Issuu on Google+


Festival Reto al Tepozteco 475 AÑOS DEL BAUTIZO DEL SEÑOR DE TEPOZTLÁN 475 Xihuitl Ihtlanopaloztli Totatzin Tepuztecatl (1538-2013)

Llega el 8 de septiembre de 2013 y el pueblo mágico de Tepoztlán se viste de gala. Como cada año, la gente de la comunidad se prepara para participar y vivir el tradicional Reto al Tepozteco, representación que permite la preservación de la identidad del pueblo de Tepoztlán. El Reto al Tepozteco se lleva a cabo año con año en la plaza cívica municipal y de acuerdo con los datos obtenidos por los ancianos de la comunidad es una representación que data de la década de los veinte. Más que una representación escénica, el Reto al Tepozteco es un ritual para la gente tepozteca, pues se realiza con un profundo respeto a los personajes, con una gran entrega, los espectadores están atentos a los diálogos, a la representación pues es su gente la que está en escena, es su pasado, es su historia y son sus raíces. El Reto al Tepozteco revive la historia del sometimiento del Rey Tepuztecatl a la evangelización, a través del bautizo realizado en el lugar conocido como Axitla, por fray Domingo de la Anunciación, de orden dominica, en el año de 1538. 2


Con este acto el Rey Tepuztecatl se convierte al catolicismo y con ello la gente del lugar. Es bien sabido que la palabra “reto” está relacionada con la conversión a la religión católica traída por los españoles en el siglo XVI. La resistencia ideológica, según la leyenda, se extendió hasta los señoríos de los alrededores: Tlayacapan, Oaxtepec, Yautepec y Cuernavaca, que justamente un 8 de septiembre reclamaron tal conversión como una traición a sus antiguos dioses. Los señores de estos pueblos acudieron enfurecidos a retar al Rey Tepuztecatl a las faldas del cerro del Tepozteco donde, de acuerdo a la leyenda, los tranquilizó y convenció de que ellos también aceptaran su conversión. Esta historia es la que se representa el 8 de septiembre en la plaza cívica municipal, en una réplica de la pirámide del Tepozteco, pirámide que es un adoratorio prehispánico que fue construido por los xochimilcas que habitaron la región entre 1150 y 1350, en honor de Ometochtli-Tepuztecatl, dios del pulque (bebida producto de la fermentación del aguamiel 3


de maguey) asociado a la fertilidad, la cosecha y el viento. Es importante resaltar que la tradición del Reto al Tepozteco comienza cada año un día antes de la celebración, con la procesión de la Virgen de la Natividad, exhibición y velación de los trajes del elenco del Reto al Tepozteco en el zócalo municipal, colocación del arco de semillas, así como la ofrenda y la velación en la pirámide del cerro del Tepozteco, que durante la noche del 7 y 8 de septiembre es iluminada y luce majestuosa desde las alturas. En 2013, el pueblo mágico de Tepoztlán se viste de manteles largos porque se conmemoran 475 años del bautizo del Rey Tepuztecatl que año con año habitantes y visitantes, a manera de ritual, representamos en Axitla, al pie del cerro de el Tepozteco. Este ritual hoy día se ha fusionado con el festejo de la Virgen de la Natividad. Sin embargo, de acuerdo con lo que nos dicen los expertos en el tema, como Gutierre Tibón, “la vida se moderniza en todas partes y las tradiciones se pierden irremediablemente cada día que pasa; y con ellas se pierde mucho de los más recio y entrañable del alma nacional, pero lo que distingue al Tepozteco de los demás héroes, es su sobrevivencia hasta nuestros días”. Símbolo que fortalece la esencia identitaria del pueblo tepozteco. Es por ello que en la primera semana de septiembre, Tepoztlán espera a sus hermanos de todo el mundo con los brazos abiertos, para que vivan y sean partícipes de esta tradición, en la que se conjuga la participación de niños, niñas, jóvenes, adultos, sociedad civil organizada, autoridades eclesiásticas y municipales, todo por el orgullo de ser tepoztecos.

4


Leyenda del Tepozteco TEPOZTECONONOTZALIZTLI

Tepoztlán es un antiquísimo pueblo ubicado dentro del Valle Sagrado, que protege su guardián Tepuztecatl. Es un sitio lleno de magia y misticismo que encierra historias y leyendas en sus construcciones, sus calles, sus pobladores. En esta ocasión, les quiero relatar la leyenda de Tepuztecatl el rey, el hombre, héroe inventor del pulque y guardián eterno del pueblo de Tepoztlán. Su madre fue una princesa que vivía cerca del arroyo de Axitla, que se ubica a los pies del cerro del Tepozteco, al inicio de la subida a la pirámide. Le gustaba salir por las tardes y gozar del canto de las aves, del fresco verdor del bosque y del suave aroma de las flores del campo. La leyenda dice que fue un pajarillo que ella tomó entre sus brazos y abrazó a su pecho muy contenta, el que la enfermó de niño, dando a luz a una robusta criatura. Sus padres, con un gran disgusto pues no creyeron semejante historia, recibieron al niño de mal grado y la obligaron a deshacerse de él, la doncella ocultó al niño en un hormiguero para que se lo comieran las hormigas, pero éstas lo alimentaron poniendo en su boca gotitas de miel. Fracasado este intento, lo puso entre hojas de un maguey, pero al día siguiente vio cómo de las pencas resbalaba sobre su boca un hilillo de aguamiel y las pencas lo cubrían para protegerlo del quemante sol. Por fin, dentro de una caja lo dejó junto al arroyo para que fuera arrastrado por la corriente, como sucedió. Corriente abajo, pero ya en el río Atongo, lo encontró un matrimonio de ancianos, sin hijos, que lo recogió y lo adoptó como

5


hijo. Tepuztecatl creció al lado de sus padres adoptivos, les tuvo cariño y les obedeció como si fuera su hijo legítimo. El niño fue creciendo y aprendiendo el manejo de las armas necesarias para la cacería, pues tenía que alimentar a sus padres, quienes le fueron enseñando el curso de los astros, la utilización de las plantas medicinales, el labrar la tierra y cultivar el huerto; en fin, todo lo que ellos sabían. En Xochicalco (ciudad fortaleza ubicada a unos 60 kilómetros de Tepoztlán), habitaba un monstruo llamado Xochicalcatl que exigía a las poblaciones aledañas el sacrificio de una persona de edad avanzada para devorarla, pues de lo contrario acabaría con todos los pueblos que temerosos, obedecían. Cuando tocó el turno al padre adoptivo de Tepuztecatl para ir a Xochicalco y servir de alimento al monstruo, el joven no lo permitió y convenció a sus padres de tomar su lugar para enfrentarse al feroz habitante de Xochicalco. Salío Tepuztecatl rumbo a su destino ante el temor de sus padres y vecinos, quienes pensaban que no volverían a ver al joven valiente que para entonces tendría unos 15 años de edad. Durante el recorrido Tepoztlán-Xochicalco fue recogiendo filosos pedazos de obsidiana y llenó con ellas su morral. Al llegar a Xochicalco fue devorado por el monstruo, pero Tepuztecatl logró liberarse perforando las entrañas de la bestia con pedernales que había recogido en el camino. El monstruo murió y de inmediato se elevó una gran nube de humo blanco: la señal que Tepuztecatl le había dicho a su pueblo sería la señal de su triunfo. De regreso a su pueblo, la gente de Cuernavaca le festejó, pues había terminado con la amenaza de los pueblos de la

6


región y de la terrrible tradición de enviarle gente para que se alimentara al monstruo. Como iba con la ropa sucia no lo agasajaron dignamente, por lo que salió de la fiesta, se cambió de ropajes y se presentó limpio; entonces le dieron una suculenta comida que él derramó en su vestimenta diciendo que cuando había ido pobremente vestido, no lo agasajaron igual a cuando se presentó ricamente ataviado, por lo cual deducía que el festejo era para sus ropas, no para su persona. Al salir de Cuernavaca, se llevó el sonoro teponaxtle y corrió con él a Tepoztlán, evitando que lo alcanzaran al provocar, con su orina, una gran barranca que le permitió llegar hasta la cima del cerro y tocar el teponaxtle. Los habitantes de Cuauhnáhuac trataron infructuosamente de recuperar el teponaxtle, pero nunca lo consiguieron. Por estas acciones gozó de gran consideración en su pueblo natal. En 1536, llegó fray Domingo de la Anunciación, Tepuztecatl era el rey en Tepoztlán. Fray Domingo logró, tras infinidad de tratos y razonamientos, convencerlo de adoptar la doctrina cristiana y lo bautizó el 8 de septiembre de 1538, dando así origen a la festividad que se realiza cada año: el famoso Reto al Tepozteco. Cuenta la leyenda que la conversión de Tepuztecatl al catolicismo facilitó la de toda la región, pues el héroe era tenido por deidad y su ejemplo sirvió para que todo el pueblo en masa se convirtiera. Los que no estuvieron conformes con esta situación fueron los señores de Cuauhnáhuac, Yautepec, Huaxtepec y Tlayacapan, que se presentaron a reprocharle el haber abandonado a sus antiguos dioses, pues hasta el ídolo que se encontraba en la pirámide (Ometochtli), había sido derribado por fray Domingo de la Anunciación.

7


Estando pues Tepuztecatl celebrando la natividad de la virgen, se presentaron los señores a reclamarle su actitud. Después de una discusión injuriosa de su parte, Tepuztecatl trató de convencerlos, pero aquellos no se no dejaban convencer, no obstante la estimación que antes le habían tenido. Mandó entonces Tepuztecatl tocar el teponaxtle y los tepoztecos empezaron a bailar alrededor de los enojados vecinos, hasta atemorizarlos y aplacarlos. Después de mucho conversar, Tepuztecatl logró convencerlos y los señores de los cuatro sitios fueron bautizados también en el mismo sitio en que él había recibido el bautismo. Fray Domingo entonces empezó a bautizar a todos los nativos, llegando a tener multitudes esperando a ser convertidos. En este sitio fue construida la cruz del bautisterio, que podemos admirar ahora al inicio de la subida a la pirámide, del lado izquierdo del camino. Hoy en día, este acontecimiento es representado durante el 7 y 8 de septiembre con decenas de actores que participan con diálogos en náhuatl y traducidos al español, iniciando los festejos en la pirámide del Tepozteco, donde se ofrece una ofrenda y los participantes degustan tamales, atole, café, pan y tortillas y se pernocta, iluminando la pirámide con pequeñas fogatas de ocote. No importa que llueva, allá se queda la gente acompañando a Tepuztecatl, bajando al otro día por la tarde hasta la plaza principal, donde se hacen diálogos, bailes y representaciones y se toca el teponaxtle, recordando las hazañas de Tepuztecatl, nuesto héroe local. Este texto se redactó tomando como base los relatos publicados en el libro Tepoztlán, vida y color, 3a. edición 1981, del señor J. Gallo S.

8


9


Programa de actividades DOMINGO 1

Concierto de música prehispánica Grupo Onkayotl 19:00 h · Zócalo municipal

LUNES 2

Proyección de documental Reto al Tepozteco Director: Eduardo Carrasco Zini 19:00 h · Zócalo municipal

MIÉRCOLES 4

Danza azteca Grupo Gente Roja 19:00 h · Auditorio Ilhuicalli

JUEVES 5

Conversatorio Leyenda del Tepozteco 17:00 h · Zócalo municipal Proyección de documental Teatro Popular. El reto del Tepozteco y la batalla de mecos contra españoles Director: Carlos González 18:30 h · Auditorio Illhuicalli

VIERNES 6

Representación de la vida y obra de Ce Ácatl Topilzin Quetzalcóatl, por la comunidad de Amatlán de Quetzalcóatl 16:00 h · Plaza cívica municipal Reto al Tepozteco infantil Procesión del elenco y representación del Reto al Tepozteco por alumnos de la Escuela Escuadrón 201 17:00 h · Plaza cívica municipal Proyección del video animado de la leyenda del Tepozteco (Secretaría de Cultura) 19:00 h · Auditorio Ilhuicalli

SÁBADO 7

Procesión con la ofrenda del Reto al Tepozteco 10:00 h · Palacio municipal Ofrenda al Tepuztecatl 12:00 h · Pirámide del Tepozteco Procesión Sra. de la Natividad - Reto 17:00 h · Primer cuadro del centro de Tepoztlán 10


Procesión vestuario del elenco del Reto al Tepozteco 18:00 h · Barrio de San Sebastián al palacio municipal Colocación de arco de semillas 18:30 h · Parroquia de la Natividad Bendición y velación de la vestimenta del Reto al Tepozteco 19:30 h · Zócalo municipal Narración de la leyenda del Tepozteco, por nahuatlato de la comunidad 20:00 h · Zócalo municipal Velación en la pirámide del Tepozteco 18:00 h · Acceso a la pirámide · Misa de vísperas 19:30 h · Parroquia de la Natividad Reseña de la pirámide de Tepoztlán La obra de Francisco Rodríguez (1895) 20:00 h · Pirámide Acto mariano y mañanitas a la Virgen de la Natividad 22:00 h · Parroquia de la Natividad

DOMINGO 8

Toque de la chirimía al alba con Ángel Sandoval Villamil 5:00 h · Parroquia de la Natividad Mañanitas con banda de viento a la Virgen de la Natividad 6:00 h · Parroquia de la Natividad · Danzas aztecas 10:00 h · Parroquia de la Natividad Misa solemne a la Virgen de la Natividad 12:00 h · Parroquia de la Natividad Representación del bautizo del Rey Tepuztecatl 17:00 h · Bautisterio de Axitla Procesión del elenco del Reto al Tepozteco de Axitla a la plaza cívica 18:00 h · Av. El Tepozteco Representación del Reto al Tepozteco 19:00 h · Plaza cívica municipal Menciones honoríficas a los guardianes de la tradición del Reto al Tepozteco 20.00 h · Plaza cívica municipal

DESDE EL LUNES 12 DE AGOSTO AL MIÉRCOLES 18 DE SEPTIEMBRE

Exposición de fotografía: Aniversario 475 del bautizo del señor de Tepoztlán (1538), historia de la representación del Reto al Tepozteco y del descubrimiento de su pirámide (1895) De martes a domingo 10:00 a 18:00 h · Ex Convento de la Natividad



Programa Reto al Tepozteco