañía, no por el combate en sí, sino más bien por el sentimiento de aquellos hombres que lucharon sin dudar y hasta la muerte por la convicción de sus ideales… Es ese mismo sentimiento el cual nos permite hoy, generación tras generación, seguir vinculado emocionalmente a esta gesta de honor, valor, convencimiento y por sobre todo amor al ideal. Todos estos sentimientos que trascienden en el tiempo al ser humano… y decantan en cada una de las generaciones…, de nuestras generaciones desde aquella fecha.. y que marcan un sentido distinto para nosotros, que tenemos la posibilidad de permearnos con la historia de nuestros antecesores vinculada estrechamente con la historia de nuestro país. El Capitán de Corbeta y Comandante de la “Esmeralda” Arturo Prat Chacón junto a su tripulación dispuso cual adalid… a sus oficiales para una enfrentamiento que era desigual, con la certeza de que su dotación estaría a la altura de las circunstancias que acaecían ese día en las aguas de Pacifico Sur. Luego de la arenga de Prat, y aun sin finalizar el combate, todos seguían en sus puestos, ahí se encontraban dos de los nuestros Riquelme fiero en su puesto de cañonero y Guzmán comprometido con la atención de los heridos… Imposible hazaña, imposible tal vez para la óptica actual comprender los alcances de esta situación, comprender o al menos vislumbrar la razón que tuvieron esos hombres para lograr cumplir tan magna hazaña….. Pero ellos, empapados de la mística y coraje transmitidos por su Capitán, fueron capaces de escribir con sangre, con su sangre la historia de aquel 21 de mayo.


Misma condición, para nosotros, los bomberos, la sucede en un incendio, a veces de imposible solución pero gracias a las arengas de nuestros oficiales logramos sobreponernos, compromiso que nuestros oficiales necesariamente deben transmitirnos. En aquella marinería o más bien tripulación se encontraban los oficiales: Guardiamarina Ernesto Riquelme Venegas quien entregó su vida en aquel Combate, firme ante el hundimiento de la Corbeta junto a sus camaradas y el Cirujano 1° Don Francisco Cornelio Guzmán Rocha, quién sobrevivió al Combate Naval y posteriormente fue capturado junto a los 45 chilenos sobrevivientes del naufragio….. por el monitor “Huáscar” y llevados a la localidad de Tarma en Perú como prisioneros. Ya finalizado aquel combate y llegando la lamentable noticia del Hundimiento de la Corbeta Esmeralda, nuestra compañía fue citada a reunión el 29 de Mayo de 1879 en donde se trataría este hecho histórico que cambiaría el nombre de nuestra compañía de “Bomba Sur” a Bomba “Esmeralda”… como muestra de reconocimiento al hecho que grabo la historia de nuestro país y en particular el de nuestra compañía, Posterior a esta Sesión fue enviada una nota a la madre de Riquelme indicando que la Compañía realizó un reconocimiento a su hijo, cambiando el nombre de a Bomba Esmeralda, en respuesta ella nos remite una emotiva carta, de la cual extraigo el siguiente párrafo, que a mi juicio resume su sentimiento por nuestra Compañía: Cito: “Ninguna de las manifestaciones que he tenido la honra de recibir, ha sido más grata a mi corazón que la de sus antiguos compañeros a cuyo lado aprendió mi hijo las máximas del honor y del deber, porque las Compañías de Bomberos son escuelas de abnegación e hidalguía.”… “Jamás he olvidado que la primera distinción que mi hijo alcanzara en su corta vida fue ser Bombero de la Segunda Compañía…”. Bruna Venegas de Riquelme. Hoy a 150 años de nuestra fundación y a 135 años de aquella gesta heroica, rememoramos sobre la génesis del nombre de nuestra Compañía y reflexionamos respecto de los valores que se transmiten a lo largo de los años, como la enajenación que tenemos al momento de acudir en ayuda a la comunidad, de la entereza con la que nos sobreponemos a situaciones de desgracia, de la fuerza que tiene el compañerismo para lograr un objetivo común, por mencionar algunos.


Para mí es un Honor poder compartir con ustedes desde esta tribuna un ápice de la historia y tradición que envuelve a nuestra Compañía en su extensa trayectoria ininterrumpida de 150 años de vida, durante la cual se han formado grandes hombres, muchos de ellos anónimos… pero su legado de honor y compromiso se mantiene hasta el día de hoy, cual crisol que funde la amistad, la lealtad y el conocimiento a favor de nuestra Institución y vertida sobre las juventudes bomberiles. Cada una de las historias que están detrás de nuestra guerrera azul con la estrella blanca de cinco puntas en el pecho, tienen una gesta particular para cada uno de nosotros, para quienes componemos esta sesquicentenaria compañía y que nos hace dignos desde un comienzo… de los principios que pertenecen a ésta Institución voluntaria, cívica, social y de altruista pensamiento. Las velas de nuestra Corbeta son los más jóvenes y los Mástiles nuestros más viejos que conforman ésta buque que ha surcado por los mares de fuego en el valle de Santiago y algunas veces… más allá. El viento es el empuje que nos da la convicción de ser bomberos, de las historias de arduo trabajo entrelazadas con el compartir con nuestros camaradas… de también el orgullo que sentimos al encontrar el espíritu de éste voluntariado que nos guía por los… nobles caminos del bien!! En esta Institución, donde las tradiciones y la historia son un pilar fundamental en el transcurrir de los años, se hace vital el traspaso de todas aquellas enseñanzas que permitan que sus integrantes puedan conocer de ella en la voz de cada uno de nosotros, que actualmente formamos en la filas de esta noble Institución. Y a su vez, la tecnología y la capacitación deben necesariamente estar de la mano persiguiendo nuestro objetivo común, “El Servicio a la Comunidad” Desde nuestra vetusta, pero bella bomba a vapor, que brilla a la entrada de nuestro cuartel, recibiéndonos a nosotros en cada visita que hacemos a nuestra casa “Segundina” Hasta ya una muy pronta bomba nueva, que incorpora una alta tecnología para el servicio y una mayor seguridad para nuestro trabajo…


En breves palabras he querido entregarles un mensaje, que evoca una gesta tan histórica como nuestra compañía…. que recordamos año a año, el poder compartir esta misma historia con ustedes hace que se cumpla uno de los deseos que expongo precedentemente, el traspaso de las enseñanzas a las nuevas generaciones y a quienes nos visitan, además de poder comunicarnos en base a este lugar físico (apuntar) que guarda tanta historia como fraternidad entre todos nosotros. ………. De todas estas consideraciones y sentimientos que circundan este lugar y principalmente el alma de los bomberos segundinos tras sus uniformes, les quiero decir que : “ Que Jamás Nadie.. Está Solo en el Mar” Mantengamos siempre en nuestras mentes y corazones el recuerdo de aquellos que ya nos han dejado.

Muchas Gracias por su atención ¡!!!


Discurso 21 de mayo de 2014