Page 45

Espai clínic: Trabajo y emociones en el grupo.

Ana Miniéri Palau

En este punto, creo importante volver a subrayar que Espai Clínic no está interesado en interpretar las diferentes conductas y reacciones de sus miembros, lo que no significa que todos los hechos que acontecen no puedan ser interpretados en la intimidad mental de cada integrante. En este momento, yo misma al hacer la reflexión sobre la dinámica comportamental del grupo intento otorgar a tales reacciones significación a partir de interpretaciones personales. Como ya he dicho anteriormente y desde mi punto de vista, el espíritu de Espai Clínic se fundamenta en la actitud democrática compartida por sus miembros ante la decisión de la tarea a realizar, tanto si ésta consiste en la presentación de material clínico a discutir, como del desarrollo de un tema teórico o el abordaje de un escollo de la práctica clínica. Asimismo, también prevalece la actitud democrática en el proceso de aceptación de un nuevo miembro. Ante la demanda de participación de un posible futuro miembro, se plantea y debate previamente en el seno del grupo, y si no hay inconvenientes claramente definidos, el grupo se abre a la experiencia de acoger al nuevo integrante sin reticencias, y en pro de afianzar la consistencia y permanencia grupales. Se concibe la estabilidad del grupo haciéndola coexistir con actitudes abiertas y flexibles en cuanto a la configuración de las personas que lo conforman, aceptando nuevas incorporaciones y aceptando también las posibles pérdidas que a lo largo del tiempo se van produciendo. De tal modo es así, que toda propuesta que represente un choque con el ya mencionado espíritu del grupo, es expulsada por vía natural como si de un cuerpo extraño se tratara y no pudiera ser asimilado en el seno grupal. Considero que el espíritu democrático de Espai Clínic se fundamenta en dos actitudes emocionales que prevalecen en el grupo de un modo implícito, una es la actitud de confianza hacia el trabajo que se lleva a cabo, de lo que se deriva la confianza hacia la competencia y responsabilidad mutua de los miembros entre sí y hacia el espacio grupal. Un indicador de esa confianza es la emergencia fluida, espontánea y rotatoria de los turnos de presentación y planteamiento de la tarea a realizar. La otra actitud emocional que mantiene al grupo, y se mantiene en él, es la esperanza de vivir juntos una experiencia que resulte valiosa en sí misma sólo por el hecho de compartir e intercambiar conocimientos. Vemos así, que la esperanza también es una vía óptima

ACPP | Associació Catalana de Psicoteràpia Psicoanalítica

45

Profile for Secretaria de l'ACPP

Revista digital ACPP - núm 6 - any 2018  

Revista digital ACPP - núm 6 - any 2018  

Advertisement