Page 102

las manos en alto. Pero decidí volver y explicarle a Randy la situación. Preferí decirle que la policía iba a llevar a Julia al hospital, y que los médicos argentinos iban a salvarla. Quería convencerlo de cualquier manera para que entregase las armas, antes de que la policía llegase y arruinase todo. Ahora que lo pienso, ahora que reenfoco ese momento desde diferentes cámaras como si en lugar de un tiroteo seguido de muertes se tratase de un partido de Winning Eleven, me pregunto si no lo hice por esa mez-

103

“El piquete”, de Hernán Vanoli  

Ilustrado por Ezequiel García.