Page 1

NOTA A LOS COLABORADORES: Este es el borrador que yo, Francisco Javier Guerrero García, farmacéutico de El Madroño (SEVILLA) y presidente de la SEFAR estoy trabajando con el fin de presentar una ponencia sobre Farmacia Rural. LUGAR: XVII Congreso Nacional Farmacéutico que se celebrará en Bilbao. FECHA: 21 de Octubre de 2010 HORA DE COMIENZO DE LA MESA: 18:00 Tengo un firme interés personal de hacer de la SEFAR una Sociedad Científico-Profesional participativa donde podamos intercambiar información, ideas, opiniones, etc..., y donde el trato contigo será de igual a igual, porque antes que Presidente soy tu compañero. Por ello, quiero comenzar ofreciendo la posibilidad a tod@s l@s compañer@s de que aporten sus ideas y/o opiniones al desarrollo de esta presentación. Quiero indicar que es la primera vez que pongo en práctica esta idea a este nivel de participación y que mi intención es desarrollarla aún más en el futuro, espero que os guste la iniciativa.

FORMA DE PARTICIPAR: El documento estará publicado en la web y cualquiera podrá visualizarlo, lo iré modificando a medida que vaya trabajándolo y en función de vuestros comentarios, vosotros podréis ir viendo los sucesivos cambios que en él se sucedan. Para comentarlo tendréis que enviarme un mail con vuestras sugerencias a mi correo personal fjguerrerogarcia@gmail.com desde donde amablemente os iré contestando, sólo os pido que tengáis en cuenta


que yo, al igual que vosotros, trabajo todos los días y tampoco tengo secretari@, con lo que si no puedo contestaros inmediatamente tened paciencia, os prometo que lo haré. Sé que esto me va a dar mucho más trabajo, pero también sé que vuestras aportaciones enriquecerán las mías y que de esta forma puedo contribuir a que todos vosotr@s estéis presentes en Bilbao, yo ya tenía previsto llevaros conmigo en la cabeza y en el corazón, pero con vuestra participación os tendré además a mi lado apoyándome en esta Historia que hemos comenzado y que espero redunde en soluciones para tod@s. Muchas gracias por vuestra colaboración, Javier

RESUMEN DE LA PRESENTACIÓN: Farmacia Rural y Modelo Español de Farmacia: Una Situación Insostenible de Difícil Encaje. El Modelo Farmacéutico español se caracteriza por el mayor ratio de accesibilidad al medicamento a nivel mundial, una característica que comenzó a gestarse con la planificación de 1941 y que culminó con el RD 909/78. La altísima capilaridad obtenida sacrificó la libre apertura vigente en aras de universalizar el servicio, haciendo del Modelo un sistema altamente efectivo para el paciente, pero que no ha tenido en cuenta las condiciones de ejercicio de los prestadores. El sistema se apoya en un profesional al que se le exige una atención continuada que imposibilita conciliar vida laboral y familiar obteniendo como contraprestación nulos ó escasos rendimientos económicos.


La continua despoblación del medio rural y el sistema de retribución actual de las oficinas de farmacia nos conducen de forma inevitable a carecer de futuro a corto y medio plazo en el caso de muchos compañeros, lo que pone en riesgo al propio sistema, incapaz de caminar sin su principal característica y su mejor aval frente a las críticas que de forma permanente sufre. Los farmacéuticos rurales queremos saber si sociedad, profesión y clase política quieren mantener este sistema universal enmarcado en el conjunto del Estado del Bienestar, una pregunta aparentemente baladí pero que, en las condiciones actuales presenta un difícil encaje ante la inviabilidad económica y la sobrecarga laboral de los que le otorgamos al Modelo justificación moral y muy probablemente legal. Nota: Este es el resumen que he enviado a la Organización del Congreso y que tenía que ceñirse a 250 palabras.

DESARROLLO DE LA PRESENTACIÓN: Buenas tardes a todos, Mi nombre es Francisco Javier Guerrero García, farmacéutico en El Madroño y primer presidente de la Sociedad Española de Farmacia Rural-SEFAR. Algunos de vosotros quizás me conozcáis porque hayáis leído los múltiples artículos de opinión que he publicado, intentando exponer en ellos la gran diferencia existente entre ejercer esta profesión en el medio urbano ó hacerlo en el medio rural. Quizás mi cara es la que muchos habrán puesto a la farmacia rural por haber sido, posiblemente, el que haya conseguido una mayor visibilidad, ó quizás, puede que mi cara haya sido la que muchos de vosotros habéis asociado con la Sociedad Española de Farmacia Rural pero, y aunque esto parezca una obviedad, más que presidente de la SEFAR soy un boticario de pueblo más, uno de los más de 1000 compañeros que ejercen en poblaciones de menos de 500 habitantes ó, si lo


preferíis, uno más de los más de 3000 que ejercen en poblaciones de menos de 1000, y con esta presentación lo que voy a intentar es haceros partícipes de una realidad, desconocida para muchos pero que está ahí, no tan lejos de vuestras residencias y lugares de trabajo. Independientemente de la impresión que os pueda causar esta ponencia, lo que para mí ha resultado más importante ha sido su elaboración, ya que en la misma han tenido la oportunidad de participar TODOS los compañeros que lo han deseado, porque la génesis de la misma ha tenido lugar en un documento abierto donde TODOS han podido aportar sus sugerencias. En contraprestación a esta colaboración he intentado corresponder de la mejor forma que se me ha ocurrido, colgando esta misma presentación que todos vais a poder ver aquí y ahora en el blog http://www.farmaceuticosrurales.blogspot.com/. Para los que no sepáis lo que es un blog, es una especie de página web, un pequeño hueco que entre todos hemos construido en la red y que nos ha permitido salvar los cientos de Kms que nos separan por razones de ubicación de nuestros establecimientos. Y es que es aquí donde hemos compartido comentarios, amarguras, alegrías, desazón, y muchas emociones más y, si hemos compartido todo esto, ¿cómo no íbamos a hacerlo en un momento histórico como éste donde un farmacéutico rural va a hablar sobre farmacia rural en un Congreso Nacional de Farmacia?. Por todo ello, mi primer agradecimiento va para todos estos compañeros que hoy no pueden estar aquí presentes, por colaborar aportando sus opiniones a esta presentación y contribuir a hacerla aún más fiel a la realidad. Agradecer de nuevo y como siempre a mis pacientes por aguantar mis “escapadas” -más frecuentes últimamente-, y hacer extensible mi agradecimiento al Comité Organizador de este Congreso por su empeño en intentar hacer de él un foro lo más plural posible. Tan sólo una pega si se me permite para futuros congresos, faltan los adjuntos, colectivo muy numeroso que seguro también tendrán algo que decir ante la realidad y sobre todo el futuro del ejercicio de esta profesión en la Oficina de Farmacia. Tras esta larga introducción creo que es imprescindible para hablar de farmacia rural **comenzar con un poco de historia:**


Desde un principio, el ejercicio de la profesión farmacéutica en España se ha regido por las siguientes premisas: - La farmacia sólo puede ser propiedad del farmacéutico - Un farmacéutico sólo puede ser propietario de una OF - Siempre existió la libre apertura por el sistema de libre concurrencia.** En 1941 se modifica este status quo imperante regulando el establecimiento de farmacias en función del número de habitantes y por distancias,** es decir, se realiza una Planificación del servicio. Planificación que fue instaurada con la intención de evitar la concentración** que hasta entonces se producía en zonas rentables (como podemos apreciar en esta imagen que ilustra la ubicación de las farmacias en una zona del centro de Salamanca) obligando así a ejercer en otras zonas que podríamos calificar como** menos “atractivas” (pequeñas poblaciones).** Esta planificación culmina con el RD 909/78 que simplifica los criterios, impidiendo las aperturas en las ciudades y obligando a una generación de farmacéuticos a “emigrar”, primero a pueblos más grandes y luego a pueblos más pequeños, hasta llegar a la situación actual, donde el sistema está completamente saturado y prácticamente no existe población que carezca de OF.** La planificación ha logrado un ratio de accesibilidad al medicamento sin parangón a nivel mundial, eso que hemos denominado** capilaridad** y que hace posible que prácticamente el 100 % de la población tenga una OF al lado de casa** algo que en sí es un objetivo loable pero que, al mismo tiempo, ha generado unos desajustes en el sistema que necesitan corrección para hacerlo fuerte y perdurable. La profesión y la administración se vanaglorian de prestar un servicio universal en lugares con una población en continuo retroceso debido a la emigración a las ciudades y a la vez se apoya en un profesional que presta un servicio impecable en situaciones de precariedad personal y profesional. En los lugares donde ejercemos nuestra presencia no es más que un vestigio de tiempos pasados donde, al abrigo de una masa de población creciente y por tanto más numerosa la Administración fue dotando a estas poblaciones de servicios fundamentales.


Allí convivían con los vecinos, el médico, el veterinario, el maestro, la Guardia Civil,... (breve pausa) no estoy seguro si fuimos los últimos en llegar, lo que si puedo asegurar es que: Allí continuamos, al menos de momento, intentando ofrecer un servicio con más sacrificio y vocación profesional que ánimo de lucro, como uno de los escasos servicios que aún permanecen en poblaciones donde los servicios básicos se abastecen mediante furgonetas**, como hace Pedro en mi pueblo los miércoles y los viernes. Allí continuamos, al menos de momento, haciendo oídos sordos a ese criterio de falta de rentabilidad aplicado por la Administración para la eliminación de estos servicios, como fieles exponentes de la perversión y la desestructuración de un sistema planificado que parece no haber planificado situaciones como ésta. Este fenómeno migratorio, fácilmente constatable con el simple echo de pasearse por uno de estos lugares donde hay más casas vacías que habitantes, ó a la luz de los** datos estadísticos que ofrece el INE, unido al sistema de retribución vigente, aboca al farmacéutico rural a obtener unos ingresos netos que envidian los de un mileurista.** La falta de rentabilidad de estas OF produce por extensión otros problemas que mencionaré a continuación: - **Es muy difícil encontrar a un sustituto que quiera desplazarse al pueblo, primero porque cobrando lo mismo que en una ciudad, no suele ser un destino muy atractivo si no lo complementas con alojamiento y más sueldo, cuando haces uso de la calculadora te das cuenta de que es harto complicado planteárselo si quiera, si es que llegas a encontrarlo. - **Esta dificultad para encontrar sustitutos y poder pagarlos es al mismo tiempo el principal contratiempo para poder disfrutar de unas merecidas vacaciones, tras pasar años sin poder “escaparte”, si al final decides hacerlo la situación en la que te encuentras es de indefensión legal, ya que te estas arriesgando, por conseguir salud, a una sanción que te haga bajar la persiana antes de lo esperado. - **El farmacéutico rural se encuentra de guardia contínua durante 24 horas, una media de 183 ó 365 días al año. Sólo recordar que siguen siendo gratuitas y que determinados colegios han cifrado el coste -sólo de las nocturnas- en torno a unos 200 euros. Estas guardias suelen hacerse por el propio titular, con lo que constituye** una


barrera infranqueable a la hora de intentar conciliar vida laboral y familiar. - La conjunción de estos dos últimos aspectos, la imposibilidad de disfrutar de vacaciones y el exceso de guardias, dan lugar a una patología severa y relativamente reciente a la que alguien ha bautizado como ** el Burn-Out ó Síndrome del Quemado, y que se encuentra íntimamente relacionado con un stress excesivo ante una atención continuada que te impide “desconectar”. El asunto es ya de por sí grave, porque cotizando a la Seguridad Social el mínimo exigible al no poder pagar más, **pensar en enfermar es la mayor pesadilla que podemos tener, porque tampoco podemos darnos de baja y dependemos de poder permanecer diariamente frente al mostrador para poder seguir contribuyendo a este maravilloso Modelo de Farmacia. Ya de la futura pensión ni voy a hablar, pero lo que si tengo claro es que no se corresponderá con nuestra implicación, nuestra importancia ni nuestro nivel de exigencia. A estos problemas derivados de la escasa retribución se suma la dificultad de renovar nuestros conocimientos por la imposibilidad de asistir a cursos de formación, es cierto que las TIC han mejorado estos aspectos, **pero también es cierto que la brecha digital existe y hay zonas donde el ADSL no permite tan siquiera la implantación de la receta electrónica. La inexistencia de una carrera profesional que nos abra una salida ó evolución profesional, hace que miremos al futuro con desesperanza a pesar de las vías que se abren ante las conclusiones sobre la Prejudicial Asturiana que deberían ofrecernos un hueco en los baremos de méritos de nuevas adjudicaciones para premiar los años de precariedad de ejercicio que hemos tenido que soportar.** Es cansado volver a repetir una y otra vez esto que algunos llevamos diciendo hace años pero es imprescindible hacerlo hoy, y aquí, para fijar una realidad que hasta ahora no ha querido reconocerse, quiero pensar que, por desconocimiento de la misma. Ante esta situación que acabo de relatar, una serie de compañeros se plantearon, hace ahora tres años, **trabajar en identificar los problemas y para ello comenzaron a reunirse con la idea de intercambiar impresiones. El correo electrónico y el teléfono sirvieron de hilo conductor en un momento donde las noticias sobre farmacia rural eran escasas, a lo que se unía el aislamiento inherente a nuestra forma de ejercicio.


Se creó un grupo integrado por representantes de asociaciones provinciales y regionales así como vocales provinciales de los COF donde se había constituido vocalía de farmacia rural. Fruto de estas reuniones periódicas y de este intercambio de ideas, conocimientos e impresiones descubrieron de forma sorpresiva que los problemas eran comunes con independencia de la legislación autonómica vigente en cada región. El siguiente paso fue sacar a la luz el problema **mediante artículos de opinión en los distintos medios escritos, **nuestro “salto” a internet con la creación del blog farmacéuticos rurales y la constitución en un primer momento de la Plataforma Nacional de Farmacia Rural entidad que, resumió sus objetivos en tres cuestiones básicas: Demandar un mejor acceso a la Formación, Reivindicar la posibilidad de Promoción y Exigir una mejor Retribución. Posteriormente dimos un giro en nuestros planteamientos iniciales consistente en conservar este carácter reivindicativo y al mismo tiempo fomentar ó desarrollar nuestra labor sanitaria mediante nuestra constitución como Sociedad Científico-Profesional, de forma que la Asociación sirviera de base para el desarrollo de actividades relacionadas con la salud y la educación sanitaria, todo ello dirigido, no sólo al profesional sino a la población a la que atendemos, en la seguridad de que nuestro servicio a la sociedad afianza aún más nuestras justas reivindicaciones.** Así llegamos a lo que hoy es la SEFAR, la primera Sociedad científico-profesional creada por farmacéuticos por y para el medio rural y pese al escaso tiempo transcurrido desde su constitución, referente para organismos, administraciones e instituciones en todo aquello concerniente al ejercicio en el medio rural. Desde la entidad que me honro en presidir trabajamos desde el conocimiento directo del problema y la situación para buscar soluciones, y así nos hemos puesto a disposición del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos para ofrecerles nuestra ayuda, ellos, con Carmen Peña a la cabeza han mostrado hasta la fecha interés por conocer la situación y su actitud, ha sido, es, y esperamos que sea una actitud abierta, una actitud valiente a la hora de reconocer el problema como primer paso para buscarle solución. **El principal problema que le planteamos, dada su urgencia, es el de la inviabilidad económica de este tipo de OF, para ello, lo primero que se solicitó fue la realización de


un estudio que permitiera identificar a este tipo de OF. Un estudio que se encuentra aún en fase de recopilación de datos pero que, una vez concluya, mucho me temo nos ofrecerá una radiografía bastante preocupante de la situación de muchos compañeros. Una situación que nos está haciendo perder el sueño a algunos y que también debería de preocupar al conjunto de la profesión porque hemos llegado a una situación insostenible que presenta un difícil encaje en un contexto de Modelo regulado como el vigente.** Y es que esta planificación, base sobre la que asienta el Modelo español de farmacia, se justifica en dos direcciones: - Universalizar el servicio y hacerlo llegar a las zonas menos accesibles y menos rentables económicamente hablando (el medio rural) - Y garantizar unos ingresos mínimos de explotación que protejan ó garanticen la calidad del servicio. Este último argumento**, en el medio rural, y a determinados niveles, pierde toda su fuerza ya que los que allí ejercemos carecemos de esa garantía de rentabilidad ó lo que es lo mismo carecemos de viabilidad económica a corto y/o medio plazo, lo que pone en entredicho la justificación del propio Modelo al perder la fuerza que este argumento le proporciona, haciendo de la Planificación un argumento incoherente y sin consistencia en un entorno donde impera el Libre Comercio y la Libertad de competencia. Pese a los ríos de tinta que se han vertido en las rotativas de los distintos medios de comunicación, pese a todo lo dicho por organizaciones y patronales de boca de sus respectivos presidentes**, el problema de la inviabilidad económica de cientos de OF no es un problema generado por el RD 04/2010 ó por el RD 08/2010. La aplicación de estos RD, sólo han contribuido a exacerbar y acelerar una situación cuya génesis proviene de la desestructuración de un Modelo que no ha tenido en cuenta la singularidad de este tipo de OF.** Dejar a su suerte a los titulares de estas OF, además de poco ético y de ofrecer una imagen mezquina de la profesión, viene a pervertir aún más la escasa justificación de un sistema que, vuelvo a recordar, no se ha regulado para que unos ganen lo impensable y otros tengan dificultad para llegar a final de mes, se ha consentido ó permitido en aras de universalizar un servicio.**


Ante una situación de inviabilidad manifiesta como ésta, me hago una serie de preguntas:**

¿Qué quieren hacer profesión, administración y sociedad con este tipo de OF?** ¿Quieren seguir apostando por ellas y a la vez luchar por mantener este estado del bienestar que tanto trabajo ha costado conseguir?** ¿Quiere la profesión seguir apostando por un sistema regulado como medio de garantizar una altísima capilaridad, y a la vez seguir conservando este privilegio en lugar de ir a un entorno de libre competencia?** Responder a todas ellas es tan fácil como llegar a entender** que el sistema regulado exige de todos sus integrantes un comportamiento solidario, una serie de esfuerzos comunes y proporcionales que garanticen el futuro ó la viabilidad de todos sus integrantes en la búsqueda de un beneficio mutuo, un beneficio que no puede olvidar que no está por encima del servicio que presta a la sociedad, porque dependiendo de lo que se ofrezca, este servicio seguirá siendo considerado algo necesario, algo a lo que la sociedad no quiera renunciar, y en mi humilde opinión,** el principal servicio ofrecido, a día de hoy, es el que nosotros, y la distribución cooperativa garantizamos, **es la capilaridad. Mientras tanto, de los posibles caminos a tomar, hemos elegido el que hemos considerado como más razonable, tender una mano a la profesión, ofrecer nuestra ayuda como conocedores directos de la situación, a la espera de que estos contactos y las vías de colaboración abiertas puedan conducir a solucionar el problema. No obstante, para finalizar mi intervención, voy a enumerar** una serie de conclusiones a modo de resumen de todo lo que acabo de exponer**: - Hemos llegado a un punto de inflexión que exige del compromiso de los distintos estamentos implicados para ajustar el Modelo y hacerlo más justo y equitativo y por tanto viable. ** - Es imposible continuar como hasta ahora porque estamos al límite y muchos ya lo han sobrepasado.**


- La farmacia rural justifica este Modelo de farmacia y sin embargo es la gran perjudicada por su aplicación. ** - Cualquier otro sistema y/o regulación nos beneficia más que éste.** - El grado de desesperación de los compañeros es altísimo y por mucho que desde la SEFAR intentemos canalizar este estado de ánimo hacia formas constructivas, es imprescindible que las buenas intenciones se concreten en soluciones y éstas entendemos que han de ser, coyunturales a corto plazo y estructurales a largo plazo.** - Es necesario un ejercicio de imaginación y una voluntad clara de dar solución a esta situación en la seguridad de que la profesión no nos ayuda a nosotros, se ayuda a ella misma.** - Las posibles soluciones no pueden quedar al arbitrio exclusivo de las administraciones, la profesión también tendrá que involucrarse de una u otra forma si la capilaridad y la farmacia rural forman parte de sus estrategias de futuro,** de lo contrario, sería conveniente dar un paso al frente y admitirlo a la mayor brevedad, ahorraríamos tiempo y molestias y comenzaríamos a enfocar las líneas de trabajo en la búsqueda de salidas para los compañeros.** - De una u otra forma, la SEFAR sigue a disposición de profesión, sociedad y administraciones para ofrecer su opinión experta, fruto del conocimiento directo de la situación. ** Muchas gracias a tod@s por su atención y por elegir esta mesa en lugar de la que se ofrece en el otro salón a la misma hora, quedo a su disposición para intentar responder a las preguntas que deseen formularme, gracias. ....................................................

Texto Ponencia XVII Congreso Bilbao  

Ponencia, Congreso, Bilbao

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you