Page 30

Especial

SALONES

Los salones y sus recursos humanos Si el salón tiene como objetivo ser un punto de encuentro amistoso y familiar, un nexo de socialización, debe aplicarse y mucho en la formación de sus recursos humanos. Y hacer de ellos un verdadero activo.

L

os salones son el subsector del juego que más ha crecido en España durante los últimos años. El único que ha experimentado avances importantes en cuanto a modelo de negocio, oferta y evolución al alza de sus explotaciones. Y esto se ha traducido en más locales, mayores niveles de inversión, mejoras en los servicios y ampliación de los puestos de trabajo. Dentro de un panorama del juego español donde impera un ejercicio tras otro el decaimiento económico los salones son los únicos establecimientos que presentan síntomas evidentes de vigor. Pese a que los síntomas que se registran invitan al optimismo los salones y sus empresarios hacen autocrítica, señalan sus defectos y carencias y buscan fórmulas adecuadas y viables para hacer más atractivos y rentables sus negocios. Al margen de la búsqueda de nuevos productos como factor esencial para reforzar la oferta, y además de cambios en materia reguladora y fiscal que resultan imprescindibles para oxigenar unos reglamentos que todavía arrastran lastres administrativos caducados por el propio paso del tiempo, el subsector de salones pone énfasis en un parcela concreta de su actividad: el servicio dispensado al público. Si el salón tiene como objetivo primordial en ser un punto de encuentro amistoso y familiar, un nexo de socialización entre el público que lo frecuenta y aquél otro que intenta atraer, debe aplicarse y mucho en la formación o contratación de un personal que sea

30

capaz de convertirse en un verdadero activo. Hay que conferirle al trabajador o trabajadora del salón el papel decisivo que desempeña cara al cliente. Puesto que de una función gratamente desempeñada, de acuerdo con unas reglas de cortesía, simpatía, trato esmerado y estar pendiente de los pequeños detalles dependerá o no que el salón sepa fidelizar a un segmento de público que será la base de su sustento y de su proyección pública. Lo resumía con palabras certeras Enric Sanahuja Amat, que ha heredado de su progenitor la experiencia y el conocimiento certero del subsector y demandas que plantea: “Hay que democratizar los salones, dándoles a los clientes lo que buscan: tiempo de ocio, seguridad y trato agradable y cordial”. La cordialidad en la convivencia cotidiana es una alta condición cada día más añorada en cualquier ámbito público y privado. Cordialidad, predisposición por atender y hacer más grato el tiempo que el público invierte en el salón es un factor determinante para conquistar el éxito esperado. Y en ésa dirección deben de multiplicarse las inquietudes de los empresarios de los salones si de verdad pretender abrir página nueva en el subsector, en la que los recursos humanos contribuyan de una manera efectiva para el salón deje de ser centro exclusivo de juego para convertirse en lugar para compartir amistad, relación, diversión y ocio. Eso marcará el definitivo despegue de éstos locales.

Sector 339  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you