Issuu on Google+

PR S PECT IVA

M

E

T

R

O

P

O

L

PARA

D铆a Mu

ndial d

Dos ho mbres

I

T

A

LOGR A

R EN

e la Po

Tercer tr

N

imestre

blaci贸n

.

con vis i贸n a lo grande .

A

GRAN

DE

2011


Especial ]

de

Día Mundial

[

la

Población El Día Mundial de la Población es un evento anual que se lleva a cabo el 11 de Julio. Busca tomar consciencia de las temáticas globales demográficas. El evento fue establecido por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en 1989, en virtud de que alrededor de este día, pero dos años atrás, la Tierra alcanzó los cinco mil millones de habitantes. Tan sólo doce años después de alcanzar los 5 mil millones, se conmemoró, el 12 de octubre de 1999, el “Día de los 6 mil millones”, cifra en realidad alarmante debido a la pobreza y desigualdad que imperan en el mundo. En este 2011, se prevé que la población mundial llegue a los 7 mil millones. El objetivo principal de estas conmemoraciones es realizar un llamado a todos los pueblos y gobiernos de la tierra para que trabajemos juntos para resolver estos graves problemas demográficos.

Los seres humanos necesitamos, para desarrollarnos de manera adecuada, espacios y recursos naturales, condiciones de justicia e igualdad, libertad, derechos humanos, trabajo digno, áreas de esparcimiento. Entonces, las acciones más urgentes que se deben adoptar son: Reducir de manera sustancial la tasa de nacimientos. Detener la contaminación ambiental. Proteger y aumentar los recursos naturales, cuidar el agua y construir plantas de agua potable (en lugar de utilizar enormes recursos económicos para la fabricación de armas y destrucción), utilizando para ello el agua de los mares y tratarla y distribuirla a donde sea necesaria. Avanzar en materia de producción de alimentos, economía, salud, educación, política y bienestar social.

Fuente: http://geoperspectivas.blogspot.com/2011/07/dia-mundial-de-la-poblacion.html consultada 25 de julio de 2011.


GOBERNAD OR CONST ITU DEL ESTAD O DE MÉXIC CIONAL O Eruv iel Áv ila Villega s SECRETAR IO DE DES ARROLLO METROPO LITANO Fernando A

lberto Gar cía Cuevas

SUBCOMIT

DIRECT

ORIO

É EDITORIA L

Dav id Melg oz Mario Albe a Mora rto Torres Mena Yetzabel X iménez Es pa Heriberto Jaime Rub rza io Ortiz Luis Anton io Jiméne zJ Miguel Án gel Cerbón iménez N Dav id Sán chez Garc avarrete ía

ASESORES Alfonso Xa v ier Irache ta Ceneco Manuel Pe rta rló Cohen José Anto nio Rosiqu e Cañas Roberto M oreno Esp inosa

DISEÑO Israel Sier ra

Peñaloza

FOTOGRAF ÍA Sol Rubí Sa ntillana Es pinoza Distribució n Roberto Ya mi Vicente La l Dumit Garciarreal mas Gonzá lez


l ir a

Actualmente la Zona Metropolitana del Valle de México, en cuanto a población, es una de las más grandes del mundo. Se integra por 59 municipios del Estado de México, por las 16 Delegaciones del Distrito Federal y por 29 municipios del Estado de Hidalgo.

ti o

d e

En la presente administración la Política Metropolitana del Dr. Eruviel Ávila Villegas, Gobernador Constitucional del Estado de México, da impulso para que su gobierno y los ayuntamientos en forma coordinada, en términos de la Ley Suprema y la Constitución Política de la entidad, participen en la planeación, ejecución de acciones coordinadas con la Federación, y con las entidades federativas colindantes con la nuestra, en temas como: abasto y empleo, agua y drenaje, asentamientos humanos, desarrollo económico, preservación, recolección, tratamiento y disposición de desechos sólidos, protección al ambiente, protección civil, restauración del equilibrio ecológico, transporte, turismo, vialidad, infraestructura, seguridad pública y procuración de justicia. En este contexto es importante resaltar el lineamiento establecido por nuestro Gobernador: Trabajar en Grande, en equipo con los distintos ámbitos de gobierno, así como con las entidades vecinas que forman parte de la Zona Metropolitana del Valle de México, ya que el interés primordial es servir a la sociedad para contribuir a mejorar la calidad de vida de la población. Implica el desarrollo municipal con visión metropolitana, de ahí la importancia de propiciar la coordinación y colaboración intergubernamentales, así como una perspectiva integral-transversal para alcanzar un Estado de México, solidario, protegido y progresista. Con ello, Trabajar en Grande implica gobernar con visión metropolitana, promover el desarrollo del Estado de México, contribuir al de sus municipios y al de sus entidades circunvecinas.

2

De ahí la instrucción del Dr. Eruviel y compromiso para los que somos sus colaboradores, de lograr que la entidad sea líder en infraestructura, vialidades y transporte, así como en la creación de empleos, fomento a la inversión, que multiplique los esfuerzos para favorecer al desarrollo sustentable que representa generar un mayor desarrollo social y económico, así como un cuidado al medio ambiente que contribuya a mitigar la problemática global, esto es: “Pensar Global y Actuar Local”. Trabajar en Grande, es además esmerarse día con día para continuar siendo una administración pública fundamentada en los p r i n c i p i o s d e h u m a n i s m o, h o n ra d ez , transparencia y eficacia, que no tan sólo escucha a los mexiquenses, sino que responde a sus demandas y da resultado cumpliendo sus compromisos. Es trabajar con todos para alcanzar acuerdos y consensos en favor de la gente. Comienza así una nueva etapa del desarrollo político, económico, social, cultural y por ende metropolitano. Un gobierno de continuidad a planes y programas exitosos, pero a su vez de transformación que permita extender los beneficios de éstos y por tanto sus beneficiarios. De esta forma, el apreciable lector, podrá conocer información relativa al cuidado del medio ambiente (cultura del uso de la bicicleta), a las oportunidades de las metrópolis de nuestro país en el presente siglo, a la visión metropolitana de nuestra entidad, entre otros aspectos.


CONTENIDO Día Mundial de la Población. Promoción de la cultura del uso de la bicicleta. Torres Bicentenario, Símbolo de nuestra identidad mexiquense. Las metrópolis mexicanas en el siglo XXI: Crisis y oportunidades. Dos Hombres con visión a lo grande. Numeraria. La visión metropolitana en el Estado de México. El proceso metropolitano y sus implicaciones en las relaciones intergubernamentales en el ámbito municipal. ¿Sabías que? Publicación trimestral con un tiraje de 1 000 ejemplares. Certificado de licitud de contenido en trámite ante la comisión calificadora de publicaciones y revistas ilustradas. Derechos reservados de titulo o cabeza ante la Dirección General de Derechos de Autor, en trámite. Las imágenes de la portada y contraportada corresponden al Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango. Se autoriza reproducir la información contenida en esta revista, mencionando la fuente. Número de autorización del Consejo Editorial de la Administración Pública Estatal: CE: 216/05/03/11 Los artículos, así como las opiniones vertidas en ellos son responsabilidad exclusiva de los autores. Consulta en línea: http://www.edomex.gob.mx/portal/page/portal/sedemet/revista Se ofrece este espacio para la publicación de artículos en el tema. Escrito en letra Arial 12, interlineado 1.15, con un mínimo de cuatro cuartillas y un máximo de seis, integrando entre ocho y diez imágenes que interpreten la información propuesta. Dicho artículo queda a revisión y consideración del Subcomité Editorial de la Secretaría, para su aprobación y publicación. Los trabajos deberán ser entregados con los datos del autor (nombre completo, grado académico, dirección, teléfono y correo electrónico) vía electrónica a: sedemet@edomex.gob.mx O en su caso de manera personal en CD, en Avenida Jesús del Monte, número 39, Colonia Jesús del Monte, pisos nueve u once, Huixquilucan, Estado de México, C.P. 52764. Teléfono: 01 (55) 21 22 72 00, extensiones 4347, 4348 0 4350.

3


PROMOCI

N

DE LA CULTURA DEL USO DE LA BICICLETA Carlos González Escamilla ¹

E

l acelerado ritmo de vida que enfrentamos, la falta de los espacios adecuados para la práctica del deporte y la dificultad para cumplir con un régimen de horarios, entre otras situaciones, ha ocasionado que adoptemos un comportamiento de vida sedentario en el que la actividad física es cada vez más escasa, con los consecuentes resultados negativos, tales son los casos de enfermedades como la obesidad. Muchos de los padecimientos que sufrimos hoy día, guardan estrecha relación con la falta de ejercicio; el estrés, la ansiedad, la depresión y la apatía también son consecuencia de la falta de actividad física, lo que aunado a los problemas que sufre el cuerpo por la inactividad, representan un severo riesgo para los mexicanos. Con la salud de la población mermada, el sistema en la materia enfrenta riesgos inminentes, pues aproximadamente el 50% del presupuesto destinado a este sector, está dirigido a tratar enfermedades crónicas como hipertensión arterial o diabetes.

¹ Ingeniero, Director General de Urbaconsult, S.C.


“Muchos de los padecimientos que sufrimos hoy día, guardan estrecha relación con la falta de ejercicio...”

5


Cabe apuntar que a nivel nacional, el 70% de la población masculina y el 75% de la femenina son obesas o tienden a serlo (Síntesis Ejecutiva de Información, 2010), lo que deriva en una disminución de la calidad y de la esperanza de vida, por ejemplo; la mortalidad para personas con obesidad es 12 veces mayor que en las personas que presentan sobrepeso (Reyna, 2011). En el caso del Estado de México, el 70% de su población padece obesidad y sobrepeso (resultado de la mala alimentación y falta de ejercicio), la entidad ocupa el segundo lugar a nivel nacional con estos problemas y cada año mueren ocho mil mexiquenses a causa de ellos (Landeo, 2010). Según Christopher Wanjek, investigador de la Organización Internacional del Trabajo, “Los obesos tienen dos veces más probabilidades de ausentarse del trabajo por complicaciones en la salud, lo que genera pérdidas económicas para esa persona, para la empresa que lo contrata y para las instituciones de salud que atienden al trabajador” (Informador.com.mx, 2010). Para hacer frente a estos problemas, los expertos recomiendan además de una buena alimentación, practicar algún ejercicio físico y mantener activas nuestras relaciones sociales. Una alternativa que permite reunir ambas condiciones es precisamente la práctica del ciclismo. Figuras 1 y 2. La alimentación, aspecto fundamental para la salud de las personas.

6


Expertos recomiendan practicar 30 minutos de ejercicio al día, ello ayudará a reducir hasta en un 50% los riesgos de enfermedades. Con la práctica del ciclismo, las partes del organismo que más se benefician son el corazón, pues se reduce hasta en un 50% el peligro de infarto; los músculos de la espalda, lo que previene hernias discales en la columna vertebral; los huesos, ya que se fortalecen y aumenta su densidad ósea; los músculos en general, mejorando con ello la capacidad de hacer esfuerzo sin fatigarse; el cerebro, al incrementarse la oxigenación mejora su funcionamiento y se evita la depresión a causa de la liberación de endorfinas; además, mejora el sistema inmunológico, pues se activa la función de los fagocitos encargados de combatir las bacterias y células cancerígenas (Froböse, 2009).

Figura 3. El ejercicio físico, previene riesgo de enfermedades.

En la actualidad se reconoce a la bicicleta como un medio de transporte eficaz, económico y que representa una buena opción para quienes busquen mejorar sus condiciones de salud.

Es de resaltar el hecho de que la bicicleta es un medio de transporte económico tanto en su adquisición como en su mantenimiento, aunado a que no implica gastos en combustible, estacionamiento, seguro, tenencia, entre otros, y permite renunciar a utilizar el transporte público que en la mayoría de las ocasiones puede resultar tardado. Según datos recientes: “El costo máximo de una bicicleta es de 8 mil pesos, pero…(para) una simple, que esté equipada con lo básico para rodar sobre el asfalto, sólo se debe hacer una inversión cercana a los 800 pesos, sin embargo, la durabilidad de uso de estos vehículos es incluso mayor que la de un coche” (Jiménez, 2010).

Según el Presidente del Consejo de Salud de la Universidad Alemana del Deporte “Los que montan en bicicleta con regularidad, ahorran en visitas al médico” (Sánchez, 2009).

7


La bicicleta es un medio de transporte democrático, su uso es ajeno a los estratos sociales y de hecho sirve para otorgar un nivel de igualdad y homogeneidad a todos los ciclistas, pues es empleada por obreros, estudiantes, niños, ejecutivos, amas de casa, empleados, empleadores, entre otros. No obstante, y pese a todos sus beneficios los ciclistas no han sido considerados de manera seria y representativa para la aplicación de políticas que permitan fomentar la práctica de este deporte o medio de transporte. En el Estado de México, si bien existe un gran número de acciones para el desarrollo de la infraestructura vial en el territorio, las ciclovías no han sido lo suficientemente consideradas como una alternativa paralela a la construcción de vialidades y calles. De esta manera, y ante la carencia de espacios, carriles exclusivos e infraestructura para bicicletas, los usuarios hacen uso de los caminos para automóviles, situación que los pone en condiciones de vulnerabilidad para sufrir algún accidente. Es de resaltar el hecho de que mientras los costos de construcción de las vialidades para autos son muy elevados, éstos en su mayoría se sufragan con los recursos del erario público aportados por la mayoría de los ciudadanos, mientras que el beneficio no es precisamente para éstos. Del lado opuesto, el número de ciclistas cada vez es mayor, pero no se cuenta con la infraestructura propicia para paseos y desplazamientos.

8

Figuras 4, 5 y 6. Infraestructura para usuarios de la bicicleta.


Figura 7. Cultura cívica de convivencia social.

Por ello es necesario tomar conciencia de la importancia del número creciente de usuarios de la bicicleta y lograr la coordinación de acciones entre el gobierno y la sociedad civil organizada por medio de grupos y asociaciones de ciclistas, para impulsar medidas de beneficio común; pues apoyar y promover el uso de la bicicleta implica generar ahorros significativos en las familias al desincentivar el uso del auto. De acuerdo a un estudio realizado por la Universidad Autónoma del Estado de México “…Las familias mexiquenses gastan en promedio siete pesos al día en la educación de sus hijos en dicha casa de estudios. Sin embargo, el gasto en transporte es bastante superior”, pues el 65% de los alumnos gasta en este rubro alrededor de 364 pesos, mientras que para el 35% restante, el costo asciende a 728 pesos al mes (ciudadanosenred.com.mx, 2010).

Lo anterior nos demuestra que este medio de transporte implica considerables ahorros en el gasto de la educación de los jóvenes al suprimir el pago del transporte público o el uso de automóvil propio. En países europeos, ante la actual crisis económica mundial, la bicicleta ha representado una alternativa de traslado, principalmente en virtud del costo, aunque hay que reconocer la cultura ecológica y anticontaminante que se ha incrementado de manera significativa en esa parte del mundo. En la actualidad México cuenta con poco más de 20 millones de bicicletas, sin embargo la infraestructura para su desplazamiento apenas inicia y es indispensable acelerar el paso para ofrecer a los ciudadanos los espacios y lugares por donde trasladarse con estos velocípedos, al mismo tiempo que promovemos su uso.

9


En otros países ya se encuentra extendida lo que llamamos la cultura de la bicicleta, pues es ampliamente utilizada como un medio de transporte amigable con el ambiente, además de que se ha previsto generar espacios de verdadera convivencia social en torno al uso de la “bici”; la educación comienza incluso, con clases especializadas para ciclistas en edades escolares, es por ello y dado al éxito que se ha tenido en otros países, que nuestra La concientización, la tolerancia y el respeto propuesta consiste en retomar este sistema de movilidad sustentable que brinda beneficios en son elementos claves que materia ecológica, económica, de salud y de desarrollo deberán difundirse para social. poder crear y fortalecer una verdadera cultura No podemos omitir el hecho de que la utilización de la cívica de convivencia bicicleta ha ido en aumento, los grandes esfuerzos que social; para ello no sólo es han realizado los grupos organizados de ciclistas con el indispensable la acción de los apoyo de funcionarios públicos de los gobiernos gobiernos mediante sus locales se han acrecentado, sin embargo es instancias normativas y de necesario ampliar la promoción de esta práctica al control, implica también la tiempo que se generan los espacios y vías actuación de la sociedad adecuadas para el tránsito ciclista, logrando con civil, las agrupaciones, las ello, proteger la integridad de los ciudadanos. asociaciones, la iniciativa privada y otros muchos actores que promuevan el respeto a ciclistas y peatones.

Parte de la promoción para el uso de la bicicleta consiste en realizar acciones que permitan mejorar la relación entre automovilistas, peatones y ciclistas, mediante la implementación de campañas de concientización y de respeto de los espacios que se destinan a la circulación de cada uno de ellos.


Los retos para el futuro en esta materia son: Brindar seguridad a los ciclistas. ? Instaurar, desarrollar y consolidar una cultura ? de la práctica del ciclismo, como una alternativa de transporte y como una forma de actividad física. Generar los espacios adecuados en las ? comunidades para el desarrollo de la actividad y promover la convivencia social. Disminuir los índices de contaminación y ? lograr el ahorro energético en la medida que se desincentive el uso de automóvil y se privilegie el de la bicicleta. Generar una opción de transporte barato y ? relativamente más eficiente, si consideramos el tránsito vehicular que vuelve lenta la circulación de automóviles. Mejorar la calidad de vida de los ciudadanos ?

Figuras 8 y 9. Espacios adecuados para los ciclistas.

que opten por esta práctica. • Disminuir los accidentes viales que afectan a ciclistas y peatones. Disminuir la demanda de transporte público ? contaminante. • Adoptar un medio de transporte eficiente y de bajo costo.

11


? Aminorar el tránsito El promover el uso de la bicicleta

•Dotar y colocar mobiliario y

vehicular y así obtener el p e r m i t i r í a g e n e ra r n u e va s mejor aprovechamiento oportunidades para el desarrollo de los espacios públicos. social y urbano; para ello sería necesario lo siguiente: ? Evitar los métodos de pavimentación que reduzcan el espacio natural de filtración del agua al subsuelo y permitir el desarrollo de vías de comunicación amigables con el ambiente.

equipamiento pertinente para el servicio de los ciclistas.

? Reducir los tiempos de

•Actualizar y adecuar el

marco normativo que permita mayor protección a los ciclistas. •Desarrollar programas

para impulsar el uso de la bicicleta. •Promover los traslados

traslado.

combinados entre transporte público y bicicletas.

Para alcanzar estos retos, proponemos la generación de un plan maestro de ciclovías para el Estado de México, que además de considerar una adecuación del marco normativo que permita una mayor protección a los ciclistas, contemple el diseño de las vías adecuadas para la circulación de bicicletas (ciclovías) y la instalación de mobiliario y equipamiento necesario para el servicio de los usuarios de este medio de transporte. Ello acompañado del desarrollo de programas de cooperación intergubernamental y con la iniciativa privada.

• Lograr la interconexión d e

comunidades mediante el desarrollo de ciclovías. •Fomentar la cooperación

intergubernamental para el desarrollo de programas integrales de promoción y desarrollo del ciclismo. Asimismo, las ciclovías deberán atender de manera prioritaria a centros de trabajo, centros educativos, recreativos y rutas de interconexión entre comunidades, de forma tal que se generen vías alternas de comunicación con las que se Figura 10.Impulso del uso de la bicicleta.


evite el uso de automotores y ello represente para los ciudadanos un ahorro para la economía familiar. De acuerdo con nuestra percepción, en el Estado de México existen las potencialidades para lograr adecuados sistemas de ciclovías; la topografía de muchas comunidades permite estas expectativas, la existencia de derechos de vía que pueden ser utilizados, facilitaría de sobremanera la posibilidad de generar una estrategia integral por medio de la relación de acciones de distintos municipios bajo la coordinación de la autoridad estatal, que tendrá la invaluable oportunidad de generar, con el apoyo de la sociedad civil y de la iniciativa privada, programas integrales de desarrollo social que permitan abatir muchos de los problemas que hoy aquejan a la población.

Reyna, Regina, (2011), ¿Obesidad o sobrepeso? Pág. Web: http://www.saludymedicinas.com/articulos/1237/obesidad-osobrepeso/1 en línea. Consultada 15 de junio de 2011.| Sánchez, Alfredo, (2009), Conoce los beneficios de montar en bicicleta. Pág. Web: www.granabike.com/consejos/montar-en-bici.html en línea. Consultada 15 de junio de 2011. Síntesis Ejecutiva de Información, (2010), Gasta Salud el 9% de su presupuesto en enfermos por obesidad. Pág. Web: www.ssa-sin.gob.mx/sintesis/sep07_10.htm en línea. Consultada 15 de junio de 2011.

Fuentes de Información: Ciudadanosenred.com.mx, (2010), Transporte escolar de la UAEMex, ¿ejemplo a seguir? Pág. Web: http://ciudadanosenred.com.mx/articulos/transporteescolar-uaemex-%C2%BFejemplo-seguir en línea. Consultada 15 de junio de 2011. Froböse, Ingo, (2009), La bicicleta: una medicina sobre ruedas. Pág.Web:www.piedrasobrepiedra.com/btt/info_articulo.php?id=166l en línea. Consultada 15 de junio de 2011. Informador.com.mx, (2010), La obesidad aumenta ausentismo laboral. Pág. Web: www.informador.com.mx/mexico/2010/209319/6/laobesidad-aumenta-ausentismo-laboral.htm en línea. Consultada 15 de junio de 2011. Jiménez Maricela, (2010), Salud sobre dos ruedas. Pág. Web: www.zocalo.com.mx/seccion/articulo/salud-sobre-dosruedas/ en línea. Consultada 15 de junio de 2011. Landeo G., Alejandro, (2010), Indicadores. Pág.Web:http://www.pandf.org.mx/interes/septiembre/PRESENTACIO N_DE_INDICADORES.pdf. En línea. Consultada 15 de junio de 2011.

Figuras 11 y 12. Infraestructura de ciclovías.

13


[

Especial ]

Torres Bicentenario

Símbolo de nuestra Identidad Mexiquense

“El conjunto alberga un monolito de agua, el cual consiste en un cilindro de granito bañado con agua permanentemente; símbolo de transparencia, espejo que refleja nuestro presente, retratando lo que somos en esencia. Se trata, en suma de una expresión que establece el compromiso del presente con nuestro futuro, que reconoce a los hombres que nos dieron una patria libre, y que pretende estar a la altura de los forjadores del estado más productivo del país, cuna de grandes hombres, moderno motor del pueblo mexicano”, por consiguiente: Símbolo de Continuidad y Transformación.

Fuente: Consejo Consultivo del Bicentenario. Monumento Conmemorativo y Museo Bicentenario. En línea Pág. Web: http://qacontent.edomex.gob.mx/bicentenario/programa_mexiqu ense/monumentoconmemorativo/index.htm consultada 25 de julio de 2011.

14


LAS METRÓPOLIS MEXICANAS EN EL SIGLO XXI: CRISIS Y OPORTUNIDADES. 1

Alfonso Xavier Iracheta Cenocorta

E

ste texto es producto de una larga reflexión sobre la evolución de la sociedad mexicana y su espacio que, en los últimos decenios, se han caracterizado por un proceso de urbanización que diversos analistas no han dudado en calificar de salvaje. Hoy México es un país eminentemente urbano y tiende a ser metropolitano; es decir, cada vez más población se asienta en grandes aglomeraciones urbanas, donde el gobierno, la oferta de empleo y servicios públicos y la vida en comunidad, se hacen más complejos. El fenómeno metropolitano en nuestro país, irrumpió después de la segunda mitad del siglo XX, cuando la Ciudad de México inició su expansión en territorio del Estado de México y otras grandes ciudades del país empezaron a conurbarse con municipios vecinos. Al inicio de la década de 1970, especialmente en el Instituto Auris (hoy extinto) del gobierno del Estado de México², se entendió la importancia estratégica de analizar el fenómeno de conurbación y proponer caminos para su atencion

atención, al observarse que la dinámica expansión metropolitana en el Valle de México, el desorden que la caracterizaba y la ausencia de una política explícita para prevenir su crecimiento, rápidamente pusieron en jaque su futuro. La elaboración de estudios, planes y programas desde el gobierno federal, permitió que el fenómeno territorial-metropolitano se asumiera como política pública y tuviera una atención relevante que se materializó en proyectos de gran envergadura como la creación de la nueva ciudad Cuautitlán-Izcalli, entre otras acciones. El cambio de paradigma gubernamental en México al inicio de la década de 1980, caracterizado por la reducción de la presencia del Estado en buena parte de las esferas del desarrollo y la propensión a privatizar campos hasta entonces reservados a éste, tuvo un grave impacto en las visiones territoriales, al reducirse el espacio para la planeación gubernamental, especialmente desde el gobierno federal.

¹Arquitecto, maestro en Planeación Urbana y doctor en Estudios Regionales. Fundó la Maestría en Planeación Metropolitana en la Universidad Autónoma Metropolitana-Azcapotzalco y fue Director Fundador de la Escuela de Planeación Urbana y Regional de la Universidad Autónoma del Estado de México. Ha publicado 7 libros y más de 80 artículos. Actualmente, es coordinador del Programa Interdisciplinario de Estudios Urbanos y Ambientales (PROURBA) del Colegio Mexiquense, Coordinador Nacional de la Red Mexicana de Ciudades hacia la Sustentabilidad, Consultor para el Programa de las Naciones Unidas PNUD-UN-Hábitat e Investigador Nacional Nivel II. ²En otras ciudades como Monterrey y Guadalajara se inició también un proceso de análisis sobre este fenómeno, aunque menos comprometido desde el gobierno y más ligado a preocupaciones de expertos –dentro y fuera del gobiernoy académicos.

15


Figura 2. Yakarta.

Figura 1. Tokio.

El resultado fue un abandono del compromiso público por orientar y controlar la ocupación del territorio por medio de la planeación –regional, metropolitana, urbana– aunque contradictoriamente, se mantuvo un cierto impulso a la legislación –la Ley General de Asentamientos Humanos se promulgó en 1976– y la producción de planes urbanos. A partir de la década de 1980, conforme el Estado se desentiende de una política metropolitana, coincidiendo con Lopes (2005,1), aparece una producción significativa de conocimiento sobre este fenómeno en América Latina, particularmente en Brasil³ y también en México4, principalmente generado por los académicos, lo que contrasta con las crecientes dificultades para que los gobiernos integren el tema en la agenda política nacional, estatal y municipal. Es hasta el cierre del siglo XX cuando aparecen iniciativas relevantes para retomar la atención a las metrópolis mexicanas desde el Estado. Son producto, en primer lugar, de las evidencias mundiales sobre la creciente importancia del fenómeno urbano y el papel de las grandes ciudades en el desarrollo económico mundial; en segundo lugar, son resultado de la madurez intelectual que se alcanza en este fenómeno y de algunas experiencias importantes de planeación en metrópolis mexicanas y especialmente de otras latitudes y; finalmente, derivan del nivel crítico que alcanza la urbanización mexicana, después de casi tres décadas de planeación territorial de bajo perfil y mínima atención gubernamental a la cuestión socioespacial.

Figura 3. Delhi.

Figura 4. Seúl.

Figuras 5. Valle de México. ³Destaca la conformación del Observatorio Nacional de Metrópolis de Brasil, cuya sede se ubica en el Instituto de Investigación de Desarrollo Urbano y Ordenación del Territorio de la Universidad Federal de Rio de Janeiro. Con el Estatuto de las Ciudades y la creación del Ministerio de las Ciudades del gobierno “Lula”, Brasil ha dado pasos centrales para consolidar una Visión del fenómeno metropolitano y una política nacional de largo plazo. 4

Los esfuerzos mexicanos se han concentrado en la academia principalmente –aunque debe destacarse el trabajo en el Estado de Jalisco, que ha sido el más eficaz para enfrentar desde el gobierno la metropolización- ya sea en universidades –UNAM, UAM, UdeG, BUAP- o en centros de investigación –El Colegio de México, el Colegio de la Frontera Norte y El Colegio Mexiquense.

16


Hoy el fenómeno urbano y especialmente el regionalmetropolitano, alcanzan niveles estratégicos para la seguridad y el desarrollo nacional. O México ingresa en un camino que reconozca la importancia de las aglomeraciones urbano-metropolitanas y define una política integrada, de largo plazo y participativa, o los riesgos de caída de los indicadores de desarrollo económico, habitabilidad urbana y gobernabilidad, serán cada vez mayores. Pareciera que la discusión de las reformas siempre pendientes en la política mexicana –energética, laboral, económica y fiscal– ha opacado el análisis y la urgencia de emprender la Reforma Urbana del país, que tiene entre sus componentes principales al fenómeno metropolitano, que cada día es más claramente percibido por los actores sociales, y no sólo como una construcción intelectual con interés para los académicos. Debemos reconocer que los esquemas de coordinación intergubernamental hasta ahora ensayados, especialmente en el Valle de México, requieren fortalecerse aún más. Los puntos de vista de expertos del gobierno y fuera de él, de académicos e incluso de políticos, apuntan a la búsqueda de un nuevo umbral para atender desde la política, la sociedad y el gobierno, el fenómeno metropolitano. Este umbral implica cuando menos cuatro asuntos: a) Se requiere una visión metropolitana compartida por los actores sociales, b) Se requieren estructuras político-técnicas para las metrópolis, que hagan obligatoria a nivel constitucional la coordinación Figuras 6 y 7. Habitabilidad urbana.

17


entre gobiernos, c) Es necesaria una planeación-acción de largo plazo e integrada y d) Debe participar la sociedad en estos esfuerzos, bajo principios de “gobernanza”. A partir de estos objetivos, se debe estructurar el análisis y las propuestas para avanzar en la construcción de un modelo de acción concertada entre gobierno y sociedad para resolver de mejor manera las necesidades que tienen las metrópolis mexicanas. Se debe partir por destacar un fenómeno que lenta pero inexorablemente, es y será el más importante en la configuración de la sociedad mexicana y que no obstante, no tiene respuestas desde las fuerzas vivas del país, que no han logrado entender que más allá de la macroeconomía, que se instaló desde el inicio de la década de 1980 como la política nacional que conduce los destinos de México, existen otros fenómenos igualmente centrales que requieren de nuestra atención, ya que los grandes temas nacionales, como la búsqueda de la igualdad socio-espacial, la sustentabilidad ambiental y las posibilidades de desarrollo económico, pasan por entender y ordenar las grandes aglomeraciones urbanas. Para alcanzar este propósito, será necesario establecer una referencia desde la teoría, sobre el papel que las metrópolis están teniendo en el desarrollo de la economía global, a partir de un análisis crítico de este proceso, en el que México pareciera ser arrastrado por una lógica que se define y decide en otras latitudes, pero en la que hemos entrado como sociedad, como si fuéramos actores principales y líderes que orientan. El resultado es una paradoja mexicana, en la que cada día nos involucramos en los procesos globales y vemos como los indicadores sociales cambian poco, manteniéndose la desigualdad social y la pobreza y reduciéndose la capacidad nacional para aprovechar sus recursos naturales cada vez más deteriorados.

Figuras 8, 9, 10 y 11 (de arriba hacia abajo). Sustentabilidad ambiental, desarrollo económico, deterioro de los recursos naturales y desigualdad social.

18


Destaca en este proceso la hiperurbanización del país y la explosión del fenómeno metropolitano –al grado que el gobierno federal ya considera a 56 aglomeraciones en esta categoría–. Sin embargo, debemos preguntarnos ¿Qué es una metrópoli? ¿Cuáles conceptos la definen? ¿Cómo se delimita y que diferencias tiene con otros fenómenos socio-espaciales? La respuesta o cuando menos las ideas para el debate que se requieren permitirán mejorar las que se tienen al respecto y sobre todo, aclarar situaciones que tienen impactos en las políticas. En estas aglomeraciones, no solo se concentran las oportunidades de desarrollo, sino que en ellas, especialmente en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), se concentran las posibilidades de atracción de inversiones internacionales y de reducción de las disparidades sociales y ambientales. No obstante son evidentes los problemas en materia metropolitana que aqueja esta zona, los cuales se convierten en retos que los gobiernos de los distintos ámbitos deben de afrontar con eficacia y de manera coordinada. Ante la pregunta sobre la relación entre la gobernabilidad y los territorios, se debe avanzar en lo que se denomina genéricamente como gobernanza, entendida como el proceso de involucramiento de los actores sociales en la cosa pública, como resultado de la creciente pérdida de capacidades del Estado y su gobierno para atender las necesidades sociales. Ningún espacio más claro que las metrópolis. Por ello es urgente la necesidad de hacer de la participación social en las decisiones del desarrollo urbano (y metropolitano), un asunto estratégico de la política mexicana. Con base en estos planteamientos de orden conceptual, es necesario elaborar una reflexión en torno a la coordinación metropolitana en México, poniendo en perspectiva la magnitud del fenómeno y valorando someramente las bases jurídicas para dicha coordinación, por lo que se requiere tomar la decisión de iniciar un diálogo serio que conduzca a una serie de acciones novedosas para enfrentar este complejo fenómeno. De acuerdo a los elementos expuestos, se debe elaborar lo que podría ser una agenda metropolitana, que se compone de diversos elementos, iniciando por las atribuciones de interés metropolitano; es decir, la materia que le da sentido al fenómeno y a la intervención del Estado. Las funciones, servicios o asuntos que debieran ser competencia metropolitana, permite confirmar el peso y la importancia que este fenómeno tiene en México. Un elemento central en esta discusión es el financiamiento y la fiscalidad metropolitana, sobre todo considerando que es el suelo y sus mercados inmobiliarios, una de las fuentes principales del crecimiento urbano. Las funciones de ámbito metropolitano, obligan al gobierno federal a pronunciarse, promoviendo una política Figuras 12 y 13. Problemática metropolitana (asentamientos irregulares) y mercados inmobiliarios.

19


fundadas en el voluntarismo, han carecido de resultados y han estado sujetas al interés de los gobernantes, valor cada vez más escaso en la política mexicana. Como parte de una agenda de promoción de gobiernos metropolitanos, es necesario proponer dos instrumentos centrales: el primero corresponde a un congreso, asamblea o parlamento metropolitano, responsable de legislar la materia metropolitana así determinada, y el segundo, un consejo metropolitano ciudadanizado o participativo, en el que los actores sociales designados, gobierno, deciden los grandes cursos de acción para el desarrollo de la metrópoli. En paralelo es necesaria la creación de diversas estructuras novedosas, que fortalezcan la administración pública actual, para alcanzar los propósitos de coordinación y desarrollo integrado de largo plazo para las metrópolis de México. Figura 14. Instituto Metropolitano de Planeación de Lima, Perú.

nacional metropolitana, que sorprendentemente no ha tenido eco, no obstante la complejidad del fenómeno en todas las regiones y entidades del país. Finalmente, es necesario desarrollar de manera más puntual, las opciones de coordinación metropolitana, desde la mejora a las formas vigentes, principalmente en la ZMVM, hasta la constitución de gobiernos metropolitanos, pasando por esquemas de asociación entre municipios, principalmente, para realizar acciones a favor de las aglomeraciones que comparten. Si bien se reconoce que no existen condiciones constitucionales para instaurar gobiernos metropolitanos, debe dejarse claro que el marco jurídico vigente requiere ser reformado y que la condición básica para avanzar, es el reconocimiento de la obligatoriedad a nivel constitucional en los procesos de cooperación y c o o rd i n a c i ó n i n te rg u b e r n a m e n ta l e intersectorial, dado que las acciones actuales

Destacan, los institutos metropolitanos de planeación, como instrumentos de elaboración, seguimiento y evaluación técnica de los planes, programas y proyectos metropolitanos; los observatorios metropolitanos que atenderían la urgente necesidad de información y de análisis sistemático y científico, de la evolución de los fenómenos y problemas de la metrópoli y del avance de las políticas y proyectos para atenderlos. Los fondos metropolitanos, como fuente de recursos para las acciones y proyectos acordadas entre jurisdicciones que comparten la metrópoli; las corporaciones metropolitanas como instrumentos de fomento y coordinación de las políticas de desarrollo económico e inversión y, finalmente, las empresas metropolitanas que debieran crearse para atender los servicios acordados como metropolitanos, como pudiera ser el transporte o el manejo del agua, entre otros. Con estas ideas es posible y necesario construir la agenda nacional para una coordinación metropolitana efectiva. Fuente de información: Lopes, Alberto, (2005), Gestión Metropolitana en Brasil: de la coerción simétrica, al voluntarismo sin modelo, hacia la responsabilidad política de resultados, IBAM, Río de Janeiro, Brasil, mimeo.

20


[

Especial ]

Dos Hombres con visión a lo

rande Fernando Alberto García Cuevas¹

“Que nuestro diálogo no exento de asperezas e incomprensiones al principio, se transforme al correr de los años en una amistad sólida, franca y viril” Adolfo López Mateos

R

ecordar a los personajes ilustres es además de un justo reconocimiento a su obra, una guía para la acción y un marco para el conocimiento de la realidad; la elección puede ser azarosa, circunstancial o razonada; estimada en sus proporciones y sus alcances sociales para seguir construyendo el porvenir; todo ello significa la aportación para nosotros de destacados mexicanos, más aún, cuando nacieron en el Estado de México porque los vincula a los m ex i q u e n s e s e n s u dimensión local. Por esto se considera propicio traer a la memoria a un prominente mexicano que nació en Atizapán de Zaragoza y cuyos pensamientos e ideales son importante guía de acción política. Poeta de corazón, ávido lector, incansable hombre de acción, deportista devoto, educador

por compromiso, orador elocuente y político por convicción, Adolfo López Mateos forma parte del cortejo de mexiquenses entrañables de la nación; representante de las primeras generaciones de profesionistas mexicanos, surgidos del legado de la Revolución. Fue un estudiante aplicado y diligente. El amor por la cultura y el arte le fue inoculado por su madre. Su carisma, cultura y talento con la palabra hablada, lo llevarían por el camino de la enseñanza, como alfabetizador y maestro rural en principio y como catedrático de Literatura e Historia en el Instituto Científico y Literario del que fue egresado. Allí entraría en contacto con el pensamiento humanista de José Vasconcelos y Antonio Caso.

Licenciado en Administración de Negocios, Secretario de Desarrollo Metropolitano.

21


Figura 1. Licenciado Adolfo López Mateos. Presidente de los Estados Unidos Mexicanos durante el periodo 1958-1964.

Adolfo López Mateos fue vehemente orador durante la campaña a la Presidencia de la República de José Vasconcelos. En 1929, desde un improvisado templete, formado por cajas de madera dirigió encendidas arengas a grupos de trabajadores; fue víctima junto con otros estudiantes vasconcelistas, de la represión. José Vasconcelos se expresaría así del combativo mexiquense: “Desde entonces recuerdo con precisión que no se ha borrado de mi mente, la cabeza vendada, la noble cabeza de un joven, que en aquel momento simbolizaba la patria entera: era la cabeza de Adolfo López Mateos”. Su impetuosa y apasionada oratoria, impresionaron a Isidro Fabela, también personaje central de la historia del Estado de México, quien lo llevó a dirigir el Instituto Científico y Literario, donde tuvo un papel relevante que destacó en la vida política de la época y fue factor entre muchas cosas, que le ganó

22

Figura 2. Creación de la Comisión de Libros de Texto Gratuito.

los méritos para ser compañero de fórmula del ilustre gobernador mexiquense al Senado de la República. En el ocaso del año 1958 y a sus 48 años de edad, Adolfo López Mateos llegaría al cargo más i m p o r ta nte d e l p a í s , Presidente de la República, llevando consigo su bagaje de conocimientos, su vasta experiencia, su talento y su compromiso con las causas sociales. Se deriva de su formación humanista y congruente con el realismo mexicano de su época el hecho de que considerara siempre como premisas de su gobierno la salud, la educación, la recreación y en general el bienestar de cada mujer y hombre de la nación; a propósito de los estudiantes, decía que muchos quieren ser hombres de ciencia, otros quieren ser hombres de letras, unos más, hombres de acción, pero todos, invariablemente todos, estamos llamados a ser


Figura 3. “ La Patria”, Obra de Jorge González Camarena. Portada del Libro de Texto Gratuito de 1962 a 1972.

Afirmaba que “tiempos nuevos, precisan hombres nuevos, que desprecien lo mezquino y amen las tareas grandes y difíciles, que eleven el blanco de sus ideales y disparen contundentemente a él, a la saeta de sus anhelos”.

comprenda al humanismo, a la vocación de servicio y a la transformación social. Para el ejercicio de su administración, el gobernador del Estado de México ha definido tres ejes de visión política: Estado Progresista, Sociedad Protegida y Gobierno Solidario; asimismo cuatro principios para el desempeño de los servidores públicos: Humanismo, Honradez, Transparencia y Eficacia porque tienen en el centro de la acción gubernamental a las personas y sus familias.

Muchos son los legados históricos que dejó el presidente López Mateos en los mexiquenses, varias generaciones han seguido su ejemplo aprovechando sus enseñanzas como persona y especialmente como hombre de Estado; cuando el presidente convocó a los mexicanos a que amaran las tareas grandes y difíciles, en el sentido de tener confianza en sus capacidades y habilidades, en su fuerza y en su talento, esto es, atreviéndose a pensar en tareas grandiosas, se realizaron acciones de dimensiones tales para el destino del país como la introducción del libro de texto gratuito.

El doctor Eruviel Ávila Villegas, ha llamado a “Pensar en Grande” para hacer política, para atender a la sociedad y en ello, a los permanentes desafíos que exige la entidad más grande del país, grande por su población, su economía y su democracia.

Para ser un gobierno solidario, se requiere combatir la pobreza, fortalecer la educación y proteger el ambiente, son evidentes en ellos el paralelismo y la congruencia que el gobierno del Dr. Eruviel Ávila Villegas guarda con aquellos principios que son ejemplo de la historia política del país, de aquí que su pensamiento rector que

El Presidente López Mateos “pensó en grande” y dejó un legado insustituible, dar vida a esa herencia es justo lo que dimensiona, multiplica y desarrolla exponencialmente a la política del Estado de México. La visión estratégica del gobernador doctor Eruviel Ávila Villegas de “Pensar en Grande”, para progresar y construir un

23


mejor porvenir, no sólo recupera la visión de López Mateos, sino es consciente de que se compromete a mayores retos y a más grandes soluciones. El ex-presidente mexiquense afirmaba que “no basta ser popular, sino que hay que trabajar en favor del pueblo” […] “proyectar sin pausa, un horizonte promisorio y pleno de oportunidades de progreso, no sólo para unos cuantos, sino para todos”, aludiendo al siempre vigente sentido de la colaboración, del abatimiento de la desigualdad y de la vocación honesta de servicio público.” Cuando se trabaja para la sociedad es bueno recordar a don Adolfo López Mateos, orientarse con sus ideas y dar continuidad a hechos ejemplares que legó; por eso, no deja de ser positivo mantener vigentes muchas de las expresiones de aquel hombre grande del Estado de México, para seguir resolviendo problemas y desafíos como la que cierra este texto: “en la unión del pensamiento de todos, se encuentra la solución de los problemas, y en la conjunción de acciones, la superación de todos los obstáculos”, “trabajando en grande y en equipo”.

24


NUMERARIA

1950

1960 1970 1980

19

1

1995 2000

2005 2010

Crecimiento de la población (habitantes) del Estado de México, en los últimos 60 años.

Fuente: Consejo Estatal de Población. Población total del Estado de México 1950 - 2010. Pág. Web: http://qacontent.edomex.gob.mx/coespo/ numeralia/poblaciontotal/index.htm Consultada 25 de julio de 2011.

2011 2012

1*

9

2013 2014

16 281 351

16 114 041

15 943 195

15 768 762

15 590 508

15 408 294

15 222 056 1990

19

15 175 862

5

14 007 495

13 096 686

11 707 964

13

9 815 795

7 564 335

22

3 833 185

1 897 851

1 392 623

14

2015 2016 2017

Proyección del crecimiento de la población del Estado de México, (2011-2017).

Fuente: Consejo Estatal de Población. Proyección de la Población en México 2005-2050. Pág. Web: http://www.conapo.gob.mx/index.php? option=com_content&view=article&id=36&Itemid= 234. Consultada 25 de julio de 2011.

* Los números corresponden a la posición que ocupa cada letra en el alfabeto.


LA VISIÓN METROPOLITANA EN EL ESTADO DE MÉXICO David Melgoza Mora.¹ En el Estado de México, se han tenido avances en materia de atención a los temas metropolitanos, así, ante la planeación, la coordinación, el ejercicio y ejecución de acciones que éstos demandan, la entidad ha realizado esfuerzos de carácter normativo que dan la base para afrontar este reto. Con esto, el primero de septiembre de 2003, se reformó el artículo 139 de la Constitución Política de la entidad, estableciéndose con ella, las formas de concurrencia, la asignación de recursos y obligatoriedad de incorporación al proceso de planeación metropolitana. Al respecto, dicho artículo, en su Fracción II, refiere que: En materia metropolitana, el Gobierno del Estado y los Ayuntamientos de los municipios deberán en forma coordinada y en términos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos: a) Participar en la planeación y ejecución de acciones coordinadas con la Federación, y con las entidades federativas colindantes con el Estado, en las materias de: Abasto y Empleo, Agua y Drenaje, Asentamientos Humanos, Coordinación

Hacendaria, Desarrollo Económico, Preservación, Recolección, Tratamiento y Disposición de Desechos Sólidos, Protección al Ambiente, Protección Civil, Restauración del Equilibrio Ecológico, Salud Pública, Seguridad Pública y Transporte, Turismo y aquellas que resulten necesarias y conformar con dichas entidades las comisiones metropolitanas en las que concurran y participen con apego a sus atribuciones y conforme a las leyes de la materia. Estas comisiones también podrán ser creadas al interior del Estado, por el Gobernador del Estado y los ayuntamientos cuando sea declarada una Zona Metropolitana. b) Integrar invariablemente al proceso de planeación regional y metropolitana a través de las comisiones respectivas para la ejecución de las obras y prestación de los servicios que conjuntamente hubieren aprobado para sus zonas metropolitanas y ejecutarán los programas conjuntos e n los distintos ramos de la administración estatal y municipal, en los términos de los convenios suscritos al efecto. c) Presupuestar a través de la legislatura y sus cabildos respectivamente las partidas presupuestales necesarias para ejecutar en el ámbito de su competencia los planes y programas metropolitanos, en cada ejercicio, y constituirán fondos financieros comunes para la ejecución de acciones coordinadas. Su participación se regirá por principios de proporcionalidad y equidad

¹Licenciado en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), maestro en Docencia y Administración de la Educación Superior por el Colegio de Estudios de Posgrado. Especialidades en Ciencias Políticas en la Facultad de Ciencias Políticas, y Legislación Nacional y Derechos Humanos en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Profesor de Derecho Constitucional y Teoría del Estado en la UNAM. Director General de Promoción Metropolitana de la Secretaría de Desarrollo Metropolitano.

26


atendiendo a criterios de beneficio compartido, en términos de los convenios respectivos. d) Regular la ejecución conjunta y coordinada de los planes, programas y acciones que de ellos deriven a través de las comisiones metropolitanas. e) Suscribir convenios con la Federación, los Estados y municipios limítrofes y el Distrito Federal, en su caso, para la ejecución de obras, operación y prestación de servicios públicos o la realización de acciones en las materias que fueren determinadas por las comisiones metropolitanas y relacionadas con los diversos ramos administrativos. f) Publicar los acuerdos y convenios que se suscriban para dar cumplimiento a los planes metropolitanos, en los periódicos oficiales.

Figura 4. Vialidades.

De esta forma es una entidad federativa que cuenta con un amplio conjunto de órganos de coordinación y gestión metropolitana, considerando que en la Zona Metropolitana del Valle de México inciden dos entidades federativas y el Distrito Federal.

Comisiones Metropolitanas El artículo 122² Fracción G de nuestra Norma Suprema, así como el precepto citado de la Constitución de la entidad, refieren al tema de las comisiones metropolitanas, mismas que tienen su antecedente, en los convenios de coordinación entre los gobiernos federal, del Estado de México y del Distrito Federal, mediante los cuales se crearon la Comisión Metropolitana de Transporte y Vialidad (COMETRAVI), la Comisión de Agua y Drenaje del Área Metropolitana, la Comisión Metropolitana de Seguridad Pública y Procuración de Justicia en 1994; la Comisión Metropolitana de Asentamientos Humanos (COMETAH) en 1995; la Comisión Ambiental Metropolitana en 1996 y la Comisión Metropolitana de Protección Civil en el año 2000.

Figuras 1, 2 y 3. ( de arriba hacia abajo) Turismo, salud y empleo.

²Este Articulo Constitucional en la fracción referida establece que: “Para la eficaz coordinación de las distintas jurisdicciones locales y municipales entre sí, y de éstas con la federación y el Distrito Federal en la planeación y ejecución de acciones en las zonas conurbadas limítrofes con el Distrito Federal, de acuerdo con el artículo 115, fracción VI de esta Constitución, en materia de asentamientos humanos; protección al ambiente; preservación y restauración del equilibrio ecológico; transporte, agua potable y drenaje; recolección, tratamiento y disposición de desechos sólidos y seguridad pública, sus respectivos gobiernos podrán suscribir convenios para la creación de comisiones metropolitanas en las que concurran y participen con apego a sus leyes. Las comisiones serán constituidas por acuerdo conjunto de los participantes. En el instrumento de creación se determinará la forma de integración, estructura y funciones”.

27


Así, el 13 de marzo de 1998, los gobiernos del Distrito Federal y del Estado de México, suscribieron el convenio mediante el cual se crea la Comisión Ejecutiva de Coordinación Metropolitana, como primera instancia de coordinación bilateral, para fortalecer la colaboración en áreas de interés común y para coordinar, evaluar y dar seguimiento a los planes, programas, proyectos y acciones conjuntamente acordados.

Figura 8. Zona Metropolitana del Valle de México.

De esta Comisión se destacan los siguientes acuerdos: • En la Tercera Sesión Plenaria de fecha 6 de marzo de 2000: Revisar los alcances territoriales de la Zona Metropolitana del Valle de México y evaluar la incorporación del Gobierno del Estado de Hidalgo a los trabajos de la Comisión Metropolitana de Asentamientos Humanos. • En la Cuarta Sesión Plenaria de fecha 22 de diciembre de 2005: Impulsar la creación del Fondo Metropolitano para el financiamiento de obras y ser vicios, así como los instrumentos jurídicos que procedan a efecto de dar a dicho fondo la operatividad y eficacia que corresponda. • En su Primera Sesión Plenaria “Nueva Época”, de fecha 17 de junio de 2008: Se firmó la nueva Declaratoria de la Zona Metropolitana del Valle de México, que incluye 29 municipios del Estado de Hidalgo, además de 59 municipios del Estado de México y las 16 delegaciones políticas del Distrito Federal, constituyéndose dicha Comisión como una instancia de coordinación trilateral. Figuras 5, 6 y 7 ( de arriba hacia abajo). Cuidado del medio ambiente y protección civil.

28


Figura 9. Asentamientos humanos.

Modernización de Instituciones Con base en lo anterior, es evidente la visión del Estado de México, por modernizar sus instituciones y por ocuparse del tema metropolitano, en ese sentido, con el propósito de apoyar, evaluar y dar seguimiento a las acciones específicas de las Comisiones Metropolitanas, en 1994 se crea la Unidad de Seguimiento y Evaluación Estatal de los Planes, Programas y Acciones de las Comisiones Metropolitanas. Esta Unidad, fue sustituida en 1997 por la Coordinación General de Asuntos Metropolitanos, como un organismo administrativo encargado de coordinar los trabajos de las comisiones metropolitanas, sin embargo ésta requería atribuciones de coordinación, planeación y otras que pudieran coadyuvar al cumplimiento adecuado de sus objetivos. En el mismo año se creó la Comisión de Desarrollo Metropolitano del Estado de México (en la que participaron 28 alcaldes del Valle Cuautitlán-Texcoco), como un órgano de coordinación entre el gobierno de la entidad y los 28 municipios conurbados a la Ciudad de México, mediante la cual se propuso superar criterios sectoriales al abordar las políticas públicas desde una perspectiva regional. En el proceso de fortalecimiento para atender los temas metropolitanos en el año 2001, se crea la Secretaría de Desarrollo Metropolitano (SEDEMET), cuya estructura se aprobó en el año 2002, dicha dependencia con el propósito de hacer frente a las necesidades que en materia de desarrollo metropolitano enfrenta la entidad, ha tenido dos reestructuraciones, una en 2005 y otra en 2008. De aquí que sea la encargada de promover, coordinar y evaluar, en el ámbito del territorio estatal, las

29


acciones y programas orientados al desarrollo Este modelo tiene como fin garantizar la a r m ó n i c o y s u s t e n t a b l e d e l a s zo n a s estabilidad de las instituciones que han metropolitanas, así como del despacho de demostrado su eficacia. De esta forma: asuntos, entre los que se encuentra el de: Integrar y coordinar los trabajos de las comisiones • Se extendió el ámbito de actuación territorial metropolitano al pasar de 75 unidades políticometropolitanas que correspondan a las administrativas (16 delegaciones y 59 dependencias, organismos auxiliares, fideicomisos municipios mexiquenses) a 104 con los 29 públicos y órganos de la administración pública de municipios del Estado de Hidalgo, mediante la la entidad. Declaratoria de Ampliación de la Zona Metropolitana del Valle de México, lo que obliga Con el fin de contribuir al Desarrollo Municipal a interactuar, articular y coordinar a 108 con visión metropolitana, en el 2011, la entidades jurídico político administrativas, SEDEMET diseñó el Modelo Metropolitano considerando a los gobiernos: federal, definido como una unidad que sirve para estatales, del Distrito Federal, municipales y medir el desarrollo municipal con visión delegaciones. metropolitana mediante la selección de los temas fundamentales de carácter • Se logró reactivar a los principales metropolitano, estableciendo sus órganos de coordinación metropolitana indicadores por medio de un diseño de en el Valle de México y se alcanzó la semáforo denominado: “Desarrollo reestructuración de dos comisiones Municipal Metropolitano” (DMM). metropolitanas, reforzando y mejorando la coordinación con los gobiernos federal, En este sentido, se seleccionaron temas del Estado de Hidalgo y del Distrito de carácter metropolitano: agua y Federal. drenaje, asentamientos humanos, transporte y vialidad, protección civil, • Se cuenta con dos instrumentos de seguridad pública, medio ambiente y planeación metropolitana concluidos y desarrollo económico. uno más en proceso de elaboración. Estos son base para construir con la • Se logró el primer convenio de aceptación de los gobiernos municipales coordinación en materia de transporte de y en coordinación con éstos, los carácter metropolitano con la indicadores y su respectivo cuestionario participación del Estado de H i d a l g o , l o para contar con un autodiagnóstico que cual refuerza los lazos de coordinación s i r va d e p a u ta p a ra l a m e j o ra intergubernamental. administrativa con visión metropolitana. Así, la administración pública del Estado de México, en los últimos años, ha transitado a un nuevo modelo de gestión, orientado a la generación de resultados de valor público para la ciudadanía.

30

• Se promovió la gestión de recursos al Fondo Metropolitano para el Valle de México, los cuales han tenido un incremento en seis años de aportaciones, no obstante importante es señalar que se


Figura 10. Viaducto Elevado Bicentenario.

requieren aún más, toda vez que con los que se cuenta resultan insuficientes ante la problemática que se presenta en la ZMVM, en la cual actualmente viven 21 millones 329 mil 745 habitantes³, situación que se vuelve apremiante todavía más, ya que el paquete económico para el próximo año, presentado por el ejecutivo federal, contempla una disminución de recursos de dicho fondo, lo que afectaría el inicio y continuación de obras metropolitanas de gran impacto. • Se impulsaron las Declaratorias de Zona Metropolitana (Valle de México, Valle Cuautitlán Texcoco y Valle de Toluca), otorgándoles formalidad jurídica como base para crear políticas de gobierno y/o públicas, para el desarrollo sustentable de las zonas metropolitanas. (Memoria de la Secretaría de Desarrollo Metropolitano, 2011). Acordes con los principios de la nueva gestión pública, se vio la pertinencia de hacer participar al sector privado mediante la figura de concesión. Ejemplos de ello, son las obras de gran impacto metropolitano, entre las que destacan: a) Viaducto Elevado Bicentenario.- Con colaboración del gobierno del Estado de México y gobiernos municipales (negociaciones). b) Circuito Exterior Mexiquense.- Con colaboración del gobierno del Estado de México y gobiernos municipales (negociaciones y derechos de vía). c) Autopista Naucalpan-Ecatepec.- Colaboración de los gobiernos federal, estatal y del Distrito Federal (negociaciones y derechos de vía). d) Mexipuerto.- Primer centro multimodal de transporte masivo del país.

³Cálculos propios, con base en cifras del Censo de Población y Vivienda. 2010. INEGI.

31


Asimismo entre las obras resultado de la coordinación y colaboración intergubernamental, se resaltan: a) Tren Suburbano Cuautitlán-Buenavista.Concesionada, con participación del gobierno federal y coadyuvancia de los gobiernos del Estado de México y Distrito Federal. b) Arco Norte de la Ciudad de México.- Obra en funcionamiento, con el concurso del gobierno federal en coadyuvancia con el gobierno del Estado de México.

Figura 11. Tren Suburbano Cuautitlán-Buenavista.

c) Túnel Emisor Oriente.- Obra en proceso con la participación de los gobiernos federal, estatal y del Distrito Federal. Cabe mencionar que en prospectiva se tiene la realización de los proyectos de un Tren Rápido que conecte a Toluca con el Distrito Federal y las líneas del Metro: Nezahualcóyotl-Valle de Chalco y EcatepecTexcoco.

Conclusiones Es pertinente considerar que para atender los retos y desafíos que nos presenta la globalización y su incidencia en las zonas metropolitanas, es indispensable impulsar políticas compartidas y condensadas que se traduzcan en el desarrollo de una profesionalización, de una cultura en el servicio público, de una efectiva calidad y transparencia de la función pública, con acciones que consoliden la ética pública en la administración pública y el desarrollo sustentable, sólo de esta manera nos encaminaremos a escenarios futuros caracterizados por una mayor calidad de vida. En ese sentido, la administración pública del Estado de México, como se apuntó, ha transitado a un nuevo modelo de gestión, encaminado a la generación de resultados de valor público para la ciudadanía. No obstante, es necesario continuar con el fortalecimiento de la visión y cultura metropolitanas, así como actualizar la legislación relacionada con los asuntos metropolitanos desde una perspectiva integral y transversal. Adecuarnos al proceso de reforma a la Constitución Federal, en lo concerniente a la obligatoriedad de la coordinación y la planeación del desarrollo metropolitano y regional. Al respecto cabe destacar que en términos del artículo 139 de la Constitución Política del Estado de México, se consideran los lineamientos para

Figura 12. Arco Norte de la Ciudad de México.

32


la gobernabilidad democrática, con la participación de los ciudadanos en el proceso de planeación para la formulación de planes y programas estatales, municipales, regionales y metropolitanos para la integración social de sus habitantes y el desarrollo de las comunidades. Con ello es menester la formulación de Planes de Desarrollo Metropolitano. Frente a los grandes retos que representa cubrir las necesidades básicas en las zonas metropolitanas; los gobiernos federal, estatal, municipales y delegacionales, requieren de una mayor capacidad de actuación y respuesta a las demandas ciudadanas; con ello se estará legitimando y justificando su razón de ser y de actuar en forma eficiente en favor de la ciudadanía, lo cual implica: • Que independientemente de los recursos que el Fondo Metropolitano destina a las zonas metropolitanas; debe considerarse del presupuesto de las entidades y de cada municipio, una parte al desarrollo municipal y al metropolitano. • Cambiar el formato de las Comisiones Municipales Metropolitanas que actualmente se integran exclusivamente con miembros de un ayuntamiento, a Comisiones Metropolitanas, conformadas por representantes de gobiernos municipales, cuyos territorios se encuentran interconectados con problemática en común, y con ello plantear soluciones en conjunto. • Implementar los mecanismos que orienten la planeación y desarrollo desde una perspectiva metropolitana, considerando la vocación y la realidad de las zonas metropolitanas, mediante la coordinación entre los ámbitos de gobierno federal, estatal y municipal y en su caso con los municipios y/o entidades conurbadas y/o delegaciones, que permita la planeación estratégica de políticas públicas en las zonas metropolitanas. 4

• En los municipios de las zonas metropolitanas, implementar proyectos y programas que permitan una metropolización ordenada, equitativa y con desarrollo sustentable. • Fortalecer la infraestructura y la conexión de las zonas metropolitanas, considerando transporte colectivo de calidad. • Promover una nueva cultura metropolitana que genere gobiernos y sociedad con visión metropolitana. • Un auténtico federalismo promotor del desarrollo regional y metropolitano que propicie más recursos para que los gobiernos locales enfrenten de manera satisfactoria las cada vez mayores demandas sociales. Lo cual implica revisar el sistema de coordinación fiscal y asignar mayor presupuesto que compense los desequilibrios para hacer eficaz el Estado federal y con ello favorecer el desarrollo de entidades federativas y municipios. Con ello se aspira al posicionamiento de una cultura con una eficaz colaboración y coordinación intergubernamental, que propicie gobiernos con visión metropolitana, favorezca el desarrollo sustentable de las zonas metropolitanas, donde el desarrollo social y económico, además del cuidado ambiental, sean los adecuados para mejorar la calidad de vida de la población.

4 Aquellos que integran las zonas metropolitanas con base en la expansión e incremento de la densidad de las áreas urbanas existentes, así como la integración de nuevas poblaciones a la mancha urbana, fortalecida por la ampliación de la estructura en comunicaciones y transportes y por el crecimiento del sector industrial. En el caso del Estado de México, de sus 125 municipios, 81 se encuentran en zonas metropolitanas, distribuidos de la siguiente forma: 22 de la Zona Metropolitana del Valle de Toluca y 59 de la Zona Metropolitana Cuautitlán-Texcoco, declaradas formalmente mediante Decretos números 13 y 14 respectivamente, publicados en la Gaceta del Gobierno del Estado de México, el día 19 de noviembre de 2009. Cabe mencionar que los 59 municipios de la Zona Metropolitana Cuautitlán-Texcoco, forman parte a su vez de la Zona Metropolitana del Valle de México.

33


Figura 13. La vivienda, aspecto importante del desarrollo sustentable.

Fuentes de información: Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, (2011). Constitución Política del Estado Libre y Soberano de México, (2011). Gaceta de Gobierno, (1998), Comisión Ejecutiva de Coordinación Metropolitana. 23 de marzo de 1998, Toluca, Estado de México. Gaceta de Gobierno, (2009), Decreto Número 13.- Por el que se aprueba la declaratoria de zona metropolitana del Valle de Toluca. 19 de noviembre de 2009, Toluca, estado de México. Gaceta de Gobierno, (2009), Decreto Número 14.- Por el que se aprueba la declaratoria de Zona Metropolitana del Valle de CuautitlánTexcoco. 19 de noviembre de 2009, Toluca, Estado de México. Gobierno del Estado de México, (2011), Sexto Informe de Gobierno. Melgoza Mora, David, (2010), “Modelo metropolitano y gobernabilidad democrática: estrategias para el desarrollo municipal integral”. En Revista Compromiso Metropolitano, segundo número, Secretaría de Desarrollo Metropolitano. Secretaría de Desarrollo Metropolitano,(2011), Antecedentes Históricos. Pág. Web: www.edomex.gob.mx/portal/page/portal/sedemet/antehist en línea. Consultada 25 de julio de 2011. Secretaría de Desarrollo Metropolitano, (2011), Memoria de la Administración Pública del Estado de México 2005-2011

34


EL PROCESO METROPOLITANO Y SUS IMPLICACIONES EN LAS RELACIONES INTERGUBERNAMENTALES Y EN EL ÁMBITO MUNICIPAL 1

Roberto Moreno Espinosa

Planteamiento introductorio

N

o cabe duda que uno de los grandes procesos de nuestro tiempo, es el crecimiento y desarrollo de las áreas y concentraciones urbano-metropolitanas, lo que se está dando en un plano mundial y, al parecer, con carácter irreversible, ya que todo apunta a que continuará creciendo en los próximos años y décadas, dicho proceso, es uno de las grandes expresiones de la complejidad que caracteriza a las sociedades de nuestro tiempo, lo que obliga a tomar una serie de medidas y llevar a cabo un conjunto de acciones, que más bien parecen amplios desafíos a atender, tales como: Planeación urbana, Seguridad pública, estudios de futuro, papeles de las instituciones gubernamentales y de las organizaciones de la sociedad civil, construcción de infraestructura ad hoc, servicios públicos de la más variada naturaleza, sustentabilidad, cultura urbana, ornato público, esparcimiento y canalización del

ocio, coordinación entre instancias, dependencias y entidades público-gubernamentales y públicosociales, cooperación y asociación gubernamental y social, fortalecimiento de la gobernanza, entre otros. Esta lista de acciones podría ampliarse tanto como lo sugiriera una visión disciplinaria, interdisciplinaria, multidisciplinaria y transdisciplinaria, toda vez que es tal la complicación que encierra y caracteriza a lo metropolitano que cada disciplina y los especialistas de cada una de ellas, podrían hacer un conjunto de sugerencias orientadas a mejorar la seguridad del espacio urbano y por ende más vivible y agradable a la vista, lo cual implica, hacer de lo metropolitano un lugar para desplegar las capacidades, las perspectivas de vida, convivencia y de autorrealización personal, grupal y colectiva.

1Es doctor por la FCPyS de la UNAM, tiene estudios posdoctorales en la Universidad de Nuevo México, ha sido integrante del Consejo Asesor de la Sociedad Civil de la Representación en México del Banco Interamericano de Desarrollo (BID); coordinador de la maestría y doctorado en Administración Pública de la UNAM; es integrante del Sistema Nacional de Investigadores, Nivel 2. Actualmente es Profesor de carrera de la UAEM, Campus Amecameca.

35


Figura 1. A favor de una cultura urbana que promueva cuidar el medio ambiente.

En este sentido el papel que corresponde a la acción gubernamental (en el caso mexicano a los tres niveles de gobierno que integran al Estado federal) para la atención de los desafíos referidos y el impulso al desarrollo de una cultura urbana que propicie que la ciudadanía haga suyo el espacio urbano, son hoy de los grandes cometidos a satisfacer por parte de dichas instancias públicas. En suma lo metropolitano es un fenómeno contemporáneo que nos invita y exige a la reflexión y el análisis acerca de múltiples aspectos y cuestiones. En el presente me propongo como objetivo destacar la necesidad de fomentar la cooperación y la asociación a nivel municipal, como un requisito sin el cual, no se podría tender al desarrollo metropolitano y como un factor para impulsar conjuntamente con la sociedad, la cultura metropolitana. Es de tal magnitud la labor a desplegar que los niveles de gobierno no pueden emprenderla aislados, es fundamental que las acciones estén debidamente coordinadas, si es que se quiere arribar a soluciones efectivas y duraderas, cabe también destacar que se requiere el impulso de una gobernanza metropolitana en la cual concurran, además del trabajo de las instancias gubernamentales, la acción de la sociedad civil y sus grupos organizados, los denominados grupos de interés y quienes se deseen sumar a las tareas que nos impone la vida metropolitana.

Figuras 2, 3, 4 y 5. A favor de una cultura urbana que promueva cuidar el medio ambiente.

36


Figura 7. Fomento del bienestar urbano.

Figura 6. Fomento del bienestar urbano.

Cometidos públicos y proceso, cultura y vida metropolitanos. La metropolización es de tal magnitud y complejidad, que los efectos que ello provoca y determina a cada momento, nos plantea una serie de interrogantes y reflexiones, lo cual es lo más natural puesto que el sólo hecho de trasladarnos a nuestro lugar de trabajo nos vincula al problema del transporte, al arreglo público urbano, a la seguridad pública prevaleciente, entre otros. Autores como Lourdes Castillo, María Estela Orozco y David Velázquez, nos ofrecen el siguiente apuntamiento: La ciudad es, sin duda, el escenario dilecto y fundamental en que hoy en día transcurre la historia humana y, por lo mismo, resulta ser su mayor reto, su más grande desafío. En este sentido, preguntarnos por el destino de lo urbano equivale a tratar de prever las condiciones de posibilidad de lo humano en un planeta que –tenemos que reconocerlos– se han urbanizado.

En es t as c o n d i c i o n es s e h ac e n ec es ar i o q u e hablemos de la ciudad–urbanización metropolización y que dentro de este triple concepto, reactualicemos los alcances y componentes de un nuevo contrato con la naturaleza, el gobierno, el mercado, el territorio y la sociedad en el que el respeto por la diferencia h ag a p o s i b l e el es t ab l ec i m i en t o d e p r o y ec t o s concertados de ciudadanía orientados no sólo a la preservación de la especie, sino, a la obtención de ese viejo y hasta ahora utópico ideal que resulta ser el d es ar r o l l o c o n j u s t i c i a s o c i al . (Cas t i l l o , et al , 2010,11)

Así pues, Estado, mercado y sociedad son los ámbitos participantes en el mejoramiento de los urbano–metropolitano, veamos ahora desde la perspectiva del ámbito municipal, algunos de los retos y acciones a emprender con el objeto de fomentar el bienestar urbano, promover la cultura metropolitana y, desde luego la calidad de vida de sus respectivos espacios jurisdiccionales.

El papel del gobierno y la administración municipal en la promoción y mejoramiento de la cultura urbana En el otro extremo de los avances de la globalización, se encuentra la emergencia de lo local, de lo regional y no podría ser de otra manera, ya que en la medida en que no se atiendan dichos espacios por los directamente interesados, se corre el grave riesgo de ir perdiendo la identidad, toda vez que los procesos

37


globalizadores e integradores están avanzando a paso acelerado, el extremo al que hago referencia se le ha denominado “glocalización”, sobre éste podemos afirmar que cada vez un mayor número de gobiernos y administraciones municipales están tomando medidas para fortalecer sus usos y costumbres, sus potencialidades locales, entre otros. En este ambiente, me parece que uno de los aspectos sobre el que es indispensable reflexionar y proceder en consecuencia, está directamente vinculado al papel que pueden y deben jugar los municipios de México, en el m a rc o d e l o s ava n c e s d e l a u r b a n i za c i ó n –metropolizacion que hoy vivimos; sin embargo, los ayuntamientos tienen que estar conscientes de la necesidad de fomentar la cooperación y la asociación como estrategias a las que se debe acudir cada vez más, lo que implica lograr mayores sinergias que se reviertan en beneficio de los actores políticos y sociales del entorno, de manera que a las acciones que tienen que ver con lo material, también se añadan aquellas que redunden en el fomento del desarrollo de una cultura metropolitana y de una gobernanza, en este sentido, donde el concurso de la sociedad civil sea cada vez más intenso, de manera tal, que a la acción pública gubernamental-municipal, se sume la acción social, lo que se traduce en la acción pública, la cual de como resultados: ? Mejoramiento de la seguridad pública. ? Optimización del aprovechamiento de los

espacios de recreación y ocio. ? Fomento a actividades culturales de gran

alcance que sean de interés de la ciudadanía. ? Mejoramiento de los espacios públicos en

cuestiones de funcionalidad, servicios públicos, ornato, embellecimiento de tales espacios, entre otros.

Figuras 8, 9 y 10. Espacios de recreación y ocio.

38


? Fomento a la participación ciudadana

mediante el establecimiento de redes, clubes, actividades deportivas, artísticas, entre otras. Sobre este último aspecto, por ejemplo se afirma que en Alemania, existen en promedio hasta 14 formas distintas de participación de la ciudadanía.

Figura 11. Mejoramiento de espacios públicos.

De esta manera estoy seguro que el desarrollo de una cultura metropolitana propiciará el tránsito hacia mejores derroteros en beneficio del desarrollo local, regional y nacional.

Consideraciones finales La evolución de las conglomeraciones humanas, ha ocasionado el incremento vertiginoso de las áreas urbanas, las cuales han sobrepasado en muchos aspectos a los gobiernos locales, estatales e incluso al nivel federal, pues las extensiones tan grandes de las nuevas ciudades demandan respuestas integrales de los gobernantes, los cuales en sus limitadas facultades o ineficiencias se ven impedidos para lograrlo. Los gobiernos municipales en el caso mexicano carecen de estímulos para lograr soluciones integrales a las problemáticas de sus municipios, pues sus gobiernos duran tres años sin la posibilidad de reelegirse, a la par de que cuentan con escasos recursos, lo cual incrementa su incapacidad. Si bien el artículo 115 constitucional estipula que los gobiernos municipales tendrán la facultad de organizarse y coordinarse mediante el acuerdo de sus respectivos ayuntamientos, para el mejoramiento en la prestación de los servicios públicos que están bajo su responsabilidad, estas prácticas son incipientes.

Figura 12, 13 y 14. Fomento a la participación ciudadana.

Fue hasta el año 2003 cuando a nivel federal se dio el primer paso importante en el desarrollo de las zonas metropolitanas, pues la Cámara de Diputados creó la Comisión de Desarrollo Metropolitano, la cual tendría

39


como tarea principal, la formulación de políticas públicas enfocadas en el mejoramiento de vida de los ciudadanos de las grandes zonas metropolitanas de México. Apenas dos años después la comisión parlamentaria daba sus primeros frutos, al lograr que se incluyera en el presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio del año 2006 el fondo metropolitano, el cual serviría para el desarrollo de proyectos de gran impacto metropolitano, desde entonces año con año se ha mantenido el apoyo al desarrollo de las zonas metropolitanas pues dicho fondo, se ha incrementado (aunque no de manera suficiente) no sólo en la cantidad de recursos que dispone, sino que también se han ampliado las zonas metropolitanas que beneficia, pues actualmente se otorgan recursos a 46 de ellas reconocidas en el país. Este fondo ha sido uno de los primeros esfuerzos realizados desde el nivel federal para tener mayor cobertura del mejoramiento de las zonas metropolitanas, dichos esfuerzos tienen como fin fortalecer la coordinación de los diferentes niveles de gobiernos de las mismas, desde municipios, gobiernos estatales y el gobierno del Distrito Federal, pues éstos deben organizarse para determinar en que se ejercerán los recursos, ya que la esencia del fondo es que los recursos impacten en toda la zona metropolitana, por lo que todos los actores gubernamentales deben intervenir en la designación de los proyectos que se les dará prioridad cada año. Si bien este esfuerzo por el desarrollo de las grandes zonas metropolitanas fue una iniciativa federal, los gobiernos estatales han incrementado los recursos que destinan a estas zonas, pues saben que debido a la cantidad de personas que viven en esas ciudades el impacto social es importante. En este sentido también cabe destacar la iniciativa del Estado de México, al crear la Secretaría de Desarrollo Metropolitano cuya labor está enfocada a, promover, coordinar y evaluar, en el ámbito del territorio mexiquense, las acciones y programas orientados al desarrollo armónico y sustentable de sus zonas metropolitanas. L a co o rd i n a c i ó n i nte rg u b e r n a m e nta l d e b e rá incrementarse de manera importante, si se busca un mejoramiento de las condiciones de vida verdadero de los ciudadanos de las grandes metrópolis, es necesario que los recursos del fondo antes aludido, se incrementen, de

40

igual forma los gobiernos estatales y municipales deberán aportar recursos propios, para que el desarrollo sea integral, debido a que las necesidades son enormes, sólo como ejemplo, en la Ciudad de México, los problemas van desde el enorme rezago del transporte público, del servicio de recolección y tratamiento de la basura, de la seguridad pública, hasta las deficiencias en la prestación del servicio de agua potable en el manejo del drenaje, entre otros, que sin la coordinación de todos y cada uno de los actores gubernamentales serán imposibles de solucionar en el corto plazo. Es importante destacar que las zonas metropolitanas son el motor económico de una buena cantidad de países que han detectado a tiempo su importancia, y han invertido cuantiosos recursos en su mejoramiento, a manera de ejemplo, Madrid en España, Sao Paolo en Brasil y Tokio en Japón, que en lugar de ser un lastre para los países, se han convertido en las principales zonas económicas y de desarrollo, situación que podrían retomar las metrópolis mexicanas para convertirse en grandes zonas de empuje económico e impulsen al resto del país. En todo esto el papel del municipio es cada vez más relevante y determinante, no queda más que poner manos a la obra. Fuentes de información. Castillo Villanueva, Lourdes, (2010), Ciudades, Urbanización y Metropolización. Plaza y Valdés Editores, México, D. F. Moreno Espinosa, Roberto, (2005), “El impacto de la globalidad en las administraciones públicas locales. Uvalle Berrones, Ricardo (coordinador). Perfil Contemporáneo de la Administración Pública. Toluca, Estado de México, IAPEM. ______________, (1998), “La gestión pública en el umbral del nuevo milenio”, en: Revista del IAPEM, Toluca, estado de México, No. 37, enero-marzo. _______________, (2007), Contradicciones, oportunidades y desafíos de los gobiernos locales en México de cara al siglo XXI. XII Congreso Internacional del CLAD sobre la Reforma del Estado y de la Administración. ______________, (2009), “El contexto del Gobierno con base en políticas públicas y la justicia social”, en: Parra Toledo, Araceli –Coordinadora–. Las Políticas Públicas en México. De la teoría a la práctica. México, FES-Acatlán-UNAM. Narváez Tijerina, Adolfo Benito, (2006), Ciudades Difíciles, El futuro de la vida urbana frente a la globalización. Plaza y Valdés Editores, México, D. F.


DISCAPACIDAD DE PERSONAS

125

Total de municipios

particulares

Promedio de ocupantes por vivienda*: *Se excluyen las v iv iendas sin información de ocupantes y su población estimada: Viviendas con piso de tierra:

Población con algún tipo de limitación*: De cada 100 personas, 4 reportan alguna limitación física o mental.

3 749 106

4

Población de 5 años y más que habla lengua indígena: Hay 376 830 personas mayores de 5 años que hablan alguna lengua indígena, lo que representa el 2% de la población de la entidad Población de 5 años y más que habla lengua indígena pero no habla español:

En el Estado de México, respecto a su:

¿Sabías que?

Menos del 1% de las personas que hablan alguna lengua indígena no hablan español

30.7%

Mazahua

25.9%

Otomí

En el Estado de México, respecto a su:

*Estimador obtenido a partir del Cuestionario Ampliado.

Católica

Pentecostales Evangélicas Cristianas

85%

5%

TERRITORIO

Densidad de la población (hab/km2):

Consejo Estatal de Población. Panorama Sociodemográfico del Estado de México. Pág. Web: http://qacontent.edomex.gob.mx/coespo/indicado ressociodemograficos/index.htm consultada 25 de julio de 2011.

LENGUA INDÍGENA

VIVIENDA

Por cada 100 personas hay 51 en edad de dependencia (menores de 15 años o mayores de 64 años).

Razón de dependencia por edad:

De cada 100 viviendas, 3 tienen piso de tierra

RELIGIONES MAS FRECUENTES

679 La mitad de la población es menor de 26 años.

Edad mediana:

v iv iendas

Superficie (km2): Representa el 1.1% del territorio nacional.

Hay 95 hombres por cada 100 mujeres.

Relación hombres-mujeres:

To t a l d e habitadas:

22 351

LENGUAS INDÍGENAS MÁS FRECUENTES

Población total:

FUENTE

COMPOSICIÓN POR EDAD Y SEXO

15 175 863 Hab. Representa el13.5% de la población nacional.


sedemet@edomex.gob.mx


Prospectiva Metropolitana 2011 3er Trimestre