Page 26

aunque todavía no nos conocemos. Los changarines, dos chicos muy flacos y con los tobillos llenos de manchas de grasa, transportan en un carrito el edificio formado por el equipaje, y en otro las armas, frías y guardadas en enormes y apilables valijas negras. Les doy los diez pesos de propina que Antonella indicó para cada uno. Aunque yo les diga que se vayan, ellos se acercan de todos modos a pedir más a los turistas. Consiguen dólares. Después, los changarines se alejan y los depredadores suben

27

“El piquete”, de Hernán Vanoli  

Ilustrado por Ezequiel García.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you