Page 71

en la estancia apenas las tierras fueron arrebatadas a los indios, pocos años después. Me figuré que se trataba del tatarabuelo de Santiago, pero preferí ahorrarme la pregunta. Tras otra copa más, Ordóñez contó que el hombre puma había devorado a cientos de hijos y familiares de soldados y militares que habían participado de la conquista. Ese remate me produjo una ligera y ambigua felicidad, como cada acto de justicia que no necesita de nuestro compromiso. Y mañana lo vamos a enfrentar,

72

“El piquete”, de Hernán Vanoli  

Ilustrado por Ezequiel García.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you