Page 66

animales cuando no habían terminado de morir, robaba presas ajenas, hacía ostentación de su puntería y cantaba canciones obscenas cuando estaba por disparar, sino que después de fallar un disparo dificilísimo contra un ciervo colorado en movimiento, tiró su rifle al fondo de la laguna y pretendió que todos suspendiesen la cacería, después de lo cual se había puesto a dormir en la camioneta, con fuertes ronquidos y hablando solo en medio de una pesadilla. Deberían encerrarlo en Guantánamo,

67

“El piquete”, de Hernán Vanoli  

Ilustrado por Ezequiel García.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you